(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Monografía sobre los refranes, adagios y proverbios castellanos y las obras ó fragmentos que expresamente tratan de eloos en nuestra lengua"

This is a digital copy of a book that was preserved for generations on library shelves before it was carefully scanned by Google as part of a project 
to make the world's books discoverable online. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 
to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 
are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other marginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journey from the 
publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with librarles to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prevent abuse by commercial parties, including placing technical restrictions on automated querying. 

We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfrom automated querying Do not send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a large amount of text is helpful, please contact us. We encourage the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attribution The Google "watermark" you see on each file is essential for informing people about this project and helping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remo ve it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are responsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can't offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
any where in the world. Copyright infringement liability can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organize the world's Information and to make it universally accessible and useful. Google Book Search helps readers 
discover the world's books while helping authors and publishers reach new audiences. You can search through the full text of this book on the web 



at |http : //books . google . com/ 



'^•w / J^ . ^<^ 




Harvard CoUege 
Library 




FROM THE BEQUEST OF 

frangís brown hayes 

Class of 1839 

OF LEXINGTON, MA8SACHUSETT8 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Google 



" ■■¥ ' J". . . I . ■ 1^^ 




MONOGRAFÍA 

SOBRE LOS 

REFRANES, ADAGIOS Y PROVERBIOS CASTELLANOS 

Y I.AS OBRAS O' FRAGMENTOS 

QUE EXPRESAMENTE TRATAN DE ELLOS EN NUESTRA LENGUA 



Digitized by 



Google 




Digitized by 



Google 



.VJILí- TT t^. 



o 

MONOGRAFÍA 

SOBRE LOS 

REFRANES, ADAGIOS 

Y PROVERBIOS CASTELLANOS 

Y LAS OBRAS Ó FRAGMENTOS 

QUE EXPRESAMENTE TRATAN DE ELLOS EN NUESTRA LENGUA 



OBRA E8CRITA POR 



DON JOSÉ MARlA SBARBI 

PRESBÍTERO 

PREMIADA POR LA BIBLIOTECA NACIONAL 

KN EL CONCURSO PÚBLICO DE 1871 

É IMPRESA Á EXPENSAS DEL ESTADO 




"^MADRID 

IMPRENTA Y LITOGRAFÍA DE LOS HUÉRFANOS 

Calle de Juan Bravo, número 5. 
MDCCCXCI 



Digitized by 



Google 






OCT ;■? 1892 , 




/BHAl-'- 



/ 



cZc/CÓ "^ 



-í-t í i-^ 



Digitized by 



Google 



PRÓLOGO 



Cuando me decidí á tomar la pluma para escribir una Monografía de 
Literatura española con motivo del certamen con\ ^cado por la Biblio- 
teca Nacional de esta Corte en 14 de Febrero del año actual de 1871, fué 
mi primer objeto e^udiar qué materias podrían ser útiles y provechosas 
á los fines que dicha sabia Corporación se propone, y cuáles inútiles, ó, 
cuando menos, indiferentes; no relegando, empero, al olvido la circuns- 
tancia imperiosa de que pudieran estar aquéllas en armonía con mi 
modo de ser, dado que el hombre de más alcances, de cuya altura estoy 
yo tan distante como el sol lo está de la tierra, no puede ser enciclopé- 
dico ó universal. Mas á poco de haberme reconcentrado en mí mismo, 
eché de ver que el primero de los supuestos enunciados era falso, y por 
tanto caía de plano bajo su peso; porque, bien considerado, no hay se- 
guramente asunto alguno en el terreno bibliográfico que no proporcione 
mayor ó menor utilidad, atendidos los diversos respectos bajo que se 
presta á ser considerado. Y en prueba de ello: ¿se trata de redactar una 
monografía sobre todos los libros impresos en una población, ó por un 
solo sujeto? Esos son nuevos datos para la historia de la Tipografía na- 
cional en general, ó de uno de sus individuos en particular. ¿Propónese 
cualquiera colectar la totalidad de ediciones góticas publicadas en 
nuestro suelo? He aquí una nueva apreciación para la misma historia, 
donde el último libro traza la línea de demarcación, cual otro Alejan- 
dro VI, entre el uso de aquellos caracteres y los hoy reinantes. ¿Intenta 
otro resumir todos los tratados escritos acerca de cualquier ciencia ó 



Digitized by 



Google 



6 PRÓLOGO 

arte? Pues, á la verdad, no se podría prestar mayor servicio á aquel 
que quisiera conocer á fondo ese arte ó ciencia, que desplegar ante su 
vista un cuadro sinóptico que le señale como con el dedo las fuentes to- 
das, para que pueda discernir lafe aguas potables y cristalinas de las 
salobres y cenagosas. 

A estas y otras muchas consideraciones que me asaltaron en aquella 
ocasión con el motivo que expuesto queda, y que sería proceder en infi- 
nito tratar de referir ahora, se agregó el recordar yo que, cuaado 
años pasados intenté allegar los rhateriales indispensables para escribir 
una Gramática de las Gramáticas de la Lengua Castellana^ obra que 
fuera el reflejo y como la quinta esencia de nuestros clásicos preceptis- 
tas de todas épocas en este ramo de la enseñanza, yiá cuyo fin conservo 
guardados no pocos apuntes en expectativa de mejor ocasión, desistí 
por entonces de mi intento viendo el inmenso tiempo que perdía, al tra- 
tar de adquirir noticias de nuestros textos gramaticales, con detrimento 
de mis principales y más urgentes ocupaciones, y el justo y fundado te- 
mor que me sobrecogiera de presentar un trabajo incompleto; sin cuyos 
inconvenientes, de presumir es que ya hubiera visto satisfechas mis más 
nobles aspiraciones, que propenden, con preferencia átodo, al estudio 
analítico, comparativo y detenido de nuestra hermosa, grave y sonora 
lengua castellana: de esa lengua de la cual dijera nuestro monarca 
Carlos V que ^5 la más á propósito para hablar con Dios. 

Ahora bien: una de las fuentes más sabrosas y abundantes en que es 
preciso beber para agotar todos los secretos portentosos de nuestro 
idioma, ¿quién duda que es el estudio paremiológico ^ ó de los Refranes? 
Por otra parte, ¿á qué capacidad, por limitada que sea, se le podrá 
ocultar nunca la gran importancia que en sí entrañan, bajo cualquier as- 
pecto que se les considere, y el inmenso servicio que prestan al hombre 
en las diversas fases de su vida? Últimamente, ¿quién osaría desconocer 
el valor que en sí atesora el estudio, cuando las plumas de varones los 
más reputados en nuestra Literatura se emplearan en obsequio suyo? 
Pues todo esto, junto con lo agradable y recreativo de semejante linaje 



(1) Lo que pertenece á la ParemiologIa, esto es, explhaciótt ó colección de refranes., así como Pabbmiólogo 
el que se dedica á esta clase de estudios, lie aquí ires tOrminos que hasta el presente no ha incluido en la:> 
columnas de su Diccionario nuestra Academia, y cuya admisión la creemos tanto m-As necesaria, cuanto que 
no existe en nuestra lenírua otro al^mo que sea capaz de reemplazarlos. Su origen es griego, y su uso co- 
rriente entre los escritores latinos y franceses. Tentado estuvimos en un principio por intitular este nuestro 
trabajo Monoí^rafia Bibliográjico-Pareiniológica; pero no nos atrevimos á dar un paso tan avanzado, reser- 
vando para lugar secundario, como lo es éste, la introducción de semejantes palabras. El adjetivo gnómico^ 
que significa sentencioso, tampoco aparece en dicha obra oñcial. 



Digitized by 



Google 



PRÓLOGO 7 

de trabajos, me ha hecho preferirlo ,á todos los demás: que no es poco 
el terreno que se tiene adelantado en la marcha de los estudios en gene- 
ral, cuando, distantes de nosotros las espinas y la aridez, se desen- 
vuelve á nuestra vista el gran misterio para adquirir la ciencia de un 
modo más llevadero, el cual consiste en el difícil maridaje de lo útil 
con lo agradable. 

En tal conceptO; he juzgado que quien escribe una obra de esta índole 
no satisface debidamente á su compromiso con sólo redactar un catálo- 
go más ó menos extenso y razonado de todas las obras que haya podi- 
do recoger y traerse á la vista alusivas á su objeto especial, y mucho 
menos si las noticias que apunta son puramente citas de referencia; sino 
que al poner en manos del lector tan precioso tesoro, de su obligación 
es instruirle al propio tiempo en el uso acertado que de ese tesoro debe 
hacer, y acerca de las varias apHcaciones que para su utilidad y prove- 
cho puede llegar á darle. Por eso, antes de hacerle yo la entrega por 
inventario de semejantes joyas literarias, ó séase el Catálogo, le presen- 
to las instrucciones que estimo conducentes á manejar aquel caudal, 
esto es, la Disertación, tratando de amenizar siempre lo más posible el 
estudio, para hacerlo todavía más grato é insinuante. 

No dudo que más de lo que digo 3^0 se podría decir aún en este parti- 
cular; pero ni el tiempo de que he podido disponer, por una parte, pues 
no me ha sido dable comenzar este trabajo hasta principios de Junio 
por causas ajenas á mi voluntad, ni mi insuficiencia por otra, me permi- 
tieran traspasar los límites señalados. Tampoco se me oculta que po- 
drán existir más obras de ésta índole, las cuales, unidas á las que com- 
ponen mi Catálogo, lo hubieran hecho más copioso y recomendable; pe- 
ro ni éstas han llegado á mi noticia, á pesar de mis activas diligencias, 
ni á la de varias personas doctas y competentes en la materia, cuyo voto 
para mí es digno de la mayor consideración ' . De otro lado, aunque 
el ramo paremiológico es uno de los más interesados en nuestra litera- 
tura, con todo, podemos decir de él que, siendo á la manera de un vas- 
tísimo campo cargado de sazonada y abundante mies, todavía está 
esperando á que muchos labradores vengan á continuar la recolección 



(1) Al darse ahora X la estampa esta obra, esto es, veinte años después de premiada, por causas ajenas il mi 
voluntad y que me jfuardarO muy bien de calificar, he creído hallíimie, no sólo en el derecho, sino en el deber 
de hacer tal ó cual aumento sobre el borrador presentado al Tribunal examinador. Por" eso no llamará ya 
la atención del más ilustrado lector el ver que, habiendo sido presentado este escrito á concurso en el afto 
de 1871, figuren ¡actualmente en este impreso obras que han visto la luz pública con posterioridad ú aquella 
fecha. 



Digitized by 



Google 



/ 



8 PRÓLOGO 

que los antepasados dejaron suspensa; ó bien, semejante á una rica mi- 
na que, descubiertos y beneficiados algunos de sus filones, aún se halla 
mify distante de ser agotada: por esta razón el numero de nuestras obras 
paremiológicas es sumamente reducido, si se compara con el de otras 
materias. Entre tanto nos cabe la satisfacción de decir que, reducido y 
todo, supera con mucho al que pueda ostentar cualquier otra nación del 
mundo civilizado. Y hé aquí, cuando menos lo esperábamos, cómo en es- 
te simple hecho tenemos un dato asaz elocuente, no sólo de la altura á 
que se encuentra en nuestro país esta clase de estudios, sí que también 
con respecto á los demás. Como quiera que sea, la presente obra es la 
primera de este género que ve la luz en nuestro suelo, yestoy seguro que 
en el Catálogo registrarán algunos bibliófilos, por otra parte muy aveza- 
dos á ver libros raros, alguna que otra joya literaria de la cual no tenían 
ninguna noticia, ó, si la tenían, inexacta ó incompleta. ¿Sería, por tanto, 
exagerado decir que mi trabajo es semejante á un magnífico ramillete 
de flores casadas con multitud de hojas, embalsamadoras unas, inodoras 
otras, pero que de todos modos contribuye cada cual por su parte á la 
mayor donosura y realce de aquél? No lo creo así, dado que las flores 
son las obras aquí coleccionadas, patrimonio de los varones más ó me- 
nos dignos que nos las donaran; el follaje es mi legado. 

Al formular la censura de algunas producciones, he tratado de com- 
portarme siempre sin perder de vista las circunstancias que deben re- 
saltar en el crítico digno de la tal denominación; esto es: fundando el 
dictamen en pruebas irrecusables en cuanto al fondo; y, tocante á la for- 
ma, guardando el respeto á que es acreedor todo individuo ó corpora- 
ción en sociedad, y que por su parte se merece la dignidad del mismo 
que juzga, para no incurrir en adulación, si se trata de alabar, ni en 
ofensa, si de vituperar. 

Una vez expuesto el motivo que me estimuló á tomar la pluma para 
producir este pequeño, aunque interesante fruto, por más que no esté sa- 
zonado, y los medios de que para ello me he valido, permítaseme con- 
cluir, no sin alegar antes tres razones, dignas, en mi concepto, de ser 
tomadas en consideración, y que hasta cierta altura vienen á ser como 
un resumen de cuanto acabo de exponer. Sea la primera: Que robustece 
mi creencia de no existir ramo inútil ó insignificante en el terreno bi- 
bliográfico, el hecho de no especificar asunto alguno concreto la Biblio- 
teca Nacional, dejando á la voluntad de los opositores escoger el que 
más les viniere en grado; 2.*^: Que el día en que lleguemos á poseer un 



Digitized by 



Google 



PROLOGO O 

Inventario-bibliográfico-nacional completo, cuyos auxiliares son las Mo- 
nografías de esta índole, será el en que podamos conocer y dar á cono- 
cer á las demás naciones lo que vale nuestra literatura y los hombres 
de alta talla que la crearan, cultivaran y perfeccionaran á costa de sus 
afanes y sudores; y, por último: Que un trabajo de la índole del que 
presento, no puede salir perfecto, ni mucho menos, de primera inten- 
ción, viniendo á ser como la piedra angular sobre que ha de levantarse 
más adelante un gran edificio, ó como los datos para obtener la fór- 
mula. 

En tal supuesto, me atrevo á presentar á la censií^ra de Tribunal tan 
justificado, como el que me esperaj el fruto de mis desvelos en este terre- 
no, animado por aquel axioma literario de nuestro esclarecido Iriarte, 
que dice: 

Grande es, si es buena, una pbra; 
si es mala , toda eUa sobra. 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Google 



PARTE PRIMERA 



DISERTACIÓN 



Digitized by 



Google 




Digitized by 



Google 



iyví 



DISERTACIÓN 

ACERCA DE LA ÍNDOLE, IMPORTANCIA Y USO DE LOS REFRANES, ETC. 



§1 

DIVERSOS NOMBRES COx\ QUE DESIGNA NUESTRA LENGUA LA 
VARIEDAD DE DICHOS.— ETIMOLOGÍA. 



Al emprender nuestra Monografía paremiológica, nos creemos ante todo en 
el deber indeclinable de imponer justos límites á la significación de las diversas 
palabras que representan en concreto la idea revelada en abstracto por la voz 
Dicho, esto es, aquella expresión sucinta de tiso más órnenos comuna casi 
siempre doctrinal ó sentenciosa, célebre, y por lo regular aguda, con novedad 
en su aplicación, antigüedad en su origen y aprobación en su uso: tarea, por 
cierto, de mayor compromiso que lucimiento, tanto más, cuanto que poco se 
han ocupado en el particular nuestros filólogos, y, para eso, incurriendo en con- 
fusiones y contradicciones mil. 

Ahora bien; el Dicho, ó es vulgar, ó nó: silo primero, toma el nombre de Re- 
frán; si lo segundo, el de Adagio ó Proverbio, Entran por lo regular en el re- 
frán^ como cualidades distintivas, el chiste y la jocosidad, alguna vez la choca- 
rrería, y no pocas el simple sonsonete; en el adagio^ la madurez y gravedad 
propias de la moral sentenciosa; y en e\ proverbio y la naturalidad y sencillez 
peculiares al relato de algún suceso acaecido en tiempo anterior. En una pala- 
bra: el refrán es, por lo regular, festivo; el adagio, doctrinal; e\ proverbio, his- 
tórico. Así pues, hablando en todo rigor. 

Por un per raque maté, me pusieron mataperros; \ 

Quien no castiga culito, no castiga culazo; y 

Ho rosco, no te conozco , 
son dichos que pertenecen á la clase de refranes^ 

Ninguno puede servir á dos señor es\ 

Haz bien, y no cates á quién\ y 

Come poco, cena más, duerme en alto y vivirás, 
á la de adagios\ y 

No es por el huevo, sino por el fuer o\ 

Villanos te maten, Alfonso] y 

Marta la piadosa. 



Digitized by 



Google 



14 PARTE PRIMERA 

á la. de proverbios. En todas tres clases reina igualmente el sentido literal que 
el metafórico ó parabólico, siendo, empero, aquél más propio del refrdn y ada- 
gio, y éste del proverbio. Sin embargo, cumple á nuestro intento decir que, á 
pesar de la distinción que acabamos de establecer, el uso común, así de los 
doctos como del vulgo, se desentiende frecuentemente de ella, siendo una prue- 
ba latiente de esta v- erdad la práctica adoptada por nuestra Academia de la 
Lengua al calificar indistintamente de refrán á todo dicho que define, pues 
muy contada vez emplea la palabra proverbio en medio del caudal tan rico que 
de este linaje de frases hace gala en las columnas de su Diccionario, y nunca 
la de adagio. Asimismo debemos advertir aquí que los dichos sentenciosos 
compuestos por algún escritor se han- producido en nuestra lengua, á imita- 
ción de los de Salomón, con el dictado de Proverbios, y nó con el de Adagios\ 
título que nos parece sería más adecuado á su objeto y más conforme con su 
etimología, como veremos más adelante. 

Sea lo que quiera„esta ciencia natural, hija 'del transcm'so de los tiempos y 
de la más constante observación divertida á cuantos fenómenos se resuelven 
al lado del hombre en el orden intelectual, religioso y material, según tendre- 
mos ocasión de demostrarlo en su lugar, se ha conocido sucesivamente con los 
nombres de Evangelios chicos ó abreviados, Filosofía vulgar y Sabiduría de 
las naciones, atento al cúmulo considerable de verdades prácticas que en sí 
atesora la totalidad de didans sentencias, y ala fórmula breve y gráfica con 
que de ordinario son enunciadas. 

No tardaron en conocer los hombres aplicados á las ciencias, á las letras y á 
las artes, que los principios esenciales y constitutivos de aquéllas no tenían 
necesidad de ser expresados para su inteligencia mediante largas disertaciones; 
antes al contrario, que esas disertaciones no eran ni más ni menos que el des- 
arrollo ó desenvolvimiento de una sentencia, verdadero germen que en sí lleva- 
ba aquel principio de fecundidad; y comprendiendo, por otra parte, que no á 
todos es dado el poseer vasto talento, como asimismo que aun el ingenio más 
perspicaz necesita ser auxiliado en su memoria por medio de un compendio ó 
prontuario en que se resuman con la mayor concisión las verdades capitales 
sobre que se basa cualquier ramo del saber humano, obraron de un modo aná- 
logo al que pone en práctica la Farmacia cuando, apoderándose de una porción 
de simples, en lugar de administrarlos unos en pos de otros y en gran cantidad 
para combatir una afección dada, extrae su quinta esencia con el objeto de pro- 
pinarlos reducidos á pequeñas dosis en dorada pildora, y á fin de obtener más 
pronto y eficaz resultado. Pero, orgullosa la ciencia al contemplar su más ele- 
vado origen; nacida en las aulas; alimentada con los libros y fortalecida con 
los experimentos facultativos, desdeñó el aplicará las sentencias emanadas de 
su seno el nombre popular de refranes, ó el más culto de proverbios 6 adagios', 
y así, las denominó sucesiva y arbitrariamente axiomas, mdxifnas 6 afo- 
rismos. 

Las ocurrencias célebres dejiersonas ilustres por cualquier concepto, ó cons- 
tituidas en elevada posición, recibieron igualmente un dictado particular pro- 
venido del griego: el de apotegmas-, pero de éstos no nos incumbe trataren 
nuestra Monografía, así porque, realizando un hecho dentro de una esfera limi- 
tada, be relacionan más particularmente con la vida de un individuo y se sus- 
traen, por tanto, á la jurisdicción de la multitud, cuanto porque suelen carecer 



Digitized by 



Google 



DISERTACIÓN 15 

dichas ocurrencias del laconismo que distingue al Refrán. Con todo, alguno 
que otro de esos apotegmas ha pasado con el tiempo al dominio del vulgo, por 
encontrarle éste oportuna aplicación, y en su consecuencia lo ha registrado ya 
en los anales de su Filosofía, 

Por lo que atañe á la etimología de estas palabras^ si difícil nos ha sido tra- 
zar los linderos de la heredad de cada una, no nos será más fácil ciertamente 
el averiguar su abolengo. Parécenos, empero, que siendo la mayor parte de los 
proverbios en su uso una aplicación nueva de un principio antiguo, ó valién- 
donos de otros términos, la sustitución actual de un dicho notable, proferido 
anteriormente en iguales ó parecidas circunstancias, á cualquier expresión co- 
mún y trivial que en el momento se nos ocurriera naturalmente, se resuelve 
dicho término eñ la frase latina verbum fro verbo, esto es, una palabra ó fra- 
se empleada en lugar de otra^ un verbo por otro verbo. Rácenos doble fuerza 
para discurrir así el ver que también usaban los romanos la voz Proloquium, 
de donde nuestro proloquio^ aunque poco usado entre nosotros, como si dijera; 
mos igualmente eloquium pro eloquio, un modo de hablar por otro^ eloquio 
í>OR eloquio, que dirían antiguamente nuestros padres. 

Tocante á la etimología de adagio (adagium), parece lo más puesto en razón 
que se deriva de ad agendum, pues nos estimula á obrar aquello que nos 
enseña. 

Por lo que respecta á la palabra refrán, juzgamos que tomó esta denomina- 
ción en Castilla, ó porque se dice ó refiere aludiendo á algún caso particular, 
fábula ú ocurrencia, de donde por dicho aprobado y célebre quedó en poder 
del uso común, ó ya porque la multitud lo repite ó refiere frecuentemente en 
sus conversaciones. Asimismo, en atención á ^^¿:/y/o5 repetidas veces, tomaron 
¿1 nombre de Dichos. Y aquí es de notar que teniendo, la lengua francesa, nues- 
tra Hermana, la palabra refrain, no signifique ésta refrán, sino estribillo, Bieo 
es verdad que hasta cierta altura el refrán participa algo de la índole propia del 
estribillo: sin embargo, aplicada entre nosotros semejante palabra de un modo 
concreto al asunto de los refranes, recaería más bien sobre la repetición de uno 
mismo, que nó sobre ese uso frecuente de todos ellos sin distinción. Como quie- 
ra que sea, no nos parece aventurado decir que el no significar en francés la 
palabra refrain lo mismo que nuestra voz refrán, es acaso debido á que los 
naturales de aquel país no son, ni con mucho ^ tan pródigos en el uso de los re- 
franes en sus conversaciones como nosotros. 

En el lenguaje de nuestros antepasados, venerable por su antigüedad, se usó 
la voz retraer como equivalente á refrán, según lo acredita el siguiente ejem- 
plo del Arcipreste de Hita, que escribió á principios del siglo xiv: 

Verdad es la que dicen los antiguos retraer es: 
Quien en V arenal siembra, non trilla pegujares, 

Llamóseles también palabras ó verbos, como si dijéramos dicho ó expresión 
por excelencia; ensietftplos, por el ejemplo que ponían á la vista para su imi- 
tación; castigos y castigamientos, á causa de la corrección ó enseñanza que en 
sí encerraran; /rtW/W/as, en atención á ser la moraleja de alguna fábula ó apó- 
logo; y, últimamente, brocárdicos, importando tal vez esa denominación del 
francés brocard, en cuyo idioma significa en la actualidad />////« 4 dicho chisto- 



Digitized by 



Google 



16 PARTE PRIMERA 

soy picante, y antigusimQntQ aforismo de Jurisprudencia, nombre originado, 
según las mayores probabilidades^ de Burchardo, obispo de Worms, ó Vorma- 
cia, célebre escritor del siglo xi y preceptor de Conrado el Sálico, quien se de- 
dicó á escribir para instrucción de sus diocesanos sobre materias eclesiásticas 
y jurídicas bajo la forma de sentencias, dando por resultado una obra pn folio 
intitulada Recopilación de Cánones, en veinte libros, que vio la luz pública el 
año de 1549, hoy enteramente olvidada. 



8 11 

FUENTE^ DE DONDE BROTAN LOS DICHOS 

Inagotable es el manantial á que deben su ser los dichos de todos los pue- 
blos. Dejamos apuntado arriba que esta ciencia es hija del transcurso de los 
tiempos, y de la más constante observación divertida á cuantos fenómenos se 
resuelven al lado del hombre en el terreno moral, intelectual y material; ahora 
nos cumple probarlo, recorriendo al efecto unas cuantas regiones de las mu- 
chas en que se subdividen estos tres terrenos, y así se hará más palpable que, 
semejante á la flor, que lo mismo brota espontáneamente en el campo que cul- 
tivada en el pensil por el jardinero, ó ya regada en la maceta por la blanca mano 
de la apuesta doncella, exhalando siempre perfumado aroma, de igual manera 
nace el dicho de boca del rústico, del sabio y del niño, siempre ostentando 
donosura, lozanía y esbeltez. 

f Los Libros sagrados nos saldrán fiadores, en primer término, del supuesto 
bue acabamos de sentar, así por la veneración que se merecen, cuanto por la 
antigüedad á que se remontan. Dejando á un lado El Génesis, Los Ntímeros, 
Los Reyes, con sólo fijar nuestra atención, por lo que respecta al Antiguo 
Testamento, en El libro de los Proverbios, arsenal abundantísimo, rico minero 
de máximas y sentencias las más provechosas al bienestar moral, social, y aun 
material del hombre; y, tocante al Nuevo, en Los Santos Evangelios y Epís- 
tolas de San Pablo tenemos materia más que suficiente para acreditar el abo- 
lengo de que 

El temor de Dios es el principio de la sabiduría; 

(.Proverb., I, 7.) 

La mujer hacendosa, corona es de su marido; 

Jbid., XII, 4.) 

Mejor es un bocado de pan seco con gozo, que una casa 
llena de reses con pendencias ^ ; 

Ibld., XVII, 1.) 
I Este proverbio lo ha vulg-arizado nuestro pueblo diciendo: Mds vale vaca en paz, que pollos i un agrá::. 

Digitized by CjOOQIC 



DISERTACIÓN 17 

Mejor es el buen nombre que muchas riquezas; 

(Ibid., XXII, 1.) 

Ninguno puede servir á dos señores; 

(Mat., VI, 24.) 

Quien abrojos siembra, espinas coge; 

(Id., VII, 16.) 

Más fácil es que pase un camello por el ojo de una aguja, 
que nó que se salve un rico. 

(Id., XIX. 24.) 

A Dios lo que es de Dios, y al César lo que es del César; 

(Id., xxj|,21.) 

Vemos la paja en el ojo ajeno, y nó la viga de lagar 
en el nuestro; 

(Id., VII, 3.) 

El que al altar sirve, del aliar tiene que comer; 

(S. Pablo, 1.» á los Corintios, ix, 13.) 

y, últimamente, de que 

Mejor es casarse, que abrasarse. 

* (Ibid., VII, 9.) 

Complemento forzoso de aquéllos son los escritos de los PP. de la Iglesia 
y de los maestros de la Teología, y en sus páginas abundan sentencias del ma- 
yor interés; v. gr.: 

Todo lo vence el amor; 

(S. Jerónimo.) 

Ninguno puede ser jues en causa propia; 

(S. Cipriano.) 

Por eso vale el oro mucho, porque escasea; 

(S. Agrustín.) 

Quien no es bueno para sí, ¿cómo lo será para otro? 

(S. Bernardo.) 

La caridad bien ordenada empieza por uno mismo; 

(Tcologría.) 

Quien quita la ocasión, quita el pecado. 

. (Id.) 

Hasta el Catecismo de la Doctrina Cristiana ha dado margen con alguna que 
otra de sus expresiones á la creación de más de un refrán. Sirvan de prueba: 

¿Qué quiere decir cristiano? 

El quinto, no moler. Otros dicen: El onceno, no estorbar; 

Contra siete vicios hay siete virtudes. 

Doctores tiene la santa madre Iglesia que os sabrán responder. 

Los oráculos del paganismo, los repentes agudos y respuestas picantes de 
los sabios de la antigüedad, los romances, poemas, cantares del pueblo, motes 

8 



Digitized by 



Google 



18 PARTE PRIMERA 

I y divisas de la antigua caballería, emblemas, etc., deben ocupar el tercer puesto 
en el orden que hemos establecido. 

Conócete á ti mismo. Este precepto de Quilón, uno de los siete sabios de 
Grecia, fué considerado por sus compatricios de origen tan superior, que, al 
decir de Plinio, lo esculpieron en letras de oro sobre el dintel del templo de 
Delfos, cual si fuera un oráculo emanado de la Divinidad misma ^ . 

Qiiien da primero, da dos veces; 

(Séneca.) 

Di mentira, sacarás verdad; 

(Q. Curcio.) 

Mujer, molino y huerta, siempre quieren gran uso; 

(Arcipreste de Hita, en su Ensiempto de los dos 
perezosos que qtfrrfan casar con ñtta duenna,) 

Con lo que Sancho sana, 
Domingo adolece; 

(Rabí don Sem Tob. Proverbios morales, número 60.) 

Cosas tenedes el Cid, ^ 

que fardn fablar las piedras ; 

(Romance antifi^uo que empieza: Cuidando Diego LaineM.) 

Mensajero sois, amigo, 
non merecéis culpa, non; 

(Id. que empieza: Cotí cartas un mensajero.) 

Tanto el vencedor es más honrado 
cuanto más el vencido es reputado: 

cErcilla, Araucana.) 

A la guerra me lleva 
mi necesidad: 
si tuviera dineros, 
no fuera en verdad; 

(Cantar ünti^o ) 

Ni del Papa benejicio, 
ni del Rey oficio; 

(Lema de las armas de Medina del Campo, con referencia á sus antiguos 
privilegios de que no se proveían por Su Santidad las piezas eclesiásti- 
cas, como tampoco por el Rey los empleos de república.) 

Los poetas cómicos han engrosado considerablemente el vasto océano de los 
refranes, pues si bien muchos de éstos, que ya estaban en dominio del público, 
los han puesta á contribución para sembrar sal y donaire en sus producciones 
teatrales, y algunos hasta han sido empleados como título ó distintivo de sus 

1 Esta costumbre de fijar inscripciones en la fachada de los edificios era muy común en tiempo de nues- 
tros antepasados. Aún se conserva en Toledo una casa particular sobre cuya puerta se lee en caracteres re- 
novados Parva propria , magna; magna aliena, parva; frase gráfica que concuerda en cierta manera con 
aquello de Más vale ser cabesa de ratón, que cola de Icón . 



Digitized by 



Google 



DISERTACIÓN 19 

comedias ^ , no son pocos los que han creado por su parte, mediante frases lle- 
nas de agudeza y gracejo, una vez cogidas por la multitud y repetidas de boca 
en boca por un pueblo admirador y entusiasta, y juez como nadie en el parti- 
cular. Sirva de modelo para todos, pues la cosecha abunda en nuestro terreno 
como en ningún otro país del mundo, el siguiente pasaje debido á la inimitable 
pluma de Moreto en su comedía El lego del Carmen, jorn. 1.*: 

Un hombre se iba azotando, 
por la calle iba corriendo, 
y en cuanta taberna hallaba 
hacía estación, y se estaba , 

un cuarto de hora bebiendp. 
Díjole uno: mirad que hoy 
beber tanto es desvario; 
y él respondió: Señor mío, 
mientras bebo^ no me doy. 

fío es menos deudora la Literatura popular, á los fabulistas de todas épocas. 

Quien de ajeno se viste, en la calle le desnudan; ^ 
El parto de los montes ; ' 

Agrillas eran, dijo la sorra; 

y otros infinitos refranes, son debidos á la pluma del fecundo Esopo y de su 
digno imitador Fedro. De igual manera nuestro original Iriarte ha legado á la 
posteridad, entre otros: 



Quien haga aplicaciones, 
con su pan se lo coma; 

Sonó la flauta 
por casualidad, 

¡Gracias al que nos trajo las gallinas! 



Y nuestro popular Samaniego: 



iFáb. 1.*) 

(Id. 8.») 
(Id. 12.») 



En diea años de plaBo que tenemos, 
el Rey, el asno 6 yo, ¿no moriremos? 

(Fábula El Charlatán.) 

Procure ser en todo lo posible^ 

el que ha de reprender, irreprensible^ 

(Id. Los dos perros.) 

é infinitos otros que se deslizan al guarismo. 
Y haciendo insistencia sobre este particular, ¿quién duda que, á fuerza de 

1 Ya sería tarea para un rato el pretender catalogar las comedias, saínetes, etc., tanto del Teatro anti£:uo 
espafiol cuanto del moderno, cuyo titulo es un dicho más ó menos vulgar. En nuestros tiempos se ha dado en i 
llamar Proverbio, á imitación de los franceses, á toda pieza dramática de corta duración en la que se veri- \ 
fica semejante circunstancia. 



Digitized by 



Google 



20 PARTE PRIMERA 

> 

repetirse y de andar de boca en boca tantas y tan bellas sentencias como en- 
cierran algunas fábulas en todos géneros de nuestros poetas contemporáneos, 
no lleguen á convertirse con el transcurso del tiempo en verdaderos refranes, 
adagios ó proverbios? Nó, nadie osaría dudarlo; antes por el contrario, á todos 
parecerá hoy muy natural que dentro de pocos años se citarán como tales los 
siguientes conceptos que, dejando á un lado, por no incurrir en la nota de di- 
fuso, los de otros varios fabulistas más ó menos insignes de nuestros días, co- 
piamos del Sr. D. Juan Eugenio Hartzenbusch ^ , honra de nuestra Literatura. 

¿Hueles á burro tú?, señal de serlo; 

^ (Fáb. XI.) 

El gallo del moral; 

\XXli.) 

No se agradece al pequeño 
lo que se admira en el grande; 

^xzxiiO 

Es grande y noble 
convertir en virtudes 
imperfecciones . 

Las dos seguidillas que componen la fábula vi, intitulada Bisca y amable, 
cuya moralidad sintetiza el pensamiento antjerior, encierran tanta belleza, y 
están dotadas de tal naturalidad y candor, que no podemos resistir á la tenta- 
ción, por cierto no del número de las pecaminosas,-de trasladarlas á este lugar. 
No de otra manera nos sería dable, por otra parte, el comunicar tal cual realce 
á nuestro trabajo que de suyo no tiene, y el dar colorido, lozanía y vigor al 
cuerpo escuálido de nuestra obra, si no ingiriéramos de vez en cuando joyas de 
subido precio y de distintos artífices. 

Dicen así : 

''Porque tiene los ojos 
Bizcos y feos. 
No los alza María 
Nunca del suelo. 

Dulce y humilde. 
Con los párpados bajos 
Las almas rinde. 

Respirando su rostro 
Santa modestia. 
Con los ojos de Venus 
Menos valiera. 

Es grande y noble 
Convertir en virtudes 
Imperfecciones. „ 

Si pretendiéramos tomar nota ahora de todos los refranes y frases proverbia- 
les que deben su origen á caracteres personales, ó á sucesos particulares y ca- 

1 Cuentos y Fábulas de D. Juan Eugenio Hartaenbusch. Segunda edición. Madrid. Rivadeneyra, 1862. 
Dos voliSnaenes 8.** menor. 



Digitized by 



Google 



DISERTACIÓN 21 

sos más ó menos peregrinos y estupendos, necesitaríamos llenar un libro tal, 
que por su voívunen é interés merecería los honores de ser impreso por separa- 
do. Pero no pretendiendo remontar tan alto nuestro vuelo, así por faltarnos las 
fuerzas para ello, cuanto por no ser de nuestro propósito, limitémonos á expo- 
ner el origen de los cuatro siguientes. 

Sea el noble sevillano, caballero del hábito de Cristo, D. Jerónimo Carranza, 
el primero que nos suministre materia para comprobar los antecedentes que 
acabamos de exponer. Este sujeto, autor de una obra intitulada Z)^ la Filosofea 
de las armas, de su destresa, y de la agresión y defensión christiana, impre- 
sa en Sanlúcar de Barrameda aflo de 1569, y que mereció ser elogiada en ele- 
gantes versos por Fernando de Heirera y Cristóbal Mosquera de Figueroa, 
fué tanto lo que sobresalió en el arte de la esgrima, que por su habilidad en 
el manejo de las armas y denuedo en acometer, se aplicó después, al que se ha- 
lla en igualdad de circunstanciad, el dicho tan repetido hoy: Envaine V,, seor 
Car r ansa. 

Cuéntase en la vida del V. P. Fernando de Contreras, escrita por el jesuíta 
Gabriel de Aranda, qué entre otros sermone? que predicó aquel varón de Dios, 
pronunció uno en presencia de D. Alonso Manrique, Cardenal Arzobispo de la 
Sede Hispalense, en el cual, estableciendo un parangón entre San Ildefonso, 
Arzobispo de Toledo, y aquel Prelado, profirió esta frase como resultado de su 
paralelo, que hoy se ha hecho vulgar: Él, Alfonso, y vos y Alfonso, ¡cuánto 
va de Alfonso d Alfonso! 

- Tasaba ima tarde por el antiguo puente de Triana cierto fraile, y fué tanto k) 
que se obstinó un frutero en que el religioso probara un melón que acababa de 
calar, y que según él no era más ni menos que un terrón de armiba, que el bue- 
no del padre no pudo sustraerse á sus reiteradas instancias. Mas como quiera 
que los efectos que produjo la fruta rastrera en el paladar del que la gustaba 
fuesen diametralmente opuestos á los voceados por el vendedor, á causa de que 
amargaba el cucumis meló de Linneo de puro pasado, fueron tantos y tales los 
gestos, ademanes y contorsiones que al escupir el fatal bocado hizo el religioso, 
que en son de acreditar á los circunstantes el chusco del sevillano no podía su- 
frirse tanto dulzor, se puso á gritar una y otra vez con todos sus pulmones: 
¡Agua al padre, que se empalaga .' 

Es tradición constante que aquellas mismas orillas del Guadalquivir presen- 
ciaron luengos años há otro hecho, que originó una exclamación vulgarizada 
actualmente, y en verdad bastante impía, si se atiende á su esencia, pero disi- 
mulable en cuanto á la viveza y oportunidad de los naturales de la tierra de 
María Zantisima. Es el caso que la distracción ó descuido de uno de éstos íe 
hizo perder pie, y de sus resultas precipitarse por un barranco cuyo término 
era el río; afortunadamente encuentra unas ramas en la mitad de su brusco ca- 
mino; ásese á ellas y logra salvar su vida, ó, por lo menos, librarse del infaus- 
to baño que le aguardaba. Todo el concurso exclamó en seguida, como era 

natural: ¡Gracias á Dios; que ha escapado .' Pero él, aún bajo la impresión 

del sobresalto, replicó sin detenerse : ¡Gracias á rama; que la voluntad de Dios 
bien conocida estaba / 

De propósito no hemos querido salir de un mismo recinto geogi'áfico, para 
acreditar más terminantemente á qué número tan considerable no ascendería el 
total de los dichos ó frases proverbiales que deben su origen á esta especialidad. 



Digitized by 



Google 



22 PARTE PRIMERA 

Pues en el propio ca^o nos encontramos por lo que respecta á las cualidades 
características ó privativas de muchos pueblos y provincias, y de sus habitan- 
tes, dado que su tcftalidad se eleva á un guarismo no poco crecido. Y aquí dire- 
mos, aunque sea de pasada, la prevención con que en muchas ocasiones debe 
oír el crítico tales refranes, supuesto que gran parte de ellos carecen de verdad, 
como dictados por el espíritu de animosidad que preside á unos pueblos respec- 
to de otros, ó ya por un excesivo amor propio que no encuentra bueno y digno 
de elogio más que lo suyo. Y si nó, dígasenos: ¿no hay en Córdoba, en Burgos 
ni en Pamplona, hombres, mozos y cuchillos que respectivamente puedan des- 
acreditar, á semejanza del calzado de cabritilla fina, aquello de que 

Ni hombre cordobés y ni cuchillo pamplonés, ni maso bur gales, ni 
sapato de baldés? 

¿No existen á millares en Andalucía personas de uno y otro sexo, y pertene- 
cientes á todas edades y condiciones, formales y probas como las que más? Pues 
sin embargo, sostiene otro refrán que 

Al andaluz, hasle la crua. 

Si á pesar de consejo tan infundado nos decidimos á girar im paseo por Grana- 
da, allí resonará en nuestros oídos que 

A quien Dios quiso bien y en Granada le dio de comer; 

y si nos trasladamos luego á Sevilla, oiremos decir otro tanto, pero con rela- 
ción á esta captial. En la misma localidad es sentencia inapelable que 

Quien no ha visto á Sevilla , 
No ha visto maravilla; 

pero la ciudad de la Alhambra le disputará tal preeminencia encareciendo que 

Quien no ha visto d Granada, 
No ha visto nada. 

Y quiera Dios que lo diga muy bajo, para que no se entere la cof te de Portugal; 
porque, de lo contrario, replicará muy finchada que 

Quien no vido á Lisboa , 
No vido cosa boa. 

Y cuenta con que esto último es de lo más razonable que en el particular se 
puede oír; porque si bien es verdad que se puede ver mucho maravilloso y bue- 
no sin necesidad de poner los pies en Sevilla, en Granada , ni en Lisboa, al fin 
y al cabo se trata de tres ciudades dignas de la mayor atención, cada cual en su 
clase, por las muchas relevantes circunstancias que ostentan. Pero ¿qué dire- 
mos cuando los encomios recaen sobre pueblos que ni siquiera figuran en e^ 



Digitized by 



Google 



DISERTACIÓN 23 

mapa? Entonces contestaremos que no en balde cuenta la Retórica en el nú- 
mero de sus figuras á la antífrasis, por medio de cuyas leyes se permite lla- 
mar deslenguado al que tiene sobra de lengua, y Juan Blanco á aquel cuya tez 
compite con el azabache. 

La Historia suministra también por su parte porción no pequefta de hechos 
más ó menos notables y distinguidos que han pasado á la posteridad envueltos 
en el velo del proverbio. » 

Allá van leyes do quieren reyes; 
No es por el Huevo, sino por el fuero; , 
Soplará el ollero, y alborotarse ha Toledo; . 
Pasar una noche toledana: 

he ahí cuatro refranes históricos que han tenido por cuna á la antigua corte 
de los visigodos. Júntese á éstos otros cuantos nacidos en el mismo suelo, é 
infinitos más originados de un país como el nuestro, fértil en toda clase de 
acontecimientos extraordinarios , ya registrados en sus anales por la Historia, 
y se obtendrá un aumento considerable en el gran caudal de los refranes. 

Semejantes al mar, á cuya vasta masa de agua van á desembocar las de todos 
los ríos, sin alterar por eso su naturaleza especial, de igual modo reciben los 
idiomas en su seno, con el transcurso del tiempo, muchas palabras y aun frases 
de otros extraños que, sin afectar en nada á su índole particular, los aumentan y 
enriquecen considerablemente. Prueba de este último aserto son en nuestra 
lengua los refranes : 

Un libro grande es un gran mal, 
tomado del griego ; 

Cuando la barba de tu vecino veas pelar, echa la tuya, á remojar ^ 
originado del árabe ; 

El hábito hace al monje, 
dimanado del francés; 

El tiempo es dinero, 

procedente del inglés ; y mil otros importados de las demás lenguas que se co- 
nocen en el universo. 

El trato social ha dado margen desde los tiempos más remotos á que los hom- 
bres hayan hecho oportunas observaciones, hijas de una práctica no interrum- 
pida; en orden á la conducta que deben guardar para con el Supremo Hacedor, 
para consigo mismos, y para con sus hermanos. De código tan precioso cuanto 
interesante extractaremos tan sólo las siguientes sentencias : 

Por oir misa y dar cebada, no se perdió jornada. 

Mancebo fui y envejecí, mas nunca al justo desamparado vi. 



Digitized by 



Google 



24 PARTE PRIMERA 

Obrar bien, que Dios es Dios. 

Has bien, y no cate^ á quién. 

Cuando á Roma fueres , has como vieres. 

Del mal , el menos. 

Hasta el cuarenta de Mayo no te quites el sayo. 

Pasión no quita conocimiento. 

Sobre crudo, puro. 

Aquí se nos ocurre una indicación natural, dimanada del asiento que acaba- 
mos de hacer de los tres últimos refranes,. y es, que eFhombre analítico y obser- 
vador que se dedique al estudio detenido y escrupuloso de los refranes, no 
debe contentarse con sólo revolver las infinitas páginas délas obras que en nues- 
tro Catálogo Paremiológico vamos á consignar, sino que además debe es- 
tudiar en el gran libro de la sociedad, bajo todas sus fases, pues muchos de 
sus refranes no figuran en ninguna colección de las escritas hasta de presente, 
empezando por el Diccionario de nuestra Academia, que, en medio de la ri- 
queza que ostenta en este terreno, no apunta los tres últimos susodichos, á 
pesar de su uso corriente, como ni tampoco : 

Echar á perder una olla por un ochavo de especias; 

El último mono se ahoga; 

Paga adelantada, paga viciosa ; 

A rey muerto, rey puesto; 

Al que quiera saber, mentiras en él; 

Ya que el diablo nos lleve, que sea en coche; 

Quien no la corre de joven, la corre de viejo; 

La fortuna de las feas ^ las bonitas la desean; 

Fea en faja, bonita en plasa ; 

Quien no tiene memoria , que tenga pies ; 

El mal camino, andarlo pronto ; 

El santo enojado, con no r esarle está pagado; 

Lo que deja ,. eso lleva ; 

Bizcocho de monja, fanega de trigo; 

Carrera que no da el caballo, en el cuerpo se le queda; 

y mil y mil otros que, hallándose en idénticas circunstancias, sería prolijo é 
impertinente consignar ahora. 

Pero nó; permítasenos insistir un poco más sobre este último particular, si- 
quiera á fin de que parodiemos el papel de Ariadna al lado de aquellos Téseos 
que pretendan salir con más prontitud y acierto del verdadero laberinto que 
ofrece el tan intrincado cuanto recreativo estudio que hemos tomado por blanco 
de nuestros desvelos. 

Amante nosotros del principio de autoridad , así por inclinación cuanto por 
convencimiento, creemos que el profesor de cualquier ciencia, arte ú oficio es 
el único voto atendible, po;r pericial, en aquel ramo del saber humano á que 
consagrara sus constantes vigilias, y no interrumpidas fatigas. Ahora bien; 
prosiguiendo en nuestro intento de recoger, para estudiarlos después, esos pre- 
ciosos restos de la Filosofía vulgar conservados oralmente al través de las ge- 



Digitized by 



Google 



DISERTAaÓN 25 

neraciones y no comprendidos en las diversas compilaciones que de este gé- 
nero hicieran los eruditos, creemos que el paso más acertado que debe dar en 
semejante terreno el curioso investigador, es consultar á los peritos de todos y 
cada uno de los diversos ramos en que se subdividen las distintas clases y ocu- 
paciones sociales. Entonces sabrá por boca de los eclesiásticos que 

La lana negra, cuanto más se corta más medra, 

y que 

La Iglesia de Dios^ cuando no gotea, chorrea ; 

en el terreno jurídico aprenderá, y déle muchas gracias á Dios que sea en ca- 
beza ajena, aquella maldición atribuida á la gitana : 

Pleitos tengas, y los ganes; 

de boca de los jugadores oirá que 

Carta echada no es levantada; 
la Tauromaquia le dirá que reconoce por uno de sus aforismos aquello de 

Toro de cinco, y torero de veinticinco , 

como requisito indispensable para que el espectáculo de la lid no deje nada que 
desear á un público ilustrado y humanitario cuanto entusiasta ; el arte culina- 
rio le enseñará que, evaporándose el aioma de las especias cuando se aplican 
á los guisos puestos á la lumbre, es, por tanto, toda 

Especia cocida , especia perdida ; 

en suma, ¿á qué cansar ni cansarnos más, máxime cuando al buen entendedor 
con media palabra basta? El mundo entero le revelará principios mil, hijos de 
la experiencia bajo todas las formas posibles, muchos de los cuales, según 
hemos insinuado arriba, inútilmente pretendería hallarlos el estudioso en la 
biblioteca más numerosa y escogida. Porque como quiera que el dicho^ consi- 
derado en general, es un saínete que sirve para comunicar mejor gusto á los 
manjares, de cualquier especie que sean, la Literatura lo prohija siempre, no 
rehusando nunca el darle entrada en sus- múltiples manifestaciones, ora vista 
el traje de la seriedad, ora el del chiste, ya el de la enseñanza, ó bien el de la 
diversión y recreo: en cuyo concepto podemos aseverar, sin temor de llamar- 
nos á engaño, que raro, muy raro será el libro que haya visto la luz pública, 
desde Guttenberg hasta nuestros días , que no encierre en su seno alguna ó al- 
gunas sentencias de uso comunmente recibido; así como rara, muy rara será 
también la conversación en que, á la media docena de palabras cambiadas, no 
se introduzcan algunos refranes que la hagan más sólida y recreativa. 



Digitized by 



Google 



26 PARTE PRIMERA 



§ III 

su IMPORTANCIA, EXCELENCIA Y UTILIDAD EN GENERAL 

Excusado parece entrar ahora en profundas inv^stig^aciones acerca de la im- 
portancia y excelencia que entrañan los refranes, y de la utilidad que prestan 
en el régimen y conducta de la vida respecto á la sociedad, á la familia y al 
individuo, toda vez que lo expuesto hasta aquí, aunque haya sido á la ligera, 
da de ello una idea, si no perfecta, al menos bastante clara y comprensible. 
Por lo tanto, seremos breve en este capítulo, concretándonos á considerar se- 
mejantes circunstancias bajo un aspecto general, y haciéndolo en términos que 
sirvan como de complemento á V) anteriormente manifestado. 

Como quiera que se puede decir de los refranes lo ^ que del pincel del pintor, 
que copia á la naturaleza bajo todos sus aspectos , de ahí es que no sustrayén- 
dose nada á su jurisdicción , nos dispensa inmensos servicios en todos los lances 
de la vida en que se necesita autorizar el principio que se defiende , y hacerlo 
al propio tiempo de un modo concreto y decisivo. 

En efecto , norma segura de las costumbres ; regla infalible en el terreno de 
la higiene; faro luminoso en el comercio social; brújula que nos guía en el vasto 
océano de la historia; intérprete fiel de las verdades eternas que atesoran .las 
ciencias , las letras y las artes ; salsa sahifosa que derrama el donaire y la jovia- 
lidad en el discurso, conduce el proverbio al conocimiento de la filosofía moral; 
vale para persuadir; sirve para ornato de las bellas letras; da realce á la poesía, 
y se hace indispensable su estudio para la más cumplida inteligencia y acer- 
tada interpretación de los AA. clásicos. Así es que todas las formas toma; nada 
se exenta de su poder; ningún género le es extraño^ á todos los caracteres se 
adapta. Grave con el serio; chistoso con el alegre; doctrinal con el escolástico; 
picaresco con el desenvuelto, todos le traen en boca, porque á pesar de la ver- 
dad que le asiste y que está en la conciencia de todos, su forma breve, y por 
lo regular cadenciosa, le abonan sobre modo para inculcarse con maj^or fijeza 
en la mente de la generalidad; por eso su imperio es universal y tan antiguo 
como el mundo, y su duración alcanzará hasta el fin de las generaciones. 

No necesitamos aducir aquí ejemplos históricos á favor de estos principios, 
porque creemos que lo dicho hasta de presente, y á mayor abundamiento, que 
con las ocasiones que se nos ofrezcan en lo sucesivo y aprovechemos oportu- 
namente, basta y sobra para no dejar duda alguna en el particular. Con todo, 
citaremos un solo caso , que habla muy elocuentemente en pro del asunto que 
nos ocupa con motivo de este nuestro trabajo. 

Allá en tiempos remotos se promovió un pleito entre atenienses y megarenses, 
sobre cuál de los dos pueblos tenía mejor derecho á la posesión de la Isla de Sa- 
lamina, y cometieron ambos el fallo de este litigio á los Anfictiones, que com- 
ponían á la sazón uno de los tribunales más respetables de la Grecia. Ahora 
bien : ¿cuál fué la ley que tuvo presente aquel tribunal para sentenciar á favor 
de los atenienses? Un simple versillo de Homero, que tenía fuerza de refrán en- 
tre aquellas gentes. Este dicho común debió de ahorrar sin duda á los Anfictio- 



Digitized by 



Google 



DISERTACIÓN .27 

nos el revolver muchos pergaminos con objeto de hallar la aplicación de la ley, 
y proporcionarles la ocasión de satisíacer á la totalidad del vulgo , que siempre 
encuentra un motivo para clavar sus incisivos dientes cuando las disposiciones 
emanadas de la autoridad no están af alcance de su filosofía. 

Juzgúese ahora, por solo este hecho, cuál y cuan ilimitada no será la influen- 
cia que ejerce el refrán sobre todos los actos de la vida. 

;Es impulsado por su fogosidad el inexperto joven á acometer empresas teme- 
rarias? Pues á poco trecho, y con sólo tender la vista en derredor suyo, descu- 
brirá palpitante el principio de que 

Quien ama el peligro, en él perecerá . i 

¿Quiere pagar un nuevo tributo al detestable vicio de la mentira? Pues le sirve 
de freno , cuando los principios religiosos no le bastaran , el haber oído decir que 

Más presto se coge al mentiroso, que al cojo. 

La naturaleza humana es sumamente flaca; Vciso quebradizo y deleznable, bajel 
que tiene contrarios los vientos todos, necesita poner en juego cuantos resortes 
están á su alcance para evitar cualquier choque que pudiera desbaratarla, y 
saber luchar con los elementos enemigos concitados á una para echarla á pi- 
que; por eso cuida muy bien de llevar á debido efecto aquel consejo que le dice: 

Come poco, cena más, duerme en alto y vivirás. 

Flaca en cuanto al terreno material, no lo es menos tocante al espiritual. Cual- 
quier injuria, por leve que sea, la indigna, subleva y exacerba; quiere tomar 
pronta y cumplida satisfacción; pero ¡ay! desgraciada de ella si no recuerda en 
momento tan crítico que 

Dando gracias por agravios, negocian los hombres sabios. 

Entramos, últimamente, por abreviar nuestro ya enojoso discurso, en la man- 
sión do reposan los restos exánimes de nuestros semejantes que fueron ; y al 
leer en aquel grandilocuente libro, cuyas hojas son otras tantas losas funera- 
rias, una misma verdad expresada en términos más ó menos extensos, más ó 
menos lacónicos, pero que tienden al mismo fin, cual es recordar al hombre que 
no pasa de ser polvo y ceniza en medio de su infundado orgullo, y que sólo en 
aquel respetable y silencioso recinto es donde se encuentra la verdadera igual- 
dad, no podemos menos de exclamar entonces, aun cuando después de haber 
abandonado aquella morada releguemos al olvido tan sublime lección : 

Vanidad de vanidades, y todo vanidad. 

Así es como cuiñple con su importante , excelente y útil oficio el Proverbio, 
constituido en verdadero Mentor que aconseja y guía al hombre en cada una de 
las clases y condiciones sociales, y en todas las circunstancias de la vida, desde 
el vagido primero que su razón exhala, hasta que llega á lanzar su postrimer 
suspiro. 

¿Con qué pagaremos, pues, los servicios que nos presta amigo tan inapre- 
ciable ? 



Digitized by 



Google 



28 PARTE PRIMERA 

§ IV 

VENTAJAS QUE REPORTA SU ESTUDIO APLICADO A LA LINGÜÍSTICA ^ 



Innumerables secretos y primores encierra la bella habla castellana, que de 
seguro pasarían inadvertidos á nuestros ojos sin el auxilio del telescopio pare- 
miológico. Grande cosecha se extiende en verdad ante nuestra vista; ¡lástima 
que el tiempo nos ejecute en términos de no poder recolectarla toda! Aprove- 
chémonos, pues, dt3 algunas de estas mieses, y quede por cuenta del laborioso y 
más ilustrado lector el continuar espigando las restantes. 

Una de las ventajas que reporta el estudio ana^tico de los Refranes, con re- 
ferencia á nuestra lengua, es el precisar en unas ocasiones la genuína significa- 
ción de ciertos vocablos antiguos, algunos de los cuales sólo tienen uso al pre- 
sente en dichas frases, y determinar en otras lá forma con que deban escribir- 
se. Los siguientes ejemplos nos saldrán garantes de esta verdad. 

Los dineros hacen dueñas y escuderos. 

Así como la palabra dueñas no revela aquí la idea de aquellas mujeres viudas 
que para acompañar á las señoras de distinción, y para ejercer superioridad y 
vigilancia respecto de los demás criados, eran admitidas en las casas de las fa- 
milias nobles ó acomodadas, sino la de matroruis ó señoras, amas de sus 
casas, de igual manera escuderos no significa en esta ocasión criados distin- 
guidos, sino sujetos que tienen escudo de armas de su linaje y casa. 

Dice en su Diccionario la Academia que deliberar significaba en otro tiempo 
despachar, en el tecnicismo forense. ¿Y por qué nó fuera del foro, pregun- 
tamos nosotros ahora, cuando ya en la Colección del Marqués de Santillana 
se lee : 

Delibra, mo30, delibra, cuarterón por media libra? 

Asimismo se consigna en dicho texto, con la nojta de anticuado, que guardar 
valía tanto como atender ó mirar á lo que otro hace. Sin embargo, existe de 
muy antiguo en nuestro idioma el adagio 

Guarda qué dices, que las paredes d las veces oyen; 

1 Llama la atención que palabra tan comunmente usada por nuestros más respetables literatos algunos 
artos ha; que no puede ser reemplazada por otra; reconocida por la Academia misma, toda vez que no la ha 
rechazado cuando algunos de sus miembros disertaian públicamente á nombre suyo; y, loque más es, san- 
cionada por dicho voiierable Cuerpo al usarla en la definición que da en la última edición de su Dicciona- 
rio á la palabra afijo; llama la atención, volvemos á decir, que la voz lingüistica no haya obtenido el lugar 
que de derecho le corresponde en la undécima edición del Diccionario de la Real Academia Espartóla. Tal 
vez la omisión de dicha voz, como asimismo las de abaniquería, adulto, coactar, embriagado , encorda- 
dura, etc., sea debida á un olvido involuntario, más ó menos disculpable en trabajos de est^ naturaleza ; asi, 
nos lisonjeamos de que tanto estas palabras como otras muchas , y no pocos refranes y frases proverbiales 
comunmente usadas, de que hasta ahora ha hecho caso omiso tan digna Corporación, merecerán ver la luz 
pública en las columnas de dicha obra á su reaparición por duodécima vez. 



Digitized by 



Google 



DISERTACIÓN 29 

con lo cual se acredita que guardar significaba igualmente atender ó mirar d 
lo que hace uno mismo. 

Con perdón del ilustre Cuerpo antes expresado, diremos á renglón seguido 
que, abundando nosotros en el sentir de Terreros, creemos significa el adjetivo 
nmngorrero precisamente lo contrario de lo que aquella Autoridad juzga; y 
á ello nos induce el de todos sabido y manoseado refrán : 

En casa del herrero, cuchillo mangorrero. 

Porque, la verdad sea dicha: si lo que se intenta probar con esta frase vulgar 
es que donde hay proporción y facilidad de hacer ó conseguir alguna cosa es 
cabalmente donde se suele descubrir ó verificar la falta de ella, ¿cómo se puede 
compadecer semejante interpretación con la definición dada por la Academia 
al adjetivo mangorrero^ diciendo se aplica al cuchillo que tiene mango? O nos 
equivocamos mucho, ó en el particular reina un contrasentido; y como quiera 
que la verdad no es más que una, de ahí que creyendo nosotros justa y acertada 
la interpretación arriba dada al refrán, nos acostamos á la opinión de que nmn- 
gorrero es un calificativo del cuchillo que carece de mango. 

El estudio paremiológico me ha hecho averiguar, si no me equivoco, la sig- 
nificación, tal vez la más propia del verbo esquilar^ que ni nuestra Academia 
ni ninguno de nuestros lexicógrafos apuntan en las columnas de sus respectivos 
diccionarios : dicha significación es la áh tocar la esquila. Véase cómo he pro- 
cedido yo para el descubrimiento de semejante acepción. 

La frase tan usual y corriente de Adiós, que esquilan, significativa de' Me 
voy, porque no puedo detenerme más, no se halla en el caso de asumir el verbo 
esquilar en ninguna de las dos acepciones reconocidas por la mayor parte de 
nuestros diccionarios, tanto antiguos como modernos; porque ni el cortar con 
la tijera la lana de los ganados, ni el subir ó trepar á un árbol sin otra ayuda 
que los pies y las manos á guisa de esquilo ó ardilla, me parece , con perdón 
sea dicho , que'son causas estimulantes á ponerse en precipitada fuga, abando- 
nando repentinamente la compañía de aquella ó aquellas personas con quienes 
estuviéramos departiendo. Sigúese, pues, de aquí que algo de más imperioso, 
algo de más urgente debe significar esta palabra esquilar; y ese algo, es ¡nada 
más natural! tocar la esquila en la iglesia, ya para aviso del pueblo, ya de los 
individuos pertenecientes á comunidades eclesiásticas ó religiosas, como señal 
de que el que guste ó tenga precisión de asistir á los oficios divinos se dé prisa 
á llegar al templo ó á coro. Esta opinión que acabo de sentar, y que á los ojos 
de algún escrupuloso en la admisión de palabras ó significaciones podría pasar, 
cuando más por juicio á posteriori 6 de congruencia, si ya no es que la repu- 
tara una cavilosidad ó ilusión por parte mía, se ve corroborada por los prácti- 
cos en la facultad de que vamos tratando, ó, dicho sea sin rodeos, por los cam- 
paneros, entre quienes dicha palabra es usada en la acepción que ya he indicado 
y que, repito, creo haber descubierto en la enunciación de la frase proverbial 
mencionada. 

Lo que acabo de manifestar me anima á abordar otfa cuestión tan curiosa 
como peregrina, con cuyo motivo no sé si se me tachará igualmente de visio- 
nario. Como quiera que sea, creyendo yo ver claro en el particular, y de nin- 
guna manera al través del celaje de las ilusiones, y además, sin pretensiones 



Digitized by 



Google 



30 PARTE PRIMERA 

de ningún género, se me permitirá consigne de nuevo mi opinión, en el bien 
entendido que, si inteligencias más capaces y agudas penetran otra cosa, estoy 
pronto á ceder de mi dictamen, rogándoles, empero, no olviden entre tanto que 
la mejor intención es la que me ha asistido al sentar esta ocurrencia, y que las 
buenas intenciones son , por regla general , la vanidad de los simples, dignas 
de perdón cuando son inofensivas. 

Hecha semejante salvedad , digo, pues , que me han hecho títere en la cabeza 
toda mi vida ciertas frases proverbiales, en las cuales juega de un modo par- 
ticular la Aritmética bajo su manifestación más sencilla, esto es, la numera- 
ción. Dichas frases son : 

Tener la cabesa á las tres ; 
Estar una cosa á las once ; 
Presentarse con sus once de oveja ; 
Tomar las once ; 
Echarlo todo á doce , y 
Permanecer en sus trece. 

Ahora bien: ¿qué significación misteri,osa se esconde en estos guarismos? 
Porque al crear el pueblo en su vasta fantasía esas expresiones, en algo se 
habrá fundado. El pueblo, ¡ah! sí, el pueblo, cuya tendencia se inclina hacíalo 
maravilloso; el pueblo, siempre amigo de producirse por medio de metáforas y 

alusiones ¿por qué no habrá legado á la posteridad, juntamente con estas 

bellas concepciones , el principio á que debieran su ser? Pero ni él , ni los eru- 
ditos aficionados á recoger sus inspiraciones, nos han dicho nada acerca del 
particular. Por tanto, sería presunción temeraria en nosotfos intentar desco- 
rrer el velo del enigma para ver en las locuciones susodichas cierta alusión á 
una palabra compuesta de tantas letras cuantas indica el guarismo especial que 
forma la frase, y decir que tener la cahesa á las tres equivale á estar 

ida; 

/ (1,2. 3.) 

que estar una cosa á las once es hallarse 

desordenada 

t, 2, 3, 4-, 5, 6, 7, fi, 9, 10, 11.) 

Ó trastornada 

que presentarse con sus once de oveja lo hace aquel que manifiesta en su porte 

la mansedumbre 

(1, 2, 3, 4. 5, 6, 7. 8, 9, 10. 11.) 

propia de semejante animal; que en su primitivo origen, según confesión oral 
de algunos sacerdotes de Baco, tomar las once significó beber el 

aguardiente; 

(1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11.) 



Digitized by 



Google 



DISERTACIÓN 31 

que echarlo todo d doce vale tanto como resolverlo en el terreno del 

I 

desbaraj usté 

(1, 2, 3, 4. 5. 6, 7, 8. M, 10, 11, 12.) 

Ó de la vociferación; 

y, últimamente, que permanecer en stíS trece no quiere decir otra cosa sino 
seguir ó aferrarse en su 

det ermi naci ón? 

(1, 2, 3, 4, 5, 6, 7. 8, 9, 10, 11, 12, 13.) 

Pues en esta misma insistiré yo, ínterin razones más convincentes no me 
hagan ver palpablemente que me encuentro en estado de alucinación tocante 
al origen de semejantes frases misteriosas. 

Si se pregunta á algunas personas cuál es la tercera persona del presente de 
subjuntivo del verbo roer, unas dirán que roya, otras que roa , y tal vez no 
falte alguna que se aventure á decir roiga. Yo diré entre tanto que sólo las dos 
fórmulas primeras son las sancionadas por nuestros refranes, como lo acredi- 
tan los dos siguientes : 

Cuando nace la escoba, nace el asno que ln roya; 
Quien come la carne, que roa el hueso. 

Pero no sólo sirve este estudio para poder interpretar el justo valor de las 
palabras anticuadas hoy, y su recta escritura, sino también para rastrear las 
reglas sintácticas usadas por nuestros antepasados , algunas de las cuales dis- 
crepan no poco de las que al presente empleamos. | 

Recuérdese con este motivo que nosotros carecemos de verdadera forma 
imperativa en la segunda persona de las oraciones negativas; pues en tal caso 
nos valemos del presente de subjuntivo, diciendo: no vayas, por no vé; no 
ames, por no ama. Pues bien: nuestros abuelos nos han legado varios refranes 
en los que se verifica precisamente lo contrario, á saber: que la forma impera- 
tiva propia de la segunda persona en la oración afirmativa, subsiste inalterable, 
sin embargo, en la negativa. Veámoslo : 

Ni fía, ni porfía, ni entres en cofradía; 
Ni de nifto te ayuda, ni te casa con viuda. 

Y ya que de la forma imperativa vamos hablando, aprovecharemos esta (Co- 
yuntura para llamar la atención del juicioso lector sobre el uso constante hoy 
de posponer en dicho modo gramatical el pronombre al verbo ; como rfa-ME, 
cómpra-hu, etc.; y sin embargo, hemos visto en el segundo de los refranes que 
acabamos de apuntar invertida dicha regla, bien así como sucede en estos 
otros : 

Al buen día ábrele la puerta, y para el malo te apareja; 
De la mala mujer te guarda, y de la buena no fies nada; 
A la mujer barbuda, de lejos la saluda. 



Digitized by 



Google 



32 PARTE PRIMERA 

A estas diferencias de construcción hay que añadir otras que pertenecen al ré- 
gimen. Así es que mientras decimos hoy hablar de una cosa, los antiguos de- 
cían hablar en, como lo certifican estos otros tres refranes: 

Queredme por lo que os quiero, no me habléis en dinero; 
Habla en la casa, y cómprala en la plasa; 
Habla en la guerra, y no vayas á ella. 

Con todo ; aún conservamos esta forma en la expresión No se hable más en 
ello. De igual manera las frases decir que sí, decir que no , estaban representa- 
das antiguamente por medio de la fórmula que presenta el siguiente adagio : 

Boca que dice de nó, dice de si. 

Al tratar de curiosidades lingüísticas en el terreno del proverbio, nunca po- 
dríamos pasar por alto una prerrogativa que es como característica é inherente 
á nuestra lengua, á saber, lo cadencioso de su acento. Recordemos con este 
motivo unas notables palabras de D. Juan María Maury, en su Espagne Poéti- 
que ^, que aun cuando proferidas con relación á nuestra poesía, no dejan, em- 
pero, de tener bastante aplicación á nuestro objeto, dado que el pueblo es el 
primer autor de los refranes, y que, en nuestro humilde juicio, acorde en un 
todo con el del P. Sarmiento, son éstos la prístina manifestación de la poesía. 
Oigamos: 

" Las ventajas particulares de que disfruta la lengua castellana han revestido 
á la poesía española de un prestigio tal, y producido tan gran número de 
atractivos, que por fuerza tiene que resignarse á perder en las traducciones. No 
es esto todo : ya sea que una gran riqueza haga que se descuiden siempre cua- 
lesquier otros medios de prosperar, ya que teniendo á su disposición un instru- 
mento tan bueno no hayan querido desperdiciar absolutamente nada nuestros 
poetas del partido que de él podían sacar, el hecho es que se desentienden á 
veces del pensamiento para cultivar con esmero aquello que dice relación al 
lenguaje. Así los vemos brillar por medio de las combinaciones rítmicas, el 
chiste de los giros y lo atrevido de las locuciones, sobresaliendo de un modo 
especial en los efectos armónicos, hacia los cuales se han encontrado tan mara- 
villosamente favorecidos por las palabras mismas. Nosotros los meridionales 
nos deleitamos sencillamente con pasajes cuyo atractivo todo reside en los so- 
nidos; no de otra manera se explica el que un motivo musical que nada dice, 
pueda llegar á producir sensaciones tan sumamente agradables. „ i 

Hasta aquí lo que hace á nuestro propósito en el autor citado, cuyas palabras 
hemos tratado de trasladar A nuestra lengua con toda la fidelidad y energía que 
nos ha sido posible. Y la verdad sea dicha, ¿qué otro origen puede reconocer 
ese cúmulo especial de dichos familiares, que analizados mediante el telescopio 
de la lógica, nada dicen en cuanto al pensamiento, sí sólo respecto al oído? 
¿Qué otra cosa revelan si no es el genio vivo, oportuno, chistoso, creador, alta- 
mente poético de nuestros compatricios? ¿Qué otro misterio descubren sino el 
de una lengua armoniosa, que debe porción crecida del caudal de sus frases 

1 Tomo I, págf. 37. — París, 1826. 



Digitized by 



Google 



DISERTACIÓN 33 

proverbiales y mooiuisps amillares sólo al sonido, al agradable sonido material 
de muchas de sus palabras? Pero no distraigamos más al juicioso lectí^r, quií 
por sí mismo puede hacer estas y otras muchas reflexiones, bastando por nues- 
tra parte el haberle hecho semejante, á nuestro ver, justa indicación. Entre 
tanto, y para guiarle en sus estudios paremiológicos, formulemos aquí una lista 
de la mayor parte de dichas locuciones en que abunda nuestro rico idioma tin 
este terreno, muchas de las cuales inútilmente se buscarían en nuestros vocu* 
bularlos : 

HorozcOy no te conosco. 

Tío chamorro, eso me ahorro. 

¡Hombre! tu mujer te asombre, \ 

¿Quién se ha muerto? Juan del Puerto, 

¿Qué es esto? Perejil y rábano tuerto, 

¿Qué es esto? Uvas en cesto. 

Ya te veo, matita de poleo. 

Cuando hablo, la boca abro. 

Perder los memoriales. (La memoria.) 

Ir á la COMEDIA. (Á la comida, ó á comer.) 

Ha habido perdices. (Se perdió.) 

Querer casaca. (Casarse.) 

Es un camafeo. (Sujeto feo.) ^ 

A Segura llevan preso. (Toda seguridad es poca.) 

Yo, viendo que la cuestión se enredaba, dije: largueza. (Me largo.) 

Ir caminando hacia Villa vieja. (A viejo.) 

Ser VIZCONDE. (Bizco.) 

Llamarse andana. (Andar atrás, esto es, retractarse.) 

Vestir camisa de brutaña. (Por de bretaña. Ser un bruto.) 

Poner pies en polvorosa. (En el polvo. Esto es, huir.) 

Ser una cosa de valdivias, ó de Valdivieso. (De balde.) 

Ser de tomares, ó ú?^ tomillo. (Tomada, no comprada.) 

Ser aficionado al zumaque. (Al sumo de la uva.) 

Ser el alcalde del Ronquillo. (En algunas ocasiones ^ignificn estar 

ronco.) 
Tocar el bajón al sueldo. (Bajarlo.) 

DisVaras más que apuntas. (Disparatas más que hablas.) 
El que NADA, no se ahoga. (Quien nada dice no se equivoca.) 
Pascasio me llamo. (Entre estudiantes es pasar las vacaciones Ue 

Pascua en su casa.) 
Esta habitación es una chicharra. (Se achicharra uno en ella, dt: 

puro calurosa.) ^^ 

El regimiento de Pavía. (Una manada á^ pavos.) 
Acomodarse con el padre Quieto. (Estarse quieto.) 
Es María Leocadia. (Es una loca.) 
Ir á la romería de San Alejo. (Ir lejos.) 
Se llama Featriz. (Por Beatriz, ^sfea.) 
Ser una cosa malagueña. (Mala.) 
, Pegarse algo á las costillas. (Cosí arle á uno el dinero.) 



Digitized by 



Google 



^T -^ 



34 PARTE PRIMERA 

, I 

V Sobrevino una pendencia. (Sobre el vino,) 

Llevar á Capadocia. (A capar,) 

Este sujeto es conde. (Esconde el dinero.) 

r. M. ESCOJA. (Es coja.) 

Tener celosía. (Celos.) 

Dar una azotea. (Azotes.) 

Dar unto de Palermo. (Dar de palos.) 

Pertenecer d la cofradía de San Rústico^ ó de San Urbano. (Usar 
de modales rústicos, ó urbanos.) 

Los descendientes de la casa de Mosquera. (Los mosquitos.) 

Ha mediado la tia Simona. (La simonía.) 

Ser el pagano. (El pagador.) 

Estar en Babia. (Ser un babieca ó bobalicón.) 

Andar las siete Partidas. (Por muchas /)ar/^s.^ 

Estos libros irán á parar al marqués de la Romana^ etc. (A la ro- 
mana; esto es, á ser vendidos al peso por papel viejo.) 

No muy distante de este particular se halla el hábito jocoso de enunciar al- 
gunos refranes en forma parecida á la verdadera ó común, valiéndose del son- 
sonete, como en 

Agosto, fríe el rostro, 

por frío en rostro, que significa precisamente todo lo contrario; y asimismo 
tergiversándolos en su mitad, ampliándolos, etc. Sirvan de muestra unos cuan- 
tos de los muchos que se agolpan á nuestra memoria. 

\ No la hagas y no la temas] y nunca hizo la cama. ^ 

Quien da pan á perro ajeno, las costuras le hacen llagas. 
Mal de muchos, consuelo de tontos. 
Quien calla no dice nada. 

Un clavo saca otro clavo, si los dos no quedan dentro. 
A quien madruga Dios le ayuda ^ si se levanta con buena inten- 
ción. 
Cuando una puerta se cierra, ciento se atrancan. 
A quien Dios se la dio, San Pedro se la vendimia. 
Lo que arrastra, honra y le arrastraban las tripas. 

Últimamente, es asunto muy curioso ^1 que se desprende de este linaje de es- 
tudios con ocasión del análisis comparativo entablado entre nuestra lengua y 
las extranjeras, pues vemos: \ 

1.° Que algunas frases tienen en la nuestra significación diametralmente 
opuesta á la que representan en otra. Entre nosotros, v. gr., Señalar con el dedo 
acusa una idea desventajosa en el individuo sobre quien recae dicha acción: 
no así entre los Romanos, para quienes era im distintivo honorífico, como lo 
acreditan, á vueltas de otras autoridades, Persio, Sat. 4.^; 



y Horacio, 



At pulchrum est digitu monstrari; 

Totum muneris hoc tui est, 

Quod monstror dígito prcetereuntium. 



Digitized by 



Google 



disertaci(3n a5 

Asimismo, Cantar como una cigarra equivalía entre los Griegos á cantar 
primorosamente , en tanto que entre nosotros significa hacerlo rematadamen- 
te mal. 

Y 2.^ Que sucesos de idéntica ó parecida índole, ocurridos en distintos paí- 
ses, han dado por resultado sentencias muy semejantes en el fondo con corta 
diferencia en la forma. Así contemplamos que cuando Francisco I de Francia 
remitía la solución de los negocios más arduos á su ministro de Estado Jorge 
de Amboise, en vista de la habilidad y pericia que concurrían en aquel áulico, 
algunos aflos eran pasados desde que nuestra Isabel la Católica hacía otro tanto 
con D. Francisco de Vargas, su alcalde de Corte ; resultando de aquí que, siem- 
pre que. franceses y españoles pretenden desentenderse de la averiguación ó 
desenlace de cualquier asunto por complicado en demasía , apelan aquéllos al 
expediente de 

Laissez faire á George, il est homme d'áge; 

y éstos, al de 

Averigüelo Vargas, 

Otro tanto sucede con los dos hechos históricos que procedemos á comparar 
entre sí por fin y postre de aqueste párrafo , hechos cuya existencia advertimos 
al consignarlos ahora, que, por una mera casualidad, es respectivamente coetá- 
nea á la de los dos últimos que acabamos de parangonar. 

En tiempo de los Reyes Católicos sucedió que, al leerle á D. Diego Osorio la 
sentencia de muerte que había de cumplirse en su persona al día' siguiente de 
notificada, fué tal el sobresalto y la congoja que se apoderó de su corazón, que 
en aquella misma noche se tornaron repentinamente blancos sus cabellos ; de 
donde quedó por proverbio en nuestra nación 

Las canas de D, Diego Osorio, 

cuando se pretende dar á entender que algún sujeto ha encanecido antes de 
tiempo, por efecto de sinsabores, penas y disgustos. 

Igualmente acaeció en tiempo de Francisco I de Francia , que habiendo sido 
sentenciado á ser decapitado Juan de Poitiers, señor de Sainc-Vallier, padre de 
la célebre Diana de Poitiers , aun cuando alcanzó indulto momentos antes de 
ejecutar el verdugo su ministerio , fué tal el pavor que le sobrecogió al escuchar 
la sentencia, que, apoderándose de él una fiebre agu^ia y violenta, conéluyó 
con su existencia pocos días después; lo cual dio asimismo margen entre los 
franceses á comparar con 

La fiévre de Saint- Vallier 

á aquel temblor súbito que experimenta cualquier hombre en presencia de un 
peligro inminente. 



Digitized by 



Google 



36 PARTE PRIMERA 

§ V 

antilogías ó contradicciones aparentes 



Pretenden algunos destruir la virtud de un refrán cuando se cita para evi- 
denciar una verdad, oponiéndole otro que alegan como teniendo sentido con- 
trario, ó bien apelando á razones fundadas en la moral ó en la experiencia de 
los siglos, que se apartan completamente del principio por aquél sustentado: 
esto merece que lo estudiemos con alguna detención , siquiera sea para defen- 
der el derecho de infalibilidad en cuya posesión se hallan al través de tantos 
siglos y generaciones. 

No es nuestro ánimo el analizar aquí las impugnaciones hechas por Feijóo, 
Gracián ni su imitador y continuador Sáñez contra algunos de ellos, para 
poner de relieve la exageración que pueda existir en dichos escritores ; porque 
bien sabido es que, á todo aquello que no se puede demostrar mediante una 
evidencia matemática, se le puede presentar una objeción, por el vuelo tan re- 
montado á que se presta la agudeza de imaginación de ciertos talentos , á veces 
más ingeniosos que sólidos ; como igualmente que , soliendo presidir á esa clase 
de escritos el espíritu festivo ó chancero , cuanto pudiera objetarse en el par- 
ticular sería de todo punto inútil. 

Pero bien sea en uno ú otro sentido , entremos desde luego de lleno en la 
cuestión, y empecemos diciendo á este efecto que, por regla general, no debe 
entenderse la significación del refrán de un modo estricto ó ajustado á la letra, 
y sí tener en cuenta que, siendo su forma breve y concisa, y en ocasiones más 
de lo justo, por acomodarse á la rima, es necesario atender más bien á lo que 
quiere decir, que no á lo que literalmente suena, según aquel consejo de San 
Pablo, hoy elevado á la categoría de proverbio, de que la letra mata y el espí- 
ritu vrütfica í. Además , fuerza es no perder de vista que, si bien no tienen hoy 
razón de ser ciertos refranes, por haber desaparecido las causas que motivaran 
su creación, no por eso dejaron de ser menos verdaderos en tanto que subsis- 
tieron aquéllas. Una vez ventilados estos dos supuestos lo más breve y lumi- 
nosamente que esté á nuestro alcance, quedaremos íntimamente convencidos 
de que no son tan falibles algunos adagios como muchos presumen. 

Sensible nos es, y al acometer ahora esta empresa no puede menos de va- 
cilar nuestro pulso; sensible nos es, repetimos, tener que dirigir con este mo- 
tivo algunos reparos á toda una eminencia como nuestro Balmes cuando pre- 
tende patentizar el supuesto falso y pernicioso en que, según él, estriba el 
adagio Piensa mal y no errarás; pero la verdad, que no es más que una, no 
puede transigir con las ilusiones de algunos sujetos, que no por ser sabios 
dejan de ser hombres; y en su consecuencia, el respeto debido á la memoria de 
los varones ilustres lo entendemos nosotros tal, en cuanto no pare perjuicio á 

1 Se^nda á los de Corinto , iii, 6. 



Digitized by 



Google 



DISERTACIÓN 37 

la causa de esa verdad liüsma. En esta suposición, copiemos y leamos,' para 
hacer después nuestras deducciones. 

"El mundo cree dar una regla' de conducta muy importante, diciendo "pien- 
sa mal y no errarás , „ y se imagina haber enmendado de esta manera la moral 
evangélica. "Conviene no ser demasiado candido, se nos advierte continua- 
mente ; es necesario no fiarse de palabras ; los hombres son mu}^ malos ; obras 
son amores y no buenas razones;,, como si el Evangelio nos enseñase á ser im- 
prudentes é imbéciles; como si Jesucristo, al encomendarnos que fuésemos sen- 
cillos como la paloma , no nos hubiera amonestado al mismo tiempo que fuése- 
mos prudentes como la serpiente ; como si no nos hubiera avisado que no cre- 
yésemos á todo espíritu ; que para conocer el árbol atendiésemos al fruto ; y 
finalmente, como si á propósito de la malicia de los hombres, no leyéramos 
ya en las primeras páginas de la Sagrada Escritura que el corazón del hombre 
está inclinado al mal desde su adolescencia. ^ 

"La máxima perniciosa que se propone nada menos que asegurar el acierto 
con la malignidad del juicio, es tan contraria á la caridad cristiana como á la 
sana razón. En efecto; la experiencia nos ensefta'ique él hombre más mentiroso 
dice mayor número de verdades que de mentiras, y que el más nialvado hace 
muchas más acciones buenas ó indiferentes que malas. El hombre ama natural- 
mente la verdad y el bien, y no se aparta de ellos sino cuando las pasiones le 
arrastran y extravían. Miente el mentiroso en ofreciéndose alguna ocasión en 
que, faltando á la verdad, cree favorecer sus intereses ó lisonjear su vanidad 
necia ; pero fuera de estos casos , naturalmente dice la verdad y habla como 
el resto de los hombres. El ladrón roba , el liviano se desmanda , el pendenciero 
rifte, cuando se presenta la oportunidad, estimulando la pasión; que si estu- 
viesen abandonados de continuo á sus malas inclinaciones, serían verdaderos 
monstruos, su crimen degeneraría en demencia, y entonces el decoro y buen 
orden de la sociedad reclamarían imperiosamente que se los apartase del trato 
de sus semejantes. 

"Infiérese de estas observaciones que el juzgar mal no teniendo el debido 
fundamento, y el tomar la malignidad por garantía de acierto, es tan irracio- 
nal como si habiendo en una urna muchísimas bolas blancas, y poquísimas 
negras, se dijera que las probabilidades de salir están en favor de las negras >.„ 

¿Y qué inferiremos nosotros á nuestra vez después de haber leído página, por 
otra parte, tan brillante? Que toda ella es excusada con la aclaración que el 
gran filósofo hace en el corolario de su disertación, á saber: que el juzgar mal 
no teniendo el debido fundamento , es irracional , ó lo que es lo mismo, que el 
juzgar mal tenieftdo debido fundamento , es racional. Ahora bien: es así que 
el refrán no dice "piensa de continuo mal y no errarás, „ sino lisa y llanamente 
"piensa mal„ etc.; luego debiendo atenernos siempre alo favorable, no po- 
demos menos de justificar la razón de ser de dicha máxima; luego al formular 
el mundo semejante adagio en fuerza de decepciones y más decepciones, de 
desengaños y más desengaños , no ha tenido por objeto las intenciones ulterio- 
res que Balmes ha pretendido ver. Porque es un hecho tan claro como la luz 
del sol la verdad que entraña otro adagio, No habría palabra "mala si no fuese 
mal tomada: verdadero axioma que, como principio inconcuso que estando 

1 El Criterio , cap. vu , párrafo ii. 



Digitized by 



Google 



^^\ 



38 PARTE PRIMERA 

en la conciencia de todos no necesita demostración alguna que dé testimonio 
del principio que sustenta, nos revela por su parte cuáa cierta cosa es que, en 
tratándose de pretender dar un sentido siniestro & cualquier proposición, por 
terminante y evidente que sea , hasta de lo más sag^rado se puede abusar, 
cuanto y más de los principios constituyentes de la Filosofía vulgar. Y en 
prueba de ello , si intentáramos hacerlo así con todos y cada uno de los pro- 
verbios, empezando por los de Salomón y acabando por el dicho que profiere 
el pilluelo de la playa, veríamos muy luego que no quedaría ileso aquello 
de que 

El temor de Dios es el prificipio de la sabiduría, 
como ni tampoco el que 

Para los desgraciados se hizo la horca; 

porque en el primer caso, nos saldría al encuentro más de un heatus vir^ que 
siendo buen cristiano no había inventado^ sin embargo, la pólvora; y en el se- 
gundo, se levantaría de su tumba D. Alvaro de Luna certificando de lo con- 
trario con sus últimos moment^os en la plaza pública de Valladolid. ¿Cómo se 
deben entender, pues, debidamente entrambas referidas sentencias? La pri- 
mera, que siendo la sabiduría del mundo estulticia á los ojos de Dios, en frase 
de San Pablo \ por tanto 

La ciencia calificada 
Es que el hombre en gracia acabe ; 
Porque al fin de la jornada , 
Aquel que se salva, sabe , 
Que el otro no sabe nada; 

y la segunda , que cuando los malvados empuñan las riendas del poder ó poseen 
cuantiosos caudales, quedan regularmente impunes, á diferencia de los pobres 
y desvalidos, y en ocas,iones inocentes, por mil y quinientas razones que, sal- 
tando á los ojos de todos, no es del caso especificar. 

Por lo que atafte al otro supuesto arriba sentado, referente á que fuerza es 
no perder de vista que^ sí bien no tienen hoy razón de ser ciertos refranes^ por 
haber desaparecido las causas que motivaron su creación, no por eso dejaron 
de ser menos verdaderos en tanto que subsistieron aquéllas , con sólo citar un 
ejemplo tendremos lo bastante para quedar altamente satisfechos de la verdad 
que nos hemos propuesto demostrar en este artículo. Sea el refrán : 

Santa Lucía , mengua la noche y crece el día , 

el llamado á servirnos de garante en esta ocasión. 

Cuando se inventó semejante refrán , aún no se había verificado la correc- 
ción gregoriana en el cómputo de los tiempos ; pero desde el aflo de 1582, en que 
se llevó á cabo dicha reforma, por la cual dispuso el Papa Gregorio XIII que el 
día que debía ser 5 de Octubre se contara como 15, dejó de ser exacto este re- 

1 1.* á los Corint., ui, 19. 



Digitized by 



Google 



T"^ 



DISERTACIÓN 39 

irán, pues habiéndose adelantado diez días en aquel mes, resulta que en lugar 
de principiar á crecer éstos desde el 13, no se efectúa hasta el 23, que es cuan- 
do acaba de verificarse el solsticio de invierno. Sigúese, por tanto, que el error 
está de parte de los que usan hoy semejante proverbio , y nó en la estructura 
de éste, pues, como acabamos de probar, cuando lo inventaron nuestros padres 
sobrada razón tuvieron para ello K 

Valiéndose, pues, el paremiólogo de los medios que acabamos de exponer, y 
de otros más ó menos análogos que su discreción le dicte, se abrirá paso por en 
medio de las dificultades que puedan presentarse ante él, á fin de derramar la 
claridad necesaria sobre aquellas sentencias que, aparentando contradicción en- 
tre sí, ó bien aisladas, presentan á primera vista un supuesto falso, y sin em- 
bargo son verdaderas y, en tesis general, infalibles, una vez analizadas á la diá- 
fana luz de la sana razón, como consecuencia forzosa de una práctica inve- 
terada. 



§ VI 

uso Y ABUSO.— CONCLUSIÓN. 



\ 



Entendemos nosotros por abuso, no solamente el mal uso de una cosa, como 
dice la Academia, sino además, el uso excesivo ó inoportuno que de ella se 
hace. En su consecuencia, vamos á presentar ahora bajo estos dos aspectos el 
abuso de los dichos ^ y al efecto manifestaremos que aquél peca contra la enun- 
ciación y la interpretación y y éste contra la elocución. 

Sifva de ejemplo para el abuso de enunciación: 

Fortuna te dé Dios y hijo, 
que el saber poco y te basta. 

Enunciando en esta forma el refrán, carece de sentido; pues si basta el saber 
poco, .;á qué desear que Dios envíe la fortuna? Sigúese, pues, que la verdadera 
fórmula de esta proposición debe ser haciendo la cesura antes del adverbio 
poco, y decir: 

Fortuna te dé Dios, hijo, 
que el saber, poco te basta. 

1 Plácenos sobremanera el hacer aquí una indicación, que ahora se nos ocurre, y que aun cuando no dice 
relación al£^na á nuestro objeto primordial, creemos que, por lo peregrina, no desag^radará á nuestros 
lectores. 

La noche del 4 de Octubre de 1582 murió Santa Teresa de Jesús, y el día sigxiienle, como hemos dicho arriba, 
se contó por 15 en vez de 5. ¿No parece providencial la traslación á mejor vida de nuestra Compatrona en 
periodo tan crítico, para que lisonjeándose la imaginación de sus hijos ti hijas de Religión , y del crecido nú- 
mero de sus entusiastas admiradores, de que ya había transcurrido todo este espacio, encontraran algún 
lenitivo á su dolor en el tiempo, único alivio para nuestras penas? A quien como yo es espaftol . y admirador 
como el primero de esta Heroína bajo el cuádruple aspecto de santa, fundadora, doctora y literata, y que 
por aditamento se gloría de vestir desde sus primeros aAos el escapulario carmelitano, creo que puede per- 
mitírsele este pequeño desahogo. 



Digitized by 



Google 



40 PARTE PRIMERA 

como quien dice : ejerciendo entre los hombres, por regla general, y salvo las 
debidas excepciones, tiránico imperio la injusticia, la tropelía y las recomen- 
daciones, para nada vale el saber si no acompaña el favor al solicitante. 
Sirva igualmente para la presente ocasión el dicho 

^ Su alma en su palma, 

que no pocas personas enuncian bajo la desatinada fórmula de: 
Su alma y su palma. 

Porque, en efecto, ¿cuál puede ser el origen dq semejante frase? Tratemos de 
rastrearlo. Llevando cada mortal su alma en su mano, como canta el Real 
Profeta: Anima mea in tnanibus meis semper (Salmo cxviii, v. 109); siendo 
responsable cada cual del porvenir que á ella le espera, librándola de toda con- 
tingencia ó tropiezo, ó, por el contrario, dejándola caer, como si fuese un vaso 
material y frangible, hacemos uso de dicha locución con el objeto de manifes- 
tar que declinamos por nuestra parte la responsabilidad de los actos ejecutados 
por la persona de quien se trata, como si diéramos á entender que en la palma 
de su mano lleva su alma^ cuya salvación ó ruina puede labrar, toda vez que es 
sabedora de lo que hace, y dado que se halla dotada del libre albedrío. 

No menos frecuentemente hiere nuestros oídos aquello de que 

Unos tienen la fama , v otros cardan la lana , 

como equivalente á 

Pagan justos por pecadores. 

Siendo así que aquel adagio significa única y exclusivamente que, en este 
mundo, unos tienen el trabajo mientras otros se alzan muchas veces con las uti- 
lidades, se comete en dicho caso un abuso de interpretación. 
La misma inconveniencia tiene lugar cuando se hace á 

Quien da primero da dos veces, 

sinónimo de 

El que prifnero llega, ese la calsa, 

supuesto que aquel refrán lo que significa en rigor es que merece alabanza 
ó premio el que da inmediatamente aquello que de él se exige , y con más razón 
todavía el que se anticipa á dar sin esperar á que llegue la ocasión de que se lo 
pidan. 

El uso excesivo ó inoportuno de los refranes se verifica cuando se emplean 
■ é$tos en el discurso con sobrada frecuencia , ó fuera de lugar y sazón. Este par- 
ticular merece que lo tratemos con un poco más de detenimiento. 

Dice nuestro inmortal Cervantes por boca de D. Quijote en uno de los mo- 



Digitized by 



Google 



DISERTACIÓN 41 

mentos de lucidez que resaltaran en aquel loco cuerdo, que "no parece mal un 
refrán traído á propósito^ pero cargar y ensartar refranes á troche moche, hace 
la plática desmayada y baja. „ En la propia opinión abundan nuestros precep- 
tistas todos, aunque valiéndose de diversos téi:minos, al ocuparse más ó menos 
directamente en esta materia; con lo cual no hacen otra cosa. sino asentir al 
dictamen de los sabios maestros de la antigüedad. 

Con todo, tratándose de este particular, no podemos conformarnos con el 
dictamen de Ximenez Patón cuando reprueba las Cartas en Refranes de Blasco 
de Garay por consistir toda su textura en la junta ó agregado de muchos pro- 
verbios unos en pos de otros , pues precisamente en eso mismo hallamos nos- 
otros un mérito singular. En efecto , ¿no lo hay, y grande , en reunir gran copia 
de ellos, enlazarlos entre sí como proposiciones que son premisas ó consecuen- 
cias unos de otros, y formar á este tenor un discurso entero, donde no solamente 
resplandece elgenio, sino el talento más maduro, el más sano juicio? Además, 
¿no se comprende á primera vista que lo que Blasco de Garay se propuso fué 
poner de bulto y relieve el inmenso caudal que de refranes posee nuestra bella 
habla castellana, más envidiada por las demás naciones que envidiosa ella al 
contemplarse tan rica y fecunda en este terreno i? Si el ilustre Maestro de 
Retórica de la Universidad Salmanticense hubiese vivido nías de cien años des- 
pués, y traídose á la vista un ejemplar en lengua francesa áéí Sermón en Pro- 
'i;^r¿?^5 2 publicado en aquella nación el siglo pasado, no hubiera tardado. en 
convencerse, así de qiie permitiéndose todo al estilo jocoso no se niega éste, 
por tanto, á formular un discurso compuesto de sólo refranes, cuanto de que 
habiendo partido la iniciativa de nuestro suelo, por la obra citada y otras que 
aparecen en nuestro Catálogo^ algún mérito debía entrañar semejante inven- 
ción, toda vez que una nación cual la francesa, que en Literatura como en todo 
se precia de ser independiente y original, por más que en rigor no pase de ser 
las más de las veces una ingeniosa y hábil rapsodista, no se desdeñó de imitar 
á la nuestra pasado un siglo de tener dignos modelos en que poder estudiar. 

Es argumento tan claro como la luz del medio día el que, fuera de ocasiones 
tales como las que acabamos de especificar, sería inoportuno é inconveniente 
el uso de los refranes así hacinados unos en pos de otros, pues esto equivaldría 
á sentar por principio que lo accesorio usurpase el puesto de lo esencial , dado 
que el proverbio ó refrán debe emplearse á manera de saínete, y nó como plato 
principal, en los banquetes literarios. Porque su uso debe ceñirse á figurar al 
frente de una obra como tema ó síntesis sobre que versa su estructura; en me- 

1 Aprovecho esta ocasión para copiar textualmente unas palabras del P. Sarmiento (Memorias para 
la Historia de la Poesía y Poetas españoles, pág. 179) con referencia á un testimonio nada sospechoso, por 
extranjero. Dice así: "No me atreviera á decir lo que siento de los (refranes) espaftoles, estoes, que exceden 
á todos en a^dcza , si no tuviese un erudito desapasionado que lo hubiese dicho antes. Este es el famoso Sal- 
masio, quien en carta escrita al citado Lrvvino Wamero, que sacaba á luz los Proverbios pérsicos, resuelta- 
mente concede la primacía en este género á los espaftoles sobre todos los europeos. ínter europeos, Hispani 
in his excellunt: Itali vix cedunt: Galli próximo sequuntnr intervallo.^ En vista de semejante espontanea 
confesión, no nos sorprenderá ya que todas las naciones se hayan apresurado como á porfía á formar colec- 
ciones más ó menos extensas y razonadas de nuestros refranes. 

2 Folleto de 11 páginas en 18.** Hemos creído oportuno él trasladar á nuestra obra dicho curioso opúsculo, 
tal vez desconocido en nuestro suelo; y al hacerlo así, hemos puesto algo de nuestra cosecha, expresando su 
traducción al lado, sin permitirnos más libertades que las necesarias para no incurrir en una versión literal, 
vel quasi, y no como alarde de erudición, en gracia de las personas poco familiarizadas con este linaje de es- 
tudios, más difícil de lo que á primera vista parece, y cuyas ocupaciones divirtieran su atención á asuntos 
más urgentes é i mport antes. Véase el Apéndice ú esta Disertación. 

6 



Digitized by 



Google 



• •■*•* 



42 PARTE PRIMERA 

dio de cualquier escrito ó conversación, como para sazonar, por una parte, y 
autorizar por otra nuestro razonamiento; al fin de una fábula, ó narración, como 
su moralidad ó enseñanza; y, en suma, siempre que su aparición en el discurso 
^ no se desvíe del sendero trazada por los escritores de reconocida sensatez, Ver- 
dadera norma y modelo de ios que pretendan hablar y escribir siempre con toda 
propiedad y corrección; no perdiendo, empero, de vista la parsimonia que debe 
presidir constantemente en el estilo serio, á diferencia de la mayor libertad que 
puede reinar en el festivo, pues que lo contrario sería incurrir en un exceso, 
reprobado á los ojos de la generalidad. Aun así y todo, vemos que es práctica 
casi corriente el que no constituya el refrán parte esencial en la forma ó traba- 
zón del discurso , pues las más de las veces se le suele franquear el paso con 

una de estas ó parecidas salvedades: como enseña un refrán nos advierte 

un adagio que bien dice aquel proverbio que , etc. 

Mubo un tiempo en nuestro suelo en que fué tanto lo que se abusó del refrán, 
que ni lugar tan venerando como lo es la cátedra del Espíritu Santo se halló 
libre de sus repetidas cuanto inoportunas incursiones. Contra tamaño desafuero 
se levantó denodado el famoso autor del Fray Gerundio de Campasas , verda- 
dero Quijote contra los abusos introducidos en el pulpito español, y ridiculi- 
zando con el más ñho sarcasmo y penetrante sátira el olvido tan punible en 
que se hubieran sumergido los depositarios de la palabra divina , logró al cabo 
extirpar semejantes inconveniencias en pro de la Religión y de la Oratoria. No 
creemos deber pasar por alto un testimonio de tan distinguido escritor, así por 
lo que se relaciona íntimamente con nuestro asunto cuanto porque todo lo que 
pudiéramos decir por nuestra parte en el particular sería un pálido reflejo al 
lado de la luz más brillante. Oigamos: ' 

** Sonrióse D. Casimiro, y continuando sus preguntas, dijo á Fray Genmdio: 
Según el autor de Usendísima, ¿cuál es la tercera fuente de la invención?-— 
Los adagios, respondió sin detenerse. — Es fuente muy copiosa, añadió el cole- 
gial; pero Usendísima, ¿qué entiende por adagios? — ¿Qué he de entender? lo 
que cualquiera vieja de mi lugar: Adagios y refranes son una misma cosa. — 
Pues qué, preguntó D. Casimiro, ¿los refranes pueden tener lugar en algún 
género de sermones? — Ahora salimos con eso, respondió Fray Gerundio: y 
¿cómo que pueden y deben tener lugar en ellos? No hay cosa que más los agra- 
cie y que más lo embellezca; yo tengo algunos apuntamientos de adagios va- 
rios que he leído y oído en algunos sermones, los cuales verdaderamente me han 
suspendido, y pienso aprovecharme de ellos cuando me venga á pelo. ¿Dónde 
hay, V. gr., introducción más magnífica para un sermón de honras, que la de 
un religioso grave en un sermón que predicó á un maestro de su Orden que se 
llamaba Fray Eustaquio Cuchillada y Grande, cuando dio principio á su ora 
ción fúnebre diciendo: Al maestro cuchillada y grande? Refrán y equívoco 
que desde luego captó, no sólo la admiración, sino el pasmo de todo el audito- 
rio , y hoy es el día en que yo no acabo de aturdirme de tan bella introducción. 
¿Pues qué aquel divino asunto que predicó un famosísimo orador en las exe- 
quias de D. Antonio Campillo, párroco que fué de cierta iglesia, en cuyo 
campanario había fabricado á su costa una aguja? Fué, pues, el asunto: 
El sastre del Campillo, que puso la aguja y el hilo. Esto es ingenio, y lo 
demás, parla, parla. Y el otro, que predicando el sermón del demonio mudo en 
tiempo de Cuaresma, asistiendo el Santo Tribunal, dio principio con este 



Digitized by 



Google 



DISERTACIÓN 43 

oportunísimo refrán : Con el rey y la Inquisición, í^A/'/rfw^ añadiendo que por 
eso era mudo el demonio de que se hablaba en el Evangelio , porque estaba 
delante de la Inquisición; ¿parécele á usted que no podría predicar aunque 
fuese delante del mismo Papa? Bastan estos ejemplares, y estoy pronto á dar 
á usted aunque sea un ciento de ellos, para que vea si los refranes pueden tener 
lugar en los sermones. 

„Yo, Reverendísimo, tengo muy pocas barbas para meterme en asuntos tan 
hondos, y más no siendo de mi profesión, que se reduce á Latinidad, Retórica 
y Bellas letras, ó Letras humanas por otro nombre. Sin embargo, como en Sa- 
lamanca se trata casi por profesión con tantos hombres doctos, aseguro á 
Usendísima he advertido más de una vez á varios padres maestros doctísimos 
de todas las religiones , censurar mucho á los predicadores, que usan de los 
refranes populares y chabacanos en sus sermones. Los más* templados dicen 
que es una insulsísima puerilidad; otros se adelantan á calificarlo de insigne 
mentecates; y aun no faltan algunos que lo llamsin frenesí, locura, profanación 
del pulpito , y otras cosas de este modo : yo refiero, no califico. Lo que á mí me 
toca por mi profesión, es asegurar á Usendísima que jamás entendí, leí ni oí 
que otros entendiesen por el nombre adagios , en cuanto fuente de la invención 
oratoria ó retorical, lo que entiende Usendísima, esto es, los refranes popula- 
res. —Pues ¿qué se entiende por el nombre de adagio? replicó Fray Gerundio. 
— Voy lo á decir, respondió D, Casimiro. 

"Adagio ó proverbio (que todo es uno), es una sentencia grave, digna, her- 
mosa y comprendida en pocas palabras, sacada como del sagrado depósito de 
la Filosofía moral : Proverbium est verbum dignitatem hahens, et tanquám b 
sacro Philosophiae , unde antiquitatem trahit, depromptum, aequo, gravi, et 
/)«/rAro a5/>^c/w. Por eso llamó Aristóteles á los proverbios: "preciosas reli- 
" quias de la venerable antigüedad preservadas en la memoria de los hombres 
"de la lastimosa ruina que padeció la verdadera Filosofía, debiendo esta pre- 
" servación á su misma brevedad , destreza y elegancia. „ Ciim proverbia dicant 
Aristóteles at veteres philosophi, inter máximas hominum ruinas, interceden- 
tes quasdam reliquias ob dignitatem posteris sérvalas. Si no me engaño 
mucho, á esto se reducen los Proverbios de Salomón, que distan infinitamente 
de ser refranes vulgares, siendo una colección de sentencias verdaderamente 
divinas , enderezadas todas á gobernar nuestras acciones por la regla de una 
perfectísima conducta cristiana, política y racional ^ „ 

Afortunadamente para la causa de la Religión y de la ilustración de nuestro 
país, ha reivindicado el pulpito en nuestros tiempos los derechos que de jus- 
ticia le pertenecen : y si por casualidad se hallase hoy algún nuevo Gerundio, 
fuerza es no relegar al olvido que una golondrina no hace veranó. 

Después de cuanto hemos creído indispensable encerrar en esta Disertación, 
á pesar de lo mucho que omitimos, pero que, á darle cabida en esta oca- 
sión 2, tal vez se saliera de los límites de nuestro propósito, concluyamos 



1 Lib. V , cap. 111. 

2 Los Refranes forman también parte muy interesante de los Juegos de sociedad. ¿ Quién no conoce los 
Refranes colocados, los Refranes propuestos, los Refranes representados, 6 en actid^f^ etc.? Pues dichos 
juegos no pueden ejecutarse sin tener un conocimiento más que mediano de la Paremiologia, & fin de hallar- 
se en disposición de ocurrir pronta y acertadamente á todas las condiciones y exigencias que constituyen la 
Índole de pasatiempo tan ingenioso como recreativo. 



Digitized by 



Google 



44 PARTE PRIMERA 

diciendo que el estudio paremiológico es más útil é importante de lo que á pri- 
mera vista aparenta, pues no porque los Refranes deban su ser al vulgo se 
hacen menos acreedores á la consideración del hombre de letras; antes al 
contrario-, son tanto más dignos de su atención , cuanto que , como acabamos 
de ver, reflejan el grado déla cultura de un pueblo: en su consecuencia, 
menospreciar semejante estudio equivaldría á olvidar su pasado, y olvidar su 
pasado no es otra cosa que renunciar á su historia. Además , como quiera que 
este rama de la Literatura abraza el estudio del dicho en general , pueden de- 
rivarse del análisis comparativo entre las diversas formas que éste ostenta 
grandes descubrimientos y oportunas aplicaciones en más de un sentido ; pues 
si bien los Axiomas vienen á ser como los Refranes de la Filosofía cienúfica, 
los Refranes no son más ni menos que los Axiomas de la Filosofía vulgar. 



Digitized by 



Google 



APÉNDICE 



ít SERKON !N PR0V8RBÍS 

Tant va La cruche k l'eau, qu'á la fin elle se casse. 

(Ces paroles sot t ir ees de Th. Corneille, 
Moliere et compagnie ; Sganarelle á Don 
Juan, acte V, scéne 3. ) 

Mes chers f reres , 

Cette vérité devrait faire trembler 
tOHS les pécheurs ; car enfin Dieu est 
bon, mais aussi qui aime bien cháti^ 
bien. II ne suffit pas de diré: je me 
convertir ai; ce sont des propos en Vair; 
autant en emporte le vent. Un bon 
tiens vaut mieux que deux tu Vauras, 
il faut ajuster ses flñtes, et ne pas 
s^endormir sur le rdti; on sait bien oh 
Pon est, mais on ne sait pas oii Von 
va, et quelquefois on tombe de fiivre 
en chaud mal; Von troque son cheval 
borgne contre un aveugle. 



Au sur plus, mes chersfrbres, honni 
soitqui mal y pense, II n^est pire sourd 
qiie celui qui ne veut pas entendre; á 
décrasier un more , on perd son temps 
et son savon; et Von ne peut faire boi- 
re un áne sUl n^a soif. Suffit , je parle 
comme saint Paul , la bouche ouverte, 
et pour tout le monde; et qui se sent 
morveux, se mouche; ce queje vous en 
dis, n^est pas que je vous en parle; 
mais comme un fou avise bien un sa- 
ge, fe vous dis votre fait, et negáis 
pas chercher midi á quatprze heures. 



EL S8RMÓN EN REFRANES 

Tantas veces va el cantarillo á la fuente 

(Palabras tomadas de Cervantes, en su Don 
Quijote, parte 1.*, cap. xxx.) 

Mis amados hermanos: 

^ Esta verdad debería hacer temblar á 
todos los pecadores; porque aun cuan- 
do Dios es bueno, quien bien te quiera 
te hará llorar; pues no basta decir: yo 
me convertiré , porque esto no pasa de 
ser hablar al aire, y sabida cosa es que 
palabras y plumas el viento las lleva. 
Más vale un toma que dos te daré; sin 
poner los medios no se consigue el fin; 
no hay que dormirse en las pajas, pues 
nadie sabe en qué vendrá á parar el 
día de mañana, y no pocas veces suce- 
de que huyendo del perejil nos nace 
en la frente , y que se sale de Herodes 
para entrar en Pilatos. 

Por lo demás, queridos hermanos, 
jura mala en piedra caiga; no hay peor 
sordo que el que no quiere oir; es per- 
der tiempo querer volver blanco lo 
prieto, y no llevarán el asno al agua si 
no tiene gana. Básteos saber que hablo 
como mi abuela , con la boca abierta, 
para que todos me entiendan ; conque 
así, al que le pica, que se rasque, por- 
que lo que estoy diciendo no son cuen- 
tos de camino, sino que como los locos 
dan banquetes para los cuerdos, yo 
cumplo con deciros las verdades del 
barquero, y no trato de andar buscan- 
do cinco pies al gato. 



Digitized by 



Google 



46 



APÉNDICE 



Oui, mes f reres ,vous vous antuses 
á la moutarde, vous faites, des cha- 
teaux en Espagne, mais preñes gar- 
de, le démon vous guette comme le chat 
fait la souris: ilfait d^abord paite de 
velours ; mais quand unefois il vous 
liendra dans ses griffes, il vous trai- 
lera de ture á more, et alors vous 
auresbeau vous chatouiller pour vous 
faire rire^ etfaire le bon apotre, vous 
en aureB tout du long et tout du lar- 
ge. Si quelq^un revenait de Vautre 
monde et quHl enapportát des nou- 
velles, alors on y regarderait á deux 
fois ; chat échaudé craint Veaufroide; 
quand on sait ce qu^en vaut Vaune on 
y met le prix; mais lá-dessus les plus 
clairvoyants n^ y voient goutte. La 
nuit tous les chats son gris, et quand 
on est mort, c^est pour longtemps. 

Preñes garde, dit un grand hom- 
me, n'eveilles pas le chat qui dort; 
l'occasion fait le lar ron; mais les 
battus payeront Vamende;fin contre 
fin ne vaut rien pour doublure; ce qui 
est doux á la bouche est amer au 
cceur, et ií la Chandeleur 5ont les 
grandes douleurs. Vous étes á l'aise 
comme rats en paille; vous aves le 
dos au feu et le ventre á table; on 
vous pr eche, et vous n'écoutes pas; je 
le crois bien, ventre affamé n'a point 
d'oreilles; mais aussi rira bien qui 
rira le dernier, Tout passe, tout cas- 
se, tout las se; ce qui vient de laflúte 
retourne au tambour, et l'on se trouve 
le cul entre deux selles; mais alors il 
n'cst plus temps; c'est de la moutar- 
de aprés dtner; il est trop tard defer- 
mer Vécurie quand les chevaux sont 
dehors. 



Souvenes-vous done bien, mes chers 
frireSy de cette le^on: faites vie qui 
dure; il ne s'agit pas de brüler la 
chandelle par les deux bouts, Qui 
trop embrasse mal étreint; et qui 



Sí, hermanos míos, andáis mirando 
las musarañas , y no pensáis más que 

en levantar castillos en el aire; pero 

ratones arriba , que no todo lo blanco 
es harina: el demonio os halagará en 
un principio haciéndoos la mamola; 
mas tened entendido que cuando os 
haya apresado entre sus garras os tra- 
tará á la baqueta, y entonces, por más 
que queráis poner á mal juego buena 
cara, y hacer la gata ensogada, tra- 
bajo os mando. Si alguno viniera con 
noticias del otro mundo, abriríais tan- 
to oído, semejantes al gato escaldado 
que del agua fría huye, porque de los 
escarmentados nacen los avisados; pe- 
ro en este particular todos estamos ra- 
pados á navaja : de noche todos los ga- 
tos son pardos , y el que se muere, por 
allá se queda. 

Cuidado, dice un gran varón, con 
despertar al gato que duerme; en puerta 
abierta el justo peca ; pero sobre cuer- 
nos, penitencia, y donde las dan, las 
toman; no todo loque se quiere se debe, 
y cuando se van los amores quedan los 
dolores. Estáis como aquél que dice: 
aquí me las den todas ; pues media vida 
es la candela, pan y vino la otra me- 
dia; conque así, predícame, padre, que 
por un oído me entra y por otro me 
sale : no lo extraño , porque estómago 
hambriento no escucha razones ; pero 
lo cierto es que al freír será el reir, y 
al pagar será el llorar. Todo tiene fin 
en este mundo ; los dineros del sacris- 
tán, cantando se vienen y cantando se 
van ; muchas veces acuden dos al saco, 
y el saco en tierra ; y no pocas sucede 
que cuando se intenta levantarlo ya es 
tarde, verificándose aquello de que al 
asno muerto la cebada al rabo , y des- 
pués de vendimias, cuévanos. 

Por lo tanto , acordaos bien, mis que- 
ridos hermanos , de esta lección que os 
voy á dar: quien quiera ser viejo, co- 
miéncelo presto , porque el que adelan- 
te no mira, atrás se queda; quien mu- 



Digitized by 



Google 



APÉNDICE 



47 



court deux Ithvres á la fots n*en 
prend potni. II ne faut pas non plus 
jeter le manche aprés la eognée. Dieu 
a dit: Atde-toí, et je t'aiderai, N'est 
pas marchand qui toujours gagne; 
quand on a peur du loup, il ne faut 
pas aller au bois; mais contra mau- 
vai'se fortune, il faut f aire hon cceur, 
battre le fer tandis qu'il est chaud. 
Un homme sur la ierre est toujours 
sur le qui'Vive, On ne sait ni qui vit 
ni qui meurt; Vhomme propose, et 
Dieu dispose; tel rit aujourd'hui qui 
dimanche pleurera: il n'est si bon 
cheval qui ne bronche; quand on par- 
le du loup, on en voit la queue. 

Ouiy messieurs , aux yeux de Dieu 
tout est égal, riche ou pauvre, n' im- 
porte, Bonne renommée vaut mieux 
que ceinture-dorée. Les riches payen t 
les pauvres, et ils se servent souvent 
de la patte du chat pour tirer les mar,- 
rons hors du feu; mais chacun pour 
soi, et Dieu pour tous, Unauteur céle- 
bre a dit: chacun son métier, les va- 
ches seront bien gardées; il ne faut 
pas que Gros-fean remontre á son 
curé, Chacun doit se mesurer á son 
aune; et comme on fait son lit on se 
conche. Tous les chemins vont á Borne, 
dit'On, mais il faut les connaítre, et 
ne pas prendre ceux qui sont pleins 
de pierres; il faut aller droit en be- 
so gne, et ne pas mettre la charrue de- 
vant les boeufs. Quand on veut son 
salut, voyes-vouSy il faut y aller de 
cul et de tete, comme une corneille qui 
abat des noix. Si le démon veut vous 
dérouter, laisseB-le hurler; chien qui 
aboie ne mord pas; soyes bohs che- 
vaux de trompette, ne vous effarou- 
chez pas du bruit. Les méchants vous 
riront au nes, mais c'est un rire qui 
ne passe pas le noeud de la gorge. Au 
demeurant, chacun á son tour; et 
puis, á chaqué oiseau son nid semble 
beau; aprés la pluie, le beau temps; et 



cho abarca poco aprieta , y quien todo 
lo quiere todo lo pierde. Tampoco de- 
bemos echar la soga tras el caldero, 
porque Dios ha dicho: ayúdate, y yo te 
ayudaré; por otra parte, el perder y 
el ganar, todo es comerciar, y quien 
no quiera ver lástimas, no vay-a á la 
guerra ; pero es preciso no olvidar lo 
necesario que es á veces hacer de tri- 
pas corazón , y que al hierro caliente, 
batir de repente. Quien mucho duerme, 
poco medra ; tan presto va el cordero 
como el carnero; el hombre propone, y 
Dios dispone ; del bien al mal no hay 
un canto de real ; el más sabio la yerra; 
y en nombrando al ruin de Roma , al 
punto asoma. 

Sí^ señores, ante Dios todos los hom- 
bres son iguales , lo mismo el rico que 
el pobre ; y por lo tanto, nada significa 
en su tribunal aquello de más vale bue- 
na íama que cama dorada; así es que, 
si los ricos pagan á los pobres, también 
sacan el ascua con mano ajena; por eso, 
lo más seguro es que cada uno para sí, 
y Dios para todos. Ha dicho cierto cé- 
lebre autor, que, la misa, dígala el cu- 
ra, y que en vano pretenden engañar 
los pollos á los recoveros; por tanto, 
ninguno extienda la pierna más allá 
de donde le alcance la sábana^ y tenga 
presente que, quien mala cama hace, 
en ella yace. Dícese que todos los cami- 
nos van á parar á mi casa; pero el 
quid está en conocerlos y no seguir los 
que están sembrados de piedras, pues 
debemos ir derecho al bulto, y no tomar 
el rábano por las hojas. Cuando desea 
uno alcanzar su salvación, ya com- 
prendéis que es preciso hacerlo de hoz 
y de coz; si el demonio quiere desorien- 
taros, aulle cuanto quiera, que perro 
que ladra no muerde; en el ínterin, es- 
tad vosotros curados de espanto y he- 
chos á prueba de bomba. Reiránse los 
malvados en vuestras barbas; no os 
importe , que su risa es de dientes afue- 
ra; por lo demás, cada uno atienda á 



Digitized by 



Google 



48 



APÉNDICE 



apris la peine, le plaisir; mais lat's- 
ses diré, alies: trop gratter cuit, trop 
parler nuit, Moques-vous du qn'en 
dira-t'On, et ne croyes pas que qui se 
fait brebis, le loup le mange, Dieii a 
dit: Plus vous seres huwiliés sur la 
terre, plus vous seré 7 eleves au cicL 



EcQUtez bien ceci, mes enfants, je 
vous parle d'aboudance de coeur: il 
n'est qu'un mot qui sauve; il ne faut 
pas tant de beurre pour faire un 
quarteron. Quiconque fera bien, trou- 
vera bien. Les écrits sont des males, 
et les paroles sont des femelles, dit- 
on; mais on prend le boeuf par les 
comes, et Vhomme par les paroles; et 
quand les paroles sont dit es, Vean 
bénite est faite. 

Faites done de sérieuses réjlexions, 
mes frhres, choisisses d'étre á Dieu 
ou au diable, il n'y a pas de milieu; 
il faut passer par la porte, ou par la 
fenétre; vous n*étes pas ici pour enfi- 
ler des per les, c'est pour faire votre 
salut: le démon a beau vous dorer la 
pilule, quand le vin sera versé, i I 
faudra le boire; et c'est au fond du 
pot qu'on trouve le marc. 

Au reste, á V impossible nul n'est 
tenu;je nepeux pas vous sauver mal- 
gré vous. On dit que ce n'est rien de 
parler, le tout est d'agir ; et comme 
charité bien ordonnée commence par 
soi-mhne, je vais tácher de faire mes 
orges, et de tirer mon épingle du jeu; 
alors, quand je serai sauvé, arrive 
qui plante; alies au diable, je m'en 
lave les mains. 



Au nom, etc. 



su juego ; así como así, á cada pájaro le 
gusta su jaula ; después de la tormenta 
vuelve la serenidad, y tras de este 
tiempo otro vendrá; digan, que de Dios 
dijeron, que quien mucho habla, mucho 
yerra. Burlaos del qué dirán, y no 
creáis sino que al que se hace de miel 
se lo comen las moscas, teniendo en- 
tendido que, á quien se humilla, Dios 
le ensalza. 

Atended biená lo que os voy á decir, 
hijos míos, pues os hablo con el co- 
razón en las manos ; y como la verdad 
no es más que una, el camino corto 
presto es andado.El hacer bien nunca se 
pierde; obras son amores, que nó bue- 
nas razones, según dicen: por eso con- 
viene tomar al buey por el asta, y al 
hombre por la palabra, y porque pala- 
bra y piedra suelta no tienen vuelta. 

Pensad, pues, seriamente, mis que- 
ridos hermanos ; y puesto que en este 
asunto no hay término medio , decidios 
por pertenecer á Dios, ó al diablo. *0 
herrar, ó quitar el banco ; aquí no ha- 
béis venido para papar moscas, sino 
para pensar en vuestra salvación; y 
por más que el demonio dore la pildo- 
ra, á lo hecho no hay remedio, y el úl- 
timo mono se ahoga. 

Por lo demás , nadie está obligado á 
lo imposible , y así , en vano trataría yo 
de salvaros contra vuestra voluntad. 
Dícese que el amor y la fe en las obras 
se ve; y como la caridad bien ordenada 
empieza por uno mismo, voy á tratar 
de hacer mi agosto y recoger velas en 
tiempo oportuno. Después que yo me 
haya salvado, poco me importa que se 
hunda el mundo , y que cargue el dia- 
blo con vosotros , que yo me lavo las 
manos. 

En el nombre, etc. 



Digitized by 



Google 



PARTE SEGUNDA 



CATALOGO 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Google 



' .1, ' J' . ,. -,'-^ ' f .' 



'.^ ; * , 



CATÁLOGO 



PAREMIOLÓGICO CASTELLANO 



Jl\^ 



ADAGIA (Selectissima hisp ano- 
latín a) tám ver acia, quám óm^ 
nibus necessária, atque utilia. 

Un vol. , 8.^, de 116 págs. , sin expre- 
sión de lugar, año ni impresor. Parece 
ser de principios del siglo próximo pa- 
sado, ó fines del anterior. 

ADAGIALES ac Metaphorice for- 

MULAE ET AD DICENDUM ET AD SCRI- 
BEND^JM VALDE ÚTILES: et UCCeS- 

sarie Hispano sermone nuper 
a Joáne Ruíbío Biistamantio 
Summa cum diligentia Expla^ 
nate. M. D, L, L 

Alñn: 

C Summa huic operi mantis im- 
posita ftiit Cesarauguste , décimo 
quinto Calendas Decembris. 
M. D, L. L Excudebat Stephanus 
G. De Nagera. (Hay un escudo). 

Un vol., 8.*^, gót., 124 hojas, incluso 
la portada. 



Las frases proverbiales y metafó- 
ricas que constituyen la esencia de 
este libro , están redactadas por orden 
alfabético , primeramente en latín, con 
su correspondencia al castellano desde 
la pág. 3 hasta la 80 vuelto ; y después 
viceversa, desde la 81 hasta la conclu- 
sión. Las erratas ocupan la plana par 
de la hoja 123, y la impar de la 124 y 
última. 

Es obra que escasea. 

ADAGIALIA Sacra Veteris et 
Noví Testamenti: collectore ac 
interprete, Martino del Rio ant- 

> verpiensi, Societatis lesv Sa- 
cerdote, &S, Scripturae publico 
Salmanticae professore. Editio 
secunda & accurata. Cum Indi' 
cibus necessariis, Lvgdvni, 
Sumptibus Horatii Cardón, 
M.DCXIV. Cum Priuilegio S. 
Caesar. Maiest, & Christianiss, 
Franc & Nauarr. Regis. 



Digitized by 



Google 



PARTE SEGUNDA 



Dos vols. , 4.^ mayor. (El 2.^ impreso 
el año de 1618. ) 

Obra postuma, á la cual no pudo 
dar el autor la última mano por ha- 
berle sorprendido la muerte cuando 
estaba trabajando en ella ; así es que, 
de 1522 adagios ó modismos prover- 
biales que había entresacado este docto 
jesuíta del Antiguo Testamento, con el 
objeto de explicarlos y comentarlos, 
sólo unos 300 llegaron á recibir la 
ilustración oportuna para ser dados á 
luz, quedando los demás en bosquejo. 
Hay que advertir también que, aun 
cuando se consigna en la portada el 
tratar asimismo esta obra de las Fra- 
ses adagiales del Nuevo Testamento, 
nada se encuentra en ella que diga re- 
lación con este particular, como no 
sea alguna que otra cita aislada que 
venga en apoyo del aserto de su autor; 
lo cual prueba una vez más que la 
muerte no le permitió llevar á cabo su 
plan por completo. 

Así y todo , ofrece esta obra noticias 
é investigaciones tan eruditas como 
curiosas, que hacen su lectura muy in- 
teresante é instructiva, y digna por 
ende de ser buscada con afán , tanto 
más, cuanto que se ha hecho suma- 
mente rara. En ella se parangonan tal 
cual vez (pasan de sesenta) los ada- 
gios de la Escritura con sus corres- 
pondientes vulgares castellanos, razón 
por la cual no he juzgado intempestivo 
darle cabida en este lugar. 

La primera edición de esta obra se 
hizo en el mismo lugar y por el pro- 
pio impresor (1612-13), igualmente en 
dos tomos en 4.*^ 

ADAGIO ESPAÑOL. 

Con tal título se halla una ilustra- 
ción acerca del refrán español Los 
niños y los locos dicen las verdades y 
en el tomo ii de la Demostración crí- 
tico-apologética del Teatro crítico uni- 



versal de Feijóo, por el P. Fr. Martín 
Sarmiento, Discurso xx, | x. 

ADAGIORUM CENTVRIAE 
QUINQ;. 

Con este título, que no cumple lo 
que promete, se halla una colección 
de sólo 197 adagios, entre castella- 
nos y valencianos, con su respectiva 
correspondencia latina, en la obra que 
lleva por título : 

Lavrentii Paltnyreni de vera & 
facili imitatione Ciceronis cui ali- 
quot opusctila studiosis adolesce- 
tibus vtilissima adiuncta sunt, vt 
ex sequenti pagella cognosces, Ad 
Illustrissimum virum Honora- 
tiim Joanniü Caroli Hispaniartí 
Principis praeceptorem dignissi- 
müm, Caesaraiigustae. 1560. 

I voL, 8.*^, 132 ho}. sin foliación ni 
reclamos; sólo con signaturas. La por- 
tada es orlada. 

Al fin: 

II Fue impresso el presente libro 
en la muy noble ciudad de Cara- 
go (a, en casa de Pedro Bernus. 
Acabóse a nueue dias del mes de 
Marfo del año. 1560. 

(Escudo del impresor.) 

Es chistosa, por demás, la disculpa 
alegada por el autor tocante á enca- 
bezar esta sección de su obra con el 
guarismo de 500, sin llegar á comple- 
tar siquiera dos centenas, á título de- 
cuenta redonda. Hé aquí, fielmente 
transcritos, los términos en que funda 
dicha su excusa: 

"Intención tenia dar te de estos ada- 
gios asta quinientos, pero veo, que es 
materia que se oluida mucho, no quie- 
ro cargarte de tanta carga. Solo te 
auiso que enel componer epistola lati- 
na, o oration, que te guardes de mu- 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



.^3 



chos adagios, basta en vna epístola 
breue vn adagio , en vna mediana dos, 
en vna prolixissima quatro, en vna 
breuissima ninguno. H. ^ pues para q 
me ha sacado tantos? P. para q sepas, 
quando enlos autores los halles, tra- 
duzirlos en romance, o de romace en 
latin. Por que si en Cicero hallas alia 
quercum excute, no te estara bien, 
traduzir sagude otra enzina, sino á 
otra puerta, que esta no se abre. Y 
cierto assi lo hazen hoy los q bien en- 
señan , y aunque muchos maestros en 
Aragón lo hazen muy bien, á mi pa- 
recer entre todos se señala el maestro 
Hernández de Daroca. Porq ayer vi 
vn mácebo q vino nueuo a mi audito- 
rio, y mirando le vn libro q trahia es- 
cripto de mano, vi muchos quadernos 
de phrases de Cicero, y otros de sen- 
tentias notables, otros de adagios, y 
dixo me q aqllo les dictaua en las pla- 
ticas su maestro Hernández, Assi es- 
toy muy alegre en ver nro Aragó tan 
illustrado, q ya no nos podra llamar 
barbaros como solian. „ etc. 

Vamos, si no á cuentas, á comentos. 

Primeramente: si es tan pesada la 
carga de tener que confiar á la memo- 
ria la suma de 500 refranes con sus 
correspondencias en otra lengua, ¿á 
qué prometer lo que va á ser desmen- 
tido muy en breve? Y en segundo lu- 
gar: si ese maestro Hernández , cuyo 
testimonio se evoca como autoridad 
en la materia, merece ser escuchado, 

¿por qué no se le imita ? Aunque 

se me trate de zahori en esta ocasión, 
voy á decir lo que siento acerca del 
particular. En mi concepto, Lorenzo 
Palmireno quiso ahorrarse pliego y 
medio de impresión, justitos y cabales, 
según la cuenta que he tenido yo la 
calma de sacar á plana y renglón. 

Por fin y postre del presente artícu- 

1 Abreviatura de Hijo^ así como más adelante lo 
es de Padre la P., supuesto estar escrito este opúscu- 
lo en forma de diálogo entre un padre y su hijo. 



lo daré ahora traslado del siguiente 
Aniso, que obra á la hoja E vij vuelto, 
y es notable por más de un concepto. 
Dice así puntualmente copiado : 

« Donde cuento abaxo los comenta- 
dores catholicos de Cicerón, doy por 
reprouado a Xysto Betuleio, en todo 
lo q ha scrito : porque tenia entOces 
enla mano el catalogo del papa Paulo 
quarto. Después de acabado el librico, 
conferiendo le con el catalogo del San- 
to officio de Castilla , halle solamente 
ser prohibido sobre los officios de Ci- 
cero. Dios le de mucha vida al inqui- 
sidor maior, que ha sido en esse y 
otros libros , mas liberal có los estu- 
diosos que no el Papa, porque si los 
adagios de Erasmo nos quitaram como 
el Papa quería en su catalogo, bien te- 
niamos que sudar. Assi bié podras leer 
a Xysto Betuleio en lo que abaxo 
allego. » 

V. el Catálogo de la biblioteca de 
Salva, t. u, pág. 224, núm. 2.119. 

ADAGIORUM (Fernandi Arcaei 
Beneue i tani) ex verna \ cula id 
est hispana lingua la \ tino ser- 
mone reddito \ rum quinquage \ 
nae qiiinqz \ addita \ ad \ ini- 
tium I cujuslibet quinquagene 
Fabella. \ O Cum superioris fa-- 
cuítate, I 1533. 

1 vol. 8.°, port. orlada, 5hoj. prelim., 
1 en blanco, 70 págs. dobles, signatu- 
ras, foliación en números arábigos, á 
empezar desde el pliego b, desde el 
guarismo 9, lo que parece indicar que 
falta al pliego anterior otra hoja en 
blanco , ó tal vez una portada especial 
y sencilla antes del texto, que comien- 
za en dicho pliego b, y supuesto que el 
contenido del primer medio pliego an- 
terior está completo, por las signatu- 
ras a, a 2, a 3, a 4. Sin reclamos. 
Let. gótica. 

La suma rareza de este precioso 



Digitized by 



Google 



54 



PARTE SEGUNDA 



opúsculo , y tan raro que no ha faltado 
bibliófilo de los más distinguidos de 
nuestros días que llegara á dudar de 
su actual existencia, me impulsa á dar 
de él una noticia la más detallada. 

En la portada vuelto se lee lo si- 
guiente : 



>TI 



"OOCTASTICHON JA. A CORDURA 

AD LECTOREM 

Qui petis vrbanas mír exercer loqllas, 

Discereqz grauíü> fita dicta vír, 
Perpetua contede manu versare libellum , 

Fernandus ppero que tibi marte dedit, 
Hic turris cognomcn hict maiorib' aptum, 

Lurainc qua vigili mira videre potes 
Disticho erit pmo saliu tibi plena supcllex, 

Postcriore comes docta mincrua tuus.^ 

La hoja segunda empieza así : 

" Ferdinandus Arcae' Beneuetan\ 
D. Ja. a Corduba Archidiácono His- 
palensi viro vndequaqz absolutissi- 
mo. S.„ 

Conteniendo esta dedicatoria 5 ho- 
jas, y acabando: 

" C Salmanticg sexto idus Martias. 
Anno millesimo quingentésimo trigé- 
simo terfio. „ 

Sigue la hoja en blanco, y después, 
á la primera del pliego b, pág. 9, co- 
mienza el texto. 

La estructura'de éste es como sigue: 

A cada una de las 5 quinquagenas 
de proverbios precede una fábula lati- 
na, cuyos títulos son: 

„ Cassitae et pullorum. 
Vulpis et herinacei. 
Simiarum saltatricum. 
Aeluri, et galli gallinacei. Y 
Culicis et lenis. „ 

A cada una de ellas siguen 50 refra- 
nes castellanos, precedidos siempre 
en cada sección del título Affabulatio, 
esto es. Moralidad, y glosados en ver- 
so latino^ por el autor. 



De estas glosas, cuya totalidad in- 
troduce en sus Refranes taro y Ce- 
jado, haremos caso pmiso (porque el 
no verificarlo así equivaldría á copiar 
casi todo el libro ), contentándonos con 
trasladar los 150 proverbios castella- 
nos , algunos de los cuales están repe- 
tidos. 

Helos aquí catalogados por el orden 
en que se hall^ presentados en el 
texto : 

Amigo de taza de vino. 

A santa María no le cates vigilia. 

Por tu ley, y por tu rey, y por tu 
tierra morirás. 

Haz bien y no cates á quién. 

Haz mal , y guarte. 

Cada par, con su igual. 

Tres cosas son que matan al hombre: 
putas y dados y cominos de odre. 

Llena es la villa de bartolomillos. 

En casa del herrero cuchillo mango- 
rrero. 

Garganta mala, postilla para. 

Morcilla que el gato lleva, galdua da. 

Tan presto va el cordero como el car- 
nero. 

Quien malas mañas ha , tarde ó nunca 
las perderá. 

Quien bien sirve no medra. 

Quien burla al burlador, cien días 
gana de perdón. 

Más valen amigos en la plaza, que 
dineros en el arca. 

No dan morcilla sino á quien mata 
puerco. 

Cual es Olalla , tal casa manda. 

No se toman truchas á bragas enjutas. 

De lo que no habéis de comer, dejaldo 
bien cocer. 

Mear claro, y dar una higa al médico. 

Callo por el tiempo en que me hallo. 

Oficio ajeno dineros cuesta. 

Mundo redondo : quien no sabe nadar 
vase á lo hondo. 

Más vale pájaro en mano que buitre 
volando. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



oo 



Do te quieren mucho , no entres á me- 
nudo. 

No hay bien que cien años dure, ni 
mal que á ellos allegue. 

So mala capa yace buen bebedor. 

Más cerca están dientes que parientes 

A la larga, el galgo á la liebre mata. 

Por un ladrón pierden los ciento me 
son. 

Aún no asamos, ya pringamos. 

Quien escupe al cielo, en la cara le 
cae. 

Avezóse la vieja á los berros. 

En lo que estamos, benedicamus. 

Beata con devoción, las haldas largas 
y el rabo ladrón. 

No hay reina sin su vecina. 

¿Quién te hizo alcalde? Falta de hom- 
bres buenos. 

El que algo debe , no reposa como 
quiere. 

La salsa de san Bernardo. 

Cría el cuervo, sacarte ha el ojo. 

El mandar no quiere par. 

Quien en lugar ruin pone viña, á cues- 
tas saca la vendimia. ^ 

No me pesa del jugar, sino que te quie- 
res desquitar. 

Quien dineros tiene, hace lo que quiero 

Quien no tiene hermano, no tiene pie 
ni rtiano. 

Dado ruin, cuatro manos encona. 

Mal parto, hija en cabo. 

Las cosas nuevas aplacen. 

A Santa María no le cates vigilia. 



Quien con mal anda, con mal acaba. 

Al buen callar llaman Sancho. 

Tanto vales como has. 

Huésped con sol , ha honor. 

De chico verás qué grande harás. 

No es el bien conocido hasta que es 

perdido. 
Hombre harto no es comedor. 
Quien feo ama , hermoso le parece. 
Junio, Julio y Agosto, señora, no soy 

vos tro. 



En Hebrero, un rato al sol y otro al 
humero. 

Leña para Abril, y pan para Mayo. 

Cuando Marzo vuelve de cabo, ni deja 
carnero encencerrado, ni pastor en- 
zamarrado. 

Pleito y orinal, en la casa de quien 
quisieres mal. ' 

Más vale vergüenza en cara que man- 
cilla en corazón. 

Más vale á quien Dios ayuda que al 
que mucho madruga. 

El mal entra á brazadas y sale á pul- 
garadas. 

El humo, y la mujer, y la gotera, echan ' 
al hombre de su casa. 

A ti lo digo, hijuela, entendeldo vos, 
mi nuera. 

Si Marina bailó, tome lo que ganó. 

Del lunes al martes pocas son las 
artes. 

Más vale un toma que dos te daré. 

La mujer y la gallina por andar se 
pierde aína. 

Palabras y plumas, el viento las lleva. 

A muía vieja, cabezadas nuevas. 

Buey suelto bien se lame. 

Mozo vergonzoso, el diablo le lleva á 
Palacio. 

Al buey viejo no le cates abrigo. 

A la mujer barbuda, de lejos me la 
saluda. 

El abad donde canta , de ahí llanta. 

Cuando el cojo de amores muere, ¿qué 
hará el que andar puede? 

A gana de comer no hay mal pan. 

Cedacillo nuevo, tres días en estaca. 

Cuando te dieren la cochinilla , acorre 
con la soguilla. 

Más vale de balde hacer, que de bal- 
de ser. 

Antes que te cases, mira lo que haces. 

Calenturas de Mayo, salud para todo 
el año. 

Quien todo lo quiere, todo lo pierde. 

No hay cosa encubierta, que tarde ó 
temprano no sea descubierta. 

De cas de ruin , nunca buen aguinaldo. 



Digitized by 



Google 



56 



PARTE SEGUNDA 



Nó con quien naces, sino con quien 
paces. 

; Quién es tu enemigo? hombre de tu 
oficio. 

El perro del hortelano, ni quiere co- 
mer las berzas, ni que las coman. 

Habla la boca por do pague la coca. 

Mozo goloso, higo á dinero. 

Quien yerra y se enmienda , á Dios se 

. encomienda. 

A perro viejo nó cuz cuz. 

Dejemos padres y abuelos, seamos por 
nosotros buenos. 

En la casa llena, presto se guisa la 
cena. 

Romero hito saca zatico. 

Al buen callar llaman Sancho. 



La natura reversura. 

No hay boda sin tornaboda. 

La letra con sangre entra. 

En casa del ruin, la mujer es alguacil. 

A palabras locas, orejas sordas. 

El can con rabia, de su dueño traba. 

El buen hombre goza el hurto. 

Mientras más somos, menos valemos. 

Pescador de caña, más come que gana. 

Si la dicha corre, más gana que come. 

La mujer loca, por la lista compra la 

toca. 
Cabra coja no tenga siesta. 
Tiempo tras tiempo , y agua tras 

viento. 
El conejo ido, el consejo venido. 
Quien bien quiere á Beltrán , bien quie- 
re á su can. 
Puta la madre, puta la hija, puta la 

manta que las cobija. 
Ni pidas á quien pidió, ni sirvas á 

quien sirvió. 
La casa hecha , y el huerco á la puerta. 
El hábito no hace al monje. 
Allegadora de la ceniza, derramadora 

de la harina. 
Al villano, dalde el pie, tomaráos la 

mano. 
Más hay días que longanizas. 



De luengas vías, luengas mentiras. 
Quien lengua ha, á Roma va. 
Quien espera, desespera. 
El dar quebranta las piedras. 
Quien tiene tienda , que atienda. 
No es cada día Pascua ni vendimia. 
Al buen entendedor, pocas palabras. 
A un ruin , ruin y medio. 
A un traidor, dos alevosos. 
Perro que mucho ladra, poco muerde. 
Lo que ha de llevar el mur, dalo al 

gato, y quitarte ha de cuidado. 
A quien es de vida , el agua le es me- 

lecina. 
A quien es de muerte, el agua le es 

fuerte. 
El polvo de la oveja, alcohol es para 

el lobo. 
Quien tiempo tiene y tiempo atiende, 

tiempo viene que se arrepiente. 
De rabo de puerco, nunca buen virote. 
Quien no ha duecho bragas, róenle las 

costuras. 
Quien >nal pleito tiene, á voces lo 

mete. 
Del pan'de mi compadre, buen bocado 

á mi ahijado. 
Dijo la sartén á la caldera: tírate allá, 

culnegra. 
Entre dos amigos, un alcalde y dos 

testigos. 
Quien hace un cesto, hará ciento. 
De do fueres, haz como vieres. 
Antes moral que almendro. 
Quien da lo suyo antes de su muerte, 

merece que le den con un mazo en la 

frente. 
Con latín , y florín , y rocín , andarás el 

mundo. 
Mal me quieren mis comadres porque 

les digo las verdades. 
No hay boda sin tornaboda. 



Que por allá, que por acá, daca la 

capa. 
Más vale saber que haber. 
Comer uva, y pagar racimo. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



57 



Bien canta Marta después de harta. 

A do te quieren mucho, no entres á 
menudo. 

El rabo está por desollar. 

Va el rey do puede , y nó do quiere. * 

No hay tal cirujano como el bien acu- 
chillado. 

Quien á buen árbol se arrima , buena 
sombra le cobija. 

Quien mal pleito tiene , á voces lo 
mete. 

Un loco hace ciento. 

Buen corazón quebranta mala ven- 
tura. 

Comeldo vosotras, manga3. 

El viejo en su tierra, y el mozo en el 
ajena , mienten cuanto pueden. 

Ni fíes ni profíes. 

Tornaos á vuestro menester, que zapa- 
tero solíades ser. 

Más vale morir con honra, que des- 
honrado vivir. 

Donde no está su dueño, ahí está su 
duelo. 

Al mozo malo, ponedle la mesa y en- 
vialde al mandado. 

Miedo guarda viña, que nó viñadero. 

El pan comido, la compañía deshecha. 

Poco á poco hila la vieja el copo. 

Hombre apercebido, medio comba- 
tido. 

Quien no te conoce , te compre. 

No hay mayor mancilla que muchas 
manos á una escudilla. 

¿Dónde va el buey que no are? 

Nuestro gozo, en el pozo. 

El harto, del ayuno no tiene cuidado 
ninguno. 

Quebrar el ojo, y untar el casco. 

Más vale salto de mata que ruego de 
buenos hombres. 

Riñen los ladrones, y descúbrense los 
hurtos. 

Más vale saber que haber. 

Una golondrina no hace verano. 

Quien mal dice, peor oye. 

Lo que ojos no ven, corazón no quie- 
bran. 



Donde pensáis que hay tocinos, no hay 
estacas. 

No es tan bravo el león como le pintan. 

A moro muerto, gran lanzada. 

Sobre cuernos, penitencia. 

Quien ruin es en su villa, ruin es en 
Sevilla. 

Ni tras pared ni tras seto, no digas tu 
secreto. 

Quien bien tiene y mal escoge, por 
mal que le venga no se enoje. 

Dure lo que durare, como cuchara 
de pan. 

El bien suena, y el mal trasvuela. 

Todo es dicha comer en Palacio. 

Vióse el perro en bragas de cerro. 

Peor es lo roto que lo descosido. 

Mal de muchos gozo es. 

¿Quien te hizo alcalde? falta de hom- 
bres buenos. 

Más vale saber que haber. ' 



Quien á su enemigo popa , á sus ma- 
nos muere. 

Quien se alquila, no se sienta cuando 
quiere. ; 

A obra pagada, brazos quebrados. 

Más aína toman al mentiroso que al 
cojo. 

Al buey por el cuerno, y al hombre por 
la palabra. 

En buen día , buenas obras. 

Escudero pobre , taza de plata y cán- 
taro de cobre. 

Lo que ha de cantar el buey canta el 
carro. 

Tal sabe el asno qué cosas son mel- 
cochas. 

Lo que se usa no se excusa. 

A los bobos se aparece Santa María. 

Hay un padre para cien hijos, y nó cien 
hijos para un padre. 

La culpa del asno echan al albarda. 

El dar y el tener, seso ha menester. 

De rocín á ruin. 

Más sabe el necio en su casa que el 
cuerdo en la ajena. 



Digitized by 



Google 



58 



PARTE SEGUNDA 



Oveja que mucho bala, bocado pierde. 

La mujer que mucho bebe, tarde paga 
lo que debe. 

A hombre mezquino, rapaz adevino. 

Cobra buena fama y échate á dormir. 

Gran tocado y chico recaudo. 

Más vale el ruido que las nueces. 

No hay rodeo sin deseo, ni atajo sin 
trabajo. 

A muertos y á idos no hay amigos. 

Ande yo caliente, y ríase la gente. 

Tú que te quemas, ajos has comido. 

Al fin se canta la gloria. 

Por las botas lo ha , que no por el es- 
cudero. 

Quien á uno castiga, á ciento hostiga. 

Obras son amores, que nó buenas ra- 
zones. 

Quien adelante no mira, atrás se halla. 

La codicia rompe el saco. 

Nadar, y nadar, y morir á la orilla. 

Quien más no puede, morir se deja. 

Si el hijo sale á su padre , de duda saca 
á su madre. 

Páganse de la traición , y del trai- 
dor nó. 

Salud y dineros, que no faltarán mor- 
teros. 

Do fuerza hay, derecho se pierde. 

Justicia , y nó por mi casa. 

Tanto es el que no ve como el que no 
sabe. 

Cada día peces, amarga el caldo. 

Entre dos amigos, un alcalde y dos 
testigos. 

Otro vendrá que á mí bueno hará. 

Vezo pon que vezo quites. 

Del agua mansa me guarde Dios, que 
de la recia yo me guardaré. 

Quien de locura enferma, tarde sana. 

Piedra movediza no la cubre el moho. 

Hazme la barba , hacerte he el copete. 

Más valen amigos en la plaza, etc. 

Cantar mal, y porfiar. 

C finís. 

C Salmanticaé impressum. Anno a 
virginis partu Milésimo Quingetesimo 



Tricésimo tertio. Quarto nonas Apri- 
leis. 

Sí al llegar aquí el lector lo ha 
hecho con algún detenimiento y es- 
crupulosidad en lo tocante á la se- 
rie preinserta colegida por Fer- 
nando Arce de Bena vente, habrá 
echado de ver como en rigor no 
asciende á cinco quincuagenas, ó 
séase doscientos cincuenta, el total 
de los refranes por él publicados 
en esta rarísima obra ; pues sobre 
existir más de uno repetido, el ada- 
gio Más vale saber que haber se 
copia hasta tres veces. 

ADAGIOS. 

En la Historia universal de las 
cosas de la Nueva España , etc.^ por 
el M. i?. P. Fr, Bernardino de Salta- 
gún, de la Orden de los frailes me- 
nores de Observancia , se halla al final 
del Libro vi un capítulo intitulado: 
De algunos de los adagios que esta 
gente mejicana usaba, cuya consulta 
puede proporcionar alguna utilidad á 
nuestro intento. 

En la Academia de la Historia de 
Madrid existen dos M. SS.,' completo 
el uno y falto el otro, de esta curiosa 
obra, de la cual se han hecho dos im- 
presiones: la primera en Méjico, bajo 
la dirección de D. Carlos María de 
Bustamante, en la imprenta de Cal- 
van, 1829-30, 3 vols. en 4.^; y la se- 
gunda en Londres, bajo la de lord 
Kingoborough, 1831, en la colección 
en folio intitulada Antiquities of Mé- 
xico. 

ADAGIOS. 

En la obra intitulada El Poeta cas- 
tellano Antonio Balvas Barona, na- 
tural de la ciudad de Segovia,^., Va- 
lladolid, Juan de Rueda, 1621 , se 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



59 



halla esta tiramira de versos de tara- 
billas , pareados los consonantes al es- 
tilo de los perquées. No tienen gran 
chispa. 

Esta especie la copiamos del "En- 
sayo de una Biblioteca Española de 
libros raros y curiosos^ „ art. "bal vas 
HARONA (Antonio). „ 

ADAGIOS CASTELLANOS. 

M. S. en un tomo abultado en 4.^, de 
411 páginas, más 12 de principios. 

Así consta del "Ensayo de una Bi- 
blioteca Española de libros raros y 
curiosos, formado con los apunta- 
mientos de D. Bartolomé José Gallar- 
do, coordinados y aumentados por 
D. M. R. Zarco del Valle y D. J. San- 
cho Rayón, „ en el artículo Castro 
(M. Fr. Juan de), tomo ii, col. 348 
y 349. 

La obra de Castro se intitula "De 
los escritores naturales de Castro el 
Rio, que han dado á la imprenta al- 
gunas de sus obras. Fragmentos his- 
tóricos, que para conservar su buena 
memoria recogió y escribió un Fraile 
del Carmen en el convento de la mis- 
ma villa. Se comenzó el año de 1804. „ 

ADAGIOS CASTELLANOS Y LATINOS. 

Nomenclatura, por orden alfa- 
bético , de cierto número de Refra- 
nes españoles con su correspon- 
dencia latina, sin comentario ó glo- 
sa de ningún género , seguida de la 
explicación de 43 Proverbios la- 
tinos que han parecido al compila- 
dor dignos de un trabajo especial. 

Esta colección, que no ofrece gran 
interés, forma parte del libro intitula 
do "Arte explicado y Granamatico per 
fecto, dividido en tres partes, „ &. 
por D. Marcos Márquez de Medina 
del cual se han hecho varias ediciones, 



habiendo llegado á mi noticia las si- 
guientes : 

Madrid. — Ibarra, 1764; 3 vols. 8.*^ 
(3.* edición). 

Madrid. - Ibarra, 1777; 1 vol. 4.° 

Madrid. -1793,4.° 

Madrid. — Viuda de Ibarra, 1804; 
1 vol. 4.° (9.*'' edición). 

Madrid.— 1830, 4.° 

Madrid. — D. Ramón Verges, 1837; 
1 vol. 4.° 

París. — 1862; 1 vol. 8.° mayor. 

ADAGIOS EN COPLAS DE PIE QUE- 
BRADO, QUE dicen: El dolor que 
al alma llega. 

V. Coplas de vn galán que llamaiia 
á la puerta del palacio de su señora, 
y ella responde Pápale, coco; etc. 

ADAGIOS, REFRANES Y LOCUCIO- 
NES PROVERBIALES. 

En La Hoja popidar, papel perió- 
dico que vio la luz como apéndice á 
La Defensa de la Sociedad {fol. menor, 
Madrid, Imprenta y Fundición de 
D. J. Aguado, 1872-73), se inserta una 
colección de refranes con el título 
preinserto. 

ADAGIOS (Colección de) ó Re- 
franes españoles, con una sucin- 
ta explicación de cada uno de 
ellos en su verdadero sentido, 
para su mejor inteligencia. Dis- 
puesta por el perito agrimensor 
D. Ramón Abanccns, maestro 
de primeras letras elemental su- 
perior, vecino de Celanova. — 
Orense , Imprenta de D. Cesáreo 
PazyH. Enero de 1861. 

Un vol., 4.^ menor, 90 págs. de texto, 

4 hoj. prelims., y al fin dos de índice. 

El plan desarrollado por el autor en 



Digitized by 



Google 



60 



PARTE SEGUNDA 



los 95 Refranes de que se compone 
esta obra, es como sigue: 

Apunta el refrán, lo glosa en verso 
más ó menos acertadamente, y des- 
pués amplía su explicación en prosa. 

Sirva de modelo el número 



EL MEJOR DE LOS DADOS , ES NO JUGARLOS. 

Déjate, Fahio , de amar , 
Vete primero á aprender , 
Que el amor de una mujer 
Es difícil de ganar. 

Adagio y consejo es éste, pero tan 
instructivo, que jamás debía olvidar- 
se; puesto que teniéndolo presente, 
era imposible sucediese lo que fre- 
cuentemente sucede, como son des- 
gracias, reveses é infortimios. Si su 
sentido no fuese otro que el literal , no 
podría sostenerse como máxima ; por- 
que con un buen dado , sabiéndolo ma- 
nejar, no se perdería regularmente el 
juego. Otro es, pues, su sentido, y éste 
tan general, que abraza la multitud. 
Quien obra con exposición, en el mis- 
mo hecho se aboca al peligro , y por 
consiguiente se falta á la prudencia, 
que es la reguladora de las acciones. 
No es lo mismo especular que expo- 
nerse ; lo primero arguye datos y co- 
nocimientos sobre qué fundarse, mas 
nó lo segundo. Podrá sufrir el espe- 
culador un revés de fortuna por cosas 
ó acontecimientos que no pudo prever; 
pero el que puramente se expone , obra 
sin estos datos, y casi siempre se pier- 
de: en este caso, ¿no es mejor dejar el 
juego, ó nunca haberlo comenzado? 
Por aparente y lisonjera que se pre- 
sente la exposición, ¿deja de ser un pe- 
ligro? Nó , por cierto ; y habiendo éste, 
¿quién es el juicioso y prudente que la 
abraza? Ninguno. ¿Y por qué? Porque 
usando de prudencia en este caso, el 
mejor de los dados es no jugarlos; por- 
que esta misma virtud dicta no tomar 
una amistad, seguir una carrera, admi- 



tir un destino y escoger un oficio en 
que corre ó puede correr riesgo la 
salud, la conciencia, la reputación y 
el honor. „ 

En vista de las proporciones del ar- 
tículo citado, que, dicho sea de paso, 
no es de los más extensos de la obra, 
creo que no ha andado muy acertado 
su autor en calificar de sucinta la ex- 
plicación por él dada á los Renanes 
que ha coleccionado. Bien es verdad 
que todo es relativo en este mundo, y 
por tanto, puede decir el Sr. Abancens 
lo que D. Hermógenes en La Comedia 
Nueva, de Moratín, con motivo de 
haber manifestado D. Serapio y Dofla 
Agustina que era harto poco haber 
vendido sólo tres ejemplares de cierta 
comedia. 

"Distingo —repuso D. Hermógenes. 
— Poco, absolutamente hablando, nie- 
go; respectivamente, concedo: porque 
nada hay que sea poco ni mucho per 
se, sino respectivamente. Y así, si los 
tres ejemplares vendidos constituyen 
una cantidad tercia con relación á 
nueve, y bajo este respectólos dichos 
tres ejemplares se llaman poco, tam- 
bién estos mismos tres ejemplares, re- 
lativamente á imo, componen una tri- 
plicada cantidad, á la cual podemos 
llamar mucho, por la diferencia que va 
de uno á tres. „ 

Lo cual equivale á decir: La expli- 
cación de estos Refranes será extensa, 
si se compara con la que aduce en su 
Diccionario nuestra Academia; pero 
será sucinta, si se pone en parangón, 
V. gr., con la que da Mal-Lar a al Re- 
frán 53 de su Centuria (?.*, la cual 
ocupa la friolera de 14 columnas en la 
edición de Madrid por Juan de la 
Cuesta. 

ADAGIOS Castellanos (Siete 
Centurias de). 

Según Nicolás Antonio, en su Bi- 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



61 



bliotheca Nova; Mayans, en sus Orí- 
genes de la Lengua española^ tomo i, 
pág. 189; y Capmany, en su Teatro 
hist arico-crítico de la Eloquencia es- 
pañola (Madrid, Sancha, 1786), t. i, 
pág. cxLví, dejó M. S. el toledano Juan 
de Meló una obra con el título prein- 
serto, á la que antecede un prólogo 
compuesto por Ambrosio de Morales. 
En el ejemplar de los "Ocios de es- 
pañoles emigrados „ que poseo , hálla- 
se al tomo I, pág. 95, una nota mar- 
ginal extendida con lápiz , seguramen- 
te por mano del célebre bibliógrafo 
D. Bartolomé José Gallardo, cuyo 
contenido dice á la letra: " J. de Meló, 
toledano, escribió un curioso Refra- 
nero en f.^, con curiosa Glosa por los 
aflos de 1620 , qe poseyó Gallardo i per- 
dió el aflo de 1823. „ 

AFORISMOS DE AGRICULTURA GE- 
NERAL, en verso , por D. Lorenzo 
Campano y D. Domingo Benigno 
Fernández.— Vitoria, 1855, por 
Larumbe y Compañía. 

Un vol. 8.*^, 34 páginas sin numerar. 

Divídese esta obrita en los 15 cua- 
dros siguientes: 

Consideraciones generales sobre la 
Agricultura. ~ De la tierra y de sus 
climas. — De las plantas. — De la uti- 
lidad del arbolado. — De la calidad, 
propiedad y aplicación de la tierra. — 
Consejos y observaciones. — De los 
abonos. — De los cuidados que nece- 
sitan los abonos. — De las aplicacio- 
nes del abono. -— De los instrumentos 
de labor. -- Del ganado de labor.— De 
las labores. — De las sementeras. — 
Del riego. — De las cosechas alter- 
nadas. 

Véase cómo empieza este opúsculo 
haciendo el elogio de la Agricultura. 

Es la Agricultura ciencia^ 
Pues requiere inteligencia. 



Arte^ cuya adquisición 
Pide ingenio y reflexión. 

Y oficio y si bien penoso. 
Útil, necesario, honroso. 

Escala es, por donde empieza 
La verdadera riqueza. 

A la cual, ciencia y oficio 
Y arte^ prestan su servicio. 

El que la estudia y observa , 
Convierte en oro la yerba. 

Quien desprecie sus consejos, 
De la razón anda lejos. 

Quien los sigue sin prudencia. 
Desacredita la ciencia. 

Quien con pulso experimenta , 
Los productos acrecienta. 

El que atrás quedarse quiere , 
Planta abandonada muere. 

Observe y practique y lea 
Quien prosperidad desea. 

Que el bien vertido sudor 
Enriquece al labrador. 

Y al bien preparado suelo 
Sus bendiciones da el cielo. 



AFORISMOS DE Antonio Pérez. 

En las infinitas ediciones que se han 
hecho de las Relaciones y Cartas de 
este monstruo de fortuna, según la pú- 
blica voz le aclama , se encuentra un 
caudal bastante considerable de sen- 
tencias con el título susodicho , entre 
las cuales hay algunas que pueden 
servir á nuestro propósito. En prueba 
de ello, extractaremos las siguientes: 

Del Libro de las Relaciones: 

En la mayor desconfianza, mayor es- 
fuerzo. 

Último punto de la paciencia humana, 
la desconfianza última. 

No hay grillos honrosos. 

De las primeras Cartas: 

Servicios pasados son como deudas 
viejas, que se cobran pocas. 



Digitized by 



Google 



62 



PARTE SEGUNDA 



Mérito ó favor , manantiales de la en- 
vidia. 

Nadie más dormido que el olvidado, ni 
nadie más olvidad9 que un enamorado- 

De las segundas Cartas: 

De curiosos es callar por aprender. 
El amor es atrevido; el respeto, me- 
droso. 
Un asno viejo sabe más que un potro. 
El amor iguala á todos los estados. 
Amigo no fiel, muy semejante al polvo. 
Ninguno vive sin alguna. 
Un fuego no reposa sino en otro fuego. 

\ 

AFORISMOS DE Hipócrates. Tra- 
ducidos, ilustrados y puestos en 
verso castellano por el doctor 
D. Manuel Casal y Aguado, pro- 
fesor de Medicina en esta Corte 
é individuo de su Real Colegio, 
alias D. Lucas Alemán. — Ma- 
drid, imprenta de RepuUés, 1818. 

Un volumen 8.°, de 231 págs. 

Sirva de muestra, para poder apre- 
ciar el trabajo del traductpr y el inte- 
rés que encierra esta obrita, el tras- 
lado que damos de los siguientes afo- 
rismos : 

A graves enfermedades 
Y males ejecutivos, 
Los remedios deben ser 
También heroicos y activos. 

(Sección 1.». aforismo 6.**) 

Adonde domina el hambre 
Es perezoso el trabajo. 
Pues mal se esfuerza quien tiene 
El pensamiento en el plato. 

(2.M6.) 

Un poco de vino puro 
El hambre corta ó modera 
(Si tiene las cualidades 
De moro, y nó de taberna.) 

(Id., 21.) 



Los que se acuestan con sed , 
Si con la sed se durmieren 
Nada teman ; pues el sueño 
Apaga la sed que hubiere. 

(5.*, 27.) 

Si á los hidrópicos viene 
Tos pertinaz y constante 
Con respiración difícil, 
Todo remedio es en balde. 

(6.*, 35.) 

El autor de esta obrita lo es también 
del Prontuario Médico -práctico, (V.) 

AFORISMOS RURALES conformes 
con las reglas dadas por los más 
clásicos agrónomos antiguos y 
modernos, nacionales y extran- 
jeros, y con las observaciones y 
prácticas de los mejores cultiva- 
dores. Por D. Narciso Fages de 
Roma , Comisario Regio para la 
inspección de la Agricultura, et- 
cétera.— Figueras,imp. de Gre- 
gorio Matas de Bodallés, 1849. 

Un vol. 8.°, 8 hoj. prelims., 158 pá- 
ginas de texto y 2 de índice. 

Esta interesante obrita, dividida en 
capítulos, trata de las materias si- 
guientes: 

Honor y utilidad de la Agricultura. 

— Principios generales. — Cultivo. — 
Abonos. — Ganados. -— Prados. —Rie- 
gos.— Arboles. —Olivares. —Viñas.— 
Horticultura. — Construcciones rura- 
les. — Administración. — Conclusión. 

— Capítulo adicional. 

Algunas de estas materias están 
subdivididas. 

Para formarse una idea de la índole 
de este opúsculo, entresacaremos los 
ejemplos siguientes: 

Siempre la Ganadería 
Fué el alma de la alquería. 

(Páfi:.63.) 



Digitized by 



Google 






CATÁLOGO 



63 



La remolacha al ganado 
Siempre le deja engordado, 

(Pág. 78.) 

En frutal que es de pepita , 
Injerto de hueso evita. 

(Id. 93.) 

La viña junto al camino 
Cerca tiene un mal vecino. 

(Id. 109.) 

La casa ajusta á la hacienda 
Quien marcha por buena senda; 
Pues siempre fué necedad 
Gran casa , y corta heredad. 

(Id. 119.) 

Economía es tesoro 
Que enriquece más que el oro; 
Útil cosa en la riqueza, 
Necesaria en la pobreza. 

(Id. 124.) 

Si quisieres mal sirviente , 
Toma al amigo ó pariente. 

(Id. 139 ; 

En el mismo año había publicado el 
autor esta obrita en catalán, y en el 
de 1853 la vertió al valenciano D. Ro- 
mán José Brusola. 

AGRICULTURA (L.\) en refra- 
nes. 

En El Monitor de la sahui de las fa- 
milias y de la salubridad de los pue- 
blos (obra periódica en 4.° mayor, 7 
vols., 1858-64) hállase al tomo ii, 
páginas 116 á 120, una colección de 
200 proverbios referentes al asunto 
que indica el preinserto título. 

Fueron recopilados por D. Pedro 
Felipe Monlau, director de dicha pu- 
blicación , aun cuando firma con sólo 
sus iniciales, P. F. M., este artículo, y 
con el a'nagrama de P. Lonuma los dos 
siguientes, que también vieron la luz 
en las columnas del mismo periódico: 



La higiene en refranes (Tom. ii, 
págs. 221 á 224, 232 á 235, 257 á 
261 y 272 á 276); y 

La medicina en refranes. (Tomo 
3.°, págs. 75 á 78.) 

AGUDEZAS, SENTENCIAS y sáti- 
ras, por D. J. E. Cuaderno 1.° 
(y 2.^).— Al imperio de la suerte 
— Nos debemos someter ; — No 
como el que está abatido,— Sino 
el que sabe ceder. — Valencia, 
oficina de Manuel López, 1835. 
(El 2.Vcuaderno, 1836.) 

En estas poesías, que dejan bastante 
que desear, hállanse ingeridos bastan- 
tes refranes. 

ALIVIO DE Caminantes, compues- 
to por Juan Timoneda. C En esta 
última impression van quitadas 
muchas cosas superfinas | des- 
honestas y mal sonantes | que en 
las otras estañan. Con licecia. 
Imprefso en Alcalá de Henares, 
por Sebastiá Martínez. Fuera de 
la puerta de los sanctos Márti- 
res. M.P.LXXVI. Tasado á 2 ^ 
marauedís. 

Un vol. 12.°, de 72 págs. dobles, 
signat. y reclamos. Let. gót. 

En la 2.^ parte de este bonito cuanto 
raro opúsculo se encuentra una serie 
de 51 cuentos, cada uno de los cuales 
pone de manifiesto el origen de un re- 
frán ó frase proverbial : 

Estudiemos, como muestra, el si- 
guiente : 

"Por qué se dijo: 

A buen Capellán, mejor Sacristán, 

\ 

1 El 2, con tinta manuscrita en el ejemplar que 
hemos tenido á la vista. 



Digitized by 



Google 



64 



PARTE SEGUNDA 



" Comiendo en una aldea un Cape- 
llán un palomino asado, rogábale un 
caminante que le dejase comer con él, 
y que él pagaría su parte ; y no que- 
riendo, el caminante comía su pan á 
secas, y después dijo: Habéis de saber, 
reverendo, que vos al sabor y yo al 
olor, entrambos hemos comido del pa- 
lomino, aunque no queráis. Respondió 
el Capellán: si eso es ansí, vuestra 
parte quiero que paguéis del palomi- 
no. El otro que no, y él que sí, pusie- 
ron por juez al Sacristán del aldea, 
que estaba presente, el cual dijo al Ca- 
pellán que cuánto le había costado el 
palomino. Dijo que medio real. Mandó 
que sacase un cuartillo el caminante, 
y el mesmo Sacristán lo tomó; y so- 
nándole encima de la mesa, dijo: Re- 
verendo, teneos por pagado del soni- 
do, así como él del olor ha comido. 
Dijo entonces el huésped á los dos: A 
buen Capellán , mejor Sacristán, y, 

En la Biblioteca de Autores Espa- 
ñoles, de Rivadeneyra, tomo iii, afto 
de 1846, se da cuenta de las siguientes 
ediciones de esta obra. — Valencia, 
4569. Alcalá, 1574. - Amberes, 1577, 
antes de reproducirla en sus columnas. 

Duplessis cita con el título de El 
Sobremesa y Alivio de Caminantes^ et- 
cétera, una edición de Zaragoza, por 
Miguel de Guesa, 8.° menor gót., figu- 
ras en madera, 1562 y 1563. Con igual 
título se reprodujo esta obra en la Bi- 
blioteca de Rivadeneyra. 

Nicolás Antonio apunta otra edición 
de Valencia hecha en 1570, 8.** 

V. el Catálogo de la Biblioteca de 
Salva. 

ALMA ó Aphorismos de Cornejjo 
Tácito. Publícala Don Antonio 
de Fvertes y Biota, natvral del 
Rey no de Aragón, etc. Dedicada 
á Thome López de VUoa , cava- 
Uero de la orden de A vis, conde 



de Roede, barón de Límala, et- 
cétera. (Escudo del imp.) — En 
Amberes , en casa de lacobo 
Meursio, Anno M.DC.LI. 

1 vol. 8.*^, Portada, 14 hs. prelimins., 
1 en blanco, 816 págs. 

Citamos esta obra, porque algunos 
de dichos Aforismos corresponden por 
su índole á nuestro trabajo; v. gr.: 

A un hombre aborrecido del pueblo, 
no hay accidente que no se atribuya á 
delito. 

(Pág.3.) 

Donde hay facilidad en dar, la suele 
haber en pedir. 

(.173.) 

Los hombres libres cobran más des- 
vergüenza con la vejez. 

(794.) 

ALMACÉN DE CHANZAS Y VERAS 
PARA INSTRUCCIÓN Y RECREO. Obra 

escrita en metros diferentes* por 
Don E. A. P. Con licencia.— Ma- 
drid, en la imprenta de Aznar. 
Año 1802. 

Un vol. 8.°, de 189 págs. 

La segunda parte, que es la que hace 
á nuestro objeto, comienza en la pági- 
na 131, y la forman 302 cuartetas, al- 
gunas de las cuales son lindos adagios, 
como se puede deducir de los ejemplos 
que copiamos á continuación : 

" No elijas mujer ni tela 
á la luz artificial , 
porque la una y la otra 
grandes chascos suelen dar. 

Busca el pan que tenga ojos, 
el vino no muy cargado, 
la carne que no esté flaca, 
y el queso que esté llorando. 

Mejor es el resbalar 
con los pies, que con la lengua, 
porque lo uno te asusta, 
y lo otro te estropea. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



65 



Dos cosas en este mundo 
á nadie le han hecho mal; 
que son: comer moderado, 
y moderarse en hablar. 

Ser celosos del buen nombre 
es la obligación de todos; 
pero hay muchos que no cuidan 
de su opinión , por ser locos. 

El callar siempre se tuvo 
por el talento del tonto, 
así como en el discreto 
por virtud y por decoro. „ etc. 

Reimprimióse, también en Madrid, 
el año de 1807, corregida y aumenta- 
da, en la Imprenta de la calle de la 
Greda, 12.^ xii-214 págs. 

En el tomo n del Memorial literario 
(Madrid, 1802, págs. 268-71) se dice, 
con motivo de anunciar esta obrita, 
que en su mayor parte parece ser del 
Conde de Oxestiem , y que su traduc- 
tor, refundidor, aumentador y editor 
lo es D. Enrique Ataide y Portugal, 
cuyas son las iniciales que figiu-an en 
la portada. Sin embargo, al frente de 
la segunda edición se dice terminante- 
mente ser original de D. E. A. P. 

ALMANAQUE de la Economía 

DOMÉSTICA, PARA EL AÑO DE 1870, 

por D. M. B. Contiene una mul- 
titud de secretos útiles, datos y 
noticias curiosas para el mejor 
gobierno de una casa. Año pri- 
mero. — Madrid, 1869. Imprenta 
de José María Pérez, Misericor- 
dia, 2. 

1 vol. 8.°, 194 págs., más 1 hoja de 
índice. 

Con el encabezamiento de Refranes 
y proverbios sobre el gobierno de la 
familia^ se encuentra á las págs. 38 
y 39 tma coleccioncita de sólo 16 do- 
cumentos alusivos al particular. 



ALMANAQUE de la Filosofía, 
ó sea Diccionario de los pensa- 
mientos más selectos de Séneca, 
Cicerón y demás filósofos anti- 
guos y modernos. Traducido del 
francés al castellano. Con las 
licencias necesarias.— Valencia, 
1830. Imprenta de Jimeno, fren- 
te al Miguelete. 

1 vol. 16.° mayor, de 159 págs. 

Hacia la mediación del prólogo del 
traductor se lee estas palabras: 

" No he seguido todas las veces el 
original , poi que era necesario expur- 
garlo de algunos sofismas que se ha- 
bían escapado á la sagacidad del co- 
lector francés , quizás por un efecto de 
sus opiniones. He añadido también 
artículos de escritores españoles, por- 
que los he creído dignos de figurar al 
lado de los extranjeros. En fin, mi in- 
tención ha sido facilitar en parte la 
lectura de los grandes maestros del 
género humano. „ 

ALMANAQUE de la Ilustración 
(Española y Americana). 

(V.) los artículos Cosas y Esplen- 
didez española, 

ALMANAQUE de los Niños, 
t>ARA 1878. Publicado por Manuel 
Ossorio y Bernard. — Madrid, 
E. Cuesta. 1877. 

8.°, 152 págs. 

Trae al principio una serie de Pro- 
verbios agrícolas, distribuida sucesi- 
vamente por los meses que componen 
el aflo. 

ALMANAQUE ilustrado y Libro 
DE MEMORIAS. ''Agenda,,, Diario 
para el año de 1867, conforme á 
lo dispuesto en el Observatorio 



Digitized by 



Google 



66 



PARTE SEGUNDA 



Astronómico Nacional de Mari- 
na de la ciudad de San Fernan- 
do. Escrito por los Sres. Blanes, 
Faus, Ferrán, Gisbert, Llorens, 
Montesinos, Nombela, Puig, San- 
tonja, X.** y otros. Entre otras 
materias escogidas , contiene : 
Revista universal de 1866, el 
Año agrónomo, y unas Tablas 
de reducción de las pesas y me- 
didas valencianas á castellanas 
y á catalanas, y viceversa. Cen- 
surado y depositados los ejem- 
plares que la ley exige. (Hay una 
viñeta). — Alcoy, 1866. Imprenta 
de José Martí Gasanova, editor, 
C. Mercado, 31, 33 y 3:^ dup. 

1 foll. 8.^ 87 págs., más 12 hojas, sin 
foliar, de la Agenda ó Diario. 

Las págs. 66-72 contienen bastantes 
Sentencias agrícolas , Proverbios, Re- 
franes y Adagios. 

ALMANAQUE literario para el 
AÑO DE 1873. Redactado por Don 
Pedro María Barrera, con la co-. 
labor ación de los Sres. Aguilera, 
Alarcón, etc. —Madrid. Imprenta 
de los Sres. Rojas, calle de Tu- 
descos, núm. 'Í4, pral. 1872. 

En la sección agrícola de este Alma- 
naque se registra tres ó cuatro pro- 
verbios en cada mes, correspondientes 
á la Labranza. 

ALMANAQUE taurino para 1883, 
por D. L. Vázquez y Rodríguez, 
con la colaboración de distin- 
guidos escritores. — Madrid. Es- 
tablecimiento tipográfico, Amor 
de Dios, 9. 1882. 

8.^ 48 págs.' 



Con el tít\ilo de El tecnicismo tauro- 
máquico en el lenguaje, trae un artícu- 
lo paremiológico, redactado por Don 
Luis Carmena y Millán. 

AMENIDADES filosóficas. Pu- 
blícalas D. E. A. P. Con licencia. 
— Madrid. Imprenta de Aznar. 
Año de 1801. 

1 vol. 8.^ de 182 págs. 

Bonito libro, que encierra documen- 
tos muy interesantes para saber con- 
ducirse el hombre en su vida poUtica 
y moral. Consta de 80 capitulitos, fra- 
guados todos por el mismo orden que 
el que vamos á copiar fidedignamente, 
y es el que trata 

''Del paso que hay desde la cuna 
al sepulcro. 

El cuerpo del hombre se parece á 
un. bajel, en el cual se embarca el alma 
para pasar desde la mar tempestuosa 
de esta vida á la eternidad de la otra. 
Los cinco sentidos son ordinariamente 
los marineros de este miserable barco, 
y el amor propio su timón. Su brújula 
es el deleite , y su carta la locura. Sus 
vientos favorables son las lisonjas en- 
gañosas de este mundo, y sus velas 
un enlace de las humanas fragilidades. 
Su cordaje son las bagatelas de que su 
I débil espíritu se ocupa, y las anclas 
! sus vanas esperanzas. Su carga con- 
I siste en crímenes, y el puerto adonde 
t llega es el arrepentimiento y la deses- 
peración. Por esto no es extraño que 
un buque tan endeble , tan mal tripu- 
lado, y gobernado tan imprudente- 
mente, perezca con frecuencia, y que 
el alma naufrague tantas veces en los 
ocultos escollos del vasto océano de 
este mundo, antes de arribar feliz- 
mente al puerto de la salvación eterna. 
La imprudente juventud, con su na- 
tural ceguedad, se embarca en él fá- 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



67 



Gilmente, sin proveerse de las cosas 
necesarias para tan arriesgado tránsi- 
to; y así abandona de ordinario el 
timón de la fortaleza al ímpetu de 
sus pasiones. Pero el sabio toma 
por brújula la voluntad divina, y 
por timón la piedad cristiana; mira 
como vientos fa^vorables las aflicciones 
de esta vida, y así sus velas se ha- 
llan siempre llenas de paciencia. Sus 
marineros son las virtudes, y Dios 
mismo su piloto. Sus cuí?rdas son la 
constancia y el sufrimiento, y sus an- 
clas una esperanza sólida y firme. Su 
arboladura es la Cruz, y su bandera 
de color celeste ; la carga sus buenas 
obras, y por consiguiente, el puerto 
adonde al fin llega es el reino de la 
felicidad eterna. Allí es eñ donde des- 
embarca, y en donde jamás peligrará, 
porque allí es en donde debe gozar el 
fruto y el descanso que sus pasados 
trabajos le habían prometido, y allí es 
donde el alma deja, por último, el frá- 
gil barco que la condujo para habitar 
eternamente los lugares deliciosos que 
están prometidos á los bienaventu- 
rados. 

Para evitar los escollos 

En la mar de nuestra vida, 

El más seguro piloto 

Es la voluntad divina.,, 

Reimprimióse en Zaragoza, en la 
tipografía de José de Val, año 1837, 8.°, 
portada, 2 hs. prelims., 166 págs., y 
2 hs. de Tablas. 

Corminas, en su Suplemento á las 
Memorias para ayudar d formar un 
Diccionario crítico de los Escritores 
catalanes, por Amat, íxpunta en la 
página 329 otra edición, hecha en Vi- 
lano va, imprenta de Jordi, 1813. 

Tocante al autor de este lindo opús- 
culo, véase poco más arriba nuestro 
artículo Almacén de chancas y veras. 

AMIGO (El). 
Fol. menor. 



Este periódico dominguero, que em- 
pezó á publicarse en Madrid el 24 de 
Febrero de 1878, en la imprenta y este- 
reotipia de Álvarez Hermanos, desti- 
na en algunos de sus números una 
sección á materias paremiológicas. 

AMOR (El), las mujeres y el ma- 
trimonio. Cuentos, Pensamien- 
tos y Reflexiones, colecciona- 
dos, compuestos, traducidos y 
emperejilados por Manuel del 
Palacio. (¿Quién tendrá el arte ó 
poder — De sondear este abis- 
mo; — Quién, Amor, cuando tú 
mismo — No te puedes compren- 
der? — Martínez de la Rosa.) — 
Madrid. Librería de A. Duran. 
Carrera de San Jerónimo, 2. 
1864. 

1 vol. 8.*^ mayor. Anteport., port., 
2 hs. prelims., 349 págs. 

APARADOR (El) del Gusto, de- 
leytoso país de curiosos Refra- 
nes, Chistes, Noticia^, Quentos, 
Enigmas, Historias, Secretos y 
Juegos de manos, compuesto por 
D. Joseph Julián de Castro. — 
Con licencia en Madrid. En la Im- 
prenta de el Autor en la calle del 
Correo , en la Casa de las Armas, 
en donde se hallará éste y todos 
cuantos Piscatores salgan á luz. 

Un vol., 8.^ 

Este pronóstico ó piscator, presenta 
en cada uno de los días del año un 
refrán por lo regular, y cuando nó, 
algún cuento , chiste ú otro entreteni- 
miento por el estilo. 

Ignoro cuántos años salió á la luz 
pública este calendario; yo he visto 
tan sólo los correspondientes á 1755, 56 
y 58. 



Digitized by 



Google 



68 



PARTE SEGUNDA 



APÉNDICE A LA Colección de 
Refranes. 

V. Refranes 6 Proverbios en ro- 
mance que nuevamente colligió y glo- 
só el comendador Hernán Núñez, &. 

APHORISMOS SACADOS de la his- 
toria DE PVBLIO CORNELIO JACIN- 
TO, por el D. Benedicto Aries 
(sic) Montano, para la conser- 
uacion y aumento de las Monar- 
chias, hasta agora no impressos. 
Y las Centellas de varios Con- 
ceptos , con los auisos dé Amigo 
de D. Joachin Setanti. — Barce- 
celona , Sebastián Matevat, 1614. 

8.*^, 8 hoj. prelims. y 91 foliadas, 
para los Aforismos; una de prólogo, 
84 foliadas y una en blanco , para las 
Centellas y los Avisos, 

APOPHTHEGMAS en romanze, 
notables dichos , y sentencias de 
Sanctos Padres de la Iglesia; de 
Philosophos, y otros Varones 
Ilustres; observados por el Padre 
F. Thomas de Llamazares de la 
Orden de San Francisco, Letor 
de Theologia lubilado, y natural 
de Valladolid. Dedicado al Exce- 
lentissimo Señor Don Ivan Gas- 
par Henrriqvez de Cabrera, Al- 
mirante de Castilla. En León de 
Francia. — A costa de Ivan An- 
tonio Hvgvetan,yGvillermoBar- 
bier , 1670. Con licencia et apro- 
bación. 

Un vol., 8.^, 12 hoj. i3relims. incluso 
la port., 351 págs. (En rigor no son 
sino 331 , por saltarse de la pág. 320 á 
la 341.) 

Aunque el fondo de esta obra lo 
constituyen trozos y pensamientos 



nada breves á distintos asuntos, en- 
tresacados de una larga y bien dige- 
rida lección de los AA. clásicos por el 
P. Llamazares, con todo, hay disper- 
sas sentencias tantas y tales en el dis- 
curso de esta obra, que puede prestar 
no pequeño servicio á los que la con- 
sulten con las miras que reclama es- 
pecialmente este nuestro trabajo. 

Tomaremos apuntes de unos cuan- 
tos ejemplos. 

(Pág. 61.) Fué sentencia de Catón: 
stultitiam simulare loco prudentia 
summa est. Siempre fué sano consejo 
el que se da á los niños en nuestra Es- 
paña : oir y ver y callar. 

(71.) "San Agustín para en tiempo 
de peste refi§re un refrán africano: 
Pestilentia ad ostium venit et nmn- 
mum petit , da illi dúos & ducat se. 
Que quiere decir : La peste viene , un 
cuarto quiere, dale dos, y iráse con 
Dios. „ 

(151.) «De donde vino nuestro re- 
frán castellano : 

De manos á boca no hay cosa se- 
gura. 

Vino, sin duda, de otro proverbio la- 
tino: Multa cadunt inter calicem su- 
premaque labra ^ que tuvo origen de 
un caso que sucedió á Aneo que fué 
Rey de los Asirios, hombre de sin- 
gular diligencia en la labranza del 
-campo. Plantaba de nuevo una viña, 
y molestábales tanto en el trabajo á 
los obreros, que fatigado y exaspera- 
do uno, le dijo que no había de coger 
fruto de ella. Pocos años después, lo- 
gró su trabajo; y gozoso de haber co- 
gido vino de su viña y que la maldi- 
ción y pronóstico del obrero no se 
viese cumplida , hízole llamar , y pidió 
en su presencia de beber de tal vino. 
Estando con la taza en la mano y ha- 
ciendo burla del gañán y de su pro- 
nóstico, le llegó nueva como un jabalí 
de extremada fiereza le estaba destro- 
zando la viña. Dejó sin beber la taza 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



69 



y fué aprisa á matarle. Pero sucedió 
ai contrario, que el jabalí le mató á él, 
con que no bebió el vino que tan cerc^ 
había tenido de la boca para beberlo. 
ínter caltcem, &. „ 

A este tenor hallará el curioso algún 
material para la especialidad que nos 
ocupa. 

APOTEGMAS morales y políti- 
cos del Padre luán de Mariana 
de la Compañía de Jesús. Saca- 
dos y copiados de la célebre obra 
que escribió, emendó y añadió 
en castellano, intitulada Histo- 
ria general de España, 1815. 

Un cuaderno M. S. , 8.^ prolongado 
de 40 hojas sin foliar. 

Posee este tratadito el Sr. D. M. R. 
Zarco del Valle, quien lo adquirió de 
la testamentaría de D. Juan Agustín 
Cean Bermúdez, de cuyo puño y letra 
está escrito, y cuyo redactor sería pro- 
bablemente, en unión de otra copia 
hecha por el hijo de este erudito anti- 
cuario. 

Hace poco á nuestro intento. 

C Aqui lector veras juntas 
por hernan lopez copuestas 
cincuenta biuas preguntas 
con otras tantas respuestas. 

C y otra obra hecha al mismo yanguas. 

Tal es el título que , en frontis oriado 
y debajo de dos figuras, presenta en 
letra gótica este folleto, en 4.*, de 8 ho- 
jas, sin expresión de lugar, nombre de 
impresor ni año. 
A la vuelta de la portada dice así: 
•" Obra nueuamete cópuesta por el 
bachiller Hernan lopez de Yaguas: lla- 
mada P/oblemas : q quiere dezir Pre- 
gútas có sus respuestas. La ql por no 
estar ocioso cópuso a ymitació d'Aris- 
totiles z de Plutarcho: y d'Aledro 
Aphrodiseo | d'cuyas entrañas mano 



para puecho : vtilidad y passatiépo de 
los lectores : no poca parte de lo q en 
ella se trata. Finge porq la obra va a 
manera de dialogo | q dos psonas es- 
tado ociosas en las largas noches del 
inuierno. La vna se llama Desseo: la 
otra Reposo: pa passar tpo acordare ql 
vno pgütase y el otro respódiese todas 
las pgütas {^ respuestas q aq se trata: 
en las qles ay muchos secretos y biuc- 
zas tocátes á la naturaí filosofía : segú 
el benigno y docto lector podra v. Y 
primero q entre e la disputa habla 
Desseo có Reposo y dize. 

Des. C Estas noches d* deziébre 
son tan largas de sosiego 
q es menester q se siébre 
algü plazer tras el fuego. 
C Por sufrillas 
parlado algunas cosillas 
a bueltas de los tizones 
q aimq íuessemos lirones 
no basta todas dormillas,,, etc. 

Las preguntas y respuestas empie- 
zan así: 

C PREGUNTA J. 

C Porq có vanos siniestros 
todos vemos a compás 
los vicios ágenos mas 
q los mismos propios nfos? 

C RESPUESTA. 

C Porq para ageno daño 
mil cuentos de ojos tenemos 
ciegos para nuestro engaño 
nf as tachas no las vemos. 

C PREGUNTA. 

C Porq pues q parte juntos 
el relámpago y el trueno 
el trueno tarda mas puntos 
a llegar a vn q sea bueno ? 

C RESPUESTA. 

C Presto se puede dezir 
esse secreto a mi ver 
porq es muy mas presto el ver 
mil quilates que el oir. 



Digitized by 



Google 



70 



PARTE SEGUNDA 



Y acaban : 



C PREGUNTA. 

C Porq la hormiga flaca 
mete los granos cumplidos 
y después, si al sol los saca , 
los vemos todos partidos? 

C RESPUESTA. 

C Detro alia do los encierra 
con la boca y pies g bracos 
los haze todos pedagos 
porq no nazcan so tierra. 

C PREGUNTA. 

C Porql gallo en sus estalas 
de noche con priessa tanta 
bate tan rezio las alas 
y tras desto luego canta? 

C RESPUESTA. 

C El haze aqllas insignias 
para que con el espanto 
se despierten las gallinas 
o que gozen de su canto. 

C PREGUNTA Y RESPUESTA. 

C Porq quádo se echa el can 
da bueltas de tal manera ? 
porq no sabe do están 
los pies ni la cabecera. 

C FIN. „ 

Siguen otras tres poesías, y por con- 
clusión dice así en la página impar de 
la 8.^ y última hoja: 

''Finís yanguas.„ 

Duplessis .cita una edición de Valen- 
cia por Juan de Mey, en 8.°, gót. 16 
hojas, refiriéndose á la Biblioteca de 
Salva, y dice que la mayor parte de 
estas Preguntas y Respuestas son 
verdaderos dichos proverbiales. 

El ejemplar de esta rara producción, 
que hemos tenido á la vista, hecha á 
guisa de nuestros romances y relacio- 
nes vendidos por los ciegos, pertenece 
á nuestro amigo el entendido bibliófilo 
Sr. Sancho Rayón. 



AQUÍ SE COjfíTiENEN CIERTOS PRO- 
VERBIOS MUY EXCELENTES, EJEM- 
PLARES Y GRACIOSO'S, DEBAJO DE 

TÍTULO DE enfados; los cualcs 
son muy naturales sentencias, y 
reprehensión y matraca de mu- 
chas vanidades y vicios deste 
mundo. Compuestos por Gaspar 
de la Cintera , privado de la vis- 
ta, natural de Ubeda y vecino 
■ de Granada. Fueron impresos 
con licencia en Sevilla, en casa 
de la viuda de Sebastián Trujillo. 

4.°, pliego suelto. Letra gót. Fi- 
guras. 

Después de la Invocación, empie- 
za así : 

'* Enfádanme los malos jugadores 
Que pierden tiempo y honra y los reales, 

Y en no acudiendo el dado á sus sabores, 
Blasfeman contra Dios los intérnales y,. 

Y acaba: 

^ Enfádanme tabernas y mesones 
Do no vale postura ser guardada , 

Y así, quiero cesar con mis renglones, 
Pues siempre la verdad fué arrinconada. r, 

C FIN. 

Estos Enfados ocupan las tres pri- 
meras hojas ; y la última, otra poesía 
intitulada Reprensión de vicios mun- 
danos. 

Como quiera que estas coplas las 
compuso uno que estaba privado de la 
vista, y su mérito nos parece de baja 
ley, creemos no ofender en lo más mí- 
nimo á la buena memoria de su autor, 
diciendo que las tenemos por verdade- 
ras coplas de ciego, 

C ARCIPRESTE de Talauera que 
habla de los vicios délas malas 
mugereres fsicj y complexiones 
délos hóbres: 
Un vol., 8."^ menor, gót., sin foliación 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



71 



ni reclamos: signaturas A, B , C , D, 
E, F, G, H, J, K, L, M, N, O, P, Q, 
i?^ S, T, U, X, Y; 174 hojas. La por- 
tada , que es orlada , tiene sobre el tí- 
tulo anterior dos figxiras. 
Al fin: 

C Fenece el libro del Arcipreste de 
Talauera que trata de vicios z virtu- 
des y reprouacion de loco amor: as si 
de los hübres como de las mugeres: o 
segü algunos llamado Coruacho. Im- 
presso é la muy noble z ¡^^^ ciudad d' 
Sevilla: por Andrés d' Burgos, Aca- 
bóse a V. di as d'l mes d' Hebrero, Año 
del aduenimilto de nuestro señor Jesu 
Christo: de mil z quintetos y quaret a 
Z siete. 

El contexto de esta obra se halla 
sembrado de ciento y tantos refranes. 

Es libro no muy común. 

Su autor fué Alfonso Martínez de 
Toledo ; y aunque no se expresa en la 
edición príncipe su nombre (1499, en 
Toledo, por Pedro Hagenbach, ale-^ 
man, un vol. 4.*", gót., 16 hoj.), lo de- 
clara en el prólogo de la que se hizo 
también en la misma ciudad el año 
de 1518, por Arnaldo Guillen de Bro- 
car, en folio , aumentada tan notable- 
mente, como le será fácil comprender 
al curioso que coteje el título prein- 
serto con el de la primera edición, que 
dice así : 

Tratado contra las mugeres que con 
poco saber mezclado con malicia dicen 
e facen cosas uo debidas. 

Por la edición de Toledo de 1518 se 
hizo una reimpresión en Logroño el 
año de 1529. 

ASNO ILUSTRADO (El), ó sea la 
Apología del Asno. Con notas y 
el Elogio del Rebuzno por apén= 
dice, por un asnólogo, aprendiz 
de poeta. Corregido todo, refor- 
mado é ilustrado con nuevas 



copiosísimas anotaciones histó- 
ricas, críticas, filológicas, geo- 
gráficas, físicas, médicas, filosó- 
ficas, políticas, morales y reli- 
giosas. Por. J. F. Zeper Demi- 
casa, borriquero del Asnólogo. 
— Aurículas Asini quis non ha- 
bet? ¿Quién es más que el Asno? 
Asnol. Asinus Asinum fricat. 
Cada Asno con su tamaño. 
Borriq. —(Escudo de España.) 
Madrid. En la Imprenta Nacio- 
nal, 1837. Se hallará en la libre- 
ría de Matute. 

Un vol. 8.^ mayor, uña lámina, 24 pá- 
ginas, prels. 582, mas una de errratas. 

Este litro lleva hoy una portada su- 
puesta, con la fecha de 1868 y el punto 
de venta en casa de los Sres. Moya y 
Plaza, sucesores de Matute en el esta- 
blecimiento. 

El autor de la obra fué D. Manuel 
Lozano Pérez Ramajo, y el de las 
Ilustraciones , objeto de este nuestro 
artículo, D. José Joaquín Pérez de No- 
cochea, obispo electo de Oviedo. 

En efecto , hame movido á dar aquí 
cabida á esta obra, el ver que en di- 
chas Ilustraciones salen á relucir, si 
nó todos, la mayor parte de los refra- 
nes que en nuestra lengua se refieren 
al Asno; lo cual, bien considerado, 
puede servir de base al que procure 
trazar un cuadro sinóptico paremioló- 
gico-asnal. 

La primera edición, Asnópolis, 18.229 
(Madrid, 1829) 16.^ que lleva por tí- 
tulo Apología de los Asnos, no sirve 
para nuestro intento, por carecer de 
dichas Ilustraciones, 

AVENTURAS utebíarias del ira- 
cundo EXTREMEÑO DON BaRTOLO 

Gallardete, escritas por D. An- 
tonio de Lupián Zapata (la hor- 
ma de su zapato.) — Cádiz, 1851. 



Digitized by 



Google 



OP 



72 



PARTE SEGUNDA. 



Imprenta de D. Francisco Pan- 
toja, calle del Laurel, núm. 129. 
Un folleto, 8.°, 51 págs. 

Opúsculo abundante en refranes, 
cuyo verdadero autor es el literato 
gaditano D. Adolfo de Castro. 

ARANCEL poLíTrco, Defensa del 
honor y Práctica de la vida de 
nuestro siglo, que el Dr. Gaspar 
Caldera de Heredia, caballero 
de la muy antigua é ilustre casa 
de Caldera, dio á D. Lorenzo, 
D. Juan Antonio, D. Félix y Don 
Gaspar Caldera, sus hijos, cuan- 
do pasaron á la ciudad de los 
Reyes. Por el año de 1641. 

M. S. original en 4.^ — 313 fojas. 

Tal es la indicación que de esta obra 
y su contenido aparece en el Ensayo 
de una Biblioteca Española de libros 
raros y curiosos (t. ii, cois. 167-82), 
viéndose por el mismo lo útil que pue- 
de ser á nuestro intento, por lo que 
remitimos al curioso lector á dicha 
fuente, sintiendo ignorar nosotros el 
paradero que tiene hoy por hoy se- 
mejante M. S., que promete entrañar 
gran interés. 

Fernández Morejón insertó en su 
Historia bibliográfica de la Medicina 
Española (t. v, págs. 203-44) un exten- 
so é interesante artículo bio-bibliográ- 
fico referente á este ilustre médico de 
nuestra nación. 

AVERIGUADOR (El), Semana- 
rio de Artes y Ciencias y medio 
de comunicación entre los curio- 
sos y aficionados á toda clase de 
conocimientos. Tomo primero. 
De enero á mayo de 1868.— Ma- 
drid, 1868. Imprenta de Manuel 
Galiano, Plaza de los Ministe- 
rios, 2. 



Unvol.,4.*^ 

Esta primera época fué dirigida por 
D. Gregorio Cruzada VíUaamil. Sus- 
pendida la publicación de esta obra pe- 
riódica en el mes indicado arriba, re- 
anudó su hilo el año de 1871, habién- 
dose dado á luz dos tomos más, corres- 
pondientes á dicho aflo y al de 72, 
y quedando de nuevo interrumpida á 
principios del 73, en el que sólo se pu- 
blicó cuatro números, correspondien- 
tes á los meses de Enero y Febrero; 
números que faltan en la mayor parte 
de los ejemplares. Esta segunda época 
salió á luz bajo la dirección de Don 
Eduardo de Mariátegui. 

Transcurrieron tres aflos (1876), y 
tocó su turno á la tercera época de la 
publicación que nos ocupa; pero fué 
ésta tan lamentable, que sólo llegó' á 
dar 11 números, y, para eso, en el 
espacio de dos años, careciendo del 
debido índice, con lo que se hace de 
todo punto inmanejable tal linaje de 
obras. Fué el director de esta tercera 
época D. Mariano Ver gara. 

Pasa con algunas empresas lo que 
con ciertas personas , y es : que nacen 
con desgracia y con desgracia con- 
tinúan hasta tocar al fin de su exis- 
tencia. 

La de El Averiguador fué efímera, 
como se acaba de ver, y como se aca- 
bará de comprender mejor cuando se 
tenga presente que en el año de 1865 se 
inició en España este género de lectu- 
ra, en Barcelona, con el título de El 
Consultor Universal, saliendo tan 
sólo á luz 12 números: el 1.°, á 25 de 
Enero de dicho año; y el 12.^ y último, 
en 30 de Junio de 1866. 

Para el lector que no conozca la ín- 
dole de semejantes ó parecidas pu- 
blicaciones, damos en el artículo si- 
guiente la clave que le facilite ^u cono- 
cimiento é instrucción acerca del par- 
ticular, mediante la Advertencia allí 
inserta, que viene á ser, poco más ó 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



73 



menos , la publicada por todas dichas 
Revistas. Ahora bien ; cuando se con- 
templa su falta de longevidad en nues- 
tro suelo, no puede por menos de en- 
tregarse el espíritu á tristes medita- 
ciones, cuyo relato no es propio de 
este lugar. A mayor abundamiento, y 
como para remachar el clavo, consta 
que en Buenos Aires se empezó á pu- 
blicar, sob^'e idénticas bases, en 1880, 
El Investigador, el cual espiró antes 
de cuniplir los dos aflos justos y ca- 
bales de haber exhalado su primer 
vagido. 

A pesar de todo, mi afición decidida 
á semejante linaje de estudios, fué mó- 
vil poderoso para arrastrarme á la pro- 
secución de El Averiguador , dando 
ésta por resultado la obra que se des- 
cribe en el artículo siguiente. 

AVERIGUADOR universal (El). 
Correspondencia entre curiDsos, 
literatos, anticuarios, etc., etc., 
y Revista de toda clase de curio- 
sidades. Director, D. José María 
Sbarbi, pbr o.— Madrid, Impren- 
ta de Alejandro Gómez Fuente- 
. nebro, 1879-82. 

Cuatro vols. , 4.° 

Inspirada esta publicación en la de 
que se da cuenta en el artículo ante- 
rior , se echará de ver su importancia 
por el Prospecto con que encabezamos 
nuestra serie, el cual es del tenor si- 
guiente : 

" El Averiguador Universal es una 
publicación quincenal que se propone 
dos ñnes : 

1.** y principal. Arraigar en España 
una especie de comercio, trato ó co- 
rrespondencia literaria , que ha alcan- 
zado gran prosperidad en casi toda 
Europa, y aun en el suelo Norte- Ame- 
ricano , como lo acreditan, entre otras 
publicaciones de esta índole , las Notes 
and Queries, de Londres; Llnter- 



ntédiaire des chercheurs et curieux, 
de París; el Historical magasine^ de 
Boston; el Navorscher ^ de Amster- 
dan, y el antiguo malogrado Averi- 
guador , de Madrid , quien comenzó á 
aclimatar en nuestro suelo este linaje 
de literatura, como queda indicado. 

2,^ Publicar en sus columnas cuan- 
tos documentos, noticias, descubri- 
mientos y novedades se relacionen 
con todo aquello que entrañe verda- 
dero espíritu de curiosidad. 

Con lo primero , abre ancho campo 
á todo suscritor que guste de hacer 
una ó más preguntas referentes á cual- 
quier ramo, poniéndole en contacto 
con los conocimientos que pueda tener 
otro ú otros suscritores en aquella ma- 
teria ignorada por el preguntante, 
quien á su vez puede ilustrar con sus 
conocimientos particulares el deseo 
de saber tal otra cuestión ignorada por 
el mismo que antes satisficiera su cu- 
riosidad ; y como si prefirieren guar- 
dar el incógnito , tanto el que pregun- 
ta como el que contesta, son muy 
dueños de hacerlo , de ahí que en nada 
puede resentirse ni el amor propio de 
aquél, ni una modestia tal vez exce- 
siva por parte de éste , máxime cuando 
no pueden faltar absolutamente las 
buenas formas entre personas de edu- 
cación, sabedoras, por tanto, de lo 
que deben á sus semejantes y de lo que 
á sí mismas se deben. Bien es verdad 
que las preguntas- 6 respuestas que 
hayan de figurar en las columnas de 
esta Revista deberán ser firmadas por 
el autor al remitirlas al Director de la 
misma, quien les dará ó nó curso, se- 
gún lo estime procedente; pues si bien 
el título de Averiguador Universal 
parece no excluir de su jurisdicción 
materia alguna , con todo , se propone 
firmísimamente eludir de su compe- 
tencia toda cuestión que trate de dog- 
ma religioso ó de política vigente, por 
razones que no pueden ocultarse á la 

10 



Digitized by 



Google 



74 



PARTE SEGUNDA 



penetración del más sencillo lector. 
Por otra parte, innecesario parece re- 
cordar al que desea inquirir la verdad 
aquel dicho de Leibniz: No hay me- 
dio de contentar dios que quieren saber 
el porqué del porqué; y en cuanto al 
investigador que adoleciere del acha- 
que de imprudencia, bastaría ponerle 
á la vista el cuadro de El Curioso im- 
pertinente, pintado con mano maestra 
por Cervantes, para que desistiera 
muy luego de proseguir en su infausta 
manía; en suma, no hay que echar en 
olvido que, como dice San Pablo, con- 
viene saber , pero saber sin excederse 
de los limites de la sobriedad ó mode- 
ración. 

Infiérese de lo antes expuesto , que 
los abonados á esta publicación vie- 
nen á ser al propio tiempo suscritores- 
colaboradores ó colaboradores natos, 
estableciéndose por el mismo hecho 
una especie de consorcio ó comercio 
estudioso entre personas tal vez des- 
conocidas, pero á quienes une en es- 
trecho lazo cierto linaje de caridad 
literaria; pues, en resumidas cuentas, 
ni hay nadie que por mucho que sepa 
no necesite saber algo más, ni nadie 
tampoco que, sabiendo lo que otro 
ignora, deje de experimentar una ver- 
dadera satisfacción al ser comunica- 
tivo para con sus semejantes, aun 
cuando sólo fuera á trueque de verse 
pagado un día, tal vez no lejano, en 
la misma moneda. 

Por lo que atañe al segundo propó- 
sito de la presente publicación, échase 
de ver desde luego el horizonte que se 
despliega ante la vista del observador 
en el terreno de las Curiosidades ; ho- 
rizonte vastísimo: pues, así como el 
de las Preguntas y Respuestas, no 
reconoce más límites que los anterior- 
mente impuestos tocante á los fueros 
religiosos y políticos. Por tanto, las 
ciencias, las letras y las artes, bajo 
sus múltiples manifestaciones, y las 



tan variadas decoraciones del gran 
teatro social, todo cae bajo la juris- 
dicción y competencia de El Averi- 
guador Universal, en consonancia 
con el título que le distingue y abona. 

No es de poco interés la sección que, 
con los títulos de Movimiento biblio- 
gráfico y Movimiento artístico, cierra 
esta Revista , y cuyo objeto puede ver 
el lector en su respectivo lugar. 

Dispuesta la nueva Redacción de 
esta Revista á no omitir sacrificio al- 
guno tratándose de comunicar mayor 
lustre é interés á la presente publica- 
ción, ha acordado exornarla, siempre 
que la conveniencia lo dictare, con 
algunos grabados, ora separados del 
texto, ora intercalados en él. „ 

AVISO DE PRIVADOS y DOCTRINA DE 

CORTESANOS, por cl Ilmo. D. An- 
tonio de Guevara. 

Encuéntrase entre las obras de este 
docto Prelado, de las que existen nu- 
merosas ediciones, siendo la primera 
la de Valladolid , por Juan de Villaqui- 
rán, 1539, fol., letra gótica. 

Salva dice que se imprimió por Plan- 
tino (en Ambéres), año de 1605, en 12."^, 
4 hoj. prelimins. y 30v3 páginas, con el 
título de Despertador de cortesanos. 

AVISOS DE AMIGO. 

V. Centellas de varios Conceptos de 
Don loachin Setanti cauallero Cata- 
lán , del hábito de Montesa, 

AVISOS PARA Palacio. 
V. Carta de guia de casados. 

AVIvSOS SENTENCIOSOS SOBRE EL 
MODO DE CONDUCIRSE EN EL TRATO 
CIVIL DE LAS GENTES. 

V. Glosa intitulada segunda de mo- 
ral sentido, á differencia de otra deste 



Digitized by 



Google 




CATALOGO 



75 



fiambre, á los muy siuf^ulares Prouer- 
bios del Illustre señor don Iñigo Lo- 
pes de Mendoza , Marqués de Santilla- 
na: etc. 

AXIOMAS MILITx\RES ó MÁXIMAS DE 
LA GUERRA CUYO COMENTO ES LA 

HisTORL\, compuestas por don 
Nicolás de Castro , coronel de los 
Reales Exércitos de S. M. cató- 
lica, y teniente de Rey de la 
plaza de Panamá,. Las dedica y 
ofrece al ejército español uno de 
sus individuos amante de su ilus- 
tración para que conserve y 
aumente las glorias de tantos si- 
glos en obsequio de la Religión, 
del Rey y de la Patria.— Madrid. 
Imprenta de don Miguel de Bur- 
gos, 1815. 

Un vol., S.^ prolongado , 29 hojas, in- 
cluso la portada. 

Ningún juicio podemos presentar 
aquí más acertado de esta obra, que el 
que emitió el Capitán general Marqués 
de la Romana, General en Jefe del 
Ejército de la Izquierda, cuyo tenor 
es el siguiente. 

" Sin embargo de notarse alguna in- 
curia, ó poca lima en estos versos, su- 
pera de tal modo la excelencia de los 
preceptos y doctrinas en ellos conte- 
nida, que apruebo se publiquen luego, 
á fin de que los jóvenes de la milicia 
española que por su aplicación deseen 
estudiar y distinguirse , puedan cuan- 
to antes reportar el fruto de su lección, 
utilizándole en beneficio de la patria, 
que á voz en grito reclama hoy más 
que nunca el esfuerzo , el valor y ta- 
lentos de sus hijos. „ 

Con lo dicho y con entresacar aquí, 
á mayor abundamiento, algunas de 
las máximas que en número de 264 for- 
man la textura de este precioso, y hoy 
no muy común opúsculo, puede for- 



marse el juicioso lector una idcíí exac- 
ta de su naturaleza. 

6. 

El querer, sin estudiar, 
ser científico en la guerra , 
es lo mismo que ir por tierra 
desde Ceuta á Gibraltar. 

21. 

En incesante cuidado, 
tu activo gobierno sea 
el reloj de Basilea; 
una hora adelantado K 

24. 

El astro que con su influjo 
minora el valor antiguo , 
si en la historia lo averiguo , 
claro hallaré que es el lujo. , 

56. 

Pon tu país al abrigo 
como en un proverbio hallo , 
que dice atar el caballo 
al árbol del enemigo. 

78. 
Es máxima que no yerra, 
si se llega á especular , 
quien fuere dueño del mar 
será dueño de la tierra. 

188. 
Si á César has de imitar , 
su gran máxima te digo , 
atacar al enemigo 
sin darle tiempo á pensar. 

233. 
Todo furor es demencia ; 
usa del modo mejor, 
con los armados, rigor; 
con los rendidos, clemencia. 

t No creemos inoportuno recordar aquí el hecho 
histórico sobre que funda el Sr. Castro su exhoria- 
ción al buen militar acerca de asistir siempre, á donde 
su deber le llama, con una hora de anticipación. An- 
liS^uamente adelantaba sesenta minutos sobre el me- 
ridiano el reloj de Basilea , ciudad de mucho comer- 
cio y la más extensa de Suiza , en memoria de cierta 
conspiración frazada contra el Gobierno, la cual 
fracasó A causa de que parte de los conjurados se an- 
ticiparon una hora á la que entre todos se había con- 
venido. Hoy en día no subsiste ya semejante práctica. 



Digitized by 



Google 



76 



PARTE SEGUNDA 



260. 



El usar emboscadas, es destreza ; 
no saber evitarlas, gran torpeza. 

264. 
Quien las puertas noquiere abrir de Jano, 
tenga siempre las llaves en la mano. 

Reproduje este curioso opúsculo en 
el tomo 8.*^ de mi Refranero general 
español. 



AYER, HOY Y MAÑANA, Ó la Fc, el 

Vapor y la Electricidad. Cua- 



dros sociales de 1800, 1850 y 1899, 
dibujados á la pluma por D . Anto- 
nio Flores. — Imprenta del Esta- 
blecimiento de Mellado, á cargo 
de D. Joaquín Bernat. Costanilla 
de Santa Teresa, núm. 3. Madrid. 

Siete vols., 8.° mayor (1863-64). 

Es obra que abunda en refranes, los 
cuales, siguiendo el autor la escuela 
de Sancho Panza, van á veces, digá- 
moslo así, ensartados unos con otros, 
como las cerezas. 



Digitized by 



Google 




B 



BABEL. 

V. Petit-fils de Sancho Pansa (Le). 

BERTOLDO (historia de la vida, 

HECHOS Y astucias SUTILÍSIMAS 

DEL Rústico), la de Bertoldino, 

su HIJO, Y LA de CaCASENO, SU 

NIETO. Obra de gran diversión y 
de suma moralidad, donde ha- 
llará el sabio mucho que admirar, 
y el ignorante infinito que apren- 
der. Repartida en tres tratados. 
Traducida del idioma toscano al 
castellano por D. Juan Bartolo- 
mé, agente de la refacción del 
Sermo. Sr. Infante Cardenal, et* 
cétera. — Madrid. 1840. Por don 
Julián Viana Razóla , calle de la 
Cruz , donde se hallará. 

Un yol. 8.°, 344 págs., con grabados 
en madera, cuyo tosco desempeño re- 
cuerda los que se hacían en los si- 
glos XV, XVI y XVII. 

Obrita de diversión y de índole sa- 
tírica, generalmente conocida, de la 
cual se han hecho numerosas edicio- 



nes, y que se halla sazonada con mul- 
titud de refranes. 

En los siglos XV y xvi estuvo muy en 
boga en todos 6 la mayor parte de los 
países cultos de Europa una obra es- 
crita en latín con el título de Salomo- 
nis et Marculphi Dialogus, de cuyo 
contenido se aprovecharon en el si- 
glo XVII los escritores festivos italianos 
Giulio Cesare Croce y Adriano Ban- 
chieri (éste bajo el seudónimo de Ga- 
millo Scaliggeri della Fratta), escri- 
biendo el primero el Bertoldo y Ber- 
toldino, y el segundo el Cacaseno, 
textos que han servido de base para la 
publicación española. 

BIBLIA (La Santa). 

Aun cuando en los Sagrados Libros 
del Antiguo y Nuevo Testamento se 
encuentra en general un número más 
ó menos crecido de proverbios, con 
todo, los que vamos á enunciar se ocu- 
pan tan esencialmente en ellos, que , á 
excepción de unos cuantos versículos, 
se podría decir que el restó lo compo- 
nen sentencias del más subido quilate, 
como dictadas por la Sabiduría divina. 
Dichos libros son : 



Digitized by 



Google 



78 



PARTE SEGUNDA 



Los Proverbios. 



:/ 



La Sabiduría , y \ por Salomón ; y 

El Eclesiastés.. . S 

El Eclesiástico, por Jesús, hijo de 
Sirach. 

Las versiones más notables que en 
nuestra lengua se han hecho del sa- 
grado texto, son las siguientes : 

Biblia en lengua española, tradu- 
cida palabra por palabra de la verdad 
hebraica por muy excelentes letrados: 
vista y examinada por el Oficio de la 
Inquisición, 

Un vol. fól., gótico. 

De esta famosa Biblia, conocida co- 
munmente por el nombre de Ferrara, á 
causa de haber sido impresa por pri- 
mera vez en aquella ciudad, se hallan 
ejemplares de dos maneras. Los unos 
tienen al principio la epístola -dedica- 
toria dirigida á D. Hércules de Est, 
cuarto duque de Ferrara , por Duarte 
Pinel y Jerónimo de Vargas. En los 
otros, la dedicatoria está enderezada 
á una ilustre matrona de los judíos, 
llamada doña Gracia Nacy, por Jom 
Tob Athías y Abraham Usque. En los 
primeros se lee al fin : 

Estampada en Ferrara d costa y 
despesa de Gerónimo de Vargas espa- 
ñol , en primero de marso de 1553. 

En los segundos : 

Estampada en Ferrara a costa y 
despesa de Jom Tob Athias, hijo de 
Levi Athias español, en 14 de Adar 
de 5313, 

que corresponde al mismo aflo de 1553. 
Aunque dichos ejemplares son exacta- 
mente conformes entre sí por el nú- 
mero de las páginas y por la uniformi- 
dad de los caracteres que se emplea- 
ron en su ejecución , todavía se hallan 
entre ellos algunas diferencias muy 
notables, que pueden verse en los bi- 
bliógrafos que trataron este punto de 
propósito, y señaladamente en Juan 
Bernardo de Rossi , en su comentario 



De Typographia Hebraeo- Ferraricn- 
si 1. Estas diferencias han hecho creer 
á algunos que fueron dos ediciones dis- 
tintas; pero otros, al parecer más bien 
fundados, sienten que es una sola edi- 
ción , y que las variantes que se notan 
pudieron muy bien hacerse en aquella 
misma ocasión para una tirada espe- 
cial. El autor arriba citado y el Padre 
Le-Long dan noticia de otra Biblia es- 
pañola que los judíos de Constantino- 
pla habían publicado ya en 1547, y de 
la cual pretende el segundo de estos 
escritores ser una reimpresión la de 
que venimos tratando; pero el primero 
opina en contrario, haciendo ver que 
es de todo punto distinta, si bien pu- 
dieran haberla tenido presente , así 
como otras españolas antiguas hechas 
por los judíos que habían sido maes- 
tros en las sinagogas de España , y sin- 
gularmente por el famoso rabino Da- 
vid Kimchi, hombre de gran erudición 
y autoridad entre los de su nación, el 
cual floreció á principios del siglo xiii. 
Le-Long equivoca sin duda esta edi- 
ción con la del Pentateuco Hebraico- 
Chaldaico, Español y Bárbaro Grie- 
go, que en folio y á tres columnas se 
había impreso antes en Constantino- 
pla, año de 1547, en casa de Eliezer 
Berub Gerson de Socino, la cual fué 
hecha sobre la de Venecia de 1497, 
obra muy rara y de pocos conocida. 
Asimismo se había publicado en Am- 
beres en 1540 la traducción del libro de 
Job y de algunos Salmos, por Fernán- 
dez Jarava , y en el propio lugar, año 
de 1543, la de los 7 Salmos Penitencia- 
les, Cantar de los Cantares y las La- 
mentaciones de Jeremías; otra versión 
de todo el Salterio por un anónimo, 
muy antigua, gótica, sin especifica- 
ción de fecha, tipógrafo ni lugar de 
impresión, aunque se cree haberlo sido 

1 De Bíbliis Hispatticis Fcrrariensibus, p. 68 y 
simientes. Véase también la Biblioteca de D. José 
Rodríguez de Castro, t. i , p. 401. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



79 



en Toledo ; igualmente otra traslación 
de los Proverbios de Salomón, y de 
Jesús hijo de Sirach, y de todo el Sal- 
terio, hecha por Juan Roffes, é impresa 
por Sebastián Grypho en 1550. Ya se 
había dado á luz en Amberes (1543) 
el Nuevo Testamento en español de 
Francisco de Encinas, y por los años 
de 1556 se publicó en Venecia otra edi- 
ción con este título : 

El Testamento Nuevo de Nuestro 
Salvador Jesucristo , nueva y fiel- 
mente traducido del original griego 
en romance castellano^ 
cuya traducción es de Juan Pérez. 

La impresión que sigue en mérito á 
la de Ferrara es la de Casiodoro de 
Reyna , sevillano , que se publicó 
en 1569 con este título: 

La Biblia, que es los Sacros Libros 
del Viejo y Nuevo Testamento, tradu- 
cida en español, nbirb aipin^inbx ir*,. 
La palabra de Dios nuestro perma- 
nece para siempre, Isaías, xl. mdlxix. 

Un vol. 4.*^ mayor ^ 

Viene después la publicada con el si- 
guiente frontis : 

La Biblia , que es los Sacros Libros 
del Viejo y Nuevo Testamento: segun- 
da edición, revista, y conferida con 
los textos hebreos y griegos, y con di- 
versas traslaciones, por Cipriano de 
Valer a. La palabra de Dios permanece 
para siempre. Isaías, xl, 8. En Ams- 
terdam en casa de Lorcnso Jacobi. 
MDCIL 

Un vol. folio. 

El año de 1630 se hizo una reimpre- 
sión de la de Ferrara , publicada por 
Menasse Ben Israel , judío portugués, 

1 Esta edición", poco común , es la conocida entre 
los bibliógrafos con la denominación de Biblia del 
^50, á causa de la figura de este animal, representado 
en el florón que ostenta el frontispicio, lo que dio lu- 
gar á De Bitre d conjeturar que la impresión se hizo 
en Berna más bien que nó en Basilea. Sin embargo, 
el abate Rive prueba , en su Chasse aux bibliogra- 
phes, que lo fué en Basilea, contra el parecer del 
autor de la Bibliographie instntctive. 



en un vol. fol., sin lugar de impresión 
y con el título : 

Biblia en lengua española , traduci- 
da palabra por palabra de la verdad 
hebraica por muy excelentes letrados. 
Vista y examinada por el Oficio de la 
Inquisición. Con privilegio del duque 
de Ferrara. 

Al fin: 

Al loor y gloria de Dios fué refor- 
mada por Menasse Ben Israel 15 de 
Sebath 5390. Chr. 1630. 

Las diferencias introducidas en esta 
edición con respecto á la de Ferrara, 
consisten en haber sustituido algunas 
palabras de uso corriente para aquella 
época, á las que entonces pasaban ya 
por anticuadas. Aún se volvió á reim- 
primir en Amsterdan en casa de José 
Athias por R. Samuel de Cáceres, aflo 
de 1661, un vol. folio. 

En estos últimos tiempos es bastante 
notable la edición que el P. Scio de San 
Miguel dedicara á S. A. el Príncipe de 
Asturias, aflo de 1794, y de cuya tra- 
ducción se han hecho posteriormente 
infinidad de tiradas, por ser la que más 
se maneja hoy en nuestra nación. 

Otro tanto nos cumple decir de la 
versión hecha por el Excelentísimo é 
Ilustrísimo Sr. D. Félix de Torres 
Amat , Obispo de Astorga , y de la cual 
van hechas dos ediciones , la primera 
en 1823, y la segunda en 1832: trabajo 
que le acarreó no pocos disgustos , de 
lo cual se da relación circunstanciada 

I en el tomo viii de la Galería de espa- 

i ñoles célebres contemporáneos , redac- 
tada por D. Nicomedes Pastor Díaz y 

\ D. Francisco de Cárdenas. 

I Tocante á los M. SS. de mayor ó 
menor precio que poseemos de las Sa- 
gradas Escrituras , véase lo dicho en 
la obra premiada por la Biblioteca Na- 
cional al, hoy difunto, Sr. D. José Ma- 
ría de Eguren , é intitulada Memoria 
descriptiva de los códices notables 



Digitized by 



Google _ 



80 



PARTE SEGUNDA 



conservados en los archivos eclesiás- 
ticos de España y así como el folleto 
que publicó en Madrid D. Luis Usoz y 
Río, año de 1847, cuyo título repro- 
duzco aquí puntualmente : Siqlo XV.— 
Año de 1430, — Noticia de Biblia de 
aquel tiempo en Códice ms, en vitela, 
que hoy existe como propriedád vincu- 
lada, en la casa del Duque de Alba, 

BOCADOS DE ORO. 

Tal es la portada del presente libro, 
sobre cuyo título hay una viñeta en 
madera que representa un gabinete de 
lectura, y en él un sujeto sentado á 
una mesa en ademán de escribir. Al 
reverso empieza el texto por estas pa- 
labras : 

""C. En el nombre de dios s dMa 
virgen santa María: comienza el 
libro que es llamado Bocados de 
oro : el qual fizo el Bonium Rey de 
persia: z contiene en si muchas 
doctrinas s buenas para la vida de 
los hombres. „ 

Y acaba : 

''C. Fue impressa la presente 
obra en la muy noble cibdad d*to- 
ledo á onze dias del mes de diziem- 
bre de mili z quinientos z diez 
años. „ 

Un vol. ful. de 47 págs. dobles, y 
nó 48, como dice Floranes, citado por 
Méndez en su Tipografía Española, 
p^g. 122 de la segunda edición, pues la 
hoja 48 es toda en blanco. Letra gót. á 
dos columnas. 

— Bocados de oro, Al ñn : Fenece el 
libro llamado Bocados de oro. Impresso 
en la muy noble e muy leal ciudad de 
Seuilla , por Mey nardo Vngut alemán: 
e Lan^alao polono cópaneros. A. xvi. 
de mayo del año del Señor de mili e 
qüatrocientos e noventa cinco años. 



Folio, let. gót. á dos columnas, 4S 
págs. dobles. En la primera foja por 
toda portada el título. A la vuelta de 
la última hoja, que* contiene sólo el 
membrete de la impresión en líneas 
muy cortas, se ve, al pie de éste, el 
escudo de los impresores. Méndez no 
alcanzó noticia de esta edición. 

^Ensayo de una Biblioteca de libros raros y cu- 
riosos ^ tomo I, col. 444.) 

• —Libro llamado Bocados d'oro el 
qual hi30 el Bonium Rey de Persia. 
Otra edición de Valladolid, 1522, según 
Méndez, segunda edición, pág. 122. 

— Otra edición, también de Valla- 
dolid, por Micer Lázaro saluagogino- 
ues, 1627, 4.^ 92 hoj. , let. gót. 

Amador de los Ríos cita en su His- 
toria de la Literatura Española las 
ediciones siguientes: Sevilla, 1495. — 
Salamanca, 1499. — Toledo, 1510. — 
Valencia, 1522. — Valladolid, 1527. Y 
por último, un M. S. (Bb. 59) de la Bi- 
blioteca Nacional. 

El erudito D. Rafael Floranes dice 
en uno de los Apéndices á las " Memo- 
rias históricas de la vida y acciones 
del rey D. Alonso el Noble „ (Madrid. 
Sancha, 1783), pág. 137, col. 1.% lo si- 
guiente: "Nuestro Fernán Martínez 
de Burgos incluye luego algunas Es- 
torias del libro del grande Alexandre 
Rey de Grecia en prosa: las quales 
observo, se hallan igualmente en un 
libro muy raro titulado Bocados de 
oro, ó castigamientos de los Filósofos, 
que fiso el Bonium Rey de Persia, im- 
preso en Toledo año M.D.X, cap. xv, 
fol. 34, b. £■/ Bonium leído al revés 
dice muy noble. No sabemos qué Autor 
se oculta aquí; su ingenio indica á 
D. Alonso el Sabio. Al fin casi de su 
siglo el franciscano Juan Valense en 
la Summa de regimine vitae humanae 
impresa en León año M.D.XI. II part. 
Breviloq.y cap. v, citó así: Sic enim 
narrat Alfonsus in ^ractatu suo de 
Prudentia.\ Mortuo Alexandro, cum 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



81 



fteret sibi sepultura áurea ^ convene- 
runt ibi philosophi plurími^y, &. "Todo 
lo qual se halla, como allí lo pone, en 
este libro Bocados de oro , en romance. 
Con que no creo hemos perdido del 
todo la conjetura hecha por el Rey 
D. Alonso el Sabio. „ Hasta aquí el 
Sr. Floranes. 

Como quiera que sea, en este libro, 
que es un tejido de la vida y dichos de 
algunos reyes y filósofos, se encuen- 
tran muchas sentencias de subido qui- 
late , algunas de las cuales son hoy de 
uso común. 

BOCADOS DE ORO. 

En la Historia crítica de la Litera- 
tura Española por D. José Amador de 
los Ríos, tomo III, pág. f>43, se dice en 
nota marginal, con referencia á la obra 
de que damos cuenta en nuestro artí- 
culo anterior, lo siguiente: 

" Convierte advertir que con el mis- 
mo título de Bocados de oro se con- 
serva en la Biblioteca Escurialense un 
cód. signado a. iv, 9, en 4.°, el cual 
encierra la exposición de los dichos 
más célebres de veinticuatro filósofos 
ó sabios, omitida ya la forma dramá- 
tica del libro de El Bonium. Dicho tra- 
tado empieza: "En el nombre de la 
sancta et non partida Trinidad que es 
padre et fijo et Spiritu sancto, et tres 
personas et una esencia et un Dios 
uiuo et verdadero, al qual todas las 
criaturas deuen seruir : por ende aqui 
comienza un libro el qual se llama Bob- 
eados de oro y et fué acopilado por 
dichos de muchos philosofos , „ &. —Al 
fol. 25 V. acaba, y en el 20 v. se hallan 
las sentencias de Sulpicio , sabio en las 
siete artes liberales (saberes), así como 
las de Justino, que era muy católico^ 
las cuales se comprenden desde el 
fol. 33 V. al 48 v. — Este libro parece 
formado sobre El Boniurn^ Poridat de 
Poridades , y otros. „ 



BODAS (Las) de Camacho el 

RICO. 

En esta Comedia pastoral de don 
Juan Meléndez Valdés, cuyo argu- 
mento está tomado del Quijote, figura 
naturalmente en el número de los in- 
terlocutores Sancho Panza, de cuya 
boca llueven no menos naturalmente 
los refranes. 

Dicha comedia, que se halla con las 
demás poesías del autor (Valladolid, 
por la viuda é hijos de Santander, 1797, 
2 V. 12.''), fué compuesta con el objeto 
siguiente: "Habiendo determinado la 
villa de Madrid celebrar la paz ajus- 
tada en 1783, y el feliz nacimiento de 
los Serenísimos Infantes gemelos Car- 
los y Felipe con. festejos públicos ex- 
traordinarios , obtuvieron el premio 
Las Bodas de Camacho, para repre- 
sentarse en ellas en el Teatro de la 
Cruz. „ 

BUFÓN (El) de la ^ Corte. Por 
Joseph de Serna.. Fames,& mora 
bilem in na'sum conciunt, Plaut. 
in Amphit. Con licencia. En Ma- 
drid, en la Imprenta de D. Ga- 
bri^ Ramírez, calle de Barrio- 
Nuevo. Año de 1767. Se hallará 
en la librería de Escribano, calle 
de Atocha, frente de la Aduana; 
y en su puesto de las Gradas de 
S. Phelipe el Real. 

Un vol. S.*", í¿50 págs. , más 5 de índice 
sin foliar. 

En las páginas 122 , 129 y 207 de este 
centón, hállanse coleccionados 65 re- 
franes, sin contar unos cuantos más 
que están repartidos por el discurso de 
la obra. 

BURLAS DEL lenguaje. 
V. Caprichos de la Lengua^ etc. 



Digitized by 



Google 



y 



í - V 



Digitized by 



Google 



G 



CABALLOS (Los) del Sahara, 
por el general Daumas, Conse- 
jero de Estado, etc. Traducido 
del francés por N. de Cabanillas. 
— Madrid , imprenta de Higinio 
Reneses , 1853. 

4.°, 310 páginas. 

En las varias secciones de este cu- 
rioso libro no dejará de encontrar el 
aficionado á la raza caballar algún que 
otro refrán alusivo á este asunto. 

CAJÓN DE Sastre. 
V. Caxón, etc. 

CAJÓN (Novísimo) de Sastre, ó 
Miscelánea de anécdotas , cuen- 
tos chistosos, poesías selectas, 
máximas morales, refranes, agu- 
dezas, etc., etc. Por D. Felipe 
Ropavejero. Con licencia.— Bar- 
celona: Imprenta de José Rubio. 
Marzo de 1831 . 



ün folL, 8.°, 56,págs, y una hoja de 
nota. 

Con el título de Máximas y verda- 
des morales se hallan 18 (págs. 35 y 
36); y con el de Refranes sentenciosos, 
tres docenas de ellos (págs. 37 á 39). 

CAJÓN DE Sastre (Otro novísimo), 
ó Miscelánea curiosa, instructi- 
va, agradable y escogida. Por 
D. Felipe Ropavejero. Con li- 
cencia: Barcelona: Imprenta de 
José Rubio. Mayo de 1831. 

Un fon., 8.^ 60 págs. 

Con el título de Verdades morales 
apunta 19 (págs. 18-19); y con el de 
Refranes, 25 de éstos (págs. 43-44). 

El mes de Julio salió á luz esta pu- 
blicación, al parecer periódica, con el 
título de Tienda de varios géneros , y 
en el de Septiembre coo el de Géneros 
de varias tiendas (V.). 

Ignoro si se publicaron más cuader- 
nos de los cuatro que van aquí apunta- 



Digitized by 



Google 



84 



PARTE SEGUNDA 



dos entre este artículo y el inmediato 
anterior. 

CALENDARIO del Agricultor, 
Hortelano y Ganadero para 
1865, en el cual se indican las la- 
bores y cuidados de cada mes, se 
enseñan muchas cosas útiles y se 
les ofrecen mil menudos aprove- 
chamientos y pequeñas indus- 
triad tan lucrativas como fáciles. 
Por D. Domingo de la Vega y 
Ortiz. Ilustrado con multitud.de 
grabados. A. Z.— Madrid. En El 
libro de Oro, calle del Prínci- 
pe, 14. Imp.^* de E. Moro, paseo 
de S.^* Engracia, 8, jardín del 
Paraíso. 

En el 'ejemplar que tengo á la vista, 
impreso en el año de 1864 para uso del 
siguiente, un vol. 8.° de 245 páginas », 
se encuentran doce dísticos al princi- 
pio de cada mes, en los cuales se en- 
cierran interesantes documentos de 
utilidad agrícola. Sirvan de muestra 
los 12 siguientes, entresacados de los 
144 que contiene este opúsculo, relati- 
vos por su orden á cada uno de los me- 
ses del año. 

La buena siembra de Enero 
se hace con poco tempero. 

Lo que en Marzo has de sembrar, 
por Febrero has de binar. 

En Marzo calor temprano 
es para los campos sano. 

Por Abril las flores 
prometen frutos mejores. 

Por Mayo, ríos muy llenos,, 
preludian los gnandes truenos. 



1 No se publicó más que este «iflo con adagios. 



Agua de Junio temprana 
males muy grandes subsana. 

Aunque raras, muy violentas 
son por Julio las tormentas. 

Si da por ser tormentoso 
Agosto, será luctuoso. 

Por San Miguel gran calor 
será de mucho valor. 

Fiebre que de Octubre pasa , 
grave censo es en la casa. 

Si nieva por San Andrés, 
nieva mucho más después. 

Tras Diciembre nebuloso, 
viene Enero polvoroso. 

Los escritos más antiguos del mun- 
do, después de la Biblia , son, á no du- 
darlo, los almanaques. Sin embargo, 
mucho dista de hallarse tan bien de- 
terminado el origen de éstos como el 
del Libro sagrado; pero por el uso que 
de ellos se hace , por los sentimientos 
de curiosidad, y, casi me atrevería á 
decir, de fe que inspiran ; por su carác- 
ter, en fin , poco más ó menos invaria- 
ble, parece como que participan al 
mismo tiempo de la alta antigüedad á 
que se remonta la Biblia y de la nece- 
sidad que se tiene de consultarla. 

Sea lo que quiera, sería superfluo é 
intempestivo, cuando nó imposible, el 
tratar de inquirir ahora cuál fué el 
autor del primer almanaque : baste sa- 
ber que , por lo que respecta á los dos 
elementos principales de que constan 
— que son los fenómenos astronómicos 
y el santoral , — el estudio de aquéllos 
se pierde en la noche de los tiempos, 
pues á todos es notorio que cuando el 
antiguo reino de Tiro estaba en todo 
su auge y esplendor, siendo su capital 
el emporio del comercio, de las artes 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



&i 



y de las ciencias, sus habitantes, que 
sobresalieron en la Astronomía, debie- 
ron las primeras nociones planetarias 
y meteorológicas á los egipcios y á los 
babilonios ; y que la redacción de éste 
se remonta á los primeros aflos del 
Cristianismo, pues ya cuidaron los pri- 
mitivos cristianos de inscribir en sus 
calendas los nombres de los mártires 
y demás héroes de uno y otro sexo, 
para celebrar una vez cada año y en 
día fijo la memoria veneranda de aque- 
llos que rubricaran con su sangre la 
causa de la Religión del Crucificado 
para dar testimonio de su verdad. 

Volviendo á los servicios que pres- 
tan tales folletos, más ó menos abulta- 
dos hoy, simple hoja, ó pliego, en estos 
últimos años, ¿quién ignora que el al- 
manaque ó calendario es un mueble in- 
dispensable, lo mismo en el palacio del 
*^magnate que en la choza del pastor? 
En efecto; uno se entretiene en averi- 
guar cuántos y cuáles eclipses habrá 
en el año, y á esto se limitan todos sus 
conocimientos astronómicos ; aquél, 
que es empleado ó estudiante, cuenta 
los días festivos que caen dentro del 
mes, para gozar anticipadamente del 
descanso y distracción que se promete 
en ellos; el comerciante repasa dónde 
y cuándo se celebran las ferias y mer- 
cados, para calcular si le conviene ó 
nó sacar á plaza sus mercaderías; per- 
sona hay tan aficionada á saber el orto 
y el ocaso del sol, que lo preguntará 
cada día á su calendario , aunque á 
fuerza de interrogárselo haya acabado 
por saberlo de memoria y se encuentre 
en disposición de decir, segundo más 
ó menos, á qué hora se presenta el sol 
en el horizonte y á cuál se pone, según 
el invet^itor de frase tan maldita; en 
una palabra, la beata que repasa el 
santoral y toma nota de la iglesia 
donde se rezan las Cuarenta Horas 
para emprender la romería de San 
Alejo; y la niña que espera el día de su 



santo para que sus papas la regalen 
y obsequien; y la vieja, que en cada 
año nuevo ve un nuevo enemigo de 
sus años; y la doncella, que desea 
salga el sol del signo de Virgo para 
ver si puede entrar en el de Capricor- 
nio; y todos y cada uno de los seres 

sociales manosean más ó menos fre- 
cuentemente y con su mira particular 
el almanaque , el cual , después de 
haber prestado tantos y tan diyersos 
servicios, al acabar feu anua existencia 
para transmitírsela á su hijo, quien á 
su vez durará lo mismo, irá á parar 
quizás á algún Ingar de las manchas 
de cuyo nombre no quiero acordarme, 

Pero á todas estas circunstancias, y 
otras más que omitimos, faltaba toda- 
vía un requisito que llenar ; y esta la- 
guna ha venido á cubrirla, de pocos 
años á esta parte, el Calendario del 
agricultor, el cual, intercalando en su 
trabajo multit^ud de refranes más ó me- 
nos útiles para aquellos individuos 
cuyo patrimonio se funda en cumplir 
á la letra el anatema fulminado sobre 
nuestros primeros padres tocante á co- 
mer el pan con el sudor de su rostro, 
prueba una vez más la importancia 
que entraña el estudio sintético de la 
Filosofía vulgar. 

Sería proceder en infinito el inten- 
tar dar aquí cuenta de todos los Calen- 
darios que registran en sus páginas 
mayor ó menor número de refranes. 
Véase , empero , nuestros artículos 
Almanaque, Piscator, Pronóstico y 
otros alusivos al particular. 

CALENDARIO para las islas 
Baleares, correspondiente al 
AÑO BISIESTO 1883. — Palma. Im- 
prenta y librería de Guasp , calle 
de Morey , 6, 8. ( Esto reza la por- 
tada, orlada; en la cubierta se le 
intitula Almanaque,) 

8.^ mayor, 248 págs. 



Digitized by 



Google 




86 



PARTE SEGUNDA 



En las páginas 239-44 insertó mi 
docto amigo el Sr. D. León Carnicer 
una Letrilla acerca de las distintas 
fases que presenta el estíido del matri- 
monio, y cada una de cuyas estrofas 
está basada sobre un refrán alusivo al 
particular. 

El Sr. Carnicer tuvo la bondad de 
dedicarme poco después dicha compo- 
sición , en la tirada aparte que de ella 
hizo, y que conservo con el aprecio 
que se merecen las producciones de 
tan galano escritor y entendido cate- 
drático. V. Letrilla. 

CAMINO (El) de la fortuna, ó 
La Piedra filosofal. Consejos 
breves y sencillos para ser rico, 
por Benjamín Franklin. Arreglo 
de D. Cayetano Vidal y Valen- 
ciano. — Alquimia probada es 
tener renta y no deber nada. — 
Barcelona. Librería de Juan Bas- 
tinos é hijo, editores. Boque- 
ría, 47, y Baflos nuevos, 1, 1872. 
(Imp. de J. Jepús, Petritxol, 9, 
bajos.) 

16.^64págs. 

CAMPO (El). 

En el número 22 (afto iii, 16 de Oc- 
tubre de 1878) de esta publicación pe- 
riódica madrileña , se inserta una co- 
leccioncita de Refranes agrícolas, \ 

CANCIONERO. ¡ 

M. S. Letra del siglo xv, sin nombre 
de compilador, tomo en folio de 213 
hojas útiles, encuadernado en vaqueta 
labrada. Perteneció al célebre Nicolás 
d*Herberay, sieui* des Essarts, y hoy á 
la selecta biblioteca de Robert S. Tur- 
ner, Esq.^® 

Quien quisiere obtener datos com- 



pletos y detallados de este precioso có- 
dice , consulte la " Biblioteca Española 
de libros raros y curiosos, por los se- 
ñores Zarco del Valle y Sancho Ra- 
yón „, tomo I, col. 451 y siguientes. 

Por lo que á nuestro asunto compe- 
te , diremos que en dicha Biblioteca se 
copian ( columna 555 á la v562) 23 refra- 
nes, dispuestos en la forma siguiente: 

Empieza así : 

^ A 1. 

En Avila por la A 
posará el rey en persona , 
Alfonso se llamará 
El huespet y ella Antona, 

Y serán las condiciones 
De la su volatería, 
Anadones y ansarones, 

Y conbrá su señoría 

Dun gentil asno aquel día. 

Avellanas le darán 
Por fruta luego de mano. 
El comer le guisarán 
Con almendro y auellano, 
Dirá la su canción 
" Amor yo nunca pensé „ 
Cantada con gentil son, 
El refrán por buena fe 
Es este que vos diré : 

Amansar deue su saña 
Quien por si mestno s'engafia.y. 



Y acaba : 



«Z. 



Por la Z daquí á tres días 
A Zara va el rey agora , 
El huésped es Zacarías 
La huéspeda sera Zora. 
Si la red no se nos quiebra 
A 9ena avrá zorzales, 
Coma en tanto duna zebra , 
Que mataron non sé quales 
De los suyos con destrales. 



1 "Hállase esta composición, que bien pudiera 
llamarse de chistes ó disparates , dispuestos por el 
A B C , en el folio 195 de este Cancionero, sin título ni 
encabezamiento de ninguna clase que indique dónde, 
cómo y por quién fué hecha. - 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



87 



De zorollas finalmente 
Por fruta le pueden dar, 
La lenya por consiguiente 
Ha de ser dun zoroUar, 
Por canción mossen Danbun , 
Como Qinfonía de ciego, 
Fará zun , zun y zun , 
Y assi se acabe luego 
Con este refrán el juego: 

Zelo de sieruo obediente 
Al señor faee siruiente,^ 

CANCIONERO de obras de bur- 
las PROVOCANTES A RISA. Cum 

privilegio, En Madrid, Por Luis 
Sánchez . ( Londres , 1841 . ) 

S.*" mayor, antep. 4)ort . , xlü-225 págs. 

Reproducción que hizo Usoz y Río 
de esta indecente obra (de cuya edi- 
ción príncipe se cree existir tan sólo 
un ejemplar en el Museo Británico, 
impresa en Valencia por Juan Viñao, 
año de lv519), y en cuyas Advertencias 
se halla una colección de refranes, 
todos denigrantes de la gente de Igle- 
sia. 

CANCIONERO de Sebastián de 
HoROzco , poeta toledano del si- 
glo XVI. Año de (Aquí el escudo 
de la ciudad de Sevilla.) 1874. - 
Sevilla: Imprenta de D. Rafael 
Tarascó y Lassa, Sierpes, 73, 
1874. 

4.**, una portada litografiada, lxxii- 
282 págs., y tres hoj. de índice y co- 
lofón. (Tirada de 300 ej.emplares. ) 

Linda producción , recién sacada del 
polvo de la Biblioteca Colombina, en 
que para el original, merced al celo y 
diligencia de la Sociedad de Bibliófilos 
Andaluces. 

Diseminados por sus páginas, saltan 
á la vista muchos refranes ; cosa harto 
natural en quien tantos miles de ellos 
coligió en más de una obra , como pue- 
de verse en el lugar que respectiva- 



mente les asignamos á cada una de 
ellas en este nuestro trabajo. 

CANCIONERO general de Her- 
nando DEL Castillo, según la 
edición de 1511, con un Apén- 
dice de lo añadido en las de 1527, 
1540 y 1557. Publícale la Socie- 
dad de Bibliófilos Españoles, i 
(y ii). — Madrid. (Imprenta de 
Miguel Ginesta, Campomanes,8.) 

MDCCCLXXXIÍ. 

Dos vols. 4.'' El 1.°, una hoja en 
blanco, 11 preliminares, otra con el 
facsímile de la edición príncipe, y xx- 
665 págs. ; el 2.^, antep., port. , 659 pá- 
ginas, y seis hojas, comprensivas de 
la lista de los socios y de las obras por 
esta Sociedad publicadas. 

En la Advertencia preliminar se da 
cuenta circunstanciada de las nueve 
ediciones que de este Cancionero se 
conocen ó citan , y á ella remitimos al 
curioso bibliógrafo. Por nuestra parte, 
no hemos titubeado un momento en 
dar aquí cabida á semejante obra, su- 
puesto hallarse en sus columnas al- 
gunas producciones paremiólogicas, 
como lo evidenciarán nuestros ar- 
tículos : 

Juego t robado (de Pinar); 

NunqHc(El) (de Quirós, el de Se- 
villa); 

Perqué {áo: Quirós, el de Valencia); 

Régimen (Un buen) , etc. (de Gómez 
Manrique). 

C \NCIONERO (El) de Juan Al- 
fonso DE Baena (siglo xv), ahora 
por primera vez dado á luz, con 
notas y comentarios. — Madrid. 
Imprenta de La Publicidad y á 
cargo de M. Rivadeneyra, calle 
de Jesús del Valle, núm. 6 , 1851. 

Un vol. 4.°, 88 págs. prelims. y 732 
de texto , &. 



Digitized by 



Google 



88 



PARTE SEGUNDA 




En esta edición, única impresa que 
se ha hecho por el códice, que se cree 
orij^ínal, existente en la Biblioteca 
N racional de París, y es debida á la es- 
plendidez del Marqués de Pidal , se en- 
futntra al folio 418 ( 130 v.^^ del M. S.), 
ía siguente composición : 

" Este desir fiso é ordenó el dicho 
Gomes Peres como á manera de 
rrequesta contra el mundo é sus 
tumbos que da con los onbres que 
non conosgen á ssy nin á su estado, 
el qual es bien fecho é de muy bue- 
nos proverbios como trebejos. 

Non se sosiega el mi coraron 
Kn ^er todo suyo, nin está contento, 
í 'ar lo qual sufro afán é tormento 
E de la mi muerte es grand ocasión. 
Oue sy yo quiero dormir ó folgar , 
¥A me fas luego tan alto pensar 
Por que cuytado diré con rason : 

El que mas alto subiere 
Miís penará, sy cayere. 

V^uien es todo suyo é quiere catar 
Maneras átales por que se enajene, 
\i'6 íjrand derecho que muera ó pene , 
ii quien bien lo quiere ha dello pesar. 
í.Miien mal, otrosi plaser é folgura, 
Kl mal escusar asas es cordura, 
l'or ende asi digo quered escuchar: 

Non siento mejor riquesa 
t,Mii libertat é franquesa. 

El íbl pensamiento que él ha tomado 
Trae grand dapnno é muerte consigo , 
l!l su consejo non es de amigo 
Mas de contrario; es gierto provado, 
l^or ende querría quel non pensase 
l:!n lo que piensa mas que sosegase 
Con este proverbio que digo de grado: 

Quien creyere mal consejo, 
La prueva le sea el espejo. 



E non se puede de mi encobrir , 
Que yo bien sé que muy altamente 
Piensa , mas veo que lo de presente 
Vala gient tanto que lo por venir. 
El que bien está deve sosegar, 
Las cosas dubdosas el cuerdo dexar. 
Que yo oí sienpre aquesto desir : 

Quien bien está non se mueva , 
Fas locura quien ál prueva. 

Aquesta me sea final conclusión: 
Si alguno tiene lo quer pertenesge, 
E ál quier catar syn dubda meresge 
Sofrir mal é coy ta é tribulación : 
Que nunca el bien será conos<;ido 
Fasta que ome lo aya perdido. 
Por ende diré en toda sason: 

Ve , ganancia , alia te bayas 
Donde perdida non trayas. 

CANCIONERO y Romancero, co- 
legido por Gabriel de Peralta. 
(B. R.) K 

M. S. en 4.^ — letra de fines del si- 
glo XVI y principios del xvn. 

Apunte tomado del "Ensayo de una 
Biblioteca española de libros raros y 
curiosos,,, tomo 3.°, col. 1138. Por la 
extensa (y más que extensa, duplicada) 
descripción que de este curioso M. S. 
se hace, en vista de los apuntes toma- 
dos por D. Bartolomé José Gallardo, 
I venimos en conocimiento de lo mucho 
I que interesa á nuestro objeto especial. 
i 

I CÁNONES Ó REGLAS para la 

I CONSTRUCCIÓN, I COMPOSICIÓN DE 
I LAS OCHO PARTES DE LA Or ACIÓN. 

Con un catálogo de nombres i 
I verbos por adagios, según reglas 
I de sintaxis. Su autor Vicente 

(aarcía Ordóñez de Lloris , natu- 
\ ral de Oliva. M. S , 8." 

1 Abreviaturas de Biblioteca Real, que escomo 
I se denominaba antigruamente la Biblioteca Xacional 
I de Madrid. 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



Así consta de la obra titulada Spe- 
cimen Bibltothecae-Majansianae 
(Hannóver, 1753), donde se lee además 
en latín el siguiente juicio del autor, 
que traducimos á continuación: 

" Este paisano mío , aunque alabado 
de muchos , no pasó de ser un dómine 
de los más vulgares. Los adagios espa- 
ñoles se corresponden con los latinos. 
He hecho mención de este escritor, no 
pensara alguno que con carecer de sus 
escritos se perdía gran cosa , como su- 
cede por lo regular cuando se trata de 
obras raras é inéditas i. „ 



CANTA ENSEÑANDO CON VOZES MO- 
RALES , y políticas ser Cortesano 
, Discreto. De Don Gabriel Bo- 
cangel. 

Con este encabezamiento se hallan 
125 cuartetas en la obra que lleva por 
título Delicias de Apolo, las cuales 
cuartetas empiezan así: 

A la corte vas, Fernando, 
noble, heredado y mancebo, 
tres dichas, mas no tan dichas 
de parte de ser tres riesgos. 

Mis consejos quiero darte, 
y porque son los consejos 
la vida mejor del hombre, 
oy segunda vez te engendro. 

Al temor de Dios te exhorto, 
que aunque es su amor más perfecto, 
para alimentar un mo<;o, 
no ay bocado como un freno, &c. 
Y acaban: 

Dirás bien, que no es posible 
verse un mogo tan perfecto, 
y que en láminas de barro 
fundo constantes relieuos. 



1 Hic coftterraueus mcus, iicet á multis laudatus, 
infimi subsellii magistellus fuit. Adagia Hispana 
Latinis respotident. Hujus scriptoris mentioitem 
feci, fie qms existimet maguam in cjus ¡ibris jac- 
turamfactam, itt plerumque putatur in dcsideratis 
ct ineditis operibus. 



Pero si al cristal consulto 
jamás creció el desasseo, 
y ha de errar: sin la disculpa 
de que no tuüiste espejo. 

Este (Fernando) del libro 
de la Corte, aun no es quaderno, 
índice si, que en su historia 
qualquier acaso, es un pliego. 

A vueltas de algunas insulseces pro- 
pias de la época en que escribía el 
autor, se encuentran algunas estrofas 
dignas de ser repetidas, así por su fon- 
do cuanto por su forma. 

Tocante á la obra Delicias de Apolo ^ 
véase lo dicho por Salva en el Ca/tf lo- 
go de su Biblioteca, t. i, núms. 2l2ó y 
227, pág. 113, donde se hace una des- 
cripción bibliográfica bastante curiosa 
y detallada de este libro, hoy no muy 
común. 

CANTOS POPULARES ESPAÑOE.ES, 

recogidos, ordenados é ilustra- 
dos por Francisco Rodríguez Mti- 
rin. Socio facultativo de El Fo/¡c- 
LoreAndaluB.Scv'úlR, Francisco 
Alvarez y C.**, editores: 1882-83, 

5 vols. 8.^ mayor. 

Rica antología que honra no poco á 
sujoven y laborioso autor, mayormcn- 
te en los tiempos que alcanzamos, un 
los cuales no es muy frecuente ver en 
la j u ventud española, y, por añadid n r a , 
andaluza, individuos que dediquen sus 
ocios á trabajos que de suyo demandan 
paciencia, constancia é inteligencia 
por todo extremo exquisitas. 

CAPRICHOS DE LA LENGUA.— Fra- 
ses hechas. —Más frases hechas- 
— Burlas del Lenguaje.— Hablar 
por hablar. 

Con estos cinco rótulos distintos 
aparecieron otros tantos artículos de 
D. José Belgas en la Hoja I iterar /a de 
La España (papel diario publicado en 

12 



Digitized by 



Google 



90 



PARTE SEGUNDA 



Madrid, y sustituido posteriormente su 
título por el de La Fe), correspondiente 
á los sábados 12, 19 y 26 de Mayo y 2 y 
30 de junio de 1877. 

Dicho se está que, atendiendo al ca- 
rácter humorístico del autor, es preciso 
tomar en broma la mayor parte de los 
juicios que sienta acerca del particu- 
lar, si nó todos; pues de lo contrario, 
á baí^tíintes objeciones se prestarían 
dichos escritos. 

CARTA DE GUIA DE CASADOS, Y Avi- 

sos PARA Palacio. Versión cas- 
tellana del Idioma Portugués. 
Dedicada al señor don Juan Bau- 
tista de Orendayn, del Consejo 
de su Magestad, su Secretario 
de Estado, y del Despacho Vni- 
versal de Estado, y Secretario 
de la Reyna nuestra señora. Con 
licencia. En Madrid. Por Blas 
de Villanueva , Impressor de Li- 
bros, vive en la Calle Angosta 
de S. Bernardo. Año 1724. A 
costa de Vicente de Senosiain, 
Mercader de Libros. Véndese en 
su casa á la subida de la Red de 
S, Luis, 

Tn \ ol. 8.*^, 36 hoj. prclims. con in- 
clusión de la portada , orlada , 286 pá- 
ginas. La Carta abraza desde la pá- 
ííina una hasta la 182,- y los Avisos, 
dusdf ia 183, que es su portada espe 
cial, hasta la conclusión. 

En la t'arta de guia de casados , que 
es la que especialmente promueve este 
liTÜQuloúc TíwesiVcX Monografía ^ obra 
poco ó nada leída hoy, y llena de do 



1 El nutor de esta Carta , según aparece de la 
íírnm, j^por l«^s Aprobantes de ella, fué el erudito lu- 
sitano D. Francisco Manuel , tan entendido en su len- 
^üít como on Li castellana, en cuyos dos idiomas com- 
puso otras varias obras, así en prosa como en verso, 
que merecieron el aplauso de los inteligentes. 

El do loí> Avtsos lo fué Luis Aureu de Mello. 



cumentos apreciables en orden á la 
vida conyugal, según lo previene su 
título , hace el autor un empeño formal 
de apoyar á cada paso dichos docu- 
mentos con sentencias más ó menos 
vulgares, y algunas poco conocidas, 
como lo echará de ver fácilmente el 
juicioso lector. 

—Otra edición. Madrid. Benito Cano, 
1786, 8.^ 

CARTA DE Paracüellós escrita 
POR D. Fernando Pérez A un so- 
brino QUE SE HALLABA EN PELIGRO 

DE SER AUTOR DE UN LIBRO. Publí- 
cala con notas un Bachiller en 
Artes. — , Madrid, mdcclxxxix. 
Por la Viuda de Ibarra. calle de 
la Gorguera. Con licencia. 

Un vol. 8.*", port., 8 págs. de Adver- 
tencia, 129 de texto. 

Bonito y no muy común libro, sal- 
picado todo de tantos refranes como 
ironía. 

^^ Defensa de D. Fernando Pé- 
rez, etc. 

CARTA RESPUESTA , que á la intro- 
ducción del Pronostico para el 
año que viene de 17')'), del Gran 
Piscator de Salamanca, ák Se- 
bastiana de Robles, muger que 
fuj de un Tramoyista, y llámese 
como se Uamasse. Madrid. Don 
(xabriel Ramírez. 1754. 

Un foll. 8.« 

CARTx\S censorias, y prudente 
crítica, sobre las Epístolas, y 
obras historiales del Ilustrissimo, 
y Reverendissimo Señor D. Fray 
Antonio de Guevara, obispo de 
Mondoñedo, donde se advierten 
repetidos descuidos por el cui- 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



91 



dado de Rhua, maestro de Le- 
tras humanas en las ciudades de 
Avila, y Soria, y las saca á luz 
Don Phelípe Ignacio Montero, 
professor de Philosophia\ y Le- 
tras humanas. Con licencia. -En 
Madrid: Por Manuel Fernandez, 
en su Imprenta, y Libreria, en- 
frente de la Cruz de Puerta Ce- 
rrada , donde se hallará. Año de 

M.DCC.XXXVI. 

* 

Un vol. 4.*^, port., 7 hoj. prelims., 
181 págs. de texto, y una hoja de Nota. 

En la Carta tercera (pág. 139 á 41 de 
esta edición) se trata con bastante eru- 
dición de los nombres que en otros 
idiomas lleva nuestra voz Refrán , así 
como de algunos autores extranjeros 
que de ellos han escrito, rebatiendo 
varios supuestos erróneos del Ilustrí> 
simo Guevara acerca del particular. 

La primera edición de las Cartas del 
Bachiller Pedro de Rhua salió á luz en 
Burgos, oficina de Juan de Junta^ 1549, 
8.^, let. gót. 

CARTAS EN Refranes de Blasco 
DE Garay, racionero de la Ca- 
tedral de Toledo. 

Habiendo tratado anteriormente en 
nuestra Disertación acerca del mérito 
que asiste á este linaje de trabajos, nos 
limitaremos aquí á estampar una noti- 
cia de las ediciones que de esta pre- 
ciosa obrita hemos visto, ó que han 
llegado á nuestro conocimiento , aña- 
diendo que^ de las cuatro Cartas que 
comunmente van juntas, sólo las dos 
primeras pertenecen á Blasco de Ga- 
ray > , si bien en las restantes no cabe 
pequeña parte á este ingenioso es- 



l La scgrunda de estas Cartas no está escrita en 
Refranes, Las otras dos , cuyo autor se ignora , las 
hubo de Juan Vázquez de Ayora. 



critor, pues, como asegura, tuvo que 
corregirlas y limarlas para que estu- 
, vieran en disposición de salir á luz. 

1545. — (Sin lugar ni nombre de im- 
! presor.) 4.*^ menor, gót., de 

i ' 24 hojas. 

! 1553. — Venecia. Gabriel Giolito. 8.^ 
\ menor, let. .cursiva, 120 ho- 

jas , precedidas del Processo 
de Cartas de amores^ &c. 

1569. - - Medina del Campo. Francisco 

del Canto. 12.^ 

1570. — Alcalá. Andrés Ángulo, 12.^ 

Preceden Las Coplas de 
Don Jorge Manrique, ^ &c. 
1575. — Sevilla. Alonso Picardo. 12.^, 
gót., 129 hoj. sin foliar. Pre- 
cedidas igualmente de Las 
Coplas de Manrique^ &c. 

1577 — Amberes. Antonio Tylenio. 
16.^ menor de 75 hojas. Letra 
redonda. A estas Cartas pre- 
ceden cuatro romances so- 
bre la batalla de Lepan to 
por Luis de Ojeda. No será 
fuera de propósito advertir 
aquí á los bibliófilos, que, en . 
la serie de cuadernos que 
componen este libro, existe 
una omisión que podría muy 
fácilmente hacer dudar, á 
primera vista, ,de la inte- 
gridad del ejemplar, por fal- 
tar en la sucesión de las 
signaturas la letra H; pero 
semejante falta debe atri- 
buirse á distracción ó ca- 
pricho del impresor. 

1581. — Huesca. Juan Pérez de Valla- 
dolid. 16.*^ 
„ — Alcalá. Querino Gerardo. 16."^ 

1584. — Huesca. Juan Pérez de Val- 
di vielso, impresor de la Uni- 
versidad. 12."^ 

1598. — Madrid. Luis Sánchez. 12.*^ 
Anteceden Las Coplas de 
Don Jorge Manrique^ &c. 
Port., 5 hoj. prelims., 204. 



Digitized by 



Google 



92 



PARTE SEGUNDA 



1608. — Bruselas. Rutger Velpius. 12.^ 
A continuación de los Re- 
franes de César Oudin. 

1612. — Bruselas. 12.^ Precedidas de 
los Refranes de Oudin. 

1614. — Lyón. Pierre Rigaud. 12.° Pre- 
ceden los üf^raw^sde Oudin. 
„ — Madrid. Juan de la Cuesta. 12.° 
Port., 5 hoj. prelims., 204 de 
texto. A continuación de 
Las Coplas de Jorge Man- 
rique^ &c. 

1619. — Madrid. Juan de la Cuesta. 4.° 
Anteceden los Refranes ó 
Proverbios en romance que 
coligió y glosó el Comenda- 
dor Hernán Núñes , &c. 

1621. — Lérida. LuisManescal. 4.° Edi- 
ción muy parecida á la de 
1619 de Juan de la Cuesta, y 
tanto , que está tirada casi á 
plana y renglón. 

1632. — Madrid. Viuda de Alonso Mar- 
tín. 12.° Con Las Coplas de 
J. Manrique^ &c. Port., 5ho- 
jas prelims., 246 páginas do- 
bles. 

1761. ) Madrid. En el tomo v del Ca- 

1781. \ jón de Sastre literato, &c. 

1804. — Madrid. Repullés. 

En el 4.° tomo de los Refra- 
nes de Núftez, &c. 

Nota. — En el Cajón de Sastre ante- 
expresado , después de citada la edición 
de Madrid de 1632, en 12.^, se lee haberse 
hecho otra en Amberes pocos años des- 
pués, en 18.<* 

CARTAS ERUDITAS Y CURIOSAS cn 
que (por la mayor parte) secon- 
tinua el designio del Teatro Crí- 
tico Universal, impugnando, ó 
reduciendo á dudosas varias opi- 
niones comunes. Escritas por el 
M. I. S. D. Fr. Benito Jerónimo 
Feyjoo y Montenegro, Maestro- 
general dé la Religión de San 
Benito, del Consejo de S. M. &c. 



5 vols. en 4.*^ 

La Carta primera del tomo ni , cuyo 
membrete es: Falibilidad de los Ada- 
gios, muestra hasta cierto punto lo 
verdadera que es semejante proposi- 
ción en algunos , mediante las razones 
que aduce en los 50 en que se ocupa. 
Sin embargo , por lo que pueda haber 
de exageración en este particular, véa- 
se eH v de nuestra Disertación, Esta 
cuestión , que en serio trata este eru- 
dito benedictino , había sido y^ venti- 
lada, pero en el terreno del chiste, por 
el P. Gracián en El Criticón. (V.) 

Fué tal y tanta la fama que alcan- 
zaron los escritos del P. Feijoo en la 
segunda mitad del siglo pasado, que 
es cuando floreció , que en pocos años 
se hicieron repetidas ediciones de nu- 
merosas tiradas , todas en Madrid. 

Las que yo conozco son : 

1742, 1753, 1765, 1769, 1777, 1778, 
y 1781. 

Estos escritos, que hace muchos 
aftos eran leídos por muy pocos , han 
vuelto á serlo de algunos, merced á su 
reaparición en la Biblioteca de A A, 
Españoles de Rivadeneyra, escogidos 
y coordinados por D. Vicente de la 
Fuente en un volumen. 

CARTILLA HIGIÉNICA en verso 
PARA LOS NIÑOS. Aprobada por 
S. M. para que sirva de texto en 
los establecimientos de primera 
educación del Reino por decreto 
de 23 de febrero de 1853. — Se- 
gunda edición. — Madrid. Im- 
prenta de don Victoriano Her- 
nando, calle del Arenal, núme- 
ro IL 1855. 

Un cuad.° de 16 págs. en 8.° 

Trata de los siguientes particulares: 

Del aire y de las habitaciones, — 

De los vestidos y de la limpieza del 

cuerpo, — De los alimentos y bebidas, 

— Del ejercicio y del reposo, — Sen- 



Digitized by 



Google 




CATÁLOGO 



93 



sactones y pasiones. Generalidades, 
Apuntaré cada uno de los primeros 
dísticos correspondientes á cada una 
de las susodichas materias: 

Del viento encallejonado 
Huye, si estás sofocado. 

La limpieza da á la vez 
Lozanía y robustez. 

El comer sin apetito 
Hace daño y es delito. 

Haz ejercicio diario, 
Y estudia lo necesario. 

La salud es don precioso 
Que Dios quita al perezoso. 

Nunca duermas con los gatos, 
Ni un paso des sin zapatos. 

CASARSE POR GOLOSINA, Y Refra- 
nes A TROMPÓN. 

V. Comedia nueva, burlesca, inti- 
tulada: etc. 

CASCABEL (El). Periódico ilus- 
trado. Año IX. 2.^ época. Ma- 
drid, 30 de Agosto y 6 de Se- 
tiembre de 1874. 

En estos dos números se registra un 
artículo intitulado: De la impropiedad 
y decadencia de muchos Refranes es- 
pañoles, suscripto por D. Florencio 
Janer. 

CATÓN METÓDICO DE LOS NIÑOS, 

dispuesto para aprender á leer, 
por Don José González Seijas, 
aumentado y correjido por Her- 
nando desde su tercera edición. 
Aprobado &c. Madrid. 187L Im- 
prenta de Gregorio Hernando, 
Isabel la Católica, núm. 10. 

La trigésima edición de este librito, 
que es la que tenemos á la vista, cons- 
ta de 95 págs. en 8.° 



En ellas se encuentran algunas Má- • 
ximas y Refranes, propios para incli- 
nar el corazón de los niños desde sus 
más tiernos años á la práctica de la 
virtud. 

CATÓN (Traducción de las Sen- 
tencias de), por el mtro. Martin 
García. 

Con esta portada, escrita de mano, 
existe en la Biblioteca de la Real Aca- 
demia Española un ejemplar impreso 
en letra de tortis, en 4.° menor, falto 
en su principio, al parecer, de 8 hojas, 
por cuya razón ignoro cuál es el ver- 
dadero título ó portada de esta obra, 
lugar, impresor y fecha , si es que en 
ella se consigna, pjues aunque dicho 
ejemplar parece no estar falto al fin, 
carece de colofón. Debe de ser libro 
sumamente raro, pues mis diligencias 
más activas por ver un ejemplar com- 
pleto en muchas de nuestras buenas 
bibliotecas, no me han proporcionado 
semejante satisfacción. Carece de fo- 
liación y reclamos, pero nó de signa- 
turas. Si no es obra incunable, según 
todas las apariencias, tiene que ser 
muy de principios del siglo xvi. 

Latassa, en su Biblioteca antigua 
de los escritores aragoneses, tomo ii, 
pág. 382, da cuenta de e^te libro en los 
términos siguientes: 

" La Traslación del muy excelente 
ür. Chatón (sic) llamado fecha por un 
egregio Maestro Martín García nom- 
brado el proemio compiesa por emi- 
nente estilo del alto Tractado (no lleva 
puntuación alguna) esta traslación es 
de los dichos, ó consejos de Catón. Es 
versión del latín en verso español an- 
tiguo Consta de 41 ojas, en quarto, 

incluido el Proemio, é Lnbocacion del 
Doctor. „ 

Expondremos alguna que otra mues- 
tra del ingenio del traductor: 



Digitized by 



Google 



94 



PARTE SEGUNDA 



** Si creas a los antiguos 
fijo et á mi fablar i, 
nunqua quieras publicar 
los vicios de tus amigos; ' 

si le quieras dar castigos 
digele de ti a el , 
el amigo que es fiel 
no increpa con testiguos „. 

Abrimos por otra parte, y leemos: 

^ Fijo si tu poder basta 
tomar muyer virtuosa 
et no la tomes viciosa 
por los bienes ni la pasta 
si viene de mala casta 
e la tomas por sus bienes 
lo que trae te gasta 
et hahun lo que tu tienes. „ 

Pondremos aquí el modo con que 
concluye el Maestro García su obra en 
las dos siguientes octavas , por las 
cuales se ve, en la primera, De que 
tracta et cu que día fue fecha , y en 
la 2.**, En que anyo fue fecho. 

" Las quatro virtudes son 
puestas en esti tractado 
bien creo sea llamado 
le etica de cathon 
et fue dada conclusión 
en vn dia plazentero 
jueues eso de janero 
a la dita traslación. „ 

** El presente ya se quanto 
del diuino nacimiento 
mil et siete con sesenta 
et mas quatre fazen ciento 
gracias inmensas presiento 
pues me daron poder tanto 
padre et fijo et espiritu,santo 
los tres principes te cuento. „ 

" Fenesce las traslación del cathon 
fecha por maestro Martin García „. 
" Deo gracias. „ 

Después de esto siguen unas cuantas 
octavas más, dedicadas por su conté- 

I Dice /a6/n, pero se echa de ver naturalmente 
que es yerro de imprenta. 



nido á N. S. J. C, y acaba finalmente 
el libro de esta manera: 

FLV. 

" Virgen de dios eschoida 
Maria nuestra senyora 
Seas nuestra intersesora 
Pues para esto fues nacida. „ 
" Sic est finis deo gracias. ^ 

Estos y otros varios trabajos de la 
misma ó parecida índole , aunque atri- 
buidos á Catón , no son suyos, sino de 
cierto escritor del siglo vii ú viii, se- 
gún la opinión más común. 

CAXON DE Sastre, ó Montón de 
muchas cosas, buenas, mejores, 
y medianas; útiles, graciosas, 
y modestas para ahuyentar el 
ocio, sin las rigideces del traba- 
jo ; antes bien á caricias del gus- 
to. Por D. Francisco Mariano 
Nipho. Con licencia: en Madrid. 
Imp. de D. Gabriel Ramirez, calle 
de Atocha, frente de la Trinidad 
Calzada. 1761. 

7 vols. 8.^ 

— La segunda edición se hizo igual- 
mente en Madrid, por Miguel Escriba- 
no, 1781 , en 6 vols. en S."" 

Como quiera que en las páginas de 
este mosaico literario se insertan algu- 
nos trabajos paremiológicos, de ahí el 
haberle dado nosotros cabida en las 
columnas de este nuestro Catálogo. 

CELESTINA (LA) o Tragi-cóme- 
DiA DE Calixto y Melibea. 

Esta obra , parto de dos ingenios, de 
I9S cuales se sabe que el continuador 
fué el Bachiller Fernando de Rojas, 
natural de Montalván , y cuyo primer 
acto se disputa por los repúblicos lite- 
rarios si es debido á la pluma de Juan 
de Mena ó á la de Rodrigo Cota, el 
tío, encierra gran número de refranes, 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



95 



como por lo regular se indica en la 
portada de la mayor parte de las publi- 
caciones que de ella se han hecho, me- 
diante las siguientes palabras que sue- 
len ir á continuación del título arriba 
expresado: En la cual se contienen, 
demás de su agradable y dulce estilo, 
muchas sentencias filosofales y avisos 
ffiuy necesarios para mancebos, mos- 
trándoles los engaños que están ence- 
rrados en sirvientes y alcahuetas. 

Infinitas son las ediciones que de 
este 

Libro en mi opinión dtvi- 
Si encubriera más lo huma- 1 

se han hecho. Quien quisiere cono- 
cerlas, consulte sobre el particular los 
tomos n y ni de la Biblioteca de Auto- 
res Españoles de Rivadeneyra» pá- 
ginas 172 y 173 y xii, respectivamente, 
añadiendo á dichas ediciones las que 
apuntamos á continuación : 

— Lisboa. Luis Rodríguez. 1540. 

— Zaragoza. Diego Hernández. 1545. 

— Milán. 1622. 

— Madrid. Viuda de Alonso Martín. 

1631. 

— Madrid. Rivadeneyra, en la Bi- 

blioteca de Autores Españoles, 
1846. 

— Madrid, Rivadeneyra, 1872. 2 vo- 

lúmenes 16."^ 

Consúltese además el Catálogo de 
la Biblioteca de Salva, 

Por último, copiaremos aquí la si- 
guiente noticia, que registramos en 
La imprenta de Zaragoza, opúsculo 
del docto D. Jerónimo Borao, quien, 
á la pág. 28, dice : 

" En los veinte primeros años del 
siglo XVI, que por decirlo así se aproxi- 
man mucho al siglo de la imprenta , y 
todavía usan el carácter gótico, siendo 
también estimados, se dieron á luz en 
Zaragoza : 

— La Celestina^ edición de 1507, una 

1 Censantes, versos del Donoso que preceden á la 
primern parte de su Quijote, 



de las primeras de esta notabilísima 
obra , modelo de la que ha servido á la 
de Barcelona en 1842, y ¡cosa rara! no 
citada en la magnífica colección de Ri- 
vadeneyra. „ 

CELESTINA (C Segunda comedia 
de). 

Es debida á la pluma de Feliciano 
de Silva, cuya descripción bibliográ- 
fica puede verse al frente de la última 
edición, publicada en la Colección de 
libros raros ó curiosos , tomo ix, Ma- 
drid, Miguel Ginesta, 1874: descripción 
acertadamente trazada por el diligen- 
te bibliófilo Sr. D. José Antonio de 
Balenchana. 

CELESTINA (C Tercera parte 
de la tragicomedia, &.): va psi- 
guiendo enlos amores de Felides 
y Poladria: etc. 

V. el Catálogo de la Biblioteca de 
Salva, tomo i, núm. 1269, Gomes (Gas- 
par), que es el autor de esta hoy rarí- 
sima obra, cuya primera edición apa- 
reció en Medina del Campo, 1536, y la 
segunda en Toledo, Ifv?), en 4.", letra 
gótica. 

CELESTINA (Cuarta obra y ter- 
I cera). 

X. Lisandro y Roselia (Tragico- 
media de), etc. 



(El) de Momo. 



CEMENTERIO 
Epitafios. 

Hállase con este título en las "Poe- 
sías de D. Francisco Martínez de la 
Rosa„ de que hay varias ediciones, 
siendo la primera la de 1833. 

Algunos de dichos epitafios han pa- 
sado á ser ho3" verdaderos refranes, 
como lo acreditan^ entre otros, los si- 
guientes: 



Digitized by 



Google 



% 



PARTE SEGUNDA 



¡Cuñados en paz, y juntos ! 

No hay duda que están difuntos. 

Don Juan de Az...pei...ti...2:u...rréa... 
Para el diablo que te lea. 

CENTELLAS de varios Concep- 
tos de Don loachin Setanti caua- 
llero Catalán, del hábito de Mon- 
tesa. 

Así está encabezada una colección 
de 500 Sentencias, algunas de las cua- 
les, por lo breve y cadencioso de su 
íbrma, hacen á nuestro intento. 

Sirvan de ejemplo y comprobación 
las que vamos á apuntar: 

71 

El que rige y manda, si no se acon- 
seja, se desmanda. 

92 

Amigos son el médico y el cura, por- 
que el uno entierra lo que el otro 
no cura. 

97 

Al que para subir te da la mano, 
béí^asela á cada paso. 

138 

No fíes tu secreto de nadie, y guarda 
el que te encomendaren. 

A estos conceptos siguen otros en 
número de 200, bajo el título de Avisos 
lie atnigo. 

Los siguientes darán á conocer su 
índole é importancia: 

13 
Por el bien de tu patria vive en ella, 
y sírvela á pesar de los ingratos. 

25 
No tengas demasiada confianza, 
que es falta de saber y de prudencia. 

34 
Coge de muchas flores la sustancia, 
y conviértela en miel como la abeja. 



43 

Como telas de araña son las leyes, 
que prenden á la mosca y nó al milano. 

58 

Mal se ordena ciudad desordenada 
con los que fueron causa del desorden. 

78 

Servirse debe el hombre en cualquier 

[cosa 
antes de la razón que de las manos. 

79 

Lo que de igual á igual sedice agravio, 
de mayor á menor se llama fuerza. 

97 

Trocado se han las cosas de manera, 
que nos parece fábula la historia. 

Creemos no poder acabar mejor este 
artículo, si no es copiando textualmente 
las mismas palabras con que el autor 
empieza su libro. Dice así: 

I ''Al lector:" 

Poco aprovecha la luz de las Cente- 
llas, si no dan sobre materia dispuesta 
para encenderse. Yesca ó pólvora ha 
de haber en el espíritu del que leyere 
estos avisos, si quiere sacar de él y de 
ellos luego de aprovechamiento. Esta 
manera de hablar lacónico es cierto 
I que no es para todos, ni para todas 
las ocasiones; pero vale tanto en las 
que se ofrecen al propósito, que por 
ella han alcanzado muchos hombres el 
renombre de sabios. No presume tanto 
el que esto escribe : pero desea que la 
vana presunción de muchos no le culpe 
ni condene sin fundamento aprobado; 
porque los jueces de libros que de vo- 
luntad se ofrecen, suelen tener las sen- 
tencias condenatorias tan al pico de la 
lengua, que no dan lugar á la razón 
para que llegue al entendimiento; y así 



Digitized by 



Google 




CATÁLOGO 



97 



reprueban sin ella todo lo que ven por 
sus antojos. „ 

Estas dos lindas producciones se ha- 
llan en la obra intitulada: 

Aphorismos sacados de la Historia 
de Pvblio Cornelio Tácito^porel D, Be- 
nedicto Aries (sic) Montano, para la 
conseruacion y aumento de lasMonar- 
chias, hasta agora no impressos. &c. 
Barcelona, Sebastián Matevat , 16 14, 
Un vol. 8,**, port. 7 hoj. prelim. 91 pá- 
ginas dobles , acabadas las cuales co- 
mienzan las Centellas, páginas tam- 
bién dobles, 1 á 70, y desde la 71 hasta' 
la 85, en que termina el libro, se com- 
prenden \o^ Avisos. Éstos fueron reim- 
presos en el tomo ii de Poetas Líricos 
de los siglos XVI y xvu (Biblioteca 
de Autores Españoles de Ñivade- 
neyra, 1857)^ y antes lo habían sido 
igualmente, pero reducidos al número 
de 172, en un folleto de 27 págs. en 8.^ 
sin incluir la portada, que publicó en 
Madrid Gómez Fuentenebro el año 
de 1808. 

Las Centellas han sido reproduci- 
das en el tomo 65 de dicha Biblioteca 
de Rivadeneyra, año de 1873. 

La edición primitiva se ha hecho 
algo rara. 

CIEN PROVERBIOS (Los) ó La 
Sabiduría de las Naciones. Obra 
imitada del francés, por Don 
Francisco F. Villabrille. (Ma- 
drid, 1846. M Establecimiento ti- 
pográfico de D. Francisco de 
P. Meílado. Calle de Santa Te- 
resa, n.° 8. 

Un vol. 8.® marquilla, con 20 graba- 
dos , 270 págs. de texto , más tres hojas 
de anteportada, portada é índice. 

Esta obra es en efecto , como lo ase- 

1 El contenido de este paréntesis existe solamente 
en la cubierta de color de los ejemplares en rústica, 
y nó en la portada principal de la obra. 



gura el Sr. Villabrille, una imitación, 
nó una traducción del francés. El plan 
adoptado por el autor y seguido por el 
imitador, es sumamente ingenioso y 
deleitable, correspondiendo el resul- 
tado á su propósito ; pero no es origi- 
nal , pues como tendremos ocasión de 
ver en el artículo El Conde Lvcanor, 
ya á principios del siglo xiv había re- 
cibido nuestra nación de manos del 
ilustre autor de dicha obra, el Excelen- 
tísimo Príncipe D. Juan Manuel^ hijo 
del Infante D. Manuel, y nieto del 
santo Rey D. Fernando, dádiva tan 
preciosa, así en lo ingenioso, instruc- 
tivo y moral del fondo , como en lo cas- 
tizo y pulido del lenguaje; con lo cual, 
dicho sea de paso , nada nos ha ense- 
ñado Francia en este particular, bien 
así como en otros muchos, por más 
que algunos españoles poco conocedo- 
res de sus glorias nacionales, ó dema- 
siado apegados á las extranjeras, ca- 
careen lo contrario. 

Volviendo al plan de esta obra, di- 
remos que presenta primeramente cua- 
renta Proverbios, cuya moralidad des- 
envuelve en otras tantas historietas 
tan lindas como instructivas, en las 
cuales intercala 20 grabados que re- 
presentan igual número de Refranes 
distintos en su argumento á los del 
texto, evitando al espectador el tra- 
bajo de interpretarlos mediante la 
expresión literal del asunto que con- 
signa al pie de la lámina. Sigúese 
después 10 Proverbios históricos con 
su correspondiente explicación, que, 
en unión de otros 30 colectados bajo 
el título de Los Proverbios del Señor 
Cura, y entresacados de diversos auto- 
res, forman por todo el número de 
Cien, que da margen al título de esta 
obra. 

CIENCIA POPULAR ó Colección de 
Máximas y Consejos mor ales, po- 
líticos, sociales, literarios, eco- 

13 



Digitized by 



Google 



98 



PARTE SEGUNDA 



riómicos y domésticos. Por Don 
Nicolás Diaz Benjumea. — Van 
añadidos para mayor amenidad 
el decálogo de Jefíerson y al- 
gunos versos de Francisco de 
Castilla y de Guaxardo Fajar- 
do. — Cádiz. Eduardo Gautier, 
librero-editor, calle de S. Fran- 
cisco, n. 2v5. 1865. 

Un folleto, 16.^ 88 págs. 

Las Máximas del Sr. Benjumea, as- 
cienden á 100, de las cuales entresaco 
por vía de muestra las siguientes: 

11 

De pobre á rico , dos palmos ; 
De rico á pobre, dos dedos. 

29 

La tortuga, de algunos pinta el celo- 
Xos da los peines porque está sin pelo. 

62 

No hay vientos que más azoten 
Que los vientos de ilusiones. 

76 

\o hay mujer con seso 
Delante del espejo. 

7S 

Poeta sin arte , 
Y arte sin poeta, 
No valen una peseta. 

98 

Cuando sopla la ventura 
Las aguas son truchas, 

CIVILIDADES (Las). 

Título de uno de los entremeses de 
Luis Quiñones de Bena vente, de cu3'^a 
contextura viene A resultar una es- 
pecie de mosaico formado por el há- 
bil casamiento de muchas locuciones 
metafóricas y familiares de nuestra 
lengua. 

La última y más completa colección 



de dichos Entremeses , es la que pu- 
blicó la Sociedad de los Libros de An- 
taño (Madrid, Librería de Duran, hoy 
de Fé, 1872-74, 2 vols., 8.^ mayor), 
bajo la dirección de D. Cayetano 
Rosell, y en sus preliminares hallará 
el bibliófilo cuantos datos necesite 
acerca de las ediciones que de tan 
lindas producciones se han hecho. 

COMEDIA DE EvFROsiN A trad vcida 
de lengva portvgvesa en caste- 
llana. Por el capitán Don Fer- 
nando de Ballesteros, y Saabe- 
dra. Al Serenissimo Señor Infan- 
te Don Carlos. Con privilegio. — 
En Madrid en la Imprenta del 
Reyno. Año de 1631. A costa de 
Domingo González. 

Un vol., 12.°, port., 11 hoj. prelims., 
251 págs. dobles. 

— Hízose segunda edición con la si- 
guiente portada : 

Comedia Etifrosina. Traducida de 
lengua portuguesa en castellana, por 
el capitán Don Fernando de Balles- 
teros y. Saavedra. Con licencia. — En 
Madrid, en la Oficina de Antímio 
Marín, año de 1735. 

Un vol. 8."*, port., 11 hoj./prelims., 
422 págs. 

Esta obra fué escrita originaria- 
mente en portugués, y se atribuye á 
Jorge Ferreyra de Vasconcellos. Al 
traducirla Ballesteros á nuestra len- 
gua, tuvo que luchar poderosamente 
con los modismos y refranes en que 
abunda, saliendo al fin victorioso en 
su empresa. 

COMEDIA LLAMADA Seluagia. 
V. Selvagia, 

COMEDIA NUEUAMENTE COMPUESTA 
LLAMADA SeRAPHINA. 

V. Seraphina, 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



99 



COMEDIA nueva, burlesca, inti- 
tulada: Casarse por golosina, y 
Refranes d trompón. Su autor 
Don Manuel Vela Manzano. En 
Madrid en la Imprenta de Anto- 
nio Marin, año de 1762. Se halla- 
rá en la Librería de Antonio del 
Castillo , Calle del Correo ; y en 
su Puesto, Gradas de S. Phelipe 
el Real. 

Un fcU. 4.^, port. , una hoja de licen- 
cias, fe de erratas y tasa, y 32 pág"s. . 

Rara producción que no alcanzó á 
ver D. Cayetano Alberto de la Barre- 
ra, puesto que únicamente cita de ella 
el título, y, para eso, refiriéndose al 
Catálogo de D. J. Fernández-Guerra. 
Yo he logrado ver un ejemplar tan 
sólo de esta comedia , la cual , si bien 
no encierra niérito maj^or en cuanto á 
la acción, como burlesca que es, lo 
tiene, y muy subido, en cuanto al es- 
tilo, por causa del -número tan consi- 
derable de refranes y modismos que 
atesora , algunos de estos últimos no 
muy comunes por cierto. El haber po- 
dido disfrutar de la lectura y copia de 
dicho ejemplar, lo debo á la galante- 
ría de mi amigo D. José Sancho Ra- 
yón, su actual poseedor, después de 
haber pertenecido al célebre literato 
D. Bartolomé José Gallardo. La repro- 
duje en el tomo 9.** de El Refranero 
/general español. 

COMPENDIUM L ATINO -HISPANI- 

cuM, utriusque linguae veluti 
lumen, Petri de Salas. Accedunt 
verba sacra, ex adviersariis 
Joannis Ludovici de la Cerda, 
diligenter excerpta, atque etiam 
nomina Hebraico-latina, ac his- 
pano sermoni reddita. Editio 
novissima prioribus accuratior, 



et emendatior. Superiorum per- 
missy, ac privilegio. Matriti. 
Ex Officina D. Francisci a 
Mena Typographi Regii, Anno 
M.DCC.LXXIX. vSumptibus Re- 
giae Typographorum, et Biblio- 
polarum Societatis. 

Esta obra, que se conoce vulgar- 
mente con el nombre de Calepino de 
Salas, abunda en adagios latinos, con 
sus equivalencias en castellano. Se 
han hecho de ella varias ediciones, 
siendo la que aquí apuntamos una de 
las preferibles. 

CONSEIOS (COMIENSAN LOS MIL Y 
DOZIENTOS). 

Tal es el membrete con que está en- 
cabezada una preciosa cuanto rara 
obra que á la vista tengo, falta de 
portada, por cuyo motivo no me es 
dable en la actualidad copiar literal- 
mente el título de esta producción. 

Comienza en la hoja, al parecer 2.^, 
por la signatura A 2 que lleva al pie, 
con la dedicatoria del autor á sus hijos 
Alfonso y Cipión Délo Frásso, la que 
va firmada por el padre de éstos, An- 
tonio, en Barcelona, á 30 de Noviem- 
bre de 1571. No tiene foliación, pero sí 
reclamos y signaturas. A-P. 1. 

Un vol. 8.^ 

Empieza : 

" Hijos mies muy amados 
Alfonso y Cipion 
Estad con buena atención. 

El nombre de Dios primero 
teméis en vuestra memoria 
y alcanzareis lalta gloria. 

Amareis a Dios del Cielo 
y su madre Virgen pura 
y terneis larga ventura, 

Pues que Dios vos ha criado 
con los cinco sentimientos 
seruad sus diez Mandamientos. - 



Digitized by 



Google 



100 



PARTE SEGUNDA 



Y acaba: 

" Adorad ha nuestro Dios 
y hobedeced ha nuestro Rey 
ques seruar la santa Ley, 

Enseñad si tenéis hijos 
lo que yo enseño ha vos 
y haréis seruicio a Dios , 

Y con esto hago fin 
ha mis Consejos liuianos 
con q seáis buenos christianos. 

Embios la bendición 
de Dios y su virgen Rosa 
con estos versos y prosa. 

Deo gratias.„ 

El autor clasifica estos Consejos, es- 
critos en tercetos, bajo diversos títu- 
los, como Eclesiástico, Pastor, Agri- 
cultores, Artesafto, Notario, Merca- 
der, Médico, Letrado, Cavallero, Mon- 
jas, Varones, Soldado de pie , Cavallo 
ligero, Cavallo de armas, Consejero 
de gverra, Capitán y Coronel; de cada 
una de estas clases copiaremos un 
ejemplo. 

ECLESIÁSTICO. 

Nunca tengáis por afrenta 
pedir consejo muy grave 
de cosa que en vos no cabe. 

PASTOR. 

Si sois pastor de montaña , 
no apacentéis ganado 
en pasto que sea vedado. 

AGRICULTORES. 

Al principio de Setiembre 
aparejad vuestras cubas 
para vendimiar las uvas. 

ARTESANO. 

Si cortáis ropas ajenas, 
no les hagáis tantas sobras 
que demostréis malas obras. 

NOTARIO. 

Evitad siempre borrones 
en actos, y las postillas 
no digan son manganillas. 



MERCADER. 

Las vuestras mercaderías 
si podéis vender contado 
excusad vender fiado. 

MÉDICO. 

El médico ha menester 
tener buenas complexiones, 
y alegres conversaciones. 

LETRADO. 

Nunca jamás deis consejo 
que mueva injustas cuestiones 
y crie nuevas pasiones. 

CAVALLERO. 

Militar es alto grado , 
que es tratarse de señores 
y entrar en altos honores. 

MONJAS. 

Si quieren ser religiosas 
monjas de Dios desposadas , 
decidles sean encerradas. 

(1) 

Si oficios de ciudad 
os darán por gobernar, 
no dejéis de aceptar. 

VARONES. 

No aguardéis á estar enfermo 
para el testamento hacer, 
que á veces falta el poder. 

SOLDADO DE PIÉ. 

Tratareis siempre crianza 
en el vuestro alojamiento, 
porque estén de vos contento. 

CABALLO LIGERO. 

Al tiempo de la pelea 
no busquéis ningún rodeo, 
que es perder honra y trofeo. 

(1) A continuación del estado religioso de las 
Monjas, siguen otros tercetos, en número de54, y 
que por el asunto sobre que versan deben de perte- 
necer il la clase civil de Jurados 6 Regidores. 



Digitized by 



Google 



i-I^^-1 



CATÁLOGO 



101 



CABALLO DE ARMAS. 

Siempre haréis ejercicio 
haciendo al caballo raal, 
por que le tengáis leal. 

CONSEJERO DE GUERRA. 

Si sois consejero de guerra , 
jamás nunca aconsejéis 
cosa que en vos no sabéis. 

CAPITÁN. 

Procurad que cada mes 
cada uno reciba paga 
por que nadie se deshaga. 

CORONEL. 

Si vais á tomar fortaleza , 
id tras la caballería 
por que os hagan buena guia. 

Después de redactado este artículo, 
tuve ocasión de ver que Salva traía 
este libro en el Catálogo de su biblio- 
teca, también falto, pero del final, pues 
sólo apunta hasta la quinta hoja de la 
signatura O, siendo así que el ejemplar 
de que yo disfruté alcanzaba hasta la 
P y, como queda dicho arriba. En 
cambio, el ejemplar suyo consen^a la 
portada, lo que me permite transcri- 
birla ahora, que, según su testimonio, 
es como sigue : 

Comienca la carta qvel avtor enbia 
a svs hitos y los mil y dómenlos con- 
seios y avisos discretos, — Ad lecto- 
rcm. — Virtus post fuñera viuit. 

Todo este título está circuido por 
una cenefa. 

CONSEJOS DE LA Sabiduría, ó 
Compendio de las Máximas de Sa- 
lomón, que le son mas necessa- 
rias al hombre, para portarse sa- 
biamente. Con reflexiones sobre 
estas Máximas. Por el R. P. M. Jo- 
seph López Echabvrv y Alca- 
ráz, &c. Con licencia. En Madrid, 
por Antonio Román, año 1691. 



4.*", antep. dibujada por Antonio Pa- 
lomino y grabada al agua fuerte por 
I. F. Leonardo, 14 hoj. prelims., 353 
págs. y 33 hojas de tablas. 

CONSEJOS PARA LA Corte y Vni- 

VERSIDAD DE BOLONIA. Por Don 

Ivan de Matos Fragosso. 

Hállanse á la pág. 103 v.^^ de la obra 
intitulada Delicias de Apolo, Recrea- 
ciones del Parnaso, por las tres Mu- 
sas Vrania, Evterpe y Caliope, He- 
chas de varias poesias, o-., comenzan- 
do de esta manera: 

'^ Mas ya que del tosco traje "* 
dexar el disfraz intentas, 
y vas á seguir la Corte 
de Bolonia, y sus Escuelas, 

Del modo que has de portarte 
para ser bien quisto en ella , 
quiero darte unos consejos 
que me enseñó la experiencia. 

Primeramente con todos 
trata verdad ; nunca ofrezcas 
de ninguna suerte á nadie , 
cosa que cumplir no puedas.„&c. 

Acaba así : 

" Al venturoso no embidies 
los bienes, ni la riqueza , 
la virtud sí , que ésta sola 
es la más preciosa prenda ; 
lo demás hágalo el cielo, 
que en esta humana miseria 
todo es vanidad , y solo 
el que sirve á Dios lo azierta. „ 

Reprodújose esta poesía didáctico- 
moral en el Cajón de Sastre litera- 
to, &c, (Madrid, Miguel Escribano, 
1781), tomo II, págs. 116 á 120, con la 
supresión de la primera cuarteta, y va- 
riando algún tanto el encabezamiento. 

Tocante á la obra Delicias de Apolo, 
véase la indicación que dejamos hecha 
arriba en el artículo Canta enseñando 
con vo:^es morales, etc. 



Digitized by 



Google _ 



102 



PARTE SEGUNDA 



CONSEJOS POLÍTICOS PARA LA 

Corte. Segunda parte. Por don 
I VAN de Matos. 

Con este encabezamiento figuran 18 
cuartetas en la obra intitulada Delicias 
de Apolo (V.), las cuales cuartetas co- 
mienzan de esta manera : 

" A la Corte vas, Montano, 
rico, mozo, y será justo, 
que con la honda en la mano 
navegues mar tan profundo ^. 

Y acaban : ^ 

" Y con esto, andad con Dios 
que yo no quiero, ni busco 
para aliuio de mis males, 
mas que este retiro inculto „. 

Esta discreta producción se reimpri- 
mió en el Cajón de Sastre literato (Ma- 
drid, Escribano, 1781), tomo n. 



48 



Serás para oir, muy pronto; 
para hablar, tardo, advirti^ndo, 
que hasta el necio cuando calla 
tiene sus visos de cuerdo. 

151 

Del beneficio te acuerda 
para el agradecimiento, 
que aun sin retorno ser puede 
la memoria desempeño. 

162 

Saber guardar, y tener 
para dar, son los preceptos 
de la liberalidad, 
como se huyan los extremos. 

171 

La verdad nunca la infames 
con votos ni juramentos, 
que lo infalible no puede 
autorizar lo violento. 



CONSEJOS POLÍTICOS, teológicos 
y morales, contextados de las 
Divinas, y Humanas Letras, que 
á instancia de Fileno sacava Don 
luán de Vera y Villaroel su ma- 
yor amigo. Dedicándoselos á Don 
Antonio de la Cabra y Cordova, 
Cavallero del Orden de Calatra- 
va. Capitán de Cavallos Corabas 
en los Exercitos de Estremadu- 
ra, y Cataluña, y de las Guar- 
dias del Excelentissimo Señor 
Duque de Sessa, Virrey, y Capi- 
tan'General de aquel Principado, 
y Exercito, &c. 

Un folleto de 11 hojas en 4.**, sin 
año, lugar ni impresor. 

Esta linda y rara composición consta 
de 187 cuartetas significativas de otros 
tantos adagios, de las cuales entresa- 
caremos las siguientes para que el lec- 
tor pueda juzgar por su criterio propio. 



CONSEJOS Y Documentos al Rey 
Don Pedro. 

V. Proverbios morales del Rabbi 
don Sem tob, 

CONSEJOS (Algunos) y Máximas 
para la educación del Pueblo. 
Por el señor don Manuel Inocen- 
cio Velázquez, conde &c. Ma- 
drid: Imprenta de J. Martín Ale- 
gría. \m), 

Foll. 8.°, de 47 págs. 
Tiene poco interés para nuestro pro- 
pósito. 

CONSEJOS Y Proverbios en ver- 
so para sus Hijos, que después 
glosó. 

Tal título apunta D. Nicolás Anto- 
nio en su Bibliot. Nova, art. I). Sebas- 
tianus de Horosco, con referenria á 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



103 



D. Tomás Tamayó que dice vio M. S. 
esta obra ^n unión de otras varias. Es 
presumible que sea esta producción la 
misma que apuntamos con el título de 
Recopilación de Refranes y Adagios 
comunes y vulgares de España, &c. 
A continuación de este título consig- 
na el referido N. Antonio los Refra- 
nes vulgares glosados, que creemos 
sea la misma obra de que nosotros 
damos cuenta en nuestro artículo, inti- 
tulado: Teatro universal de Prover- 
bios, Adagios o comunmente llama- 
dos Refranes ó Vulgares, que mas 
ordinariamente se vsan en nra. Es- 
paña. &c. 

CONSULTOR (El) universal. 
V. Averiguador (El), 

CONVERSACIONES instructi- 
vas entre el Padre Fr^y Bertoldo, 
capuchino y Don Terencio. En 
las quales se tratan varios, y 
muy diversos asuntos, los quales 
pueden servir de recreo, y de 
instrucción á quantos las leye- 
ren. Escritas por el Padre -Fray 
Francisco de los Arcos, Religio- 
so Capuchino. Y las dedica al 
Excelentísimo Señor Don Pedro 
Lerena, Secretario de Estado, y 
de el Despacho Universal de Ha- 
cienda, Presidente de las Juntas 
Generales de Comercio, y Secre- 
tario interino de Guerra, &c. 
Año 1786. Con las licencias nece- 
sarias : En Pamplona, por Anto- 
nio Castilla, Impresor. 

Un vol. 4.'', port. 5 hoj., prelim., 316 
páofinas, 2 hoj. de índice. 

Libro paparruchero en grado heroico 
y eminente , del cual hizo en su tiempo 
una crítica sazonada y festiva nuestro 



inmortal D. Tomás de Iriarte en una 
Carta al autor de dichas Conversacio- 
nes, la cual se publicó en la Colección 
de obras en prosa y versó de aquel 
eminente escritor. 

En este libro recopiló alternadamen- 
te el P. Arcos multitud de Sentencias 
político-morales, 

COPLAS de un galán que Uamaua 
á la puerta del palacio de su 
señora ; y ella responde : Pápale, 

/ coco; y las de la hija de la labran- 
dera, y vnos adagios, y muchos 
villancicos. 

4 hoj., 4.^, á dos columnas, con fig., 
sin lugar ni año. 
Contiene : 

Adagios en coplas de pie quebrado, 
que dicen: El dolor queal alma llega,,, 

(Noticia que copio del Romancero 
general de Duran, publicado en la Bi- 
blioteca de Autores Españoles de Ri- 
vadeneyra, tomo i del Ronvmcero, pá- 
gina LXXI.) 

COPLAS (Colección de) de Se- 
guidillas, Boleras y Tiranas. Bar- 
celona. Ag. Roca. (Siaaño.) 

Un vol. 12.^ 

Hállanse en esta obra bastantes Co- 
plas que concluyen en Juegos de^ pa- 
labras ó Refranes castellanos , pá- 
ginas 303 á 310. 

Varias colecciones de este género 
existen en nuestro suelo que contienen 
sobre poco más ó menos las mismas 
composiciones. Conozco una hecha en 
Madrid en 2 vols. en 12."^ , 1816, que en- 
cierra algunas producciones que no se 
hallan en la que da margen á este artí- 
culo, y viceversa. En este linaje de 
composiciones se acredita una vez más 



Digitized by 



Google 



104 



PARTE SEGUNDA 



que los Refranes son uno de los ras- 
gos característicos de la Poesía popu- 
lar de nuestra nación. 

CORBACHO. 

\'. Areipreste de Talmiera, etc. 

CORTESANO (Libro intitulado 
el), dirigido a la Catholica, Real 
Magestad, del Inuictisfímo don 
Phelipe, por la gracia de Dios 
Rey de España nuestro señor, &c. 
Compuesto por don Luys Milán. 
Donde se vera lo que deue tener 
por reglas y practica. Repartido 
por lomadas. Mostrando su in- 
tintion por huyr prolixidad de- 
baxo esta breuedad. Siruiendo 
de prologo, y Diriction, y Vtili- 
dad , esta presente Carta. ' 

Sin más portada q(ue el título que 
acabamos de copiar, comienza esta 
obra al reverso de la primera hoja. 

Al fin: 

Ftte impressa la presente obra en la 
insigne ciudad de Valencia, en casa 
de loan de Arcos. Corregida a volun- 
tad y contentamiento del Autor. Año 
M,D,LXL 

Un vol. 8.^ de 240 hoj. sin fol. ni 
reclam. Signatura A, B, C, Z>, E, F , 
G, H, /, K, L, M, N, O, P, 0, R, S, 
1\ V, X, Y, Z,a,b, c, d, ej, g. 

En esta obra , tan curiosa como rara, 
apenas profieren cuatro palabras los 
interlocutores sin sacar á plaza algún 
refrán, echándose de ver la intención 
marcada del autor en usarlos con tanta 
profusión, cuando los hace preceder 
casi siempre de una lÜP*', encerrán- 
dolos además entre paréntesis, como 
advertiremos en los dos ejemplos que 
transcribimos á continuación : 

" Tras estos copos de amor sacaron 
muchas maneras de potajes. Manjar 



blanco de amor en blanco. I Mirrauste 
de mal miraste. I diamante c^el amante. 
I aues cozidas de seozidas. I escodillas 
de salsas de falsas. I salchichones de 
burlones. I longanizas de falsas risas. 
I sobreasadas de refalsadas. I pollas- 
tres de desastres. I porcellas de quere- 
llas. I cabritos de malditos. I cabe<;as 
de terneras de parleras. I tortras de 
mal.de otras. I empanadillas de renzi- 
Uas. I por postres dieron peras de mal 
esperas. I queso de mal seso. I azeytu- 
nas de importunas. I camuesas de fee- 
zas. I ragea de mal se vea. I muchas 
maneras de confituras de amarguras. 
Todo fué con tanto cumplimiento, que 
por burla como á cuento he sacado los 
manjares que burlado. Que hablando 
muy de veras sin falsete, nunca fué 
mejor banquete. 

Acabada que fué la comida, dijo el 
Duque : lÜP*' (Quien promete en deuda 
se mete. ) Yo prometí ser juez para juz- 
gar cual de los dos, ó Joan Fernandez, 
ó don Luys Milán. Agora podéis dezir 
las coplas que os hezistes, que oidas 
las partes, yo diré mi pareséer. Dijo 
don Luys Milán: Pues Vuestra Exce- 
lencia lo manda , y estamos con juyzio, 
tengámosle los que hauemos ele ser 
juzgados en ser bien sufridos M^ 
(Que en el lugar de las verdades decir 
mentiras son maldades.) Y tratando 
muy gran verdad , digo: Que Joan Fer- 
nandez vino al juego de la pelota muy 
canicular en los dias caniculares, en 
cuerpo sin capa, vestido de monte ó de 
mote,* con un sayo, y calcas, y mon- 
tera de paño, y un jubón algodonado 
de fustán ; todo tan verde que no vino 
nada maduro con tan grandes calores 
como hazia , que no se podía biuir con 
tafetanes. Y dizienc^ome don Francisco 
Fenollet: Que risa es esta que se ha 
leuantado tan grande.** Yo le dixe: 
mP*" (Del cielo viene lo que por cas- 
tigo se haze. ) No veys qual ha venido 
nuestro amigo, un Enero en Juliol he- 



Digitized by 



Google 




CATÁLOGO 



105 



cho un verderol.^ Y por esto le hize 
estas tres coplas: que si comienzan 
con puntos de música, fué por burlar 
de la suya, pues burla de la de todos, 
y recíbalo con paciencia. ^1^ (Que 
poco enoja la burla que desenoja.) 
Dixo Joan Fernandez :.dezildas. 1¡0f^ 
(Que las burlas sin dañar nunca obli- 
gan á enojar. )„ &c. 

" Don Francisco, mejor puedo yo de- 
ciros donoso que vos á mí; que dése 
pié que decís que voy buscando, an- 
dáis vos coxqueando, como acontesció 
á un cauallero aragonés en Barcelona 
que en este cuento oiréis. Siendo Viso- 
rey don Fadrique de Portugal, mandó 
que ningún cojo anduviese de noche 
por la ciudad, porque muchos lo ha- 
cian para engañar. Y como una noche 
topase uno, mandólo Ueuar preso: y 
era el cauallero aragonés que compe- 
tía con él en amores, y díjole: Señor 
Visorey, ven! conmigo á la prisión, 
pues estamos los dos en ella por amo- 
res: que del pié que yo coxqueo, cox- 
queáis vos también. Dijo el Visorey: 
Soltalde. Igtf^ (Que harto preso está 
quien damores cojo va. ) Don Francis- 
co, teneos por entendido 1¡0f^- (Que 
dos de un mal se conoscen por señal. ) 
Dejadme reboluer con don Luys Milán 
sobre el postrer soneto que nos ha 
dicho. ÜP*" (Que no se ha de tratar 
poco de lo mucho, ni mucho de lo 
poco. ) „ &c. 

Heme holgado de tomar el ejemplo 
primero desde más atrás de lo que á mi 
propósito pudiera convenir, para de- 
mostrar que por más que las plumas 
festivas de nuestros días (algunas de 
las cuales no carecen ciertamente de 
mérito) quieran recorrer todas las re- 
giones para esparcir mayor variedad 
en sus escritos, esas regiones hace ya 
muchos años que han sido cruzadas 
por otras plumas de remontado vuelo, 
sirviendo éste de norte á los ingenios 
que, explotando la monomanía de 



nuestra centuria, se lanzaran al ilimi- 
tado espacio de la literatura política en 
alas de la sátira y de la jocosidad. 

Se ha reimpreso el año de 1874 entre 
los Libros españoles raros ó curiosos, 
formando el tomo vii de dicha preciosa 
Colección , en unión del Libro de motes 
del propio autor. 

COSAS, por D. José María Sbarbi. 

Artículo publicado en el Almanaque 
de la Ilustración (Española y Ameri- 
cana) para el año de 1887, 

Trato en él ( á vueltas del abuso 
afr^cesado que de algunos años á 
esta parte se viene haciendo de esta 
palabra por el pueblo español en deter- 
minadas ocasiones) de varios refranes 
en que ñgura el vocablo capital que 
promueve el presente artículo. 

COSTUMBRES, etiquetas, cere- 
monias, JUEGOS, OBSERVACIONES, 
SUPERSTICIONES Y VULGARIDADES 

que se practican en diferentes 
partes de España. Refranes, fra- 
ses, dichos y hechos que hoy se 
aplican á otros , y de los que hay 
alguna noticia en autores anti- 
guos, etc. Advertíalo yo Fray 
Martin Sarmiento, monje bene- 
dictino y profeso en San Martin 
de Madrid. Año de 1730. 

Curioso fragmento, debido á la plu- 
ma del erudito y laborioso gallego 
cuyo nombre queda citado, y que, co- 
piado textualmente del tomo n de sus 
Obras manuscritas, existentes en la 
Real Academia de la Historia, inser- 
tamos en el tomo vii de El Refranero 
general español. ¡Lástima que seme- 
jante trabajo sea tan diminuto ! De 

todos modos , dice así : 

" Mochuelos clavados. — Era Vul- 
gar en tiempo de Apuleyo , en cogien- 

14 



Digitized by 



Google 



106 



PARTE SEGUNDA 



do algún buho ó mochuelo, matarle y 
clavarle en la puerta. Así dice (Lib. 3.**, 
Metamorphos., pág. 43): Amatore bu- 
boíic/ Quid? Quod et istas nocturnas 
aves ium penetraverint larem quem- 
pi'am solh'a'tl' prehensas foribus vide- 
mus ud figi; ut quod infaustis vola- 
fivHS familice minantur exitium stiis 
huuü irüciatibus. Véase al P.<^ Andrés 
Scotn, Observ. Lib. I."", 12. Hoy se usa 
lo mismo con los murciélagos. 

Hacer pucheritos los niños. — Se- 
gún Suidas y Julio Polux, la voz /'^^pa 
significa olla ó puchero. También x¿Tpa 
oscnli species erat, cum pueros auri- 
culís prehensos oscularentur. Cuando 
alguno besaba á un niño, le tomaba 
por las dos orejas como quien agarra 
una olla, '/^'^P*» ^ puchero. De aquí es 
verisímil que, cuando'á un niño se le 
pedía un beso , se le dijese que hiciese 
el pHcherifo, Véase á Samuel Pitisco 
en su Lexicón de las Antigüedades 
romanas, verbo Osculum. 

Jueves de compadres &c.-— Francis- 
co Alvarez, en la Historia de Etiopia, 
capít. 104, refiere que los recien casa- 
dos comen carne los dos primeros me- 
ses. Por esto, muchos esperaban á 
casarse el jueves antes de su Cuares- 
mn (ésta comienza en Etiopia el lunes 
de ífi Sexagésima). De este modo se 
valían del privilegio del bimestre en 
la Cuaresma , y así toda ella comían y 
comen aún hoy carne á título de recien 
casados, y de que necesitan estar ro- 
bustos para la generación. Esta cos- 
tumbre es antiquísima; acaso la habría 
en España, y por eso vendrá el Jueves 
de compadres y comadres, pues hacia 
aquel tiempo era la mayor frecuencia 
de matrimonios. 

Gat.lo. Cada gallo canta en su mu- 
ladar. Adagio que hoy se usa en Cas- 
tilla. L'sólo Séneca en la Apoteosis 
satírica que hizo del emperador Clau- 
dio, tomo 2.*', folio W//7// 603: Gallum 
in sao sterquilino plurimum posse. 



Es más al caso , porque Claudio había 
nacido en las Gaitas, 

Saltar en un pié. —Juego de niños, 
ascoliasmos Ascos en griego significa 
pellejo, y saltaban sobre pellejos llenos 
de aire, sin caer. De otro juego seme- 
jante habla Virgilio: Unctos saliere 
per utres; y es, que untaban con acei- 
te los cueros para que resbalasen. 
Véanse los comentadores de Virgilio. 

Mamola. Hacer á tino la mamola,— 
Es hacer escarnio, ó es poniendo el 
pulgar en la barba, extendiendo ver- 
ticalmente los dedos y cacando la len- 
gua, y corresponde al Nulla ciconia 
pinxü del satírico Persio ; ó es ponien- 
do los pulgares en los oídos exten- 
diendo los dedos , imitando así >L un 
asno con orejas, y corresponde al7V¡?¿: 
manus aurículas imítala est mobilis 
albas del mismo Persio, Sátira 1.* Uno 
y otro se usa hoy, y se usaba entre los 
romanos. 

Zancadilla. La usaban los atletas 
romanos para hacer caer al competi- 
dor. Planto in Pseudolo, acto 5.^, 
scena 1,^ 

Pedes captat primum luctator dolosus est. 

Celemín. Saltar el celemín, que en 

Navarra llaman hacer los celeboncs 

cuando uno no puede pagar.. Stobseo, 

Serm, 42 de Legibus et consuetud, 

pág. 293: Ex Inrotis nonnullí eos qui 

debitum non solvunt in foruní deduc- 

\ tos, ct sedere jussos cophino superíu- 

! jecto cooperiunt, quiautem hocpassus 

' fuerit ígnominíosus fit. El padre de 

I Eurípides, que era beoto, saltó el ce- 

I lemin. 

Estacas. Hay más estacas que to- 
' ciño, — Adagio español que usa mu- 
I cho Sancho Panza. Turnebo, lib. 18 
I Advers., cap. 15, explica este texto 
' de Planto /;/ Gurgulione, scena sine 
I fores: Quasí supellex Pollionís ,palus 
1 palo proximus est. Dice de Pollíone 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



107 



Homine paupere dicit, cujtis supellex 
prcetér palos nudos nulla erat. Antes 
se colgaban en palos las cosas. 

Juncos. — La costumbre de valerse 
de la medula de un género de juncos 
para las torcidas de candil, se halla 
en Pliiiio, lib. 21 , cap. 18, y lo usaban 
los chinos. 

Tojos Y Argomas. — Plinio, lib. 22, 
cap. 10 : Thraces qui ad strymona ha- 
bitant , foliis tribtdi equos saginant 
ipsi núcleo vivunt panem facientes 
prcedulcem et qui contrabat ventrem. 
En Galicia y Asturias se cogen los 
tojos y argomas verdes, se pisan, y se 
dan de alimento á las caballerías. 

RocíN V MANZANAS. — Modo dc hablar 
castellano cuando se pierde una cosa, 
y se dice : Llevó el diablo rocin y man- 
ganas, Plinio, 23, cap. 7, dice que los 
jumentos llevan de malísima gana el 
peso de manzanas y de peras , y que el 
remedio es darles á comer antes al- 
gunas, ó, á lo menos, enseñárselas. 
En el lib. 24, cap. 1.°, dice lo mismo 
así: Pomorum onera ájumentisstatim 
sentir i; ac nisi priüs ostendantur his, 
quamvis pauca portent sudare illico. 
Acaso de esta antipatía se originaría 
la frase que rocin y manganas pe- 
ligran simul si se juntan. 

Huevos de avestruz. —Paulo Lucas 
en sus Viajes á Egipto, tomo 3.^, 
lib. 6.^, pág. 207 de la edición de 1724, 
dice que los cristianos coptos tienen la 
costumbre siguiente: Cuando el sacer- 
dote copto ha de decir la misa , se le 
pone enfrente una Iub encendida entre 
(ios huevos de avestruz colgados, para 
que tenga atención á lo que hace. Fún- 
dase esto en la creencia en que están 
de que los avestruces no incuban los 
huevos poniéndose encima de ellos, 
sino solamente mirándolos con mucha 
atención , alternando en esto el macho 
y la hembra. Acaso aludirá á esto la 
costumbre en España de colgar en los 
altares uno ó dos huevos de avestruz 



de marhl, y los dos que cuelgan del 
Santo Cristo de Burgos &c. En Pon- 
tevedra hay uno sobre la cabeza de 
Ntra. Señora de la O, en San Barto- 
lomé (Paulo Lúeas, tomo 1.°, fol. 88.) 
Los mahometanos ponen también hue- 
vos de avestruz sobre las lámparas en 
sus mezquitas. 

Anguilas , por azotes. — Plinio, 
lib. 9, cap. 23 contra Anguillis (Ter-, 
gues) cravius, eoque verbari solitos, 
tradit verrius prcetextatos, ei ob id 
mulctam his dicit non institutam. San 
Isidoro, lib. 5.^ cap. 26, fol. 935, dice: 
Anguilla est qua coercentur in scholis 
pueri, quce vulgb scutica dicit ur Ale- 
xandro ab Alexandro, lib. 2.®, cap. 25, 
fol. 92 vuelta: A quibus (los niños en 
la escuela) si quid esset offcnsum, 
prcetextate Anguillarum tergore: 
Pueri férula i á parentibus vero levio- 
ribus flagris y vel pía gis , aut puerili 
verbere plectebantur. Acaso aludirá á 
esto el modo de hablar en España 
cuando se dice que á tal ó tal mucha- 
cho le dieron en la escuela tantas an- 
guilas, para significar tantos asóles 
ó salticas, pues estoy en que la voz 
asóte viene de scutica , ascutica, acu- 
tica: asóte, ó aseóte, ó acote. 

Curas morales. — En la obra espu- 
ria de Galeno de Expertis Medicinis, 
se dice al principio , y á lo último de 
todo, que antes había médicos alta- 
rium , y eran aquéllos que para cuidar 
daban á los enfermos por alimentos 
medicinales aquellos géneros que se 
ofrecían en los altares en sacrificio. 
Acaso de aquí algunos usos que, aun- 
que ¡nocentes, son en la realidad de- 
rivados de los antiguos. 

Hasta aquí llegó el A.„ 

CRISOL (El) de centenares de 
LIBROS, folletos, periódicos, al- 
bums , discursos, epístolas y 
memorias: gran repertorio de 



Digitized by 



Google 



108 



PARTE SEGUNDA 



máximas, axiomas, apotegmas, 
escolios, epigramas, proverbios, 
adagios, refranes y pensamien- 
tos sentenciosos morales, filosó- 
ficos y políticos. Escrito ó pro- 
nunciado por unos mil autores 
de todos los siglos y de todos los 
países, recogido y ordenado por 
Eusebio Freixa. —Publicaciones 
de Eusebio Freixa y Rabasó, 
Cava Baja, 22, principal. — Ma- 
drid, 1879. (Imprenta de Monte- 
grifo y Comp.*, Humilladero, 20). 

8.^, 256 páginas. 

CRITICÓN (El). 

En esta obra, debida á la pluma del 
P. Baltasar Gracián, y que como todas 
las demás de este docto jesuíta vio la 
luz á nombre de su hermano seglar 
D. Lorenzo, figura la Publicación de 
nn bando en que la Sabiduría manda 
reformar en estos tiempos algunos 
Refranes. 

Este trabajo está desempeñado con 
aquella gracia y aquel picante que 
tanto distinguía al autor, más digno 
de ser leído de lo que generalmente lo 
es hoy, si nó en sus demás escritos, á 
causa de la pobreza de invención y del 
estilo ampuloso y gongorino en que 
están vaciados , al menos en su Criti- 
cón, obra inmortal por el ingenio, el 
chiste y la madurez con que fuera con- 
cebida y redactada. 

Oigamos el atinado juicio que de 
ella forma nuestro compatricio el hábil 
filólogo y docto preceptista D. Antonio 
de Capmany en su Teatro histórico- 
crítico de la Eloquencia española ^ 

Dice así : 

" Este libro, nuevo en su clase, divi- 



1 5 vols. 8." mayor. Madrid. Sancha. 1786 á 1794. 
Tomo V, págs. 209 y 210. 



dido en tres partes, otras tantas épo- 
cas de la vida humana, ha merecido 
el primer grado en la estimación ge- 
neral entre las ingeniosas invenciones: 
composición sublime y delicada por la 
mayor parte, que en los hechos, suce- 
sos y aventuras de un supuesto, los 
menos fingidoá, y los más verdaderos, 
va dibujando los de todos los mortales 
en sus tres edades de la adolescencia, 
virilidad y vejez. Forja un espejo co- 
mún y fabrica una tela de desengaños. 
Las xxxvni Crisis en que subdivide 
esta historia moral de la peregrinación 
del hombre por la sociedad civil, están 
tejidas de alegorías agradables y cuen- 
tos chistosos ; animado todo de perso- 
najes, ya reales, ya fantásticos; de 
países y de espectáculos que se vienen 
á la vista como en los tapices flamen- 
cos ; pero tan diestra y artificiosamen- 
te enlazadas y sostenidas entre sí, que 
el lector, no bien acaba de gustar la 
primera, cuando recobra el apetito 
para empezar la que sigue. De esta 
suerte , en el cuerpo de la obra no hay 
partes ni miembros vacíos de ideas, de 
imágenes y descripciones siempre nue- 
vas , como sucede en otras de este gé- 
nero : todo está lleno , todo tiene vida 
y movimiento. Los símiles, las alusio- 
nes, los retratos, las ironías, los diálo- 
gos se suceden ó se interpolan con sa- 
brosa y siempre encantadora simetría, 
sazonado todo de finísimos gracejos, 
refranes y equívocos de la lengua cas- 
tellana. Todo el artificio de esta com- 
posición satírico -moral consiste en 
sorprender, y casi siempre lo logra, 
con nuevos casos, nuevos personajes, 
ó alegóricos ó verdaderos , con nuevas 
ficciones, nuevos cuentos, en queda á 
entender más de lo que dice; bien que 
harto decía para su tiempo , cuando las 
aplicaciones de sus sátiras , vivos aún 
los sujetos, y recientes los hechos á 
donde las enderezaba, no harían tra- 
bajar mucho á la malicia para hallar 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



109 



la verdad, por más que la disfrazase 
el ingenio. „ 

Veamos ahora la calificación que 
mereció esta novela satírico-moral, ó 
reprensora de costun^bres viciadas, á 
los redactores de los Ocios de Espa- 
ñoles emigrados , t. m, pág. 397. Es 
como sigue: 

" Obra que por sus grandes bellezas, 
á pesar dé sus grandes defectos, es una 
de las más recomendables de nuestra 
Literatura, y digna de ser envidiada 
por cualquiera de las demás. La sátira 
está derramada en ella á manos llenas, 
encubierta con un velo de bastante 
transparencia para excitar la maligna 
curiosidad, y para evitar lo odioso de 
las aplicaciones personales. Su estilo, 
en medio de todas las antítesis , paro- 
nomasias y demás morralla del culte- 
ranismo más subido de punto , tiene á 
cada paso una soltura y naturalidad 
encantadoras; abunda en felices inven- 
ciones, se derrama en una inagotable 
vena de imaginación y de sales, y es 
tal la animación de sus pinturas , que 
con ninguna otra lectura se sienten 
bullir tanto las figuras en la fantasía 
del que se detiene en ella. No hay enca- 
denamiento de lances , ni preparación 
de desenlaces, ni economía y cálculo 
en las situaciones; pero desde el prin- 
cipio hasta el fin tiene embelesado al 
lector con el párrafo , con la cláusula, 
con el renglón en que fija la vista, sin 
permitirle pensar en lo que signe, y 
siempre lo que sigue presenta nuevo 
atractivo. A poco trabajo que una 
mano delicada pusiese en desbrozarlo 
y pulirlo, El Criticón sería uno de los 
mejores libros de la Literatura moder- 
na europea. „ 

La primera parte de El Criticón se 
publicó en Madrid, año de 1650; la se- 
gunda, en 1653; y las tres reunidas en 
un volumen en 4.^, en Barcelona, por 
Antonio Lacavallcría , año de 1664. En 
el propio aflo vieron la luz todas sus 



obras recogidas en dos tomos también 
en 4.*^, de las que se han hecho diferen- 
tes ediciones, como dice muy oportu- 
namente el citado Capmany, " á cuál 
más ruin en el papel, en el carácter y 
en la corrección tipográfica. „ Este 
autor transcribió el Bando que moti- 
va de un modo especial el presente 
artículo, en su antexpresado Teatro 
histór ico-crítico, y yo le di cabida en 
el tomo IX de El Refranero general 
español. De esperar es que algún día 
vuelvan á ver la luz pública los escri- 
tos de este sabio aragonés en las co- 
lumnas de la Biblioteca de Autores 
españoles de Rivadeneyra i. 

V. Vando que el Coronado Saber 
ha mandado publicar en todos sus 
Dominios , con la crítica reforma de 
los vulgares Refranes: y Sueño pri^ 
mero de don Ángel Sanes , en cuya 
producción están incluidos los Refra- 
nes cuyo conjunto origina el presente 
artículo. 

CUATROCIENTOS (Los) Aforis- 
mos CATALANES, por el Dr. Juan 
Carlos Amat , natural de Monis- 
trol de Monserrat , médico ordi- 
nario de aquel Monasterio á prin- 
cipios del siglo 17. — Barcelona. 
Manuel Tejero. (Sin nota de año, 
bien que se cree ser de mediados 
del siglo pasado.) 

Así lo asegura D. V. Joaquín Bas- 
tús en su prólogo á «La Sabiduría de 
las naciones», quien dice además que 
esta obra la escribió su autor en cata- 
lán; que se publicaron varias reimpre- 



1 El tiempo ha venido á mostrarnos que nos equi- 
vocamos de medio á medio al emitir el preinserto 
juicio en 1871, pues, termina **i hace ya doce afíos la 
publicación de dicha Biblioteca , no aparece en ella 
la obra que da mar^ren al presente artículo. En cam- 
bio, ha reproducido las siguientes del mismo autor: 
El Discreto, Oráculo manual y arte de prudencia y 
El Héroe, las cuales tres obras salen , bien malpara- 
das, por cierto, de la pluma de Capmany. 



Digitized by 



Google 



"ma 



lio- 



PARTE SEGUNDA 



siones de ella, y que se tradujo al cas- 
tellano por D. P. J. 

Con efecto, figura en el «Catálogo 
de la Biblioteca de Salva» n.^ 2.04% 
una edición catalana impresa en Bar- 
celona por Mariano Soldevila, 8.*^, 
lóhoj. sin foliar, perteneciente á los 
primeros años del siglo xviii, y allí se 
da cuenta de otra edición, asimismo 
de Barcelona, loan Pau y loan Marti, 
1718, 8.^ 16 hoj. no foliadlas. 

Yo poseo un ejemplar, 8.^, 32 págs., 
con la siguiente portada : 

Quatre cents Aforismes catalans, 
del Doctor Joan Carlos Atnat. Diri- 
gtts al lector. (Monograma de JHS.) 
— Barcelona: Per la Viada Roca, 
Any 1825. 

He visto otro de iguales circunstan- 
cias á estas últimamente apuntadas, 
pero impreso en Vich por Ignasi Valls, 
en la plassa ntajor. 



CUENTO compuesto con algunos 
modismos castellanos, propios de 
la Música. 

Existe éste en un folleto en 8.^ de 24 
páginas, intitulado La Música y la 
Mujer. Conferencia leída por Don 
Francisco Asenjo Barbieri , 25 de 
Abril de 1869. (Madrid. Rivade- 
neyra, 1869.) 

Después de haber hablado el autor | 
de la Música en general , y de sus re- ; 
laciones íntimas y constantes con la 
mujer, en los términos que permite un 
auditorio femenil y las circunstancias 
de un breve discurso ^ , cierra su es- 
crito con éste , que él llama cuentecillo 
de no muy buen tono, y que' yo me 
atrevo á calificarlo de cuentecito que 
tiene tres pares de bemoles. ' 



1 Fu<í compuesto este escrito para ser leído, como ! 

así se verificó, en las Conferencias ríomiuicales sobre • 

la educación de la mujer que se celebraron en la ; 

Universidad de Madrid , el 25 de Abril de 1869. ' 



Antes de reproducirlo aquí, tomare- 
mos el traslado de un poco más arriba. 

" Para destruir ahora la triste impre- 
sión que os habrá causado lo que acabo 
de deciros, voy, finalmente, á hacer- 
me cargo de la influencia que la mú- 
sica ejerce hasta en el lenguaje habla- 
do ; y no me refiero á las inflexiones de 
nuestra voz, ni á los acentos propios 
de cada palabra, ni á la entonación de 
la frase, conforme á la índole de cada 
discurso , porque este estudio merece- 
ría una conferencia especial; me re- 
fiero tan sólo al empleo que en la con- 
versación familiar hacemos de pala- 
bras y de frases tomadas de la música 
ó de sus efectos. 

„ Entre la multitud de refranes cas- 
tellanos referentes á la música , tene- 
mos particularmente dos, que pueden 
considerarse como la síntesis y la afir- 
mación de todo cuanto llevo dicho. 
Recordadlos : 

De músico, poeta y loco iodos tenemos un poco. 
Quien canta , sus males espanta. 

„Y tenemos también un sinnúmero 
de modismos ó locuciones familiares, 
con que se prueba nuestra predilección 
por el lenguaje figurado y epigramá- 
tico, al propio tiempo que nuestra 
afición á cuanto se relaciona con la 
música. Permitidme que, por vía de 
saínete, os recite un cuentecillo (de no 
muy buen tono) que he compuesto con 
algunos de los consabidos modismos. 
Dice así : 

— Un señor de muchas campanillas 
tenía una hija mds aleare que una cas- 
tañuela, la cual d cencerros tapados 
se dejaba dar organillo de un pobre 
trompeta , quien con frases de cascabel 
gordo había logrado dar en la tecla 
de que la chica le quisiese. El padre 
de ésta, que era un pájaro que cantaba 
en la mano, y que no gustaba de tem- 
plar gaitas, se propuso armar un ca- 
ramillo y dar al traste con tales amo- 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



111 



res. A este fin, empezó por apretar las 
clavijas á la muchacha, diciéndola: 
"A mí no me vengas con canciones, 
porque si te empeñas en dar oídos á 
ese danzante , seré yo capaz de darte 
un solfeo, „ Asustada la chica con esta 
salida de tono, fingió estar en arnio- 
. nía con su padre, y cantó la palinodia; 
pero como su amor subía de punto con 
las dificultades, y como además sabía 
de coro que no se puede repicar y an- 
dar en la procesión, mientras el padre 
andaba en la dansa de sus negocios, 
ella pidn piano se concertaba con su 
novio. En buenas manos estaba el 
pandero; y como al fin se canta la 
gloria, cuentan las crónicas que estos 
finos amantes lograron poner el cas- 
cabel al gato, y cuando todo estuvo á 
punto de solfa, se casaron, dando 
después "La Correspondencia^ mucho 
bombo íl tan brillante boda. „ 

Dígase ahora si he andado acertado 
ó nó en la calificación arriba expresa- 
da , al opinar yo que el Cuentecito tiene 
tres pares de bemoles. 

CUENTO DE CUENTOS. 

En esta producción, bella como to- 
das las de Quevedo , se hace gala de 
la riqueza de nuestro idioma en punto 
á frases proverbiales. Trazado este 
cuento con el mismo compás que las 
Cartas de Blasco de Garay, sin más 
diferencia que en éstas preponderan 
los Refranes y en aquél los idiotismos, 
no parece sino que el autor se propuso 
agotar el número infinito de nuestras 
fiases proverbiales, como para desa- 
fiar á las naciones todas que quisieran 
verter á su respectiva lengua seme- 
jante juguete en la apariencia, pero 
causa de desesperación en realidad 
para ellas. 

Las obras del Señor de la Torre de 
Juan Abad son tan por extremo cono- 
cidas, que excusamos el presentar 



aquí una lista de todas las ediciones 
que han visto la luz pública. Baste 
decir que la más lujosa és la que salió 
de las prensas de Sancha en Madrid 
(1791-1794), 11 volúmenes, 8.° menor, 
con láminas; y la más completa y 
apreciable en cuanto á las ilustracio- 
nes y notas eruditas con que la enri- 
queciera el Sr. D. Aureliaho Fernán- 
dez-Guerra y Orbe , la que se publicó 
en la Biblioteca de Autores españoles 
de Rivadeneyra , 2 vols. , el primero 
en 1852, y el segundo en 1859. 
V. el artículo que sigue. 

CUENTO DE CUENTOS (Comen- 
tario al), por D. Francisco de 
Paula Seijas. 

Insertólo el Sr. D. Aureliano Fer- 
nández-Guerra y Orbe en la compila- 
ción q\ie hizo de las Obras de Queve- 
do (y de cuya edición hemos hecho 
mérito en el artículo anterior), tomo ii 
del Autor, y xlvih de. la Colección de 
Rivadeneyra. 

Es un pequeño trabajo filológico 
bastante curioso, sobre las frases y 
modismos de que se compone esta 
producción del Señor de la Torre de 
Juan Abad. 

Lo reproduje en el tomo vm de El 
Refranero general español, y á dicho 
intento lo adicioné con Algunas ob- 
servaciones , que creí del caso escri- 
bir, ya con el objeto de ampliar algu- 
nos de los puntos tocados en dicho 
Comentario , ya con el de aclarar ó de 
rectificar otros. 



CUENTOS, DICHOS, ANÉCDOTAS Y 

MODISMOS ARAGONESES quc da á la 
estampa un soldado viejo natu- 
ral de Borja. Madrid. Imprenta 
de D. A. Pérez Dubrull, Flor 
Baja, núm. 22. 1881. 



Digitized by 



Google 



112 



PARTE SEGUNDA 



Dos vols,, 8.°, xiv-164 págs. y una 
de índice, el 1.^; y xi-l6o, y una hoja 
de índice, el 2.°, impreso en la misma 
casa en el año de 1885. 

El autor de esta chistosísima obra 
es D. Romualdo Nogués. 

CUENÍOS, ORACIONES, ADIVINAS Y 
REFRANES POPULARES É INFANTI- 
LES RECOGIDOS POR FeRNAN CABA- 
LLERO.— Madrid, Fortanet, 1877. 

8.^, 504 págs. y 2 hoj. al fin, en que 
se da cuenta de haber ocurrido la de- 
función de la autora de este libro, doña 
Cecilia B5hl de Fáber (quien tanto y 
tan bueno escribió bajo el pseudónimo 
de Fernán Caballero), cuando se iba 
á tirar el último pliego de esta obrita, 
por lo que viene á resultar cuasi- 
póstuma. 

Es lástima que se haya descuidado 
tanto la corrección de pruebas de la 
misma, hasta el punto de que apenas 
se da un paso sin tropezar con erratas 
de mayor ó menor bulto en el texto. 

CUENTOS Y POESÍAS POPULARES 

ANDALUCES, colcccionados por 
Fernán Caballero.— Sevilla, 1859. 
Imprenta y litografía de la Re^- 
vista mercantil, Colcheros, 21. 

Un vol.,8.^ mayor, 18 págs. prelims., 
435 de texto. 

En este precioso librito se hallan, 
bajo el título de Flores humildes de 
religiosa poesía y etimologías de di- 
chos y expresiones generalizadas, y 
bajo el de Tratado popular de Agri- 
cultura y de Meteorología, algún ma- 
terial para el aficionado al linaje de 
trabajos que nos ocupan en este te- 
rreno. 

CUENTOS Y REFRANES REFERIDOS 
A LOS NIÑOS PARA SU RECREO. — 



París. Librería de Rosa y Bou- 
rel , 23, calle Visconti , 1869. Pro- 
piedad de los editores. 

Un vol. 8.° mayor de 180 páginas. 

Esta obrita anónima, que forma 
parte de la Biblioteca de la Juventud, 
es, en lo concerniente á los Refranes, 
una reproducción literal de algunos de 
los que componen la obra titulada Los 
cien proverbios ó Im sabiduría de las 
naciones. La única variante que hemos 
hallado en esta copia es, que el refrán 
consignado en el libro de Los cien pro- 
verbios bajo la forma Cada buhonero 
alaba sus agujas, está expresado en 
el de los Cuentos bajo esta otra : Cada 
pulpero alaba su queso; y que además 
de los que de aquella obra ha trasla- 
dado, incluye un hecho histórico ocu- 
rrido entre Felipe II y un soldado, bajo 
el título de Lo dicho, dicho, 

CUESTIONES FILOLÓGICAS sobre 
algunos puntos ae la Ortografía, 
de la Gramática y del origen de 
la Lengua castellana, y sobre lo 
que debe la Literatura española 
á la Nobleza de la nación por Don 
Antonio José de Irisarri.— Tomo 
primero. — Nueva York: Impren- 
ta de Esteban Hallet, 107, calle 
deFulton, 1861. 

Un vol. * 8.'' mayor, port. , una hoja 
de índice , 2 de dedicatoria , 6 de prólo- 
go, una de erratas, 398 págs. de texto. 

Al tratar el autor de las concordan- 
cias de la lengua castellana, dice así 
(pág. 284): 

"Preciso es, pues, convenir en el 
hecho ya demostrado , de que jamás 
se ha fijado el uso del pueblo español, 
ni el de los clásicos, en las reglas para 
las concordancias dadas por los gra- 



1 El autor habla en su Prólogo de un segrundo 
tomo , que ignoro si ha llegado á ver la luz pública. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



113 



má ticos é infringidas por ellos mismos. 
Prueba convincentísima de esto son 
aquellas desconcordantes frases anti- 
quísimas que conservamos hasta aho- 
ra, como á ojos vistas, á ojos cega- 
rritas, á pie juntillas, y los muchísimos 
refranes, que más que todo manifies- 
tan el carácter de la lengua. Vayan 
por ejemplo los veinte y cinco siguien- 
tes: A la muger y á la gallina, tuércela 
el cuello y darte ha la vida: A la muger 
y á la picaza lo que la dirías en la pla- 
za: Agosto y vendimia no es cada día: 
Agua y sol, para las huertas es la- 
garto, y para las viñas pulgón: Al 
amigo. y al caballo no apretallo: Al 
médico , confesor y letrado no le trai- 
gas engañado: Al puerco y al yerno, 
mostradle la casa, que él se vendrá 
luego: Aceite y vino y amigo, an- 
tiguo: Buen pié y buena oreja, señal 
de buena bestia: El amigo que no 
presta y el cuchillo que no corta, que 
se pierda poco importa : El bien y el 
mal á la cara sal : El huésped y el pece, 
ú tres dias huele : El melón y el casa- 
miento ha de ser acertamiento: El 
queso y el barbecho de mayo sea he- 
cho : La cárcel y la cuaresma para los 
pobres es hecha: La pintura y la pelea 
desde lejos me la otea : Madre vieja y 
camisa rota, no es deshonra: Mas vale 
pascua mala y el ojo en la cara, que 
pascua buena y el ojo de fuera: Oveja 
cornuda y vaca barriguda no la true- 
ques por ninguna: Palabra y piedra 
suelta no tiene vuelta: Pan y vino anda 



camino , que no mozo garrido : Pan y 
vino , un año tuyo y otro de tu vecino: 
Tras el trabajo viene el dinero y el des- 
canso : Vase el bien al bien, y abejas á 
la miel : Viento y ventura poco dura: 
Yantar tarde y cenar cedo saca la me- 
rienda por medio. „ 

Hemos copiado gustoso estos cuan- 
tos renglones , por venir en corrobora- 
ción de lo que tantas veces hemos re- 
petido en el discurso de esta obra al 
consignar las ventajas que reporta el 
estudio de los Refranes en el terreno 
de la Filología. 

CULTIVADOR (El), periódico de 
Agricultura, Horticultura, Jar- 
dinería y Economía: rural, pu- 
blicado bajo los auspicios de la 
M. L Junta de Comercio de Bar- 
celona, y dirigido por su cate- 
drático de Agricultura práctica 
y botánica, D. Jaime Llansó. — 
Barcelona, 1848-1851, imprenta 
de J. M.de Bodallés, de R. M. In- 
dar y de El Sol. 

4 vols. 4.^, d^ á 500 págs. pi-óxima- 
mente, á dos columnas. 

En el tomo i de esta obra, páginas 
122-123, se halla una colección de Pro- 
verbios agrícolas que Jaime Bujault, 
después de haber invertido su vida en 
discurrir varios medios de ser útil á 
sus semejantes, ha esparcido entre los 
habitantes del campo. 



15 



Digitized by 



Google 



y.^y. 



Digitized by 



Google 




CHATS (Les). Extraits de piéces 
rares et curieuses en vers et 
en prose, anecdotes, chansons, 
proverbes , superstitions , pre- 
ces, etc.; notes iconographiques 
et bibliographiques, le tout con- 
cernant la gent féline ; recueillis 
par Jean Gay. — A Paris , chez 
l'Auteur, 41, quai des Augustins, 
et k Bruxelles, chez Jules Gay, 
éditeur, 22, rué deTEscalier, 1866 
(Imp. de A. Mertens et fils, Bru- 
xelles). 

Un vol. 12.° de 300 páginas. Tirada 
de 300 ejemplares numerados, todos en 
papel de Holanda i. 

1 Mi ejemplar lleva el núm. 40, y es el mismo que 
anunció Auguste Fontaine en el rico Catalogue de 
íivrcs anciens et modernes^ rarcs et curieux, de su 
librería (París, 1874), bajo el número de orden 936. 
Reviste elegante encuademación de Alio, cuya firma 



Con el título de Proverbes étran- 
gers se apunta (págs. 204-8) una escasa 
recopilación de refranes alusivos a la 
raza gatuna, respectivamente perte- 
necientes á las regiones alemana, ame- 
ricana, inglesa, española, hulandesa, 
italiana, japonesa, persiana, portu- 
guesa y rusa. Los refranes correspon- 
dientes á Alemania, Inglaterra, Espa- 
ña, Holanda, Italia y Portugal, están 
redactados en su respectivo idioma; 
los que son peculiares á América , al 
Japón , á Persiá y á Rusia , se presen- 
tan mediante la versión francesa. 

No hay para qué decir que nuestra 
nación es la que sale mejor librada en 
cuanto al guarismo de los refranes de 
este linaje allí consignados. 



ostenta, y según el ex-libris adherÍLii' a in iruí^rdíi^ 
perteneció AMarescot. Con tales anucc-Lknt^^ ao va- 
ciló el bibliopola Fontaine en asignivrlo el precio ile 
18 francos. 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Google 



D 



DECLAMACIÓN contra los abu- 
sos INTRODUCIDOS EN EL CASTE- 
LLANO presentada y no premiada 
en la Academia Española, año 
de 1791. Sigúela una Disertación 
sobre la Lengua castellana , y la 
antecede un Diálogo que explica 
el designio de la obra. — Madrid 
MDCCxciii. En la Imprenta de la 
viuda de Ibarra. Con las licen- 
cias necesarias. 

Un vol. 4.° mayor, port. , 26 págs. de 
Diálogo, port. , 54 págs. de Declama- 
ción y port., una hoja de Advertencia, 
214 págs. de Disertación , y ima de Fe 
de erratas. 

Si bien no aparece en la portada el 
nombre del autor, se sabe que lo fué 
el gaditano D. José de Vargas y Pon- 
ce, capitán de fragata, diputado á 
Cortes, individuo que fué más ade- 
lante de las Academias Española y de 
la Historia, etc. 

Aunque muy sucintamente, trata el 
autor alguna que otra vez de la índole 
de nuestros refranes, especialmente 
en las págs. 31 , 77 y 92 de su Diser- 
tación, 



DECLARACIÓN de los siete 

PS ALMOS PENITENCIALES. Por cl 

P. M. F. Pedro de Vega, de la 
Orden de S. Augustin. Y aora en 
esta vltimaimpression emendada 
de nueuo, y añadida vna tabla 
de las Dominicas post Pentecos- 
ten, (sic), por el P. F. Francisco 
de Arratia. Dirigida á Doña 
Margarita Corte Real, Marquesa 
de Castel Rodrigo. Primera Par- 
te. (Escudo del impresor.) Con 
priuilegio de Castilla, Portugal, 
y Aragón. En Salamanca , En la 
Imprenta de Artus Taberniel. 
Año M.DC.vi. A costa de Antonio 
Enriquez , librero. 

Tres vols. , fol. , impresos el 2.^ y 3.*" 
en la misma ciudad , en casa de An- 
tonia Ramírez, viuda; y dirigido el 2.° 
á Don Fray Pedro Manrique, obispo 
de Tortosa, y el 3.° á Doña Inés de 
Vargas Camargo y Carvajal, señora 
de las villas de la Oliva y Plasenzuela, 
mujer de D. Rodrigo Calderón, etc. 

Al hablar Nicolás Antonio del por- 
tugués F. Petrus de Vega y natural de 



Digitized by 



Google 



118 



PARTE SEGUNDA 



Coimbra, en su lugar correspondiente, 
cita tres ediciones de lo. Declaración de 
los siete Salmos Penitenciales de este 
autor, á saber: Alcalá de Henares, 1599; 
Madrid, 1602, 4.°; y Zaragoza, 1606, 
folio, en la oficina de Carlos Labayen, 
haciendo caso omiso de la que me ha 
servido para redactar este artículo , y 
existe en mi biblioteca. 

De la edición de 1599, poseo sola- 
mente el tomo primero; es en 4.°, como 
ya dije arriba, con la autoridad de 
N. Antonio, y consta de 15 hojas preli- 
minares, una en blanco, 142, 95, 1 . 116, 
154 foliadas' y 8, al ñn, de tabla, sin 
foliación. 

D. Juan Catalina García no la cita, 
ni copia tampoco el escudete del impre- 
sor entre los varios que exhibe en el 
Apéndice de su obra premiada; lo cual, 
dado la laboriosidad y diligencia de 
este bibliógrafo, supone la rareza de 
semejante edición, que reputo como 
primitiva. 

El motivo de dar yo cabida á dicha 
obra en este lugar, lo creo suficiente- 
mente justificado con el testimonio que 
procedo á aducir: trátase, pues, de que 
al fin del tomo ni se registran tres ín- 
dices especiales de algunos de los Re- 
franes españoles que están esparcidos 
por el discurso de la obra (pues no se 
apuntan todos ) referentes á cada una 
de las partes en que se halla dividida K 



1 En prueba de que no se han entresacado todos 
en dichos índices, copio los siguientes, tomados á la 
casualidad : 

Pared blanca , pared de necios. 
Al que una vez me engaña, falte Dios : mas ayú- 
delo, si dos. 
Todo lo veo negro. 

El huésped es hermoso por las espaldas. 
Una golondrina no hace verano. 
Hoipbrc nacido de las malvas. 
No es oro todo lo que reluce. 
Pepita , con pepita ; y hueso , con hueso. 
El hambre.no admite fiador. 
Quien tal hace , que tal pague. 
Te quiero tanto , que |te metería en mis entrañas. 
Pagar en la misma moneda ; etc. 



Dichos refranes, por el orden en que 
aparecen allí colocados, son: 

Sobre lo negro no hay color. 

Reventar de pena. 

Ojos que no ven, corazón que no 
llora. 

Más ven cuatro ojos , que dos. 

Cada uno habla en derecho de su 
dedo. 

Año de nieves, año de bienes. 

Palabras y plumas el aire las lleva. 

No se conoce el bien hasta después 
de perdido. 

Bien sabe rezar su salmo. 

Cría el cuervo, y sacarte ha el ojo. 

No hinche la mano. 

El ave sola, ni canta ni llora. 

Hijo de mis ojos. 

Del mal pagador, siquiera en pajas. 

Quien á buen árbol se arrima, buena 
sombra le cobija. 

También soy 5^0 persona para ha- 
cerse cuenta. 

No está siempre el diablo detrás de 
la puerta. 

Ese es otro tu autem. 



No puede ser el cuervo más negro 
que sus alas. 

Tomar el cielo con las manos. 

No creáis lo que viéredes, sino lo 
que yo os dijere. 

Las novias más hermosas, á la can- 
dela. 

Desmentirse el pié. 

Andar de pié cojo. 

Si la piedra da en el cántaro, ó el 
cántaro en la piedra, mal para el cán- 
taro. 

Una madre para cien hijos , y nó cien 
hijos para una madre. 

Villanos te maten, Alfonso. 

Cria el cuervo, sacarte ha el ojo. 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



119 



Otros muchos refranes griegos, la- 
tinos, portugueses é italianos se citan 
en esta obra , cuya consulta podrá ser 
de bastante utilidad para nuestro ob- 
jeto en más de una ocasión. 

DECRETO DE vSabios. Compuesto 
por Francisco de Guzman. (Hay 
un escudo.) Impresso en Alcalá, 
en casa de Andrés d: Ángulo. 
Con Preuilegio. Afto. 1565. 

Un vol. 8.°, 8 hoj. prelims. sin foliar, 
264 de texto, foliadas. 

Al fin: 

Impresso en Alcalá, en casa de An- 
drés de Ángulo. 1564 i. 

El plan seguido por el autor en esta 
obra es el siguiente : 

Copia en primer lugar un texto sen- 
tencioso en latín de algún sabio de la 
antigüedad, y luego lo traduce y am- 
plifica en muy buenos versos caste- 
llanos. Sirvan de muestra los dos pa- 
sajes siguientes tomados al acaso. 

"^ Nihil temeré credideris. 
Ex apopht. 

No debes ninguna cosa 
ligeramente creer, 
mas procura por saber 
si puede ser mentirosa : . 

Porque no todas las cosas 
que se mostraren hermosas 
de fuera, son dentro sanas, 
que muchas blancas manzanas 
tienen pepitas mohosas. 

No creas á la afición , 
que suele ser engañosa, 
y á veces muestra hermosa 
la cara del escorpión : 
quien creyere de lijero, 
agua coge con harnero , 



l Parece no ser ésta la fecha verdadera y sí la de 
la portada , por cuanto si bien el prívileífio concedido 
al autor para Castilla está fechado en el Escorial á 
7 de Noviembre de 1564, el de Aragón resulta con la 
data de Madrid á 12 de Enero de 1565. 



suelen decir ^n Castilla , 
y que será maravilla 
tirar el ciego certero. 

Fcelix cruninibus nullus erit diu. 
Cleobulus, 

La felicidad que viene 
por alguna ruin manera , 
.no puede ser duradera 
porque mal cimiento tiene : 

Y cuando no feneciere 
por caso mientras viviere 
quien más con ella triunfare , 
cuando la hebra quebrare 
llorará, lo que riyere. 

Porque pompas y caudales 
tomamos acá prestados, 
para que sean pagados 
á las terias infernales : 
y cuanto más el bien crece 
tanto más nos desvanece 
hasta caer en el lazo , 
mas engáñanos el plazo 
que muy largo nos parece. 

V. Flor de Sentencias de Sabios, &c. 



DEFENSA DE D. Fernando Pérez, 
autor de la Carta de Paracue- 
Uos impugnado por el lie. Paulo 
Ipnocausto. Escribíala un Ami- 
go de D. Fernando. Madrid. 
MDCCLxxxx. En la imprenta de la 
Viuda de Ibarra. Con licencia, 

Un vol., 8.°, port., 153 págs. 

La Carta de Paracuellos (V.) fué 
impugnada , como se dice en la porta- 
da que acabamos de transcribir, por el 
licenciado Paulo Ipnocausto (esto es, 
D. Juan Pablo Forner) quien dio á luz 
dicha impugnación con el título de 
" Carta de Bartolo el sobrino de Don 
Femando Pérez, tercianario de Para- 
cuellos, al editor de la Carta de su tio. 
Publícala el Lie. Paulo Ipnocausto. „ 

El autor de la Carta y de la Defen- 
sa lo es D. Tomás Antonio Sánchez, 
el compilador de las Poesías castella- 



Digitized by 



Google 



120 



PARTE SEGUNDA 



ñas anteriores al siglo xv, y nó Don 
Tomás de Iriarte , como por una ofus- 
cación estampé en la nota (pág. 12) 
de mi Florilegio ó Ramillete alfabético 
de refranes y modismos comparativos 
y ponderativos de la lengua caste- 
)iamt.(V.) 

DELEYTE de la discreción, y 
fácil escuela de la agudeza, que 
en ramillete texido de ingenio- 
sas promptitudes, y moralida- 
des provechosas, con muchos 
avisos de christiano, y político 
desengaño, que dividido en ocho 
capítulos de todas classes de 
personas, y sexos, publica en re- 
conocimiento obsequioso de la 
curiosidad cortesana, que los 
recogió, el Exc.™^ Señor Don 
Bernardino Fernandez de Velas- 
co y Pimentel, Duque de Frias, 
Conde de Peñaranda : y los ofre- 
ce, y consagra a la diversión de 
la Excelentissima Señora Doña 
Josepha Antonia de Toledo y 
Portugal Pacheco y Velasco, 
Duquesa Viuda de Uceda. Exor- 
nados con advertencias, y notas 
para su inteligencia, y extensión. 
Con las licencias necessarias. En 
Madrid: En la Imprenta Real de 
la Gaceta. Año de 1764. 

4,^, 28 hoj. prelims., sin foliar, 326 
páginas. 

Como dice atinadamente Salva, este 
libro es una colección de dichos gra- 
ciosos, apotegmas y sentencias por el 
estilo de la Floresta española de Mel- 
chor de Santa Cruz. 

DELICIAS DE APOLO, etc. 

V. Canta enseñando con voses mo- 
raleSj etc. 



DEMONIO (El) de los Andes. 
Tradiciones históricas sobre el 
conquistador Francisco de Car- 
bajal. Escrito para Las Noveda- 
des por Ricardo Palma, miembro 
correspondiente de la Real Aca- 
demia Española. Nueva York. 
Imprenta de Las Novedades, 23 
Liberty Street. 1883. 

8.°, una hoja de índice (á la plana 
par), 81 páginas. 

Se reprodujo el mismo año en Lima, 
en la colección de las Tradiciones que 
lleva por título Peni. (V.) 

DESCANSO DE ESTUDIOSOS ILUS- 
TRES , donde van Adagios tradu- 
zidos de Romance en Latin, Em- 
presas, Blasones, Motes y Ci- 
fras. 1578. 

Esta obra, de Lorenzo Palmireno, 
que no hemos tenido ocasión de ver, 
aparece citada en El Latino de repen- 
te del mismo autor (Barcelona, Sebas- 
tián Cormellas, 1615), en cuyos preli- 
minares se registra entre otras debi- 
das á la fecunda y erudita pluma de 
aquel insigne humanista alcañizano. 
Creo que será la misma de que da 
cuenta Nicolás Antonio con el título 
de Adagia Hispánica in Romanum 
sermonem conversa. 

DESENGAÑO de cortesanos. 

V. Philosophia cortesana morali- 
zada. 

DESENGAÑO (Fiel) contra la 

OCIOSIDAD V LOS JUEGOS. UtÍlÍSSÍ- 

mo, a los confessores, y peniten- 
tes, justicias, y los demás, a cuyo 
cargo está limpiar de vagabados, 
tahúres, y fulleros la República 
Christiana. En dialogo. Por el 



Digitized by 



Google 



^v 



CATÁLOGO 



121 



licenciado Francisco de Luque 
Faxardo, Clérigo de Seuilla, y 
Beneficiado de Pilas. Dirigido a 
la Serenissima Virgen de Gra- 
cia, Reyna del Cielo, Madre de 
Dios, y Señora nuestra. Año (Un 
escudo toscamente grabado en 
madera, que quiere representar 
la Anunciación de la Virgen.) 
1603. Con privilegio. En Madrid. 
En casa de Miguel Serrano de 
Vargas. 

Un vol., 4.°, 8 hoj. prelims., 306 pá- 
ginas dobles. 

Precioso y poco conocido libro, que 
merece ser consultado por el paremió- 
grafo, en atención á resaltar en sus 
páginas al pie de unos 250 Refranes y 
modismos proverbiales, cuya mayor 
parte son relativos á juegos de naipes, 
y algunos de los cuales están enrique- 
cidos con la descripción de su origen 
ó etimología. 

DESENGAÑOS de un alma re- 
ligiosa sacados de algunos pa- 
peles y escritos de nuestra santa 
Madre, (Santa Teresa de Jesús. J 

Estos pensamientos, á guisa de pro- 
verbios, se hallan con el título susodi- 
cho en un M. S. de la Biblioteca Nacio- 
nal, núm. 6, pág. 331. El Sr. D. Vicen- 
te de la Fuente, en su colección de los 
escritos de la Mística Doctora, publi- 
cados en la Biblioteca de Autores Es- 
pañoles de Rivadeneyra, copió este 
pequeño trabajo al tomo ii^ pág. 351, 
de donde nosotros lo haremos ahora. 

Cuando Dios corrige, grandemente 
aflige. 

Mas tras un nublado, envía un día 
claro. 

Quien á Dios se arroja, no tendrá con- 
goja. 



Quien busca alivio en el suelo, no ten- 
drá consuelo. 

Quien su juicio ciega, presto se so- 
siega. 

El buen disciplinar, es en la voluntad. 

Cuando á alguno quiero, vi vitando 
muero. 

No queriendo nadd, vivo descansada. 

No hay mayor placer, que no tener 
querer. 

Y es pesar amargo, este querer largo. 
No es la más pesada la cruz abrazada. 
Si tú haces cruces de nada, siempre 

te verás crucificada. 

No te turbe nada de lo que aquí se 
acaba. 

Quien malas mañas ha , si se mortiñca 
las perderá. 

El amor fuerte y esforzado, es el tra- 
bajado. 

A la que es sufrida, fácil le es cual- 
quier vida. 

A la que no se sabe sufrir, cualquier 
vida le será morir. 

Quien no busca su provecho, todo lo 
halla hecho. 

Quien quiere su comodidad, en todo 
halla dificultad. 

La mortificación alivia la aflicción. 

Quien ama á Dios sin padecer, poco 
tiene que hacer. 

Procura siempre un modo que sienta 
bien de todo. 

Y es muy buen sentir todo mal de tí. 
El que quiere vivir contento en la líe 

ligión, disimule su pasión. 

Paga Dios un servicio con dar oca- 
sión de que se le haga otro mayor. 

Nunca nos venga bien, yendo contra 
la voluntad de nuestro Bien. 

Dios nos libre de haber las criaturas 
menester. 

Plega á Él líos deje ver, sin haber me- 
nester más que á Él. 

Nunca se consigue el fin que por res* 
petos humanos se pretende. 

DESPERTADOR de cortesanos. 

V. Aviso de privados y Doctrina 
de cortesanos , por el limo. D. Antonio 
de Guevara. 

16 



Digitized by 



Google 



122 



PARTE SEGUNDA 



DESPERTADOR que trata de la 

GRAN FERTILIDAD, RIQUEZAS, BA- 
líATOS, ARMAS Y CABALLOS QUE 

España solía tener, y la causa 
de los daños y faltas con el 
REMEDIO SUFICIENTE. PoT el ba- 
chiller D. Jijan Val vcf de Arricta. 

V. Diálogos déla fertilidad y abun- 
iianciü de España , etc. 

DESPROPÓSITOS (Los) de una 

l^VTiíONA. 

Con este título se publicó en El Tio 
Camorra (periódico político y de true- 
no, paliza 5.% Madrid, 29 de Septiem- 
biü de 1847, 8.^) una chistosísima com- 
posición poética, la cual abunda en 
refranes burlescamente combinados 
entri' ^\. 

Dicü á la letra : 

^ Tenía yo una patrona 
üe edad un poco avanzada, 

que siempre estuvo pagada 

es deeir, de su persona. 

Era Í5U genio maldito; 
nticicnada á la bulla; 
cantaba como una grulla 
y hablaba como un lorito. 

Kn MI pueril batahola, 
que era demás importuna, 
charlaba como ninguna, 
mintiendo como ella sola. 

V mil veces vuelo dando 
A su ilusión la bendita, 
soñaba que era bonita 
por mtntir hasta soñando. 

Vo solo diré una cosa , 
eori la cual es evidente 
que podrá juzgar la gente 
si era íea ó si era hermosa. 

Xo tuvo á su amor propicia 
en cuarenta años ni un alma; 

lalleció, y llevó la palma 

y la llevó con justicia. 

\ a que no he de darla enojos, 
añadiré algunas señas : 
trey cosas tuvo pequeñas; 
el nfOHOj el pecho y los ojos 



En cambio deci;: me toca, 
y lo diré aquí ó en Flandes, 
que tuvo tres cosas grandes : 
el pié, la mano y la boca. 

Gastar más verso ó más prosa 
inútil pienso que fuera , 
pues ya juzgará cualquiera 
si era fea ó si era hermosa. 

Podrá ser razón mal dicha , 
pero os juro sin falacia 
que ella tuvo una desgracia 
y yo tuve una desdicha. 

Su desgracia verdadera 
fué no merecer mi amor, 
y mi desdicha mayor 
que tal mujer me quisiera. 

I Con qué bruscos ademanes 
me embestía enamorada ! 
i Y luego la condenada 
siempre hablaba con refranes I 

¡ Y qué refranes I Mi oído 
destrozaba , vive el cielo; 
nunca vinieron á pelo; 
jamás tuvieron sentido. 

Sólo en su imaginación 
pudo caber tal menestra, 
y os puede servir de muestra 
la siguiente relación , 

que ella nombraba La historia 
de sus terribles amores^ 
aunque no es de las peores 
que conservo en la memoria. 

— A los quince años Caifas 
nos brinda con los placeres, 
y de mi fuego al compás, 
como me han gustado más 
los hombres que las mujeres, 

quise á un muchacho, lo juro, 
soltando de amor las trabas; 
porque, amigo, esto es seguro: 
si en tu casa cuecen habas .... 
á buen hambre no hay pan duro. 

Me despreció y ¿quién lo aprueba? 

cualquiera entonces replica , 
porque esto no es cosa nueva : 

cuando está de Dios que llueva 

sarna con gusto no pica. 

Y aun le dije al ababol 
¡qué! ¿no me quieres, infame? 
pues mira, en buen español, 

cuando llueve y hace sol 

el buey suelto bien se lame. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



123 



Si crees que al pozo me arroje , 
no seré yo quien tal haga, 
porque aunque el refrán te enoje, 

quien bien tiene y mal escoge 

amor con amar se paga. 

A fuerza de pretender 
la dicha que he deseado, 
pude otro amante tener; 
quiero decir, otro amado, 
que él no me llegó á querer. 

Me parecía un cordero; 
pero el pecho no descansa 
de maldecirle severo ; 

porque en casa del herrero 

líbrate del agua mansa. 

Al fin me dejó el ingrato; 
no extrañe mis sinsabores, 
que en este mundo insensato, 

tajada que lleva el gato 

ganancia de pescadores. 

Hoy solo á usté mi alma adora , 
de seca me he vuelto verde , 
porque, amigo, no es de ahora: 

si la Candelaria plora 

el que más pone más pierde. 

Yo me hice sordo á sus ruegos, 
la deseché con afrenta, 
diciendo: — calme esos fuegos, 

porque en la tierra de ciegos 

sol de casa no calienta. 

Lloraba como un becerro 
y exclamó con voces vagas : 
— ¡tarde conozco mi yerro! 
quien no está enseñado á bragas... 
pierde el pan y pierde el perro. — 

Después de esto, á poca costa 
podré, señores, probar 
que me tuve que marchar 
de su casa por la posta. 

Pero era mujer tan fuerte, 
que por toda la nación , 
con inaudito tesón 
me persiguió hasta su muerte. 

Sin dejar sus ademanes, 
sin calmarse en su porfía 
y con la misma manía 
de trastornar sus refratoes. 

" Ya que embutiste en mi seno 
del pérfido amor las plagas, 
¿por qué has de vivir sereno? 
Quien da pan á perro ajeno ,. 
las costuras le hacen llagas. „ 

Entróla luego ictericia , 



entregó al Señor el alma, 
llevó á la tumba la palma , 
y la llevó con justicia. „ 

DESTIERRO de ignorancia. 
V. Calateo español. 

DIÁLOGO DE LAS Lenguas. 

El erudito D. Gregorio Mayans y 
Sisear , en la recopilación que hizo de 
varios opúsculos curiosos con el título 
de "Orígenes de la Lengua Española 
compuestos por varios autores „, y pu- 
blicó en Madrid (2 vols. en 8.^, por 
Juan de Zúñiga, 1737), incluye el cu- 
rioso tratadito que motiva este artí- 
culo, en el tomo ii, página 1 á 178, 
habiendo tenido á la vista para su pu- 
blicación el M. S. que perteneció á 
Jerónimo Zurita, y de cuya obra dice 
existir otra copia en la Biblioteca Es- 
curialense, puesto que aquél no es el 
original. 

Quien desee obtener un conocimien- 
to exacto del mérito singular que en- 
cierra este librito, pequeño en el ta- 
maño pero grande en su contenido, 
lea en el tomo i de dichos " Orígenes „ 
el juicio crítico emitido por D. Juan 
Iriarte en su Aprobación á la obra de 
Mayans, mientras nosotros nos da- 
remos ppr satisfecho con copiar á la 
letra, de la mencionada Aprobación, 
la parte que se relaciona con la ín- 
dole peculiar á este nuestro trabajo. 
Dice así : 

"Diestro (el Autor del Diálogo de 
las Lenguas) en valerse de la Philo- 
sophta vulgar en beneficio de la Gra- 
mática^ todo lo resuelve, apoya y 
autoriza con numerosa copia de Re- 
franes ; y nó sin gravísimo fundamen- 
to, pues éstos, en mi juicio, son los 
textos más eficaces y convincentes 
para el intento , así por su notoria an- 
tigüedad, como porque, perpetuán- 
dose con la tradición del pueblo, que 



Digitized by 



Google 



124 



PARTE SEGUNDA 



en materia de lenguas no suele ser tan 
inconstante como en las demás, con- 
servan la primitiva pureza de los idio- 
mas: lo que especialmente se reconoce 
en el castellano. 

" Pero al paso que desfruta la doctri- 
na de estos sabios ancianos, sabe agra- 
decido servirles de intérprete en siglo 
extraño, declarando el sentido y fuer- 
za de sus oscuros términos , recónditas 
frases y misteriosas alusiones: de suer- 
te que sin querer nos ha dejado un 
Glosario de los Adagios menos inteli- 
gibles. „ 

El Autor floreció en tiempo de Car- 
los V , y la generalidad de los literatos 
concuerda en atribuir este sazonado y 
erudito trabajo á uno de los interlo- 
cutores que en él figuran, á saber, 
nuestro gran humanista Juan de Val- 
dés, hermano de Alonso, que fué se- 
cretario de cartas latinas de aquel in- 
victo Emperador. 

— El ejemplar que sirvió á Mayans 
de texto, para hoy en el Museo Britá- 
nico. 

— En nuestra Biblioteca Nacional 
existe otro ejemplar M. S. (X, 236) un 
vol. 4.^, % hojas, que lleva por título 
Diálogo de la Lengua^ el cual sir- 
vió de texto para la reimpresión que 
en 1860 hizo D. Luis Usoz y Río en Ma- 
drid, imprenta de J. Martín Alegría, 
un vol. 8.^ mayor, 53 págs. prelims., 
206 págs. de texto, una hoja de erra- 
tas, más 71 págs. de Apéndice. 

Los "Orígenes de la Lengua Españo- 
lan de Mayans han sido reimpresos en 
Madrid, año de 1873, por la casa de Ri- 
vadeneyra, y anotados por D. Eduar- 
do de Mier, en un vol. 8.° mayor, xxxii- 
385 pág., una hoja de erratas, y cuatro 
de catálogo. 

DIÁLOGO EN LAVDE DE LAS MVGE- 

RES. Intitulado Ginaecepsenos, Di- 
uiso en V Partes. ínter loqutores. 



Philalithes, y Philodoxo. Com- 
puesto por loan de Spinosa, Gen- 
tilhombre de la Magestad Catho- 
lica. Con priuilegio del Excellen- 
tissimo Senado Milanes, por X. 
años. I con licentia de Superio- 
res. I sv índice copioso. Impresso 
en Milán , en la officina de Michel 
Tiñi. En el afio del Señor. 1580. 

Al fin: 

En Milán, por Michel Tini,u,D.L,xxx, 
Con licentia de los Superiores. 

Un vol. 4.° Retrato del autor á la 
vuelta de la hoja de portada; siguen 
8 hoj. prelims., 103 págs. dobles, y 4 de 
índice al fin. 

Obra en que, á vueltas de muchas 
curiosidades, resaltan no pocos refra- 
nes, que el autor ha tenido la curio- 
sidad de poner aún más de relieve me- 
diante la signatura marginal Prouer. 
Como quiera que se citan sólo algunos 
de ellos en el Ensayo de una Biblio- 
teca Española de Libros raros y cu- 
riosos formado con los apuntamientos 
de D. Bartolomé José Gallardo^ &c., 
tomo 11, col. 959, vamos á copiar aquí 
todos los que se desprenden de las re- 
feridas citas marginales. 

"Una lluvia no hace invierno, (pág. 20.) 
A buen bocado, buen grito. (26.) 
Hijo fuiste, y si padre serás, cual hi- 
ciste, tal habrás. (34.) 

Come por vivir: no vivas por co- 
mer. (54.) 

Agua no enferma, ni emborracha, ni 
adeuda. (58.) 
Do entra beber sale saber. (71. ) 
De vino abastado, de razón menguado. 
(Ibid.) 

Quien es amigo del vino , enemigo es 
de sí mismo. (Ibid.) 

La estopa como es hilada, y la moza 
como es criada. (75.) 
La cosa mala, ni viva ni pintada. (Ibid.) 
De alabar el diablo el fruto vino Eva á 
probarlo. (Ibid.) 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



125 



Madre pia, daño cria. {15,) 

Dóblase el mimbre cuando es tierno. 
(Ibid.) 

La que buena quiere ser no se lo es- 
torba mi tañer. (76.) 

La mujer y el vidrio siempre están en 
peli^o. (Ibid.) 

La mujer y el huerto no quieren más 
de un dueño. (77.) 

Aunque tu mujer sea buena, del fami- 
liar la recela. (Ibid.) 

La mujer cabe el mancebo, estopa 
cabe el fuego. (Ibid.) 

El hombre es fuego, y la mujer estopa; 
viene el diablo y sopla, (ibid.) 

La mujer y la gallina, por andar se 
pierde aina. (77. ) 

La mujer devota no la dejes andar 
sola. (Ibid.) 

Los negocios de la buena, dentro de 
casa y no de fuera. (Ibid.) 

La mujer y la oveja, temprano á casa. 
(Ibid.) 

La mujer y la trucha por la boca se 
prende. (Ibid.) 

Quien toma, á dar se obliga. (Ibid.) 

La buena mujer, ni ha de oir, ni ha de 
ver. (Ibid.) 

La mujer que mucho mira, poco hila. 
(Ibid.) 

La mujer ventanera, uva de calle. 
(Ibid.) 

La mujer del ciego, para quién se 
afeita? (78.) 

La mujer que se afeita á pesar del ma- 
rido, agradar quiere á otro. (Ibid.) 

La mujer y la cereza, por su mal se 
afeita. (Ibid.) 

La mujer y la lima, la más lisa. (Ibid.) 

La mujer y la pera, la que calla es 
buena. (79.) 

Al marido, amalle como á amigo, y te- 
melle como á enemigo. (Ibid.) 

La casta matrona, obedeciendo á su 
marido es señora. (Ibid.) 

La cabeza de la mujer es el varón. 
(Ibid.) 

El melón y la mujer malos son de co- 
nocer. (80.) 

En el andar y en el beber se conoce la 
mujer. (Ibid.) 

La mujer muy atapada, esconderse 
quiere. (Ibid.) 



La mujer que no paga lo que compra, 
á trueque lo toma. (Ibid.) 

La mujer que va en máscara, no quie- 
re ser conocida. (Ibid.) 

La mujer que toma, su cuerpo ven- 
de. (80.) 

Ni espada que fué rota, ni mujer que 
trota. (Ibid.) 

La mujer que corre, seguida quiere 
ser. (Ibid.) 

De vieja galana no fies nada. (Ibid.) 

Moza risueña, ó loca ó parlera. (Ibid.) 

A la mujer loca, más le agrada el pan- 
dero que la toca. (Ibid.) 

Las manos en la rueca, y lois ojos en 
la puerta. (Ibid ) 

Vieja que baila, gran polvo levanta. 
(Ibid.) 

La mujer y la empedrada siempre 
debe andar hollada. (Ibid.) 

La mujer, ó mala ó buena, más quiere 
freno que espuela. (Ibid.) 

A la buena mujer poco freno basta. 
(Ibid.) 

A la mujer buena y casta, Dio.s le 
basta. (Ibid.) 

A mayor hermosura, mayor cordura. 
(Ibid.) 

Esa es buena , que está en el íiie^o y 
no se quema. (Ibid.> 

La mujer mala, aunque esté dentro de 
una avellana. (Ibid. ) 

El leño tuerto, con fuego se hnce de- 
recho. (81.) 

Cántaro roto no sufre remiendo. 
(Ibid.) 

La mujer que pierde un juego, por bien 
que juegue no se desquita. (Ibid. ) 

A la que hizo un yerro, y, pudit^ndOv no 
hizo más, por buena la tendrás. í. Ibid- ) 

La viuda hermosa y rica, con un ojo 
llora y con otro repica. (82.) 

Viuda lozana, casada ó sepultada. (82. ) 

Viuda casta y vidrio sano, mar llano h 
(Ibid.) 

El buen vino hace mala cabeza, (85.) 

Un demonio no hace infierno. ( K7. ) 

Una estrella no hace sereno. (.S7.) 

Quien no tiene mujer, mil ojos ha me- 
nester. (94.) 

Cada buhonero alaba sus agujas, (102.) 

Ni por varón mejor, ni por hembra 
peor (105.)„ 



Digitized by 



Google 



126 



PARTE SEGUNDA 



Debemos advertir que contiene al- 
gunos refranes castellanos más, cuya 
acotación marginal no figura; y que 
son también bastantes los proverbios 
latinos que se citan en esta obra, por 
cierto bastante rara. 

La reproduje en El Refranero ge- 
neral español, ocupando por sí sola el 
tomo II de dicha colección. 

DIÁLOGOS APACIBLES. 

Hállanse en la Grammatica spag- 
nuola ed italiana de Franciosini. (V.) 

DL4L0G0S de apacible éntrete- 
NiMiENTo, qve contiene vnas Car- 
nestolendas de Castilla. Diuidido 
en las tres noches, del Domingo, 
Lunes, y Martes de Antruexo. 
Compvesto por Gaspar Lucas 
Hidalgo. Procvra el avtor en 
este libro entretener al Letor 
con varias curiosidades de gus- 
to, materia permitida para re- 
crear penosos cuydados a todo 
genero de gente. Barcelona, en 
casa de Sebastian Cormellas, 
Ano. 1605. 

8.^, 3 hoj. prelims. y 108 foliadas. 
Esta es la edición más antigua que 
apunta Salva, aunque sospecha que 
exista una de Valladolid, quizás de 
1603, porque la aprobación y el privi- 
legio puestos en ella^ así como en otra 
hecha igualmente en Barcelona en el 
mismo año y por el propio impresor 
(8.°, 5 hoj. prelims., 129 foliadas y una 
para repetir las señas de la impresión), 
datan de dicho pueblo y año. Es digno 
de ser consultado este autor en el Ca- 
tálogo de su Biblioteca (núms. 1846 á 
49 inclusive), tanto por las demás edi- 
* clones que apunta, cuanto por hacerse 
cargo de otras citadas por varios es- 
critores, y de cuya existencia duda. 



La lectura chispeante y faceciosa de 
estos Diálogos puede prestar algún 
servicio á nuestro intento. 

DIÁLOGOS DE Diego Nuñez Alúa 
DE LA VIDA DEL SoLDADO, en que 
se cuenta la conjuración y paci- 
ficación de Alemana con todas 
las batallas, recuentros y esca- 
ramuzas que en ello acontecie- 
ron en los años de mil y quinien- 
tos y quarenta y seys y siete, y 
juntamente se descriue la vida 
del Soldado, etc. Salamanca, An- 
drea de Portonaris. MDLIL 

— La misma obra. Cuenca. Juan 
Alonso de Tapia, á costa de Ciprian de 
Alcaraz Roa, mercader librero. 1589. 

Esta es la edición de que dan cuenta 
Nicolás Antonio y el Catálogo de la 
Biblioteca de Salva, leyéndose en este 
último, que consta de un vol., 8.^ 8 
hoj. prelims, y 248 folios, y adjudicán- 
dosele la nota de raro. 

Después de redactado este artículo, 
me encuentro (hoy 9 de Enero de 1891) 
con que se acaba de reimprimir este 
curioso libro en la colección madrileña 
intitulada "Libros de Antaño „, cuyo 
tomo xni forma, poniéndose al fin un 
glosario de algunos, nó todos, de los 
muchos refranes que se hallan disper- 
sos por su contenido. 

DIÁLOGOS DE LA FERTILIDAD V 

ABUNDANCIA DE EsPAÑA , y la ra- 
zón por que se ha ido encare- 
ciendo, con el remedio para que 
vuelva todo á los precios pasa- 
dos, y la verdadera manera de 
cavar y arar las tierras. Com- 
puestos por el bachiller D. Juan 
de Valverde Arrieta, residente 
en Salamanca. — Madrid, 1578 y 
1581, por Alonso Gómez. En 8.** 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



127 



Conocida esta obra más comunmen- 
te por la denominación de Desperta- 
dor que trata de la gran fertilidad, 
riquezas^ baratos, armas y caballos 
que España solía tener, y la causa de 
los daños y faltas con el remedio su- 
ficiente, puede verse la lata descrip- 
ción que de ella hace D. Braulio Antón 
Ramírez en su Diccionario de Biblio- 
grafía agronómica , premiado por la 
Biblioteca nacional en 1862, é impreso 
en 1865, págs. 105-6. 

La causa de tomar nosotros nota 
aquí de semejante obra, responde á la 
circunstancia de haberse copiado de 
ella, para trasladarlos á las páginas 
de los Discvrsos del pan y del vino 
del Niño lesvs { V.), unos cuantos re- 
franes y cantares alusivos á la labor 
hecha con bueyes ; faena preferida por 
el autor á la realizada por medio del 
ganado mulaf . 

DIÁLOGOS DE MEMORIAS ERUDITAS 
PARA LA HISTORIA DE LA NOBILÍSIMA 

CIUDAD DE Ronda. Número I (Y 
II y III). Por el doctor D. Juan 
María de Rivera Valenzuela Pi- 
zarro Eslava y Cha vero, comi- 
sario del Santo Oficio de la Inqui- 
sición, titular de dicha ciudad, 
etc. Ronda, 1873. Imp. y Lib. de 
la Sra. Viuda de Gutiérrez, ca- 
lle del Progreso, núm. 14. 

Un vol. 8.^, dividido en 3 cuadernos 
con esta numeración de páginas 107- 
74-72. 

En el cuaderno ó número 1.° se 
apunta (pág. 105) estos refranes rela- 
tivos á la localidad: 

Año de Ronda, malo para la redonda. 

Año de Ronda nimca lo veas. 

A hombre de Ronda nunca lo creas. 

De Ronda, ni buen viento, ni buen 
casamiento, ni buena hoz de podar, ni 
buen buey de arar. 

Ronda, la que las bolsas monda. 



A la vuelta de la portada de esta 
edición se lee: 

** Impreso por primera vez en el año 
de 1766, á costa de la causa del siervo 
de Dios, Gregorio López, y para ayu- 
da á su canonización. „ 

DIÁLOGOS FAMILIARES , en los 
quales se contienen los discursos, 
modos de hablar, proberuios y 
palabras Españolas mas comu- 
nes: Muy vtiles y prouechosas, 
para los que quieren aprender la 
lengua Castellana. Compuestos 
y corregidos por I de Lvna, 
Cast. Interprete de la lengua 
Española. Dirigidos al Illustrissi- 
mo, Alto y Poderossisimo Prin- 
cipe, Don Luys de Borbon, Con- 
de de Soeson. En Paris, en casa 
de Miguel Daniel, en la Isla del 
Palacio, en el Rey Dauid, 1619. 
Con Priuilegio del Rey. 

Un vol. 12.^ 296 pág. La foliatura 
se halla sumamente disparatada. 

Doce son los Diálogos de que se 
compone este libro algo raro , y digno 
de ser más conocido de lo que es. Sus 
interlocutores son los siguientes: 

Diálogo 1.^ Entre un maestro y un 
discípulo. 

ídem 2.° Entre una dama v un ga- 
lán. 

ídem 3.° Entre dos damas. 

ídem 4.^ Entre tres caballeros. 

ídem 5.° Entre una dama, un escu- 
dero, una doncella y un paje. 

ídem 6.*^ Entre un hidalgo, su cria- 
do, un amigo y una dama. 

ídem 7.^ Entre un hidalgo, su mu- 
jer, un mercader y un platero. 

ídem 8.^ Entre cinco caballeros ami- 
gos, un maestresala y un paje. 

ídem 9.° Entre dos amigos, un mozo 
de muías y una ventera. 

ídem 10. Entre tres pajes. 



Digitized by 



Google 



128 



PARTE SEGUNDA 



Diálogo 11. Entre dos amigos ingle- 
ses y dos españolas. 

ídem 12. Entre un sargento, un cabo 
de escuadra y un soldado. 

Duélenos, y nó poco, el negarse la 
índole de nuestra obra á transcribir 
palabra por palabra la que da margen 
á este artículo ; ¡ tan interesante y bella 
nos parece! Ya que no podemos ha- 
cerlo así, séanos lícito reproducir si- 
quiera el diálogo tercero entre dos da- 
mas, llamadas doña María y doña 
Ana. 

Doña Anna. En el alma me pesa 
que V. m. me haya ganado por la 
mano , yo dezia a mi Escudero fuesse 
a sauer si la aliaría en casa, porque 
quería ir a vesarle las manos, y cum- 
plir con mi obligación. 

Doña María. La mía es de hazerlo; 
suplicando a v. m. me perdone el no 
hauer lo hecho antes : la causa hasido 
la enfermedad de Don Diego. 

D. A. Que es lo que v. m. me dize? 
el señor Don Diego ha estado malo? 

D. M. Si lo ha estado me pregüta 
como? ha pesado morir. 

D. A. Poruida de francisquito que 
no lo he sauido. Que enfermedad ha 
tenido? 

D. M. Vn dolor de costado, que en 
cinco dias los Médicos le hauian des- 
auciado. 

D. A. Agrauio me ha hecho v. m. en 
no abisarme , pues saue qi^an seruidora 
le soy. 

D. M. V. m. me hace en todo mer- 
ced : fue tan repentina la enfermedad, 
que no me dio lugar para reboluerme, 
ni pensar en lo que deuia : gracias sean 
dadas a Dios, que me ha mirado con 
ojos de piedad. 
D. A. Como se alia aora? 
D. M. A seruicio de v. m. fuera de 
peligro. 
D. A. Leuanta se? 
D. M. Oy ha sido el primer dia. 



D. A. Que medico le ha visitado? 
D. M. El Doctor Martínez, que sin 
duda es el mejor de España. 
D. A. Sangra mucho. 
D. M. Mi marido tenia grade nece- 
sidad dello. 

D. A. Lo que es bueno para el hí- 
gado^ es malo para el bago; para vnas 
enfermedades es bueno el sangrar mu- 
cho , y para otras no. El mesmo nos 
contaba, que se hauía hallado en vna 
consulta el otro dia, donde estaban 
seys médicos, entre los quales no se 
allaroíi dos de un mesmo parecer. 

D. M. Si va ha dezir la verdad, creo 
que los Médicos hazen como zanda- 
juelo vno de los mas famosos de gra- 
nada, el qual tenia todas las enferme- 
dades ordinarias escritas en vn papel, 
y las purgas, jaraues, y otras medici- 
nas en otro , y quando le llamaba para 
que visitasse algún enfermo, no quería 
que le dixessen que enfermedad tenia, 
porque daba a entender que en viendo 
al enfermo, y en tocando le el pulso 
conocía la enfermedad, y su malicia. 
Nunca recetaba en casa del enfermo, 
porque según el dezia nengun medico 
hauia de ordenar nada , sin estudiar lo 
primero (como seria justo que lo hi- 
ziessen); asi lo hazia nuestro buen zan- 
dajuelo, porque en llegando a su casa, 
tomaba los dos papeles, y sobre el de 
las enfermedades dexaba caer vn dado, 
y quantos señalaua, tantas eran las 
enfermedades que aquel enfermo tenia, 
mas la principal era la sobre quien el 
dado se paraba : lo mesmo hazia sobre 
el papel de las medicinas, y la que el 
dado tocaba era la que ordenaba, y 
tantas vezes la repetía quantas el pin- 
taba: quando tornaba para ordenar, 
eran tantas las arengas que hazia, los 
discursos que formaba, y las rabones 
con que mostraba el orijen, y funda- 
mento del mal , que aunque al enfermo 
le doliese la cabera, le hazia creer que 
era la mano , o el pie : el mundo se iba 



Digitized by 



Google 



•CATÁLOGO 



129 



tras el, y eran tantas las curas, que de 
ordinario hazia^ que su fama se esten- 
dio por España , y de toda ella lo en- 
biaban a buscar : a la ora de su muerte 
confeso a vn amigo suyo el modo que 
en curar tenia, y dixo que pensaua 
hauer cumplido bien con su oficio , y 
mejor que los otros , porque el dexaba 
en las manos de Dios, y de la suerte, 
el sauer la enfermedad, y la medicina 
propria para ella, mas que los otros, o 
con malicia , o con ignorancia mataban 
muchos hombres. 

D. A. Dios me libre de tal gente: lo 
peor que ay es , que mal que nos pese 
hemos de venir vn dia a caer en sus 
manos. 

D. M. A doña Ysauel de Medrano 
ha pensado matar vn medico, con una 
purga. 

D. A. Esta en esta ciudad? 

D. M. Como si esta? v. m. se des- 
ayuna aora de eso? 

D. A. No ha sino quatro dias que 
me dixo su suegra hauia recluido car- 
tas, que no vendrían en seys meses. 

D. M. Verdad es que su hijo asi lo 
escriuio , y vrdio , pero vno piensa el 
vayo, y otro quien lo ensilla, 

D. A. Cuénteme v. m. lo que pasa 
que me tiene suspensa. 

D. M. V. m. saue bien los altivaxos 
que en este casamiento huuo, y la con- 
tradicion de los parientes de Doña 
Ysauel, porque conocían bien que Don 
Martin Nuñez seria siempre el mesmo, 
que Quien malas mañas ha , tarde, o 
nunca las perderá, y Quien ruyen es 
en su villa , también lo sera en Seuilla, 
y aun Quien hace un cesto hará cieto . 
Finalmente se casaron, y acabada la 
boda, y torna boda, el marido persua- 
dió con buenas palabras a la buena 
Señora, ^ue fuessen en romería a San- 
tiago de Galicia: ella se lo creyó. 
Quien cree de ligero, agua coje en ar- 
^^ro , y Quien mal no hase, en mal no 
piensa. Tomaron todas las joyas de 



oro, plata, y piedras preciosas, que 
Doña Ysabel tenia muchas, y muy 
buenas, y con grande cantidad de di- 
neros se pusieron en camino , en com- 
pañía de dos amigos de Don Martin, 
tales como el, que como dicen: Ditne 
con quien viues , y dir te he que mañas 
has, y de no con quieu naces , sino con 
quien paces: vna oveja sarnosa^ hará 
ciento. Fue con ellos la Ordoñez. 

D. A. Quien es esa Ordoñez? 

D. M. Vna de las mas malas muge- 
res del mundo: vna putilla, que ha re- 
buelto mas casas que pelos tiene en la 
caneca, (que son tan pocos, que se 
pueden bien contar, porque siempre 
esta llena de búas. ) 

D. A. Y como permitió Doña Ysa- 
uel, que la acompañase vna tan mala 
hembra? 

D, M. No lo sauia la pobre señora. 
Prosiguiendo mi cuento con esta cO- 
pañia, dos criados, y vna criada: en 
vn coche de retorno llegaron a Sego- 
uia, y después de hauer visto la puen- 
te, que dizen hizo el diablo, y otras 
cosas curiosas de aquel lugar. Don 
Martin rogo a todas fuesse a veer con 
el vna prima suya Religiosa, que en 
aquella ciudad estaba, hauiendo la 
visto : a Doña Ysauel, le tomo gana de 
entrar a veer el monasterio, porque su 
marido se lo persuadió : entraron solas 
las mugeres , y los hombres hizieron. 
La y da del oueruo marino , que fue , y 
nunca vino. Estando avn dentro la se- 
ñora doña Ysauel, la Ordoñez, y su 
criada. La Abadesa reciuio vna carta 
de Don Martin, en que le suplicaba 
entretubiesse alli a su muger, entre- 
tanto , que el iua al escurial por vn ne- 
gocio de grande importancia, de donde 
tornarla detro de dos dias: losquales 
no eran avn cumplidos quando reciuio 
otra, en que la rogaua no dexase salir 
a su muger hasta que voluisse, por 
que el Rey le mandaua ir con vna em- 
baxada a Francia, y que dentro de seys 



Digitized by 



Google 



130 



PARTE SEGUNDA 



meses tornaría : Suplicando le tubiesse 
grande cuenta con la Ordoftez , porque 
era vna muger disoluta, y que si la 
castigaba, y hazia hazer penitencia, 
baria vn sacrificio muy agradable a 
Dios. Doña Ysauel quedo muerta , la 
Ordoñez hecha vn diablo, y la pobre 
criada, sin saber quedezir de tal carta. 

D. A. lesus! que me cuenta v. m.? 
que daron les algunas joyas, o dineros? 

D. M. Como en mi ojo: todo se lo 
Uebo Don Martin. 

D. A. Y era verdad, que iba a 
Francia? 

D. M. Como V. m. fuesse a las In- 
dias, adonde según he oydo dezir, en- 
tretiene vna hermosa Indiana. Final- 
mente doña Ysauel escriuio a vn tio 
suyo , que alcabo de dos meses de re- 
clusión, ha ydo por ella, y llegaron el 
jueues a la tarde, adonde queriendo se 
purgar, vn Medico le ha dado vna ve- 
nida tan fuerte , que ha pensado morir. 

D. A. Fornida de quien soy , que es 
vna historia estraña, pero digame 
V. m. que hauia hecho la Ordoñez a 
Don Martin, que tan mal la quería. 

D. M. Es otra historia aparte. Don 
Martin, entretenía a la Ordoñez muy 
honrradamente, y vn dia yendo a su 
casa al anochecer^ tomo la llaue de la 
puerta como solia, y estando acostado: 
oyó roncar de vaxo de su cama, y pre- 
guntando a la Ordoñez , quien roncaua 
en su aposento, le dixo que era vn cor- 
dero, que hauia comprado para Pas- 
cua, y pafa prueua dello, le comen<;o 
allamar, y el ha responder valando, 
mas , ni el valido , ni ronquido le pare- 
cieron a Don Martin naturales , )'^ a si 
leuantando se con su espada desnuda, 
comento a puntar de vaxo su cama: 
el cordero, cabrito, o cabrón, comen<;o 
a hablar pidiendo perdón, y misericor- 
dia , hizo venir Don Martin a sus cria- 
dos, con vna acha^ y aliaron vn reue- 
rendo fray le vestido como seglar: 
hizieron lo des nudar, y después de ha- 



uer le muy bien agotado , en compañia 
de la Ordoñez ; aguardaron a que fues- 
se entrado el dia , y pusieró al pobre 
diablo en cueros en medio la calle, el 
qual como se vio desnudo, comen<?o a 
correr por medio del lugar diziendo: 
dexen me pasar, que va sobre apuesta: 
siguieron le grande cantidad de mo- 
chachos: el se des cabuUo de líos lo 
mejor que pudo , y se metió en vn mon- 
tecillo que esta vna legua de la ciudad: 
jamas se ha sauido quien era, ni de 
que Religión. Por esta burla Don Mar- 
tin tenia grande o jarifa a la Ordoñez, 
la pobre pensó que este enojo se le ha- 
uia ya pasado , y que quería reconci- 
liar se con ella, pero salió le al reues, 
porque la Abadesa queriendo la poner 
vn poco en pretina , no solo no lo que- 
ría sufrir, pero dezia le mil insolecias, 
lasquales fuero causa que la encerra- 
ron en vn aposeto , y le han hecho ayu- 
nar toda la Quaresma a pan, y agua: 
dado le muy amenudo la diciplina, ella 
daua al diablo al muerto, y aun aquien 
lo lloraua^ pero a mas no poder, pa- 
ciencia , y barajar, 

D. A. Yo creo que ni ella podría su- 
frir la austeridad de aquellas buenas 
Religiosas , ni ellas su insolencia. 

D. M. Así es, porque cada obexa con 
su pareja , ella se encontró con quien 
se las entendía , mas por no hechar la 
soga tras el caldero, sufrió la tanda, 
y me han dicho que vino a amar tanto 
a la Abadesa, que la hazia mil cari- 
cias. 

D. M. Manos besa hombre , que le 
querria veer cortada hizo muy bien en 
haser de la necesidad virtud^, la stima 
me haze la pobre doña Ysauel. Quien 
presto se determina, presto se arre- 
piente , no quiso escuchar a los que le 
aconsejauan su prouecho. Quien fio 
cree a buena madre, creerá a mala ma- 
drastra, 

D. M. Que le parece a v. m. de la lo- 
cura de doña Antonia? 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



131 



D. A. Para entre nosotras no se de 
donde le viene tanto toldo , porque no 
ha seys meses que traya vna ropa de 
vurato, y ayer la vi en el sermó, có 
vna de raso morado aforrada de tafe- 
tán blanco , y vna vasquifta de tela de 
plata: no se puede negar, sino que tie- 
ne buen talle : con las dos manos le po- 
dían tomar la cintura: las cuchilladas 
de la ropa tomadas có presillas de oro: 
vn verdugado tan grande, que a penas 
podía entrar por la puerta de la Capilla. 

D. M. Tabien yo la vi, y me espante: 
porque bien sanemos qui en es ella, y 
quien su marido. 

D. A. Después que el Duque del in- 
fantado entra en su casa, ha comen 
> <;:ado ha demr le bien el naype. 

D. M. Alia se lo haya Marta, con 
sus pollos. Los cuidados del asno ma- 
tan al Obispo: pues su marido gusta 
de lio yo también. 

D. A. La cadena que Uebaba el otro 
dia la rifaron quatro Caualleros, y el 
que la gano se la dio: si el Duque lo 
saue no les arriendo la ganancia. 

D. M. Quien era por vida de v. m. ? 

D. A. No querría dezir lo a nadie, 
aunque diziendo se lo a v. m. are cuen- 
ta que nenguno lo sabe. Don luán 
Vrtado se la dio. 

D. M. No me dizé v. m. nada de 
nueuo : porque mas ha de quince dias 
que doña Catelina Médez me contó la 
amistad de esta muger con ese caua- 
llero. 

D. A. Yo se la conté a ella en se- 
creto. 

D. M. Las mugeres no lo podemos 
guardar si nos lo encargan. A este 
proposito contare a v. m. lo que suce- 
dió ocho dias ha en nuestra calle, si 
no la canso. 

D. A, No lo puede hazer v. m. antes 
receñiré en ello gran merced. 

D. M. Fue pues el caso, que la hija 
del mercader del cantón de Santiago 
estaba preñada, sin sauer lo sus pa- 



dres, ni persona alguna de la ciudad: 
yendo pues a ganar el jubileo tomaron 
le los dolores del parto: la pobre mo^a 
no sauia que hazer, ni a quien descu- 
brir se: llegando a mi calle, entro en 
casa de vna conocida suya , y echando 
se a sus pies le pidió con lagrimas , y 
grande encarecimiento la socoriessc, 
y guardasse su honrra, y la de sus 
padres: la mujer se lo prometió con 
muchas veras, y asi lo hizo: porque 
con gran secreto embio a buscar vna 
partera , y vna ama , y dio a criar la 
criatura. Mas después de hauer parido: 
fue necesario dar a la parida vna yema 
de hueuo , y como ella no la tuuiesse, 
fue a pedir lo a su vezina , diziendo le 
con grande secreto, que le diesse vn 
hueuo, para la hija de aquel merca- 
der, que hauia parido en su casa: en- 
cargando le el secreto: su vezina no 
se hallo con lo que le pedia, y asi fue 
a la otra vezina , haziendo le la mesma 
arenga, y como tan poco alli aliase, 
paso de vna en vna todas las casas de 
la calle: en cargando a todas secreto: 
de manera que antes que voluiesse a 
su casa , toda la vezindad sauia el de- 
sastre de la pobre moga, y antes de la 
noche lo sauian todos los de la ciudad. 

D. A. Por eso dizen los hombres, 
que no hay que fiar en nosotras, y no 
se engañan mucho , aunque poco mas 
se puede confiar dellos, porque qual 
mas qual menos: toda la lana es pelos, 
y entre ruyn ganado poco ay que es- 
coger, 

D. M. Como le ba a doña Luysa con 
su marido, que me hauian dicho tenían 
algunas diferencias. 

D. A. Al principio ella hazia la des- 
deñosa, y aora el le paga en la mesma 
moneda. 

D. M. Adonde las dan las toman. 
Pensó yr por lana, y ha buelto tras- 
quilada. Con licencia de v. m. que es 
tarde. 

D. A. Lo mas cierto es que yo no 



Digitized by 



Google 



132 



PARTE SEGUNDA 



merezco mas tiempo gogar de la com- 
pañía de V. m. 

D. M. V. m. merece tanto, que por 
parecerme mi conuersacion indigna 
de ocupar su bue entendimiento me 
quiero yr: basta lo que la he cansado. 

D. A. La conuersacion de v. m. es 
tan buena, que puede entretener los 
mejores entendimientos del mundo. 

D. M. Veso las manos de v. m. por 
la que me haze, que aunque sean bur- 
las, no dexo de conocer mi obliga- 
ción. 

D. A. V. m. saue bien, que no me 
burlo, pues conoce lo que merece. 

D. M. Sera por ser la mas humilde 
criada de v. m. 

D. A. Yo lo soy de v. m. 

D. M. Veso las manos de v. m. mil 
vezes. 

D. A. Yo las de v. m. cien mil. 

D. M. Yo tornare a subir si v. m. 
pasa adelante. 

D. A. Suplico a V. m. me permita 
yr hasta la puerta. 

D. M. No pasare de aqui si v. m. no 
se torna. 

D. A. Por obedecer a v. m. 

Fin del tercer Dialogo, „ 

Después de cuanto llevamos dicho 
en el particular, no se vaya á creer 
que todos estos 12 Diálogos son de 
Luna. Él mismo confiesa en su prólogo 
que los 7 últimos son obra de un caba- 
llero español avecindado en Londres, 
y cuyo nombre calla, los cuales ha 
retocado, haciendo desaparecer del 
texto más de quinientas faltas nota- 
bles, y á los que ha aumentado v5 de 
su propia cosecha. En éstos se imita 
tan perfectamente el estilo y objeto de 
su original , lo que no hicieron sus con- 
tinuadores Oudin, Franciosini y So- 
brino, que todos ellos parecen parto 
de un mismo ingenio. Tal vez á esta 
circunstancia se deba el que , entre los 



pocos literatos que conocen esta pre- 
ciosa obrita, pase por ser producción 
de Juan de Luna. 

Como quiera que §ea , yo no sé que 
hayan visto la luz publica dichos 
7 Diálogos primitivos hasta el año 
de 1599, en que John Minsheu impri- 
mió el Diccionario español-inglés y 
viceversa, de Percivall, juntamente 
con una Gramática de nuestra lengua, 
entre cuyos aumentos fué uno el de 
aquellos Diálogos. 

Esta obra, bajo el aspecto que la 
presentamos en este artículo , fué re- 
producida, también en París, el año 
de 1621, en la tienda de Sanjvel Thi- 
bovst,unvol. 12.°, y seguida, igual- 
mente que aquélla, de Los memorables , 
Dichos y Sentencias de varios Filoso- 
phos y Oradores, etc., por L Saulnier, 
con foliación propia, y ambas muy 
equivocadas, por cierto. 

Últimamente ha sido reimpresa en 
el tomo I de El Refranero getteral es- 
pañol, empezado á publicar por mí en 
el año de 1874. (V.) 

DIÁLOGOS INGLESES Y ESPAÑOLES. 

Con muchos Proverbios, y las 
Explicaciones de diversas Mané- 
ras de Hablar, propias á la Len- 
gua Española. La Construcción 
del Universo, y los Términos 
Principales de los Artes, y de 
las Sciencias. Dedícalos á su Se- 
ñoría, tke Right Honourable 
John, Lord Carteret, D. Félix 
Antonio de Alvarado, Natural 
de la Ciudad de Sevilla en Espa- 
ña ; más Tiempo ha Naturalizado 
en éste Réyno , Presby tero de la 
Iglesia Anglicána, y Capellán de 
los Honorables Señores Ingleses 
Mercaderes, qué comercia nen 
(^52V^ España. Londres: A costa 
de Guillermo Hinchlíffe , en Dry- 



Digitized by 



Google 




CATÁLOGO 



133 



den's-Head, debáxo de la Lonja. 
1718. i 

Un vol. 12.^, 44 págs. prelims. , 616 | 
de texto , etc. I 

V. Dialogues ( Pleasant and De- \ 
líghtfvll), etc. i 

i 

DIÁLOGOS LITERARIOS pOF D. J. i 

Coll y Vehí, Barcelona. Librería ! 
de Juan Bastinos é Hijo, edito- | 
res. 1866. j 

Un vol. 8,^ 492 págs. 

Cítanse en esta apreciable obra va- 
rios refranes en apoyo de la explica- ; 
ción dada por el autor á algunas figu- | 
ras retóricas. 



DIÁLOGOS MUY APAzíBLES , escrl- j 
tos en lengva Española, y tradu- , 
zídos en Francés. Dialogves fort j 
plaisans, escrits en langve es- ■ 
pagnolle, et traduicts en Fran- j 
Qois. Auez des Annotations Fran- i 
Qaises és lieux necessaires pour I 
Texplication de quelques difficul- t 
tez Espagnolles: Le tout fort vti- | 
le k ceux qui desirent entendre 
ladite langue. Par Cesar Ovdin, 
Secretaire Interpret du Roy, és 
langues Germanique, Italienne 
& Espagnole, & Secretaire ordi- 
naire de Monseigneur le Prince, 
A París, Chez Marc Orry, ru6 
saínt laques , au Lyon Rampant. 
1608. 

Un vol., 8.^, port., 3 hoj. prelims., 
167 págs. 

Hízose otra edición en Bruselas , el 
año de 1611, por Rutger Velpius & Hu- 
bert Antoin, 12.^ port., 209 págs. de 
texto, 2 de índice, y una del Privilegio. 

En 1675 la reprodujo Foppens en 



Bruselas, aumentada con un Dialogo 
octavo, entre dos q^migos, el uno lla- 
mado Poligloto, y el otro Philoxeno, 
en el qual se trata de algunas cosas 
tocantes al caminar por España las 
guales podrán servir de aviso d los 
que quisieren ver aquel Reyno; un 
Nomenclátor, y un Tratado de Orto- 
grafía española, en un vol., 12.°, de 
276 págs. 

Para la mejor inteligencia de la com- 
posición de esta obrita, véase nuestro 
artículo Dialogues (Pleisant and de- 
lightfvll), etc. 

DIÁLOGOS NUEVOS EN ESPAÑOL Y 

Fi^ANCÉs, con muchos refranes y 
las explicaciones de diversas ma- 
neras de hablar propias á la len- 
gua española; &c. por Francis- 
co Sobrino. Bruselas, Foppens, 
1708. 

Un vol., 8.^ 

— ídem id. 4.^ edición. 1737. 

— ídem id. 5.* edición. 1747. 

— ídem id. 6.* edición. 1754. 392 pá- 
ginas. 

V. Dialogues (Pleasant and De- 
lightfvll), etc. 



DIALOGVES fort recreatifs com- 
posez en espagnol, Et nouuelle- 
ment mis en Italien, AUeman, & 
Fran<;ois, avec des observations 
pour Taccord & la proprieté des 
quatre Langues. Par Antoine 
Ovdin, Secretaire Interprete Du 
Roy treschrestien. In Venetia 
M.DC.LXV. Presso Paolo Ba- 
glioni. Con licenza de Superiori, 
Et Priuilegio. 

Un vol., 12.**, port., una hoj. preli- 
minar v545 págs. 



Digitized by 



Google 



134 



PARTE SEGUNDA 



DIALOGUES (Pleasantand De- 
lightfvll) in Spanish and En- 
GLiSH , profitable to the learner, 
and not vnpleasant to any other 
Reader. By John Minsheu Pro- 
fessor ofLanguages in London. 
— Virescit vulnere Virtus.— (Un 
escudo.) Imprinted at London, 
by Edm. Bollifant. 1599. 

68 págs. en fol., que sirven de conti- 
nuación al Diccionario español-inglés, 
y viceversa , de Percivall , que publicó 
en 1599, aumentado y corregido, el su- 
sodicho Minsheu, entre cuyos aumen- 
tos figuran los Diálogos en español é 
inglés que dan margen á este artículo, 
y una Gramática de nuestra lengua. 

De estos Diálogos se han hecho in- 
finitas ediciones, muchas de las cuales 
van insertas en el presente Catálogo^ 
aumentándose el número de siete que 
fueron primitivamente, ya con uno, 
con cinco ó con siete diálogos más, 
poco diestramente, en mi concepto; á 
excepción de los cinco que compuso 
I. de Luna, pues parecen vaciados en 
el mismo ó parecido molde. 

Las ediciones que conozco, con más 
ó menos número de Diálogos y con tal 
cual variante en el título general de la 
obra, voy á resumirlas, después de dis- 
persas por este Catálogo^ en la forma 
siguiente : 

Ediciones de Juan de Luna , en cas- 
tellano, 

1619. — París. Miguel Daniel. Un voL, 
IZ"", 296 págs. (Foliación equivo- 
cada. ) 

1621. — París. Samuel Thiboust. 12.^ 
464 págs. (Foliat. equivocada.) 

Traducción al inglés^ de D, Félix 
Antonio de Alvarado. 

1718. — Londres, un vol., 12.^, 44 págs. 
prelims., 616 de texto, etc. 



Traducción de Franciosini , en ita- 
liano, 

1638. — Roma. Nella Stamperia della 

Rev. Camera Apostólica. 4.^ 
1687. — Ginebra. L. Chouet, 1687. 8.^ 
1734. — Venecla. Baglioni. 4.^, port., 
4 hoj. prelims., 526 págs.' 

Traducción de Antoine Oudin, en 
italiano, alemán y francés, 

1665.— Venecia. Paolo Baglioni. Un 
vol., 12.^, port., una hoja prelim., 545 
páginas. 

Traducción de César Oudin, en 
francés, 

1608. — París. Marc Orry. 8.^, port., 

3 hoj. prelims., 167 págs. 
1611. —Bruselas. RutgerVelpins& Hu- 

bert Antoin. 12.^, port., 209 págs. de 

texto, 2 de Recapitulación, una de 

Privilegio. 
1675. — Bruselas. Foppens. 12.^, 276 

páginas. 

Traducción en francés, por Fran- 
cisco Sobrino, 

1708. — Bruselas. Foppens. 1 vol., 8.** 
1737.— Id., id. 
1754. -Id., id. 

Últimamente, en el tomo I."" de El 
Refranero general español he repro- 
ducido yo estos Diálogos, según el 
texto de Luna, que, en mi concepto, 
es el más apreciable, como ya insinué 
arriba. 

Equivocáronse los traductores de 
Ticknor, Sres. Gayangos y Vedia, al 
decir (t. m, pág. 559) que dichos Diá- 
logos fueron impresos en Londres el 
año de 1591 , en un librito que lleva por 
título The Spanish Schoole-master, 
por G. Stepney, y que en el mismo año 
volvieron á incluirse en el Diccionario 
español 'inglés de Percivall. El Spa- 
nish Schoole-master lleva, en efecto, 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



135 



siete Diálogos, que tanto tienen que 
ver con los que promueven este ar- 
tículo, como con las nubes de antaño; 
y, por lo que respecta al Diccionario 
de Percivall ( 1591), no trae tales Diá- 
logos, ni la Gramática , que es lo que 
constituyen los aumentos hechos por 
Minsheu al reimprimir dicho Diccio- 
nario en 1599, según queda indicado 
al prinfcipio de este artículo. Sigúese, 
pues, que Minsheu no pudo reproducir 
tales Diálogos en su reimpresión del 
Diccionario de Percivall, como ase- 
guran los expresados traductores de 
Ticknor, supuesto que no han sido 
producidos en la edición príncipe de 
aquel Diccionario; y sigúese también 
que, mientras nuevas pruebas no ven- 
gan á acreditar lo contrario, son de- 
bidos dichos Diálogos á la pluma de 
John Minsheu, según lo asegura este 
mismo en la dedicatoria que precede 
á los Diálogos en cuestión. 

días geniajles ó lúdicros, por el 
Dr. Rodrigo Caro. 

En esta preciosa obra, que ha per- 
manecido inédita hasta el año de 1884 
en que la sacó á luz la Sociedad de Bi- 
bliófilos Andaluces, y de la cual exis- 
ten varias copias, se hallan bastantes 
refranes, de algunos de los cuales se 
apunta el origen. 

DICCIONARIO CASTELLANO con 
las voces de Ciencias y Artes y 
sus correspondientes en las tres 
lenguas francesa , latina é italia- 
na: su autor el P. Esteban de 
Terrerosy Pando.— Madrid, 1786. 
En la Imprenta de la Viuda de 
Ibarra, Hijos y Compañía. Con 
licencia. 

Cuatro tomos fol. 

El 1.^ A.-D. Portada. 19 hojas pre- 
liminares. 710 págs. 



El 2.^ (1787.) E.-O. Port. 734 págs. 

El 3.° ( 1788. ) P.-Z. Port. 857 págs. 

El 4.° Los tres Al/abetos francés y 
latino é italiano con las voces áe cien- 
cias y artes que les corjrespoiiáen en 
la lengua castellana. Tomo quarto y 
ultimo del Diccionario del P. Estevan 
de Terrerosy Pando, — Madrid. Año 
de 1793, En la Imprenta de Don Be- 
nito Cano. Con licencia. Portada, seis 
hojas prelims. , 260 págs. el Alfabeto 
italiano; 394 el francés; y 334 el Uitinn. 

Los refranes, de que abunda esta 
obra, se hallan en los tres primeros 
tomos, ocupando cada cual su lugar 
respectivo en el vocablo dominante, 

DICCIONARIO CASTELLANO -CATA- 
LAN-LATINO-FRANCES-ITALIAXí ^i P O F 

Martí, Bordas y Cortada. Tomo 
primero. —Barcelona, Imprenta 
de A. Brusi, 1842. 

Tres vols. 4.^ 

El 1.° (1842.) A-D.-992 páginas. 

El 2.° (1845.) E-0.-841 

El 3.^ (1848.) P-Z.-890 

Es obra abundante en refranes. 

DICCIONARIO CATALÁN -CASTE- 

LLANo-LATL\o por Don JoíU]UÍn 
Esteve, y Don Joseph Belvit;^^es 
Presbíteros, Doctores en Sagra- 
da Teología, Ex-catedráticos de 
Retórica y Poesía del Seminario 
Obispal de Barcelona, y Don An- 
tonio Juglá y Font doctor en am- 
bos Derechos, Abogado de los 
Reales Consejos, y de la Real 
Audiencia de Cataluña, Juez de 
Provincia, y Alcalde interino que 
fué del Quartel quarto de esta 
Ciudad, &c. Tomo 1.° Con licen- 
cia. — Barcelona : En la oficina 
de Tecla Pía, viuda administra- 
da por Vicente Verdaguer, l^íli. 



Digitized by 



Google 



136 



PARTE SEGUNDA 



Dos vols., fol. El 1.°, antep., port., 
dos hoj. prelims., 419 págs.; el 2.**, an- 
teporta, port., 429 págs. 

Se encuentran en esta obra algunos 
refranes que se corresponden en los 
idiomas indicados en la portada. 

DICCIONARIO CATALÁN -CASTE- 
LLANO por F. M. F. P. y M. M.— 
Barcelona: imprenta y librería 
de Pablo Riera, 1839. 

Un vol. 8.**, port., 7 hoj. prelims., 
665 págs. de texto , 4 de erratas , y 3 de 
Advertencia. 

Contiene este Diccionario , desde la 
pág. 639 hasta la 665, una Colección de 
Refranes catalanes-castellanos , por 
orden alfabético. 

El tomo castellano-catalán que pu- 
blicó este autor anónimo en 1836 (Reus, 
Pablo Riera), carece de dicha Co- 
lección. 

DICCIONARIO ciTADOR de máxi- 
mas, PROVERBIOS, FRASES Y SEN- 
TENCIAS ESCOGIDAS DE LOS AUTO- 
RES CLÁSICOS LATINOS, FRANCESES, 

INGLESES É ITALIANOS. Obra Útilí- 
sima copilada y traducida del in- 
glés por D. José Borras, cónsul 
de los E. U. de A. en Barcelona. 
Con licencia. Barcelona: impren- 
ta de Indar, calle de Escude- 
llers. 1830. 

Un vol 4.^ 399 págs. 

Es libro redactado con poco conoci- 
miento de los refranes de nuestra len- 
gua, que, debiendo ponerse por equi- 
valentes de algunos de los de otros 
idiomas allí estampados, se han omiti- 
do, dándose por satisfecho el traductor 
con verterlos al pie de la letra, y, cuan- 
do más, añadirle un sucinto comento 
relativo á su significación. Semejante 
falta se echa de ver desde el primer 
adagio, donde dice: 



" A barbe de fol on apprend á rai- 
re. Fr.— Los hombres aprenden á afei- 
tarse en la barba de los tontos.— Siem- 
pre se quieren^ hacer experimentos á 
expensas ajenas. „ 

En la misma página primera se lee 
también: "^ bon chat, bon rat.—A 
buen gato, buen ratón. „ 

En la 38: " Setter bow than break. 
Ing, — Es mejor doblar una cosa , que 
romperla. „ 

En la 49: " Cent^ore di maliconia 
non pagano un quattrino di debito, 
Ital. prov. ~ Cien horas de vejación no 
pagan un cuarto de deuda. „ 

Allí mismo : " Ce qui vient par la 
flüte^ s^en va par le tambour, Prov. fr. 
Lo que viene por la flauta, se va por 
el tamborín. „ 

En la 113: Tervet olla, vivit amici- 
tia, Prov. lat. Mientras hierva el pu- 
chero, durará la amistad. „ 

En la 281 : "" Point d'argent,point de 
suisse. Prov. fr. Sin dinero no habrá 



Ahora bien; ignoraba el Sr. Borras 
la existencia en castellano, y su res- 
pectiva aplicación á los casos indica- 
dos, de los refranes A barba de necio 
aprenden todos á rapar; Donde las 
dan , las toman; Más vale doblar que 
quebrar; Nó ojos que lloran , sino nta- 
nos que laboran; Los dineros del sa- 
cristán , cantando se vienen y cantan- 
do se van ; Comida hecha, compañía 
deshecha, y Por dinero baila el pe- 
rro?,,.. Parece lo más probable. 

Por otra parte, no comprendemos 
con qué derecho se ha dado cabida en 
esta obra á artículos tales como: 

" Canaille. Fr. — La canalla; la ple- 
be; la multitud, „ 

los cuales nada tienen que ver, no ya 
con el elemento sentencioso, pero ni 
siquiera con el fraseológico ó con el 
idiótico. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



137 



DICCIONARIO DE Andalucismos, 
en el que se intercalan algunas 
curiosidades comunes á la len- 
gua española, por D. José María 
Sbarbi. 

Ms. comprensivo de unos 5 á 6.000 
artículos redactados en sendas papele- 
tas^ en expectativa de ser publicado. 

DICCIÓN AkiO DE ETIMOLOGÍAS DE 
LA LENGUA CASTELLANA. Obra 

postuma de D. Ramón Cabrera, 
Prior de Arroniz, Consejero de 
Estado y Director que fué de la 
Real Academia Española, indi- 
viduo de la de la Historia, y 
de Honor de la de San Fernan- 
do, &. Publicada por D. Juan Pe- 
dro Ayegui. Tomo i (y ii). — Ma- 
drid, imprenta de D. Marcelino 
Calero, 1837. 

Dos vols., 4.°; el 1.°, retrato (pintado 
por Goya y litografiado por Otón), 314 
páginas y una hoja de/(? de erratas; y 
el 2.^, port., una hoja de explicación 
de las abreviaturas y 837 págs. 

Algunos artículos de este Dicciona- 
rio van ejemplificados con refranes de 
nuestra lengua. ¡Lástima que no hu- 
biera andado en la coordinación de los 
apuntes manuscritos y corrección de 
pruebas una mano experta ! y no hu- 
biera resultado lo que salta á la vista 
del menos perspicaz , á saber : que se 
hubo de componer los moldes confor- 
me salía cada cuartilla ó tira de papel 
de aquel totum revoltitum en que, á 
juzgar por el resultado, se llevarían á 
la imprenta, especialmente por lo que 
toca al tomo i. 

DICCIONARIO DE Galicismos, ó 
sea de las voces, locuciones y 
frases de la lengua francesa que 
se han introducido en el habla 



castellana moderna, con el juicio 
crítico de las que deben adoptar- 
se y la equivalencia castiza de 
las que no se hallan en este caso. 
Por D. Rafael María Baralt, con 
un prólogo de D. Juan Eugenio 
Hartzenbusch. (Escudo real de 
España. )— Madrid. Imprenta na- 
cional. 1855. 

8.° mayor, xxin-710 págs., más una 
hoja para las erratas. 

El autor de este importante traba- 
jo autoriza en ocasiones sus artícu- 
los mediante el testimonio de algún 
refrán. 

— En el año de 1890 se hizo la se- 
gunda edición de esta obra, igual- 
mente en Madrid y en 8.° mayor, por 
la casa de Rivadeneyra , xxi-627 pági- 
nas y una hoja en blanco. 

DICCIONARIO DE LA LENGUA CAS- 
TELLANA. Por el Dr. Francisco 
del Rosal, Médico, natural de la 
ciudad de Córdoba, &c. 

Dos vols., folio. El 1.^, 27 hoj. prels., 
una de las cuales está en blanco, 935 
páginas; el 2.^ (sin foliar) 247 hojas, 
alguna que otra en blanco también. 

Para este curioso M. S. en la Acade- 
mia de la Historia (A. 26. 27), el cual es 
copia de otra existente en la Bibliote- 
ca Nacional (T. 127.) en un vol., fol., 
pasta. 

El original de esta obra existía entre 
los papeles del Ex -Vicario general de 
Agustinos recoletos, P. F. Francisco 
de Nuestra Señora de Guadalupe (que 
falleció en su convento de Madrid el 
21 de Abril de 1756), y fué destinado á 
la biblioteca de la casa. En 1758 fué 
nombrado bibliotecario el P. Zorita, 
quien al formar el índice y registrar 
con tal motivo los libros y manuscri- 
tos, vio el del doctor Rosal, y encon- 
trándolo útil y curioso, se propuso co- 
is 



Digitized by 



Google 



138 



PARTE SEGUNDA 



piarlo y ponerlo en claro» como lo hizo 
en efecto. Después de la supresión de 
los conventos en 1835, no es asunto 
fácil averiguar hoy en día á dónde ha- 
brá ido á parar el original de la obra 
que da margen á este artículo, la cual 
consistía en un tomo, foL, de unas 315 
hojas, encuadernado en pergamino an- 
tiguo, con su tapa y ataderos á modo 
de libro de caja ó cuentas. 

La licencia expedida por el rey para 
ser impresa esta obra, que no llegó á 
ver la luz pública, está fechada en Ca- 
ravajales á 26 de Octubre de 1601. 

Dividida en 4 Alfabetos, el 3.** se 
ocupa en dar la Rasón y declaración 
de algunos Refranes y Fórmulas cas- 
tellanas que dicen Hispanismos. 

DICCIONARIO DE LA Lengua Cas- 
tellana, por la Real Academia 
Española. 

Primera edición, 6 vols. folio. Ma- 
drid. Francisco del Hierro, 1726 á 39. 
De esta edición, conocida comunmen- 
te entre los bibliófilos con el nombre 
de Diccionario de las Autoridades^ 
sólo se reimprimió el tomo i en el año 
de 1770^ por D. Joaquín Ibarra, si 
bien se redujo el año de 1780 á un solo 
volumen. 

Segunda. Un vol. folio. Ibarra, 1783. 

Tercera. ídem. Ibarra, 1791. 

Cuarta. ídem. Ibarra, 1803. 

Quinta. ídem. Imprenta Real, 1817. 

Sexta. ídem. Imprenta Nacional, 
1822. 

Séptima. ídem. Imprenta Real, 1832. 

Octava. ídem. Imprenta Nacional, 
1837. 

Novena. ídem. D. Francisco María 
Fernández, 1843. 

Décima. ídem. Imprenta Nacional, 
1852. 

Undécima. ídem. Rivadeneyra, 1869. 

Duodécima. ídem. D. Gregorio Her- 
nando, 1884. 



DICCIONARIO DE la Llengüa 
CATALANA ab la correspondencia 
castellana y Uatina, per Pere 
Labernia, professor aprobat de 
llatinitat y humanitats, individuo 
de la Academia de Bonas Lletras 
de Barcelona, á la que va dedi- 
cat, y baix los auspicios de la 
qual se publica. Barcelona. En 
Estampa deis Hereus de la V. 
Pía, carrer deis Cotoners, 1839. 

Dos vols. 4.^ El 1.° (A.-G.) Portada, 
tres hoi. prelims. , 988 págs. El 2.^ (H.- 
Z.) 1.040 págs. con inclusión de la por- 
tada, y cuatro hojas más de un trata- 
dito de Ortografía, 

Es bastante rico en refranes, los 
cuales, á semejanza de las dicciones, 
tienen su respectiva correspondencia 
en las lenguas que se expresan en la 
portada. 

DICCIONARIO DE LAS Metáforas 
Y Refranes de la lengua caste- 
llana, por D. José Musso y Fon- 
tes. Barcelona. Establecimiento 
tipográfico de N. Ramírezy Com- 
pafiía, pasaje Escudillers^ núme- 
ro 4, 1876. 

Un vol. 4.^ 250 págs. 

Obra plagada de errores tipográ- 
ficos, y en la que resaltan por su im- . 
propiedad algunas definiciones. 

DICCIONARIO DE MODISMOS, VO- 
CES POPULARES Y FRASES HECHAS, 

puramente castellanas (consta 
de más de 25.000 acepciones). 
Primero y único de su género en 
España. Coleccionado y expli- 
cado por Ramón Caballero Ru- 
bio. Tomo L Entrega 1.* (pági- 
nas 1 á 24). Madrid. Imprenta de 
F. García Herrero. 1891. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



139 



Cuarto mayor , á dos columnas. 

Empieza á publicarse en ocasión de 
hallarnos extendiendo estos apuntes. 
(Febrero de 1891.) 

DICCIONARIO DE Refranes, Ada- 
gios Y Locuciones proverbiales, 
con su exacta ó más aproximada 
correspondencia en francés y 
vice-versa, por D. José María 
Sbarbi, &c. 

Conservo este trabajo, fruto de al- 
gunos años y no pocas vigilias , escrito 
de mi puño y letra en papeletas ó ce- 
dulitas , por las cuales se cuenta fácil- 
mente que el número de los Refranes 
que he recogido en ambos idiomas mu- 
tuamente correspondidos , pasa de cin- 
co mil. 

Las causas que me han estimulado á 
escribir esta obra y el modo con que 
he procedido para llevarla á cabo, son 
como siguen: Disgustado yo al regis- 
trar la Colección de César Oudin, por 
las razones que alegaré adelante , em- 
pecé á leer artículo por artículo los 
Diccionarios de nuestra Academia, 
Terreros , Chao , Domínguez y los de 
la Academia Francesa con su volumi- 
noso Complemento , Bescherelle y Li- 
ttré ; los Diccionarios mixtos de Cap- 
many, Taboada y Domínguez, y varias 
colecciones hechas ya en una ya en 
otra lengua, con el objeto de atesorar 
en mi mente el mayor caudal posible 
de refranes en ambos idiomas, junto 
con su significación, uso oportuno y 
origen, cuando fuese dable, á fin de 
rastrear después su mutua correspon- 
dencia mediante el análisis más prolijo. 

Antes de acometer semejante em- 
presa, lo confieso, creí que era escasa 
la lengua francesa en proverbios , y á 
esta creencia me indujo en parte el ver 
que las gramáticas y los diccionarios 
hispano-franceses y vice-versa^ apun- 
taban en sus páginas un número bas- 



tante reducido de ellos , y por otro lado 
el tener á la vista desde mis primeros 
años los " Refranes ó Proverbios cas- 
tellanos traduzidos en lengua france- 
sa, por César Oudin „ , cuyo trabajo se 
reduce á trasladar literalmente á aquel 
idioma el adagio español , y para eso 
de un modo tan servil é inadecuado á 
veces , que hace decir á la versión lo 
que el original nunca soñó. Prueba la- 
tiente de ello es la traducción que da, 
entre otros, á nuestros refranes:- 

Consejo de quien bien te quiere, aun- 
que te parezca mal, escríbele; 

Criado de abuelo , nunca bueno; 

La mujer quinceta, y el hombre de 
treinta ; 

diciendo sin ton ni son : 

Le conseil de qui te veut bien , encoré 
qu*il te semble mauvais, écris-le; 

Valet de grand-pére, n^est jamáis bon; 

La femme quinzette, et Thomme de 
trente. 

Otra causa , en honor á la verdad sea 
dicho, me indujo á creer en la indigen- 
cia de la lengua francesa considerada 
en el terreno gnómico, y fué el ver 
cuando leí dos traducciones del Qui- 
jote hechas á dicho idioma, una por 
Viardot, y otra por Hinard, que am- 
bos, con leves excepciones, vierten 
también al pie de la letra los refranes 
de que abunda la mencionada obra, y 
que, dicho sea de paso, constituyen 
una de sus más preciadas galas, cuan- 
do , si nó de todos , de la casi totalidad 
poseen nuestros vecinos de allende los 
Pirineos equivalentes expresados con 
distintas palabras , pudiendo emplear á 
falta de éstos, aproximaciones que son 
preferibles á hispanismos que , no sig- 
nificando absolutamente nada en la 
lengua traducida, y dejando por tanto 
al lector en ayunas , privan á la obra 
de todo su nervio , donosura y expre- 
sión. Pues qué, ¿no es insulso, lángui- 
do y hasta ridículo , traducir, v. gr. : 



Digitized by 



Google 



140 



PARTE SEGUNDA 



Por el hilo se saca el ovillo; 
En otras casas cuecen habas y en la 
mia á calderadas, &c. 

por 

Par le fil on tire le pelotón; 

Si Pon fait cuire des féves chez les 
autres, chez moi c'est á pleine marmi- 
te, &c. 

como lo ha hecho Hinard ^, cuando 
hubiera cumplido con su deber de tra- 
ductor sacando los equivalentes del re- 
pertorio de su lengua, y diciendo, por 
ejemplo, 

A Pongle on connaít le lion; 
Chacun se plaint que son grenier n*est 
pas plein? &c. 

Todavía se hará más patente esta 
verdad para nosotros si invertimos los 
términos: quiero decir, si ejemplifica- 
mos con la traducción literal del fran- 
cés al castellano. Valgámonos para 
este efecto del Sermón en proverbes 
que copiamos al fin de nuestra Diserta- 
ción (Apéndice), y vertamos aquí lite- 
ralmente á nuestro idioma sus prime- 
ras líneas: 

" Esta verdad debería hacer temblar 
á todos los pecadores; porque, al fin, 
Dios es bueno, pero también quien 
ama bien castiga bien. No basta decir: 
yo me convertiré; estas son palabras 
al aire; otro tanto se lleva el viento. 
Un buen toma, vale más que dos ten- 
drás; es preciso afinar sus flautas y no 
dormirse sobre el asado ; se sabe bien 
dónde se está y nó adonde se va, y al- 
gunas veces se cae de fiebre en mal 
ardiente, y se cambia su caballo tuerto 
por uno ciego. „ 

Ahora bien, ¿qué jugo sacarían 
nuestros compatricios de semejante 
informe versión? El mismo que destila 



1 L' admirable don Quichotte de la Manche (París, 
Charpentier, 1847), tomo n, págs. 100 y 106. 



de sí un trozo de mármol. Con tales y 
tan elocuentes ejemplos, creo se puede 
haber formado el discreto lector un 
juicio exacto del interés que encierra 
este mi trabajo, y de la utilidad que 
podrá proporcionar el día en que llegue 
á ver la luz pública. 

De este trabajo presenté las primi- 
cias al Sermo. Sr. Infante Duque de 
Montpensier en un tomo en 4.^ escrito 
de mi puflo y letra y decentemente en- 
cuadernado, en el aflo de 1851, cuando 
apenas contaba yo 17 de edad, mere- 
ciendo recibir en premio de mi obse- 
quio, y, seguramente, como estímulo á 
mis estudios, las reales gracias. Debe 
de existir en la Biblioteca del Palacio 
de San Telmo de Sevilla, pues desde 
que hice la tal donación, no he sabido 
más del paradero de dicho MS., ni 
vuéltome á acordar de él. 

DICCIONARIO DE Refranes ca- 
talanes , Y CASTELLANOS , reCOpí- 

lados y publicados por D. J. A. 
X. y F. — Barcelona, Imprenta 
de Saurí y Compañía, 1831. 

Un vol. , 16.** de 125 págs. 

Esta colección, que se compone de 
544 refranes en ca,talán con su corres- 
pondencia en castellano á la página de 
enfrente , empieza así : 



CATALÁN 

1. Altrevindrá, 
que m* abonará. 

Y acaba: 

544. Detothiha 
á la vinya del Se- 
nyor. 



. CASTELLANO 

1. Malo vendrá, 
quebuenome hará. 



544. De todo tie- 
ne la vifla, uvas, 
pámpanos y agraz. 



Lo reproduje al final del tomo ix de 
El Refranero general español. 

DICCIONARIO DE VOCES arago- 



Digitized by 



Google 




CATÁLOGO 



141 



NESAS, precedido de una Intro- 
ducción filológico-histórica, por 
D. Gerónimo Borao, catedrático 
de Literatura en la Universidad 
de Zaragoza. — Zaragoza , Im- 
prenta y Librería de D. Calisto 
Ariñó, 1859. 

4.^,268págs. 

—Reimprimióse, corregido y aumen- 
tado , en la sección literaria de la Bi- 
blioteca de escritores aragoneses , Za- 
ragoza , Hospicio Provincial , 1884, en 
un vol. 8.*^ mayor, clx— 382 pílgs. 

DICCIONARIO DE voces gadi- 
tanas. 

V. Nombres antiguos de las calles 
y pías as de Cádi3 , &c. 

DICCIONARIO ENCICLOPÉDICO de 
LA Lengua española , con todas 
las vozes, frases, refranes y lo- 
cuciones usadas en España y las 
Américas españolas, en el len- 
guaje común antiguó y moderno; 
las de ciencias, artes y oficios; 
las notables de historia, biogra- 
fía, mitolojía y geografía univer- 
sal, y todas las particulares de 
las provincias españolas y ame- 
ricanas, por una sociedad de per- 
sonas especiales en las letras, las 
ciencias y las artes , los señores 
don Augusto Ulloa &c. y revisa- 
do por don Domingo Fontan &c. 
y por Eduardo Chao, director de 
la Biblioteca Ilustrada.— Madrid. 
Gaspar y Roig, 1870 ^ 

Dos tomos, folio. El l.^(A.-F.), 1058 
págs. El 2.° (G.-Z.), 1393 págs., más 
21 de Suplemento, 

l Hay varias ediciones. Yo he visto además las 
de 1853 y 1856. 



Es obra en que sus redactores se han 
permitido algunas licencias acerca de 
la ortografía adoptada en aquel enton- 
ces por la Academia de la Lengua; por 
lo demás, no carece de mérito en lo ge- 
neral, así en cuanto á la riqueza de vo- 
cablos como tocante á la propiedad }'' 
precisión en las definiciones, y á la 
abundancia de refranes y frases pro- 
verbiales. 

DICCIONARIO ESPAÑOL É INGLÉS, 
É INGLÉS Y ESPAÑOL, qUC COntiéUC 

La significación de las voces , su 
etymologia, sus varios sentidos 
y accepciónes próprias y metha- 
phóricas; los términos de las 
artes, ciencias, y del comercio; 
las construcciones y modos de 
hablar, de ambos idiomas, mi- 
llares de palabras mas que en 
otro Diccionario alguno ; con su 
significación própria, figurada, 
burlesca , y Germanesca. Todas 
las voces Castellanas accentuá- 
das y correctamente escritas, se- 
gún las observaciones modernas 
de la Real Academia Española 
de Madrid. Por H.^^ S.**" Joseph 
Girál del Pino, Maestro de la 
Lengua Española en la Corte de 
Londres. = ... En los modos de 
hablar, con que se explican las 
cosas, no se debe buscar tanto 
la razón, como el uso, que, según 
el sentir de Horacio, es arbitro 
legítimo de los aciertos de la len- 
gua, y pone ó quita como quiere, 
aquella congruencia que halla el 
oído, entre las voces y lo que sig- 
nifican. — Solís, Conquista de la 
Nueva España, lib. i, cap. 7.= 
Londres, Impresso por A. Mi- 
llar, J. Nourse, y P. Vaillant, 

MDCCLXIII. 



Digitized by 



Google 



142 



PARTE SEGUNDA 



Un vol. fol., sin paginar. La parte 
angio-hispana lleva portada especial y 
signatura independiente , pues tampo- 
co está foliada, y, aunque ambas cons- 
tituyen tomo aparte, suelen ir encua- 
dernadas en un volumen. 

DICCIONARIO ESPAÑOL LATINO- 
ARÁBIGO en que siguien^io el 
Diccionario abreviado de la Aca- 
demia se ponen las correspon- 
dencias latinas y árabes, para 
facilitar el estudio de la lengua 
arábiga á los misioneros, y á los 
que viajaren ó contratan en Áfri- 
ca y Levante. Compuesto por el 
P, Fr. Francisco Cañes religioso 
francisco-descalzo de la Provin- 
cia de S. Juan Bautista, su ex- 
difinidor, misionero y lector que 
fué de Árabe en el colegio de 
Damasso, individuo de la Aca- 
demia de la Historia. Dedicado 
al Rey nuestro Señor. Tomo pri- 
mero. A-D. Madrid, mdcclxxxvil 
En la imprenta de Don Antonio 
Sancha. 

Tresvols. fol. El l.^(A-D), antep., 
port., 2 hoj. de Dedicatoria al Rey, 
40 págs. de Prólogo, etc., y 593 de 
texto i; el2.°(E-0), antp., port., 554 pá- 
ginas de texto, y una de erratas; el 3.** 
(P-Z), antef). , port., una hoja de Aci- 
vericnda^ 632 págs. de texto, y unade^ 
erratas. 

Bien corto es el número de Refranes 
á que se ha dado cabida en esta obra, 
lujosamente impresa con bonitos gra- 
bados y letras iniciales en cobre , y de 
la cual se tiraron algunos ejemplares 
en papel grande. 

DICCIONARIO FILOLÓGICO-COMPA- 

1 En rigor no son más que 563, por hallarse equi- 
vocada Ui foliación al saltar del guarismo 359 al 390. 



RADO de la lengua castellana que 
contiene: 1. La clasificación gra- 
matical de las palabras: 2. Su 
etimología, comparándose no so- 
lamente los elementos de las pa- 
labras castellanas con las raíces 
de las demás lenguas indo-euro- 
peas, sino también las palabras 
mismas con las de las lenguas 
neo-latinas que tienen el mismo 
origen ; 3. El estudio de todas las 
palabras que derivan del árabe 
y demás lenguas semíticas; 4. La 
explicación de los vocablos vas- 
cuences y americanos aceptados 
en la lengua castellana; 5. El 
significado de las palabras y sus 
diferentes acepciones, corrobo- 
radas con ejemplos de autores 
clásicos españoles; 6. La colec- 
ción de las frases y refranes usa- 
dos con más frecuencia en cas- 
tellano; 7. Los principales sinó- 
nimos, con sus correspondientes 
ejemplos y explicaciones: por 
M. Calandrelli (Catedrático de 
Filología clásica en la Universi- 
dad de Buenos Aires , Académi- 
co de número de la Facultad de 
Humanidades y Filosofía, etc.) 
Tomo primero precedido de una 
Introducción del Dr. D. Vicente 
F. López. A-ALL (t. ii, AM-AZ; 
t. III, BA-BUZ; t. IV, CA-CEUTI; 
y t. V, CÍA-CORDELL). Buenos 
Aires. Imprenta de "Obras clá- 
sicas „, Solis, 315. 1880. 

Suspendida la impresión de esta obra 
magna á la altura que acabamos de 
indicar (y cuyos cinco tomos forman 
en conjunto un volumen en 4.^ mayor 
de XL- 1.536 páginas, de temer es que 
se detenga aquí el curso de tan útil 
publicación. Lo cierto es que, la de 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



143 



obras como ésta, ó no debiera empe- 
zar , para sólo brindar al aficionado 
con una dedada de miel , ó , una vez 
visto la luz del día, continuar hasta to- 
car á su conclusión, satisfaciendo así 
eí hambre y la sed de los verdaderos 
amantes de la Filología. 

DICCIONARIO FRASEOLÓGICO ES- 
PAÑOL-FRANCÉS Y FRANCÉS-ESPA- 
ÑOL, por D. Antonio Rotondo, 
individuo de varias sociedades 
científicas y literarias, españolas 
y estrangeras. Parte primera. 
Madrid: 1841. Imp. de D. G. del 
Valle. Galle Angosta de S. Ber- 
nardo, núm. 22. La 2.^ portada, 
que corresponde á la pág. 199, 
dice así: Diccionario fraseoló- 
gico. Segunda Parte. 

Un vol. 4.^ de 426 págs., más 2 hojas 
de erratas. 

En honor á la verdad, mejores ser- 
vicios puede prestar esta obra que la 
de César Oudin, (V.), pues como allí 
apuntamos, no hizo éste más que com- 
pilar un número considerable de re- 
franes castellanos que vertió literal- 
mente al francés, y para eso incu- 
rriendo no pocas veces en inexactitu- 
des de gran bulto, según demostramos 
en el lugar citado. 

Sin embargo, la obra en que ahora 
nos ocupamos es bastante incompleta, 
pues intitulándose Diccionario fraseo- 
lógico, no sólo carece de muchos re- 
franes á los cuales hemos encontrado 
nosotros al trabajar nuestro Dicciona- 
rio de Refranes, eq}x\y2i\^nc\2i 6 aproxi- 
mación correspondiente , sino de una 
infinidad de modismos y expresiones 
de uso común. 

En prueba de nuestro aserto, bús- 
quese en la 1.* parte las siguientes 
frases tan usuales: 



Quién le ha dado á Vd. vela en este en- 
tierro?; 
Estar curado de espanto; 
Hacerse un agua la boca; etc. 

y no se hallarán; como tampoco en 
la 2.^, 

Je Tai \nipoirier; 

Peché caché est á demi pardonné; 

y otras infinitas. 

Además, en varias ocasiones apunta 
el refrán, ya sea castellano, ya fran- 
cés, y sin adjuntarte su equivalente, 
téngalo ó carezca de él , no hace más 
que definirlo en la otra lengua. 

Testigos de esta verdad son en la 
parte 1.*: 

Llegar y besar el santo; 
En qué bodegón hemos comido j untos? ; 
Perdonar el bollo por el coscorrón; 
Echar margaritas á puercos, etc. 

Y en la 2.*: 

Vivre comme dans un pays de con- 
quéte ; 

Les os lui percent la peau ; 

Se battre de Tépée qui est chez le 
fourbisseur; 

Boire rubis sur Pongle, etc. 

Finalmente, no carece alguna que 
otra vez de impropiedades en cuanto á 
la equivalencia que asigna al refrán ó 
á la fr^se, como se puede ver en los 
casos siguientes : 

Pour un moine Pabbaye ne faut pas; 

De femmes et de chevaux il n'en est 
point sans défauts; 

Ventre affamé n^a point d*oreilles; 

C'est un mariage d*épervier, la femelle 
vaut mieux que le mále, etc. 

A pesar de éstos y algunos otros 
lunares, lo repetimos, tiene esta obra 
mucha mayor significación é impor- 
tancia que la de César Oudin , y nos- 
otros la hemos consultado con gusto y 
deferencia en más de una ocasión al 






Digitized by 



Google 



^ 



PARTE SEGUNDA 



144 

emprender nuestro susodicho Diccio- 
nario de Refranes. 

DICCIONARIO GENERAL DE LA 
LENGUA CASTELLANA, COÜ todaS 

las voces , frases y locuciones de 
uso común en España y en las 
Américas españolas , el más ma- 
nejable y completo , el más inte- 
ligible y sucinto en sus definicio- 
nes, y el más uniforme en orto- 
grafía, siguiendo la última publi- 
cada por la Academia Española. 
Contiene todas las voces y pala- 
bras familiares, las de ciencias, 
artes y oficios, Comercio, Histo- 
ria, Geografía y Mitología, las 
principales americanas, el Dia- 
lecto de los gitanos, la nomencla- 
tura de todas las ciudades, villas, 
aldeas y baños de España, con 
las distancias de la capital de su 
Provincia, y un Nomenclátor ge- 
neral de los partidos judiciales, 
con expresión de los pueblos que 
forman cada uno. Compuesto por 
una Sociedad de literatos, bajo 
la dirección de D. José Caballe- 
ro. Novísima edición, corregida 
y aumentada. Tomo I. Madrid, 
Librería de D. Leocadio López, 
editor, calle del Carmen, núme- 
ro 13. 1865. 

Dos tomos en folio menor, general- 
mente encuadernados en un vol. por 
ser seguida la foliación, XVI-705 pá- 
ginas el tomo i; anteporta y portada 
sin numerar, 705-1.466, y 82 de Suple- 
mento el tomo II. 

Tiene bastantes refranes en el cuer- 
po de la obra. 

Hay otro Diccionario de la Lengua 
castellana, de D. E. Marty Caballero, 
y un Vocabulario de todas las voces 
que faltan á los Diccionarios de la 



lengua castellana, escrito por D. Luis 
Marty Caballero, que no deben ser 
confundidos con la obra que promue- 
ve este artículo, y los cuales no dan 
cabida á los refranes en sus columnas. 

DICCIONARIO GENERAL DE LAS 
DOS LENGUAS ESPAÑOLA Y FRANCE- 
SA. Esta primera parte será de 
español en francés, y la segunda 
de francés en español. Es dife- 
rente en el methodo de todos los 
que hasta aora se han dado al 
público. Dalo a luz don Nicolás 
González de Mendoza, vecino de 
esta Corte. Lo dedica al Señor 
D. Juan Miguel de Ustariz. Y 
ofrece completa satisfacción en 
la segunda parte, donde se harán 
patentes todas las voces que tie- 
ne la Lengua Francesa de que 
carece la Española, assi como 
en esta las que tiene la Españo- 
la, de que carece la Francesa; y 
será mas estensa la esplicacion 
de sus sentidos, y significacio- 
nes. Con licencia. En Madrid, 
por Andrés Ortega, calle de las 
Infantas. Año de 1761. Se hallará 
en la Librería de Hipólito Rodrí- 
guez, calle de las Carretas, y en 
la de la Montera, en casa de don 
Gregorio de Rivera, Mercader, 
frente de Geniani. 

Tres vols., 4.° En la parte y volumen 
cuya portada acabamos de transcribir, 
existe una hoja (folios 355 y 356} de 
Adagios, Proverbios, ó Refranes 
igualmente Franceses que Españo- 
les, constando de antep., port., 6 hojas 
preliminares y 368 páginas. 

DICCIONARIO MANUAl. DE HE- 
CHOS Y DICHOS MEMORABLES DE 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



145 



LA HISTORIA ANTIGUA. Trasladado 
al castellano por el Teniente 
coronel D. Bernardo María de 
Calzada. (Escudo de armas de 
España. ) — Madrid. Imprenta 
Real. 1794. 

Tres vols., 8."" mayor. 

DICCIONARIO NACIONAL, ó gran 
Diccionario clásico de la Lengua 
española. El más completo de los 
Léxicos publicados hasta el dia. 
Por D. Ramón Joaquín Domín- 
guez. Décima edición, con un 
nuevo Suplemento, en que se han 
añadido más de doce mil voces, 
entre ellas muchas hispano-ame- 
ricanas. Tomo i (y ii) 1865. Im- 
prenta del Banco industrial y 
mercantil. A cargo de D. Joa- 
quín Bernat, Costanilla de Santa 
Teresa, núm. 3, Madrid. 

Dos vols. folio. El 1.^ de 1019 páginas. 
El 2.^, después de su portada idéntica 
á la del 1.**, continúa la foliación hasta 
la página 1793. Sigúese el Suplemento 
con nueva paginación desde 1 á 302. 

Abunda en refranes, y también en 
desaciertos é incorrecciones, al propio 
tiempo que estalla á cada paso en in- 
vectivas acres y destempladas contra 
la Real Academia Española. Lástima 
es que el autor de este Diccionario, 
obra, por otra parte, de suma laboriosi- 
dad y desvelo, no haya tenido en cuen- 
ta, antes de tomar la pluma, aquel 
proverbio que dice: Vemos la paja en 
el ojo ajeno, ^tc, 

DICCIONARIO NUEVO de las dos 

LENGUAS ESPAÑOLA É INGLESA , EN 

CUATRO TOMOS. Esta parte tiene 
el castellano antes del inglés, 
y considerablemente aumentado 



con los diversos significados y 
usos de sus voces; los términos 
de artes, ciencias y oficios; la 
náutica, las expresiones metafó- 
ricas, idiomas, proverbios y fra- 
ses que se usan en las dos len- 
guas, todo extractado de los me- 
jores autores y enciclopedias. 
Compuesto por los RR. PP. MM. 
Fr. Tomas Connelly, religioso 
Dopainico, y Confesor de Familia 
de Su Magestad Católica; y Fray 
Tomás Higgins, Carmelita cal- 
zado, y Confesor de Familia y de 
Extrangeros en el Real Sitio de 
San Ildefonso. De orden supe- 
rior. Madrid. En la Imprenta 
Real. Por D. Pedro Julián Pe- 
reyra, impresor de Cámara de 
S. M. Año de 1798. 

Cuatro vols. fol. menor. 

Es obra que abunda en refranes. 

DICCIONARIO NUEVO Dfc las len- 
guas ESPAÑOLA Y francesa; cl 

mas amplio y el mejor que ha sa- 
lido á luz hasta aora , en que se 
contiene la explicación del Espa- 
ñol en Francés, y del Francés en 
Español, en dos partes, con las 
Phrases y modos de hablar par- 
ticulares, sacadas de diferentes 
Autores Españoles , principal- 
mente de Covar rubias, Saave- 
dra, Quevedo, Gracian, Solis y 
del Diccionario de la Academia 
Real Española, Y los nombres 
de los Reynos, Provincias, Co- 
marcas, Ciudades, Villas y Rios 
del Mundo; los nombres proprios 
de Hombres y Mugeres, y los de 
las Naciones; las Explicaciones 
de los libros de la Sagrada Escri- 
tura, muchos refranes, y otras 

19 



Digitized by 



Google 



146 



PARTE SEGUNDA 



cosas muy curiosas de las His* 
torias antiguas. Por Francisco 
Sobrino, que fue Maestro de la 
Lengua Española en la Corte de 
Brusselas. Tercera edición co- 
rregida , y considerablemente 
augmentada. Tomo primero. En 
Brusselas, en Casa de Pedro 
Foppens, Mercader de Libros. 
M.DCC.XXXIV. 

Dos vols. fol. menor. El 1.°, que con- 
tiene la parte española - francesa, 
anteport. primorosamente grabada al 
agua fuerte, port., 2 hoj. prelims., 
()01 págs. de texto. El 2.^, que abraza 
la francesa -española, port., una hoja 
de prólogo, 604 págs. 

Aun cuando la portada dice conte- 
ner esta obra muchos refranes^ son, 
á la verdad, muy pocos los que con- 
signa. 

Conozco, además, la 6.^ edición de 
este Diccionario^ hecha igualmente en 
Bruselas, pero por Henrique Alberto 
Gosse, año de 1760. 

Es obra hoy completamente caída 
en desuso, y de escaso valor. 

DICCIONARIO PROVINCIAL casi 

RAZONADO DE VOZKS CUBANAS, pOr 

el Auditor hon."* de Marina don 
Esteban Pichardo. Tercera edi- 
ción , notablemente aumentada y 
corregida. Habana. Imprenta 
del Gobierno, Capitanía general 
y Real Hacienda por S. M. 1861. 

Un vol. 4.^ Port., 9 hoj. prelim., 281 
páginas de texto. 

Aunque son pocas las frases prover- 
biales que incluye en sus columnas 
este curioso Diccionario, no debe ser 
desatendida su lectura por el aficiona- 
do á la Paremiología española. 

Las dos ediciones anteriores (1836, 
en 8.*"; 1849, en 4.^), y con particulari- 



dad la primera, son todavía mucho 
más escasas que la 3.* en el terreno 
especial que venimos labrando en esta 
Bibliografía. 

Después de escrito este artículo, sa- 
lió á luz ( 1875) la 4.^ edición. 

DICCIONARIO TRmiNGüE del cas- 
tellano, BASCÜENCE Y LATÍN. 

Tomo L Su autor el Padre Ma- 
nuel de Larramendi , de la Com- 
pañía de Jesvs. Dedicado á la 
mui noble, y mui leal provincia 
de Guipúzcoa. Año 1745. Con pri- 
vilegio en San Sebastian: Por 
Bartholomé Riesgo y Montero, 
Impressor de dicha M. N. y M. L. 
Provincia , Ciudad de San Sebas- 
tian, su Consulado, y de la Real 
Compañía Guipuzcoana de Ca- 
racas. 

Dos vols. fol. El í.^'fA'IíJ port., 8hoj. 
prelims., 229 págs. de Prólogo y 436 de 
Diccionario. El 2.^ fl-ZJ, port., 392 pá- 
ginas, 6 hoj. de Suplemento y erratas. 

Trae algunos refranes castellanos 
con sus respectivos correspondientes 
en vascuence y latín. 

Hízose segunda edición , también en 
San Sebastián, por D. Pío de Zuazua, 
1853, en 2 vote, en folio. El 1.^ fA-FJ 
antep., port., 16 hoj. prelims., 205 pá- 
ginas de Prólogo, 444 de Diccionario 
y 5 hojas de suplemento, etc.; el 2.** 
(G-ZJ antep., port., una hoja de dedi- 
catoria, 510 páginas, una hoja en blan- 
co, 6 págs. de suplemento. 

DICCIONARIO UNIVERSAL FRAN- 
CÉS-ESPAÑOJ- (y español-fran- 
cés), por una sociedad de profe- 
sores de ambas lenguas , bajo la 
dirección de D. Ramón Joaquín 
Domínguez. &c. Madrid. Viuda 
de Jordán é Hijos. 1845. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



147 



Seis vols. 4.*^ Los tres primeros com- 
prenden la parte francesa-española, y 
los tres restantes la española-francesa. 

Reimprimióse en 4 vols. en 4.^ por 
Mellado, Madrid, 1853. 

No escasea de refranes. 

DICCIONARIO UNIVERSAL, FRAN- 
CÉS Y ESPAÑOL, más copioso que 
quantos hasta ahora se han vis- 
to, el qual contiene todos los tér- 
minos usados en la Lengua Fran- 
cesa, con las frasses, y locucio- 
nes proprias, y figuradas de to- 
dos estilos, y refranes, y todo lo 
necessario para la perfecta inte- 
ligencia de dicho Idioma. Com- 
puesto por el doctor Don Anto- 
nio María Herrero. Tomo l Con 
privilegio; En Madrid: En la Im- 
prenta del Reyno, calle de Sylva. 
Véndese en casa de Mr. Symond, 
frente de los Peyneros, Puerta 
del Sol, y en casa de Juan de 
Buytrago, á la entrada de la 
calle de la Montera. 

Un tomo en 3 vols., 4.**; el 1.**, port., 
5 hoj. prelims., págs. 1 á 390; el 2.^, 
port., págs. 391 á 695, y el 3.^, port., 
págs. 699 á 977. La port. del vol. 1.° 
carece de aflo; en la 2.* y 3.* aparece 
el de 1743. 

DICCIONARIO VALENCIANO - CAS- 

, TELLANO de D. José Escrig y 
Martínez^ y un ensayo de Orto- 
grafía lemosino- valenciana, por 
una Sociedad de literatos bajo la 
dirección de D. Constantino de 
Llombart. Valencia. 1891. 

En 4.^ 

Impreso hasta el cuaderno 20 (800 
páginas) en el día que esto escribimos 
(Marzo de 1891 ) , continúa en publica- 
ción. ' . 



DICCIONARIO (gran) de la 
LENGUA ESPAÑOLA, Ordenado por 
Adolfo de Castro, individuo de la 
Real Academia de la Historia, 
de la española de Arqueología, 
de la sevillana de Buenas Letras, 
de la general de Ciencias, Bellas 
Letras y Artes de Córdoba, de 
la provincial de Bellas Artes de 
Cádiz, &c. &c. Contiene las voces 
admitidas en el trato común, las 
anticuadas, las más usuales en 
todas las ciencias , en todas las 
artes y en todos los oficios, todas 
las marítimas, las de las Améri- 
cas españolas, las de Filipinas, 
los proverbios, las noticias de 
personajes proverbiales , y las 
maneras de decir más elegantes 
de nuestros buenos escritores, 
así en el género culto como en el 
picaresco, todo comprobado con 
las autoridades correspondien- 
tes en prosa y verso. Tomo l 
Madrid, oficinas y establecimien- 
to tipográfico del Semanario Pin- 
toresco y de la Ilustración, á 
cargo de D. G. Alhambra. 1852. 

Esta obra, en folio menor, que pro- 
metía ser de algún interés, á juzgar por 
lo que de ella vio la luz pública, quedó 
interrumpida á los pocos pliegos ^ sin 
que tengamos noticia de que se haya 
continuado su suscripción. 

DICCIONARIO fraseológico (Ma- 
teriales PREPARATORIOS PARA 

un), de D. Antonio Capmany. 

M. S. en 4.°, inédito, y probablemen- 
te autógrafo de tan valioso humanista. 

Comprende más de 10.000 locuciones 
francesas con su equivalencia caste- 

1 Sólo hemos visto hasta la pág-ina 688. 



Digitized by 



Google 



148 



PARTE SEGUNDA 



llana, en su mayor parte proverbiales, 
dispuestas por orden alfabético y de 
un modo análogo al que empleó en su 
Arte de traducir. (V.) 
Para en mi biblioteca. 

DICCIONARIO DE LA LENGUA CAS- 
TELLANA (Muestra de un). 

Folleto en 4.° mayor de 2 hojas pre- 
liminares y 31 páginas, impreso en 
buen papel y claros tipos, por Eche- 
varría Hermanos, en Bogotá, afto 
de 1871. 

A juzgar por la muestra, puede ase- 
gurarse que la pt'ejsa será de exquisito 
valor, mayormente si se atiende á ser 
buenos maestros los fabricantes de 
ella, Sres. D. Venancio G. Manrique 
y D. Rufino J. Cuervo. ¡Lástima que 
no haya salido todavía del taller / 

DICCIONARIO (Novísimo) de la 

LENGUA CASTELLANA CON LA CO- 
RRESPONDENCIA CATALANA, cl máS 

completo de cuantos han salido 
á luz. Comprende todos los tér- 
minos, frases, locuciones y Re- 
franes usados en España y Amé- 
ricas españolas en el lenguaje 
común, antiguo y moderno y las 
voces propias de ciencias , artes 
y oficios. Redactado con presen- 
cia del de D. Pedro Labernia, 
doctor en letras, profesor apro- 
bado de Latinidad y Humanida- 
des, individuo de la Academia de 
Buenas Letras de Barcelona. Co- 
rregido en muchas definiciones 
de ciencias y artes según los úl- 
timos adelantos, y consultado 
con los más modernos y exactos, 
entre otros, los de la Academia, 
Salva, Domínguez, Caballero, 
Saint-Hilaire Blanc, Roque Bar- 
cia, el de varios autores publica- 



do por Gaspar y Roig, el de 
Marty Caballero, etc., etc. Por 
una Sociedad literaria. Tomo i. 
Barcelona. Espasa Hermanos, 
editores. Calle de Robador, nú- 
mero 39. 

Dos vols. 4.^ 1.142 y 1.002 páginas 

respectivamente. 
A la vuelta de la portada, se lee: 
Imprenta de Jaime Jepus, Petrixol, 

número 14, principal. 1866. (El tomo n, 

1867.) 

DICCIONARIO (Novísimo) DE la 

LENv;UA CASTELLANA , &C. , por 

una sociedad de literatos, &c. 
Aumentado con el Diccionario 
de Sinónimos de Olive , y el de la 
Rima por Peflalver. París. Gar- 
nier. 1875. 

Un vol. fol. 

Viene á ser una reproducción del 
Nuevo Diccionario de la Lengua cas- 
tellana , por D. Vicente Salva. (V^.) 

DICCIONARIO (Novísimo) fran- 
cés-español Y ESPAÑOL-FRANCÉS, 
con la pronunciación figurada 
en ambas lenguas, conforme con 
los mejores diccionarios, y más 
exacto, correcto y completo que 
todos los publicados hasta' el día 
en dos y en seis tomos en octavo. 
Por Saint-Hilaire Blanc, autor 
de muchos diccionarios y de al- 
gunas gramáticas. Revista y co- 
rregida la parte española por 
D. A. Jover, Licenciado de la 
Universidad de Valladolid. París. 
Se vende en las principales libre- 
rías. Lyon. En casa del autor, 
calle de la Reina, 2. 1860. (Im- 
primerie de Ferlay, á Roanne.) 



Digitized by 



Google 



FTV. V 



CATÁLOGO 



149 



Dos vols. 4.** La parte franc.-esp., 3 
hoj. prelims. y 1.158 págs. de texto; la 
esp.-franc, 3, y 1.286, respective. 

Es obra muy abundante en refranes. 

DICCIONARIO (Nuevo) de la 
LENGUA CASTELLANA, Que Com- 
prende la última edición del de la 
xAcademia Española, aumentado 
con cerca de 100.000 voces per- 
tenecientes á las ciencias, artes 
y oficios, entre las cuales se ha- 
llan las más usuales en América, 
y además con muchas locuciones 
y frases sacadas de los mejores 
diccionarios modernos. Con un 
Suplemento que contiene el Dicr 
cionario de la Rima y el de Sinó- 
nimos, por una sociedad litera- 
ria. 4.* edición. París. Rosa y 
Bouret. 1868. 

Un vol. fol., anteport., port., 1.225 
páginas á 4 columnas, el Diccionario 
de la lengua ; los de la Rima y Sinóni- 
mos tienen foliación aparte. 

Estando estereotipada esta obra , la 
edición es cuestión de nombre, pues 
sólo varía la portada. 

Viene á ser una reproducción del 
Diccionario Nacional de Domínguez. 
(V.) 

DICCIONARIO (Nuevo) de la len- 
gua CASTELLANA, que Comprende 
la última edición íntegra, muy 
rectificada y mejorada, del pu- 
blicado por la Academia espa- 
ñola, y unas veinte y seis mil 
voces, acepciones, frases y locu- 
ciones, entre ellas muchas ame- 
ricanas, añadidas por don Vi- 
cente Salva. Paris. Vicente Sal- 
va. 1846. 



Un vol. fol. menor. Anteport., port., 
20 hoj. prelims., 1140 págs. 

No escasea de refranes. 

Como obra estereotipada, la diver- 
sidad de ediciones que figura en las 
portadas es una ficción muy á propó- 
sito para el comercio, pero nó para 
los fines ulteriores de la Literatura y 
de la Bibliografía. 

DICCIONARIO (Nuevo) español 
É ingles é ingles y español. Que 
contiene la Etimología, de laPro- 
pria, y Metaphorica significación 
de las palabras, términos de Ar- 
tes y Sciencias; nombres de hom- 
bres , famiUas , lugares , y de las 
principales plantas, tanto En Es- 
paña, como en las Indias-Occi- 
dentales. Junto con Las Pala- 
bras Arábigas y Moriscas rece- 
bidas en la Lengua española. 
Con la exphcacion de las Pala- 
bras difíciles. Proverbios, y Fra- 
ses En Don Quixote, y en los 
Otros graves Autores de dicha 
Lengua. Corregiéndo lo§ Erro- 
res, que en los antecedentes Dic- 
cionarios avia, añadiendo seis 
mil Palabras en el Español, y 
doze mil en el Ingles. Muy ne- 
cessario, y provechoso, para 
leer, y entender, los Lenguages 
Español, é Ingles. Por Pedro Pi- 
neda, Autor de la Gramática Es- 
pañola, y Maestro de dicha Len- 
gua en la Ciudad de Londres. 
En Londres: Por F. Gyles, F. 
Woodward, F. Cox, J. Clarke, A. 
Millar, y P. Vaillant. MDCCXL. 

Un vol. fol. mayor, sin foliar. La 
port. transcripta ocupa la plana par, 
hallándose á la impar siguiente otra 
en inglés. 

Es obra que abunda en refranes. 



Digitized by 



Google 



150 



PARTE SEGUNDA 



DICCIONARIO (Nuevo) francés- 
español. En este van enmenda- 
dos, corregidos, mejorados, y 
enriquecidos considerablemente 
los de Gattel, y Cormon. Por 
D. Antonio de Capmany. Segun- 
da edición. Con privilegio real. 
Madrid: Imprenta de Sancha. 
Año de M.DCCC.XVII. 

Un vol. 4.°, port., XXIV -886 — 42 
págs. 

Las tres páginas últimas (ó séase 
las 40, 41 y 42) están ocupadas, en dos 
columnas cada carilla, por una colec- 
ción de 268 refranes, y frases prover- 
biales y familiares, cuya mayor parte 
no registra ningún Refranero ni Dic- 
cionario, empezando por el de nuestra 
Academia, y no pocos de los cuales 
pertenecen al territorio andaluz, donde 
probablemente los colegiría Ca)[)many 
durante su estancia en aquella región., 
cuando la guerra de la Independencia. 
Tal es, evidentemente, la causa de que 
dichas locuciones no figuren en la pri- 
mera edición de este Diccionario , pu- 
blicada en el año de 1805, también por 
Sancha {4.^ antep., port., XXIV— 794 
— 54 páginas). 

DICCIONARIO (Primer) general 

ETIMOLÓGICO DE LA LENGUA ESPA- 
ÑOLA, por don Roque Barcia. Ma- 
drid. Imprenta de Alvarez her- 
manos. 1880-83. 

Cinco vols., 4.® mayor, de unas 1.000 
páginas, poco más ó menos, cada uno. 
Cada plana consta de tres columnas. 

DICTIONARIO DE VOCABLOS CAS- 
TELLANOS , APLICADOS A LA PRO- 

priedad latina. En el qual se 
declara gran copia de Refranes 
vulgares, reduzidos á Latinos: y 
muchas phrases Castellanas, con 



las que en Latin les correspon- 
den, sacadas d? Cicerón y Te- 
rencio, y otros graues autores. 
Con un índice copioso de los 
Adagios Latinos, a los quales 
responden los Castellanos, que 
van puestos en el libro por orden 
del A. B. C. Van también los 
nombres de los Autores, de los 
quales se sacáronlos dichos Ada- 
gios Latinos. Compuesto por el 
Licenciado Alonso Sánchez de la 
Ballesta. Con privilegio.— En Sa- 
lamanca. En casa de luán y An- 
drés Renaut, Impressores, 1587. 

Un vol. 4.°, portada, 5hoj. prelims., 
688 págs. del Diccionario , 20 hojas al 
fin, sin foliar, del índice de los Ada- 
gios en latín, cuya correspondencia 
castellana está repartida por el cuerpo 
de la obra. 

En honor á la verdad es preciso decir 
que se debe leer estos refranes con un 
poco de prevención , porque á algunos 
de ellos les acompaña una correspon- 
dencia algo violenta en latín. 

DICTIONAR Y (A) of spanlsh pro- 
VERBS, compiled from the best 
autorities in the Spanish langua- 

, ge, translated into English; with 
explanatory illustrations from 
the Latin, Spanish and English 
authors. By John Collins. Lon- 
don. Printed by S. Brooke, 35, 
Paternoster-Row, and sold by 
G. and W. B. Whitaker, Ave-Ma- 
ria Lañe, Luggate Street. 1823. 

Esta obra es un Diccionario de Re- 
franes en castellano con su traducción 
literal en inglés, si bien aprovecha el 
compilador la circunstancia de consig- 
nar el proverbio equivalente en su 
idioma, así como en el latino, cuando 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



151 



lo encuentra. El refrán que necesita 
de explicación para su inteligencia, la 
recibe muy luminosa, y á veces va 
ejemplificada, como sucede, v. gr., en 
el artículo 

"* Zapatero , á tu zapato. — " Shoe 
maker, mind thy shoe.„ — AUuding to 
pérsons, who with only a tincture of 
learning, think themselves capable 
of judging of the several branches of 
Literature. — The sentence of Apelles, 
is very applicable to them. 

Ne sutor ultra crepidam. 

Ante los ojos del concurso griego 
Puso Apeles un rasgo de su mano: 
Era la copia del Pastor troya^no 
Causa fatal del memorable fuego. 

Consultaba el Pintor, con blando ruego, 
Los votos de uno y otro ciudadano; 
Censura la sandalia un artesano, 
Y el divino pincel la enmienda luego. 

Entonces lleno de soberbia el necio 
Pretende hacer ridículo aparato 
De todo su saber, y en tono recio 

Censuró lo más bello del retrato ; 
Pero Apeles, volviendo con desprecio, 
Le dice : -^ ** Zapatero, d tu sapato, „ 

Deda cierto chusco, que en el día 
del Juicio final , entre otras cosas no- 
tables, se han de ver muchos hijos en- 
tregados á sus legítimos padres , y ño 
pocas obras devueltas á sus verdade- 
ros autores. Si todos cuantos enristran 
la péñola pensaran en el particular 
coíno el que traza estos mal pergeña- 
dos renglones, no habría necesidad de 
esperar á tan tarde, pues siempre que 
se le presenta la ocasión, y ya lo veri- 
fica así en varios lugares de esta obra, 
cumple con el oficio de la justicia 
dando á cada uno lo que es suyo , por 
más que, dicho sea de paso, no sea 
ésta la moneda más corriente en los 
tiempos que alcanzamos. El bello so- 
neto que acabamos de leer, y cuyo 
autor calla el compilador inglés, es 



debido, pues, á la elegante pluma de 
nuestro célebre Arriaza. 

DICTIONARY (A new Spanish 
AND English ) collected from 
the best Spanish Authors, both 
ancient and modern. Containing 
several thousand v^ords more 
than any other Dictionary; with 
their etimology; their proper, 
figurative burlesque and cant 
significations; the common terms 
of arts and sciences ; the proper 
ñames of men ; the surnames of 
families, and an account of them; 
the titles of the nobility of Spain; 
toghether with its- Geography, 
and that of the West Indies; with 
the ñames of such Provinces, 
towns and rivers in other parts 
which differ in Spanish from the 
English. Also above two thou- 
sand Proverbs literally trans- 
lated with their equivalents, 
where any could be found; and 
many thousands of phrases and 
difficult expressions explain'd. 
AU the words throghout the Dic- 
tionary accented, for the ascer- 
taining of the pronunciation To 
which is added a copious English 
and Spanish Dictionary. Like- 
wise a Spanish Grammar, more 
complete and easy than any 
hitherto extant: wherein the 
Spanish Dialogues that have 
been published are put into pro- 
per English. The whole by Cap- 
tain John Stevens. London. Prin- 
ted for George Sawbridge, at 
the Three Flower-de-Luces in 
Little Britain. 1706. 

Un vol. fol. La portada de la Parte 
Inglesa-Española está fechada en 1705 



Digitized by 



Google 



152 



PARTE SEGUNDA 



y la de la Gramática, en 1706. Esta tie- 
ne foliación 3 á 70 ; nó así los Diccio- 
narios, que sólo llevan reclamos y sig- 
naturas. Los Diálogos con que termina 
la Gramática, son seis entresacados de 
los de Lima. (V.) 

Como aparece en el frontis que 
hemos copiado arriba, el total de los 
Refranes castellanos recogidos en esta 
obra pasa de 2.000. 

Existe otra edición hecha también 
en Londres, año de 1726. 

DICTIONNAIRE oú l'ox trouve 

TOUTE FAQON DE PARLER , A S^A- 
VOIR ESPAGNOL ET FRANgOIS, par 

Oudin. 

En 16.° 

En nota tomada de la Bibliographie 
parémiographiqtie de Hécart, pág. 49, 
por Duplessis, núm. 260, se dice lo que 
traduzco á contiauación : 

" Es una coleccioncita de refranes ó 
focuciones familiares en francés con 
su traducción castellana. Ignoro cuál 
pueda ser la fecha y el lugar de impre- 
sión de este libro, que consta de 108 
páginas, por carecer mi ejemplar de 
portada. „ 

DICTIONNAIRE (Noüveau) es- 

PAGNOL ET FRAN?OIS, FRANgOIS 
ET ESPAGNOL, AVEC l'INTERPRÉTA- 
TION LATINE DE CHAQUÉ MOT. &C. 

Par M. rabbé Gattel. Lyon, 
Bruyset Fréres, 1790. 

Cuatro vols. , 4.° 

Obra completamente caída en des- 
uso hoy en día, y que hace muy poco á 
nuestro propósito por ser escaso el 
número de los refranes y frases pro- 
verbiales que apunta. 

DICTONS ET proverbes espag- 
NOLS. Vox populi. París. Michel 
Lévy fréres, éditeurs, rué Au- 



ber, 3, et boulevard des Italiens, 
15, á la Librairie Nouvelle. 1874. 
Droits de reproduction et de tra- 
duction reserves. 

Comienza la portada anterior con el 
nombre del autor, que lo es el Barón 
de Ñervo. 

Un vol. 8.*^ mayor, anteporta, porta- 
da, 1 15 páginas. 

El lujo que en el papel y en la impre- 
sión ostenta esta obra, queda infinita- 
mente rebajado por las innumerables 
erratas, tanto ortográficas cuanto de 
sentido, que en ella saltan por doquiera 
á la vista. 

dichos burlescos y comunes. 
Adagios. 

Con estos dos títulos por separado 
se halla una coleccioncita en un cua- 
derno M. S. de 4 hojas llenas y 5 en 
blanco , existente en la Biblioteca Na- 
cional de esta Corte, dentro de ima 
carpeta , guardada en el depósito pro- 
visional por no estar aún catalogados 
y distribuidos los papeles que com- 
prende , los cuales pertenecieron á 
D. Juan de Dios Gil de Lara, erudito 
sevillano. 

Entresaco de esta colección, como 
más notables, ó menos comunes, los 
siguientes : 

Pasteles en la pastelería, y ciencia me- 
dia en la Compañía. 

Si te quisiere matar algún enemigo 
fiero, madruga y mata primero. 

Para qué quiere el pastor sombrerito 
para el sol? 

Si dos te dicen cabra, bala. 

DICHOS DE BíAs. 

Entre los Apéndices que puso el Ex- 
celentísimo Sr. D. Eduardo Saavedra 
á su Discurso de recepción en la Real 
Academia Española, figura el si- 
guiente : 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



153 



"LXIV. -Bib. Nac. de París. S. Ar. 
N.^ 263. Frieres. 188 hojas. 

Manuscrit en caracteres árabes, en 
espagnoL Le volume faisant partie de 
la Collection des manuscrits espagnols 
de Llórente, et qui était inscrit sous 
le N.^ 19, il aurait appartenu a un 
maure d*Espagne appelé Rodrigo el 
Rubio originaire des environs d^Al- 
beta, en Aragón, qui fut pour ce seul 
fait traduit devant l'Inquisition en 1567. 
Voyez la notice détaillée de ce volume 
placee dans le fonds Llórente, avec un 
caíame ou rosean encoré teint d^encre, 
lequel dut servir de piéce d^appui. 
Signé, Reinaud. 

1.^ Azora xcix del alcorán. 

2.^ Aquesta es l'alfadila del día de 
axora. f. 2 

3.^ Aquesta es Palfadila del dia del 
alchomúa. f. 5 v.^^ 

4.^ A siete de marzo fué la vinti- 
setena noche del mes de romadan. 
f. 10 v.to 

5.** L^alhadiz del anabí, cuando puyó 
á los cielos, f. 12. 

6.** Estos son los dichos de Bías, los 
cuales son los siguientes, y para ser 
bien entendidos, piense el leytor que 
cada sabio habla con éL f. 61. 

Mírate todos los días 
que vivieres al espejo; 
toma de mí este consejo. 

Si juzgas qu*estas hermoso 
sin hallar en tí ^OQobras, 
^ pare9can á ti tus obras. 

Si vieres tu gesto feo 
trabaja como la lumbre 
con nobleza de costumbres. 

7.° Acabáronse los dichos de escri- 
bir el zaguero de marzo del año de 
mil quinientos y sesenta tres años, 
f. 80 v.^o 

8.° Capítulo de como se a de tratar 
con cualquiera presona de edad que 
está á la muerte , sea onbre ó muger el 
que está doliente, f. 82. 



9.° Año de mil y quinientos y se- 
senta y seis, á diez dias de setiembre, 
tomé el huerto de Lope Jimel, izo la 
carta Pellares el d^alberite y en sus no- 
tas está y allí lo hallarán toda via que 
fuese menester, f. 83 v.^o 

10.° Alhotba primera de Pascua, 
f. 91. 

11.** Memoria del regimiento de 
como se face el a^ala. f. 93. 

12.° Alhotba segunda de Pascua, 
f. 110. 

13.° Dixo AUah en su alcorán, ize 
probó á Ibrehim. f. 114. 

14.° Capítulo de quien alexa ó abrá 
lexado Págala por torpeza , después se 
rrepentiria. f. 120. 

15.° Capítulo de lo que debe fazer el 
fnuslim ó la moslima cuando se le mue- 
re padre ó madre, f. 132. 

16.° La petición que onbre debe fa- 
zer ad Allah. f. 136. 

17.° Remembranza de los dias aque- 
llos que puso Allah en ellos nozimiento 
sobre los de Beni-Israil. f. 138. 

18.° De los escogidos dias de la luna, 
f. 139. 

19.° Fué rrecontado por Atrima ibno 
Aben. f. 140. 

20.° Estos son los meses del año, con 
las alfadilas. f. 158. 

21.° Predicar muy onrado para el 
mes de Xaben. f. 171. 

Nota suministrada por D. Pascual 
de Gayangos. „ 



DICHOS Y HECHOS DEL SEÑOR REY 

DON Felipe Segundo el Pruden- 
te &c. Por el licenciado Baltasar 
Porreño. Madrid, Melchor Sán- 
chez. 1663. 



8.°, 4 



155 foliadas y 



hoj. prelims. 
una en blanco. 

— Otra edición, en Bruselas, por 
Foppens, 1666. 12.°, 4 hoj. prelims., 352 
páginas, 82 más de la Breve descrip- 

20 



Digitized by 



Google 



154 



PARTE SEGUNDA 



w¡ 

I -V 

I: 



don del Pays BaxOy y una hoja de 
tabla. 

— Otra, eñ Madrid, en la imprenta 
del Convento de la Merced, 1748. 8."*, 
una hoja blanca, 7 de preliminares y 
334 págs. 

De todas estas ediciones, la de Bru- 
selas es la preferible, tanto por la 
impresión y el papel, cuanto por 
el aumento que lleva de la Breve 
descripción susodicha. Nicolás Anto- 
nio menciona una edición de Sevilla 
en 1639, 8.**, hecha por Pedro Gómez 
de Pastrana, y Salva sospecha que ha 
de haber otra anterior á ésta, quizás 
de 1827, y tal vez otra, hecha en Ma- 
drid en el mismo año de 1639. 

A pesar de tantas ediciones, no es 
libro que abunda. 

DICHOS Y HECHOS NOTABLES, GRA- 
CIOSOS Y ELEGANTES, DEL SABIO 

REY DON Alonso de Aragón, y 
DE Ñapóles. Adicionados por 
Eneas Siluio, Obispo de Sena, 
otraméte dicho Papa Pío, aora 
nueuamente traduzidos y recopi- 
lados en lengua castellana. Diri- 
gidos al Ulustre Señor don Alon- 
so Fernandes de Cordoua y Fi- 
gueroa. (Escudo de armas.) En 
Anvers,En casa de luanSteelsio. 
Añ. M.D.Lim. Con Priuilegio 
Imperial. 

8.°, 8 hojas prelims., y 128 foliadas. 

Al fin: 

Fve impresso en casa de luán Lacio. 
Año M.D.LIIII. 

Esta obra, compuesta en latín por 
Antonio Panormitano y vertida ahora 
á nuestro romance por Antonio Rodrí- 
guez Dávalos, es la misma que tradujo 
algunos años antes el bachiller Juan 
de Molina, natural de Ciudad Real. 
Entiendo sea ésta la primera edición 
del dicho Rodríguez, é ignoro si se 



hizo alguna otra más con posteriori- 
dad á la acabada de describir. 



PICHO.S y sentenclas célebres 

DE los principales FILÓSOFOS, 

emperadores, oradores, poetas, 
príncipes, doctores, padres de 
LA iglesia, reyes, ETC. Colcgidas 
en otro tiempo por Erasmo, des- 
pués colocadas alfabéticamente 
y aumentadas por Conrado Li- 
cóstenes en una edición latina 
publicada en el año de 1622; y 
ahora traducidas al español con 
adición de otras muchas moder- 
nas. Por Francisco Miras. Ma- 
drid. 1861. Librería de D. León 
Pablo Villaverde. (Imp. de Santa 
Coloma.) 

16.**, 2 hoj. prelims., 188 págs. 
Poca utilidad presta á nuestro ob- 
jeto. 

DICHOS (Estos son los) del 
PPHA sed z sus castigos. E el fue 
el primero por quien fue rescebi- 
da la ley z la saben(;ia. 

Con este título, escrito de letra en- 
carnada, ocupa más de la segunda mi- 
tad de un vol., folio menor, que existe 
en la Biblioteca Nacional de esta Corte 
(x. 137) una colección de sentencias 
pertenecientes no sólo á dicho autor, 
sino á Hérmes, Gelon, Tesileo y varios 
otros filósofos de la antigüedad, tan 
poco conocidos como éstos, por lo cual 
sube de punto el interés del presente 
libro, y, á mayor abundamiento, por 
preceder á los Dichos de cada sabio 
una breve noticia acerca de su vida. 

La letra de este M. S. en papel, pa- 
rece ser del siglo xvi. 

En la misma Biblioteca se halla otro 
ejemplar, de letra algo anterior, al pa- 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



155 



recer, también en folio menor y en 
papel, con rica encuademación en ta- 
filete verdeymoldurasdoradas.(L.132.) 

DICHOS (Los) ó SENTENCIAS DE LOS 

SIETE SABIOS DE Grecia , hechos 
en metros por el bachiller Her- 
nán López de Yanguas. ^arago- 
<ía. 1549. 

Un vol. 8.^ menor de 16 hoj., la últi- 
ma en blanco. 

DICHOS (Los celebrados) y 

APLAUDIDAS SENTENCIAS DE LOS 
SIETE SABIOS DE GrECIA, QUC SC 

deduxeron de unos dísticos lati- 
nos de Elio Antonio Cala de Le- 
brija, y de el primero de los diez 
libros de la vida, y costumbres 
de los Philosophos, que escrivió 
Diogenes Laercio, y de otros 
Autores. Y se ataron en diferen- 
tes metros castellanos k las es- 
trechas prescripciones de la me- 
dida, y consonancia, por Don 
Juan Pérez de Salas. Dedicanse 
al Señor Don Miguel Herrero de 
Ezpeleta, del Consejo deS.M.&c. 
Por Joseph Mathias Escrivano, 
Mercader de Libros, quien los 
saca k luz k su costa: Véndense 
en su casa, calle Mayor, k la en- 
trada deí Portal de Manguiteros. 
Con licencia: En Madrid. Aflo 
de 1746. 

Un foll. 8.^, port., 13 hoj. prelims., 
52 págs. 

La quinta esencia de esta obrita se 
halla en la conclusión de la misma, la 
cual dice así : 

OCTAVA, 

en que se refiere el singular Dicho, ó 
Sentencia de cada uno de los Siete 



Sabios, con el nombre del que la ex- 
pressó : 

Cleobulo: Nunca, la mensura alteres. 

Chilon: Hombre, conócete á ti mismo. 

Periandro: La cólera moderes. 

Pitaco: De lo nimio huye el Abysmo. 

Solón: En el Mortal el fin esperes. 

Biatite: De necios, largo es el gua- 
rismo. 

Thale^\ Verás tu daño sin tardanzas, 
Si no evitas promesas y fianzas. 

Laus Deo, 

DICHOS (Los memorables) y sen- 
tencias DE VARIOS FlLOSOPHOS Y 

ORADORES , Mayormente del Poe- 
; ta Pedro Altamonte: Con algu- 
nas Canciones de enamorados 
Coitesanos y Cortesanas. Por 
^ 1. Savlnier, Sec. Intérprete del 
señor Príncipe. En París, En casa 
de Miguel Daniel, en la Isla del 
Palacio, al Rey Dauid. 1619. 

Un vol. 12.° de 119 páginas (foliación 
equivocada). 
Empiezan los Dichos y Sentencias: 

" Prosperidad es poder todo lo que se 
quiere, y grandeza querer todo lo que se 
puede. 

.Vatural es más de príncipes hacer ri- 
cos á otros que á sí. 

Dar principio á honra que nunca tuvi- 
mos, es- mejor que dar cabo á la que he- 
redamos. „ 

Y acaban : 

** Nunca hubo muerte de que no hubie- 
se queja. 

Mujer que toma se vende, y se des- 
empara la que da. 

Solamente sabe mucho el que sabe lo 
que basta para vencer. „ 

Siguen á estas Sentencias las Can- 
ciones de que habla la portada, que 
son por todas 20, de las cuales nos des- 
entendemos aquí, á pesar de lo lindas 



Digitized by 



Google 



156 



PARTE SEGUNDA 



que son algunas de ellas, como no per- 
tinentes á nuestro asunto. 
Es libro raro. 

DIEZ (Los) LIBROS DE DiÓGENES 

Laercio sobre las vidas, opinio- 
nes y sentencias de los filósofos 
más ilustres. Traducidos de la 
lengua griega é ilustrados con 
algunas notas por D. Josef Ortiz 
y Sanz. Tomo i (y ii). (Escudo de 
armas de España.) Con licencia: 
En Madrid en la Imprenta Real. 
1792. 

Dos vols., 4." El tomo i, viii páginas, 
una hoja de dedicatoria, xx-320 pági- 
nas; eln, anteporta, portada, una hoja 
de índice y erratas y 388 páginas. 

DIEZ MINUTOS DE LECTURA ÚTIL A 
LOS PATRIOTAS ESPAÑOLES. Por 

I. M. A. M. Palma: Inprenta de 
Domingo, 1811. 

Un foll., 12.^ 24 páginas. 

Casi no debía figurar esta obra en 
nuestra colección, y sólo por si pudie- 
ra prestar algún servicio al paremiólo- 
go, aunque sumamente escaso, es por 
lo que en ella le damos cabida. 

DIRECTOR (El) de la Niñez: 
Lecciones escogidas sobre la 
Historia sagrada , la Ley natural 
y la Religión ; fábulas y poesías 
religiosas ; anécdotas y máxi- 
mas morales para su educación 
cristiana y recreo. Recopiladas 
por D. Alejandro Gómez Ranera. 
Madrid: 1859. (Imp. de D. Ale- 
jandro Gómez Fuentenebro.) 

8.°, 136 páginas. 

Las Máximas á que se refiere la por- 
tada son 172, entresacadas de las 200 



que, con el título de Avisos de amigo, 
compuso D. Joaquín Setanti. (V.) 

DISCVRvSO sERio-iocoso, sobre la 

NVEUA INVENCIÓN DEL AgVA DE LA 

VIDA, Y SUS Apologías. 

Foll. en 4.^ 

Es una crítica saladísima á este pre- 
tenso remedio universal, cacareado 
por su inventor D. Luis Aldrete, en el 
último tercio del siglo xvn, hecha por 
D. Pedro de Godoy, y cuyo trabajo 
hubo de ser tan bien recibido del pú- 
blico en su tiempo, que mereció los 
honores de la reimpresión más de una 
vez, y en distintos puntos, en el pro- 
pio año en que salió á luz, que lo fué 
el de 1682. 

Contestado acremente *Godoy por 
Aldrete, replicóle aquél á éste en un 
segundo Discurso , en formas templa- 
das y valiéndose de argumentos con- 
tundentes, como la vez primera, á fuer 
de ser éstos los únicos medios que de- 
be emplearse en este linaje de lides, si 
de lo que se trata es de poner en claro 
la verdad, al defender cada cual sus 
pretensos derechos, y en manera algu- 
na de declararse patrocinador de sofis- 
mas, ó, cuando menos, de abogar por 
su amor propio lesionado. 

Lo cierto es que Godoy trituró con 
su estilo, entre chancero y formal, á 
Aldrete^ valiéndose de cuentos y re- 
franes que siembra con gran oportu- 
nidad y donosura en dichos sus traba- 
jos de polémica literaria: razón por la 
cual les damos cabida en este lugar. 

Del Discurso 1.^ conocemos tres 
ediciones: todas de 1682, dos de ellas 
hechas en Madrid, y una en Zaragoza. 
Del 2P sólo tenemos noticia de dos, 
una de las cuales manifiesta estar im- 
presa en Madrid, y la otra, aunque no 
lo expresa, lo indica harto probable- 
mente, consignándose en todas ellas 
la misma fecha de 1682. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



157 



DISCVRSOS DEL PAN Y DEL VINO 

DEL Niño Iesvs. Para que los la- 
bradores den la sazón que con- 
uiene a la tierra , y el pan nazca 
dentro de tres dias a todo lo lar- 
go : y se entienda como se ha de 
dar la labor a las viftas, para que 
se coja la tercera parte mas de 
vuas que se coge ordinariamente, 
y se cóseruen mas tiempo las 
viñas, y sea mejor el vino, y no 
se pierda: y otras curiosidades y 
auisos tocantes a la Agricoltura: 
y para que se augmente y com- 
ponga la República. Compvesto 
por Diego Gvtierrez Salinas, ve- 
zino de la villa de Brihuega. Diri- 
gido al Niño Iesvs (Monograma 
I I-I S.) Con privilegio. En Alca- 
la, Por lusto Sánchez Crespo. 
Afio M.DC. 

4.^, 16-28, 148 hojas. 

El capítulo X del libro segundo, trata 
"de los provechos que vienen de arar 
con bueyes, y algunas razones tocan- 
tes á ellos, y las chanzonetas que, 
acerca de los bueyes , dice Arrieta que 
se cantaban en España. „ 

Semejantes chanBonetas (cantares) 
y unos cuantos refranes , en que se da 
la preferencia al ganado boyal sobre 
el mular en punto á la labranza de las 
tierras , ocupa en este libro las hojas 
70y71. 

DISCURSOS LEÍDOS ante la Real 
Academia Española, en la recep- 
ción pública del Sr. D. Antonio 
García Gutiérrez, el dia 11 de 
Mayo de 1862. Madrid, Imprenta 
y Estereotipia de M. Rivadeney- 
ra, calle de la Madera baja, 
Núm. 8. 1862. 

Folleto en 4.** prolongado, de 68 pá- 



ginas , de las cuales 46 pertenecen al 
Discurso de recepción , y las restantes 
al de contestación al precedente por 
D. Antonio Ferrer del Río. 

Ambos trabajos, trazados de mano 
maestra, se proponen por objeto, y lo 
consiguen en los términos que permi- 
ten escritos de esta naturaleza, poner 
de relieve la índole poética del pueblo 
español, ó, más bien, la misma Poesía 
vulgar castellana sintetizada en los re • 
franes y en los cantares-del pueblo, va- 
liéndose para ello de repetidos y opor- 
tunos ejemplos. En tanto que el traba- 
jo del recién agraciado se ocupa más 
directamente de los cantares del pue- 
blo , el del paraninfo tiende más visi- 
blemente al de los refranes. Es suma- 
mente ingenioso el ejemplo que ha pre- 
sentado el Sr. García Gutiérrez por 
conclusión de su Discurso, sobre Ma- 
ría y su amante, cuyo fondo lo consti- 
tuyen distintas coplas del pueblo que, 
tomadas de aquí y de allí, ha sabido 
entrelazar con la mayor habilidad y 
gallardía para formar un tiernísimo 
episodio entre aquellos dos cuerpos 
con una sola alma. A imitación suya 
ha bosquejado, al final también, el se- 
ñor Ferrer del Río , un expresivo cua- 
dro de costumbres en el terreno filial, 
pero mojando su pincel en las senten- 
cias populares. 

Lo indicado acerca de dichas dos 
particulares tendencias en estos traba- 
jos académicos, acaba de ponerse de 
relieve al leer la conclusión del 1.**, que 
dice: 

Cuando servir se quiere 

Con vida y alma, 

La intención generosa 

Dicen que basta; 

y la del 2.°: 

Dejemos los padres y abuelos, 
por nosotros seamos buenos. 

DISCURSOS leídos en la Real 
Academia de Medicina para la 



Digitized by 



Google 



158 



PARTE SEGUNDA 



recepción pública del académico 
electo don Francisco Javier San- 
tero Van-Baumberghen, el día 
15 de junio de 1884. Madrid, Ma- 
nuel Tello, 1884. 

4.^ mayor, 56 págs. Comprende hasta 
la pág. 37 el discurso del nuevo Aca- 
démico; las restantes las ocupa el de 
contestación al anterior, dada por el 
Excmo. Sr. D. Mariano Bena vente. 

Versa la tesis de estas doctas pro- 
ducciones sobre la Higiene del vulgo, 
6 séase explicada por medio de refra- 
nes de nuestro suelo. 

DISCURSOS POLÍTICOS y morales 

SOBRE ADAGIOS CASTELLANOS, OBRA 

PERIÓDICA. Compuesta por Don 
Manuel Santos Rubin de Coelis, re- 
sidente en esta Corte, Con licen- 
cia ; En Madrid , en la Imprenta 
de Don Antonio Muñoz del Valle, 
- Calle del Carmen. Afto de 1767. 
Se hallarán en la Librería de 
Luis Gutiérrez, Calle de la Mon- 
tera; y en Sevilla, frente déla 
Cárcel Real, en el Estanco del 
Papel sellado. 

Un vol. 8.**, compuesto de 11 cua- 
dernos. 
Raro. 

DISTHICOS (Los) de Catón con 
ESCOLIOS ;de Erasmo ; traducidos 
y ampliados por D. León de 
Arroyal. — Nemo Philosophorum 
se esse dicere audeat nisi aliquid 
de Philosophia scripserit. Cicer. 
offitior. — Madrid: en la oficina 
de D. Gerónimo Ortega. Año 
de 1797. 

Un vol. 8.**, port., 7 hoj. prelims., 272 
páginas, más una hoja en blanco para 
los 4 libros primeros; y media portada, 



3 hoj. prelims. y 87 págs. para el Libro 
quinto, adicional á los Disthicos de 
Catón de Don León de Arroyal, cuyo 
es este aumento. 

Bonito libro, bien impreso y con dos 
lindas cabeceras primorosamente gra- 
badas al agua fuerte por D. Tomás 
López Enguídanos, dedicado á formar 
el corazón 5^ las costumbres de los jó- 
venes de uno y otro sexo, en cuyas pá- 
ginas resalta multitud de proverbios. 

DISTICHOS de Catón y otras 

SENTENCIAS. 

Hallo citada esta traducción de Mar- 
tín Godoy de Loaisa, Lyon, Miguel 
Silvio, 1556, 8.°, en la Biblioteca Nova 
de Nicolás Antonio; y no conociéndo- 
la, la apunto aquí por si entra en el 
plan de la presente Bibliografía, 

DÍSTICOS (Los) DEL JUEGO DE LA 
FORTUNA. 

Con este título obran los siguientes 
proverbios al final del librito titulado 
"Refranes ó Proverbios castellanos, 
traduzidos en lengua francesa por Cé- 
sar Oudin. „ (V.) 

Sus cortos límites, el interés que en- 
cierran y lo difícil que se ha hecho la 
adquisición de aquella obra , nos esti- 
mulan á transcribirlos aquí por com- 
pleto. 

I 

No puede el hijo de Adán 
Sin trabajo comer pan. 

U 
A los pies mira razón , 
Y á la rueda la opinión. 

III 
Nunca se siente el trabajo 
Sino cuando el premio es bajo. 

IV 

Frutos del trabajo justo 
Son honra, provecho y gusto. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



159 



V 

Del ocio nace pobreza , 
Y del trabajo riqueza. 

VI 

No es grande trabajo aquél 
Que basta á sacarnos del. 

VII 

Al fin se rinde fortuna 
Si el trabajo la importuna. 

VIII 

El fruto de la esperanza 
Por el trabajo se alcanza. 

IX 

Trabajo es no le tener 
El que del ha de comer. 



Aunque fortuna es mudable, 
Al trabajo es favorable. 

XI 

El trabajo gana palma 
Y quita el orín del alma. 

XII 

Ninguna esperanza es buena 
Que está en voluntad ajena. 

XIII 

No pidas la mano ajena 
Si la tuya no va llena. 

XIV 

El ingrato echa en olvido 
Cuanto bien ha recibido. 

XV 

El que sirve al qué dirán 
Tome el pago que le dan. 

XVI 

Si no hay dicha en negociar, 
La suerte se vuelve azar. 

xvii 

Dando gracias por agravios 
Negocian los hombres sabios. 



XVIII 



El pródigo tiene amigos 
Cuando come con testigos. 

XIX 

Quien limita su esperanza 
Sufra el golpe de mudanza. 

XX 

Muestra fina y paflo íalso 
Vende adulación y engaño- 

XXI 

El hombre que en hombre ffa 
Queda cual ciego sin guía. 

XXII 

Todo está á disposición 
De fortuna y permisión. 

XXIII 

Del pensé que huye ventura, 
Y la que tiene no dura. 

XXIV 

Cuanto trabaja y procura 
El mundo, todo es basura. 

XXV 

Pobreza seca el humor 
De la raíz del favor. , 

XXVI 

En la casa do hay pobreza 
Cualquier suerte es de tristeza* 

XXVII 

Cuando tengas más fortuna, 
Mira que es como la luna. 

XXVUI 

Nunca- subirá gran cuesta 
Quien mirare lo que cuesta. 

XXIX 

Quien pretende ha de suírir, 
Como quien nace morir, 

XXX 

No sería fortuna 
Si fuese siempre una. 



Digitized by 



Google 



160 



PARTE SEGUNDA 



DÍSTICOS HIGIÉNICOS. 

Título con que se encabeza una co- 
lección de 58 adagios relativos á este 
particular, la cual se publicó en La 
Revista Social, semanario de Barce- 
lona, 14 de Enero de 1876. 

Empieza : 

Por lo común la enfermedad proviene 
De no observar las reglas de la Higiene. 

Y acaba: 

Es de mil cosas provechoso él uso, 
Pero en todas dañoso es el abuso. 

Léese al pie: Clamor del Magisterio, 
con lo que se evidencia que están co- 
piados estos Dísticos de dicha publi- 
cación. 

DISTRACCIONES de un Ham- 
briento. Colección de Renglones 
desiguales por M. F. El Flaco. 
Madrid. 1864. Imprenta de don 
Manuel Alvarez, calle de San 
Pedro, núm. 16. 

Un folleto, 8.°, 62 páginas. 

En este opúsculo se halla á la pági- 
na 56 hasta la 60, con el título de Puré 
de vulgaridades, yna colección regu- 
lar de refranes y frases proverbiales 
enlazadas entre sí y formando sentido, 
á la manera de las Cartas en refranes, 
de Blasco de Garay, ó del Cuento de 
cuentos, de Quevedo. 

DOCTRINA DE Salomón. Máxi- 
mas morales para uso de los Ni- 
ños. Puestas en verso .por D. Je- 
rónimo Moran. Valladolid: Im- 
prenta de D. José María Lezca- 
no y Roldan, 1849. 

Un folleto en 12.^, de 12 hojas, en 
esta forma: portada, una hoja de ad- 
vertencia, 9 de texto y la última con 
otra advertencia referente á los objetos 



que se hallan venales , donde lo esfá 
este cuadernito. 
Empieza así: 

" Teme al que todo lo cría 
y así en estado perfecto 
irás al camino.recto 
de la alta sabiduría. 

Oye con afán prolijo 
las doctrinas de tu padre ; 
y las leyes de tu madre 
sigue siempre, cual buen hijo. „ 

Y acaba: 

" En el mundo hay cuatro cosas, * 
muy pequeñas en verdad, 
pero que á los mismos sabios 
lecciones de saber dan. 

Las hormigas, pueblo débil, 
mas previsor y sagaz , 
á quien nunca coge el hambre 
sin buen acopio de pan. 

Las liebres, que desprovistas 
de fuerza con que luchar, 
en los huecos de las piedras 
buscan su seguridad. 

Las langostas , que sin rey 
que las ordene en su plan , 
se forman en escuadrones 
para invadir y marchar. 

Y la simple lagartija 
que, aunque arrastrándose va, 
suele en los ricos palacios 
su habitación encontrar. „ 

El plan y objeto que ha presidido á 
la redacción de este opúsculo, se de- 
duce de su 

" ADVERTENCIA. 

" Llamamos doctrina de Salomón á 
este breve epítome, porque todo lo que 
contiene es un extracto de cuanto en 
el sublime libro de los Proverbios de 
aquel rey sabio , se encuentra aplica- 
ble á la primera juventud. Este traba- 
jo no tiene otra novedad que la de 
haber sido puesto en metros castella- 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



161 



nos, con la idea de que las profundas 
sentencias que encierra, se graben con 
más facilidad en la memoria. 

" La moral explicada á los niños no 
debe ser un tratado científico, porque 
la ciencia se dirige al entendimiento, 
y antes que el discurso, debe formarse 
el corazón del hombre „ 



DOCTRINA POLÍTICA civil escrita 
en Aphorismos por el doctor Eu- 
genio Narbona natural de Tole- 
do. Madrid. AndresdeSotos. 1779. 
(A esta obra va adjunta en la 
edición que acabamos de indicar, 
otra intitulada El Concejo y Con-- 
sejeros del Príncipe, por Fadri- 
que Furió Ceriol.) 

8.^ 12 hoj. prelims., 424 págs. Los 
Aforismos ocupan hasta la 205. 

Estos Aforismos están recopilados 
de varios filósofos antiguos, y algunos 
de ellos pueden servir para nuestro 
asunto especial. Sirvan de ejemplo : 

"XXVIL 

La prudencia se adquiere por dos ca- 
minos , ó experiencia , ó noticia. 

Dicho de Afranio poeta. 

xxxvin. 

El mejor gobierno es el de uno : rija 
el cuerpo del imperio un alma sola, 
como un piloto una nave. 

Palabras de Tácito I. Annal. 

XLIV. 

El rey es para el reino , nó el reino 
para el rey. 

El emperador Adriano decía, que 
hacía sus cosas como las de su re- 
pública, dando á entender cuánto 
más amor las tenía que á las pro- 
prías. 



XCVIII. 

El vestido del príncipe, ni plebeyo 
ni suntuoso. 

El emperador Carlos V y su hijo 
D. Felipe fueron buen ejemplo de 
esta doctrina; y del rey Luis de 
Francia se dice que su vestido era 
como el de sus criados. Felipe de 
Comines in Ludovico. „ 

A 294 asciende el número de los Afo- 
rismos colectados en las ediciones pos- 
teriores á la príncipe , que consta de 
uno más. 

Esta, de suma rareza á causa de 
haber experimentado las persecucio- 
nes de la Inquisición, salió á luz en 
Toledo, por Pedro Rodríguez ,| año 
de 1604, en 16.°, 22 hoj. prelims., una 
en blanco y 96 foliadas. 

La segunda edición , única que apun- 
ta Nicolás Antonio, fué hecha en Ma- 
drid, por la viuda de Cosme Delga- 
do, 1621, 8.**, 8 hojas de principios, sin 
numerar, y 104 foliadas. 

Entre mis apuntes echo de ver que 
tengo anotada otra de Madrid, 1633, 
en 8.°; pero no recuerdo de dónde he 
sacado semejante especie. 

DOCUMENTOS de buena crianza 

QUE DEBEN DAR LOS PADRES A SUS 

HIJOS. Por D. Francisco Ledes- 
ma. Adicionados con Prácticas 
cristianas y cotidianas para los 
niños. Valencia. Imprenta de don 
Agustin Laborda. Año 1858. 

Un cuadernito 16.°, de 32 páginas. 

Las materias de que trata son todas 
ellas en verso: 

Prólogo al lector. -- Del encomen- 
darse á Dios por la mañana. — Del la- 
varse y vestirse. — Del caminar y an- 
dar por las calles.— Del tratar y hablar 
con todos de ordinario.— Del sentarse. 
—Del comer.— Del beber.— Del jugar. 
—Del acostarse y áoTmix.-- Prácticas 
cristianas y cotidianas. Para dar gra- 

21 



Digitized by 



Google 



162 



PARTE SEGUNPA 



cias al Señor al levantarse por la ma- 
ñana.— A María Santísima.— Al Ángel 
custodio.— A los demás Santos.— Ele- 
vaciones del corazón á Dios para entre 
el día.— Al empezar el trabajo.— Al oír 
el reloj. —En algún trabajo.— Por nues- 
tro enemigo. — Consideraciones cris- 
tianas.— Para antes de comer.— Para 
después de comer. — Reflexiones para 
la tarde- Antes del paseo.— Actos de 
te, esperanza y caridad para la noche. 
— A la Virgen Santísima. — Acepta- 
ción de la muerte para antes de acos- 
tarse. — Oración para pedir á María 
Santísima la bendición por la noche. 

DOROTEA (La). 

En esta Comedia de Frey Lope Fé- 
lix de \^ega Carpió, del género de las 
Celestinas, se halla tal profusión de 
refranes , que , en la Colección de las 
Obras sueltas que de este ingenio se 
hizo en Madrid (Sancha, 1776-79, 21 
voliims. 4.°), se puso al fin del tomo 7.® 
un índice Alfabético de algunos de los 
rnmprendidos en esta producción, los 
í:uhUs íiscienden á 148. 

DOS (Los) TRATADOS t)EL PaPA , I 

DE LA Misa. Escritos por Cipria- 
no D. Valera; i por él publica- 
dos primero el A. 1588, luego el 
A. 1599 i ahora fielmente reim- 
presos. Año de MDCCCLL (En 
Madrid. ¿En la imprenta de 
Alegría?) 

Un vol,, 8.° mayor. 

Las páginas 289-92 comprenden ima ' 
colección de Refranes contra los ecle- 
siásticos, sacados de la del Comenda- 
dor griego, 

DRAMAS MORALES (colección de) 
p.vra instrucción de la niñez i 
LA JUVENTUD. Tomados del fran- 



cés i arreglados á nuestros usos 
i costumbres por D. Luis de 
Igartuburu. 2.* edición. Cádiz. 
Imp.^* de la Revista Médica, 1845. 

Un tomo 8.° de 226 páginas, más 2 
hojas de índice. 

A la fecunda y bien cortada pluma 
de mi amigo y paisano el Sr. Igartu- 
buru, hoy difunto, es debida esta pro- 
ducción, linda cuanto útil, en la cual, 
á semejanza del autor francés, se pro- 
pone un plan sencillo y al alcance de 
los niños y jóvenes, para quienes está 
escrita la obra ; plan que desenvuelve 
con la mayor naturalidad y brevedad, 
y cuyo fondo no es otra cosa que la 
acción ó práctica del refrán con que 
termina cada uno de estos pequeños 
dramas. 

Esta obra estuvo declarada de texto 
por la Comisión Superior Provincial 
de Instrucción Primaria de Cádiz, para 
las escuelas de niños y niñas, produ- 
ciendo su lectura opimos y sazonados 
frutos de moralidad, buen decir y 
mejor gusto en el corazón y la mente 
de sus tiernos lectores. Y por cierto 
que el método adoptado en el Colegio 
de 1.^ clase de 2.^ enseñanza de San 
Agustín de Cádiz , no podría ser más 
acertado. Distribuía el profesor la lec- 
tura del Drama entre tantos alumnos 
cuantos eran los interlocutores que in- 
tervenían en el mismo, y formados 
aquéllos en decuria , cada uno con su 
ejemplar en la mano, leía el papel que 
se le había adjudicado, con lo cual te- 
nía que aprontar la más exquisita 
atención, á fin de no ser cogido en un 
renuncio, soltándose al propio tiempo 
á leer con naturalidad y la expresión 
propia y peculiar de su respectivo 
papel. 

Los 18 refranes, germen de otros 
tantos dramas que componen la colec- 
ción, son los siguientes, en unión de 
sus respectivos títulos: 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



163 



La muñeca, — Quien mucho habla, mu- 
cho yerra. 

Los gorriones. —Lo que no quie- 
ras que te hagan á tí, no lo hagas á 
otro. 

Láa golosas, — A picaro, picaro y 
medio. 

La comedia. — - Honores cambian cos- 
tumbres. 

Ims dos medicinas. — A mal juego, 
buena cara. 

La merienda. — Pobreza no es vileza. 

Las almas en pena. — Ni el más sabio 
lo sabe todo. 

Las faltriqueras. — Un loco hace 
ciento. 

El buen natural. —Sí quieres ser ama- 
do, ama. 



El vestido sin galones,^ \Bien haya 
quien á los suyos se parece ! 

La traducción, — Con la paciencia se 
gana el cielo. 

El aldeano resuelto, — El primer paso 
es el que cuesta. 

El quid-pro-quo.—CsLáa, bota huele al 
vino que tiene. 

Las preocupaciones. — Dios consiente, 
y nó para siempre. 

Las viruelas. — No hay mal que por 
bien no venga. 

Los estudiantes. — Quien prueba de- 
masiado, nada prueba. 

El golpe inesperado,— El hombre pro- 
pone, y Dios dispone. 

El juego. — Quien con lobos anda^ á 
ahuUar se enseña. 



Digitized by 



Google 



-r\\^^\ 



Digitized by 



Google 



E 



ECO DE FREGENAL (El). Perió- 
dico político y de intereses gene- 
rales. 

Merece ser consultado en algunos 
de los números pertenecientes al año 
de 1883 y siguientes, por traer varios 
artículos referentes al Folk-Lore. 

ECO (El) de los siglos, tesoro de 
máxinías, sentencias, pensamien- 
tos, proverbios, axiomas y di- 
chos agudos y notables entresa- 
cados de las obras de los auto- 
res más distinguidos de todos los 
siglos y países. Recogido por 
S. A. S. M. Barcelona, 1843. 

Un vol. , 16.°, 190 páginas. 
Contiene 1001 máximas. 

EJEMPLO DE BIEN VIVIR.-Las 

Setecientas del docto z noble ca- 
ballero Fernán Pérez de Guz- 
man , las cuales son bien scienti- 
ficadas , z de grandes z diversas 
materias z muy provechosas, por 
las cuales cualquier hombre pue- 
de tomar regra y dotrina y ejem- 
plo de bien vivir. 
Al fin: 
Fueron impresas las Setecientas 



del noble caballero Fernán Pérez 
de Guzman , en la muy noble z niuy 
leal cibdad de Sevilla, por Jacobo 
Cromberguer, alemán. E acabá- 
ronse año del nacimiento de nues- 
tro señor Jesu de mili z quinientos 
Z nueve años , á 25 de otubre. 

4.**, let. gót. , sin reclamos ni folia- 
ción. 

Tomo esta nota del Ensayo de Ga- 
UíVrdo, t. ui, col. 1179, donde, en las 
dos que á ésta siguen, quedan apunta- 
dos los pormenores necesarios referen- 
tes á este raro y curioso libro, así 
como otra edición hecha en Lisboa 
en 1564. 

ELEGANCIAS ROMANEADAS, 

por el maestro Antonio de Ne- 
brixa , muy necessarias para in- 
troducción de la lengua latina 
nueuamente corregidas y en- 
mendadas. Anttquarice , In cedi- 
bus Aelij Antonii Nebrissensis, 
Anno dni 1576. 

4.*^, let. gótica y romana, 112 hoj. 
sin foliación. Signaturas A-P., todas 
de 8 hoj. , menos la primera y la últi- 
ma, que sólo tienen 4. El retrato del 
autor figura en la portada. 



Digitized by 



Google 



166 



PARTE SEGUNDA 



ELEGANCIAS (Las), de Paulo 
Manucio, traducidas de lengua 
toscana, por Juan Lorenzo Pal- 
mi reno. 
V. Latino (El) de repente, 

ELEMENTO (El) cornígero en el 
lenguaje metafórico, por D. José 
María Sbarbi. 

Artículo que compuse para La Ilus- 
ir ación Española y Americana^ en 
cu\*as columnas salió á luz el 30 de 
Agosto de 1884. 

Apunto en él ciento cincuenta refra- 
nes alusivos al tecnicismo taurino, al- 
íi^unos de los cuales expliqué dqppués 
tíTi dicha Revista (22 de Julio de 1886), 
con el título de Algunos comproban- 
tes del elemento cornígero en el len- 
gítajú metafórico. 

eligía. 

\\ Lisandro y Roselia ( Tragicome- 
dia de), &c. 

EMPRESAS MORALES de don Juan 
de Borja, conde de Mayalde y 
de Ficallo, &c. Bruselas, Eran- 
cisco Foppens , 1680. 

4.'', 6 hojas prelims., 455 págs., y 3 
hojas comprensivas de taWa y erratas. 

D, Juan de Borja fué hijo segundo 
de San Francisco de Borja. Estas Em- 
presas salieron á luz primeramente en 
Pia^a en el año de 1581, en número 
de ICH}; pero habiendo dejado al morir 
el Autor otras 124 inéditas, diólas 
toda^ al público, mediante esta magní- 
fica edición, su nieto, el Dr. D. Fran- 
cisco de Borja, Arcediano Mayor de 
la Catedral de Valencia, y Capellán 
Mayor que había sido del Real Monas- 
terio de las Descalzas de Madrid. 

Es ciertamente lástima que, tratán- 



dose de una edición tan grandiosa 
como la presente, en que compiten la 
impresión y el grabado con el papel, 
no hubiera andado más cuidadoso el 
corrector de pruebas , con lo qué ha- 
bría evitado que en la tirada de las pá- 
ginas 375 y 377 se^ hubiesen estampado 
empresas ó escudos no correspondien- 
tes al texto ó explicación que figura al 
lado. Semejante falta de diligencia se 
ha subsanado (del mal, el menos) con 
pegar sobre la lámina equivocada la 
que reclama de derecho aquel puesto; 
sustitución que rebaja un tanto el méri- 
to material de la producción que nos 
ocupa en este momento. 

Con el título de Empresas, así como 
con el de Emblemas, poseemos muchas 
obras en nuestra lengua, tales como 
las debidas á la pluma de Covarrubias 
Horozco, Horozco y Covarrubias, Nú- 
ftez de Cepeda, Paulo Jo vio, el her- 
mano Ortiz, Saavedra Fajardo, Villa- 
va, etc.; pero ostentando todas ellas 
el lema comunmente redactado en len- 
gua latina, no caen, en rigor, bajo 
nuestra inspección, sin que quiera de- 
cir esto que no presten en^ocasiones 
tal cual servicio á nuestro especial in- 
tento. Se me objetará, tal vez, que lo 
mismo pasa con las Empresas de Bor- 
ja; pero á eso replicaré, que en éstas 
se traducen al castellano dichas le- 
yendas al fin de cada parte, en sendas 
tablas á guisa de índice. 

ENTREMÉS de los Refranes del 

BIEXO CELOSO. 

" In"édito y autógrafo. Le poseo ^ — 
Compuesto en 1623; cien años después 
el farandulero Francisco de Castro 
plagió á su sabor pasajes enteros para 
su entremés de El cesto y el Sacris- 
tán. „ 



1 Habla D. Aureliano Fernández-Guerra y Orbe. 
Su procedencia , según tengo entendido, es de la bi- 
blioteca del difunto D. Bartolomé José Gallardo. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



167 



(Noticia copiada á la letra del Catá- 
logo bibliográfico y ^biográfico del 
Teatro antiguo español, por D. Caye- 
tano Alberto de la Barrera, pág. 312.) 

ENTREMÉS de Refranes. 

En el tomo 2.^ de las " Notas de D. 
C. A. de la Barrera i Leirado á la Vida 
de Cervantes escrita por D. M. F. de 
Navarrete, Madrid, 1864 — 1866„, dos 
tomos 8.^, M. S. inédito, leo, y de él 
copio la siguiente especie : 

" Otro descubrimiento acaba de hazer 
el afortunado Sr. Asensio: el de un có- 
dize de letra de fines del siglo XVI ó 
prinzipios del XVII, que comprende 14 
Entremeses, algunos inéditos. Van todos 
anónimos, i entre ellos se cuentan: 

• Los Habladores, — De Zervántes. 

? La Carsel de Sevilla. — Id. Id. 

? Melisendra. Diverso del de la P. I. 
de Comedias de Lope. Sospechado de 
Zervántes por el descubridor del códize. 

f D,^ Justina y Calahorra, --Inédito^ 
i también sospechado de Zervántes por 
el Sr. Asensio. 

f Entremés de refranes. — Inédito. Ha 
remitido una copia de este al Sr. Hart- 
zenbusch, i al mismo i á mí un facsímil 
fotográfico de su 1.* hoja, que es el ad- 
junto. 

Entremés de refranes 

son figuras 

Pedraza galán Doña sofia 

Aluarado vegete Doña Casilda 

Músicos. 

Salen doña Sofia y Pedraza ga 
lan 

Ped. Quien no cree buena madre 
crea mala madrastra : pense yo 
señora dña Sofia que pescaua 
bogas , y que tenia trapillo con 
dineros enamartelar a vmd. y 
alfin euisto quela mejor muger 
mugie, pues me dixo como el 
carnero encantado quefue por 
lana y voluio trasquilado. 



D. SoF. Mas es el ruydo quelas nueses 
señor Peraza vmd.no diga esta 
boca es mia sino punto en boca 
y sino tome las de uilladiego, 
y no piense que me hacelos hi- 
jos caualleros queyaesta pobre 
y de costal sacudido nunca buen 
bodigo— 

Pedr. Cria el cu¿ruo sacartea el ojo, 
e gastado con vmd mis blanqui- 
llas que no mea quedado estaca 
enpared y quando pepse que 
vmd semoria por mi como gaui- 
lan porrabanos meda conla 
puerta en los ojos que muger 
viento y ventana presto se mu- 
da no puedo dexar desentillo 
que quien juega y pierde fuerza 
es que reniegue — 

D. Sor. Agua pasada no muele molino 
quanto y mas que„ 



En el índice del trabajo del Sr. La 
Barrera, de donde copiamos este dato, 
se consigna que el paradero de dicho 
códice es la Biblioteca Colombina, sin 
expresar signatura alguna, la cual he- 
mos averiguado con posterioridad que 
esAA-J4I. 



Después de tomada la anterior nota, 
veo que l,o sacó á luz su descubridor 
Asensio, en Sevilla, 1870, en la segun- 
da de sus Cartas literarias á D. Au- 
reliano Fernández-Guerra (8.*^); que 
D. Adolfo de Castro lo insertó en la co- 
lección de sus Varias obras inéditas de 
Cervantes (Madrid, Aribau y C.^, 1874, 
S."" mayor); y que en la revista litera- 
ria de Madrid intitulada Cervantes, se 
le dio cabida en los números corres- 
pondientes al 30 de Abril y 8 de Mayo 
de 1876. Yo lo reproduje en el tomo 7.^ 
de El Refranero general español; y 
posteriormente lo sacó á luz , con la 
traducción catalana al lado , D. Caye- 
tano Vidal de Valenciano, en un opús- 
culo de 78 pág. en 8.*^ (Barcelona, im- 



Digitized by 



Google 



168 



PARTE SEGUNDA 



prcnta de Jaime Jepús, 1883), en el 
cual adjudica la paternidad del Entre- 
més que nos ocupa , á D. Francisco de 
Quevedo. 

ENTRETENIDO (El). Repartido 
en catorce noches, desde la Vís- 
pera de Navidad hasta el día de 
los Reyes. Celebradas en metá- 
fora de Academias, de Verso y 
Prossa, en que se obstentan va- 
rios assumptos, muy provecho- 
sos, y entretenidos. Su autor, 
Antonio Sánchez Tortoles. (Es- 
cudete del impresor.) Pliegos 51 
y m. Año de 1729. Con licencia. 
En Madrid, A costa de Don Pe- 
dro Joseph Alonso Padilla, se ha- 
llará en su Imprenta, y Librería 
en la calle de Santo Thomás, jun- 
to al Contraste. 

Unvol., 4.« 

En la biblioteca de Salva existía una 
edición de Zaragoza, por Pascual Bue- 
no, 1701 , 4.° Por el prólogo de la sr- 
gunda parte (la cual compuso D. Jo- 
seph Moraleja, Madrid, Gabriel Ramí- 
rez, 1741, unvol. 4.°), se ve que la pri 
mera edición de la parte primera se 
hizo en el año de 1671, probablemente 
en Madrid, donde están redactadas las 
aprobaciones. Nicolás Antonio hace 
mención únicamente de otra, también 
hecha en Madrid, 1673, 4.^ De la se- 
gunda parte sólo existe la edición que 
hemos apuntado, por cuya razón no 
es tan fácil de encontrarse como la 
primera. 

Ambas á dos tienen cierto derecho 
á figurar en nuestro Catálogo pare- 
miológico , en atención á incluirse en 
aquélla unas sentencias en tercetos 
con el título de Cien Discursos , Con- 
cisos y Morales^ y en ésta, diez y seis 
Seguidillas de Adagios. 

Los Discursos empiezan así: 



1 El deseo de acertar, 
con muy poco que se advierta , 
todo cuanto quiere acierta. 

Y acaban : 

100 El que después de la muerte 
no espera con Dios vivir, 
teme más que otro el morir. 

La primera de las Seguidillas es 
como sigue: 

No te creo, aunque dices: 
mi bien, te adoro; 
porque dice un adao^io : 
No es todo oro. 

Y la última: 

Aunque tú no me quieras 
no lloraré yo, 
pues considero que Una 
golondrina no. 



ENTRETENIMIENTOS y juegos 
honestos, y recreaciones chris- 
tianas , para que en todo genero 
de estados se recreen los senti- 
dos, sin que se estrague el alma. 
Por el padre presentado fray 
Alonso Remon, predicador y co- 
ronista general de toda la orden 
de Nuestra Señora de la Mer- 
ced. Año 1623. Con privilegio. En 
Madrid. Por la viuda de Alonso 
Martin. 

8.^ 4hoj. prelim., 108 foliadas, y 4 
de tabla. 

En el cap. ix de esta curiosa y no 
muy común obrita se hallará algún 
material, aunque breve» adecuado á 
nuestro intento. i 

Nicolás Antonio llaníia impropiamen- 
te Ramón (en vez de Remón) al autor 
de este opúsculo, quien escribió mu- 
cho y, en su mayor parte, bueno. 

No tengo noticia de que se haya re- 
impreso. 



Digitized by 



Google 




CATÁLOGO 



160 



ENTRETIENS (Les) d'Ariste et 
D.'EuGÉNE. Nouvelle édition. Sur 
la copie imprimée á París. Ams- 
terdan, 1682, 12.*^— En la porta- 
da , que es grabada , tiene la fe- 
cha de 167 L— El 4.^ diálogo con- 
tiene la explicación de varios 
proverbios y emblemas en latin, 
en castellano y en italiano. 

(Así Morante, en el Catalogus de 
su biblioteca, t. 2.®, núm. 4211, pági- 
nas 481-82.) 

Esta obra, que en manera alguna 
debía figurar aquí, debe figurar, sin 
embargo , por cuanto cualquiera que 
leyere la sobredicha descripción la 
creería exacta ( siendo así que no exis- 
ten tales proverbios ni emblemas), y 
perdería miserablemente el tiempo si 
intentara evacuar semejante cita. 

Aunque la producción que motiva 
incidentalmente este artículo no lleva 
nombre de autor , se asegura que lo 
fué el padre Bouhours , jesuíta. 

Hay varias ediciones. 

EPIGRAMMATUM DELECTUS. 

V. Sentences courtes et Proverbes 
pleins de sens, etc. 

EQUÍVOCOS MORALES del doc- 
tor Vían A. 

MS. original, en 4.^, 240 páginas do- 
bles. 

Existe en la biblioteca de la Acade- 
mia de la Historia (grada 6.*, D. , nú- 
mero 166). 

Copio esta noticia de D. Bartolomé 
José Gallardo, en su Ensayo ^ t. 4.^, 
col. 1032 , donde se podrá ver extensa- 
mente descrita esta obra. 

ERRORES CELEBRADOS. Sv 
avtor Don I van de Zavaleta. Ma- 
drid, Gregorio Rodríguez, 1653. 
8.°, 4 hoj. prelims. y 142 foliadas. 



—La 1.* edición de todas las Obras 
reunidas de este autor se publicó en 
Madrid 1667 , en 4.° 

—La 2.* edición se hizo en 1672. 

— La4^,enl692. 

—La 5.*, 1704, en Barcelona. 

—La 7^\ en Madrid, 4 vols., 8.° 

El estilo conceptuoso y senequista 
empleado por Zabaleta en esta produc- 
ción, puede prestar algún material al 
estudioso en sus excursiones por el 
campo de la Paremiología. 

ESPAGNOL (L^) demasqué, par 
VicToiRE DE La Veridad. 

A COLOGNE CHEZ PlERRE MaR- 
TEAÜ. 1717. 

Tal es la portada de este rarísimo 
Opúsculo en 12.°, 48 páginas, del cual, 
al asignarle el Marqués de Morante en 
su Catálogo (t. vn, pág. 415-16), el pre- 
cio de 70 reales , dice lo siguiente: 

^Boletín del Bibliófilo, serie xiii, nú- 
mero 237. = El nombre de Pedro Mar- 
teau figura muy á menudo en la por- 
tada de los libelos publicados en tiem- 
po de Luis XIV. Este impresor imagi- 
nario, y sus hijos ó yernos Jacobo de 
VEnclunie y Juan de La Tenaille, creo 
que jamás imprimieron im panegírico 
ó una historia edificante. El presente 
folleto, cuyo autor se oculta con el 
pseudónimo de Victoria de la Verdad, 
es una de las muchas diatribas injustas 
contra nosotros los españoles y contra 
nuestra nación, sazonada con irritan- 
tes exageraciones y con infames ca- 
lumnias. Se conoce que está escrito 
por algún truhán de aquella época lle- 
no de animosidad contra España. Esto 
no obstante, conviene no perder de 
vista tales libelos, para que se vea la 
justicia que podemos esperar de mu- 
chos extranjeros. „ 

Funda el autor su acerba diatriba en 
algún que otro dicho español , malig- 
namente interpretado. 

22 



Digitized by 



Google 



170 



PARTE SEGUNDA 



ESPEJO DE CRISTAL FINO, Y AN- 
TORCHA QUE AVIVA EL ALMA. 

V. Proverbios espirituales por un 
religioso de Nuestra Sefiora del Car- 
men. 

ESPEJO DE LA ADOLESCENCIA. 

V. Máximas, 

ESPEJO GENERAL de gramáti- 
ca , en diálogos , para saber per- 
fetamente la legua castellana, 
con algunas Historias muy gra- 
ciosas y de notar. Dirigido á su 
Magestad Christianissima. Por 
Ambrosio de Salazar. 

Miroir general de la Gramaire en 
dialogues pour s^auoir parfaitement 
la langue Espagnole , aucc aucunes 
Histoires gracieuses , & sent enees 
nobles, A Roven Ches Adrien Mor- 
ront d?is L'estre N, D. 1615. 

Tal es la primera portada de este li- 
bro, la cual está primorosamente gra- 
bada con efigies de personas Reales 
dentro de la orla á uno y otro lado. El 
tenor de la 2.*, impresa, es como si- 
gue: 

ESPEXO GENERAL DE LA GRAMÁTICA, 

en diálogos , para saber la natural y 
perfecta pronunciación de la lengua 
Castellana. Seruira también de Voca- 
bulario para aprenderla con más faci- 
lidad, con algunas Historias graciosas 
y sentencias muy de notar. Todo re- 
partido por los siete dias de la sema- 
na, donde en la séptima son conteni- 
das las phrasis de la dicha lengua 
hasta agora no vistas. Dirigido á la 
Sacra y Real Magestad del Christia- 
nissimo Rey de Francia y de Nauarra. 
Por Ambrosio de Salazar. 

Miroir general, &c. A Roven^ Ches 
Adrien Morront^ dans l'Estre nostre 
Dame,pres les Changes. 1614, Anee 
priuilege dti Roy. 



Un vol. , 8.^, las 2 ports. susodichas, 
11 hoj. prelims., 251 págs. de texto, 
7 de índice. 

— Rouen. Chez Adrien Ouyn, 1622, 
en la port. impresa , y 1623 en la graba- 
da; 10 hoj. prelims., una de las cuales 
está en blanco ; 506 págs. de texto , y 
7 de tabla. 8.^ 

-—Roven. Chez Adrien Morront. 1623, 
port. impresa, 6 hoj. prelims., 521 pá- 
ginas de texto , y 7 de tabla sin foliar. 

—Roven. Lovys Loudet. 1627. 8.*" 
10 hojas prels. , 506 págs. y 4 hojas de 
Tabla. (Catálogo de la Biblioteca de 
Salva,) 

—Entre mis apuntes , me hallo con 
que he visto una edición hecha en 1672. 

Aunque este escritor no es muy re- 
comendable, por lo que á su estilo res- 
pecta, en ninguno de los dos idiomas, 
merece ser consultado en atención al 
cúmulo de refranes que atesora en las 
páginas de esta obra. 

ESPLENDIDEZ ESPAÑOLA, por 
D. José María Sbarbi. 

Artículo publicado en el Almana- 
que de La Ilustración Española y 
Americana para el año de 1890, 

Doy cuenta en él de muchas acep- 
ciones del verbo Dar , propias del cas- 
tellano, con inclusión de varios Re- 
franes y Locuciones metafóricas y 
proverbiales QVi que figura dicho verbo. 

ESTÍMULOS SENTENCIOSOS, Sen- 
tencias estimulosas, Granos de 
mostaza, que cultivados en el co- 
razón , producirán arboles gran- 
des de virtudes: y masticados 
en la piadosa, y atenta conside- 
ración, resalta el picante, que 
saborea el gusto, y excita el ape- 
tito á la religiosa devoción. Sá- 
calos á luz un Religioso, deseoso 
del bien de las almas. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



171 



Un vol. , 16.°, port.; una hoja de pró- 
logo, 92 pág. 

Bajo el aspecto de título tan afectado 
y ampuloso, encierra este librito máxi- 
mas tan sencillas como provechosas en 
forma de dísticos. Sirvan de ejemplo: 

Pobre es de solemnidad 
Quien no tiene caridad. 

Acomoda tus acciones 
Al tiempo y las ocasiones. 

Propiedades son de necio 
Hacer de todos desprecio. 

Quien la obediencia repugna, 
Contra su provecho pugna. 

Dios, cuando su mano aplica, 
Mortifica, y vivifica. 

etc. 

ESTUDIOS PRÁCTICOS de buen 
decir y de arcanidades del ha- 
bla española con un escrito sin 
verbo, otro sin nombres, otro 
con nombres y verbos solos , y 
otro sin nombres y verbos, por 
el Excmo. Sr. D. Adolfo de Cas- 
tro, individúo correspondiente de 
la Real Academia Española, &c. 
Cádiz. Imprenta de la Revista 
Médica, deD. Federico Joly. 1879. 

8.°, antep.,343págs. 
Es libro sumamente curioso y entre- 
tenido. 

ESTUDIOSO CORTESANO (El) de 
Lorenco Palmyreno. Dirigido al 
lUustre señor don Guillem de Pa- 
lafoix, hijo del muy Illustre señor 
don Henrique de Palafoix, Go- 
uernador de Orihuela. (|Un es- 
cudo de armas en madera, que 
abraza casi toda la portada.) 
Al fin: 
Valentiae, Ex Typographia Petri h 

Hnete , in platea Herbaria. 1573. 



Un vol. 8.** Port. 6 hojas prelimina- 
res. Una en blanco , 222 pags. El colo- 
fón que acabamos de copiar^ ocupa 
por sí solo la plana siguiente á la pá- 
gina última. 

— Se reimprimió en Alcalá por Iñi- 
guez de Lequerica, un vol. 8.** de 8 ho- 
jas preliminares, y 151 páginas do- 
bles. 1587. 

Con el membrete 

" Refranes de mesa , salud y buena 
crianga: cogíalos de muchos autores, 
y conversaciones Lorenzo Palmyreno 
en Valencia, año 1569.,,, 
se encuentran en este libro 271 Refra- 
nes alusivos al objeto indicado , desde 
la pág. 66 á la 77 en la edición príncipe, 
y desde la 42 á la 49 en la segunda. 
Pero no son estos los únicos allí con- 
signados, pues (á los folios 19 y 12 
i;w^//í?respectivan!ente,) existen otros 
veintitantos formando colección refe- 
rente á la prudencia; esto, sin contar 
infinitos más que se hallan disemina- 
dos por el cuerpo de la obra. 

El membrete que copiamos arriba, 
ha hecho creer á algunos literatos , en- 
tre otros D. Pedro Felipe Monlau en 
sus Elementos de Higiene privada, 
4.^ edición; D. José Amador de los 
Ríos en su Historia critica de la Li- 
teratura Española, tomo 2.° Ilust. 5.^; 
Ticknor en el tomo 3.° de su Historia 
de la Literatura Española, traducción 
de los Sres. Gayangos y Vedia; y los 
redactores de los dos artículos intitu- 
lados Refranes, mím, 88 , pág, 35 
que obran en El Averiguador, perió- 
dico literario de Madrid, correspon- 
diente al 1.° de Marzo de 1871, que esta 
publicación se hizo en Valencia el año 
de 1569. A poco que estos señores se 
hubieran detenido, no habrían confun- 
dido las especies, y sí visto que Pal- 
mireno lo que hizo en dicho punto y 
afto no fué publicar estos Refranes, 
sino cogerlos, según su expresión , lo 
cual varía considerablemente. 



Digitized by 



Google 



172 



PARTE SEGUNDA 



Han sido comprendidos dichos Re 
franes de mesa, salud, &c. en el to- 
mo 4.^ de los de Hernán Núñez, Ma- 
drid, Repullés, 1804; y yo los reimpri- 
mí al final del tomo 1.*^ de El Refra- 
nero general español. 

EUFROSINA. 
V. Comedia de Evfrosina, &c. 

EXEPLOS DE CATÓN. (Hay dos 
figuras.) Castigos y exeplos que 
dio el Sabio Catón á su hijo. Ago- 
ra nueuamente impressos. 

4.°, de 12 hojas. Let. gót. (La porta- 
da, con orla toscamente hecha en ma- 
dera. Al pie de ^sta orla se estampa 
el monograma IHS.) 

Al fin: 

fllmpresso con licencia de los seño- 
res del consejo de su Magestad en Al- 
cala de Henares, en casa de Sebastian 
Martinez que sea en gloria fuera de 
la puerta de los sanctos Mártires. Aflo 
M.D.Lxxxvj. 

Empieza de esta manera : 

GAqui comienzan los castigos, y 
doctrinas que dio el Sabio Catón á su 
hijo. ^ 

En Roma fué vn hombre que llamaron Catón 
castigaua su hijo con muy gran deuocion 
como pusiessc su vida en buena intención 
guarneciólo de costumbres y de buena razón. 

C Assi como el padre el hijo nombre auia 
en los castigos del padre el coracjon tenia 
en dichos y en hechos : al padre bien seguia 
assi como oyreys : el padre le dezia. 

C Y como el mo^o de su padre era mandado 
y en no saber costumbres era muy abaxado 
de lo que le castigo tuuo muy gran cuydado 
com5<;ose a guarnecer: por ser bien doctrinado. 

4C Todo hombre que quisiere ser bien enseñado 
en aqueste mi romance ponga su cuydado 
que si el bien guardare lo que aquí es mandado : 
puede ser bien dichoso : y bienauenturado. 



ÍC Agora mi hijo te quiero castigar 
y en quanto yo pudiere : te quiero mostrar : 
si el tu coracon : quieres en ello ordenar : 
hijo mis mandamientos deues de guardar. 

in Lo que yo hijo te demando: sobre todo manda 

[mieto: 
que te humilles a Dios: siempre de buen talento 
ca el hizo el cielo con todo el firmamento 
el fuego y el agua la tierra y el viento. 

4C A tu padre y madre mucho los honraras 
y a tus parientes también los armaras: (sic) 
que por esto largamente : sobre la tierra viuiras 
y si fueren menesterosos : por ellos affanaras. 

IC Tu muy sabiamente yras al mercado 

y de lo que comprares: no quedes engañado 

sino por ventura ay seras ayrado 

y tu mismo veras que eres bauieca prouado. &c. 



Y acaba: 

U^ Hijo aquella cosa comienza que puedas acabar 
y no comiences cosa que te pueda dañar 
que muy mas llanamente suele la ñaue andar 
a las vezes por el rio que no haze por la mar 

<C No pienses que mucho tienes de viuir 

que no sabe hombre nacido : quando ha de morir 

ni de dia ni de noche no sabe quando ha de yr 

ca la sombra de la muerte : al cuerpo suele seguir. 

<C Sobre todos tus bienes : tu cuerpo ten guardado 
mas ternas tu anima que lo tenga a su mandado 
que aunque seas hombre y bien afortunado 
no te valdrán riquezas: ni quanto has ganado. 

IC Deues hablar poco y con templado coraron 
quando alguno te hablare escucha bien su razón 
no respondas muy presto hasta ver su intención : 
que responder do no deue : no es cordura ni razón. 

ÍC Hijo todo te lo he dicho quanto dezirte quería 
entiende tu en mis palabras y sigúelas todas tu vida: 
y en el coraron auran gran mejoria 
hijo áT)ios te encomiendo y a la virgen Maria. 
IC Deo gracias. 



No lo cita D. Juan Catalina, lo que 
parece ser prueba evidente de su gran 
rareza. 

En el tomo i del Ensayo de una Bi- 
blioteca de Libros raros y curiosos, 
columna 650, se apunta una edición 
anterior de esta obra en los términos 
siguientes : 

Catón. Exemplos de Catón, (Grab. 



Digitized by 



Google 



cKtálogo 



173 



en mad.) Castigos y exemplos, que 
dio el sabio Catón á su hijo. Ahora 
ntieuamente tmpressos, (Al fin,) Im- 
presso con licencia en Burgos en casa 
de Felippe de Junta, Año 1563,^ 
^.°— 12 h., sign. A. — Fort.— Texto- 
Nota finaL— Principia: 

En Roma fue un hombre que decían Catón. 

Acaba : 

Hijo á Dios te encomiendo y á la Virgen María. 



No se eche en olvido lo que dejamos 
apuntado al final de nuestro artículo 
Catón (Traducción de las Sentencias 
de) y tocante á que se hace verosímil 



que semejante trabajo no sea debido á 
la pluma de Catón el Antiguo, y sí á 
un escritor de época bastante poste- 
rior, que, ó llevaba dicho nombre, ó se 
le adjudicó por la trompeta de la fama 
en atención á la rigidez y templanza 
de sus costumbres. Diremos, además, 
que no falta quien se lo atribuya á 
Dionisio Catón, célebre gramático y 
filólogo del siglo II de la Era cristiana, 
fundándose para ello en que la m oral 
que respiran estas sentencias es más 
cristiana que pagana. 

No de otra manera se llamó Calepi- 
nOj en época no muy remota, á todo 
diccionario latino, á causa de haber 
escrito en el siglo xv Ambrosio Calepi- 
no una obra de esta naturaleza. 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Google 



F 



FÁBRICA DE LA ESPERIENCIA. Le- 

uantada por D. Diego Soria Gi- 
rón, y dada a la luz por el Doctor 
Francisco Maria Prato, Natural 
de la Ciudad de Leche, Abogado 
en los supremos Tribunales de la 
Ciudad de Ñapóles. Dirigida al 
Eccell."^° Señor Conde de Oñate 
y Villamediana, Virrey, Lugar- 
teniente, y Capitán General en el 
Reyno de Ñapóles. En Ñapóles. 
Por Camilo Caualo. 1649. 

Un vol. 4.^ Portada grabada, lóhojas 
prelims.. 128 págs. de texto. 

Dicha obra, escrita en redondillas 
bastante razonables, empieza así: 

1 

No Musas, Dioses, Deidades, 
Al presente invocaré , 
Sólo al tiempo llamaré 
Como á Padre de Verdades. 



Fábrica de la Esperiencia 
Es la que aquí hallarás, 
Y dentro della verás 
Cien maestros de advertencia. 



Que es la que no alcanza el hombre 
Que allí donde nace muere. 
Ni lo es quien no supiere 
De hombre merecer el nombre. 



Y acaba : 



508 



No dejara de alargarme 
Si en onduras me metiera, 
Mas cesse el curso mi esphera 
Por no cansar y cansarme. 

509 

Cesse al fin la pluma mía 
Contra el necio, y auariento, 
Porque es azotar el viento 
Porfiar con quien porfía. 

Quédate Esperiencia aquí, 
Que no es bien matarme yo 
Contra los que dicen nó 
Quando deuen depir sí. 

Es obra no muy común. 

FÁBULA ESPAÑOLA (La). 

En nuestra Disertación (parte pri- 
mera de esta obra, § 2.*^, págs. 19 y 20) 
dejamos apuntado como **no es menos 



Digitized by 



Google 



176 



PARTE SEGUNDA 



deudora la Literatura popular á los/a- 
bulistas de todas épocas„, probando 
con semejante tesis, aunque d^ una 
manera breve, que la Fábula es ima de 
las fuentes de donde brotan los dichos. 
Consúltese, pues, los fabularios de 
nuestra lengua, tanto antiguos cuanto 
modernos, y en ellos encontrará el cu- 
rioso algunos filones para el objeto de 
que tratamos. 

FÁBULAS DE Esopo. 

Si, como fábulas^ no asiste un dere- 
cho inmediato á esta obra para figurar 
en nuestro Catálogo y lo reclama en 
aquellas ediciones en que, bien al mar- 
gen, bien inmediatamente antes del tí- 
tulo, expresa la moral y doctrina del 
apólogo mediante un refrán. Por esta 
causa figuran también á continuación 
las de Fedro, en tanto que, por carecer 
de dicho requisito para nuestro plan, 
no damos aquí cabida á nuestros mu- 
chos y buenos fabulistas, tanto anti- 
guos como modernos , á pesar de que 
en ciertas ocasiones puedan prestar no 
pequeña utilidad, según dejamos indi- 
cado en el artículo anterior. 

Las primitivas ediciones, que por 
cierto fueron muy repetidas, prueba 
del furor con que se leía este libro, no 
traen los adagios. La edición que tene- 
mos á la vista, hecha en Valencia por 
Lorenzo de Cabrera, año de 1677, sí los 
trae, en imión de la vida del autor y de 
algunas fábulas, debidas á la pluma 
de otros escritores. 

FÁBULAS DE Fedro. 

Por el motivo expuesto en el artículo 
anterior es por lo que se da aquí cabi- 
da á esta colección de Fábulas, 

De esta obra tenemos dos ejemplares 
á lá vista: el uno, imprenta de Aznar, 
Madrid, 1771 ; el otro, también de Ma- 
drid, por José Martín Avendafto, 1819; 



aquél en un volumen, éste en dos, y am- 
bos en 8.*^ 

Después de redactado este artículo, 
he adquirido otro ejemplar de esta 
obra, impreso en Alcalá, en la oficina 
de la Real Universidad, año de 1792, 
8.°, y traducido por D. Juan Antonio 
González de Valdés. 

FALIBILIDAD de los adagios. 

V. Cartas eruditas y curiosas ^ &c. 
por el P. Feijoo. 

FARO (El) del Pueblo. Periódico 
cacerefio. 

V. Misiva para el otro mundo, &c. 

FILOSOFÍA DE LA elocuencia, 
por D. Antonio de Capmany y de 
Montpalau. Londres, H. Bryer 
(y nó N. Seyer, como dice Sal- 
va), 1812. 

8.° mayor (viene á resultar el 4.° es- 
pañol), portada grabada, 14 hojas pre- 
liminares, 678 págs. 

Salva , que anduvo bastante desgra- 
ciado en la descripción de este precioso 
libro (como todos los que escribió Cap- 
many), dice rotundamente: "Esta es la 
primera y la más bella edición. „ No es 
exacta la primera parte de semejante 
juicio. 

La 1.* edición se hizo en Madrid , por 
D. Antonio de Sancha, año de 1777, 
en 8.® mayor; por cierto que en el ejem- 
plar que poseo, se lee á la vuelta de la 
anteportada, escrito de lápiz: "N. B. 
= Busca la ediz. inglesa, ó las emana- 
das de ella, coiregida a medias por el 
autor i por tu tio = Gallardo (rubri- 
cado). „ 

Bien es verdad que la citada edición 
de 1777, así como otra hecha en Bar- 
celona, por Sierra y Martí, año de 1826, 
un vol. en 8*°, no incluyen u|i Apéndi- 



Digitized by 



Google 




CATÁLOGO 



Í77 



ce 2.^ en que se trata de Proverbios, 
Apotegmas, Apólogos , Parábolas y 
Enigmas , que es lo que motiva la in- 
serción de la referida obra en este núes 
tro Catálogo, 

De dicha edición londinense se hizo 
una reproducción en Gerona, año 
de 1822, imprenta de Antonio Oliva, 
dos vol. en 8.° 

Tengo noticia de otra, publicada en 
dicho último punto y por el mismo im- 
presor, en el año de 1826; pero como 
no la he visto , ignoro si se habrá in- 
cluido en ella semejante Apéndice. Lo 
que sí no puede menos de causar ex- 
trañeza es, que, habiéndose introducido 
ese y otros aumentos y notables varian- 
tes en las ediciones de Londres (1812) 
y Gerona (1822), no se hayan aprove- 
chado éstos en la arriba citada de Bar- 
celona de 1826. 

FILOSOFÍA DEL ESPÍRITU Y DEL 

CORAZÓN, enseñada en el Libro 
sagrado de los Proverbios^ tra- 
ducido en rima castellana y acla- 
rado con notas que sirven de una 
paráfrasis completa, que explica 
todo el sentido literal. Por el 
abate D. Ángel Sánchez, natu- 
ral de Rio-Seco. Libro L Con su~ 
perior permiso : año de 1785. En 
Madrid: En la Imprenta de Beni- 
to Cano. 

Un vol. 4.^ 

El libro II enseña dicha Filosofía en 
el Libro del Eclesiastés , y 

El III, en el de La Sabiduría. 

Cada libro tiene su foliación parti- 
cular. 

Eli. Anteportada, portada, 2 hoj. 
prelim. 334 págs. 

El II. Anteportada, portada^ 2 hoj. 
prelim. 99 págs. 

El III. Portada, una hoja preliminar. 
159 págs. 






Como muestra de este trabajo, exhi- 
biremos tres trozos pertenecientes á 
cada una de dichas tres secciones. 

"1. Quien de la corrección sincera gusta 

es de la ciencia amante ; ^ 

mas el que la odia , y de ella se disgusta 
éste es un ignorante. 

2. Gracia conseguirá de píos el bueno; 
pero el que de sí lleno 

en las tramas confía de su mente , 
procede impíamente. 

3. A nadie la impiedad hizo robusto; 
tcndrásc fuerte la raiz del justo. 

4. La mujer hacendosa 

corona es del marido ; mas la esposa 
que obra mal, lo será de pesadumbre, 
como en los huesos lo es la podredumbre. „ 
CProverb., cap. xu. ) 

"6. Es mejor ser del sabio corregido , 
que del necio que adula, deludido. 

7. Pues que sus risas falsas y malinas 
hacen lo mismo que hacen las espinas 
que arden bajo la olla : 

vanidad y bambolla. 

8. La calumnia conturba aun al más sabio , 
y de su corazón el brio abate. 

9. Mas de todo el suceso es el remate , 
mejor que no el principio del agravio : 
quedando superior siempre el sufrido 
á cuanto el arrogante le haya urdido. 

10. Te acostumbra á no ser en la ira pronto , 
que ésta conviene más al hombre tonto. 

11. No preguntes : por qué fueron mejores 
los tiempos anteriores , 

que no lo es el presente ? 
porque es demanda necia é imprudente. ^ 
( Eclesiastés f cap. vii. í 

**!. Yo también soy un hombre , como todo 
el resto de los hombre < : en el modo 
mismo mortal ; de casta del terreno 
primer formado: y en el corto seno 
de mi madre con carne figurado. 

2. Por tiempo de diez meses condcnsado 
en él fui , de resulta ciertamente 

del deleite de un sueño conveniente. 

3. Respiré el común aire en el instante 
que nací : vine á tierra semejante 

á los otros, y di en igual manera 
la voz que todos , el llorar primera. 

4. Fajado al pecho estaba , 

y no pudiendo hablar , gran pena daba. 

6. Y no hubo rey en isla 6 continente , 
que tuviera principio diferente. 

6. Es una , pues , de todos á la vida 
la entrada , y una mesma la salida. „ 

(La Sabiduría, cap. vn.) 
23 



Digitized by 



Google 



i 



178 



PARTE SEGUNDA 



Esta traducción va acompañada del 
texto latino al margen. 

FILOSOFÍA MORAL. 

Hablando de los Refranes D. Grego- 
rio Mayans y Sisear en sus Orígenes 
de la Lengua española, tomo i, pági- 
na 18*^), dice lo siguiente: " entre 

otras obras de alguna útil invención, 
me atrevería á disponer una Filosofía 
Moral muy cumplida (la Vulgar de 
Juan Mallara es muy pobre y no tiene 
artificio), compuesta toda de Refranes 
españoles, para cuyo fin tengo reco- 
gidos muchos millares de ellos. „ 

FILOSOFÍA (La) vulgar de Juan 
de Mal Lara. 

V- Phüosophia (La), etc. 

FLOR DE SENTENCIAS DE SABIOS, 

glosadas en verso castellano por 
Francisco de Guzman. (Escudo 
de armas.) En casa de Martin 
Nució. 1557. (Aun cuando no se 
expresa, es obra salida de las 
prensas de Amberes.) 

Un voL 8.**, 256 hojas por todo. 

Antes de ejemplificar este artículo, 
creemos muy del caso, para dar á co- 
nocer la forma observada por el autor 
en su libro, copiar á la letra su previa 
advertencia. 

^At Lector: 

Conviene que entienda el prudente 
lector, pof'que no se confunda, que to- 
das las sentencias van declaradas en 
los cuatro versos primeros; y los cinco 
últimos añadí yo, para más amplificar 
y declarar la sentencia. Pero las más 
de las comparaciones de los sabios se 
declaran en toda la copla, lo cual se 
podrá entender de esta manera: cuan- 
do la copla fuere seguida sin salir de 
compás ningún verso, es el texto sólo; 



y cuando el primer verso de los cinco 
últimos comenzare en letra capital y 
saliere del compás de los otros, entién- 
dase que aquellos cinco son los que yo 
añado. Verdad es que en muchas délas 
sentencias ha sido menester acortar ó 
alargar palabras por causa del verso, 
no quitando nada del sentido. 

Fué visitado el presente libro , por 
mandado del consejo de Su Majestad, 
por el Reverendísimo Antonio de Cas- 
tillejo, Obispo de Tiestre (sic). 

Son seiscientas sentencias délas más 
escogidas que el Autor ha podido ha- 
llar escritas, dirigidas al Ilustrisimo 
Señor don Gómez de Figueroa, conde 
de Feria, &c.„ 



Nolo minar me timeat, despiciatque 
majar, Chilan. 

Mide tu vivir de suerte 
que no Seas del mayor 
despreciado, ni el menor 
haya causa de temerte : 

Siendo con los fieros, fiero, 
benigno como cordero 
con los dulces y benignos, 
y á veces con los malignos 
te convendrá ser artero. 

CCXXVII. 

Quae in aliis damnes, ipse nefeceris . 
T hales. 

No lo que reprendieres 
á los otros tú harás, 
que mal ejemplo darás 
á quien doctrinar quisieres. 

Y cuando fragilidad 
á la frágil voluntad 
guiare por via tuerta, 
vaya la cara cubierta 
con velo de honestidad. 

Esta obra es, por decirlo así, el bo- 
rrador de la que más adelante impri- 
mió su autor, notablemente modificada, 
con el título de Decreto de Sabios. 



Digitized by 



Google 



i 



CATÁLOGO 



179 



(V.) Se equivocó Salva al presumir 
que una y otra eran la misma que la in- 
titulada: Sentencias generales de Fran- 
cisco de Guemán, etc. (V.) 

t FLOR DE VIRTUDES Huauamete 
Impresso y Corregido.'. 1526 

Al fin: 

(5 fue tmpresso el presente tratado 
en la noble villa de Alcalá de Henares 
por Miguel de Eguia. impressor: acá- 
bosse a. xx. de Marfo. de 1526.\ 

Un vol. 4.^ gót., 44hoj. sin foliación 
ni reclamos, portada orlada. 

En el Catálogo de la Biblioteca de 
Salva, núm. 3.900, figura una obra con 
el título de Flors d'vtuts, traducida 
del idioma toscano. En el propio ar- 
tículo se consigna, con referencia al 
Registro de la Biblioteca Colombina, 
la existencia de una traducción caste- 
llana impresa en Toledo el 26 de Abril 
de 1502, en 4.^; y, con relación al Ca- 
tálogo de la venta de Conde, otra edi- 
ción, hecha en Zaragoza en lv534, 4.**, 
letra gótica. Ignoro si dichas ediciones 
lo son de la misma obra que promueve 
este artículo, á la cual no he vacilado 
en dar cabida aquí por contener, á 
vueltas de infinidad de apotegmas y 
expresiones notables de sabios y per- 
sonajes de la antigüedad, bastantes di- 
chos vulgares ó refranes. 

Yo poseo una edición hecha en la 
muy noble y muy leal ciudad deSeuilla 
en las casas de Juan cromberger, que 
sancta Gloria aya, año de mil y qui- 
nientos y quareta y vno, un tomo en 
4.°, gótico, 40 hojas sin foliación ni re- 
clamos, pero con signaturas. 

Es infundada la sospecha del Sr. Ca- 
talina García, al decir en su Tipogra- 
fía complutense, núm. 77, con referen- 
cia al catálogo de la biblioteca de Miró; 
"Presumo que en vez de Flor debe de- 
cir el orighial Loor, y entonces se trata 



de una nueva impresión del tratadito 
de Alfonso de Zamora„, pues sonobras 
distintas. 

FLORES DE L. Anneo Séneca, 
tradvzidas de latin en romance 
Castellano, por luán Martin Cor- 
dero Valencianjo, y dirigidas al 
muy magnifico Señor Martin Ló- 
pez. En Anvers, En casa de 
Christoforo Plantino, cerca de la 
Bolsa nueua. 1555. Con priuilegic 
de su Magestad. 

8. ^^ menor, 8hoj. prelim. , 165fols., 
y al fin , una más , en que se endereza 
una advertencia Al lector. 

Salva no vio, ó no tuvo, esta obra. 
Pellicer la anota en su Ensayo de una 
Biblioteca de traductores españoles, 
adonde puede acudir el curioso que 
desee más informes. 

FLORESTA ESPAÑOLA, de 
Apotegmas, ó Sentencias, sabia 
y graciosamente dichas , de al- 
gunos Españoles : recogidas por 
Melchor de Santa Cruz, vecino 
de la ciudad de Toledo. 

Esta obrita^ en un tomo en 12.**, fué 
continuada en 2 tomos más por Fran- 
cisco Asensio, á cuyas dos partes puso 
el siguiente título : 

Floresta Española, y Hermoso Ra- 
millete de agudezas, motes, senten- 
cias y graciosos dichos de la discre- 
ción cortesana, &c. 

Las ediciones de la 1.* parte, ó séa- 
se de la obra de Santa Cruz Dueñas, 
que han llegado á mi noticia, son: 

Toledo. Francisco de Guzmán. 1574. 

Salamanca. Pedro Lasso. 1592. 

Bruselas, 1596. 

Valencia. 1603, 16.° 

Bruselas. 1605. 

Barcelona. 1621. 

Zaragoza. 1646, en 8.*^ 



Digitized by 



Google 



180 



PARTE SEGUNDA 



La 2.* y 3.* parte, ó séase los 2 to- 
mos añadidos por Asensio , vieron la 
luz pública, juntamente con la 1.* de 
Santa Cruz , por primera vez, en 1730, 
3 vols. en 12.° Y después en 

Madrid. Joaquín Ibarra. 1777. 

Madrid. Ramón Ruiz. 1790. 

A más de encontrarse en varios pa- 
sajes de esta obra felices aplicaciones 
de algunos refranes , hállase al princi- 
pio de la 2.* parte una introducción 
con el título de Refranes del Libro al 
comprador, 

FLORESTA ESPAÑOLA, ó Co- 
lección de Piezas escogidas de 
los mejores autores, precedida 
de un Discurso sobre el origen, 
progresos y decadencia de la 
Literatura Española , escrito por 
D. Antonio Garrido , profesor de 
Lengua Castellana. Cuarta edi- 
ción , considerablemente aumen- 
tada y mejorada. Londres: En la 
librería de Boosey é HijoS; Broad 
Street^ Royal Exchange. 1827. 

Un vol. 8.^32-336. 

Al fin de esta obrita figura una re- 
ducida colección de Refranes castella- 
nos, acompañados los más de su res- 
pectiva explicación. 

FLORESTA (La) de Philosofos de 
varios dichos y sentencias polí- 
ticas y morales. Al fin tiene índi- 
ce de los autores de donde se sa- 
caron. 

Un vol. M. S. , en 4.^, en papel de le- 
tra del siglo XV , existente en la Bi- 
bliot. Nac. (P. 156.) Port., 134 hoj. fo- 
liadas y 7 sin foliar , escritas de distin- 
ta letra algo posterior. 

En la primera página se ve que el 
compilador de esta curiosa obrita lo 
fué Hernán Pérez de Guzmán. 



Empieza así : 

" Cuanto es más usada la carrera más 
famosa, tanto es más engañosa. 

No hay cosa tan mala como guiarse 
hombre por la común opinión del pue- 
blo. „&c. 

Y acaba : 

"Tus deseos sean tales, que con poco 
se puedan cumplir. 

Si quieres sufrir esta virtud de conti- 
nencia , escoge para tu morada casa más 
sana que deleitosa , é no quieras que co- 
nozcan al señor por la casa, mas á la casa 
por el señor. 

Esto guarda mucho: que no sea tu po- 
breza envidiosa, ni sea tu abstinencia de 
las viandas sucias é viles. „ 

Sigue el índice de los autores de 
donde se sacaron estas sentencias, con 
que termina la obra. 

FLORESTA extremeña (La). Se- 
. manarip de Literatura, intereses 
materiales y noticias. Badajoz, 
domingo 5, y domingo 12 de ma- 
yo de 1867. 

En dichos dos números se inserta 
una razonable colección de Proverbios 
rurales (V.), que no tardó en reprodu- 
cir el periódico madrileño Los Suce- 
sos, y cuya totalidad insertamos en la 
letra P bajo dicho título. 

FLORESTA española (Adición á 
la) ó Cuentos y Mácsimas mora- 
les muy instructivos y agrada- 
bles. Por D. A. A. y P. (Barcelo- 
na, por la Viuda é Hijo de Texe- 
ro. Abril de 1832.) 

Folleto en 8.°, de 28 pág. 

FLORESTA (Nueva), ó Colección 
de chistes, agudezas, pasages 
graciosos, chanzas ligeras y sin- 
gulares rasgos históricos, para 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



181 



recreo del espíritu y adorno del 
entendimiento, sacados de varios 
autores é idiomas por el teniente- 
coronel de Caballería don Ber- 
nardo María de Calzada. Con li- 
cencia: Madrid: En la Imprenta 
de González, mdccxc. 

8.*^ mayor, 3 hoj. prelims., 265 pág. 

FLORESTA (Nueva) f^pañola. 
Miscelánea instructiva, curiosa 
y agradable por D. J. A. X. F. 
Barcelona: Imprenta de M. Sau- 
rí y Compañía. 1829. 

Unvol.,8.^ 230págs. 

Con el título de Proverbios figura 
(págs. 108-16) una coleccioncita de 
ciento cincuenta y tantos de ellos. 

FLORILEGIO español y alemán, 
ó Gramática de la lengua alema- 
na para los españoles, y española 
para los alemanes, con la mayor 
parte de los verbos puestos por 
abecedarip, y diversos Diálogos, 
con muchísimos Proverbios , com- 
puesta por D. Ernesto Joseph 
Eder, maestro de lenguas.— Vie- 
na. Juan Jorge Schlegel. 1714. 

Al fin de esta Gramática se halla una 
colección de 67 Proverbios españoles, 

FLORILEGIO ó Ramillete alfabé- 
tico de Refranes y Modismos 
comparativos y ponderativos de 
la Lengua Castellana , definidos 
razonadamente y en estilo ameno 
por D. José M. Sbarbi, presbí- 
tero. Madrid: 1873. ^ Imprenta de 
A. Gómez Fuentenebro. 

1 En la cubierta de este libro , hecha de tinta en- 
carnada y negra , aparece el año de 1874, por haberse 
puesto á la venta en los últimos días de Diciembre 
del 73. . 



Unvol. 8.°, 304 págs. 
Al fin, de letra gótica: 

Acabóse de imprimir este libro á 
veintidós dias del mes de Noviembre 
de mil ochocientos setenta y tres años 
de la Era Cristiana, y primero de la 
República Española, (q, D, c.J 
Laus De o. 

FLORILEGIUM Ethico- Politi- 
cüM numquam antehac editum 
necnon P. Siry ac L. Senecae 
Sententiae aureae; recognoscen- 
tejano Grutero... AcceduntGno- 
mae Paroemiaeque Graecorum, 
Ítem Proverbia Germánica, Itáli- 
ca, Bélgica, Gallica, Hispánica. 
Francofurti. In Bibliopolio Jonae 
Rhodii. 

3 vols. 8.** El I.** impreso en 1610; el 
2.° en 1611, y el 3.^ en 1612. 

El autor no hizo más que escoger un 
número bastante crecido de Refranes 
de cada nación, los que pone por sepa- 
rado en su respectivo idioma. Los es- 
pañoles se hallan en el tomo 1.^, y es 
una reproducción íntegra de los que 
publicó César Oudin. (V.) 

Es obra bastante rara, sobre todo si 
se halla completa. 

FLORILEGIUM latinum: sive 
Hor t US . Pr o ver vior vm Phrasium , 
etcétera. Syntaxeosque Crysali- 
tus amoenissimus. Non modo la- 
tinitatis perfectae intelligentiae 
candidatis perutile, & acommo- 
datum, verum etiam quám máxi- 
me necessarium. PerD. Joannem 
de Lama, humanarum literd- 
rum, eloquentiaeque Matriten- 
sem Praeceptórem, Nuntiaturae- 
que etiam Tribunalis Examina- 
tórem, ex probatissimis Latini 



Digitized by 



Google 



182 



PARTE SEGUNDA 



sermdnis Autoribus excerptum, 
coUectum, atque ordinatum. Sex- 
ta impresión. Con las Licencias 
necesarias. En Madrid en la Im- 
prenta de Ramón Ruiz . Año 
de 1793. 

Un vol. 8.** Port., 7 hojas prelimina- 
res, 345 pá,gs. 

En este tratado, hoy olvidado , cuyo 
fondo lo constituyen curiosidades mil 
acerca de la Gramática latina , se en- 
cuentra una colección alfabética de 
Refranes castellanos con su correspon- 
dencia en latín, y las autoridades de 
donde estos últimos han sido tomados. 

Empieza así dicha colección, á la pá- 
gina 199 de la edición que apuntamos 
aquí: 

^Sclectíssima hispano -latina Ada- 
gia tám ver acia, quám ómnibus neces- 
saria, atque utilia. 

A buen hambre no hay pan malo. 
Optimum condimentum est fames. Ci- 
cerón. „ &c. 

Y acaba á la pág. 237: 

"Ya se desata, ya se desasna, ya 
saca los pies de la alforja. Jam Carnet- 
¡US saltat, Erasm.„ 

Inmediatamente sigue una 

Glossa, ó Declaración de algunos 
Adagios que la necesitan para su in- 
teligencia, 
la cual termina en la pág. 253. 

Conozco también la edición 7.*, he- 
cha asimismo en Madrid, en la Im- 
prenta de la Viuda de Barco Ló- 
pez, 1807, un vol. 8.^ 

FOLK-LORE x\ndaluz (El), ór- 
gano de la Sociedad de este nom- 
bre. 1882 á 1883. Sevilla. Fran- 
cisco Alvarez y C.*, editores. 
Tetuán,24. 

4.°, antep., port., 523 páginas, pro- 
ducto que arrojan los 12 cuadernos de 
que se compone esta serie. 



La introducción en nuestro sudo de 
semejante palabra, compuesta de las 
inglesas 

Folk y Lore 

F«/^(? (del) Leer, 

esto es. Leer ó Saber del Vulgo, cuya 
forma resulta en dirección inversa á 
la usada por el genio de nuestra len- 
gua, me ha parecido siempre incon- 
veniente, no sólo porque semejante 
transposición pugna con la índole de 
nuestro modo de hablar, sino también 
por el uso de la A y de la supresión de 
la e final en la pronunciación, que re- 
sulta muda entre los hijos de Albión, 
y como corolario forzoso é inmediato 
de dichos dos supuestos, por ser una 
aberración espantosa el pretender ocu- 
parse en el estudio de las tradiciones 
esencialmente genuinas del pueblo es- 
pañol, bautizando dicho estudio con 
un nombre esencialmente genuino de 
un pueblo extranjero. 

Años hacía que deseaba yo asociar- 
me unos cuantos individuos, de los 
pocos aficionados á este género de útil 
y deleitable estudio , con el objeto de 
beneficiar tan rico filón en obsequio de 
la Historia y Literatura patrias, cuan- 
do creí presentárseme ocasión propi- 
cia á mediados del de 1881 para poder 
ver realizadas mis aspiraciones , y á 
dicho efecto , comuniqué el primer há- 
lito dé vida á un ser que, con el apoyo 
y protección de quienes hubieran po- 
dido y debido hacerlo , hubiera resul- 
tado en su día un cuerpo robusto y vi- 
goroso; pero habiendo faltado estas 
imperiosas circunstancias, sucedió lo 
que no podía menos de suceder, que 
la criatura murió apenas exhalado su 
primer vagido. No es del caso entrar 
aquí á sondear las causas de semejan- 
tes contrariedades, por lo que me limi- 
taré á repetir las más expresivas gra- 
cias á cuantos sujetos respondieron 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



183 



pronta y espontáneamente á mi débil 
y desautorizada voz, y á repetir en 
esta ocasión, siquiera para que conste 
en todo tiempo, como prueba de mis 
nobles deseos, el Discurso leído en la 
solemne inauguración de la Academia 
Nacional de Letras Populares el do- 
mingo 29 de Enero de 1882, por su 
Presidente interino el presbítero Don 
José Maria Sbarbi. Es como sigue: 

"Señores: Altamente sorprendido al 
ver la prontitud con que respondéis al 
llamamiento que acaba de haceros su- 
jeto tan insignificante como el que tie- 
ne la honra de dirigiros ahora la pala- 
bra, agolpándoos bajo el techo de este 
augusto recinto, no puedo menos de 
empezar por tributaros las más con- 
dignas expresivas gracias en atención 
al favor que en este momento me dis- 
pensáis; bien es verdad, y dicho sea 
en honor de lo que la verdad se mere- 
ce , que la causa que aquí os reúne es 
de tanta utilidad como trascendencia; 
trascendencia y utilidad que formarán 
la síntesis de este mi breve y mal per- 
geñado discurso de apertura , si consi- 
go haceros ver la Importancia que en- 
traña el estudio del saber del pueblo 
español bajo todas sus manifestado, 
nes, objeto exclusivo de la creación de 
esta Academia Nacional de Letras Po- 
pulares. 

„ Con sólo mentar lo que es el Folk- 
lore inglés, fundado en 1878, cuyo es- 
píritu anima á nuestra naciente Acade- 
mia y en cuyas bases se ha inspirado, 
basta para comprender de una ojeada 
la utilidad y trascendencia que seme- 
jante objeto tiene que entrañar forzo- 
samente; permitidme, empero, que 
desenvuelva un tanto mi tesis, des 
cendiendo á breves consideraciones > 
que, si bien no os demuestren una ver- 
dad que se halla en la conciencia de 
todos, sirv^an al menos para afianza- 
ros más y más en el juicio que, acer- 



ca de este asunto, tenéis previamente 
formado. 

„ El pueblo español , pueblo favore- 
cido por la divina Providencia en todos 
sentidos, tiene, como todos los pueblos 
del mundo,, su código de preceptos mo- 
rales, científicos, literarios y artísticos; 
en una palabra, su regla de conducta, 
su ciencia, su filosofía, su. saber, que 
le son como privativos y peculiares, 
de igual modo que tiene sus preocupa- 
ciones; hay más: no sólo se observa 
en el pueblo español, considerado en 
general con relación á los demás paí- 
ses, ese carácter especial propio suyo, 
sino también dentro de sí mismo, con- 
siderado en particular con respecto á 
las múltiples diversas provincias que 
componen su territorio, asi como el 
constituido por sus varias posesiones 
del lado allende los mares. 

„ ¡ Qué panorama tan espléndido se 
despliega, en verdad, ante la investi- 
gación del curioso observador! Aquí 
ofrece en los refranes, proverbios y 
adagios un tesoro de observaciones 
prácticas, hijas de la experiencia (de 
la experiencia digo, esa madre de la 
ciencia), condensadas en la forma bre- 
ve y gráfica propia del estilo senten- 
cioso, siéndole deudoras las faculta- 
des todas de no pequeña porción de su 
saber. En efecto ; para recomendar el 
pueblo español cuánto importa ser ca- 
llado, dice, entre otras mil cosas que 
ahora no recuerdo: En boca cerrada 
no entra mosca; Palabra y piedra 
suelta no tienen vuelta; Quien mucho 
habla, mucho yerra; El mucho hablar 
nuece , y el mucho rascar cuece; El 
poco hablar es oro, y el mucho lodo; 
Quien guarda su puridad excusa mu- 
cho mal; La mejor palabra es la que 
se queda por decir ; El bobo, si es ca- 
llado, por sesudo es reputado; ¿En 
qué se parece un tonto á un sabio? — 
En lo que calla; y como si no tuviera 
bastante con dichas nueve fórmulas 



Digitized by 



Google 



■ fa- 



184 



PARTE SEGUNDA 



para ponderar cuánto vale la virtud 
del silencio (que virtud, y no peque- 
ña, es la de saber callar á tiempo), dis- 
para, además, este tan chistoso como 
significativo cohete: Dos buenos ca- 
llos me han nacido: el uno, en la boca, 
y el otro, en el oído, ¡Pueblo que tal 
norma de conducta recomienda, ya 
puede acreditarse de pueblo sensato 
en grado superlativo! 

„Allí, evidencia ese mismo pueblo 
que es poeta por naturaleza ; y sus ro- 
mances, y sus adivinanzas, y sus can- 
tares, impregnados en las cualidades 
inherentes al suelo y cielo que vieron 
nacer sus inspiraciones, lo acreditan 
de un modo harto terminante y satis- 
factorio para que vayamos á buscar 
ahora pruebas que superabundante- 
mente saltan á nuestro alrededor. Baste 
citar, por no abusar mucho de vuestra 
paciencia, esta tan sublime cuanto tier- 
na exclamación : 

Pasé por un bosque, y dije: 

"Aquí está la soledad „ 

y el eco me respondió 
con voz muy ronca: " Aqui está. „ 
Y me respondió " aqui está. „ 
y sentí como un temblor 
al ver que la vos salía 
de mi propio corazón. 

„ Pueblo esencialmente poeta , tiene 
por fuerza que ser esencialmente mú- 
sico ; y así lo atestigua la multitud tan 
rica cuanto variada de sus melodías, 
representadas bajo la manifestación 
de las playeras, tiranas, polos, sole- 
dades (ó soleares, para atemperarme 
al lenguaje del pueblo), seguidillas, 
boleros , fandangos , rondeñas , mala- 
gueñas, vitos, cachuchas, muiñeiras, 
:2ormcos, jotas y qué sé yo cuán- 
tas cosas más. 

„Pues no digo nada si procedemos á 
contemplarlo por el aspecto de su len- 
guaje. El pueblo, que es esencialmen* 
te conservador, quiero decir, apegado 



por instinto á la tradición y á la sub- 
sistencia de las prácticas añejas, dice 
todavía sernos por somos, y asin y 
asina por así, en lo cual fuerza es 
confesar que no carece de fundados 
motivos para ello, aunque el uso de 
las personas bien habladas reprueba 
largo tiempo há semejante modo de 
expresarse. No carece de fundados mo- 
tivos al producirse así, en punto al 
sernos por somos: 1.°, porque si todo 
lo regular es de mejor casta y natura- 
leza que lo irregular, diciéndose de 
comer, comemos, y no comomos^ pare- 
ce lo natural que de ser salga sernos, 
y no somos; 2.^, porque ese pueblo, 
rústico y todo , que dice sernos , tiene 
á su favor la autoridad nada menos 
que de todo un Virgilio (semus por 
sumus), de igual manera que lo usó 
en Roma el Emperador Octaviano Au- 
gusto, esto es, en la edad de oro de la 
literatura de Lacio. En cuanto á asin 
y asina. Penas asín corporales como 
pecuniarias se lee en los antiquísimos 
" Actos de Cortes de Aragón „ , y Asi- 
sta cada cual su casa deja se lee igual- 
mente en el canto 25.*^ de La JMeJica- 
na, de D. Gabriel Lasso de la Vega, 
poeta del siglo xvi; creo, pues, que 
nadie me podrá negar lo noble de tales 

abolengos en achaque de lenguaje 

Nada diré tampoco aquí de lo suma- 
mente rico que es el vocabulario espe- 
cial de cada una de nuestras provin- 
cias, así como de las diversas regio- 
nes ultramarinas, porque eso sí que 
equivaldría á hablar de la mar; sólo 
me ceñiré á manifestar de pasada que, 
en mi humilde opinión, mientras no se 
obtenga el contingente de palabras y 
locuciones, mayor ó menor, con que 
cada provincia puede contribuir para 
engrosar las aguas caudalosas del len- 
guaje castellano, no es posible levan- 
tar el gran monumento nacional de la 
lengua española. Así vemos, por ejem- 
plo, que la persona que por vez pri- 



Digitized by 



Google 



! i."iu»s».- 



GATÁLÓGO 



186 



mera visita la región extremeña y no 
ha estado en Portugal, ó no lo sabe 
por cualquier otro conducto, y oye 
hablar allí de bruños, ignora que son 
una especie de ciruelas hermosas y ex- 
quisitas , así como el que va á Valen- 
cia ó á Aragón, y oye decir que una 
persona está de mala gana, no com- 
prende que lo que se intenta dar á en- 
tender es que el sujeto aludido se halla 
indispuesto, Pero ¿qué mucho? A pe- 
sar de la gran influencia que ejerce el 
lenguaje andaluz sobre el castellano 
(quizá más que ningún otro, por razo- 
nes que no es del caso aducir), ya de- 
claró terminantemente á principios de 
e^te siglo el erudito eclesiástico sego- 
viano D. Ramón Cabrera que " alhu- 
cema, por espliego, y afrecho, por sal- 
vado, son voces desconocidas en Cas- 
tilla i. „ Aún hay más; permitidme, 
señores^ que os refiera dos sucesos 
ocurridos en Madrid pocos años há, 
de cuya veracidad salgo garante, y 
cuyos respectivos protagonistas viven 
y beben en la actualidad. 

„ Hallábase de visita cierta señora, 
andaluza en casa de unas amigas , y 
con motivo de hader recaído la con- 
versación sobre lo no muy bien que en 
el casamiento de sus hijas le fuera con 
los parientes de sus respectivos yer- 
nos, exclamó: "Aseguro á ustedes que 
si volviese yo á tener otra hija y qui- 
siera casarse, desearía que lo hiciese 
con un cunero. — ¿Qué dice usted, se- 
ñora, con un culero P —prorrumpió un 
señor madrileño que estaba á su lado, 
y que , por lo visto, ignoraba que se- 
mejante palabra equivale á lo que en 
Madrid se denomina inclusero; en To- 
ledo, /)^rfr^rí?; y comunmente, expó- 
sito. No hay para qué decir que la risa 
promovida con tal suceso fué tan ani- 
mada como general. 

„Pues otra señora, igualmente anda- 

1 Diccionario de Etimologias, 1. 1, pÁg, 37 



luza, que acababa de trasladarse á la 
Corte, le dijo un día á su cocinera:— 
Fulana, para mañana quiero que me 
traiga usted unas tagarninas. —Corri- 
da, y medio escandalizada la buena de 
la mujer, esperó á que se presentase 
la ocasión de hallarse á solas con la 
doncella, que era andaluza como su 
ama, para decirle : ¡Hija, no sabía yo 
que tu señorita fumaba! — ¡Mi señori- 
ta! ¿quién le ha levantado semejante 
testimonio?— ¿Qué testimonio ni qué 
niño muerto , cuando ella misma me ha 
pedido hace poco le traiga unas lagar* 
ninas; y yo me he quedado tan sobre- 
cogida, que no he sabido qué contestar- 
le?— La carcajada que soltó la mucha- 
cha fué tal, que, habiendo resonado en 
los ámbitos de la casa, llegó á oídos de 
todos sus moradores, quienes, así como 
la cocinera , se reían sin saber de qué, 
porque cuantos más esfuerzos hacía la 
pobre chica por hablar, más se lo im- 
pedía un nuevo ñujo de risa; hasta 
que, habiendo podido declararse al 
cabo, quedó descifrado el enigma, y 
enterada la cocinera de que lo que su 
ama le había pedido no eran cigarros 
im-puros del estanco, sino cardillos 
para la olla. 

«También pasaré en silencio, á pro- 
pósito de este particular, lo indispen- 
sable que es á un forastero , en cada 
una de dichas regiones, el saber, cuan- 
do menos, el valor panicular que en 
dichas localidades tienen ciertas pala- 
bras, dado que, siendo corrientes y de 
uso legítimo y abonado en unas par- 
tes, no pueden emplearse en otras, por 
malsonantes ó escandalosas ; casos de 
que se me dispensará reñera aquí ejem- 
plo alguno, en obsequio al respeto que 
se merece mi auditorio. 

«Viniendo ahora á fijar nuestra con- 
sideración en los juegos infantiles, 
¿qué campo tan vasto no ofrece seme- 
jante materia á los ojos del ciu-ioso ob- 
servador? Sirva de muestra elsi- 

24 



Digitized by 



Google 



^ 



186 



PARTE SEGUNDA 



guíente pasaje , que copio á la letra del 
precioso cuanto poco conocido manus- 
crito de Rodrigo Caro, intitulado Días 
Geniales ó Lúdicros, Dice así: "...¿por 
qué los muchachos, cuando han reñi- 
do y se meten en paz , para firmeza de 
ella echan pelillos , cortándolos de la 
ropa y echándolos por el viento? «—Del- 
gada dificultad, por cierto, y que, sí 
yo la disuelvo, ha de decir Vmd. que 
corto el pelo en el aire. Sí Vmd. me 
pregunta la significación de esa cere- 
monia, osaré afirmar que es lo mismo 
echar pelillos que decir que como 
aquellos se los llevó el viento y de ellos 
no se hallará arte ni parte , aunque con 
cuidado los busquen, así no se acorda- 
rán más de los agravios pasados como 
sí el viento se los hubiese llevado y no 
importasen un pelo : y así , la ceremo- 
nia se ha hecho refrán, y decimos echar 
pelillos para olvidar para siempre las 
diferencias que entre algunos ha habi- 
do. Resta ahora saber su antigüedad, 
y de ella yo no hallo pelo ni hueso, si 
no es en Homero, en el 3.° de la Iliada, 
donde juntándose griegos y troyanos 
para hacer paces, y que pues París y 
Menelao eran solos los interesados en 
Helena, ellos solos riñesen, y con el 
duelo singular se llevase el vencedor 
la dama, quedando los demás amigos; 
y dice Homero que la primera ceremo- 
nia fué cortar los pelillos de los corde- 
ros que trujeron para el sacrificio. „ 
Hasta aquí el autor de la Canción d 
las ruinas de Itálica, 

«Parando mientes ahora en las prác- 
ticas ceremoniosas y urbanas del pue- 
blo español , ¿ cuánto no se presta 
igualmente al estudio semejante mate- 
ria? Hartas pruebas de cortesía da 

cuando , al alabar á una persona en 
presencia de aquella con quien habla, 
dice, para que no se dé esta por ofen- 
dida con tal elogio: Mejorando lo pre- 
sente. Asimismo, cuando marca cierta 
dimensión con una mano sobre la otra, 



ó sobre el brazo contrario, ya tiene 
buen cuidado de decir: Y no vale se- 
ñalar, ó PerSone usted el modo de se- 
fialar, á fin de que semejante acción 
nOíSea interpretada en mala parte por 
la del que escucha. De igual manera, 
refiriendo á un sujeto que otro se ha 
hecho áafto en tal ó cual lugar de su 
cuerpo, al señalar en el suyo cuál sea 
éste, ó solo mentarlo, no deja de abrir 
el paréntesis de salva sea la parte^ 
como deseoso de que de tal lesión se 
vea libre la persona á quien le cuenta 
el lance. Por último , al emplear una 
palabra baja, lo hace no sin ^áir per- 
dón ; y si esa palabra está tomada como 
térmínio de comparación, no dejará de 
usurparla sin que vaya acompañada 
de la correspondiente salvedad: aun- 
que sea mala^comparansa. 

„Y descendiendo en esta ocasión á 
contemplar ciertas creencias erróneas 
y preocupadas de todo género^ más ó 
menos profundamente arraigadas en 
nuestro pueblo, ¿cómo enmudecer aquí 
ante la consideración, ya de ciertos 
remedios caseros, ora de algunas re- 
cetas referentes á la Horticultura y 
Floricultura, bien de los sortilegios, 
amuletos, y de otras supersticiones 

mil? Persona hay que creerá á pie 

juntillas que el atacado de la erisipela 
se curará luego colgándose al cuello 
una crucecita de retama macho, ó un 
caballito de mar encerrado en una bol- 
sa, ó bien cortando el pescuezo á un 
galápago y untándose inmediatamente 
la parte dolorida con la sangre caliente 
de este anfibio, ó ya poniendo al sere- 
no á prima noche una palangana de 
agua la víspera de San Juan, y la- 
vándose en ella tres veces distintas á 
las doce de la noche, dejando pasar en- 
tre loción y loción el tiempo necesario 
para que la parte inflamada se enjugue 
naturalmente. Y ya.<iue la Medicina 
vulgar doméstica nos ha salido al en- 
cuentro^ no estará demás el consignar 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



187 



aquí un hecho, estúpido si los hay en 
este generó, que, en su Diccionario 
médico-vulgar, ó sea la Medicina se- 
gún el vulgo, apunta el doctor D. An- 
tonio R. Guerra^ al definir el artículo 
Padrejón ^ . Dice así : 

"^ Padrejón,— ^% el consorte del mal 
de madre; tan extravagante es la deno- 
minación de este mal, como su modo 
de curarle: afecta sólo á cierta clase de 
gentes, y consiste en una sensación in- 
cómoda en la región del estómago; los 
gallegos (mozos de cordel) explican 
este padecimiento con la expresión de 
habérseles caído la paletilla 2 . Hay 
gentes que tienen im don ó gracia 
particular para curar con la imposi- 
ción de sus manos , ó cierto mecanis- 
mo, esta rara enfermedad. „ 

„ Pues, en achaque de Horticultura, 
bien chistosa es por cierto la creencia 
de los que tienen que cierta clase de 
naranja de sabor agridulce y color ro- 
jizo, proviene del ingerto de laharanja 
común con la granada; ¡como si pu- 
dieran ingertarse especies heterogé- 
neas, esto es, frutos de granos con fru- 
tos de pepitas ! Ni es menos provocati- 
va á risa la formalidad con que asegu- 
ran algunos que, mediante el riego de 
aguas en que se haya desleído tal ó 
cual materia colorante, pueden obte- 
nerse ñores del color que se apetezca, 
aunque sea claveles negros! 

„ Y por lo que atañe al asunto de su- 
persticiones, amuletos y agüeros , con 
justa razón podría emplearse aquí la 



1 Esta tan curíosa como chistosa obrita se impri- 
mió en el Puerto de Santa María, imp. de B. Núñez, 
año de 1841, en 8.«» 

2 ^'Uno de los remedios que los gallegos (mozos 
de cordel) acostumbran usar contra el mal de padrt- 
jón ó paletilla caída, consiste en aplicar al enfermo 
ana rodilla sobre la región del estómago , y, tenién- 
le tendido boca arriba y abierto de brazos , hacerle 
una fuerte compresión hsLSta. ponerle, según su expre- 
sión vulgar, la paletilla en su lugar. Esta cruel ope- 
ración suele producir desmayos y síncopes, y deja al 
pobre paciente dolorido y estropeado por muchas 
horas. Otnnia natura vincit,^ 



frase proverbial de ¡eche usted , y no 
se derrame! En efecto^ ¡habrá quien 
se guarde en el bolsillo un limón al 
entrar en el mar, con el objeto de no 
marearse; quien rodee uno de sus de- 
dos con una sortija hecha de todos me- 
tales, á fin de no ser atacado de perle- 
sía; quien haga tanto caso, ó más, de 
la buenaventura dicha por una gitana, 
que si se tratara de un artículo de fe; 
quien defienda á puño cerrado la efica- 
cia ó virtud atribuida á los filtros ó be- 
bidas amatorias; quien no se case ni 
emprenda im viaje en martes; quien 
crea en la existencia de brujas, duen- 
des, trasgos y fantasmas; quien presa- 
gie mal de la sal vertida , y bien del 
vino derramado sobre los manteles; 
quien se levante de la mesa si echa de 
ver que el número de los comensales 
asciende á trece ! Verdad es que , tra- 
tándose de este particular (y dispénse- 
seme la claridad en obsequio á mirar 
por los fueros de la verdad y de la jus- 
ticia), gran parte de las clases acomo- 
dadas de la sociedad entran á engro- 
sar las filas del vulgo; en este sentido, 
todo el mundo es país; en tal concepto, 
todo el pueblo es pueblo. ¡Y todo esto, 
y mucho más, sucede en pleno si- 
glo XIX ! 

„ He dicho. Señores, que, en tal con- 
cepto, todo el pueblo es pueblo, y voy 
á explicarme. 

„ Si bien se entiende generalmente 
por pueblo la clase más himiilde de la 
sociedad, y ésta tiene que llamar na- 
turalmente la atención de la presente 
Academia para estudiar sus instintos 
conservadores y tradicionales de todo 
género, fuerza es tener en cuenta que 
no reclama menos su atención el estu- 
dio del modo particular de ser, de la 
idiosincrasia (si se me permite la pala- 
bra) de la gente española en general; 
quiero decir ^ de la manera privativa 
de ser, sentir, producirse y explicarse 
esa gran masa de habitantes que cons- 



Digitized by 



Google 



188 



PARTE SEGUNDA 



tituye la gran nacionalidad española, 
considerada indistintamente en todas 
sus clases y condiciones sociales; véa- 
se, pues, descifrado ya el aparente 
enigma de que, en el concepto á que 
antes rae refería, todo el pueblo es 
pueblo. 

„ Haríame interminable en esta oca- 
sión si tratara, no digo ya de agotar el 
vasto asunto qu.e nos ocupa, sino de se- 
guir tan sólo discurriendo con tal cual 
extensión por cada imo de los muchos 
y diversos ramos que abraza el saber 
tradicional popular^ siquiera verdade- 
ro, siquiera erróneo; por lo que resumo 
mi tesis en los siguientes términos: Re 
coger, acopiar y publicar conladebida 
fidelidad todos los conocimientos de 
nuestro pueblo en los diversos ramos 
del saber (Moral, Jurisprudencia, Polí- 
tica, Medicina, Botánica, Agricultura, 
Astronomía, Cerámica, etc.), los can 
tares, romances, adivinanzas, cuentos, 
leyendas, fábulas, tradiciones, etc,; 
los refranes, proverbios, locuciones 
proverbiales, adagios, frases hechas, 
modismos provinciales, trabalenguas, 
etcétera; los vocablos propios de cada 
comarca ó localidad; su música parti- 
cular; los usos, costumbres, ceremo- 
nias, espectáculos, fiestas caseras, lo- 
cales y nacionales, juegos infantiles, 
etcétera; los ritos,- creencias, epitafios, 
supersticiones, agtieros, etc.; en suma, 
todos los elementos constitutivos del 
genio, saber, idiomas y dialectos pa- 
trios contenidos en la tradición oral ó 
escrita, como materiales indispensa- 
bles para el verdadero conocimiento y 
legítima reconstrucción de la historia 
de la cultura popular española bajo sus 
múltiples diversas manifestaciones...., 
todo esto, y mucho más, cae bajo la ju- 
risdicción de esta Academia, con el 
propósito de devolver al pueblo la he- 
rencia del saber que de ese pueblo re- 
cibiera, pero depurada, pero acendra- 
da, pero mejorada en tercio y quinto. 



„ Señores, cierta tendencia en nues- 
tros días al cosmopolitismo, que yo me 
guardaré muy bien de calificar aquí, 
ni en pro, ni en contra, y cuyo agente 
más favorable á sus intentos son las 
vías férreas, hace que vayan desapa- 
reciendo, hoy una, mañana otra, las 
señales distintivas y peculiares de 
todas y cada una de nuestras comar- 
cas y provincias, ya en su poesía y sus 
cantos, bien en su lenguaje, ora en sus 
costumbres, y perdiéndose, por conse- 
cuencia inmediata, su respectivo sello 
característico y. genuino. 

„Pues bien y á salvar del olvido y de 
la ignorancia semejantes cualidades 
distintivas y peculiares para poder 
transmitir su conocimiento á las gene- 
raciones futuras, es á lo que en último 
resultado tiende la institución de la 
Academia Nacional de Letras Popu- 
lares, inspirada en los elementos que 
animan á la Sociedad inglesa conoci- 
da con el título de Folk-lore. Gran uti- 
lidad y trascendencia suma pueden 
alcanzar sus trabajos una vez encau- 
zados por el sendero de miras patrió- 
ticas y nobles, afición decidida, é 
incansable perseverancia. Edificio, y 
edificio magno, el que nos proponemos 
levantar, necesita esta Sociedad de la 
cooperación de todos, por cuanto to- 
dos son operarios, más ó menos útiles, 
cada cual en la esfera de sus condicio- 
nes especiales, pero, al fin operarios, 
ya con su inteligencia y su peculio ya 
con su peculio solamente: no de otra 
manera concurren á la formación de 
una casa el arquitecto , y el maestro, y 
el albañil, y el peón, y el carpintero, 
y el herrero, y el pintor, etc.; así es 
que todos los individuos , de cualquie- 
ra clase, sexo y condición que sean, y 
sean cuales fueren sus opiniones par- 
^ticulares (porque la nacionalidad, como 
la verdad no es más que una), todos, 
absolutamente todos estamos llamados 
á ser obreros útiles para el trabajo que 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



189 



requiere el levantamiento de esta gran 
máquina histórico-nacíonal. ¿Sabe un 
académico que otro compañero suyo 
es aficionado á colectar, v. gr., canta- 
res, ó refranes, ó música popular, ó 
juegos infantiles, etc.? Pues se los fa- 
cilita á'éste , si es que él no tiene inten- 
ción de publicarlos, para que aumen- 
te su caudal particular, y con él los 
elementos elaboratorios de la Acade- 
mia. De este modo, cada cual ayuda á 
su compañero, haciendo esta especie 
de obra de caridad científica, literaria, 
ó artística, y puede y debe ser ayudado 
por éste á su vez , y todos concurren 
individual y recíprocamente á la erec- 
ción de este grandioso monumento le- 
vantado en honra y pro de la recons- 
truccción que por momentos demanda 
la historia de la cultura popular espa- 
ñola bajo sus múltiples diversas mani- 
festaciones. Y véase ya el por qué de 
la admisión de la mujer en esta Socie- 
dad. La mujer, sí. Señores, que es 
esencialmente conservadora en punto 
de tradiciones domésticas, mayormen- 
te si es madre, puede servir de gran 
palanca á esta naciente Academia. 
Para hacer más llevaderas las faenas 
domésticas y las labores propias de su 
sexo, canta; cantando, acalla ó aduer- 
me en su regazo al fruto de sus entra- 
ñas ; una vez llegado éste á la edad 
de la razón, consigue tenerlo pendien- 
te de sus labios, merced á las consejas 
y romances que le cuenta ; y esos ro- 
mances, y esas consejas, y esos can- 
tos, son los mismos que aprendió de 
boca de su madre; y su madre los 
aprendió de su abuela ; y así sucesiva- 
mente se remonta la tradición pasando 
sin interrumpirse al través de genera- 
ciones mil, hasta perderse en la noche 
de los tiempos, i Feliz, pues, en la. tie- 
rra el que se halle en disposición de 
poder pronunciar el dulce nombre de 
" madre „ para invocar á la autora de 
sus días! Desventurado en la tierra el 



que no puede pronunciarlo, por causa 
de haber bajado á la tumba el ser que- 
rido A quien debe su existencia ! Corra- 
mos un velo sobre recuerdos que, para 
muchos , y para mí , parecen tener más 
de sueño que de realidad , y termine- 
mos. . - 

Señores, las naciones civilizadas nos 
observan en este momento , y nos ob- 
servan con envidia, al contemplar el 
tesoro tan preciado de ciencia innata 
que posee nuestro pueblo , ese pueblo 
en lo general tan. poco estimado, por 
poco conocido: ¿seremos tan apáticos, 
tan indiferentes , que, siguiendo cru- 
zados de brazos, demos lugar á que 
acaben por beneficiar este rico venero 
nacional , casi virgen hasta ahora, paí- 
ses extraños, pero que se piquen de 
ser más activos que nosotros....? ¡ Ah! 
si es dulce el amor de la patria , por mi 
parte acabo de poner el dedo en la lla- 
ga: ahora, á vosotros toca aplicar el 
remedio oportuno. He dicho.» 

FOLKLORE ESPAÑOL. Bíblio^ 
teca de las tradiciones popula- 
res españolas. Director , Anto- 
nio Machado y Alvarez. 1884-86. 

Once volúmenes, 4.° 

Reza un refrán, que todos los cami- 
nos van á mi casa; quiero decir: que, 
aunque por distintos medios, el señor 
Machado y el que esto escribe, ambos 
conspirábamos á un mismo fin. Por 
desgracia, á los dos nos ha cabido 
igual infausta suerte en el particular. 

FOLK-LORE FREXNENSE (El). 
Revista trimestral , órgano de la 
Sociedad de este nombre. Fre- 
genal. Imprenta de El Eco y Co- 
rredera, 2, 1883. 

En 4.° 

Comprende desde Enero á Abril. En 
dicho mes trocó este título por el de 



Digitized by 



Google 



190 



PARTE SEGUNDA 



El Folk'Lore bético-extremeño , abra- 
zando el primer número de esta se- 
gunda era los meses Abril- Junio; el 
segundo, Julio-Septiembre, y el ter- 
cero, Octubre-Diciembre. Total de los 
cuatro cuadernos: 372 páginas. 

folletín (El). Revista sema- 
nal de ciencias, literatura, tea- 
tros, etc. Bajo la dirección de 
D. José C. Bruna. Málaga. (En 
varias imprentas.) 

Fol. 

Tengo á la vista unos cuantos nú- 
meros de esta publicación periódica, 
correspondientes á los años 3.°, 4.^ 
y 5.*^ (1874-76), en los que, bajo el títu- 
lo de Investigaciones , se registra al- 
gún material, aunque escaso , relativo 
á nuestro propósito. 

FRASES, DICHOS Y SENTENCIAS. 

Con este título obra una colección 
en im tomo, 4.**, MS. , en papel, de la 
Biblioteca Nac. (X. 44) rotulado Co- 
plas de Asuntos varios, donde á vuel- 
tas de alguna que otra frase zonza, se 
encuentran bellas sentencias. 

Sirvan de ejemplo de estas últimas, 
las siguientes, tomadas ala aventura: 

" La comunicación ordinaria es espía 
privilegiada. 

No hay peor ser que no ser nada. 

Un asno viejo sabe más que un potro. 

La sátira quiere entendimiento, por- 
que se cose mal con agujas de albarda. 

La hermosura es carta de recomenda- 



ción del cuerpo, y las palabras discretas 
lo son del alma. „ 

FRASES HECHAS. 
V. Caprichos de la Lengua, etc. 

FRASES HECHAS (Más). 
V. Caprichos de la Lengua, etc. 

FRASES METAFÓRICAS Y PROVER- 
BIALES DE ESTILO COMÚN Y FABO- 
LIAR, EN NUMERO DE 3644. 

Citado por el limo. Sr. Amat, en sus 
Memorias para ayudar á formar un 
Diccionario critico de los escritores 
catalanes, donde se dice ser M. S. iné- 
dito de D. Antonio de Capmany y de 
Montpalau. 

FRVTOS DE HISTORIA, en qve 
svmariamente están contenidas 
las cosas notadas en la pagina 
siguiente. Recopiladas por don 
loachin Setanti Cauallero, del 
hábito de Montesa. Dirigido á 
Don Francisco Gassol, del Con- 
sejo de su Magestad , y su proto- 
notario , de los Reyuos de la Co- 
rona de Aragón. (Un escudo.) 
Con licencia. En Barcelona, en 
la Emprenta de Lorenzo Déu, 
Afio M. D. ex. 

Unvol., 8.°, port. , 6 hoj. prelims,, 
una en blanco, 122 págs. dobles, y 6 de 
Tabla sin foliar. 



Digitized by 



Google 



G 



GALATEO CRISTIANO. 

De esta obra no tengo más noticias 
que las que me ha suministrado el si- 
guiente pasaje que leo en otra de mi 
propiedad, intitulada: Tratat de ada- 
ges, y refranys valenctans, 8ic.y per 
Carlos líos. ( Valencia, Josep Garcta, 
any 1736. Segona impresstb.) Dice 
así, á la pág. 28 del Prefacio: 

DelGalatheoChristiádeJoan Blasco y 
Sánchez y imprés en Zaragoza any 1 6 98, 
hiá sentencies espirituals, á modo de 
jaculatories. 

Algunos años después de tomado 
este apunte, adquirí el curioso foUeti- 
to de Borao , intitulado La Imprenta 
en Zaragoza, de cuya página 63 copio 
el siguiente dato : 

" Juan Tomás de Lissa.-- 1698.— No 
tenemos noticia de otra publicación 
que la del Calateo cristiano, moral y 
sagrado , obra en prosa y verso de don 
Juan Blasco y Sánchez ; y aunque el 
no presentarse otras impresiones de 
dqjttiél y el decirse en la suscrición dado 
4hf^ />or /. T. de Lissa, pueden in- 
^toar á creer que fuese editor más 
^0aOi qiae impresor, todavía le hemos 



considerado en esta segunda clase, 
tanto por carecer del tratamiento de 
don tan común ya en aquel tiempo, 
porque suponemos que tampoco era 
librero, circimstancia que probable- 
mente se hubiera expresado, añadien- 
do que la impresión se había hecho á 
sus expensas ó á su costa. " 

Como no he logrado ver ningún 
ejemplar de dicha obra, y, por otra 
parte , leo en la noticia que acabo de 
transcribir hallarse ésta redactada en 
prosa y verso, ignoro si la que descri- 
bo en el artículo siguiente será un ex- 
tracto de la que ahora nos ocupa, ó si 
será completamente distinta, pues el 
ejemplar de que vamos á dar cuenta 
en seguida está todo escrito en verso. 

GALATEO CHRISTIANO MORAL V SA- 
GRADO. 

M. S. en 4.*^, de mi propiedad. Está 
primorosamente hecho, al parecer, en 
el siglo próximo pasado. ( 97 hojas es- 
critas y 3 en blanco.) 

A lo arriba dicho se reduce el título, 
comprendido dentro de un óvalo orla- 



Digitized by 



Google 



192 



PARTE SEGUNDA 



do, sin más indicaciones, ni prólogo, 
ni nada por donde se pueda rastrear 
quién sea el autor, ni si se trata de 
original ó de copia, etc. Todo él está 
escrito en* verso, como dejamos apun- 
tado en el artículo anterior, y comien- 
za de esta manera : 

INTRODUCCIÓN 
Diálogo entre Theophilo y Philemon. 

Theop. ¿ Cómo ocioso Philemon 
te estás con tanto reposo ? 
¿Sabes que del tiempo ocioso 
has de dar cuenta y razón? 

Phil. Aquí estoi por pasatiempo 
oyendo un poco cantar, 
y en mi edad no es de admirar 
el dar lo que es suyo al tiempo. 

Acaba: 

Que la virtud natural 
en los hombres es igual ; 
y á quien hace lo que puede 
Dios su gracia le concede. 

FIN. 

CALATEO ESPAÑOL; su autor 
Lucas Gracian Dantisco , criado 
de S. M. Añadido el Destierro de 
ignorancia, que es Quaternario 
de Avisos convenientes á este 
nuestro Calateo : y la Vida del 
Lazarillo de Tormes, castiga- 
do. Con licencia, Barcelona. En 
la oficina de Juan Francisco Pi- 
ferrer, impresor de S. M. 1796. 

Un vol. 8.° Port. 3 hoj. prelim. , 234 
páginas : el Galateo y el Destierro de 
i gnorancia. El Lazarillo tiene folia- 
ción particular, con port., 2 hoj. pre- 
liminares, folio 1 á 71. 

Este opúsculo, que empieza en la 
pág. 181 y acaba en la 234, lleva por 
título: 

Destierro de ignorancia j nuevamente 
compuesto y sacado d tusen lengua ita- 
liana, por Horacio Riminaldo Bolones. 



Y ahora traducido de lengua italiana 
en castellana. 

Es una recopilación de Máximas mo- 
rales, de Reglas de conducta, de Di- 
chos vulgares agrupados de cuatro en 
cuatro , bajo una serie de títulos dis- 
puestos por orden alfabético. 

Empieza de esta manera : 

ARTE. 

Cuatro cosas se perfeccionan con el 
arte: La mujer prudente, la facundia del 
hablar, el sentido natural y la gracia en 
las cosas mundanas. 

ANIMAL. 

Cuatro animales se sustentan cada cual 
de solo un elemento: El topo, de la tie- 
rra; el alache, del agua; el camaleón, 
del viento, y la salamandra , del fuego. 

Cuatro animales dan más provecho al 
hombre que los otros: Las ovejas, los 
bueyes, las gallinas y las abejas.„ 



Y acaba así : 



"vino. 



Cuatro calidades ha de tener el vino 
para ser bueno : maduro, claro, viejo y 
delicado 

VEJEZ. 

Cuatro cosas nacen de la vejez: falta 
de sentidos, escasez cruel, mengua de 
fuerzas, y vano temor y presunción. 

¿Qué cosas son aquellas que pocas ve- 
ces se hallan en una persona juntas? 

Hermosura y libertad con castidad; ser 
sabio y rico; ser mozo y continente; te- 
ner el hombre viejo mujer hermosa y no 
ser celoso. 

FIN DE ESTE TRATADO. „ 

Existe también una edición de Ma- 
drid, de 1722. 

D. Tomás Tamayo de Vargas en su 
Junta de libros, etc., apunta una edi- 
ción de esta obrita en Madrid, por 
L. Sánchez, 1599, 16.° 

Diré, para terminar, que conviene 



Digitized by 



Google 




1 



CATÁLOGO 



193 



consultar el Catálogo de la Biblioteca 
de Salva, por las muchas ediciones 
que apunta. 

GÉNEROS DE VARIAS TIENDAS Ú 

OTRO Novísimo Cajón de Sastre; 
por D. Felipe Ropavejero. Con 
licencia. Barcelona: Imprenta de 
P. Maimó, Setiembre de 1831. 

Un foll. , 8.°, 78 páginas, más una de 
índice, I 

Hállase una coleccioncita de 39 re- 
franes, desde la página 56 á la 58. 

Como lo indica el título de este opús- 
culo , salió á luz después del Novísimo 
Cajón de Sastre ó Miscelánea de anéc- 
dotas^ cuentos chistosos , poesías se- 
lectas, máximas morales, refranes, 
agudezas, etc., etc., de que damos 
cuenta en su lugar correspondiente. 

GENIO (El) de la educación, ó 
sea La Casa en el Pirineo , por el 
Comandante de Infantería gra- 
duado D. Gerónimo López de 
Cerain, caballero de la Real y 
Militar Orden de San Hermene- 
gildo , condecorado con otras 
cruces de distinción por acciones 
de guerra. Obra aprobada por 
S. M la Reina nuestra Sra. en 
real orden de 30 de Junio de 1848 
para servir de texto en las escue- 
las del Reino, corregida y au- 
mentada considerablemente por 
su mismo autor. Segunda edi- 
ción. Madrid.— Imprenta de Re 
puUés. Calle de la Paz, n.^ 7. 

Un voL, 8.^, 222 págs. 

üesde la pág. 213 hasta. la última, 
existe una coleccioncita de 76 Senten- 
cias, algunas de las cuales pueden ser- 
vir para nuestro intento. 



GLOSA INTITULADA SEGUNDA DE 

MORAL SENTIDO, á differeucia de 
otra deste nombre, á los muy 
singulares Prouerbios del lUus- 
tre señor don Iñigo López de 
Mendoza, Marques de Santillaña: 
Contienese mas en este libro 
otra glosa á veynte y quatro co- 
plas de las trezientas de luán de 
Mena. Compuestas por Luys de 
Aranda vezino de Vbeda. En 
Granada. Con licencia del Conse- 
jo Real. Impressa en casa de Hu- 
go de Mena. Año de M.D.LXXV. 
Esta tassada en marauedis. 

Un vol. 8.° 96 págs. dobles, con in- 
clusión de port. &c. 

Las Glosas á las 24 Coplas de las 
300 de Juan de Mena comienzan al fo- 
lio 5 vuelto , y terminan en el 34 tam- 
bién vuelto. 

En el 35 da principio el Prólogo de 
los Proverbios , que no creemos fuera 
de propósito copiar aquí á la letra. 

" Cuatro personas calificadas fueron 
las que más notablemente se señalaron 
y aventajaron en escribir y componer 
coplas y metros en nuestra lengua ma- 
terna castellana, en el tiempo que 
esta habilidad fué tenida y estimada 
por cosa de mucha discreción y genti- 
leza (conviene á saber): Juan de Mena, 
García Sánchez de Badajoz, don Geor- 
ge Manrrique , y don Iñigo López de 
Mendoza (Marqués que fué de Sancti- 
Uana) de lo cual dan claro y verdade- 
ro testimonio las obras dignas de me- 
moria que á diversos propósitos y 
diferentes materias dejaron escriptas. 
Pues como los que algo pretenden sa- 
ber en esta facultad siempre se precian 
de echar su contrapunto sobre el can- 
toUano de los que mejor y más final- 
mente lo hicieron, yo el menos digno 
y suficiente de los Auctores de mi tiem- 
po , por autorizar y calificar algunas 

25 



k 



Digitized by 



Google 



194 



PARTE SEGUNDA 



cosas de las mías (visto lo mucho que 
les hace menester) he querido y pro- 
curado coiy mi basto y grosero sayal, 
guarnecer y adornar el brocado de 
tres altos que estos cuatro celebrados 
Auctores compusieron, y escribir so- 
bre sus obras , sobrándoles tanto valor 
sobre las mías, que de mil leguas 
(como dicen) se conocerá el remiendo;' 
(pero también suelen decir) que un re 
miendo bien echado parece bien, y^^ 
tal querría que pareciesen estos míos. 
Sobre Juan de Mena y Garci Sánchez 
tengo escriptas ciertas obras que si 
salieren á luz ellas dirán á su tiempo 
quien son ; y si quedaren en las tinie- 
blas del eterno olvido , no les faltarán 
compañeras para no pasar á solas las 
ondas leteas y aguas de olvidanza. 
Sobre don George Manrrique compu- 
se la glosa que se intitula de Moral sen- 
tido, que mucho tiempo ha anda impre- 
sa. Y agora considerando no ser menos 
buena obra que las susodichas los Pro- 
verbios que en metro compuso el docto 
varón y esforzado caballero don Iñigo 
López de Mendoza Marques de Sanc- 
tillana (cuya sentencia fué sacada de 
los de Salomón) acordé de hacelles 
una glosa en metro, pues en prosa ya 
la tenían, y no á todos, sino solamente 
á los que me parecieron de más moral 
y provechosa doctrina. Los vicios y 
defectos que en ella se hallaren some- 
to á la corrección y censura de la san- 
ta madre Iglesia, y de la sutil y deli- 
cada lima de los sabios y benévolos 
auctores y lectores. „ 

El remiendo , como dice el autor, 
está en nuestro concepto bien echado 
al paño y zurcido con tanto primor, que 
en ocasiones dudamos si las glosas se 
compusieron para el tema, ó éste para 
aquéllas. En prueba de nuestro aserto 
copiamos el siguiente pasaje: 

PROVERBIO 

a Gran corona del varón 
Es la mujer. 



h Cuando quiere obedecer 

A la razón; 
€ No consigas opinión 

En casamiento, 
d Mas elige con gran tiento 

Y discreción. 

GLOSA 

Por la culpa original 
Quedó condenado el hombre 
En naciendo, á ser mortal; 

Y si no engendra otro tal, 
En él acaba su nombre. 

Y porque la aumentación 
Sin mujer no puede ser 
Para la generación, 

a Gran corona del varón 
Es la mujer. 

Del varón es gran corona 
La mujer, si es casta y bella 
Pero si nó , es atahona 
Do se muele la persona 
Que hace vida con ella. 
La mujer es , á mi ver, » 

El más excelente don 
Que el hombre puede tener, 
b Cuando quiere obedecer 
A la razón. 

Muy bien dice cuando quiere 
La razón obedecer. 
Que las más veces no quiere, 

Y entonces viviendo muere 
Quien la tiene en su poder. 

Y porque muy muchos son 
Los que se casan sin tiento, 
No te ciegue el afición 

No consigas opinión, 
En casamiento. 

La opinión tú nunca sigas 
De aquéllos en el casar 
Que casan con sus amigas, 
Que después tienen íatigas 
Más que te puedo contar. 
Toma en ellos escarmiento, 
No busques tu perdición 
Por casar á tu contento , 
d Mas elige con gran tiento 

Y discreción. 

De este trabajo se hizo la reimpre- 
sión siguiente, y con el título que á 
continuación copiamos: 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



195 



Avi$os sentenciosos sobre el modo de 
eonducirse en el trato civil de las gen- 
tes. Compuestos por Luis de Aranda i, 
comentando el Centiloquio de Prover- 
bios de D. Iñigo Lope^ de Mendoza^ 
Marqués de Santillana , etc. 

Tal es la especie que encontramos 
en el tomo v del Cajón de Sastre lite- 
rato, &, pág. 211 , ocupando esta pre- 
ciosa cuanto rara producción hasta 
la 255. 

Empiezan así dichos proverbios en 
esta obra de Miscelánea: 

«SOBRE EL AMOR Y EL TEMOR 

PROVERBIO PRIMERO 

Está tan rico de engaños 
Nuestro pobre entendimiento, 
Que en los casos de más daños 
Acertamos en mil años, 
Y erramos cada momento. 

Para mientes , pon los pies 
Do no puedan desvarrarse , ^ 
Ni trocarse á mala ves ; 
Porque mucho mejor es 
No caer, que levantarse. 

Ni burlando, ni de veras 
Jamás hagas desplaceres ; 
Pero ten tales maneras , 
Que para ninguno quieras 
Lo que para tí no quieres. 

A tu prógimo ofendello, 
Aunque puedas no hagas tal : 
Antes mira bien aquello , 
Que puedas por bien hacello. 
Nunca lo busques por mal. „ 

Y acaban : 

"proverbio lv 

Quando el alma está doliente 
De cualquier culpa mortal , 
En que cayó de repente , 
Si le pesa, ó se arrepiente 
Es una buena señal : 

1 Este feliz y dichoso Ingenio, natural de la Ciu- 
dad de Úbeda , floreció al principio del siglo xvi, esto 
es , de 1500. Compuso varias obras en prosa y verso 
y ésta , que sirvió de glosa á cincuenta Proverbios 
del Marqués de Santillana , es la más exquisita y me- 
nos común: se imprimió en Granada por Hugo de 
Mena, en 1575, en 8,° 



Y el mejor para estos males 
Es seguir esta doctrina 
De estos Proverbios morales , 
Que son para los mortales 
Universal medicina. 

Es medio de todos vicios 
Ser contigo, y parar mientes 
Los daños sin beneficios , 
Que por hacer maleficios 
Suele venir á las Gentes. 

Vida inmensa, y perdurable 
Ternas , si tomares tal 
Amigo , y tan notable , 
Que te aconseje , y te hable , 
Como te apartes del mal. „ 

Esta reproducción se halla bastante 
mutilada y desfigurada. El ejemplar 
príncipe se ha hecho sumamente raro. 

Nicolás Antonio no cita más que 
una edición, y ésa, aunque hecha en 
Granada, la fija en el año de 1578, y nó 
de 1575 como hemos copiado arriba del 
ejemplar que hemos tenido á la vista, 
y con cuya data conviene la noticia 
arriba expuesta del Cajón de Sastre, 
¿Será equivocación del célebre Biblió- 
filo hispalense, ó yerro de imprenta, ó 
es que existe verdaderamente seme- 
jante edición? Lo ignoramos absoluta- 
mente, y por tanto nos abstenemos de 
emitir un fallo decisivo. 

GOLONDRINA (La), que en vez 
de cantar rechina. Diccionario 
irónico, patético, transpirenai- 
co, extractado de la Biblioteca 
del sufrimiento español en la do- 
minación francesa. 

Un foll. , 8.^, de 48 páginas. 
Al fin: 

Madrid. Imprenta de Repullés. 
1814, Con licencia del Sr. Capitán 
General. 

De este folleto, á par que de otros 
muchos, escritos en el género satírico- 
político, fué autor D. Manuel Casal, 
alias D. Lúeas Alemán, 



Digitized by 



Google 



196 



PAPTE SEGUNDA 



Hé aquí una muestra de lo curiosa 
que es esta hoy no común producción, 
sacada de la letra A: 

Acólito, El Rey don José de su di- 
choso hermano. 

Siempre un potro 
se parece al otro. 

Aguilucho. Divisa de los ejércitos 
franceses. 

Tina, socaliña y Ave de rapiña, 
todo acaba en iña. 

Alboroque. Celebridad con que los 
satélites de Policía solenmizaban sus 
triunfos cuando agarraban una buena 
presa. 

A la salud de madre 
se emborracha padre, 

Andryos, Uniforme de gala^ que 
vestimos los buenos españoles regene- 
rados por la piedad bonapartina. 

Lo bueno dura poco, 
dijo en Toledo un loco, 

GONZÁLEZ ( EsTEVANiLLo ) . La 
vida i hechos de Estevanillo 
González, Hombre de buen hu- 
mor. Compuesto por el mesmo. 
En Amberes , Viuda de luán 
Canobbart, 1646. 

4.®, 8 hojas preliminares, 382 páginas 
y 2 de Tabla. 

Primera edición, citada por Salva, 
quien da igualmente cuenta de otras 
dos, hechas en Madrid, 8.°, en 1652 
por Gregorio Rodríguez , y en 1729 por 
D. Pedro Joseph Alonso y Padilla, ter- 
minando con decir que la última im- 
presión la hizo en Madrid Ramón Ruiz, 
año de 1795, en 2 vols., 8.° 

A pesar de semejante afirmación , yo 
poseo una, hecha asimismo en Madrid 
por D. Francisco de P. Mellado, 1844; 
y la Biblioteca de Autores españoles^ 
de Rivadeneyra , la reprodujo en el to- 
mo n de los Novelistas posteriores á 



Cervantes (volumen 33.° de la colec- 
ción), año de 1854. 

GRAMÁTICA ALEMANA..., por 
D. F. G. Ayuso. Madrid. Impren- 
ta de G. Hernando. 1882. 

8.° mayor. VIII— 320 págs. 

Trae al final f' páginas 306 — 16) una 
serie de refranes y locuciones (sprich- 
wórter und redensarten) en alemán, 
con su correspondencia castellana. 

GRAMÁTICA COMPARADA DE LA 
LENGUA FRANCESA PARAUSO DE LOS 

ESPAÑOLES , por don Manuel Le- 
Roux , catedrático interino de 
lengua francesa de esta Univer- 
sidad literaria, y en propiedad 
de la Sociedad Económica de 
Amigos del País ; Socio de méri- 
to de la misma y académico de 
la de Buenas Letras Sevillana. 
Sevilla. Imprenta de Morales y 
Gómez, editores. Venera, núme- 
ro 12. 1846. 

Hállanse en el tratado Fraseolojia , 
pág. 167, bastantes Dichos y Refranes 
mezclados entre multitud de Frases 
que se corresponden en ambas len- 
guas, amén de la sección particular 
destinada á los Proverbios, Refra- 
nes y Dichos , que, aun cuando copia- 
da de las infinitas ediciones de la Gra- 
mática de D. Pedro Nicolás Chan- 
treau, se halla^ no obstante, algo au- 
mentada. 

La parte material de esta obra no 
puede ser más depravada. 

GRAMÁTICA COMPLETA dividida 
EN TRES PARTES, por D. Pcdro Ni- 
colás Chantreau. 

V. Proverbios, Refranes y Dichos 
que se corresponden en ambas lenguas 
( francesa y castellana ). 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 

GRAMÁTICA ESPAÑOLA é italia- 
na, compuesta por Matías Chirch- 
mayr, Professor de Lenguas en 
la Academia de los Nobles de 
Florencia, y dedicada al señor 
marqués D. Luis Tempi. En Flo- 
rencia. MDCCXXXIV. En la Im- 
prenta de Bernardo Paperini. Por 
el Carlier, k la Señal de San Luis. 
Con licencia de los Superiores. 



197 



Un vol. , 12.^, 6 hoj. prelim. , 335 pá- 
ginas. La port. que copiamos ocupa la 
plana par , hallándose en la impar si- 
guiente su traducción en italiano. 

Desde la pág. 235 hasta la 266 se re- 
gistra una colección de Refranes y 
Frases castellanas con su correspon- 
dencia en italiano. 

GRAMÁTICA ESPAÑOLA, ó mo- 
do DE ENTENDER , LEIER Y ESCRIVIR 

Spañol, compuesta por el Reve- 
rendo D. Josef Faustino Perles 
, y Campos, spañol;— dedicada al 
Excmo. Sr. Don Andrés de Ava- 
los, Principe de Montesarcho, 
Señor del valle de Vitolano y de 
la cartelucha, del hábito de Al- 
cantara.— In Napoli, per il Pa- 
rrino et il Muti 1689; con licenza 
desuperiori. (B.-Univ. de Sal.) 

12.°, 336 páginas, y 11 más de prin- 
cipios. 

Desde la pág. 270 á 322, proverbios 
españoles por orden alfabético. 

(Gallardo, Ensayo, t. m, colum- 
nas 1222-23.) 

GRAMÁTICA FRANCESA, di- 
vidida en tres partes : la prime- 
ra contiene los primos Rudimen- 
tos; la secunda comprehende un 
tratado muy por extenso^ de la 
Oración ó Construcción , con un 



Paralelo de la Eloquencia espa- 
ñola y francesa ; la tercera con- 
tiene un Arte p(?ética, etc. Su 
autor D. Pedro Pablo Billet, Pa- 
risiense. Madrid, Florian Anis- 
son, 1688. 

Un vol. 8.^, 12 hoj. prelim., 320 pá- 
ginas. 

He aquí una de tantas gramáticas 
como hoy yacen en el olvido. En la 
Parte 2.* se encuentra una colección 
de locuciones propias y peculiares de 
ambas lenguas, entre las cuales figu- 
ran no. pocos refranes. 

En la Parte 3.^, con que da fin la 
obra, se registran algunas observa- 
ciones curiosas, y entre los ejemplos 
de que se vale el autor para compro- 
bar sus reglas de Poesía existe un So- 
neto en francés, que, aun cuando no 
dice relación con nuestro objeto espe- 
cial, por su rareza é interés nos va- 
mos á permitir trasladarlo á continua- 
ción. Es como sigue, copiado con la 
ortografía viciosa que presenta : 

" Vieux mots qui gémissez dans un exil facheux, 
Et que notre capVice a baimis du langage , 
Ne desesperes pas de rentrer dans l'usagre 
Et d'y teñir bientOi un rangr noble et pompeux. 

N'enviez point le sort de ees mots orsrueilleux 
De qui la nouveauté fait souvent l'avantagre; 
Vous les vcrrés détruits par notre humeur volagfc \ 
lis triomphent de vous, vous triompherez d'eux. 

le ne vous flate point d'une esperance vaine ; 
I'ay de votre retour une preuve certaine, 
Et say que vous allez rentrer dans tous vos droits. 

La lan^e des Capets va devenir nouvelle, 
Ou a quitté Fran<;ois pour reprendre FranQouois; 
Vieux motsne doutés point que l'onne vous rappellc.^ 

Conocemos otra edición hecha tam- 
bién en Madrid y en el propio año, en 
la imprenta de Bernardo de Villa- 
diego. 

Y^ finalmente, otra asimismo de Ma- 
drid, por Juan García Infanzón, 1708. 

GRAMÁTICA (Nueva) francesa, 
compuesta para el uso de los Es- 
pañoles y consultada con los me- 



Digitized by 



Google 



198 



PARTE SEGUNDA 



jores autores, por D. Ramón Joa- 
quín Domínguez, profesor de len- 
gua francesa.— Primera edición. 
— Madrid, Imprenta de T. A^a- 
do y Compañía, calle de la En- 
comienda, núm. 17. 1844. 

Un vol. 8.° mayor, 249 págs., más 
una hoja de erratas. 

Trae 24 adagios españoles cou su 
correspondencia francesa. 

GRAMMAIRE espagnole, compo- 
sée par TAcadémie Royale Es- 
pagnole, traduite en franjáis, 
Enrichíe de Notes explicatíves 
du Texte, et dans laquelle la liste 
des Constructions Espagnoles a 
reQu un accroissement de plus 
d*un tiers, et a été, ainsi que tous 
les Exemples et les diverses No- 
menclátores , traduite en Fran- 
jáis et en Anglais, augmentée de 
Remarques détachées surlaLan- 
gue Espagnole, ou Supplément h 
la Grammaire de TAcadémie, 
dans lequel toutes les Regles 
sont confirmées par un grand 
numbred'Exemples tires des mei- 
lleurs Auteurs, tant en Prose 
qu'en Vers; de Traites de la pro- 
nunciation, de Torthographe, de 
la versification et de Taccent es- 
pagnols; de Proverbes et dldio- 
tismes Espagnols, Fran<;ais et 
Anglais, mise k Tusage des 
Franjáis et des Anglais, qui en- 
tendent un peu la Langue Fran- 
Caise; Dediée k S. A. R. Mon- 
sieur, frére du Roi, par F. T. A. 
Chalumeau de Verneuil, inspec- 
teur des études aux colléges 
Liautard, Chevalier de l'Ordre 
Roy al Hospitalier - Militaire du 
Saint Sépulcre de Jérusalem. 



Tome premier. Paris, Samson 
fils, libraire pour l'education, les 
arts et les langues étrangéres vi- 
vantes, quai Voltaire, núm. 5. 
M.DCCC.XXI. 

Un vol. 4.° menor, anteport., port., 
2 hoj. prelims., 958 págs. (los dos 
tomos). 

Desde la pág. 878 hasta la 902 existe 
una colección bastante regular de Pro- 
verbios é Idiotismos en las tres len- 
guas española, francesa é inglesa. 

GRAMMAIRE espagnole-francai- 
SE de Sobrino trés-compléte et 
trés-détaillée contenant toutes 
les notions nécessaires pour ap- 
prendre áparler etécrirecorrec- 
tement Tespagnol. Nouvelle édi- 
tion refondue avec le plus grand 
soin par A. Galban professeur 
de langue espagnole. París. Li- 
brairie de Garnier fréres. 6, Rué 
des Saints-Péres, et Palais-Ro- 
yal, 215. 1863. 

Un vol. 8.^ mayor, anteport., port., 
una hoja de la Advertencia y 442 págs. 

Los Proverbes et Phrases qui se 
correspondent dans les deux langtics, 
ocupan desde el folio 428 hasta la mi- 
tad del 435. 

Varias son las ediciones que de esta 
gramática se han hecho ; pero ésta es 
la preferible , á pesar de no entrañar 
gran importancia filológica. 

GRAMMAIRE ESPAGNOLE 
(Nouvelle), avec un recueil de 
sentences et Proverbes dont les 
Espagnols se servent ordinaire- 
ment dans leurs entretíens, par 
le Sieur Ferrus. Lyon. 1704. 

Un vol. 4.°, port., 2 hoj. prelims., 
320 págs. y 3 hoj. de Tabla, 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



199 



La colección de Refranes que se co- 
rresponden en ambas lenguas, ocupa 
desde el folio 268 hasta el 320. 

La primera edición de esta obra (un 
vol. 12.^, Amsterdán, 1680) carece de 
la recopilación de Refranes. 

GRAMMAIRE et Dictionaire 
fran(;ois et espagnol. Nouvelle- 

' ment composez, k Tusage de la 
Cour d'Espagne. A Bruxelles, 
Chez Fran^ois Joppens, Librai- 
re. M.DCCIV. 

Un vol. 8.°, con tres foliaturas. La 
primera para la Gramática, 88 páginas, 
incluso la portada; la segunda para el 
Diccionario, portada y 247 páginas, y 
la tercera para una colección de 346 re- 
franes, con el encabezamiento de 

Sentences courtes et Proverbes pleins 
de sens, tires des plus eixcellents 
auteurs et de Ventretien ordinaire 
des Espagnols , traduits en fran- 
jáis, 46 páginas. 

GRAMMAIRE raisonnée de la 
LANGUE ESPAGNOLE avec un traite 
complet de son orthographe, par 
C. Galli, Professeur agrégé du 
CoUége Royal de Bordeaux, Au- 
teur de La Ciencia de la Dicha, 
etc. , Traducteur juré du Tribu- 
nal Civil pour les langues An- 
glaise, Espagnole et Italienne.— 
El idioma de Cuzco y Filipinas, 
— Mas rico que la plata de sus 
minas , — Mas brillante que su 
oro — Y tan cundido , y mucho 
mas sonoro. — Bordeaux. Feret 
fils, libraire, Fossés de Unten- 
dance, 15. 1846. 

Un vol., 8.° mayor, 16 págs. prelimi- 
nares, 223 de texto é índice. 



El capítulo 28 de esta obra, que lleva 
por título Des Idiotismes, contiene al- 
gunos refranes y modismos castella- 
nos, con sus correspondencias, alguna 
que otra vez no muy exactas, en 
francés. 

GRAMMAR (A Spanish), first co- 
Uected and published by Richard 
Percivall Gent. Now augmen- 

ted by John Minsheu Pro- 

fessor of Language in London. 
London. John Haviland. 1623. 

En esta Gramática , que va regular- 
mente encuadernada á continuación 
de un Diccionario inglés-español y vi- 
ceversa , compuesto , aumentado é im- 
preso respectivamente por los mismos 
sujetos mencionados, figura una co- 
lección de 64 Refranes castellanos con 
la traducción literal en inglés prime- 
ramente, y después con el adagio equi- 
valente en este idioma. 

Esta obra, aumentada por Minsheu, 
vio la luz pública por vez primera tam- 
bién en Londres, en 1599, siendo uno 
de los aumentos más importantes que 
recibió el de siete Diálogos en espa- 
ñol con su traducción al lado en inglés, 
que posteriormente aumentó hasta el 
número de doce Juan de Luna, y que 
vulgarmente corren con su nombre. (V.) 

GRAMMATICA quadrilinguis, or 
brief instructions for the French, 
Italian, Spanish, and English 
tongues, with the Proverbs of 
each language ñtted for those 
who desire to perfect themselves 
therein, by J. Smith. London. 
1674. 

Un vol. 8.**, port., 2 hoj. prelims., 
264 págs. 

Los Refranes españoles ocupan des- 
de la pág. 197 á la 205. 



Digitized by 



Google 






200 



PARTE SEGUNDA 



GRAMM ÁTICA Spagnüola, ed 
ITALIANA , Composta da Lorenzo 
Franciosini Florentino, Deír una 
e deír altra Lingua Professore 
in Siena. Nuova impression^ di- 
ligentemente corretta, ed aumen- 
tata. Venezia, 1734. Nella Stam- 
peria Baglioni. Con licenza de 
Superiori, e Privilegio. 

Un vol. 4.**, port., 4hoj. prelimina- 
res, 526 págs. 

Al folio 261 trae con el título de "Diá- 
logos apazibles „ , ocho de los doce que 
publicó Luna. (V.) 

Desde la página 409 hasta la 474, hay 
una razonable colección de Dichos po- 
líticos y Morales que á esta nuova 
impression se an añadido, en la cual 
se encuentran no pocos refranes. Du- 
plessis cita otra edición de esta Gra- 
mática, y dice que á veces van encua- 
dernados por separado estosDiálogos, 
Dicha edición es de Ginebra, Chouet, 
1687, 8.° menor. 

Yo poseo una, de estos Diálogos y 
hecha en Roma en la Camera Aposto- 
lica^ año de 1638. La distribución del 
libro es como sigue: 2 hoj. prelimi- 
nares, ccxxxvi páginas comprensivas 
de los Diálogos , de los Dichos y de un 
Nomenclátor y y 2 hojas de tabla; y acto 
continuo, sin portada, 158 páginas para 
la Gramática. 

GRAMMATICA y pronvnciacion 
alemana y española. Española y 
alemana. Compuesta en benefi- 
cio de estas dos Naciones, que 
quieren aprender vna destas len- 
guas. Por Ivan Ángel de Zuma- 
ran. Con privilegio de su Mag. 
Ces. Teutsche vnnd Spannische, 
Spannische vnd Teustche Gram- 
matica vnd auszsprach. Diesen 
baiden Nationen die eine ausz 



disenSprachen begchren zu lehr- 
nen zu gutem an tag geben. 
Durch. Johannem Angelum von 
Sumaran. Mit Rom. Ray. Man. 
Frenheit. En Viena de Austria. 
En la Impression de Miguel Ric- 
cio. Impressor Académico. Año 
1634. 

Un vol., 8."^, port., 3 hoj. prelim., 
475 páginas de texto y 5 de índice. 

Trae una colección de Prouerbios 
Españoles y en número de ciento, des- 
de la pág. 452 á la 459. 

GUIA DE LA CONVERSACIÓN ESPA- 
ÑOL-FRANCÉS-ITALIANO-INGLÉS , AL 

uso DE LOS Viajeros y de los Es- 
tudiantes, por D. E. de Ochoa. 
Contiene un vocabulario de las 
voces usuales, de las conjugacio- 
nes aplicadas , de las frases fami- 
liares y elementales; diálogos, 
idiotismos, proverbios, modelos 
de cartas y billetes ; la corres- 
pondencia de las monedas, pesos 
y medidas de España, Francia y 
de Inglaterra. París. Carlos Hin- 
gray, editor. 10, calle de Seine. 
Madrid, casa de Casimiro Mo- 
nier. 1842. 

Un vol. , 16.^, anteport. , port. , 5 ho- 
jas preliminares, 727 páginas. 

Los refranes ocupan desde la pági- 
na 694 á la 712. 

GUIA DEL LENGUAJE Ó SÍNTESIS DE 

LA Gramática. Colección de ho- 
mónimos, sinónimos, galicismos, 
refranes y frases figuradas de la 
lengua castellana, con otras la- 
tinas, que se usan comunmente. 
Por D. OdonFonoU. Barcelona, 
(Imprenta de Jaime Jepús.) 1874. 

UnfoUeto,8.^ 



Digitized by 



Google 




CATALOGO 



201 



GUÍA (Novísima) de conversacio- 
nes modernas , ó Diálogos usua- 
les y familiares en francés y en 
español... según Pardal, Ochoa, 
Richard, Corona y Sadler. Ma- 
drid. Carlos Bailly-Bailliére. 1855. 

Unvol. IS.^^hoj. de portada, una 
en francés, y otra en español, 229 págs. 
de texto , y 6 de catálogo. 

GUIA (Nuevo) para la Conversa- 
ción, en Español é Ingles: que 
contiene varias listas de las vo- 
ces mas usuales, debidamente 
clasificadas; y una Colección 
miscelánea de Diálogos de eti- 
queta y Frases familiares, Re- 
franes é Idiotismos. Por Ema- 
nuel del Mar, autor de una Gra- 
mática anglo-española; un Tra- 
tado de pronunciación inglesa 
para los españoles, &c. &c. Lon- 
dres: En casa de J. Wacey, 4, 
Oíd Broad Street. Gibraltar: J. 
Bertoloso. 1839. 

Un vol. 8.^, antep., port., 2 hoj. de pró- 
logo én inglés y castellano, 124 págs.. 



ima hoja comprensiva del Catálogo de 
las Obras publicadas por el Autor 
(Works published by the Author), y 
otra en blanco, en cuya plana impar 
s^ lee : London : Wilson & Son, Prin- 
ters , 57 , Skinner Street. 

GUZMAN DE ALFARACHE (Vida y 
hechos del picaro), atalaya de 
la vida humana. Por Mateo Ale- 
mán , criado del Rey nuestro Se- 
ñor, natural y vecino de Sevilla. 

Pasan de 200 los refranes dispersos 
por las dos partes, únicas que han vis- 
to la luz, de esta obra, habiendo muer- 
to su autor sin cumplir la oferta de pu- 
blicar la tercera. 

Existen varias ediciones de esta pro- 
ducción, habiéndose hecho la primera 
en Madrid , año de 1559. La que tene- 
mos á la vista se imprimió en Valen- 
cia, por José y Tomás de Orga, año 
de 1787, 2 vols., 8.° mayor, siendo de 
advertir que los refranes que saca á 
colación, están, por su mayor parte, 
compuestos en letra cursiva; circuns- 
tancia que no hemos visto en otras 
ediciones. 



26 



Digitized by 



Google ^ 



Digitized by 



Google 



h: 



HABLAR POR HABLAR. 

V. Caprichos de la lengua, etc. 

HERALDO GALLEGO (El). Se- 
manario de Ciencias, Literatura 
y Artes. Orense. Imprenta Ga- 
laica, Colón, 16. 

4.^ mayor. 

En los números pertenecientes al 
28 de Enero y 4 de Febrero de 1875, se 
publicó un artículo intitulado Refra- 
nes gallegos, suscrito por D. Camilo 
Placer Bouzo, á pesar de cuyo título 
se trata la cuestión, más bien en tér- 
minos generales, que nó en la esfera 
particular de la región gallega , como 
había lugar á esperarlo así de seme- 
jante calificación. Por eso es por lo 
que damos cabida aquí á la indica- 
ción de semejante trabajo. 

HIGIENE (La) en refranes caste- 
llanos. 

Hállase en los Elementos de Higie- 
ne privada ó Arte de conservar la sa- 



lud del individuo , por D. Pedro Fe- 
lipe Monlau. 

Un vol., 8.® mayor, Madrid, Riva- 
deneyra, 1870. 4.* edición. (Las tres 
anteriores carecen de dicha colección 
paremiológ^ca. ) 

Anteriormente había publicado ya 
este curioso tratadito el mismo seftor 
Monlau en su Monitor de la salud de 
las familias y de la salubridad de los 
pueblos, Madrid, 7 volúms., 4.^ ma- 
yor, 1858-64, como ya indicamos en el 
artículo Agricultura (La) en re- 
franes. 

HISTORIA CRÍTICA DE LA LITERATU- 
RA ESPAÑOLA, por don José Ama- 
dor de los Ríos, individuo de nú- 
mero, &c. Tomo 2J' Madrid, Im- 
prenta de José Rodríguez, 1862 ^ 

En la ilustración V de este tomo, se 
trata de los Refranes considerados 
como elemento del arte, bajo el triple 
aspecto de la relación de la lengua, la 
forma artística y la doctrina. 

1 Son siete tomos en 4.*^ los pablicados hasta el día, 
y no sabemos que se trate de publicar más por ahora. 



Digitized by 



Google 



204 



PARTE SEGUNDA 




Dicha ilustración ocupa desde la pá- 
gina 5()3 á la 538, en la cual , á vueltas 
de algún que otro juicio aventurado, 
podrá encontrar el estudioso datos de 
no poco interés. 

HISTORIA DE HISTORIAS, á imita- 
ción del Cuento de Cuentos de 
D. Francisco de Que vedo y Vi- 
llegas. 

Hállase en las obras del Dr. D. Die- 
go de Torres Villarroel. Tomo xi, Ma- 
drid, viuda de Ibarra, 1798(15 vols., 8.°). 

Como lo indica el título de esta pro- 
ducción , es un remedo del Cuento de 
Cuentos que escribió el Señor de la 
Torre de Juan Abad. 

HISTORIA DE LOS PROTESTANTES 
ESPAÑOLES, Y DE SU PERSECUCIÓN 

POR FELIPE II. Obra escrita por 
Adolfo de Castro. Cddis, Revis- 
ta Médica, 1851. 

Un voL, 4.^ 

A la pág. 39 se apimtan unos cuan- 
tos Rtíranes desfavorables á clérigos 
y frailes. 

HISTORIA UNIVERSAL (Com- 
pKNDio de) desde la creación del 
mundo hasta la venida de Jesu- 
cristo. Y un breve Vocabulario 
en Castellano y en Moro-Maguin- 
danao por Un Padre Missionero 
déla Compaflia de Jesús. Con las 
licencias necesarias. Singapore: 
Imprenta de Koh Yew Hean. 
Año 1888. 

4»" L? hoj. prelimns., 146 págs. y una 
hoja üe índice. 

Las páginas 132-46 comprenden una 
coteccioncita de Proverbios, enigmas 
y comparaciones malayos en número 



de 70, algimos de los cuales son bas- 
tante curiosos por cierto. 
Sirvan de muestra: 

3. El agua tranquila no está libre de 
caimanes. 

4. Sucede que el que planta el coco no 
come de su fruto. 

5. ¿Se morirá de sed el guardián de un 
pozo? 

9. Asir el agua con las manos, sin per- 
mitir que pase entre los dedos. (Hablan- 
do de un avaro.) 

30. La cuerda de tres hilos difícilmente 
se rompe. 

31. Si sabes comer, debes también sa- 
ber economizar. 

38. Si el agua está turbia en la fuente, 
lo estará también en la corriente. 

52. Por una gota de índigo se echa á 
perder un vaso de leche. 

65. Como la espiga del palay, se inclina 
cuando llena, y se eleva cuando vacía. 

Dichas locuciones, impresas en for- 
ma apaisada, aparecen en tres colum- 
nas, á saber: la 1.*, en castellano; 
la 2.*, en lectura malaya, con nuestros 
tipos; y la 3.*^, en caracteres arábigos. 

Es libro raro, á pesar de su novedad, 
por razón de la corta tirada que de él 
se ha hecho. 

HOJA (La) popular. Apéndice á 
La Defensa de la sociedad, - - 
Madrid 1872-79. 

69 números en folio menor, dobla- 
dos por la mitad. Del 1.^ al 28.*^ inclu- 
sive, fueron impresos en casa de don 
Juan Aguado; del 29.° al 69.°, en la de 
Fortanet. 

Al título de La Hoja popular prece- 
dió en los dos primeros números el de 
La Lectura de los pobres. 

En estos pliegos, que se repartían 
"gratis al público, y á los ciegos y á 
los pobres, para que la vendan (La 
Hoja) por precio que no exceda de un ' 
cuarto, y sirva de socorro para ellos„, 
encontrará el curioso una razonable 



Digitized by 



Google 



ir 



CATÁLOGO 



205 



suma de Refranes, adagios y locucio- 
nes proverbiales. 

HOSPITAL REAL a LA CORTE, pOf 

Don Fran^^ Vermudez de Pedra- 
da, Canónigo y Tesorero a la 
S^f iGlesia « Grnaít A D. 
Fran^^ Marín, y Rodezno Canó- 
nigo de Toledo Inquisidor de 
Granada. 

Tal es el título que, encerrado en un 
tarjetón con que remata el frontispi- 
cio grabado al agua fuerte por Ana 



Heylan en Granada, lleva la presente 
obra, sin especificación de lugar, fe- 
cha ni impresor. 

Las licencias datan d<? 1643 y 44, y 
la dedicatoria está fechada en Grana- 
da á 30 de Octubre de 1645. La 1 .^ cen- 
sura está hecha en Granada; la 2.'' y 
la 3.^ lo están en Madrid ; el privilegio 
de impresión, en el Escorial, Salió de 
las prensas de Madrid. 

4.^, port., 10 hoj. prelims. y 176 fo- 
liadas. 

Abunda el contexto de esta curiosa 
obra en sentencias y refranes. 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Google 



I 



lANVA LiNGVARVM, sivc modvs 
máxime accommodatvs , qvo pa- 
tefit aditvs ad omnes lingvas iti- 
telligendas. Indvstria Patrvm 
Hibernorvm Societatis lesv, qui 
in CoUegio eiusdem nationis Sal- 
manticae degunt, in lucem edita: 
& nunc ad linguam Latinam 
perdiscendam accommodata. In 
qva totivs lingvae vocabula, qvae 
frequentiora, & fundamentalia 
sunt continentur: cum índice vo- 
cabulorum, & translatione His- 
pánica eiusdem ractatus* (Mono- 
grama de I I^IS.) Salmanticae. 

^,!/ • 

Apud Franciscvm de Cea Tesa. 
Anno M.DC.XI. 

4.*^, hojas prelims., 216 págs. 

IDÉOGRAPfflE (L^. Mémoire sur 
la possibilité et la facilité de for- 
mer une écriture genérale au 
moyen de laquelle tous les peu- 
ples de la terre puissent s'enten- 



dre mutuellement sans que les 
uns connaissent la langue des 
autres, parD. Sinibaldo de Mas. 
Macao, 1844. 

Un foll. 4.^, una hoja en blanco, 
port., 43 págs., 4 hoj. de láminas sin 
foliar. 

Desde la pág. 33 hasta la 42 se regis- 
tra un Apéndice en el cual, después de 
manifestar el autor como debería ha- 
cer mención cada país en la Gramáti- 
ca ideográfica de los giros que le son 
peculiares y de las frases convencio- 
nales que expresan muchas veces un 
pensamiento que en manera alguna 
revela su letra, presenta una lista de 
modismos y frases proverbiales de 
nuestra lengua, cuyo número asciende 
próximamente á 700. 

IMPROPIEDAD (De la) y deca- 
dencia de muchos Refranes es- 
pañoles. 

Artículo escrito por D. Florencio 
Janer y publicado en El Cascabel^ pe- 
riódico ilustrado. Madrid, 1874, segun- 
da época, números correspondientes 



Digitized by 



Google 



208 



PARTE SEGUNDA 



al 30 de Agosto y 6 de Septiembre. 
No carece, por lo regular, de funda- 
mento el autor de este artículo, en las 
aseveraciones que aquí emite; pero en 
alguna que otra ocasión resultan aqué- 
llas un si es no es sacadas de quicio. 

INGENIOS (Los malos). Pronós- 
tico &c. para este año de 1756, 
por el Dr. D. Diego Torres de 
Villaroel. Salamanca, Antonio 
Villargordo. 

INSTRUCION FUNDAMENTAL Para 
Aprender el Idioma Español, 
adonde contengense: I. Diálogos 
Españoles y Tudescos, mezcla- 
dos con Historias recreativas. 
II. Una pequeña y utilissima Gra- 
mática, tan para los Alemanes 
que aman lo Español, quan aun 
para los Españoles aficionados a 
la Lengua Tudesca. III. Cartas 
Españolas, y Alemanas. IV. Un 
Lexicón Español, y Tudesco. 
V. Un Vocabolario Alemán, y 
Español. Por Antonio Moratori, 
Maestro de Lenguas. En Nuren- 
berg, A Costa de Pedro Conra- 
do Monath. Año 1723. 

Un vol., 8.^, 14 hoj. prelims., 424 pá- 
ginas de texto, 3 hoj. de índice y una 
en blanco. 

Hállanse en el cuerpo de esta obra 
(págs. 110-127) varios Proverbios es- 
pañoles con muchas Sententias, &c,, 
los cuales llevan al lado la correspon- 
dencia alemana, y las Sentencias la 
latina además. 

INSTRUCCIONES económicas y 
POLÍTICAS, Dadas por el famoso 
Sancho Panza, Gobernador de 



la ínsula Barataria, á un hijo 
suj^o, apoyándolas con refranes 
castellanos en que le prescribe 
el método de gobernarse en 
todas las edades y empleos. Se- 
gunda impresión aumentada con 
otra Instrucción. Las da á luz 
D. A. A. P. y G. Con licencia, 
Madrid en la Imprenta Real. 
MDCCXCI. 

Un vol., 8.^, 64 págs. 

Son dos cartas muy bien escritas, 
así en el fondo como en la forma, y 
cuya doctrina está basada sobre los 
205 1 refranes que figuran al fin de 
este opúsculo, coleccionados alfabéti- 
camente con el título de índice, según 
copiamos á continuación al pie de la 
letra. 

índice 

A boda ni bautizado no vayas sin ser 
llamado. 

A buey viejo no le cates majada, que 
él se la cata. 

A casa de tia, mas nó cada dia. 

Acuéstate sin cena, y amanecerás sin 
deuda. 

Afanar, afanar, y nunca medrar. 

Agosto y vendimia no son cada dia. 

A olla que hierve, ninguna mosca se 
atreve. 



1 En rigor no son más que 204, pues el refrán 
Quien quisiere ser mucho tiempo viejo, comiéncelo 
presto, se halla repetido en el índice que trae im- 
preso esta obrita. Yo la reproduje en el tomo v de 
El Refranero general español, pero aumentando 
considerablemente dicho índice^ pues la lectura de* 
tenida del texto me hizo ver que los refranes en él 
contenidos ascendían á 266. 

La primera edición de este opúsculo, tan rara como 
la segunda, de que vengo dando cuenta circunstan- 
ciada en el presente artículo, sólo trae la primera de 
dichas Instrucciones, y consta de un pliego doblado 
en 4.^ y foliado, sin expresión de autor (ni iniciales 
tampoco, como apunta la segunda impresión), y sin 
especificarse tampoco afto ni imprenta , aunque sí lu- 
gar, que lo es Madrid ; y por las explicaciones que en 
Nota referente al tomo Vde ^'Et Refranero general 
español^ di al final del tomo vi de dicha colección, 
infiero, creo que fundadamente, que dicha producción 
hubo de salir á luz en el afto de 1783, de las prensas 
del Diario de Madrid, 



Digitized by 



Google 



Ajo crudo y vino puro pasan el puerto 
seguro. 

Al avariento le alivian las riquezas. 

Al asno lerdo, arriero loco. 
. Al asno muerto, la cebada al rabo. 

Alcalde de aldea, el que lo apetece, 
ése lo sea. ' ^ 

Al comer de las morcillas , placeres y 
risas. 

Al loco y al aire darle calle. 

A la mujer brava darle la soga larga. 

A la mujer y á la picaza, lo que'vieres 
on la plaza. 

Al matar de los cerdos, placeres y 
juegos. 

Al pobre le alivia la esperanza. 

Al pagar de los dineros, pesares y 
duelos. 

Allá se lo haya Marta con sus pollos. 

Ama, sois ama mientras el niño mama, 
y desque no mama, ni ama ni nada. 

Amigo reconciliado, enemigo doblado. 

Amor de padre , y lo demás es aire. 

A muchos debe temer aquél á quien 
muchos temen. 

Antes barba blanca para tu hija, que 
muchacho de crencha partida. 

Antes que te cases mira lo que haces. 

A padre apañador , hijo despendedor. 

A palabras necias, orejas sordas. 

Apaña, suegro, para quien te herede, 
manto de luto y corazón alegre. 

A quien has de acallar, no le hagas 
llorar. 

A quien se halló en la tienda no le 
achaquen que se halló en la contienda. 

Beba la picota de lo puro , que el taber- 
nero medirá seguro. 

Becerrilla mansa todas las vacas mama. 

Bien sabe el asno en cuya casa re- 
buzna. 

Bobos van al mercado , cada cual con 
su asno. 

Burlaos con el asno , y daros ha en la 
boca con el rabo. 

Cabello y cantar no es buen ajuar. 

Cada cabello hace su sombra. 

Camisa y toca negra no sacan al ánima 
de pena. 

Casar y mal día, todo en un día. 

Casar, casar, suena bien y sabe mal. 

Ceño y enseño, de mal hijo hacen 
bueno* 



CATÁLOGO m 

Comer á gusto, y vestir al uso. 

Comida, cama y capote que sustente 
y abrigue al niño , y no le sobre. 

Con agua pasada no muele el molino. 

Con los estados se mudan las costum- 
bres. ^ 

Costumbres y dineros hacen á los hijos 
caballeros. 

Costumbres de mal maestro sacan al 
hijo siniestro. 

Coz de yegua no hace dafjo al potro. 

Da Dios alas á la hormiga para morir 
más aina. 

Dádivas quebrantan peñas. 

Dame donde me asiente , que yo haré 
donde me acueste. 

Debajo de una mala capa hay un buen 
bebedor. 

De donde menos se piensa salta la lie- 
bre. 

Déla buena te guarda, y de la mala 
no fíes nada. 

De lo ajeno, lo que quisiere el dueño. 

Del lobo un pelo, y ése de la frente, 

Delofecrálo hermoso déme Dios lo 
provechoso. 

De rico á soberbio no hay palmo entero. 

De tu mujer y de tu amigo experto no 
creas sino Id que fuere cierto. 

Dios no se queja, mas lo suyo no lo 
deja. 

Do no hay cabeza raída no hay cosa 
cumplida. 

Donde no está su dueño, no está su 
duelo. 

Dos amigos de una bolsa, el uno canta 
y el otro llora. 

Dueña culpada, mal castiga mallada. 

El Abad de \'amba de io que canta 
yanta. 

El amigo que no presta y el cuchillo 
que no corta, que se pierda poco im- 
porta. 

El amitad del año, con arte y engaño; 
y la otra parte, con engaño y arte. 

El arroz, el pez y el pepino nacen en 
agua y mueren en vino. 

El avariento rico no tiene pariente ni 
amigo. 

El avariento siempre padece necesi- 
dades. 

El bobo , si es callado , por sesudo es 
reputado. 

27 



Digitized by 



Google 



21Ó 



PARTE SEGUNDA 



El día que te casas, ó te matas ó te sa- 
nas. / 

El día siguiente es discípulo del pa- 
sado. 

El docto escarmienta en cabeza ajena. 

El golpe de la sartén, aunque no duele, 
tizna. 

El hombre es fuego , y la mujer estopa, 
llega el diablo y sopla. 

El melón y el casamiento ha de ser 
acertamiento. 

El pequeño yerro al principio, se hace 
grande al fin. 

El pobre que quiere imitar al rico, pe- 
rece. 

El puerto de las miserias es la pacien- 
cia. 

El que adelante no mira, atrás se queda. 

El que á sí no se alaba, de ruin se 
muere. 

El que está en la aceña muele, y nó el 
que va y viene. 

El que lejos va á casar, va engañado ó 
va á engañar. 

El que mal pleito tiene, á barato lo 
mete. 

El que muere pobre no muere antes 
de tiempo. 

El que no se aventura no pasa la mar. 

El que perdona á los malos perjudica 
A los buenos. 

El que recibe regalos vende la libertad. 

El que va á la bodega , por vez se le 
cuenta , beba ó no beba. 

El vino como rey^y el agua como buey. 

En año caro , harnero espeso y cedazo 
claro. 

En casa del ahorcado no se ha de men- 
tar la soga. 

En casa del oficial asoma el hambre, 
mas no osa entrar. 

En casa de mujer rica, ella manda y 
ella grita. 

En la tierra donde vivieres , haz como 
vieres. 

En meando claro, dos higas para el 
médico. 

En tierra de señorío , almendro y guin- 
do ; y en tierra real , moral y nogal. 

Entre toma el gallo y daca el gallo , se 
quedan las plumas en la mano. 

El vencido, vencido; y el vencedor, 
perdido. 



Goza de tu poco, mientras busca más 
el loco. 

Grano á grano hinche la gallina el papo. 

Hacienda, tu dueño te vea. 

Hay más días que longanizas. 

Haz buena harina y no toques bucina. 

Hijo eres y padre serás ; como hicie- 
res, así habrás. 

Holgar, gallinas, que el gallo está en 
vendimias. 

Hombre enamorado, nunca casa con 
sobrado. 

Huerto y tuerto, mozo y potro, y mu- 
jer que mira mal,quiérense saber tratar. 

Ya está duro el alcacel para zamponas. 

La mujer barbuda, de lejos la saluda. 

La mujer y la pera , la que calla es 
buena. 

La mujer es la salud y la calamidad de 
la casa. 

La mujer y la gallina, hasta la casa de 
la vecina. 

La mujer y la sardina, de rostros en la 
cocina. 

La fortuna humilde es más segura que 
la elevada. 

La doncella y el azor, las espaldas ha- 
cia el sol. 

La mujer y la viña, el hombre la hace 
garrida. 

La niña perdió su honor donde habló 
mal y la respondieron peor. 

La planta muchas veces traspuesta, ni 
crece ni medra. 

Laque en Marzo veló, tarde acordó. 

La sardina, por saltar de la sartén, da 
en las brasas. 

La vez de la ensalada, ni la pierdas ni 
sea aguada. 

La gala del nadador es saber guardar 
la ropa. 

La manzana podrida pierde á su com- 
pañera. 

Lo bien ganado se lo lleva el diablo ; y 
lo mal ganado , á ello y á su amo. 

Lo que no fué en tu año , no fué en tu 
daño. 

Los perros de Zurita, cuando no tienen 
á quién , unos á otros se muerden. 

Mala es la causa cuando necesita de 
misericordia. 

Manda y descuida ; no se hará cosa 
ninguna. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



211 



Más cerca está de la carne la camisa, 
que el jubón. 

Más quiero asno que me lleve, que ca- 
ballo que me derrueque. 

Más vale á quien Dios ayuda, que 
á quien cedo madruga. 

Más vale ser cabeza de ratón que cola 
de león. 

Más vale mal ajuste, que buena sen- 
tencia. 

Mejor es lamiendo que mordiendo. 

Miel en la boca, y guarde la bolsa. 

Muchas veces el que escarba, lo que 
no quiere halla. 

Muchas veces, do cazar pensamos, 
cazados quedamos. 

Muchos ajos en un mortero, mal los 
maja un majadero. 

Natural y figura, hasta la sepultura. 

Necios y porfiados hacen ricos á los 
letrados. 

Ni de las flores de Marzo , ni de la mu- 
jer sin emps^cho. 

Ni en burlas ni en veras, con tu amo no 
partas peras. 

Ninguno tiene más honra que la que le 
quieren dar. 

Ninguno vive tan pobre como nació. 

Ni tu pan en tortas, ni tu vino en botas.^ 

Ni tan fea que espante, ni tan hermosa 
que mate. 

Ni tan vieja que amule, ni tan moza 
que retoce. 

No está la carne en el garabato por 
falta de gato. 

No importa que se pierdan los anillos, 
si quedaron los dedillos. 

No me pesa que mi hijo enfermó, sino 
de la mala maña que le quedó. 

Nos por lo ajeno, y el diablo por lo 
nuestro. 

No te entremeter en lo que no te atañe 
hacer. 

Obreros á no ver, dineros á perder. 

Olla cabe tizones ha menester cober- 
tera, y la moza do hay garzones, la ma- 
dre sobre ella. 

Padre no tuviste, madre no temiste, 
diablo te hiciste. 

Paños lucen en Palacio, que nó hijos- 
dalgo. 

Para dar y tener, seso ha de haber. 

Para hombre pobre, paño fino y calde- 



ra de cobre, cepa moural y castaña de 
frial. 

Poca hiél hace amarga mucha miel. 

Por el alabado dejé el conocido, y vime 
arrepentido. 

Puerco fiado gruñe todo el año. 

Quando á tu hija le viniere su hado, no 
aguardes que venga su padre del mer- 
cado. 

Quando fueres por camino no digas 
mal de tu vecino. 

Quando uno no quiere , dos no barajan. 

Quando riñen las comadres se dicen 
las verdades.. 

Quien á médicos no cata, ó escapa ó 
Dios le mata; y quien á ellos se ha en- 
tregado, un verdugo y bien pagado. 

Quien bien tiene, y mal escoge, del 
mal que le venga no se enoje. 

Quien espera en la esfera, muere en 
la rueda. 

Quien no cree en buena madre, creerá 
en mala madrastra. 

Quien tuviere hijo varón no llame á 
otro ladrón. 

Quien solo se come su gallo, solo ensi- 
lla su caballo. 

Quien se viste de mal paño, dos veces 
se viste al año. 

Quien muchas romerías anda, tarde ó 
nunca se santifica. 

Quien calla, piedra apaña. 

Quien quisiere ser mucho tiempo vie- 
jo, comiéncelo presto. 

Quien no trae soga, de sed se ahoga. 
^ Quien con lobos anda, á aullar se en- 
seña. 

Quien adelante no mira, atrás se queda. 

Quien de lo ajeno se viste, en la calle 
le desnudan. 

Quien echa agua en la garrafa de gol- 
pe, más derrama que ella coge. 

Quien al cielo escupe, á la cara se le 
vuelve. 

Quien destaja no baraja. 

Quien el sábado va á la aceña, el do- 
mingo tiene mala huelga. 

Quien las cosas mucho apura, no tiene 
la vida segura. 

Quien desparte lleva la peor parte. 

Quien tiene arte va por toda parte. 

Quien quisiere ser mucho tiempo vie- 
jo, comiéncelo presto. 



Digitized by 



Google 



212 



PARTE SEGUNDA 



Reniega del amigo que cubre con las 
alas, y muerde con el pico. 

Romería de cerca, mucho vino y poca 
cera. 

Si el niño llora, acállelo su madre; y si 
no lo quiere acallar, déjelo llorar. 

Si quieres cedo engordar, come con 
hambre y bebe con vagar. 

Si quieres ser rico, calza de vaca y 
viste de fino. 

Si quieres vivir sano, hazte viejo tem- 
prano. 

Sufriré hija golosa y albendera, mas 
nó ventanera. 

Sobre un huevo pone la gallina. 

Tal el año, tal el jarro. 

Tanto quiso el diablo á su hijo, que le 
sacó un ojo. 

Tres cosas hacen al hombre medrar: 
ciencia, mar y casa real. 

Triste está la casa dónde la gallina 
canta y el gallo calla. 

Vino acedo, pan de centeno, y tocfno 
añejo, mantienen la casa en peso. 

Uno come la fruta aceda , y otro tiene 
la dentera. 

Unos tienen la fama, y otros cardan 
la lana. . 

V. nuestro artículo Respuestas de 
Sanchico Pansa, á dos Cartas que le 
remitió su padre desde la ínsula Ba- 
rataría, etc. 

INTRADUCIBILIDAD del Quijo- 
te. Pasatiempo literario ó apun- 
tes para un libro grueso y en fo- 
lio, por D. José María Sbarbi, 
presbítero. La critique est aisée, 
et Vartestdifficile. (Destouches.) 
Más fácil es criticarlo, que ha- 
cerlo. El hablar cuesta poco. (Re- 
franes castellanos.) Madrid. Im- 
prenta de A. Gómez Fuentene- 
bro, Bordadores, 10. 1876. 

Un vol. 8.*^ francés, 352 páginas. 

Constituye por sí sólo el tomo vi de 
El Refranero general Español^ y la 
causa que me movió á componer esta 



obra se demuestra con el prólogo que 
al efecto le puse, y cuyo contenido dice 
á la letra: 

" Una impugnación de ocho páginas 
me ha obligado á escribir esta Apolo- 
gía que ocupa un tomo; pero no lo ex- 
trañará quien repare que es muy fácil 
y muy breve llamar á alguno, por 
ejemplo, judío ó morisco, y que no es 
tan fácil ni tan breve probar el ofendi- 
do que es cristiano viejo. Aquello no 
cuesta más que decirlo en dos palabras 
absolutas; y esto cuesta revolver pa- 
peles antiguos, hacer informaciones, y 
escribir mucho para probar la verdad. 
= Estoy persuadido á que el tiempo 
que ^e emplea en censuras y defensas 
literarias, se emplearía mejor en com- 
poner Qtra obra de má3 sustancia y 
utilidad; pero, cumpliendo con lo que 
dicta la razón y el pundonor, no me ha 
parecido decente ni justo desentender- 
me de cargos dirigidos á mí, y expues- 
tos por un caballero que , cuando los 
ha impreso autorizados con su nombre 
y apellido, es regular esté esperando 
alguna pronta satisfacción. „ 

Así se explicaba, á fines del pasado 
siglo, el eruditísimo D. Tomás de Iriar- 
te, al frente de su obra intitulada Don- 
de las dan las toman, escrita en justa 
defensa de la impugnación hecha por 
el colector del Parnaso Español, Don 
Juan José López de Sedaño, á su tra- 
ducción del Arte Poética de Horacio. 

Ocho también, aunque menguadas, 
dado que la última consta de 6*/, lineas, 
son las páginas que, con el título de 
¿Puede traducirse el Quijote? salie- 
ron al público el día 28 de Octubre 
de 1873 en la Revista de España, sus- 
critas por D. José María Asensio, ve- 
cino de Sevilla, en las que pretende 
probar dicho señor la tesis contraria 
á la por mí sustentada de que El Qui- 
jote es intraducibie, la cual di á luz en 
La Ilustración Española y America- 
na, el 1.° de Mayo de 1872; y un tomo 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO , 



213 



igualmente me he visto precisado á 
escribir ahora para probar , no ya en 
globo como lo hice en dicho mi artícu- 
lo, sino detallada y superabundante- 
mente, la Intradticibilidad del Quijote. 

No opino con Iriarte que "el tiempo 
que se emplea en censuras y defensas 
literarias, se emplearía mejor en com- 
poner otra obra de más sustancia y 
utilidad. „ En efecto, cuando esa censu- 
ra ó esa defensa están sólidamente ba- 
sadas sobre copia de argumentos irre- 
vocables, mayormente siendo ricos y 
peregrinos, siempre sostendré que la 
lección de semejantes obras no puede 
meiíos de ser útil y sustanciosa. Dígan- 
lo, si nó, por no aglomerar aquí mu- 
chedumbre de testimonios que acredi- 
taran mi aserto, el Comentai^io con 
glosas criticas y joco-serias sobre la 
nueva traducción castellana de las 
Aventuras de Telémaco, por D. Anto- 
nio Capmany y de Montpalau, y la 
producción misma de Iriarte Donde 
las dan las toman, ricos filones am- 
bas, cada cual por su estilo, en las que 
bastante hallará que explotar el aficio- 
nado á las letras humanas ^. 

No es á mí á quien incumbe decir si 
la presente obra puede correr parejas 
con las dos anteriormente citadas, por 
lo que respecta á lo que de mi propia 
cosecha he puesto en ella; mas si se 
para mientes en las autoridades, tanto 
antiguas como modernas, españolas 
así como extranjeras, que al efecto he 
consultado, no tengo reparo en asegu- 



1 La obra arriba citada de Capmany , escrita con 
bastante donaire, y en la que se descubren los pro- 
fundos conocimientos filológicos que poseía aquel 
célebre catalán, es tan rara cuanto de pocos conoci- 
da, pues el asendereado traductor de las Aventuras 
de Telémaco compró y redujo á cenizas la edición 
del Comentario, con cuyo motivo no pudieron ser sal- 
vos de aquel auto de fe sino los pocos ejemplares que 
el autor, había regalado á algunos de sus amigos. 
Esta curiosa obra, que fué impresa por Sancha el 
aflo de 1798, forma un volumen en 4.° de 2 hojas pre- 
liminares, 107 páginas de texto, otra hoja preliminar 
y XXXIV páginas de Apéndice, 



rar que su lectura tiene que interesar 
por fuerza á más de cuatro literatos 
propios y extraños, y muy especial- 
mente á aquellos que , rindiendo culto 
á Cervantes, han llegado á soñar que 
el Quijote puede ser traducido á cual- 
quiera lengua en su estilo sin perder 
nada del original. 



Y como quiera que uno de los pun- 
tos cardinales en que estriba la Intra- 
ducibilidad del Quijote es la Paremio- 
logia, ó séase el agregado tan consi- 
derable de Refranes, Locuciones pro- 
verbiales é Idiotismos propios de nues- 
tra lengua que brotan de las páginas 
de la obra maestra del Manco de Le- 
panto, y á ese ramo he prestado en mi 
libro todo el esmero que he creído del 
casó, de ahí que, sin insistir más sobre 
este punto, queda suficientemente jus- 
tificada la inserción de la presente 
obra entre las que componen El Re- 
franero general español, y justifica- 
dos asimismo los elementos que entran 
en su elaboración, al expresarse en la 
portada de cada volumen que dicho 
Refranero esparte recopilado y parte 
compuesto por = José María Sbarbi. 



INTRODVCION i camino para la 
Sabidvria, donde se declara qve 
cosa sea, i se ponen grandes avi- 
sos para la vida hvmana. Com- 
pvesta én latin por el excelente 
varón Jvan Lvis Vives, vvelta, 
en castellano, con mvchas adi- 
ciones que al proposito hacían, 
por Francisco Cervantes de Sa- 
lazar. 

En las Obras que Francisco Cer- 



Digitized by 



Google 



L_.^. 



214 



PARTE SEGUNDA 



vantes de Salasar ha hecho glossado 
i tradvcido, {un Yo\, 4.°, Alcalá, Juan 
de Brocar, 1546.— Madrid, D. Antonio 
de Sancha, 1772) figura en último lu- 
gar la que da margen al presente ar- 
tículo. 

Aún cuando son varias las edicio- 
nes de esta preciosa obra de Luis Vi- 
ves hechas en castellano, con todo, 
sólo citamos aquí las dos susodichas, 
porque á más de los aforismos de que 
consta el texto, disemina el glosador 
en sus notas algunos Refranes. 

Hablando el erudito agustiniano 
P. M. Flórez, en las Noticias de la 
vida del chrom'sta Ambrosio de Mo- 
rales que se hallan al frente del Viaje 
de éste , de las Obras de Cervantes de 
Salasar^ dice que la primera impre- 
sión era ya rara en su tiempo (1765). 



INVESTIGADOR (El), corres- 
pondencia entre americanistas, 
literatos, educacionistas, curio- 
sos, empleados, etc. Directores 
propietarios: Juan A. Alsina. — 
T. S. Osuna. Afio 1880. Tomo i. 
(1881, el tomo ii). Buenos Aires. 
Dirección, en la Imprenta de 
Juan A. Alsina, calle de Méjico, 
núm. 635. 

Dos vols., 4.** 

Es una revista formada sobre el pa- 
trón de El Averiguador. V. 



lOYA (La) en conceptos morales 
. por Sebastian Fernandez de Ey- 
caguirre, Ayuda de Cámara de 
S. A. el Sereniss. Archiduque 
Alberto. Primera parte. A Don 
Rodrigo Niño y Lasso de la Ve- 
ga, Conde de Año ver. En Brus- 
selas. Por Huberto Antonio, Im- 



pressor de sus Altezas, en la 
Águila de oro cerca de Palacio, 
año de 1616. Con licencia. 

Un vol., 8.°, 8 hojas prelims. con in- 
clusión de la portada, 109 pág. de tex- 
to, y 14 de "Exposición de los nom- 
bres poéticos en esta Obra por el or- 
den del A, B. C. „ 

Empieza así esta obrita trazada por 
discreta pluma. 

"Mal descansa el corazón 
En mundo que np hay descanso, 
Y así cuando más me canso 
Tanto más mi mal procuro. 

1. Que no quilata oro puro 
De esta vida el cobre bajo, 

2. Nihay atajo sin trabajo, 
Ni rodeo que no canse, 

3. Ni hombre pobre que no amanse 
La arrogancia natural, 

4. Ni tan seguro caudal 

Que no se pueda perder. „ &c. 

Y acaba: 

1077 " Ni subirá el hombre bajo 
Cuando se sube á mayores, 

1078 Ni puede á cien pretensores 
Una merced contentar, 

1079 Ni á todos podrá agradar 
Ningún humano poder, 

1080 Ni hay poderse defender 
Contra el poder de la muerte; 

1081 Y pues buena ó mala suerte 
A este fin ha de venir, 

1082 Procuremos que el morir 

A bien vivir nos despierte. „ 

Es obra rara y curiosa. 
No llegó á publicarse la segunda 
parte ofrecida por el autor. 



IR A LA GUERRA, navegar, y 

CASAR, NO SE PUEDE ACONSEJAR. 

(Arist. Athen.)Respuestaque dio 
el R. P. M. Fr. Martin Sarmien- 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



215 



to á un amigo sobre la pregunta 
que le hizo de si le convendría 
casarse. Con licencia: En Cádiz 
en la impremía (sic) de Don Juan 
Ximenez Carreño , Año de 1788. 



**, redac- 



Folleto de 16 páginas en 8 
tado con la erudición y gracejo pro- 
pios del Autor 



— Del mismo año existe otro ejem- 
plar impreso en Madrid por Andrés 
Ramírez. 

Ya se había publicado esta preciosa 
carta en el tomo iv del Caxou dr Sas- 
tre {1761 y 1781), si bitn tigurando t'n 
ambas ediciones firmíuki por D. Pedro 
Antonio de Navarrete, no sabemos con 
qué fundamento. 



Digitized by 



Google 






Digitized by 



Google 



J 



JARDINERO (El) de los plane- 
tas , y Piscator de la Corte , para 
el afio de 1744. Pronóstico , polí- 
tico histórico, y muy noticioso, 
en el que van las fundaciones de 
las mas principales Ciudades y 
Villas de España, sus Tribuna- 
les, Universidades, y otras ex- 
quisitas curiosidades , con un 
Cathalogo de refranes conducen- 
tes al tiempo. Sv avtor Don Jo- 
seph Patricio Nauarro, Philoma- 
tematico Boloniense. Madrid. 

Un folL, 8.^ 

JOYA (La) en conceptos morales 
por Sebastian Fernandez de Ey- 
zaguirre. 

V. loya (La) etc. 

JUEGO TROBADo que hizo á la rey- 
na dofla Isabel \ con el qual se 
puede jugar como con dados 
ó naypes , y con él se puede ga- 

1 El poeta Pinar. 



nar ó perder y echar encuentro 
ó azar, y hazer pares. Las coplas 
son los naypes , y las cuatro co- 
j sas que van en cada vna dellas 

I han de ser las suertes. 

I 

Regístrase esta linda composición 
en el Cancionero general de Hernan- 
do del Castillo. De ella dio cuenta 
Vargas Ponce en su Declaración con- 
tra los abusos introducidos en el cas- 
tellano ^ pág. 81 de \ai Disertación, por 
los términos siguientes: 

" Y para dar cabo á esta gustosa ma- 
teria; pondremos solas dos estancias 
de las quarenta y seis de Pinar en el 
juego trobado que compuso para la 
Reyna y sus Damas, aplicando en 
cada una un árbol, un páxaro, un can- 
tar y un adagio, todo distinto para 
cada Señora; y tan ingenioso y bien 
rimado como se notará por la de la 
Reyna y la de la Duefta á quien servía 
el Príncipe, que son las que siguen: 

Tome Vuestra Majestad 
Primero como primera 
La Palma por castidad , 
Porque en Vos sola se esmera, 

28 



Digitized by 



Google 




218 



PARTE SEGUNDA 



\ 



Y un Fénix que sólo fué 
Como Vuestra Alteza en todo, 
Con la canción de este modo: 
Reyna de muy alta C, 

y el refrán que allá van leyes 
Donde las mandan los Reyes. 

Vos la Dama, que tenéis 
Nueva discreción , y ufana. 
Un Cerezo tomaréis, 
Porque es fruta más temprana. 

Y por ave un Gerifalte, 

Y el cantar Yo^ madre, yo. 
Que se asienta como esmalte , 
v^ísto lo que Dios le dio; 

Y el refrán por más estima: 

El que á buen árbol se arrima. „ 

JUSTINA (La PÍCARA). 

Con el título de Libro de entreteni- 
miento de la Pícara Justina se publi- 
có por vez primera en Medina del 
Campo, por Cristo val Lasso Vaca, 



1605, 4.^, y con el mismo se reprodujo 
en Bruselas, año de 1608, 8.° prolonga- 
do. Con el de La picara montañesa 
llamada Justina pareció en Barcelona 
en el propio año de haberse hecho la 
edición príncipe, en 8.*^, y después en 
Madrid, por Juan de Zúñiga, 1735, en 
4.^ Últimamente, con el mismo con 
que encabezamos este artículo salió 
á luz en París, por el editor Baudry 
(imprenta de Fain y Thunot), 1847, 
8."^ mayor. 

El autor, ya sea el licenciado Fran- 
cisco López de Úbeda, toledano, ya, 
lo que parece satisfactoriamente de- 
mostrado , el dominico leonés fray An- 
drés Pérez, se tomó hartas licencias 
en achaque de lenguaje, resultando de 
aquí que su estilo adolece, en no pocas 
ocasiones, do extravagante y aun cha- 
bacano. 

Abunda en refranes y locuciones 
idiomáticas. 



Digitized by 



Google 



Iv 



LABIRINTO DE Corte con los 
Diez Predicamentos de Cortesa- 
nos : Dos libros en los quales es- 
tán comprehendidos todos los 
bienes, y males que pueden, y 
suelen acontecer en las Cortes 
de Principes k los que las siguen. 
Y se dan diferentes modos de sa- 
lir felizmente del Labirinto para 
gloria de Dios, y con honras, y 
riquezas del mundo, como tam- 
bién para fundar vna Corte Real: 
Con los avisos necessarios para 
ganar, y conseruar la gracia de 
los mesmos Principes, y de todos 
los géneros de personas que en 
qualquiera manera tratan con 
ellos. Resumidos de los Autores 
politicos Catholicos que hasta- 
gora han escrito en materia de 
estado, y de buen gouierno. Por 
el doctor Ivlio Antonio Branca- 
lasso sacerdote natural de la ciu- 
dad de Fursi. Vn tomo llamado 
Labirinto de Corte. — Ecce qvi 
mollibvs vestivntvr {}Aonogr^xci?í 



de I I^I S. dentro de un escudo) 

in domibvs Regí ni svnt. Mat- 
thaeus, capit. 11. n. 8. — En Ña- 
póles con licencia de Sv^periores, 
Por luán Bautista Garjs^ano, y 
Lucrecio Nucci Emprcssores 
Año de nuestra saluacion. 
M.DC.IX. 

4.° Portada, de negro y encarníido; 
siguen 18 hojas sin foliar, y una en 
blanco; 119-240-36 páginas. 

No abundan los ejemplares de este 
curioso libro, el cual, por otra parte, 
no presta mucho contin ícente a nuestra 
materia. 

LATINO (El) de repexte , de Lo- 
renzo Palmireno. (Varían , por lo 
regular, tanto las portadas cuan- 
to son las infinitas ediciones que 
de esta obrita se han hecho, j 

El dar aquí cabida á semejante opús- 
culo, obedece á la circunstancia de in- 
cluir en él su autor la traducción que 



Digitized by 



Google 



220 



PARTE SEGUNDA 



hizo del toscano de las Elegancias de 
Paulo ManticiOy entre cuyas frases re- 
salta alguna que otra máxima senten- 
ciosa. 

Las ediciones que poseo, que he vis- 
to, ó de que tengo noticia por referen- 
cia, son : 

— Valencia. Pedro de Huete. 1573. 

— Ibid, Juan Navarro. 1578. 

— Ibid. Viuda de Pedro de Hue- 
te. 1582, 

— Sevilla. Andrea Pescioni. 1583. 

— Bilbao. Matías Mares. 1583. 

— Madrid. Luis Sánchez. 1592. 

— Barcelona. Pedro Juan Dexen, 
1645. (El colofón dice haber sido im- 
preso por la viuda de Dexen, año 
de 1649. Tal vez ese 9 sea un 6 inverti- 
do, y, participando la impresión de 
esta obra de los aflos 45 y 46, muriera 
el duefto de la imprenta en ese lapso 
de tiempo.) 

Poseo además un ejemplar, pero ver- 
tido al catalán. Barcelona, Bartolomé 
Gíralt, impreso, al parecer, en 1679. 

En las portadas de las últimas edi- 
ciones se suele hacer constar la cláu- 
sula de ir estas Elegancias. 

Me llama mucho la atención que en 
el Ensayo de Gallardo brille por su 
ausencia el artículo Lorenzo Palmire- 
no y supuesto ser todas sus obras más 
ó menos raras y curiosas. 

LECTURA (La) de los pobres. 
V. Hoja (La) Popular. 

LELIOlNSTRVIDO DE JACINTO POLO, A 

FABio. Por Joseph Prudencio ^- 
bio, y Bazan. Zarago<;a, Manvel 
Román. 

Un vol., 8.^, 8hoj. prelims. 72 folios, 
sin expresión de año. ( 1619 ? ) 

Las doce máximas ó sentencias , di- 
lucidadas cada una de ellas en im dis- 
curso, son las siguientes: 



Has de amar con el entendimiento. 
No siempre es lo que parece. 
Hombre y fortuna, inconstantes. 
Sólo méritos no bastan. 
Nadie crece donde nace. 
Dichas logra quien bien sufre. 
El despeño en la alabanza. 
No es la prisa la mayor diligencia. 
Más obliga el que agradece que el que 
beneficia. 
Habla, si quieres que te conozcan. 
Ni siempre tuyo, ni tampoco de todos. 
Sólo es Dios dicha sin riesgos. 

Trae también algunas poesías. 

Este opúsculo se reimprimió junta- 
mente con otros tratados en la obra 
que lleva por título: Varios eloquentes 
libros reunidos en uno. 

LETANÍA DE QUINIENTOS PROUER- 
BIOS Y AUISOS. 

V. QuatrociHas (Las) respuestas á 
otras tantas preguntas quel Illmo. 
Sr. D. Fadrique, &c, 

LETRILLA. A mi amigo Don 

J. M. S. 

Esta preciosa composición, que tuvo 
la bondad de dedicarme en la tirada 
de los ejemplares sueltos mi amigo el 
Sr. D.León Carnicer, distinguido Pro- 
fesor de Humanidades en Palma de 
Mallorca, se publicó además en el Al- 
manaque de las Islas Baleares para 
el año 1880. 

Consta de 21 estrofas, y cada una 
de ellas concluye con tm refrán. 

8.^ mayor. 

LETRILLAS. 

Bajo este título se pueden hallar no 
pocos Refranes que sirven de estribillo 
ó pie forzado á algunas de las compo- 
siciones de nuestro inmortal poeta sa- 
tírico D. José Iglesias de la Casa, re- 
cogidas en sus Poesías postumas. 



Digitized by 



Google 



LETRILLAS. 



CATÁLOGO 

' LEXICÓN TETRAGLOTTON. 



221 



Con el epíteto sucesivamente de sa- 
tíricas, burlescas y líricas , se hallan 
algunos Refranes como pie de muchas 
de las que compuso Que vedo, en su 
Terpsícore, Musa V. 

LETRILLAS satíricas. 

Con este título compuso y publicó 
nuestro egregio poeta D. Manuel Bre- 
tón de los Herreros unas cuantas, cuya 
conclusión y moraleja es un refrán. 

Sus Poesías 'salieron á luz por vez 
primera en Madrid, Noviembre de 1831 , 
imp. de D, Pedro Ximénez de Haro. 

Un vol. 8.°, antep., port., dedica- 
toria, 194 págs. de texto, más uno de 
erratas, habiéndose hecho después re- 
petidas ediciones de las obras de tan 
fecundo cuanto clásico escritor. 



LEXICÓN CASTELLANO dc voces 
y frases, locuciones y refranes, 
modos adverbiales y jeneros de 
que carece el diccionario de la 
academia española , sacadas de 
una multitud de nuestros mejo- 
res clásicos , así antiguos como 
modernos, esto es, desde el si- 
glo quince hasta el día, por Don 
Juan Leandro Jiménez y Jimé- 
nez. — Cabera del Buey 22 de 
diciembre de 1848. 

Dos tomos en un vol. abultado, 4.^ 
Existe este M. S. en la Real Acade- 
mia de la Lengua. La ortografía de 
esta obra está algo descuidada, como 
se puede colegir de la portada prein- 
serta; si ya no es que entraba en el 
plan del autor el crearse, como otros, 
una escuela especial en aquella parte 
de la Gramática que enseña á emplear 
bien las letras y los demás signos 
auxiliares de la escritura. 



V. P ar cernió gr aphia , Proverbs, or 
oíd Sayes Sawes and Adagies in En- 
glish, &c, 

LIBRO de los | dichos y he | chos 
del Rey doña | lonso: aora nue- 
uame | te traduzido. 1527. 

4.°, let. gót., impreso en Valencia 
por Juan Joffre. 

— Otra edición, en Zaragoza^ pov 
Agostin milla a cortas d' Miguel (V 
(papilla mercader de libros. M.D.L.II. 

8.^, let. gót. cxxxvj hojas foliadas 
con inclusión de los preliminares. 

Estos datos, tomados del Cátalo ¿(o 
de la Biblioteca de Salva, puede ver 
los el curioso más ampliados allí. 

Consúltese también nuestro artículo 
Dichos y Hechos notables, graciosos 
y elegantes, del sabio rey don Alonso 
de Aragóny&c. 

LIBRO DE MOTES DE DAMAS Y CÁ- 

UALLEROs: Intitulado el juego de 
madar. Cópuesto por don Luys 
Milán dirigido alas damas. ® 

Al fin: 

Fué impressa la presente obra en la 
Metropolitfina ciudad de Valentía, 
por Francisco Días , romano ^ ene! ano 
de M. y D, y xxxv á xxviiii días dd 
mes de Octubre, 

Un vol. 

Ha sido reimpreso en Madrid el año 
de 1874, á continuación del Libro inti- 
tulado el Cortesano, del mismo autor, 
tomo vil de la Colección de libros es- 
pañoles raros ó curiosos. 

LIBRO DE MVSICA DE VIHUELA, inti- 

tvlado silva de sirenas. En el 
qual se hallara todadiuersidad de 
música. Compuesto por Enrri^, 
de Valderrauano 



Digitized by 



Google 



222 



PARTE SEGUNDA 



(Esto va precedido de un magnífico i 
escudo de armas del Conde de Miran- 
da, á quien está dedicada la obra.) 

En el colofón, donde al susodicho 
autor Valderrábano se le llama Anrri- 
ques, juntamente con calificársele de 
excelente músico^ se lee: 

Fué impresso en la muy insigne y 
noble villa de Valladolid Pincia otro 
tiempo llamada por Francisco Fer- 
nandez de Cor dova impresor Aca- 
bóse a veynte y ocho dias de lulio Des- 
te Año de 1547 , (Escudete del Impre- 
sor.) 

Folio. Letra gótica, en ocasiones, 
con signos musicalesjde negro y en- 
carnado; 8 hojas preliminares y 104 fo- 
liadas con numeración romana. 

Entre otras poesías adaptadas á la 
música, léese los siguientes Prover- 
bios: 

De hacer lo que juré 
Que yo más no lo haría, 
Cuando jurando decía: 
Desta agua no beberé; 
Libera nos. Domine, 

Del trabaio que no alabo, 
Que es pecar sin correpción, 
Que pues lleva perdición, 
Es mal ijarto é hija al cabo; 
Libera nos, Domine. 

Del que medra con engaños. 

Del que llora cuando llueve. 

Del que huye cuando debe , . 

Y del mozo de ochenta años; 

Libera nos, Domine, 

Salva, que tuvo esta obra, dice de 
ella: " La v^r^zeí de este libro es extra- 
ordinaria, y por lo mismo no extraño 
que Brunet no lo conozca. „ Yo sólo 
he visto un ejemplar, y es el que posee 
mi amigo D. Francisco Asenjo Bar- 
bien. 

LIBRO DE Patronio. 

V. Lvcanor (El Conde), &c. 



LIBRO DE I Refranes Copilado [ 
por el ordé del A, B. C. En el | 
qual se cótienen. Quatro | mil y 
treziétos refranes. | El mas co- 
pioso que I hasta oy ha salido | 
Impresso. I Año M.D.XXXXIX. 
I En Carago<;a. | 

Un vol. 8.° mayor. Portada á dos 
tintas, con orla negra primorosamente 
grabada que dibujó á pluma Juan de 
Iciar el año anterior. Let. gót. 3 hoj. 
prelims., 74 de texto, sin foliación ni 
reclamos, signatura a-i. El último plie- 
go consta de 10 hojas. No emplea nun- 
ca la coma, sino la raya diagonal. 

C Soneto de vn amigo di autor al 
pió lector. 

C No pienses ques saber lector humano 
ni nobleza ni nienos hidalguía 
ni virtud ni valor ni cortesía 
en ajena lauor meter la mano. 

Ruegote pues lector pío y christiano 
que gozes desta gran philosophia. 
quen dezires comunes se tembía 
con muy poquita paja y mucho grano. 

Que si tu en este stylo mas supiesses 

ya podras añadir vn otro tomo 

mas cumple bien quen ello te desueles. 

y si con altiuez la reprendiesses, 
burlaremos de ti como de momo, 
pues quieres reprender obra dapeles. 

C Fin. 

C Al pío lector. 

C Quien quisiere aprender 
y anisar se en su bíuir 
puede este libro leer 
que por el podra saber 
como se deua regir: 
Son sentencias verdaderas 
baxo nombre de refranes 
dichos por muchas maneras 
que seguirlos bien deueras 
es librarse de afanes. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



223 



C Es razón que agradezcamos 
aquien esto ha copilado. 
pues con su trabajo hallamos 
esta huerta de que cojemos 
dul^e fruto y estimado : 
Nuestro dios omnipotente 
por el bien que nos ha hecho 
le de la gloria excelente 
pues nosotros como gente 
no pagamos el prouecho. 

C Fin. 

Sigue el Prólogo que abraza cuatro 
llanas y media, hallándose la segunda 
mitad ocupada por la siguiente com- 
posición : 

C En lor del auctor vn su amigo. 

C Las musas salgan allegres sin llanto. 
Su verso adornen con gran harmonía 
Resuenen su voz con sublime canto. 

C l^en nos fabor con toda agonía. 
Porque vuestra virtud lo merece. 

Y tu caliope que lleuas la guia. 

C Algen vuestro ingenio que flore<?e 
Pues auisos nos ordena a millares 
Conque nuestra lengua se enriquege: 

C Es vuestra obra exemplos singulares 
Que refranes se dizen vulgarmente 
Cogidos quatro mil por centenai^es. 

C Y aunque han escripto sabiamente 
A vos nunca en igualdad subieron 
Ni fue nunca su dezir tan prudente. 

C El numero tan alto no tuuieron 

Que al vuestro alguno jamas llegasse 
Porque de mil passar no pudieron. 

C A vos se dio la gloria que passase 
De quatro mil arriba vuestra pluma 
Porque vuestro valer mas se encum- 

[brasse. 

Y otro hauer sido igual no lo presuma. 

C Fin. 

A la vuelta sigue otra composición 
del mismo amigo del autor, pero en 
latín , y tan estrambótica en su género 
como la anterior. De ella podemos de- 
cir que es la piedra de toque en que 
los literatos han probado ser esta Re- 
copilación de Refranes obra de Mosen 



Pedro Valles, fundándose en las leyes 
del acróstico. Dice así : 

Ad lectorem. 
ídem. 

Mittimus in lucem patrio prouerbia uersii , 

Omine per térras hinc abitura bono. 
Saepe uiri docti tentarunt ederé uerba, 

Et quater hoc quisnam mille redegit opu&? 
Non facile est classem dictorum scribere cuiíiía» 

Perspicies curae, & quam fuit artis opus. 
Et nihilo pendit tantos haurire labores, 

Dum fnictus redimant témpora longa Uii. 
Réspice, non nQmus finis , non gloria fluxn . 

o quantos perdit gloria uaná uiros. 
Vt multis igitnr legit langoribus actos , 

Auspitio dextro concumulata dedit. 
Legeris attente quum syluam candidus omnem , 

Lectio grata tibí cOmoda magna dabíi 
Et magni librum libeat si uoluere Erasmi, 

Suggeret auxilium paraulus iste liber. 
Ante simul iunctis disces prouerbia nostrlí> 

Vtraq;, q d^mptis uerba latina meis, 
Concute , perlegito, captus dulcedine dices^ 

Talia quis populo dicta legenda parat "' 
Omnia lauta uides, dígitos apponere tenta . 

Rebus quam uariis cocna pasata fuit. 

En efecto, combinadas las *S¿ letras 
iniciales de esta composición, dan 
por resultado: Mosen Pedro Valies 
Auctor. 

Termina esta página con <Jtra pe- 
queña poesía latina, y á la hoja si- 
guiente comienza el texto con este en- 
cabezamiento : 

<1 Libro de Refranes o Sentencias muy 
buenas y prouechosas para todo esttuio 
de gente agora mieuamentc topilado 
por el orden de a. b. c. M.D.XLfX. 

Terminada la colección aU'abctica, 
en la cual, dicho sea de paso, hay mu- 
chos refranes repetidos^ allega el au- 
tor otros ocho refranes en latín, con 
su correspondencia en castellano, y 
después una glosa ó explican iún, dtl 
último de los cuales daremos aquí tras- 
lado al pie de la letra. Es comu sigue: 

"<1 Cantherius in porta. 
Al primer tapón surrapas. 

El prouerbio latino nació d'vn caua^ 



Digitized by 



Google 



224 



PARTE SEGUNDA 



Uero Romano : el ql boluiendo se d4a 
puincia pa Roma : y cayedo se le el 
cauallo luego en la puerta dixo riedo. 
O cauallo assi te caes en la puerta? Jias 
de caminar ta largo camino : y apenas 
has salido la puerta fuera : y ya d'cása- 
do te caes? d^estas palabras: Salió el 
refrán. De manera q quando vno co- 
mieda vna cosa, y luego en el principio 
se cansa: O se amohina: O se turba: 
se podra dezir del cantherius in porta: 
id est Al primer tapón <;:urrapas. El 
romáce según yo pienso Salió de algún 
labrador Aragonés. El qual : como es- 
tuuiesse el vino ya cozido: y fuesse 
tiepo d'sacarlo: y destaponado el lagar 
al primer tapón comen<;assen de salir 
las garraspas: y orujos de las vuas: 
que no suele acontecer : hasta que ya 
casi todo el vino es colado. Dixo es- 
tofes q es esto? agora comé(;amos: y 
ya te casas d'salir? es esto al primer 
tapón sale gurrapas? comen(pan:ios 
agora: y ya cantas? los dos refranes 
en el sentido allegorico son mas dono- 
sos: los otros dos In porta nauigare: 
y In limine offendere: aunque parece 
que quieren dezir lo mismo tienen al- 
guna diferencia. El romance d'l pr- 
mero es La primera y essa en piedra: 
ó Nadar: nadar: y a la orilla ahogar: El 
romance proprio del segundo es: La 
primera j y essa en piedra. Muchas ve- 
ces la nao se libra de la tempestad de 
la mar: y en allegando al puerto se 
anega | o luego en saliendo del puerto 
Lo mismo acaece : a algunos : que a la 
que salen de casa estropie^an en el lin- 
dar de la puerta : y se quiebran la pier- 
na o el pie : y miren : si pueden dezir | 
Quebré me el pie | quiza por mi bien. 

II A Dios gratias... 

C fue impresso el presente libro en 
la muy noble y leal ciudad de Cara- 
gota en casa d Juana Milian biuda de 
Diego Hernández a costa d* Miguel de 
(papila mercader de libros. Acabo se. 



A xiiij de Setignbre año de mil y qui- 
nientos y quarenta y nueue. „ 

Es libro rarísimo, y por eso hemos 
creído conveniente dar aquí una re- 
seña minuciosa de él. 

LIBRO DE VIDAS, y dichos gracio- 
sos, agvdos y sentenciosos, de 
mvchos notables varones grie- 
gos y romanos, ansi reyes y ca- 
pitanes, como philosophos, y ora- 
dores antiguos : en los quales se 
contienen graues sentencias e 
auisos no menos prouechosos 
que deleytables. Añadióse la ta- 
bla de Cebetes philosopho, en la 
qual se representa toda la vida 
humana, para incitar los animes 
al vso de las virtudes. Anvers, 
luanSteelis. M.D.XLIX. 

8.'', 8 hojs. prclims., 286 foliadas y 8 
de Tabla. 

La obra es de Erasmo, y está tradu- 
cida por Juan de Jarava. En su esencia 
viene á ser la misma que con el título 
de Apothegmas publicó el bachiller 
Francisco Támara, aunque discrepa 
notablemente en cuanto á las varian- 
tes. (V. en el Apéndice que sigue á 
este Catálogo.) 

LIBRO en que se demuestra la dis- 
tribución y repartimiento de los 
quatro quarteles en que está di- 
vidido Madrid en los siete días 
de la semana, para las rondas 
nocturnas que practican los Se- 
ñores Hermanos de la Real Her- 
mandad de María Santísima de 
la Esperanza. Madrid. En la im- 
prenta de Collado. 1808. 

Un foll. 8.^ 46 págs. 



Digitized by 



Google 



Catalogó 



225 



Damos aquí cabida á este librito, en 
atención á contener al final unas sae- 
tas 6 letrillas (en número de 65), que 
por su fondo y forma no podrían pasar 
desatendidas para nuestro objeto. 

La primera de dichas saetas es como 
sigue : 

A la mujer más hermosa 
el tiempo en fea convierte , 
y en monstruo horrible la muerte. 

La última dice así : 

Detente, desenfrenado; 
no cumplas, nó, tu deseo, 
que de Dios vas d ser reo. 

LIBRO (El) de los campos. Alma^ 
naque agrícola4it€rar^o , para 
las provincias del antiguo Reino 
de León y Castilla la Vieja, pu- 
blicado por La Crónica de Leo7i, 
bajo la dirección de D. C. D. G. 
Año de 1877. Imp. de José G. Re- 
dondo, La Platería, 7. León: 1876. 

8.**, 174 págs, y 9 hojas de anuncios 
ó avisos. 

LIBRO (El) de los Cuentos. Co- 
lección completa de anécdotas, 
cuentos, gracias, chistes, chas- 
carrillos, dichos agudos, répli- 
cas ingeniosas , pensamientos 
profundos, sentencias, máximas, 
sales cómicas, retruécanos, equí- 
vocos, símiles, adivinanzas, bo- 
las, sandeces y exageraciorles. 
Almacén de gracias y chistes. 
Obra capaz de hacer reir á una 
y estatua de piedra, escrita al al- 
cance de todas las inteligencias 
y dispuesta para satisfacer todos 
los gustos. Recapitulación de 
todas las Florestas , de todos los 
libros de Cuentos españoles, y 



de una gran parte de los extran- 
jeros, por Don Rafael Boira, 
aboga&o del Colegio de Madrid, 
auditor honorario de Marina, fun- 
dador de La Vos de los Ayunta- 
mientos, acreditada revista de 
administración, &c. Segunda edi- 
ción refundida y aumentada con 
muchos enigmas, gracias y chis- 
tes, y espurgada de los pensa- 
mientos frivolos, cuentos y anéc- 
dotas de poco interés. — Ma- 
drid 1862. Imprenta de D. Mi- 
guel Arcas y Sánchez , calle del 
Barco, núm. 20. 

Tres tomos en 8.** mayor, aunque se 
anunciaron, en el prospecto, cuatro. 

Cada tomo tiene su índice especial 
dividido por series ó materias , debien- 
do consultarse en él, por lo que hace 
á nuestro propósito , el título , igual en 
los tres tomos, de Máximas, pensar 
mientoSj sentencias^ proverbios y re- 
franes y adagios. 



LIBRO PRIMERO de los cien Trata- 
dos recopilado por Melchior de 
Santa Cruz de Dueñas, vezino 
de la ciudad de Toledo. 'De no- 
tables sentencias, assi morales 
como naturales: y singulares 
avisos para todos estados. En 
Tercetos castellanos. —La segun- 
da parte de los cien tratados, &c. 
Impresso en Toledo , en casa de 
Diego de Ayala, año 1576. 

Dos vol. en 12.° prolongado, 11 hoj. 
prelím. y 151 de texto, y 4 y 203 res- 
pectivamente. 

Obra sumamente rara, compuesta 
de infinidad de máximas morales^en 
verso, entre las cuales se encuentra 
multitud de refranes. 

29 



Digitized by 



Google 



226 



J 



Í'ARTE SEGUNDA 



LIBRO (El) DE los enxemplos. 

De un códice en 4.° de la Biblioteca 
Nacional de esta Corte, se sacó un 
traslado que publicó la Biblioteca de 
Autores Españoles de Rivadeneyra en 
el tomo 51 , 186p. 

Como quiera que allí se dan todas 
las noticias que respecto de los ante- 
cedentes de este curioso libro pudieran 
desearse, me remito ahora al silencio, 
conformándome, en todo con lo allí ex- 
puesto por mi amigo el entendido y 
laborioso bibliófilo D. Pascual de Ga- 
yangos. 

Sólo diremos que esta obra presenta 
copioso é interesante material para 
nuestro estudio, en los dísticos pro- 
verbiales que preceden á cada Ejem 
pío, cuxo número asciende á 395. 

Se acaba de reimprimir en £1 Saber 
del Pueblo (V.), pero muy adulterado 
en el texto. 



LIBRO (El) de los libros ó Las 
mil y una Máximas. Colección de 
pensamientos, consejos, prover- 
bios y dichos sentenciosos , agu- 
dos ó memorables, escogida de 
los filósofos, moralistas y buenos 
escritores, así antiguos como 
modernos, por O. E. Moralinto. 
Cuarta edición esmeradamente 
corregida y aumentada. — Ma- 
drid. Imprenta de Manuel Galia- 
no, Plaza de los Ministerios, 3, 
1857. 

Un vol. 8.^ 8 hoj. prelim. , 176 pág. 

El título de este opúsculo explica 
perfectamente su contenido; sin em- 
bargo, debemos decir, por lo que hace 
á nuestro objeto especial, que los Re- 
franes son los que menos parte toman 
en esta colección. 

El verdadero autor, ó, mejor dicho, 
colector de esta obrita, es D. Pedro 



Felipe Monlau, quien la dio á luz pri- 
meramente en Barcelona el año de 1840; 
después, el siguiente de 1841 , en la 
misma ciudad; luego, en Madrid, el 
de 1847 , y últimamente, en el que ano- 
tamos arriba. 

LIBRO (El) de los Refranes, por 
D. José María Sbarbi. 

El editor de esta obrita, D. León Pa- 
blo Villaverde , del comercio de libros 
de esta capital , me encomendó días há 
la ífidacción de un trabajo sobre Re- 
franes explicados, dando mi cometido 
por resultado el opúsculo cuyo título 
figura arriba. 

En él he insertado al pie de 1 .800 Re- 
franes, explicados lo más sucinta y 
claramente que posible me ha sido, 
escogiendo del gran fondo en que 
abunda nuestra lengua los que he juz- 
gado más usuales y corrientes, y mu- 
chos de los cuales no figuran en el Dic- 
cionario de nuestra Academia. 

Para que se forme una idea de mi 
trabajo, extractaré los siguientes ar- 
tículos : 

^Carrera que no da el caballo, en el 
cuerpo se le queda. 

Exhorta á ser omiso en una diver- 
sión, trabajo, gasto, etc., en el su- 
puesto de que la acción omitida redun- 
da en beneficio del interesado, quedán- 
dole, por otra parte, la proporción de 
ejecutarla cuando más convenga. 

Al huésped^ por ruin que sea, siempre 
se le da el primer lugar. 

Es honor del dueño de la casa el re- 
servar los mayores obsequios y dis- 
tinciones para la persona á quien 
hospeda. 

¿Quién le ha dado á usted vela en este 
entierro? 

Reconvención que se hace á aquél 
que se entremete á tomar parte en un 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



227 



acto ó conversación á que no es lla- 
mado, ó á emitir.su dictamen sin ha- 
bérselo pedido. „ 

Está en prensa, debiendo salir á luz 
á la mayor brevedad i. 

LIBRO (El) de Oro de vSéneca, ó 
sea sus Aforismos morales. 

Hase publicado este curioso trata- 
dito en el tomo lxv de la Biblioteca de 
Autores Españoles de Rivadeneyra, 
coleccionado por el Sr. D. Adolfo de 
Castro. Allí se consigna como exis- 
ten dos ediciones anteriores de este 
opúsculo, la primera en Coímbra, por 
Juan Álvarez, 1555, y la segunda en 
Valencia, año de 1831. 

Esta colección consta de 694 aforis- 
mos, el primero de los cuales es: 

Un solo bien puede haber en el mal: la 
vergüenza de haberlo hecho; 

y el último: 

Lo que hay después de la muerte, 
vida es. 

Acaba de hacerse una reimpresión 
de este curioso tratadito en la antolo- 
gía paremiológica intitulada El Saber 
del Pueblo (V.), aunque variado en la 
forma, por causa de haber gustado su 
editor de emplear, en la colocación de 
las sentencias que lo constituyen , el 
orden alfabético. 



LIBRO (El) Rey, ó sean pensa- 
mientos y máximas escogidas 
de Aristóteles, Bacon, Chateau- 
briand, Cervantes, Cicerón, Mar- 
tínez de la Rosa, Byron, Séneca, 
Napoleón , Quevedo , Mariana, 



1 Poco después de premiada esta obra se publicó, 
en efecto, el trabajillo que da margen á este artículo, 
en un vol , 8.**, 168 págs., imprenta de Limia y Uro- 
sa, 1872. 



Talleirand, Virey, Victor Hugo, 
A. Dumas y de todos los más 
grandes hombres, así antiguos 
como- contemporáneos. X Colec- 
ción que contiene 2.100 mácsi- 
mas, utih'sima á toda clase de 
personas, por dos enemigos de la 
ostentación. Barcelona, impren- 
ta de José Tauló, calle de la Ta- 
pinería, año 1842. 

Un vol. 8.°, anteport., port., una hoja 
de prólogo, 236 págs. de índice y texto. 

Aunque contiene numeradas 2.100 
máximas, entre las cuales se hallan 
algunos ref^ranes, en rigor son menos 
por estar algunas repetidas. 

LIS ANDRÓ Y RosELiA (Tragico- 
media de), llamada Elicia, y por 
otro nombre Cuarta obra y ter- 
cera Celestina. 

8.°, una hoja en blanco, anteport., 
port. á dos tintas, tres hojas de Adver- 
tencia de los editares, xvi-300. páginas. 

Publicado en la Colección de libros 
españoles raros ó curiosos (Madrid, 
Rivadeneyra, 1872), se especifica por 
parte de los editores la circunstancia 
de ser tan raro este libro, que sblo ha- 
bía llegado á su noticia la existencia 
actual de dos ejemplares. 

El autor encubierto se ha demos- 
trado ya que lo es el salamanquino 
Sancho de Muflón, cuya obra salió á 
luz en el aflo de 1542, probablemente 
en su ciudad natal. 

Los refranes que se hallan esparci- 
dos por el texto ascienden al guarismo 
de 300 próximamente. 

LOZANA Andaluza (Retrato de 
la), en lengua española muy cla- 
rísima, compuesto en Roma. El 
cual retrato demuestra lo que en' 



Digitized by 



Google 



22S 



PARTE SEGUNDA 



Roma pasaba, y contiene mu- 
chas más cosas que la Celestina. 
Madrid, imprenta y estereotipia 
de M. Rivadeneyra, calle del Du- 
que de Osuna, 3. 1871. 

Un vol. 8.** pr(5rongado, 14 páginas 
prelims., port. en facsímile, 347 pági- 
nas, 3 hojas en blanco, de las cuales 
una va al principio y dos al fin. 

Pasan de ciento los refranes dise- 
minados en el contexto de esta obra, 
cuyo autor fué un tal Francisco Deli- 
cado ó Delgado, vicario del Valle de 
Cabezuela. 



LVCANOR (El Conde) , compues- 
to por el Excelentísimo Principe 
don luán Manuel, hijo del Infante 
don Manuel, y nieto del Santo 
Rey don Fernando, con adver- 
tencias y notas de Gonzalo de 
Argote y de Molina , explicadas 
en el Prologo. Dedicado al Ge- 
neral don Lvis de Agvilar y Ma- 
nvel , Cauallero de la Sacra Re- 
ligión de San luán , Comendador 
y Señor de la villa de Badillo. 
(Hay un escudo.) Con licencia. 
En Madrid, por Diego Diaz de 
la Carrera. Año M.DC.XLII. A 
costa de Pedro Coello Mercader 
de Libros. 

Un vol. 4.^ menor, 8 hoj., prelimi- 
nares, y 132 de texto. 

He aquí el monumento más preciado 
en el fondo y en la forma que conser- 
vamos de la Literatura castellana de 
principios del siglo xiv, primera com- 
posición que de esta índole vio nuestro 
suelo. Fruto de una larga experiencia, 
admira ciertamente hallar en un libro 
español de aquella época tanta filosofía 
práctica unida á una nobleza de seijtí- 
mientos tan exenta de ostentación, y 



expresado todo en un estilo que, á 
pesar de su vetusta sencillez, no ca- 
rece de gracejo y artificio. 

Para ponderar como es debido el 
mérito de esta obra, fuerza es no per- 
der de vista que cuando se escribió, 
ya empezaban á apoderarse de la lite- 
ratura naciente los libros de caballe- 
ría, y Amadis de Gaula, modelo de 
todos ellos , se hallaba en manos de la 
multitud. Sin embargo , ninguna de las 
exageraciones y delirios propios de 
una imaginación febricitante, que es 
lo que constituye el fondo de la Libre- 
ría caballeresca , aparece en esta obra; 
antes por el contrario , échase de ver 
frecuentemente en sus páginas las vir- 
tudes de un caballero distinguido que, 
en su trato prolongado con los hom- 
bres, los ha estudiado á fondo para 
saber estimarlos en lo que se merecen. 
La traza desplegada por el esclarecido 
autor de esta obra es la siguiente : Su- 
pone á El Conde Lucarior destituido 
de la instrucción y habilidad necesa- 
rias para arreglar su conducta en cir- 
cunstancias difíciles y comprometidas, 
y al efecto , coloca á su lado á un tal 
Patronio en calidad de consejero, á fin 
de que, con su talento y destreza 
le auxilie amonestándole aquello que 
debe practicar, valiéndose al efecto 
de cuarenta y nueve apólogos ó histo- 
rietas sumamente ingeniosas ; y como 
quiera no hay mejor estímulo nmerno- 
técnico que la rima, concluye cada 
uno de dichos cuentecitos con una 
máxima ó proverbio, verdadero ger- 
men de la moralidad del apólogo. 

Si del espíritu que anima á este pre- 
cioso libro pasamos á analizar lo ma- 
terial del lenguaje, no podemos por 
menos de aseverar que es el más pu- 
lido y correcto de su época; y tan bello, 
y tan noble, y tan majestuoso en su 
venerable ancianidad, que se lee y 
vuelve á leer con placer siempre cre- 
ciente. Sirva de ejemplo el 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



229 



« CAPÍTULO SÉPTIMO 

De lo que conteseio a un Rey con tres 
hombres burladot^es. 

El Conde Lucanor fablaua otra vez 
con Patronio su Consejero, y dixole: 
Patronio, vn hombre vino á mi, y di- 
xome vn muy gran fecho, y dame h 
entender, que será muy grande mi 
pro , pero dize que lo non sepa hombre 
del mundo por mucho que yo en el fie, 
y tanto me eñcaresce que guarde esta 
poridad fasta que dize , que si a hom- 
bre del mundo lo digo y descubro , que 
toda mi fazienda, y la mi vida es a 
muy gran peligro de se perder. Y por- 
que yo sé, que hombre non vos podría 
dezir cosa que vos lo entendades si se 
dize por bien, o por algún engaño, 
ruegovos que me digades lo que vos 
paresce en esto. Señor Conde, dixo 
Patronio, para que vos entendades al 
mi cuidar lo que vos mas cumple fazer 
en esto, plazermeia que supiessedes 
lo que acónteselo a vn Rey con tres 
hombres burladores que vinieron a el. 
I el Conde le preguntó como fuere 
aquello. 

Historia. 

Señor Conde, dixo Patronio, tres 
hombres burladores vinieron a vn Rey, 
y dixeronle, que eran muy buenos 
maestros para hazer paños, y señala- 
damente que hazian vn paño, que todo 
hombre que fuesse fijo de aquel padre 
que todos dezian, que veian el paño, 
mas al que non fuesse fijo de aquel 
padre que el tenia, y que las gentes 
dezian, que non podría ver el paño. I 
el Rey plugo mucho desto, teniendo 
que por aquel paño podría saber qua- 
les ornes del su Reyno eran fijos de 
aquellos que deurian ser sus padres, o 
quales no , y por esta manera que po- 
dría endere<;!ar mucho lo suyo, ca los 
Moros no heredan cosa de lo de su 



padre, sino verdaderamente sus fijos: 
y para esto mandóles dar vn palacio 
en que fiziessen aquel paño. I ellos di- 
xeronle, que porque viesse que no le 
querían engañar, los mandasse en- 
cerrar en aquel palacio fasta que el 
paño fuesse fecho, y desto plugo 
mucho al Rey. I desque ouieron to- 
mado para fazer el paño mucho oro^ y 
mucha plata e seda, y muy grande 
auer para que lo fiziessen, entraron 
en el palacio y encerráronlos, y ellos 
pusieron sus telares, y dauan a enten- 
der, que todo el dia texian en el paño, 
y a cabo de algunos dias fue el vno 
dellos a dezir al Rey, que el paño era 
comentado , y que era la mas fermosa 
cosa del mundo , y dixol a que figura, 
y a que labores lo comen(;íauan a fazer, 
y que si fuesse la su merced, que lo 
fuesse a ver , y que non entrasse con 
hombre del mundo: e desto plugo al 
Rey mucho. I el Rey queriendo prouar 
aquello ante que otro, embió vn su 
Camarero que lo viesse, pero no le 
apercibió que lo desengañasse. I des- 
que el Camarero vio los maestros, y 
lo que dezian , jion se atreuio a dezir 
que non lo vio , y quando tornó al Rey, 
dixo que viera el paño , y después em- 
bió otro, y dixo esso mismo: y des- 
pués que todos los que embió el Rey le 
dixeron que vieran el paño , fue allá el 
Rey a lo ver. I quando entró en el pa- 
lacio, y vio a los maestros que estañan 
texiendo, y dezian esto es tal labor, y 
esta es tal historia , y esta es tal figura, 
y esto es tal color, y concertauan todos 
en vna cosa, y ellos no texian nin- 
guna cosa. I quado el Rey vio que 
ellos texian, y dezian de que manera 
era el paño, y que el no lo veia, y que 
lo auian visto los otros, tuuose por 
muerto, ca touo que porque non era 
fijo del Rey que el tenia por su padre, 
que por esso non podia ver el paño , y 
rezeló que si dixesse que non lo via, 
que perdería el Reyno , y por ende co- 



Digitized by 



Google 



230 



PARTE SEGUNDA 



r 



mengó a loar mucho el paño , y apren- | 
dio la manera muy bien como dezian | 
aquellos maestros que era fecho: y ! 
desque fue en su casa con las gentes, 
comentó a dezir marauillas de quan 
bueno, e quan marauilloso era aquel 
paño, pero el estaua con muy mala 
sospecha. I a cabo de dos o tres dias 
mandó a su alguazil, que fuesse a 
ver aquel paño , y el alguazil fue allá, 
y desque entró y vio los maestros que 
texian, y dezian las figuras, y las 
cosas que auia en el paño, y oyó al 
Rey como lo auia visto , y que el no le 
veía, tuuo que non era fijo de aquel 
padre que el cuidaua, que por esso 
non lo viera , y tuuo que si ge lo su- 
piessen, que perderla toda su honra, 
y por ende comen(;íó a loar el paño 
tanto como el Rey, e mas. I desque 
tomó al Rey, y le dixo que viera el 
paño, y que era el mas noble, y la mas 
apuesta cosa del mundo, touose el Rey 
aun por mas mal andante, y pensó que 
el alguazil viera el paño , y que pues 
non le viera, que ya non auia dubda, 
que el no era fijo del Rey que el cui- 
daua, e por ende comentó a loar, e de 
afirmar la bondad de la nobleza del 
paño , y de los maestros que tal obra 
sabian fazer : e otro dia embió el Rey 
otro su priuado , e conteciole pomo al 
Rey, e a los otros que vos dixe: mas 
desta guisa, y por este rezelo fueron 
engañados el Rey, e quantos fueron 
en su tierra, ca ninguno no osaua 
dezir que non via el paño, e assi passó 
este pleito fasta que vino una gran 
fiesta, e dixeron todos al Rey, que 
vistiesse de aquellos paños para la 
fiesta, e los maestros traxeronlos em- 
bueltos en muy buenas sabanas , e die- 
ron a entender que desboluian el paño, 
y preguntaron al Rey, que queria que 
tajassen de aquel paño , y el Rey dixo 
quales vestiduras queria, e ellos dauan 
a entender que tajauan, y metian el 
talle que auia de auer las vestiduras. 



e después que las cosían : y quando el 
dia de la fiesta vino , vinieró los maes- 
tros al Rey con sus paños tajados y 
cosidos, y fizieronle entender que 1^ 
vestían, y que le tallauan los paños: 
assi lo ficieron fasta que el Rey tuuo 
que era vestido , ca el non se atreuia a 
dezir que non via el paño: e desque 
fue vestido tan bien como auedes oido, 
caualgó por andar por la villa, mas de 
tanto le auino bien que era verano : e 
desque las gentes lo vieron assi venir, 
e sabian que el que no via aquel paño, 
que non era fijo del padre que cuidaua 
cada vno, cuidaua que lo veian los 
otros, e que pues el non los veia, que 
seria perdido e deshonrado si lo di- 
xesse : e por esto fincó aquella poridad 
guardada, que non se atreuio ninguno 
a descubrirla fasta que vn negro que 
guardaua el cauallo del Rey, que n5 
auia que perder pudiesse, llegó al Rey, 
e dixole: Señor a mi no me empece 
que me tengades por fijo de aquel que 
yo digo, nin de otro, e por ende díge- 
vos que soy cierto, que vos desnudo 
ides: y el Rey comen(?ole a maltraer 
diziendo, que porque no era fijo de 
aquel padre que el cuidada (sic), que 
por esso no veia los sus paños: e des- 
que el negro esto dixo , otro que lo oye 
dixo esso mismo , y assi lo fueron di- 
ziendo, fasta que el Rey y todos los 
otros perdieron el rezelo de conoscer 
la verdad, y entendieron el engaño 
que los burladores auian fecho. I quan- 
do los fueron a buscar non los fallaron, 
ca se fueron con lo que auian llevado 
al Rey por el engaño que auedes oido. 
Y vos, señor Conde Lucanor, pues 
que aquel hombre vos dize, que non 
sepa ninguno de los en que vos fiades, 
nada de lo que vos el dize, cierto sed 
que vos cuida engañar, ca bien deue- 
des entender , que non ha el razón de 
querer mas vuestro pro, que non ha 
con busco tanto deudo como todos los 
que con busco viuen, que han mas 



Digitized by 



Google 



CAtALOGO 



23Í 



deudos, y bienfechos de vos, porque 
deuan querer mas vuestro pro, y vues- 
tro seruicio: y el Conde tuuo este por 
buen-consejo, y fizólo assi, y fallóse 
ende bien. Y veyendo don luán, que 
este era buen exemplo, fizólo escreuir 
en este libro, y fizo estos versos, que 
dizen assi: 

Quien te conseja encobrir de tus amigos, 
Engañarte quiere assaz, y sin testigos. „ 

Causa ciertamente pena que, cuan- 
do tanta vaciedad é inmundicia su- 
dan las prensas de nuestros días, no se 
reproduzcan obras como la en que nos 
acabamos de ocupar, ^donde campean 
á porfía cualidades las más distingui- 
das y honoríficas, bajo todos concep- 
tos, para nuestra nación. Mas ¡ya! no 
me acordaba; es que como vivimos en 
una sociedad puramente de imitación^ 
las traducciones de mil noveluchas 
( ¡¡¡y qué traducciones, válgame Crís- 
toü!) es lo que priva, con lo cual, te. 
niendo en casa á la mujer propia roza- 
gante , no hacemos sino traer de allen- 
de. á la ramera con la faz cubierta de 
colorete. Sensible me es decirlo, pero 
forzoso, aunque de mi dicho se ría la 
sociedad moderna motejándome tal 
vez de anticuado y retrógrado, y mi 
pobre, humilde y desautorizada voz 
se pierda en la región de los aires: pre- 
fiero una página de El Conde Lucanor 
6 de cualquier otra obra que se halle 
en iguales ó parecidas condiciones , á 
todo el cúmulo de traducciones mesti- 
zas con que han inundado nuestro sue- 
lo personas imberbes , ora en cuanto á 
la edad, ora en cuanto al sexo, y ra- 
padas á navaja tocante á Literatura y 
conocimiento del idioma traducido y 
de aquél á que se traduce; pues, de- 
jando á un lado, que no es poco dejar, 
por no venir ahora al caso, la ponzoña 
que insensiblemente vierten esos escri- 
tos en el corazón y en la mente de más 
de cuatro incautos, atentan contra la 



pureza y majestad de nuestra hermosa 
habla castellana , hoy por desgracia 
tan lastimosamente violada por plumas 
ineptas y mercenarias. Aquí del sabio 
autor del Fray Gerundio de Campa- 
saSy cuando á igual propósito excla- 
mara: 

¡O Júpiter! para cuando son tus rayos? 
Si esto es ser cultos, vale más ser payos i 

i Lástima , y grande , prorrumpire- 
mos nosotros aquí al poner término á 
estas luctuosas consideraciones ; lásti- 
i^a, y grande, que el crimen de ultra- 
jar un idioma no esté previsto en el 
Código penal , y por supuesto, que, en 
este caso , no se llevara á debido efec- 
to su condigno castigo!... 

La 1.* edición de El Conde Lucanor^ 
vio la luz pública en Sevilla, año 
de 1575, y por ella se hizo la 2.^ cuya 
portada hemos copiado arriba. Ya en 
tiempo del P. Sarmiento 2 se había he- 
cho raro el hallar un ejemplar de esta 
obra: en la actualidad lo es con doble 
motivo cualquiera de estas dos edi- 
ciones. 

En la Biblioteca Nacional se conser- 
va un buen códice en vitela de esta 
composición (S. 34), en nuestro juicio, 
contemporáneo del autor, ó, de nó, 
poco posterior. 

El Sr. Gayangos, al insertar esta 
obra entre las que componen el tomo 
51 de la Biblioteca Rivadeneyra, el 
que se cometió á su discreta redacción, 
debió de no conocer el M. S. que aca- 
bamos de citar, pues hace caso omiso 
de él, á vueltas de otros varios que 
cita, como asimismo de las ediciones 
impresas. 

La especificación de unos y otras, 
son: 

Un vol. 4.*^ M. S. de la Biblioteca 
Nacional, signat. Y. 

1 Lib. tv cap. vin. 

2 Memorias para la Historia de la Poesía y Poe» 
tas españolest núm.680. 



Digitized by 



Google 



232 



PARTE SEGUNDA 



Otro de la Academia de la Historia. 

Otro perteneciente á la rica y esco- 
gida librería del mismo Sr. D. P. de 
Gayangos. 

La edición príncipe de esta obra he- 
cha en Sevilla en 1575. 

iLa que copiamos arriba (y de cuya 
tirada poseemos un ejemplar perfecta- 
mente conservado), pero que, ó por 
yerro de imprenta, ó por distracción 
del citado erudito colector Gayangos, 
se anota allí con un afto de posteriori- 
dad á su publicación; esto es, en el 
de 1643. 

Otra hecha en Stuttgart (Alemania), 
en 8.*^, año de 1839, por A. Keller. 

Y finalmente, la inserta en el Tesoro 
de Autores ilustres de Barcelona, afto 
de 1853, 8.°, en la imprenta de Oliveres. 

Él tomo susodicho de Rivadeneyra 
salió á luz tm 1860. En él se reproduce 
la obra de que tratamos , con el título 
áo Libro de Patronio, y allí significa el 
citado Sr. Gayangos su parecer acer- 
ca de que el título primitivo de esta 
bella producciói} debió de ser Los 
exemplos de Patronio al conde Luca- 
nor. Esta última publicación es tanto 
más interesante y recomendable, cuan- 
to que en ella aparecen tres partes más 
de dicha obra, hasta ahora inéditas y 
desconocidas, cuyas dos primeras son 
un tejido riquísimo de locuciones sen- 
tenciosas. 

LUCÍA (Doña). Novela histórica 
ó historia novelesca. (Un escu- 
do^ Madrid. Imprenta de la Viu- 
da é Hija de-Fuentenebro. 1886. 

Un vol. 8.^ prolongado, xxiv-248 pá- 
ginas. 

Al escribir este.juguetillo, me pro- 
puse poner de realce, á vueltas de 
otros varios particulares, muchos de 
los refranes y modismos castellanos 
que no ha incluido en su Diccionario 
la Real Academia Española. 



LV CARES coMVNES de conceptos, 
DICHOS, y Sentencias, en diuer- 
SAS MATERIAS. Compuesto por el 
Licenciado loan de Aranda ve- 
zino de laen. Dirigido al doctor 
Pedro Gutiérrez Florez, de la 
Orden y Cauallería de Alcán- 
tara, del Consejo del Rey nues- 
tro señor, en el Real Consejo de 
Indias, y su Presidente en la casa 
de la Contratación de Seuilla. 
(Hay un escudo de armas). Con 
privilegio. Impresso en Seuilla 
en casa de luán de León . 15%. 
A costa de Diego Vázquez mer- 
cader de 'libros. 

Al fin: 

Fue impresso en Seuilla en casa de 
luán de León , junto á las siete Rebuel- 
tas. Afto de mil y quinientos y nouenta 
y quatro. 

Un vol. 4.*^ menor. Fort. 5 hoj. pre- 
liminares, 211 pAgs. dobles, 5 hoj. al 
fin de Tabla y Autores citados, y á la 
vuelta de la 5.^ , el escudete del impre- 
sor , consistente en un óvalo orlado y 
'en el centro un árbol floreciente, con 
el lema francés al rededor: PEV A 
PEV. 

A vueltas de no pocas paradojas en 
el terreno de los Conceptos , encierra 
este libro muchos Dichos y Sentencias 
apreciables diseminadas por/ las 177 
materias de que trata. 

— Reimprimióse por Juan de la 
Cuesta en Madrid, afto de 1613, im 
vol. 4.^, 4 hoj. prelims., 206 págs. do- 
bles, y 4 al fin de Tabla de materias y 
de los autores consultados. Esta edi- 
ción lleva en la portada el tan cono- 
cido escudo del primer impresor del 
Quijote, cuyo lema Post tenebras 
spero lucem ha sido causa de alguna 
que otra discusión entre los cervantó- 
filos de nuestra era; discusión que 



Digitized by 



Google 



s^Tíí^i'TTs.'TT,:^ 



'^m 



■^ Í*''T' vr - Tf íVf ^,'. "Tf^'^** t- - ff^V^- 



CATALOGO 



233 



carece de todo fundamento racional, 
sobre todo cuando se para mientes en 
que obras impresas con antelación al 
Quijote por Pedro Madrigal, á quien 
sucedió probablemente en su imprenta 
Juan de la Cuesta, llevan ya el escu- 
dete en cuestión, como sucede, v. gr., 
con los Comentarios de Don Bernar. 
diño de Mefido^a, de lo sucedido en 
las Guerras de los Payses baxos , im- 
presos en el aflo de 1592. 



D. Nicolás Antonio apimta ima edi- 
ción en 4.° de esta obra hecha en Se- 
! villa el aflo de 1565, omitiendo el nom- 
bre del impresor. Creemos es una dis- 
tracción de aquel docto sevillano, ó 
tal vez yerro de imprenta, dado que 
el 6 , invertido se transforma en 9, 
fecha que, como hemos visto arriba, 
aparece en la portada, con la diferen- 
cia de un año de posterioridad rela- 
tivamente al expresado en el colofón. 



Digitized by 



Google 



-■-•''^•.- rrrí-'i?T^ 



Digitized by 



Google 



■ í.^-mS-:^. 



Ivlv 



LLUVIA DE REFRANES.-Con- 
' sejos á los forasteros en Refra- 
nes españoles por medio de una 
carta que escribe la tía Mari- 
Parda á su hijo Sancho Martí- 
nez, con motivo de su venida á 
Madrid para ver la feria y lo más 
principal de la villa y corte, por 
Juan Gorgues y Lema.— Madrid. 
Imprenta de Manuel Minuesa de 
los Ríos. 6, Sombrerería, 6. 1879. 
8.^, 32 páginas. . 

Bonito trabajo, hecho á imitación de 
las Cartas en Refranes de Blasco de 
Garay (V.), y en el cual ha coleccio- 
nado sü autor unos trescientos veinti- 
tantos refranes. 

Lo reimprimió El Día, papel perió- 
dico madrileño, en su número 1.799 
correspondiente al jueves 14 de Mayo 
de 1885, edición de la noche. 



Empieza: 

"Campillo 13 de Mayo de 1879.--Que- 
rido hijo de mis entrañas : Siempre oí 
decir que el que espera desespera, y 
nunca con más razón que ahora debo 
aplicar el refrán , cuando me tienes 
como la judía de Zaragoza , expuesta 
á cegar llorando, y nó duelos aje- 
nos „ 

Y acaba: 

" Dejo de hablarte de política, por- 
que sé, por experiencia que, escar- 
mentado en cabeza ajena, eres moro 
de paz, y para conseguir esto, fué por 
lo que desde niño quise traerte al pue- 
blo y estuvieras lejos del pedestal; 
que no hay torre, por elevada que sea, 
que tarde ó temprano no se venga á 
tierra, pues dos montes no se tropie- 
zan , y dos personas sí 

Mari-Parda „ 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Google 



I f:iwn T , ' - rv-íi 



■ ' r7 f ^^' ■' htt^ V\ . Tv-^f^^í^. > ■ 



m: 



MÁCSIMAS POLÍTICAS para el uso 
de la Democracia nueva, tra- 
ducidas de las que acaba de 
publicar en francés el célebre 
M. Eduardo Alletz, autor del 
Ensayo sobre la democracia 
nueva , coronado en 1838 por la 
Academia francesa. Sevilla. Im- 
prenta de D. J. H. Dávila y 
compañía, calle déla Muela n."" 
23. Setiembre de 1841. 

Un vol. 8.** de 122 págs., más 2 hoj. 
al fin. 

En un siglo en que la política ha 
sido erigida en elemento vital de 
todas las clases sociales sin distinción, 
¿cómo había de faltar un catecismo 
donde se encerrara el credo político, 
según ahora se dice, de una de las 
muchas fracciones en que se subdivide 
el llamado arte de gobernar, dar le- 
yes y reglamentos para mantener la 
tranquilidad y seguridad públicas, y 
conservar el orden y buenas costum- 
bres? Así es que á poco de haberse 
escrito en Francia este opúsculo, fué 
traducido á nuestra lengua por Don 



Santiago de Gálvez Padilla, según 
consta, con la rúbrica hecha de plu- 
ma á la pág. 122. 

No permitiendo nuestro modo de 
pensanni la índole de nuestra obra, el 
descender á ventilar cuestiones políti- 
cas, nos abstenemos de emitir todo 
juicio tocante á la índole de este tra- 
bajo, y cumplimos con nuestro objeto 
entresacando de las 473 Máximas que 
constituyen el fondo de este opúsculo, 
alguna que otra de las que por su for- 
ma entran á tomar parte en nuestro 
caudal. 

CCXVI. 

Los filósofos son poco á propósito para 
dirigir los negocios, porque más bien 
han estudiado á el hombre que á los 
hombres, y están muy llenos de reglas 
para poder descubrir las excepciones. 

CCLI. 

En una asamblea es ventajosísimo ha- 
blar el primero ó el último. 

CCCIII. 

El pueblo difícilmente obedece á los 
que le han enseñado á desobedecer. 



Digitized by 



Google 






238 



PARTE SEGUNDA 



CCCXCVT. 

Un gobierno que no sabe honrar las 
letras, las obliga á envilecerse. 

CCCCXX\'. 

Nada es tan ruinoso como una econo- 
mía indiscreta. 

CCCCXLVII. 

La mayor parte de las revoluciones 
han sido principiadas por los que debían 
ser sus víctimas. 



r® Ave Mana.) MAMOTRETO, 
en que van enquadernados todos 
los Semaneros granadinos, ó 
Gacetillas, que han salido desde 
el lunes 9. de Abril de 1764. 
hasta el Lunes 17. de Junio de 
1765. Su autor el P. lect. juvila- 
do Fr. Antonio de la Chica Be- 
navides, del Orden de la SSma. 
Trinidad Calzados de Granada. 
Dadas á luz en la imprenta del 
Convento de dicha Orden por su 
Administrador el P. Predicador 
Fr. Francisco loseph de los Rios 
de la misma Sagrada Familia. 
Con las licencias necessarias. 
Año de 1765. 

Cada uno de estos cuadernos sema- 
nales lleva á la cabeza un Aviso mo- 
ral , de todos los cuales se hizo reca- 
pitulación ó índice al ^n de este Ma- 
motreto, 

MANOJITO (Nuevo) de Flores, 
en tres ramilletes, compuesto de 
varias Flores, para todas perso- 
nas Catholicas , Eclesiásticas, y 
Religiosas. Su autor el P. Fr. 
Buenaventura Tellado, Religio- 
so Menor de la Santa Provincia 
de Santiago, Colegial que fué en 



el Insigne de Alva, Ex-Lector 
de Artes , y de Theologia Moral 
en el Real de Salamanca, y 
Maestro de Estudiantes en el de 
Santiago de Galicia. Con privi- 
legio. Madrid. Por loachin Iba- 
rra, 1761. 

12.^ 12 hojas preliminares, 669 pági- 
nas. 

Además de haber muchas sentencias 
diseminadas por el contexto de este 
curioso libro, se registra á la pág. 239 
una composición gnómica, á manera 
de perqué (la, cual, confrontada con la 
que publicamos más adelante en el 
artículo Proverbios , ofrece muchas y 
considerables variantes), y cuyo títu- 
lo es: Espejo y doctrina de la vida 
humaría; y terminada dicha composi- 
ción , empieza otra á la pág. 242 inti- 
tulada: Puntos para todo: que toma- 
dos de memoria sirven de despertador, 
y norma para bien obrar. 

Existen varias ediciones anteriores 
á la que acabo de apuntar, y que no 
recuerdo haber visto, hallándose ex- 
pedidas las licencias de la Religión y 

del Ordinario en el año de 1724. 

. • 

MANUAL COMPLETO de Juegos de 
sociedad ó tertulia, y de pren- 
das. Contiene una colección de 
los juegos de campo y casa, la 
descripción de las montañas ru- 
sas y otras varias, juegos pre- 
parados de prendas, de chasco, 
de acción , charadas represenfU- 
das, juegos de memoria, de inge- 
nio, de palabras, y las peniten- 
cias concernientes á cada uno 
de ellos, y modo de sentenciar 
las prendas, con diferentes jue- 
gos de niños y de naipes. Tra- 
ducido del francés por D. Maria- 
no de Rementería v Fica, Ma- 



Digitized by 



Google 



1.^ 



CATALOGO 



239 



drid: Enero, 1831. Imprenta de 
Palacios, calle del Factor. 

8.^ 254 págs., y 2 hojas de Catálogo 
de libros de venta. 

En la sección 'que lleva por título 
Juegos de palabras j hay tres párrafos 
dedicados á Refranes colocados , pro- 
puestos , y representados. 

MANUAL DE LA JUVENTUD ESTUDIO- 
SA , Ó Libro segundo de los niños. 
Recopilado por D. Alejandro Gó- 
mez Ranera. (Madrid: 1841. Im- 
prenta que fué de Fuentenebro, 
cí cargo de Alejandro Gómez.) 

8.^, XVI— -368 págs. (Van intercala- 
das algunas láminas de las que. se pu- 
blicaron en el Compendio de la Histo- 
ria universal por Mr. Anquetil, tra- 
ducción del P. D. Francisco Vázquez). 

Inserta al final 172 de las 200 á que 
asciende el guarismo de los Avisos de 
amigo por D. Joaquín Setanti. 

/ 

MANUAL PARA ENTENDER V HABLAR 

EL CASTELLANO, por el P. F. Frau- 
cisco Guijarro, del sagrado or- 
den de Predicadores. En Valen- 
cia: Por D. Benito Monfort, año 
1796. 

Un vol., 8.**, 160 págs. 

Este opúsculo que, como dice su au- 
tor , e^ " un Diccionario de aquellas pa- 
labras castellanas que son más nece- 
sarias para el uso común, „ contiene 
desde la página 111 hasta la 160 y últi- 
ma , una colección de 870 refranes cas- 
tellanos , sin glosa ó explicación algu- 
na, dividida sin ningún orden ni clasi- 
ficación, en 58 grupos de á quince. Es 
digna de ser consultada por cuanto se 
hallan en ella algunos refranes que no 
consigna el Diccionario de la Acade- 
mia ni algunas otras compilaciones, 
tales como : 



El mucho hablar empece , y el mucho 
rascar escuece. 

Las palabras buenas son; mas el son- 
sonete, fuego que le come. 

Elladrón, de la aguja al huevo; del 
huevo, al buey; del buey á la horca. 

Kl pobre semeja al nogal, que es ape- 
dreado de todos. 

Yo quiero ir á do el papa y el empera- 
dor no pueden enuiar su embajador. 

Ser ruin y buena mujer, cómo puede 
ser señor bachiUer? 

Monja para parlar , y fraile para nego- 
ciar , jamás se vido tal par. 

El suceso es el maestro de los ignoran- 
tes. 

Mala clavija es la del mismo madero. 

A quien tiene mala mujer , ningún bien 
le puede venir que bien se pueda decir; 
y á quien tiene buena mujer , ningún mal 
le puede venir , que no sea de sufrir. 

Secreto de dos, secreto de Dios : secre- 
to de tres, de todos es. 

Más tiene que decir el que caga la 
manta , que el que la lava, &c. 

Esta colección empieza así : 

No te abatas por pobreza , ni te ensal- 
ces por riqueza. 

Y acaba : 

¿Quien ha de llevar el gato al agua? 



MANUAL PARA LOS Maestros de 
Escuelas de Párvulos , publica- 
do por la Sociedad encargada de 
propagar y mejorar la educación 
del pueblo. (Hay un escudo Real.) 
Madrid. En la Imprenta Nacional. 
1840. 

Un vol., 8."* mayor, port., 3hoj. pre- 
liminares 280 págs., 2hoj. de índice, 
12 págs. de música litografiada y 4 lá- 
minas. 

En este tratado pedagógico se hallan 
algunas Máximas lacónicas para ins- 
trucción de la niñez. 



Digitized by 



Google 



240 



PARTE SEGUNDA 



MARCOS DE OBREGON (Rela- 
ciones DE LA VroA Y AVENTURAS 

DEL escudero), escritas por el 
maestro Vicente Espinel. Ma- 
drid. Juan de la Cuesta. 1618. 

A.^'^S hoj. prelims., 187 foliadas, y 
una de privilegio. 

Esta novela, de cuya esencia se apro- 
vechó en no pequeña parte el autor del 
Gü Blas de Santillana, abunda en re- 
franes y locuciones familiares del ha- 
bla castellana. 

Salva apunta en el Catálogo de su 
biblioteca numerosas ediciones de di- 
cha obra, debida á la pluma de tan pre- 
claro literato y músico rondefto. 

MÁXIMAS. 

En el popular Libro de los Niños, 
por D. Francisco Martínez de la Rosa, 
hay 81 bajo este título , y en las últimas 
ediciones de este precioso opúsculo, 
otras 45 bajo el de Espejo de la Ado- 
lescencia, obra postuma ; imas y otras 
están redactadas en forma de dísticos. 

El hallarse dicho libro y sus Máxi- 
mas en manos y boca de todos , por ser 
desde su aparición en el año de 1839 
hasta la fecha (época en que cuenta 45 
ediciones), libro de texto en las escue- 
las, nos dispensa de ocuparnos más de- 
tenidamente en su contenido. 

MÁXIMAS DE BUENA educación, re- 
dactadas por don P. de A. Ma- 
drid. Imprenta de D. C. Aguado, 
bajada deSta. Cruz, calle de Pon- 
tejos, n."" 8. 1853. 

Un folleto, 8.^, de 62 págs. 
La presente obrita, como lo promete 
su título , se encamina á dictar máxi- 
mas por medio de las cuales se destru- 
yan los resabios de una educación mal 
adquirida en los adultos, y se formen 
olidos cimientos de juicio y urbanidad 



en los niños. "Puestas en reducidas 
máximas, (dice el autor) para ser co- 
rregidas ó ridiculizadas, las faltas que 
pudieran dar margen á largas leccio- 
nes ó extensos discursos, se graban 
con más facilidad en la memoria, hie- 
ren más enérgicamente la imagina- 
ción, y haciendo de este modo profun- 
da huella, se consigue el efecto de que 
queden impresas en el alma las buenas 
doctrinas casi insensiblenlente, „ El 
anónimo autor de este opúsculo ha 
desempeñado con bastante acierto su 
propósito , y en prueba de que no cree- 
mos haber padecido equivocación en 
el particular, y como medio al mismo 
tiempo de que el lector pueda formar 
juicio propio, extractaremos los si- 
guientes ejemplos tomados á la aven- 
tura. 

El que quiere quedar bien con todos, 
es muy temible que de todos sea despre- 
ciado. 

Excusar una impertinencia con otra 
mayor, es doble necedad. 

Preguntar sabiendo, es presunción jac- 
tanciosa; responder ignorando, necedad 
soberbia. 

La calumnia es efecto de la envidia. 

No es hipocresía ocultar los vicios, sino 
simular virtudes. Lo primero es cordura, 
lo segundo infamia. 

Referir á cada momento un cuento, re- 
frán ó frase viilgar , son flores retóricas 
de personas poco esmeradas. 

Nunca es la limpieza tan extremada, 
que se repute por bochornoso el ser 
aseado. 

La sencillez es la base de la elegancia. 

Las empresas grandes piden gran co- 
razón. 

Quien no da sino para recibir, hace de 
la generosidad un vil comercio. 

Hacer un beneficio y ocultarlo, es ha- 
cer dos. 

La mala educación de la juventud es la 
ruina de las naciones. „ 

Esta última sentencia vale por sí sola 
im tesoro , y acredita en vista de sus 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



24Í 



deplorables resultados, el gran interés 
con que deben atender los padres á la 
educación de sus hijos, objeto de este 
manual. 

MÁXIMAS DE ESTADO , Ó POLÍTICAS, 

escogidas y coordinadas por el 
Padre Maestro Fray José Govea 
y Agreda, del orden del G. P. 
S.Agustín; Doctor en sagrada 
Teología por la Real Universidad 
literaria de Sevilla, Académico 
y Censor de la de Buenas letras, 
Socio de educación de la Patrió- 
tica , individuo en la clase de eru- 
dición de la Sociedad de Medici- 
na de esta ciudad, Examinador 
sinodal del Arzobispado de Sevi- 
lla, y Obispado de Guadix, y Bi- 
bliotecario de la pública de esta 
ciudad. Tomo primero (y segun- 
do.) Sevilla, imprenta de, Caro 
Hernández. 1822. 

2 vols., 4.°; el 1.^, 8 págs. prelims., 
una hoja de índice, 242 págs. de texto; 
el 2.^, port., 2 hoj. de índice, 255 pági- 
nas, 2 hoj. de índice general, 

MÁXIMAS ESPIRITUALES Ó SEA RE- 
GLAS PARA VIVIR LOS JÓVENES CRIS- 
TIANAMENTE. Edición corregida y 
aumentada por el Excmo. é limo. 
Sr. Arzobispo de Cuba ^ sobre la 
publicada en Vich en 1856. Bar- 
celona, Libreria Religiosa, im- 
prenta de Pablo Riera, 1859. 

8.° menor , 88 págs., y 4 hojas de ca- 
tálogo. 

MÁXIMAS MILITARES Y POLÍTICAS. 

Obra útil á todo Español en estas 
circunstancias; y Breve esposi- 

4 Padre Claret. 



ci6n del modo de apuntar el fu- 
sil , para que no se desperdicien 
municiones , con los alcances de 
las piezas de artillería , espresa- 
dos en pasos sencillos. Segunda 
edición. De las dos obritas publi- 
cadas en 1808 al principio de la 
Guerra de la Independencia, y 
que contribuyeron mucho á su 
buen éxito. Por don José Maria- 
no Vallejo. Madrid: ImprentaGa- 
rrasayaza ; propia del mismo au- 
tor. Calle de la Flor Alta, núme- 
ro 9, Año de 1836. 

Un folleto de 30 págs. 8.*^ 

El 1.^ de estos opúsculos, que es el 
que hace á nuestro intento, ocupa desde 
la página 5 hasta el principio de la 27, 
mediante 122 Máximas. Las que copia- 
mos á continuación darán una idea 
de la índole de este escrito. 

''23. 

Un general debe preguntar á muchos 
el partido que debe tomar; pero no debe 
confiar sino á pocos amigos el que haya 
tomado. 

34. 

Las promesas arrancadas por la fuerza 
no se deben observar. 

65. 

Cuando una nación no quiere, otra no 
la conquista. 



75. 



Los hombres se engañan muchas veces 
creyendo que á fuerza de sumisión se 
desarme la altivez. 

83. 

La lentitud y el atraso en las delibera- 
ciones son tan perjudiciales como la in- 
certidumbre. 

31 



Digitized by 



Google 



242 



PARTE SEGUNDA 



115. 

La guerra es justa cuando es necesa- 
ria, y el Cielo favorece siempre las ar- 
mas de aquéllos que con justicia ponen 
su esperanza en él y en ellas. „ 

MÁXIMAS MORALES (pequeña co- 
lección de) para dirección de la 
joventud. TYaduccion con notas 
que dedica al Rey N. S. ^ el ca- 
pitán retirado Andrés García de 
Longoria Florez. 

Un vol. 4.°, pta., existente en la Bi- 
blioteca de Palacio, signat. 2. G. 6. ' 

Alguna que otra de las 158 Máximas 
de que consta este tratadito, entran 
en la jurisdicción de nuestro estudio 
paremiológico. 

MÁXIMAS RELIGIOSAS, MORALES Y 

POLÍTICAS, puestas en verso para 
los niños, por Don José María 
López Aviles, individuo de va- 
rias corporaciones económicas 
y literarias, &c. Cuarta edición. 
Madrid: 1852. Imprenta de M. Mi- 
nuesa, calle de la Cabeza, nú- 
mero M. 

Un folleto, 8.° de 16 págs. 

Este opúsculo, adoptado por texto 
en muchas escuelas del Reino , consta 
de 108 Máximas en forma de dísticos, 
que empiezan : 

" Todo por Dios fué criado, 
Y debe ser alabado. 

Sólo en él pudiera haber 
Tal grandeza y tal poder. „ &c. 

Y acaban : 

Siendo tu senda la ley , 
No debes temer al rey. 

1 Fernando Vn.* 



No apartes de tu memoria 
Que el malo baja al infierno, 
Y el bueno sube á la gloria. 

Fin. 

En vano se buscaría mérito literario 
en estas Máximas, pues que escritas 
para los niños de la edad más tierna, la 
sencillez y el candor presiden á su 
composición. 



MÁXIMAS Y PENSAMIENTOS DEL 

Prisionero de Santa Elena. Tra- 
ducción del inglés al francés, y 
de éste al castellano, porD.M.C. 
Madrid: año 1821. En la impren- 
ta de Villalpando, impresor de 
cámara de S. M. 

Un vol., 8.^ prolongado, 115págs. 

El sujeto que recabó en nuestra cen- 
turia el dictado de Gran Capitán del 
siglo (Napoleón Bonaparte), y cuyo 
juicio crítico no es del caso formular 
en las páginas de la presente obra, 
bien pudo ejercer notoria influencia 
mediante sus doctrinas, en el ánimo 
de cuantos le trataron de cerca, tras- 
cendiendo desde allí sus inspiraciones 
á las corrientes del pueblo, mayor- 
mente cuando fueron publicadas aqué- 
llas pocos meses antes de morir en su 
destierro el hijo mimado de la Fortuna, 
en un principio , vil juguete, después, 
de tan veleidosa deidad. 

Aunque son varias las obras refe- 
rentes á este Genio de la Guerra y de 
la Política, que, con el preinserto tí- 
tulo de Máximas y ú otro análogo, han 
salido á la luz pública, creemos que 
sólo ésta y la que apuntamos en su 
debido lugar bajo el título de Pensa- 
mientos^ juicios y opiniones de Napo- 
león^ &c., (V.) son las únicas que tie- 
nen derecho suficiente á figurar en este 
nuestro Catálogo. 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



243 



MÁXIMAS Y PRECEPTOS, sacados 
de los Libros sagrados, con sus 
correspondientes notas, parauso 
de los niños. Con las licencias 
necesarias y bajo la censura de 
la autoridad eclesiástica. Obra 
dedicada á S. A. R. la Serení- 
sima Sra. Princesa de Asturias, 
bajo cuyos auspicios se publican. 
Por Don Ventura Antón de Se- 
daño , abogado del Ilustre Cole- 
gio de Madrid. Sevilla, 1857. La 
Publicidad, imprenta de don Víc- 
tor Mar in, Cainpana, 10. 

Unvol. a**, U5págs. 
MÁXIMAS (Las) del Hombre de 

BIEN, ó DE LA SABIDURÍA. 

Estas Máximas contenidas en 33 
cuartetas , cuya primera es : 



I 



Temed á Dios vengador 
y á todo lo que le ofenda 
pues éste es el primer paso 
que d sabiduría lleva; 

y la última : 

No pidáis d Dios grandevas 
ni riquesas con porfía; 
sino para gobernaros 
pedidle sabiduría; 

se encuentran en una obra traducida 
del francés por D. Ignacio García 
Malo , la cual lleva por título Escuela 
de costumbres ó Reflexiones morales 
é históricas sobre las Máximas de la 
Sabiduría, por Mr. Blanchardy &c. 

El autor ha hecho una paráfrasis de 
estas Máximas , las cuales , dicho sea 
de paso , se atribuyen en el vecino im- 
perio al sapientísimo Fénélon, sem- 
brando en su trabajo tanta amenidad 
á vueltas de los importantes consejos 
de que abunda , que bien se puede ase- 
gurar ha sabido reunir los dos polos 



en que estriba el imiversal aplauso de 
toda obra, á saber: la difícil alianza 
de lo útil con lo agradable. Tal vez, y 
esto no lo decimos porque su lectura 
nos canse, que lo bueno siempre es- 
tuvo exento de semejante achaque; tal 
vez hubiera andado más acertado el 
autor en no ser tan extenso , limitando 
su trabajo á menos de una mitad me- 
diante la supresión de no pocas ampli- , 
ficaciones, que por lo tanto en nada 
perjudicarían á la esencia de la obra; 
y ya que nó el autor, siquiera el señor 
García Malo, al emprender su tra- 
ducción, pudo muy bien trazar una 
linda reducción del original , pues de 
esta manera se hubiera hecho más ase- 
quible su adquisición á todas las for 
timas sociales, y propagádose más y 
más su lectura entre los jóvenes á 
quienes está especialmente dedicada; 
en tanto que hoy, á pesar de las va- 
rias ediciones que en nuestro suelo se 
han hecho ^ pocos son los lectores que 
recorren sus bellas cuanto interesan- 
tes páginas. 

De las Máximas solas, sin comen- 
tarios ó paráfrasis, se han tirado tam- 
bién varias ediciones por separado. 

De la Escuela de Costumbres , poseo 
un ejemplar de la 3.^ edición, 4 vols. 
en 8.^, Madrid, imprenta de D. Ramón 
Verges, 1824; y de las Máximas ais- 
ladas, otro ejemplar impreso en Cádiz 
el aflo de 1866 en la de D. Manuel 
Bosch, un pliego doblado en 8.°, á 
cuyo final trae dos aprobaciones de 
dichas Máximas, ambas fechas en 
Cádiz, la primera á 18 de Mayo de 1802, 
y la segunda á 30 de Enero de 1816. 

Existe . además otra traducción á 
nuestra lengua, desempeñada con bas- 
tante libertad y enriquecida con 200 
biografías, numerosas notas histó- 
ricas, geográficas y doctrinales, y 
citas de AA. tanto sagrados como pro- 
fanos, por D. Vicente Valor, en Va- 
lladolid, 1852, 2 vols. 8.° 



Digitized by 



Google 



244 



PARTE SEGUNDA 



MEDICINA (La) en refranes. 
V. Agricultura (La) en refranes. 

MEDICINA ESPAÑOLA contenida en 
Proverbios wulgares de nfa len- 
gva. Mvy provechosa para todo 
genero de estados , para Philoso- 
phos, y Médicos, Para Theolo- 
gos, y luristas, para el bue regi- 
miento de la salud , y mas larga 
vida. (Un escudo.) Compvesta 
por el Doctor Ivan Sorapan de 
Rieros, Medico y Familiar del 
Santo Officio de la Inquisición de 
Llerena y Granada y de su Real 
ChanQilleria.Con previlegio. Por 
Martin Fernandez Zambrano. 
Año 1616. F. Heylan fecit. 

Un vol., 4.^, en 2 partes. La 1.** tiene 
portada grabada, 20 hoj. prelims., 
517 págs. (aunque por equivocación 
aparece en la última el guarismo 511), 
y una hoja en blanco. La 2.^ lleva por- 
tada impresa, 77 págs. (aun cuando 
por yerro de imprenta figura en la úl- 
tima el número 75) incluso la portada, 
una hoja en blanco, y 14 de índice sin 
foliar. 

Esta obra la he reproducido yo en el 
tercer tomo de El Refranero general 
español (1875), haciendo, además, ti- 
rada aparte de solos 200 ejemplares un 
año después. 

En el prólogo que escribí á dicho 
tomo 3.°, digo lo siguiente, por lo que 
atañe al terreno de la Bibliografía: 

« vio la luz pública 

en Granada la obra de Sorapan el año 
de 1615, en el cual consta impresa la 
segunda parte por Juan Muñoz , si bien 
aparece en el frontis de la primera 
(bastante primorosamente grabado,por 
cierto, al agua fuerte por F. Heylan, y 
en el que figura como impresor Martín 
Fernández Zambrano) el año de 1616: 



divergencia de fechas que ha inducido 
á error á más de un bibliógrafo, ha- 
ciéndole creer que existían dos edicio- 
nes de esta producción ^ Mas no es así; 
y para convencerse de ello, basta pa- 
rar mientes en que la fe de erratas de 
ambas partes está dada en 14 de Enero 
de 1616, lo que acredita que un libro de 
cerca de setecientas páginas no pudo 
ser impreso en los pocos días que con- 
taba á la sazón este último año, junto 
con las diligencias que había que prac- 
ticar por aquellos tiempos entre la im- 
presión de una obra y su presentación 
á la pública venta. Conste, pues, para 
los efectos ulteriores , que no existía 
más que una edición de este libro, has- 
ta que nos ha cabido á nosotros la sa- 
tisfacción de imprimirlo por segunda 
vez. 

Lo que sí hemos descubierto en nues- 
tras incansables investigaciones pare- 
miográficas, es: dos distintos compen- 
dios manuscritos de esta producción, 
hechos ambos en diversa época, el uno 
de los cuales para en la Biblioteca de 
Palacio (2. M. 7), y el otro , en la de la 
Real Academia Española. 

Consta el I.*' de 357 hojas en 8.^ pa- 
ginadas, y 6 al fin de Tabla^ sin foliar, 
encuadernado en pasta, de letra, al 
parecer, coetánea á la impresión de 
esta obra , y cuya portada dice así : 

f Aue María. Compendio de la medi- 
cina Española en Refranes vulgares de 
nuestra lengua. Compuesta por el Doc- 
tor Sorapan de Rieros, familiar del 
santo oficio. Añadidas muchas cosas 
al proposito. „ 

Con el título de Refranes de medici- 
na muy proucchosos , para conseruar 
la salud, y alargar la vida , trae este 
compendio al principio una colección 



1 Todavía anduvo más desacertado Nicolás An- 
tonio al decir que se había impreso esta obra en 1616 
y 1617. 



Digitized by 



Google 




CATÁLOGO 



246 



de 548 en castellano , á los que siguen 
54 precedidos del título: Versos lati- 
nos y Refranes bárbaros de medicina. 

No se expresa el nombre del abre- 
viador. 

El 2.° lo forma un volumen en 4.°, en- 
cuadernado á la holandesa , y es un ex- 
tracto tan sucinto de la obra que nos 
ocupa, que, para acreditarlo sobrada- 
mente de tal, no hay sino decir que lo 
componen 94 hojas escritas en letra 
bastante espaciosa, y cuyos márgenes 
son más que medianos. Consta por el 
final, pues no tiene portada, que lo 
hizo uri tal Josef Joaqiiin Baso , ve- 
cino y residente en Segovia, á 14 de 
Agosto de 1807, viéndose por los pre- 
liminares, que dedicó el menos diestro 
abre viador su nada difícil y poco me- 
ritoria tarea á un Sermo. Señor cuyo 
nombre no expresa , pero que en vista 
de desearle alargue Dios su salud y 
se la conserve muchos años como asi 
lo necesita para honra y gloria, lus- 
tres de estos Reynos , y bien de la Mo- 
narquía, se hace evidente era Fernan- 
do VII el Mecenas. 

Estos dos extractos, aunque hechos 
con distinto criterio , muestran bien á 
las claras el mérito que asiste á esta 
obra, hoy no muy común por cierto, y 
digna á todas luces de ser más cono- 
cida en nuestro siglo de lo que segu 
ramente lo es, atento al interés que, 
según hemos demostrado arriba, en- 
cierra bajo diversos respectos. „ 

MEJOR (lo) DE LO MEJOR. Gran re- 
pertorio de Máximas, Sentencias 
y Pensamientos, políticos, filo- 
sóficos y morales : seguido de un 
gran número de ejemplos histó- 
ricos sorprendentes. Obra escri- 
ta por 600 autores, y publicada 
por Eusebio- Freixa. Lérida: Im- 
prenta y Librería de D. José 
Rauret. 1860. 



Un vol. , 8.^ mayor, 174 págs. con 
inclusión de port. y prelim. , más una 
hoja de erratas. 

MEMOIRES cüRiEüx envoyez de 
Madrid, etc. 

V. Mercure (Le) Espagnol, etc. 

MEMORÁNDUM anual y perpe- 
tuo de todos los acontecimientos 
naturales ó extraordinarios , his- 
tóricos , civiles y religiosos que 
ocurren ó de los cuales se hace 
mención en el curso del año ; ex- 
plicando el origen, la etimología, 
el significado y al historia de 
cada uno de ellos. Obra útil á 
toda clase de personas, por el 
D. D. V. Joaquín Bastús, autor 
de varias obras literarias, miem- 
bro de las principales Corpora- 
ciones científicas de Europa , co- 
mendador de Isabel la Católica. 
Barcelona. Imprenta del Porve- 
nir, á cargo de B. Bassas, riera 
de San Juan, núm. 29. 1855-56. 

Dos t. en 4 vols. , 8."* 

Entre las curiosidades de que consta 
esta obra, se encuentra tal cual refrán 
explicado y apuntada su etimología. 

tt MEMORIAL DE CRIABA | y Ua- 
quete virtuoso para criar hijos 
de grandes y otras cosas. Copues- 
to por vn cortesano, gg En Cara- 
goQa. 1548. 

Al fin: 

Fenesce el libro llamado Memorial de 
crianza. Impresso en la muy noble y leal 
ciudad de Caragofa en casa de Georgc 
Cocí por Pedro Bernus, Acabo se a quin- 
se días del mes de Margo. Año de mil 
quintetos y quarenta y ocho, (Escudete 
del impresor, y debajo un monograma.) 



Digitized by 



Google 



246 



PARTE SEGUNDA 



Unvol., 4.^, gót., sin reclamos ni 
foliación, sólo consignat., 40hoj., la 
última en blanco. 

Hacia el final de este rarísimo libro, 
hállanse , con el título de Dichos y pro- 
uerbios de la vieja discreta , 79 redon- 
dillas, cada una de las cuales encierra 
un refrán vulgar. La primera es como 
sigue : 

Dice la vieja discreta 
que llaman philosophia 
que la mano poco aprieta 
si abarca más que deuria. 

Y la última : 

A sospechosas consejas 
tu crédito no se de 
reciban de ti mas fe 
los ojos que las orejas, 

MEMORIAS PARA LAHISTORIADE LA 

Poesía y poetas españoles, etc., 
por el Rmo. P. M. Fr. Martin 
Sarmiento. Madrid. 1775. Por don 
Joachin Ibarra. 

Un vol. , 4.*^, (único publicado) ante- 
porta, port., 14hoj. prelims., 429 pá- 
ginas. 

Desde la pág. 168 á la 185, ocúpase 
el autor en probar que uno de los orí- 
genes de nuestra Poesía son los ada- 
gios, dichos agudos, oráculos, sen- 
tencias, etc., los cuales, por ser bre- 
ves y concisos , logran cierta hermo- 
sura mediante la rima, descendiendo 
con este motivo á curiosas investiga- 
ciones y no despreciables conjeturas. 

MERCURE (Le) Espagnol Appor- 
tant quelques Memoires , & Nou- 
velles Curieuses de Madrid, Sur 
les Fastas ou Combats de Tau- 
reaux. Sur le Serment de fidélité 
qu*on preste solenmellement aux 
successeurs de la Couronne d'Es- 
pagna. Sur le Mariaga des In- 



fantes. Sur les Proverbes, les 
Moeurs, les Máximes, & le Genie 
de la Nation Espagnoile. Suivant 
la Copie imprimée a Paris. 1670. 

Un vol. 12.^ de 132 págs. 

Existen algunos refranes y modis- 
mos españoles en esta obra , con espe- 
cialidad desde la pág. 93 á la 112, 'que 
el autor francés explica en carta á un 
su amigo, incurriendo :k veces en las 
erróneas apreciaciones con que suelen 
juzgarnos los extranjeros. 

Tal es nuestro sentir acerca de este 
raro y curioso librito en la parte que 
dice relación á nuestro propósito. 
Óigase ahora el parecer del distingui- 
do bibliófilo difunto, Marqués de Mo- 
rante, en su Catálogo, tomo m, pági- 
na 111. 

" Este libro, bastante raro, justifica 
perfectamente el título que lleva, por- 
que contiene efectivamente detalles 
muy curiosos acerca de los usos y cos- 
tumbres de España en el siglo xvii. 
El comentario de diversos refranes, y 
otras maneras de hablar á la española, 
ocupa desde la pág. 93 hasta la 116 del 
libro, escrito á manera de carta; su 
fecha 12 de Junio de 1666, y firmada 
A. Esta carta no contiene más que un 
corto número de refranes ó de locu- 
ciones proverbiales; pero se ha procu- 
rado escoger los más particulares, los 
menos conocidos, y los más notables 
por el sentido que encierran. Las otras 
partes del libro ofrecen igual interés é 
indican un talento claro en el autor^ 
que no se contenta con lugares comu- 
nes. 

„ El privilegio del Rey prueba que 
el Sr, Mézeray, de la Academia -fran- 
cesa, leyó las diversas memorias con- 
tenidas en este pequeño libro. ¿Quiere 
esto decir que Mézeray las ha leído 
como censor, ó como crítico, y que se 
invoca su nombre como una garantía 
del mérito de la obra, ó bien que estos 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



247 



diversos opúsculos fueron compuestos 
por Mézeray, el cual los leyó en algu- 
nas sesiones de la Academia? No es 
posible decidir esto de una manera 
positiva. Todo lo que puede aventu- 
rarse es, que el tono un poco triste, y 
el estilo un poco sentimental de estas 
memorias, podrían justificar hasta 
cierto pimto la opinión de los que las 
atribuyen á Mézeray. Sea lo que fuere 
de esta hipótesis, la obrita es intere- 
sante y merece leerse. „ 

Hemos dicho que tal es el parecer 
del Marqués de Morante , porque aun 
cuando este pasaje que acabamos de 
trasladar no es suyo, puesto que cita 
el Boletín del Bibliófilo, serie X, nú- 
mero 999, y si no lo citara, aparece 
íntegro en la Bibliographie de Duple- 
ssis, con todo, se pone á favor de su 
opinión, toda vez que no contradice 
ninguna de las proposiciones en él 
vertidas. Nosotros, empero, discrepa- 
mos bastante de algunas de las emiti- 
das en esta noticia. Así, diremos en 
primer lugar, ratificándonos en lo que 
ya indicamos arriba , y probándolo 
ahora, la ligereza con que están ver- 
tidas algunas apreciaciones en este 
opúsculo, según se puede colegir fá- 
cilmente, entre otros, de los ejemplos 
siguientes que vamos á traducir con 
la mayor fidelidad posible : 

^ Pedir y tomar. El Español nos 
enseña, á mi juicio con este refrán, 
que se debe pedir descaradamente; 
pero contentarse con el beneficio que 
se pueda adquirir, ó con las esperan- 
zas que nos den. Por lo demás. Señor 
mío, le adyiertó á usted de paso, que 
estos dos verbos pedir y totnar se 
usan á trochemoche en España, pues 
no hay gente en el mundo que pida, 
tome ni estafe con más desvergüenza 
que los Españoles „ ^ 

1 *Demaiider et prendre. L'Espagnol nous enscl- 
gntf k moo avis, par ce proverbe, quHl faut demander 
bardiment, mais qti'on dolt se contenter avec quelqae 



"£■/ agua es suya y se la vendemos. 
Dicho de los aguadores franceses re- 
sidentes en Madrid. Muchos hay aquí 
dedicados á este oficio y á otras varias 
ocupaciones, así como en todas las 
ciudades grandes de España, porque 
los Españoles son tan holgazaneé, 
que antes que trabajar, prefieren ser- 
virse de los extranjeros y darles á ga- 
nar gran parte de su dinero. Además, 
son tan ineptos para ejercer las artes 
mecánicas, y todas en general, que no 
pueden tener cosa bien hecha como no 
salga de las manos de artesanos fran- 
ceses, italianos ó alemanes. „ ^ 

Mucho se nos ocurre decir en contra 
de proposición general tan absurda; 
pero si en ocasiones quien calla, otor- 
ga, en otras, y ésta es una de tantas, 
quien calla , desprecia. 

Por lo que hace á la opinión de ser 
debida esta obra á la pluma de Mese- 
ray^ ni lo afirmamos, ni lo negamos: 
solo , sí , diremos que la multitud de 
barbarismos y de hispanismos que 
en ella se registran á cada paso, nos 
hacen temer que no sea producción del 
Académico autor de la Histoire de 
France. 

La edición príncipe, esto es, la que 
sirvió de original para la reproducción 
de la que copiamos arriba, difiere un 
poco en el principio de la portada, pues 
lleva por título, Mémoires curieux en- 



bienfait, ou avec l'espérance qu'on rious donne. Au 
reste , Mr. , je vous avertis en passant , que ees deux 
verbes^írfír y tomar sont furieusement en usage en 
Espagne; c'est-a-dire, qu'il n'y a pas de gens au mon- 
de qul demandent , qui prennent , et qui escroquent 
plus effrontément que les Espagnols. 

1 *• Vean est á eux , et nous la leurvendons. C'est 
le diré des franjáis Aguadores , o\x porteurs d'eau a 
Madrid. II y en a un grand nombre de ce métier , et 
de toutes vacations , ainsí qu« dans les grandes vi- 
Ues d'Espagnc : . car les Espagnols sont si fatnéants 
qu'ils aimcnt mieux se servir des étrangcrs , et leur 
laisser gagner beaucoup de leur argent , que de tra- 
vatUer. Ds sont méme si maladroits dans les arts mi' 
caniques et autres, qu'ils ne sauraient ríen avoir de 
bien fait , si les artisans franjáis , italiens ou alie- 
mands ne le font^ 



Digitized by 



Google 



248 



PARTE SEGUNDA 



voyes de Madrid sur les f estes, oi4 
combáis de tatíreat4X^ etc. 

Dicha reproducción omitió el Privi- 
legio del Rey\ el cual nos ha suminis- 
trado material para entrar en las an- 
teexpresadas consideraciones. 

MÉTODO PARA FACILITAR EL LEER 

y disponer á la inteligencia de las 
lenguas castellana y latina que 
propone á la juventud valenciana 
el P. M. D. Fr. Joaquín Cátala y 
Bayér, Monge Cisterciense del 
Real Monást. de Valdigna, y 
Catedr. de Lengua Griega de 
la Universidad de Valencia. 
Valencia. En la Imprenta de 
Joséf y Tomás de Orga. Año 
M.DCC.LXXXVII. Con las li- 
cencias necesarias. 

Un folL 4.^ port., 98 págs. 

Como dice el autor en su Adverten- 
cia, " Para su aplicación y egercicio(el 
de las reglas de lectura de que acaba 
de hablar) acompañan 1041 Sentencias 
sacadas del Libro intitulado : Jánua 
Linguarum, „ 

Con lo expuesto queda demostrado 
lo poco que para nuestro propósito 
sirve este librito. 

MÉTODO (Nuevo) para aprender 
Á LEER, escribir y hablar una len- 
gua en seis meses , aplicado al 
Francés. Obra enteramente nue- 
va para el uso de todos los esta- 
blecimientos de instrucción, pú- 
blicos y particulares , de ambos 
sexos, por el Dr. H. G. Ollen- 
dorff profesor de lenguas, autor 
del Nuevo Método de Alemán, 
adoptado por la Universidad de 
Francia, de la Declinación ale- 



mana determinada,etc., etc. Pa- 
rís. En casa del autor, calle de 
Richelieu, n.° 28 bis. 1857. 

Un vol., 4.^ 576 págs. 

Hállanse algunos proverbios en am- 
bas lenguas, desde la pág. 466 á la 
468. 



MIL (Las) y una barbaridades, 
agudezas, ocurrencias, chistes, 
epigramas, chascarrillos, cuen- 
tos, refranes, anécdotas, dichos 
graciosos , tonterías , bestialida- 
des, simplezas^ quid -pro -quos, 
adefesios , locuras , majaderías, 
bobadas, despropósitos, salidas 
de pie de banco, &c., &c., &c., 
por D. Hilario Pipiritaña ^ 

Un vol. , 8.° Se han hecho cuatro edi- 
ciones de esta obrita, en cuyas pági- 
nas se encuentra de vez en cuando al- 
gún refrán , como el título lo promete. 

MISCELÁNEA, Manual, ó Pron- 
tuario en forma de diccionario de 
apuntes curiosos, literarios, mo- 
rales, políticos, filosóficos, jurí- 
dicos y económicos; en que se 
comprenden máximas , senten- 
cias, principios, definiciones, ins- 
trucciones, advertencias y re- 
glas estractadas de autores se- 
lectos y conocidos. Colectados 
por D. J. A. N. M. J. D. L. A. T. 
D. L. C. Tomo i. Corufia: im- 
prenta de D. Pedro López y So- 
tomayor. Año de 184L 

4.°, 140 páginas y 2 hoj. de índice de 
materias por orden alfabético. 

Esto es todo lo que yo poseo; ignoro 
si se publicó algún tomo más. 

1 SendótUmo 4e D. Pedro ^elipe Monlan. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



MISIVA PARA EL OTRO MUNDO. Con- 
testando á mis difuntos íntimos 
compañeros el Pontífice, el So- 
brino, el Giboso, el Alcalde tuer- 
to y el Hacendoso Gobernador. 

Con este título se publicaron en el 
periódico republicano federal de Cáce- 
res Él Faro del pueblo , correspon- 
diente al núm. 119, y día viernes 26 de 
Julio de 1872, diez y seis quintillas que 
terminan con un refrán especial , y de 
las cuales es la primera : 

" Amigos caros : aquí 
• sin sombra viviendo estoy. 
Vuestras cartas recibí. 
/ Aprended, flores, de mi, 
lo que va de ayer d hoy /„ 

Y la última: 

"A Cosme, Antonio y Joaquín 
les rogué no fueran tercos. 
Dígalo Castro por fin. 
¿No veis? A todos los puercos 
les llega sti San Martín. 

Este artículo , inserto en la sección 
de Variedades, lleva por firma Juan 
Becerra. 

MORALES DE Plvtarcho, tradv- 
zidos de lengua griega en caste- 
llana. Por el secretario Diego 
Gracian, criado de su Magestad. 
Va de nueuo añadida la quarta 
parte, que nunca ha sido im- 
pressa. &c. (Escudo de armas.) 
Con preuilegio. En Salamanca. 
En casa de Alexandro de Cano- 
ua. Año. M.D.LXXI. 

Un vol., folio. 14 hoj. prelims., 287 
foliadas y 12 (?) de erratas y tabla. 

Al folio 287 vuelto^ escudete del im- 
presor y la fecha de M.D.LXX. 

El primero de los 40 tratados que 
comprende esta edición, es el de los 



24^ 

Apotegmas, que salieron á luz antes, 
sin los demás, en Alcalá, en casa de 
Miguel de Eguía, 1533, 4.^, letra góti- 
ca. En la propia localidad los reim- 
primió Juan de Brocar, 1548, folio, 
let. gót., juntamente con los demás 
tratados, á excepción de la cuarta par- 
te, que, como queda dicho en el título, 
la publicó por vez primera Alejandro 
de Cánova. 

MOTES AGUDOS. 

Con este membrete posee el Sr.lDon 
Pascual Gayangos un cuaderno en fo- 
lio ,, manuscrito , de letra que parece 
ser de fines del siglo xv ó principios 
del XVI. Según todas las probabilida- 
des, se desglosó, en tiempo , de algún 
libro. Perteneció antes al célebre filó- 
logo D. Bartolomé José Gallardo, 
quien lo hubo de la Casa de los Jesuí- 
tas de Sevilla, no sabemos cómo ni 
cuándo. 

El lomo de este libro encuadernado 
en pergamino, ostenta la signatura si- 
guiente : 

35 

188 

Floresta 

&z 

Macarronea. 

MOTETES CELESTIALES EN AFORIS- 
MOS MYSTicos..... sacados de las 

obras de la gran Teresa de 

lesvs. Escri velos el dotor Don 
Alexosde Boxados y de Llull,&c. 
Murcia, Viuda de Juan Fernán- 
dez de Fuentes , 1650. 

4.^, 24. hoj. prelims. , y 308 foliadas. 
De dichas 24 preliminares, lal.* y la3.* 
son grababas al agua fuerte por Juan 
de Noort, cuya biografía puede verse 
en Cean Bermúdez. 

Poco hace á nuestro propósito la 
presente obra. 

SI 



Digitized by 



Google 



250 



PARTE SEGUNDA 



MURCIA QUE SE FUÉ. Por Javier 
Fuentes y Ponte. Madrid. Im- 
prenta de la Biblioteca de Instruc- 
ción y Recreo , Calle de Cape- 
llanes, número 5, principal, 1872. 

* Un vol., 8.^ mayor, 20 páginas pre- 
liminares, 439 de texto ; etc. 

En esta bbrita , bastante curiosa en 
el fondo , y tal vez más en la forma, se 
encuentran no pocos refranes, unos 



diseminados por el cuerpo de ella, y 
otros formando grupo en un pequeño 
trabajo filológico que, con el titulo de 
Lo que olvidóseine^ se registra entre 
el índice y las notas. 

MÚSICA (La) Y LA MUJER. 

V. Cuento compuesto con algunos 
modismos castellanos ^ propios de la 
Música. 



Digitized by 



Google 



N 



NOMBRES ANTIGUOS de las calles 
Y PLAZAS DE CAdiz , SUS orígenes, 
sus cambios , sucesos notables 
ocurridos en ellas , idea de las 
antiguas costumbres locales. Por 
un individuo de la Academia Es- 
pañola de Arqueología K Cádiz, 
Imprenta de la Revista Médi- 
ca. 1857. 

8.*^ mayor, xvi— 86--xvni págs. 

Esta última paginación romana com- 
prende un reducido y escaso catálogo 
de gaditanismos, por lo mismo impro- 
piamente intitulado Diccionario de vo- 
ces gaditanas , en el que se da cabida 
á algunos refranes y frases proverbia- 
les originarias de aquella localidad. 

NOMENCL ATITRA geográfica de 
España. Análisis gramatical y 
filosófico de los nombres de pue- 
blos y lugares de la Península, 
con aplicación á la Topografía y 
á la Historia. Por don Fermín 

1 D. Adolfo de Castro. 



Caballero , individuo de la Aca- 
demia de Ciencias naturales, de 
la Sociedad Económica matri- 
tense , etc, Madrid : imprenta de 
D. Eusebio Aguado. 1834. 

Un vol., 8.** Anteportada, portada, 
6 hoj. prelims., 240 págs. de texto. 

De^de el folio 170 hasta la conclusión 
de la obra, se ocupa el autor exclusi- 
vamente en los refranes geográficos 
existentes en nuestra península y pro- 
pios de ella, para sacar de los mismos, 
como lo ha verificado antes con los 
nombres topográficos, las aplicaciones 
á que da margen la materialidad de 
sus palabras. "En unos, dice este jui- 
cioso y atinado escritor, encon ti are- 
mos la configuración y límites de nues- 
tras provincias; nos dirán otros cuáles 
son los principales ríos y sus afluentes 
más considerables; en algunos vere- 
mos las producciones del suelo, y en 
otros la situación topográfica de los 
pueblos, el concepto moral de sus ha- 
bitantes, con otras muchas particula- 
ridades, que para explicarlas fuera ne- 
cesario un grueso volumen. Véase la 



Digitized by 



Google 



252 -^ 



PARTE SEGUNDA 



razón por qué hemos unido estas bre- | 
ves sentencias al estudio de la nomen- | 
datura geográñca.Las presentaremos 
con algún orden, explicando sus alu- 
siones topográficas é históricas, á cuyo 
fin las dividiremos en las siguientes 
clases: 1.*, refranes alusivos al clima 
y temperatura; 2/, relativos á pobla- 
ciones principales; 3.^, correspondien- 
tes á pueblos de malas cualidades; 
4.*, los que hacen paralelos de unos 
pueblos con otros; 5.^, los que denotan 
escasez de mantenimientos; 6.*, los 
que manifiestan exposición á crecidas; 
7.*, indicantes de sitios peligrosos; 
8/, los que expresan producciones; 
9.^, los que aluden á la feracidad del 
terreno; 10.*, los que tratan de caminos 
y distancias; 11.*, los correspondientes 
á santuarios y templos; 12.*, id. á esta- 
blecimientos y dignidades ; 13.*, id. á 
fortalezas; 14.*, id. á mares, puertos y 
ríos; 15.*, los relativos á curiosidades; 
16.*, los que hablan del concepto de los 
habitantes; 17.*, id. de fueros y privile- 
gios; 1&.*, id. de sucesos históricos; y 
19.*, los que indican otras cualidades 
topográficas. „ 

Con esta indicación puede formarse 
ya un concepto casi completo de lo 
importante y curioso de este trabajo, 
el cual , como no lo oculta su autor , es 
susceptible de mayor aumento. Asi es, 
que en vano se buscarán en él 

El diablo anda en Cantillana , y el 
Obispo en Brenes ; 

Es V. de Toledo ? Cazador ó pajarero; 

De Alcolea , ni mujer, ni somera ; 

El que d la Colomba va y al Id duerme, 
en un año va y en otro vuelve; 

Villanueva del Ariscal, mucho vino y 
poco pan; 

Avila , santos y cantos, 

ni otros cien y cien que no és del caso 
recordar. 

NOVEDADES científicas (Colec- 
ción escogida de). 



V. Recreo literario. 

NOVELA ESPAÑOLA (La). 

La Novela española, ya pertenezca 
á uno ú otro de sus varios géneros, cae 
forzosamente bajo la inspección del 
paremiólogo; y tan cierto es ello, que 
con dificultad podrá sustraerse algu- 
na que otra á su jurisdicción. Pero esa 
misma universalidad nos dispensa en 
cierto modo de dar aqui asiento á tan- 
tos títulos como tenemos á la vista, 
pues esto equivaldría á usurpar el te- 
rreno de quien en su día intentara ha- 
cer un inventario de todas las novelas 
con que justamente se honra nuestra 
Literatura. Sólo hemos hecho excep- 
ción en favor de alguna que otra, ya 
por hacerse en ellas un como alarde 
del uso de nuestros refranes , bien por 
resaltar éstos con caracteres distin- 
tivos en la tipografía, ó ya por cual- 
quier otro motivo digno de ser habido 
en consideración. 

Por tanto , inútil es decir aquí al más 
discreto lector , que los escritos de 
nuestros novelistas, con. especialidad 
los pertenecientes á los tres últimos 
siglos, encierran una gran mina pare- 
miológica, que en su mayor pártese 
encuentra todavía por beneficiar. 

Por lo que respecta á nuestra centu- 
ria, nadie ha llegado á reunir en sus 
novelas tal cúmulo de refranes como 
el que atesoran las de la nunca bien 
ponderada Doña Cecilia Bóhl de Fá- 
ber, disfrazada con el seudónimo de 
Fernán Caballero, á, cuya vasta co- 
lección remitimos á nuestros lectores. 



O NVMERO septenario: en el qual 
se contienen siete sietes nota- 
bles : y son los que se siguen. 

C Siete edades del mundo; 
C Siete edades del hombre. 



Digitized by 



Google 



Tí-STr 



CATÁLOGO 



253 



C Siete dias en que Dios crio todas 
las cosas, y holgó. 

C Siete Reyes de Roma. 

C Siete sabios de Grecia. 

C Siete Planetas. 

C Siete marauillas del mundo. 

C ítem cien condiciones que el hom- 
bre ha de tener para q con verdad pue- 
da ser llamado sabio. Agora nueua- 
mente impresso. M.D.L.II. 

(Así dice la portada, la cual va ro- 
deada de cenefa. Al dorso principia la 
obra , y acaba con este colofón ) : 

A^ Fu€ impresso el presente tractado 
en Burgos: en casa de Juan de Junta, 
Año de mil y quinientos y cinquent a y 
dos Años. 

8;^ , letra gótica , menos la portada. 
Sin foliación , con las signaturas A 
y B, de 8 hojas cada una. 

Esta noticia la tomo del Catálogo 
de la biblioteca de Salva, t. ii , núme- 
ro 2.109, adonde remito á quien desee 
más detalles acerca del particular, y 
por los cuales verá que este opúsculo 
es debido á la pluma de Sebastián de 
HoroBCo. 



NUNCA (El), ó 

NUNQUE (El). 

Tiramira de versos pareados, hecha 
por Diego Núflez de Quirós, el de Se- 
villa, y que publicó el Cancionero ge- 
neral de Hernando del Castillo. 

Empieza: 



Nunca vi descanso cierto 
en esta vida doliente ; 
ni vi mayor desconcierto 
que vivir entre vil gente 



Vacaba: 

ni vi pobre carecer 
en parte de aborrecido; 
ni otro saber vencer 
sino haberse á sí vencido 
el que, por sí combatido, 
puede más que su querer 
ha querido. 

Esta palabra nunque, que no regis- 
tra ningún Diccionario, que yo sepa, 
es probable que deba su origen á la 
circunstancia de empezar sus parea- 
dos con uno de los vocablos nunca ó 
ni, á la manera que se da el nombre 
de perqué á los que comienzan pre- 
guntando por qué y respondiendo con 
el correlativo porque. 



NUNQUE. 

Es composición del autor anónimo 
de la Comedia Seraphina{V.), en cuyo 
final se encuentra. 

Empieza así : 

Nunca jamás la soberbia 
Careció de desconcierto ; 
Ni vide tiro más cierto 
Que hablando siempre verdad; etc. 

Y acaba : 

Ni hay otro perfecto amigo 
Sino el que se muestre en faltas; 
Pero destos 
No verás uno entre ciento. 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Google 



o 



OBSERVACIONES para bien es- 
cribir. 

Con este rótulo existe un vol. en 4.**, 
pta., MS. del siglo xvm, en la Biblio- 
teca de Palacio, signat. 2. H-6. 

Hállase en él una razonable colec- 
ción De varios conceptos , Máximas y 
Sentencias , entre las cuales las hay 
tan curiosas como las que procedemos 
á entresacar á continuación : 

"La pobreza no es deshonra, pero está 
cerca de serlo.„ (S. Agust.) 

" La gula es la perlesía del entendi- 
miento. „ (Tertul.) 

"La no necesidad no quita la utilidad. „ 
(Aristót.) 

" Los que no han visto el mimdo sino 
en el mapa, la guerra en los tapices, y el 
mar en Manzanares, gobiernan el mun- 
do en tierras y mares. „ (P.e Ant.** 
Vieyra.) 

" No tiene tantos mártires la Fe como 
la Esperanza. „ (Id.) 

OCIOS DE ESPAÑOLES EMIGRADOS. 

Periódico mensual. Tomo (i á 
vu, 1824-27) Vitanda est desi* 



diuí,... Hor, Sat. 11. 3.— Londres. 
Se vende en casa de los SS. Du- 
lau y Compania; y Treuttel y 
Wurtz, Soho-square; Boossey e 
Hijo, oíd Broad-street. En la im- 
prenta de A. Macintosh, 20, 
Great New Street. 

Siete vols., 4.** (Los tomos v, vi y vu 
están impresos por M. Calero, y al 
frente del vn se le denomina Periódi- 
co Trimestre.) 

Aimque es publicación de fecha re- 
lativamente no muy remota, escasea, 
mayormente tratándose de ejemplares 
completos. 

En ella se registran los artículos 
Refranes en lengua castellana: orí- 
genes de la Métrica española, y Re- 
franes españoles, de que damos cuen- 
ta en su lugar respectivo. 

ORACIONES (Las) y Cartas del 
Padre de la Eloqüencia Isócra- 
tes , ahora nuevamente traduci- 
das de su original griego, é ilus- 
tradas con notas, por don Anto- 



Digitized by 



Google 



256 PARTE SEGUNDA 

nio Ranz Romanillos. Madrid 



Imprenta Real. 1789. 
Tres vols., 8.° prolongado. 

m 

ORDENANZAS de la Real Con- 
gregación de Cristo Coronado 
de Espinas y María Santísima de 
la Esperanza; y Santo Zelo por 
la salud de las Almas. Estable- 
cida canónicamente en el Real 
Convento Casa Grande de N. S. 
P. S. Francisco de esta Ciudad. 
(Escudo de Armas Reales.) Se- 
villa: Con licencia, Imprenta de 
D. Mariano Caro. 1828. 

8.^, 154 págs., 2 hoj. de /ndt'c^. 

Desde la pág. 100 á la 112 existe una 
colección de Saetas de desengaños, 
para las Procesiones de Misión. 

ORÍGEN Y APLICACIÓN del Refrán 
castellano: Éntrale por la manga, 
i sácale por el cabezón; ó Me- 
tedlo por la boca manga ; i salir- 
seos ha por el cabezón , su Autor 
Don Juan Lucas Cortés, del 
Consejo del Rei Don Carlos Se- 
gundo en el Real de Castilla. 

Obra la explanación de este refrán 
en el tomo ii de los Orígenes de la 
Lengua Española, por D. Gregorio 



Mayans y Sisear, (Madrid. Juan de 
Zúñiga, 1737) desde la página 211 á 
la 221, desempeñada con el acierto 
que distingue al erudito que la redactó. 

ORÍGENES DE LA LENGUA ESPAÑO- 
LA, compuestos por varios auto- 
res, recogidos por D. Gregorio 
Mayans y Sisear, Bibliothecario 
del Rei Nuestro Señor. Tomo i 
(y ii). Con licencia: En Madrid, 
por Juan de Zúñiga, Año 1737. 

Dos vols., 8.°; el primero, 11 hoj. pre- 
liminares, 219 páginas; el segundo, 
anteportada, portada, 342 páginas y 
una hoja en blanco. 

Se reimprimieron en Madrid , Riva- 
deneyra , 1873, anotados por D. Eduar- 
do de Mier, en un voL, 8."^ mayor, 
xxxii-385 páginas, una hoja para erra- 
tas y cuatro comprensivas de un ca- 
tálogo. 

Los trabajos incluidos en esta pre- 
ciosa publicación , y que se relacionan 
con nuestro objeto primordial, son 
Diálogos de las Lenguas; Filosofía 
moral; Refranes de íñi^o Lopes de 
Mendosa y Origen y aplicación del 
Refrán castellano: Éntrale por la 
manga, y sácale por el cabeson. Tam- 
bién da cuenta, en el extracto que hizo 
del Arte de trovar ó Gaya Sciencia del 
Marqués de Villena, de un Tratado ti- 
tulado " Summa de Proverbiar, „ por 
maestre Gil. (V. todos estos artículos 
en su respectivo lugar. ) 



Digitized by 



Google 




p 



PÁGINAS DE LA INFANCIA (Las), 

para el uso de las escuelas de 
primera educación. Por Don 
Elias Maret y AUonarrdi K Ma- 
drid: Imprenta del Colegio Na 
cional de Sordo-Mudos. 1841. 

8.^ Vni-120 páginas. 
Abunda en máximas y pensamien- 
tos sentenciosos. 

m 

PAPEL NUEVO. Después de comer, 
dormir, y de cenar, passos mil. 
Refrán español, Physico-Médico, 
Sentencioso, Económico, Políti- 
co, y Moral, sobre el sueño del 
medio día, su duración, y modo, 
con la mejor explicación, y muy 
provechoso para todo genero de 
estados, para Philosophos, Mé- 
dicos, Theologos, Juristas, Pa- 
pelistas , y todas personas curio* 
sas de uno, y otro sexo, y de 

1 Anacrrama de D. Ángel María Terradlllos. 



1 



todas edades, añadida nueva- 
mente para el buen régimen de 
la salud, y mas larga vida. Su 
autor un Professor physico. Con 
licencia, en Madrid: año de 1742. 

Un pliego doblado en 4.^ 
Empieza así : 

•* Jesús, María, y Joseph. 

Refrán primero. 

Después de comer, dormir, y de cenar, 
passos mil. 

Parte primera. 

Me ha parecido recoger de todos los 
Autores, especialmente de Fernan-Nu- 
ñez, y del Doctor Sorapán, los Prover- 
bios, 6 Refranes, que usamos en nuestro 
Idioma, para conservar la salud, y tener 
larga vida, confirmando la verdad de 
estos Refranes, y de los escritos de estos 
Autores con muchas nuevas doctrinas, 
y apartándome de ellos, en donde me 
parezca, que la inteligencia contraria , á 
la que dan al Refrán, está fundada en 
mas eficaces razones experiencia, y Au- 
tores de mayor nota. „ 

Acaba : 

" Se seguirá después de este Refrán 
explicado, el Refrán Español que dice: 



33 



Digitized by 



Google 



258 



PARTE SEGUNDA 



Come poco, y cena mas, diierm£ en alto y 
y vivirás, y los irá recogiendo todos los 
que salgan el curioso, y amante de su 
salud, y hacer un libro entero de ellos, 
para su buen régimen, y mas larga 
vida. ,, 

Ignoro cuántos números llegarían á 
salir á luz, pues no he conseguido ver 
más que cinco; debiendo tenerse en- 
tendido que, á pesar de anunciarse en 
el núm. 4.° que en el subsiguiente se 
trataría del refrán que dice : Con oro, 
plata, biznaga, ó nada, al aconsejar 
con qué debe limpiarse la dentadura, 
á fin de que ésta no padezca detri- 
mento, el núm. 5.^ se ocupa en el can- 
tar siguiente: 

En Madrid, el qué madruga, 
se levanta de mañana ; 
almuerza, si tiene qué, 
y come, si tiente gana. 

PAQUETE DE CARTAS (Un) de Mo- 
dismos, Locuciones, Frases he- 
chas , Frases proverbiales y Fra- 
ses Familiares. (Escudete de 
imprenta.) 1888. Oficina Tipográ- 
fica, 6, Méndez Núñez, 6. Sevilla. 
(El autor, con cuyo nombre co- 
mienza la portada, lo es D. Luis 
Montoto y Rautenstrauch.) 

Un vol., 8.^ mayor, 326 páginas, una 
hoja en blanco. 

Es obra curiosa, rica en citas, y que 
arguye mucha y detenida lección pa- 
remiológica por parte de su autor, 
quien, después de recibir mi más ren- 
dido agradecimiento por los múltiples 
inmerecidos elogios que en ella me 
dispensa, no llevará á mal que le haga 
las tres observaciones siguientes, á 
vueltas de varias otras que acerca del 
particular me asaltan á la mente, si- 
quiera en memoria de las tres Perso- 
nas de la Santísima Trinidad. - 

1.^ (Pág. 25.) — " No habla ni paula. 



— No habla ni habla poco ó muy poco. 
Pablar es verbo sacado del adverbio 
latino paulo, poco, convertida la u en 
V y luego en h. Pruébase esto con la 
frase La Cartuja del Paular, " pau- 
lar „ en verdadera y sensata etimolo- 
gía y no al capricho, "* la Cartuja del 
poco hablar. „ (Estudios prácticos de 
buen decir y de arcanidades de la 
Lengua Española. Adolfo de Castro. 
Cádiz. 1880.) „ 

A eso objeto, en primer lugar, que 
siendo la denominación del Paular 
privativa de la Cartuja de Segovia, 
así como la de Miraflores lo es de la 
de Burgos, la de Aula-Dei de la de 
Zaragoza, etc., y constituyendo el es- 
píritu característico de esa Orden mo- 
nástica la virtud del silencio llevado á 
su más alto grado, todas las Cartajas 
del mundo deberían llamarse ipso 
fado del Paular, Pero no hay tales 
carneros: la Cartuja de Segó vía se 
llamó del Paular, según la mayor ve- 
rosimilitud alegada por nuestro viaje- 
ro Ponz ^ "de la palabra pópulus, 
álamo, de pobos, que significó lo mis- 
mo; como pobeda, alameda, y que el 
antiguo nombre de pobolar se convir- 
tiese en el de Paular. „ 

Negada la consecuencia, niego asi- 
mismo el antecedente, diciendo que 
asiste sobrada razón á la Academia 
para consignar en su Diccionario como 
paular, lo mismo que maular ^ son ver- 
bos de formación caprichosa. 

2.^ (pág. 68.) — "S^r uno un ¡viva la 
Virgen/— Dícese del hombre sencillo 
y candoroso que tiene sus puntas y ri- 
betes de bobo. Debió nacer el modismo 
de que un inocente exclamaría á cada 
paso, viniese ó no viniese á cuento, 
i viva la Virgen! „ 

No existe aquel deber indicada, su- 
puesto que las personas que escriben 
y pronuncian así el tal dicho, no lo 

1 Tomo X, Caffa 4.*, pí\g. 97. 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



259 



hacen como deben. Su redacción es, 
pues: ""Ser uno un viro á lavirgen(vir- 
gen, nombre común ó apelativo, y por 
ende , con v minúscula , en substitu- 
ción de su equivalente latino , que re- 
sultaría más malsonante), es locución 
exactamente igual á aquélla en que 
entra un sustantivo español (que se tra- 
duce en su acepción recta al latín por 
allium), seguido del modo adverbial 
figurado: á la vela.^ Ni he podido decir 
más, ni tampoco pude decir menos. 

3.* (pág. 233.) — "" Hacer del cielo c^- 
¿?o//a. — Cuando nos dan á entender 
una cosa por o^ra : nació el proverbio 
de que los astrólogos, buscando algún 
ejemplo casero y manual para darnos 
á entender cómo los cielos y sus orbes 
están contiguos unos con otros, y 
cómo los mayores contienen dentro 
de sí los menores hasta el cielo de la 
Luna, que es el postrero, ponen la se- 
mejanza de los cascos de la cebolla, 
que están unos dentro de otros, y da 
ocasión de reir, que una cosa tan gran- 
de como los cielos los comparemos á 
una cosa de tan poca consideración 
como una cebolla ; pero nuestro enten- 
dimiento es á veces tan ratero en las 
cosas de las tejas arriba, que buscan 
las que enseñan símiles acomodados á 

nuestra capacidad „ (Covar rubias, 

loco citato.)'—''E\ modismo cayó en 
desuso. Lo omite la Academia. „ 

Con perdón de Covarrubias, la ex- 
plicación resulta oscura y no muy 
exacta. Entiendo por Hacer del cielo 
cebolla, "enredar, barajar las especies 
á fin de confundir y desorientar á al- 
guno, hasta conseguir que quede en- 
gañado. „ Pruébolo con el testimonio 
del insigne humanista toledano Alejo 
Vanegas, quien dice así, en su Ago 
nía del tránsito de la muerte, cap. xxii, 
punto tercero : 

" mas porque él (el espíritu malig- 
no) sigue la suma malicia y la misma 
desorden, bien se puede creer de él 



que ni deja vado ni portillo, ni piedra 
que no mueva para turbar al agonista. 
Para lo cual , pues en el infierno no se 
guarda, como dice Job, orden, es ve- 
risíraile que su morador siga la confu- 
sión babilónica, y confunda las tenta- 
ciones, y anteponga, y posponga, y 
girone , y remiende , y edifique , y des- 
truya, y trueque, como dice Horacio, 
lo cuadrado con lo redondo, y, como 
orgulloso sofista, presuma hacer del 
cielo cebolla y vuelva en blanco lo ne- 
gro, como el alguacil de moscas, que^ 
con las barbas blancas que muestra de 
fuera, cubre los/ hábitos negros que 
tiene dentro con que prende las mos- 
cas...,. ,, 

Me he metido en tales honduras c« n 
el objeto de manifestar, por una parte, 
el cuidado é interés con que he leído 
esta curiosa obrita , y, por otra, de pa- 
tentizar la razón que asiste á su autor 
cuando dice, hacia el final de su Carta 
segunda: "¿De quién podrá ser maes- 
tro hombre alguno si se trata de mo- 
dismos? „ Buenas autoridades son, 

á no dudarlOj en achaque de Paremio- 
logía, Castro, el Pueblo y Covarru- 
bias; y, á pesar de todo, con tan bue- 
nas cartas ha perdido el juego en esta 
ocasión el Sr. Montoto. 



PARÁFRASIS de los Psalmos de 
David: redvzidos al phrasis, y 
modos de hablar de la lengua 
Española, en el sentido que los 
dixo el Propheta según que los 
entienden los Sanctos. Compves- 
to por F. Don Antonio de Cace- 
res, \' Soto Mayor, Obispo de 
Astorga, del consejo del Rey 
nuestro señor, y su confcssor. 
Dirigido a la Catholica Majes- 
tad del Rey nuestro señor Don 
Philippe IIL deste nombre. Va 
después del estilo ordinario, el 



Digitized by 



Google 



260 



PARTE SEGUNDA 



Psalmo Laetatus, y el de Profün- 
dis, en el que el Auctor solia pre- 
dicar los Psalmos, en el qual ve- 
rán los predicadores como los 
han de reduzir a estilo predica- 
ble. (Hay un retrato de J. C. en- 
cerrado en un óvalo con la le- 
yenda alrededor: Ihesvs Chris- 
tvs filivs Dei vivi. Salvator 
nivndi. Rex regvm. Et Dominvs 
dominantivm.) Con licencia de 
la sancta Inquisición, del Rey, y 
Ordinario. En Lisboa, En la offi- 
cina de Pedro Crasbeeck. Año 
de 1616. 

Un yol. fol. menor, port., 5 hoj. pre- 
liminares sin foliar, 304 de texto, nu- 
meradas, y 5 de Tabla sin foliatura. 

No es fácil , seguramente , que á na- 
die se le ocurriera ir á buscar en ima 
Paráfrasis de los Salmos de David 
una profusión de Refranes y modis- 
mos tal como la que descuella en esta 
obra, desconocida á la generación pre- 
sente, y tanto, que ni aun ha merecido 
la justa distinción de ser colocada en-- 
tre las Autoridades escogidas por la 
Academia Española para el buen uso 
de nuestro lenguaje, á pesar de ser 
una de las más clásicas que poseemos. 

Sépase, pues, que la Paráfrasis de 
los 150 Salmos del Profeta Rey está 
toda trabajada en el terreno lingüísti- 
co, y poco ó nada en el moral; hasta tal 
punto, que el plan que se propuso lle- 
var á cabo con acierto sumo su autor, 
fraile dominico y después Obispo de 
Astorga, fué traducir á la letra, ver- 
so por verso, añadiendo á cada trasla- 
ción literal cuantos modismos caben 
en nuestro idioma , aun los más fami- 
liares y vulgares, incluso los refra- 
nes, poniendo de relieve, según propia 
confesión suya , " la gravedad de pa- 
labras, el espíritu y énfasi de la signi- 
ficación, las muchas sentencias, la va- 



riedad en los phrasis, y generalmente 
la abundancia y riqueza de la lengua 
española, que tan infamada nos la 
traen los extranjeros, llamándola es- 
trecha, encogida, faltosa, pobre y 
mendiga de palabras, y que ha me- 
nester buscallas de lenguas foras- 
teras. „ 

Como quiera que al buen pagador no 
le duelen prendas; que cartas hablan, 
y que preferimos ser creído más bien 
por testimonios ajenos que por nues- 
tras palabras , vamos á aducir ahora 
unos cuantos de aquéllos para satisfac- 
ción nuestra y convicción del lector. 

" Et folium ejus non defluet. Estas 
son las condiciones del justo, como lo 
son de los árboles de regadío. Y es de- 
cir : el justo conservará el verdor mu- 
cho tiempo , tendrá siempre las hojas 
verdes sin faltalle ninguna. No se le 
caerá ni marchitará una sola hoja. No 
se verá en el justo una hoja desmedra- 
da, amarilla y seca, de quien temamos 
que se quiere caer. Et omnia qucECum- 
que faciet semper prosperabuntur. Es 
decir: no pondrá el justo mano en cosa 
que no le salga bien. Y esto es, dicite 
justo quoniam bené. Y digámoslo así : 
asegúrese el bueno que todo le suce- 
derá á su gusto. Vendrále todo como él 
lo pintare. Irá el justo siempre en au- 
mento. Procederá en todas sus cosas 
con grande prosperidad. Medrará con- 
tinuamente. Mejorarse ha muy apriesa. 
Irá siempre de bien en mejor. Crecerá 
el justo como espiuna. No tendrá ja- 
más un sino en cosa suya. No temerá 
desgracia ni mal suceso. Veránse en 
el bueno cada día nuevos y grandes 
acrecentamientos. Caminarán siempre 
sus cosas viento en popa.„ (Salmo i. ) 

"" Circumdederunt me dolores mor t is , 
Suele decirse de un trabajo grande: 
esto es morir. Vivo muriendo. Es peor 
mi trabajo que la misma muerte. Y el 
sentido será : estoy rodeado de traba- 
jos. No tengo donde volverme. Sole- 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



261 



mos decir: todo lo veo malo. También 
con estas palabras se muestra un hom- 
bre aferrojado , atado , ligado . y que lo 
llevan arrastrando al matadero. To- 
rrentes iniquitatis. Será como decir: 
ha caído sobre mí una lluvia de traba- 
jos. Una grande avenida de males. No 
hay quien detenga la corriente y la 
furia de mis persecuciones. Es como 
si soltase la presa de un caudaloso río, 
y dijese uno: han rompido mis ene- 
migos la presa con violencia grande. 
Y en sentido espiritual será decir : los 
muchos pecados míos me tienen muy 
descompuesto. Torrentes, Es un tro- 
pel de maldades que han venido sobre 
mí de repente. Hanse agavillado con- 
tra mí mis enemigos. Todos los males 
se han juntado en un día. Un trabajo 
ido y otro venido , como las olas del 
mar , que unas se van atropellando á 
otras. „ (xvii.) 

"^ Quia ipse Deus meus et Salvator 
nteus , adjutormeus. Siendo el Señor 
mi Dios y mi Salvador, no hay que 
reparar en nada. Non emi grabo. No 
mudaré puesto , ni dejaré el lugar que 
tengo. No buscaré otra mejor morada. 
Dios me ayuda, lo más seguro será es- 
tarme quedo, pues dice el refrán: quien 
bien está no se mude.„ (lxi.) 

" Deus meus, eripe me de manu pee- 
calor is. Libradme, Señor, de las ma- 
nos del pecador, sacadme de su poder. 
Et de manu contra legem agentis et 
íniqui. Libradme, Señor, del hombre 
que no teme ni debe, hombre arroja- 
do. Y decimos de uno destos: Es moro 
sin ley , no tiene ley , razón ni fin dis- 
creto,, ni obedece á superior. Y dígase 
así : preciase de quebrantador de todas 
leyes, divina y natural. „ (lxx.) 

" Viduam et advenam interfecerunt, 
ct pupñlos occiderunt. Para las viudas 
y los forasteros tenían ellos manos: 
para quien no se podía defender dellos. 
Es como decir : á moro muerto , gran 
lanzada. 



Et Uixerunt non videbit Dominus, 
Y para hacer todos estos males dieron 
en decir que Dios no los vía, y así que 
no importaba (que también en los que 
hacen mal se verifica lo que suelen de- 
cir de los enamorados, que piensan 
que tienen los otros los ojos quebra- 
dos), y así decían éstos: non videbit 
Dominus, Ea, que no nos verá Dios. 
Nec intelliget Deus Jacob, ^o vendrá á 
su noticia , no habrá quien se lo diga. 

Intelligite insipientes in populo. ^n- 
tended lo que os digo , que parece que 
habláis como los más necios del vulgo. 
Et stulti aliquando sapite. No caería- 
des alguna vez en la cuenta? siempre 
ha de ser cantar mal y porfiar? hasta 
cuándo habéis de ser necios ? 

Dominus scit cogitationes homi- 
num, quoniam vanee sunt. Esto será 
decir: á Dios no se puede encubrir 
nada, calla Dios los pensamientos de 
todos los hombres. Quoniam vanop 
sunt. Piensan que saben, y no saben. 
Aquí tiene lugar lo que se dice , que el 
pensar no es saber. „ (xciii.) 

** Vanum est vobis ante lucem sur- 
gere. De poco os ha servido la madru- 
gada. El castellano dice : más vale á 
quien Dios ayuda, que quien mucho 
madruga. Surgitepostquam sederitis. 
Dormid primero , reposad , y descan- 
sad , tomad las cosas desta vida des- 
pacio, que para todo habrá tiempo. Qui 
manducatis panem doloris. Mucho 
trabajo y dolor os cuesta ganar un pe- 
dazo de pan para comer , esto es co- 
mer pan de dolor. Panem doloris. 
El pan que injustamente quitáis de la 
boca al pobre, que si os lo da por lá 
violencia que le hacéis, lo hace con 
dolor grande suyo, dáoslo de manera 
que se le sale el alma tras él. Quitalle 
al pobre la hacienda con opresiones, 
es como arrancalle la vida. Panem do- 
loris. El pan que después de comido 
os ha de causar dolor, y será verdad 



Digitized by 



Google 



262 



PARTE SEGUNDA 



decir que : á buen bocado, buen grito. 
Surgüe, postquam sederüt's. Pues ha* 
beis dormido y reposado tanto en las 
cosas desta vida presente, será ya 
tiempo de levantar los pensamientos 
á la consideración de lo venidero.» 
(cxxvi.) 

" Qm'a dicitís in cogitatione. Decís 
entre vosotros después de bien pensa- 
do, y habeislo pensado mal: Accipient 
in vanitate civitates suas. 

Dicen los malos de los justos, con su 
pan se lo coman. Allá se lo hayan. No 
les ahorro la ganancia. Con ello se 
ahoguen. Mal provecho les haga. In 
vanitate. Piensan que tienen algo, y se 
han de hallar manvacios. Dicen que 
han de ser señores de ciudades y reyes 
de la otra vida, todo es viento , no es 
más que un fau, fau. Es como estar so- 
ñando. Todo se les ha de deshacer en 
tre las manos: al tiempo del apretar 
no han de hallar cosa.„ (cxxxvni.) 

Ex ungue, leonem, diré yo ahora 
por conclusión. Creo que con lo dicho 
basta y sobra para hacerse cargo de la 
naturaleza é importancia de la obra 
que con tanto gusto acabamos de rese- 
ñar, la cual no es otra cosa, en último 
resultado, que una rica fraseología, si- 
nonímico-comparativa de la lengua 
castellana. 

PARAÍSO RACIONAL DE LÓPEZ DEl 

Águila , rimado por Fray Nico- 
lás del Pilar, religioso lego Car- 
melita descalzo. Madrid: 1821. 
Oficina de D. Francisco Martí- 
nez Dávila, impresor de Cámara 
de S. M. 

Un vol. 8.^, 10 pág. prelim., 286 de 
texto, índice y erratas. 

Entre los Documentos y Reflexio- 
nes de que se compone este libro, há 
llanse algunos pensamientos que caen 
indudablemente bajo la jurisdicción de 
nuestro especial estudio. 



PAREMIOLOGÍA, ó Tratado ex- 
positivo de los apotegmas pro- 
verbiales, coleccionados por D. 
L. B. y M. Valladolid. Imp. y li- 
brería de la viuda de Cuesta é 
Hi}os. 1889. 

8.^ maj^or, 304 págs. 

PAREMIOLOGÍA comparada 
•(Preliminares para un tratado 
completo de). 

Artículos publicados en La Ilustra- 
ción Española y Americana y números 
correspondientes al 22 de Julio, 8, 22 y 
30 de Agosto, 8 y 22 de Septiembre, 8 y 
15 de Octubre, 22 y 30 de Diciembre 
de 1885; 22 de Noviembre de 1886, y 
15 de Abril de 1888, por D. José María 
Sbarbi. 

PAROEMIOGRAPHIA. Proverbs, 
or oíd Sayes Sawes and Adagies 
in English (or the Saxon toung), 
Italian, French and Spanish. 
Whereunto the British , for their 
great antiquity and weight are 
added. Which Proverbs are: Mo- 
ral^ relating to good Ufe ; Phy si- 
cal, relating to diet and health; 
Topicaly relating to particular 
places; Temporal, relating to 
seasons; or Ironical, relating to 
raillery or mirth, etc. CoUected 
by J. H. (James Howell) Esq. 
(con este epígrafe latino : Senes- 
co, non segnesco). London,pr¡n- 
ted for J. G. 1659. 

Un vol., folio. 

Esta colección de refranes forma 
parte integrante, aunque con foliación 
separada, del libro intitulado 

Lexicón tetraglotton, and English- 
French Italian- Spanish Dictionary: 



Digitized by 



Google 




CATÁLOGO 



263 



etc. LondoHy printed by /. G. for Sa- 
muel Tonson. 1660, 

* Precede á dicha portada un magní- 
fico frontispicio grabado por W. Fait- 
horne. La obra completa consta de 
siete partes, y de ella hace Duplessis 
una descripción bastante extensa. 

PAROEMIOLOGL\ polyglottos, 
hoc est: ProverbiaeetSententiae 
compluriumlinguarum, ex sacris 
videlicet Hebraeorum fontibus, 
atque ex optimis ac probatissi- 
mis quibusque Graecae et Lati- 
nae linguae scriptoribus , de- 
sumptae, et cum Italorum, His- 
panorum, Gallorum, Germano- 
r u m , Belgarum , Sclavonum, 
Arabum, Turcarum denique, 
aliarumque nationum sententio- 
sis Proverbiis collatae, auctore 
Hieronymo Megisero. Lipsiae, 
sumptibus Henningis Gres- 
sii, 1605. . 

8.^ 240 págs. 

—Otra edición, también de Leipzig, 
1606, en folio. 

Datos que copio de la Btbliographie 
parémiologique de Duplessis, núm. 15, 
adonde remito al curioso lector que 
desee adquirir algunos informes acer- 
ca de Jerónimo Megiser y otras pro- 
ducciones suyas. 

PENSAMIENTOS de Aristóteles. 

Estos, junto con los de Platón, se 
publicaron á seguida de los de Séneca 
en el Libro de oro de este filósofo cor- 
dobés (Valencia, imprenta de Cabreri- 
zo, 1831). Como quiera que no conozco 
la edición príncipe de esta última obra 
(Coimbra, por Juan Alvarez, 1555), de 
ahí el ignorar yo si figuran en dicha 
primera edición los precitados Pensa- 
mientos aristotélicos y platónicos. 



PENSAMIENTOS de Campqamor, 
extractados de sus obras por 
Don Damián M. de Rayón. Ma- 
drid, Imprenta y Estereotipia de 
M. Rivadeneyra. Madera baja, 
números. 1861. 

Un vol. 8.^, antep., port., 3 hoj. pre 
limin. 162 págs. 

El compilador de estas máxitítas y 
sentencias y como las Uanla en el prólo- 
go, las ha clasificado según las mate- 
rias sobre que versan, y redactado por 
orden alfabético. Citaremos unas cuan- 
tas de ellas : 



" Artículo Filosofía. 

Cuando una sospecha es per- 
petua, es una verdad eterna. 

4. 

„ Historia, 

¡El olvido, la muerte de la 
muerte!. 

10. 

„ Moral, 

Hay una cosa más alta que los 
deberes públicos, y es el ho 
I ñor individual. 

' 21. 



Jamás en un naufragio falta 
un remo. 

3Q. 

Política. 

El orden nace, la anarquía se 
hace. 

Religión. 

Siempre cree en Dios quien 
cruza el Océano. 



Digitized by 



Google 



264 



PARTE SEGUNDA 



6. 



'* Artículo Riquesa, 

Los ricos temen á las zorras 
en proporción al número de 
sus gallinas. 



Tener es temer. „ 

PENSAMIENTOS del abate F. R. 
de La-Mennais. Valencia: Im- 
prenta de D. Benito Monfort, 
calle de laGedrea^núm. 21. julio 
de 1832. 

8.^ prolong., vi— 90 pág^inas. 

Alguno que otro de los Pensamien- 
tos di^ este tristemente célebre escritor, 
cae de hecho bajo la jurisdicción de 
nuestro especial estudio , como de ello 
certificarán los que copiamos segui- 
damente : 

La ciencia nos sirve solamente para 
darnos una idea de la extensión de nues- 
tra ignorancia. 

(Pág. 6.) 

Laspasionesjamásprevén cosa alguna, 
aun cuando parece qiíe raciocinan. 

í Pág. 15.) 

La adulación es la política del des 
precio. 

(Pág. 18.) 

PENSAMIENTOS de Platón. 
V. Pensamientos de Aristóteles. 

PENSAMIENTOS deunHuérfano. 
Obra original. (La primera edi- 
ción no es más que un ensayo. 
Voltaire.) Madrid, Imprenta de 
M. Rivadenevra, calle de la Ma- 
dera, 8. 1850f 



Un vol. 8.°, anteport., port., 93 pá. 
ginas, una hoja en blanco. 

Con el título de Preliminares apun- 
ta el autor 20 Pensamientos ajenos, y 
después procede á exponer los suyos 
en 276 números. De éstos extractamos 
los siguientes para que sirvan de 
muestra. 

«XXX VIL 

Las virtudes de un epitafio y las flores 
de un sepulcro suelen estar hechas á 
mano. 

LXIII. 

Es la memoria una percha en la que 
suelen estar colgadas muchas obras ori- 
ginales. 

LXXXV. 

Mujer que razona mucho, tiene virtud 
de conveniencias. 

xcm. 

La sombra de una madre es el corazón 
de su hijo. 

CLXIII. 

El pensamiento es el regulador de la 
inteligencia. „ 

Por la doctrina que encierra en ar- 
monía con nuestro asunto , aun cuan- 
do por su forma no pertenece á la es- 
pecialidad objeto de nuestro estudio, 
copiaremos por último el número 

" CCLXXI. 

Al estado actual de los conocimientos 
humanos , y especialmente al de la cien- 
cia gnómica i, no le corresponde ya el 
derecho de originalidad absoluta en las 
ideas, á que debemos aspirar al dedicar- 
nos á su estudio. Dicho todo , y repetido 
también, tenemos que limitamos á ser, 
si llegamos á conseguirlo, en el estilo, 
clásico, y oportuno en la forma, des- 

1 Filosofía sentenciosa. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



265 



arrollo y exposición de la verdad moral, 
tan importante y necesaria á nuestra 
razón. Y bien considerado, nuestro rico 
idioma no es el menos digno para expre- 
sar el sentimiento moral por medio de 
Pensamientos y reavivar aquél más ó 
menos amortiguado , según el imperio de 
las pasiones ó las tracciones de la socie- 
dad que en nuestro rededor se agite. „ 

Al acabar de leer este opúsculo, no 
pudimos dejar de convencernos de que, 
aun cuando se intitula su autor, quien 
quiera que sea , Huérfano , da pruebas 
muy palpables de no estarlo tocante á 
los requisitos indispensables para sei 
buen escritor. 

PENSAMIENTOS, juicios y opi- 
niones DE Napoleón sobré los 
acontecimientos, los hombres y 
las cosas. Entresacado todo de 
sus conversaciones, de sus es- 
critos, de sus notas autógrafas, 
y de los manuscritos dictados por 
él, en la isla de Santa-Helena, á 
los generales Gourgaud y Mon- 
tholon. Extractado, ordenado y 
puesto en castellano por D. Luis 
Corsini. Tomo i (y ii). Madrid, 
imprenta y estereotipia de M. Ri- 
vadeneyra. Salón del Prado, nú- 
mero 8. 1854. 

Dos vols. 8.^, de 288 páginas cada 
uno. 

V. Máximas y pensamientos del 
Prisionero de Santa Elena. 

PENSAMIENTOS políticos. Es- 
critos en la emigración por José 
María Pérez. Lisboa, 1870. Im- 
prenta de Ramón V^argues. 

8.^, 14 hojas, una en blanco. 

El título copiado es el de la cubierta, 
pues no se imprimió portada, comen- 
zando la obreja por el prólogo. 



Del espíritu que anima y vivifica sus 
páginas nada diremos , por tratarse de 
una cuestión que, como hombre y 
como sacerdote, nos hace daño en ese 
sentido corporal llamado olfato, 

PERLA DE LOS Proverbios mo- 
rales. 

V. Philosophia* cortesana ntorali' 
f2ada, 

PERQUÉ. 

Debido á la diserta pluma del vate 
Diego Núftez de Quirós (el de Valen- 
cía, así denominado comunmente para 
no ser confundido con otro de iguales 
nombre y apellidos, sevillano), se pu- 
blicó esta tiramira de versos pareados 
en el Cancionero general de Hernando 
del Castillo. 

Empieza: 

Señores, ¿qué me mandáis? 
— ¡Cómo! qué querés hacer? 

Y acaba : 

Si en algo os he deservido , 
señores , perdón os pido , 
que de mañana me parto. 

PERQUÉ spiRiTUAL y muy proue- 
choso en que dize todas las ver- 
dades que en la scriptura y en el 
vulgo se pueden hallar. Agora 
nueuamente impresso. 2541. (Fe- 
cha equivocada por 1541 . ) 

4 hoj., gót., sin foliar, expresión de 
lugar, ni nombre de impresor. Fron- 
tis orlado , y como escudo dos figuritas 
y un castillejo, grabados en madera. 

Está escrito en versos pareados de 
ocho sílabas , que contienen sobre dos- 
cientos veinte proverbios ó refranes. 

{Salva, Catálogo, tomo 2.^, Valen- 
cia, Ferrer de Orga, 1882.) 

34 



Digitized by 



Google 



266 



PARTE SEGUNDA 



PERRO (el), y la Calentura. No- 
vela peregrina. Por Don Fran- 
cisco de Que vedo, quien la im- 
primió baxo del nombre de Pedro 
Espinosa. Aora añadida unas 
Lecciones naturales contra el 
descuydo común de la vida. Se- 
gunda impression. (Escudo del 
impresor.) Año de 1736. Con li- 
cencia: En Madrid: A costa de 
D. Pedro Joseph Alonso y Padi- 
lla, Librero de Cámara de su Ma- 
gestad. 

Un vol. 8.^, port., 7 hoj. prelims., 
182 págs. La obra objeto de este artí- 
culo , sólo ocupa hasta la pág. 96. 

La textura de esta Novela la com- 
ponen refranes y dichos proverbiales 
encadenados entre sí, á Ja manera de 
las Cartas en Refranes de BJiasco de 
Garay , aunque no tan ingeniosamente 
como estas producciones del Preben- 
dado de Toledo. Su autor se cree que 
fué Pedro Espinosa, quien, seguramen- 
te para darle más nombre y salida, tu- 
vo la ocurrencia de hacerla pasar por 
de Quevedo. 

La primera edición fué hecha en 1625. 

PERÜ. Tradicionks por Ricardo 
Palma. 

En la década correspondiente á 1870 
se publicaron sucesivamente 4 volú- 
menes, 6.*^, en Lima, por Benito Gil, 
editor. 

En 1883 se reimprimieron, también 
en Lima^ pero considerablemente au- 
mentadas, en la Imprenta del Univer,- 
so, 6 vols., 4.^ 

Sobre ostentar por título un refrán ó 
locución proverbial muchas de estas 
Tradiciones , en el discurso de todas 
ellas se hallan sembradas á granel di- 
chas frases, siendo su estudio y análi- 
sis tanto más importante para el pare- 



miólogo, cuanto que, en vano se bus- 
carían en otra parte , por causa de ser 
esencialmente indígenas. 

PETIT-FILS (Le) de Sancho Panza . 

Por pagar tributo al refrán que dice: 
Lo que abunda no daña, y á aquel 
otro : Más vale pecar por carta de más 
que por carta de menos , es por lo que 
doy cuenta aquí de esta obrita , com- 
puesta en su casi totalidad de refranes 
españoles, pero vertidos al francés en 
términos literales. 

Al trasladar Mr. Louis Viardot,gTan 
cultivador de la lectura de nuestros 
clásicos , y , por ende , de nuestra len- 
g'ua , las Novelas de Cervantes , hizo 
caso omiso de la de El Licenciado Vi- 
driera, fundado para ello en que se 
sustraía ésta á toda traducción. Insta- 
do por el librero Mr. Jules Renouard, 
editor de una obra en forma de centón 
intitulada Babel i, para que colaborase 
en ella, tuvo la feliz ocurrencia de lle- 
nar aquel vacío susodicho en la omi- 
sión de El Licenciado Vidriera^ compo- 
niendo proprio marte otra novelita en 
que la de Cervantes le sirviera como 
de maniquí, y poniendo él de su cuen- 
ta la tela, la costura y el hilo, ó séase 
la vestimenta; y en verdad que se acre- 
ditó de no ser mal sastre en esta oca- 
sión. 

Tal es el motivo que nos impulsó á 
dar cuenta aquí de semejante produc- 
ción, que cede, después de todo, en 
honra de nuestra Literatura, y atesti- 
gua el aprecio en que los extranjeros 
tienen una de sus ramas más intere- 
santes, cual lo es la de la Paremiología. 

PHILOSOPHÍA Cortesana mora- 
lizada. Matriti apud Alphonsum 
Gómez 1587. in 8. 

l Dos volúmenes, 8.", París, Paul Renoaard, 1840, 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



267 



Así cita esta obra Nicolás Antonio, 
después de haber tomado nota de la 
Perla de Proverbios morales, en el 
artículo correspondiente á Alphonsus 
de Barros, Fernández NaA^arrete, en 
su Vida de Cervantes, apunta igual 
fecha; siendo de presumir que la 
de 1567, consignada por los diligentes 
traductores de la Literatura de Tick- 
nor, obedece á yerro de imprenta. 

Conviene la generalidad de los bi- 
bliógrafos en que la Filosofía corte- 
sana mor alisada , la Perla de Pro- 
verbios morales , los Proverbios mo- 
rales y el Desengaño de Cortesanos, 
son cuatro títulos distintos de una 
misma obra. Oigamos^ Salva: 

" Esta edición (la del Desengaño de 
cortesanos^, con la traducción france- 
sa, París, Frangois Hvby, 1617) con- 
tiene la obra de Barros tal cual se pu- 
blicó primitivamente con el título de 
Philosophia cortesana moralizada, 
en Madrid, por Alonso Gómez, 1587, „ 
etcétera. 

x\bro los Apuntes biográficos de 
Escritores segovianos por D. Tomás 
Baeza y González , leo, y copio : 

"^ Ha salido, pues, á luz esta obra 

con los cuatro títulos indicados, á sa- 
ber: Filosofía Cortesana morali!oada: 
Perla-^dc Proverbios morales: Herá- 
clito de Alonso de Barros; y Prover- 
bios' concordados ; cuya variedad ha 
confundido al laborioso y erudito bi- 
bliógrafo D. Nicolás Antonio, en tér- 
minos de presentarla como tres obras 
distintas: acaso vería las indicadas 
ediciones y no se detendría á exami- 
narlas. Sean los nombres los que quie- 
ran , la obra es una colección de mil 
ciento dos proverbios de dos versos 
cada uno, pero tan ricos de sana mo- 
ral y de exquisita erudición , que bien 
merecen los abundantes y honoríficos 
elogios que hacen de ellos los críti- 
cos „ 

En nuestros días acaba el Sr. Don 



Cristóbal Pérez Pastor de formular su 
juicio acerca del particular, contrario 
en un todo á los hasta aquí expuestos, 
por los términos siguientes ^: 

" No obstante esta cita (Je Nic. Ant. 
los traductores de Tiknor fijan la fe- 
cha de 1567, en cuya época efectiva- 
mente vivía Alonso Gómez, mientras 
en 1587 su viuda era la que tenía la 
imprenta y así lo hacía constar en los 
libros que se imprimían en su casa. 
Sin embargo, nada tiene de particular 
que Nic. Ant. no hiciera constar éste 
detalle, y por otra parte, no es lo re- 
gular, que habiendo nacido el autor 
hacia 1552, á los quince años publica- 
ra un libro, y que éste fuera de Desen- 
gaños, 

Suponen algunos bibliógrafos que 
esta misma obra se publicó después 
con los títulos de Proverbios morales, 
Perla de Proverbios ó Desengaño de 
Cortesanos. 

No hemos alcanzado ver dicho libro, 
y por ende no podemos afirmar de una 
manera absoluta que la Philosophia 
cortesana moralizaí^a sea una obra 
distinta de los Proverbios morales; 
pero debemos apuntar estos dos datos 
que confirman esta opinión : 

1.^ D. Gutierre Marqués de Carea- 

ga, en su Desengaño de Fortuna, 

Madrid, 1612, dice al fol. 225: ^ Y no 

menos desengañan desta opinión falsa 

de haber Fortuna (á quien las conside- 

I re bien) las ocho sentencias de Alonso 

I de Barros, que pone en su Filosofía 

i Cortesana, y son: 

! Frutos del trabajo justo 

Son honra , provecho y gusto. 

Del ocio nace pobreza 
Y del trabajo riqueza. 

No es grande trabajo aquel 
Que basta á sacarnos del. 
Al fin se rinde Fortuna 
I Si el trabajo la importuna. 

i 

I 1 Bibliogfa/ia MadrÜcfia,págii.\3\-32. 



Digitized by 



Google 



268 



PARTE SEGUNDA 



El fruto de la esperanza 
Por el trabajo se alcanza. 

Trabajo es no le tener 
El que del ha de comer. 

Aunque Fortuna es mudable, 
El trabajo es favorable. 

El trabajo gana palma 
Y quita el orín del alma. „ 

Examinando las ediciones de los 
Proverbios (hemos visto las de Ma- 
drid, 1598 y 1608; Baeza, 1615; Lis- 
boa, 1617, y Zaragoza, 1656), se hace 
notar la particularidad de que todos 
los versos impares, excepto el prime- 
ro, empiezan con la palabra Ni, con 
cuya condición no cumplen los arriba 
copiados, y, por consiguiente, se pue- 
de afirmar que estas dos obras , por lo 
menos en su totalidad, no son iguales. 

2.^ En el Prólogo que Mateo Ale- 
mán puso á los Proverbios morales, 
Madrid, 1598, hace referencia á la Fi- 
losofía Cortesana, diferenciándola de 
los Proverbios que entonces por pri- 
mera vez salían á luz. Entre otras 
cosas dice : 

" al autor publican sus escritos, 

tantos y tan elegantes , entre los qua- 
les resplandece aquella y?/osí?//(Ci cor- 
tesaría q compuso, digno título de tal 
obra, no obstante que también la pu- 
diéramos llamar desengaño de preten- 
sores: porque allí representa viva- 
mente quanto en esta Corte (y en 
todas) padecen los miserables que a 
ellas vienen, y el camino que han de 
tpmar para llegar con felicidad al 
puerto de sus deseos; obra estudiosis- 
sima, meritamente suyaquales. Pres- 
to te satisfarás que ni aqui te engaño, 
ni de las otras adulo „ 

Bien considerado, no parece des- 
acertada la base sobre que funda su 
opinión mi amigo y compañero el se- 
ñor Pérez Pastor; pero, pasándome lo 
mismo que á él, tocante á no haber 
logrado yo ver ejemplar alguno de la 
Philosophia , resulta que seguimos en 



las mismas tinieblas respecto del par- 
ticular. 

Sea de ello lo que fuere, procedo á 
dar cuenta de las ediciones que conoz- 
co, ó que veo citadas, en la forma si- 
guiente: 

Perla de los Proverbios morales, 
8.° Madrid. Luis Sánchez. 1598. 

Perla &c. 8.^ Madrid. 1601. 

Lisboa. Jorge Rodríguez. 1607. 

Madrid. Alonso Martín. 1608. 

Proverbios morales, Heráclito de 
Alonso de Varros. Baeza. Pedro de 
la Cuesta. 1615. 1.* edición concordada 
con las sentencias latinas por Jiménez 
Patón. 

Id. Lisboa. Pedro Craesbeck. 1617. 
(Edición copiada de la anterior de 
Baeza.) 

Perla &c. Lisboa. Jorge Rodríguez. 
1617. 8.^ 

Desengaño de cortesanos . París , 
Fran^ois Huby. 1617. Con la traduc- 
ción francesa al lado, hecha por Se- 
bastien Hardy. 8.^ mayor. 

Con el título de Proverbios morales 
se hizo una edición en Barcelona, 8.**. 
por Sebastián Cormellas, año de 1619. 

Proverbi morali. Florencia. Zanobi 
Pignoni. 1622. Traducción de Alessan- 
dro Adimari, con texto español al 
lado. 12.^ 

La Perla &c. Zaragoza. Diego Dor- 
mer. 1656. 8.^ 

La traducción italiana apuntada en 
el año de 1622, se reprodujo en Milán 
el año de 1659. 

La Perla &c. Zaragoza. Diego Dor- 
mer. 1664. 8.^ • 

No tenemos noticia de que se haya 
hecho edición alguna en el siglo próxi- 
mo pasado. 

Tocante al nuestro, la Biblioteca de 
Autores Españoles^ de Rivadeneyra, 
les dio cabida en el tomo ii de los Poe- 
tas líricos de los siglos x vi y xvii; y úl- 
timamente, en 1874, fueron reimpresos 
por D. Miguel Oinesta (Madrid, 16.**, 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



269 



132 págs.) con el título de Proverbios 
morales de Alonso de Barros. 

No pondremos fin á este artículo sin 
manifestar antes como el número total 
de estos Proverbios varía en algunas 
ediciones; pues mientras en unas figu- 
ra el guarismo de 1062, en otras se 
eleva éste al de 1100, resultando una 
diferencia de 38 en contra de aquéllas. 

PHILOSOPHIA NATURAL, con mo- 
rales documentos, Pronóstico &c. 
para el año de 1748. Su autor el 
ingenio cordoves, Don Francisco 
de Huerta y Aguilera. Madrid. 

Un foll., 8.° 

PHILOSOPHIA (La) vulgar, de 
Joan de Mal Lara. Vezino de Se- 
villa. A la C. R. M. del Rey Don 
Philippe. Nuestro Señor. Dirigi- 
da. Primera parte que contiene 
mil refranes glosados. En la calle 
de la Sierpe. En casa de Hernan- 
do Diaz. Año. 1568. 

Unvol. fol. menor, port. grabada, 
29 hoj. prelims., 294 págs. dobles. 

Al fin: 

Acabo se de imprimir esta primera 
parte de la Philosophia Vulgar , que 
contiene mil Refranes de los que se 
vsan en Hespaña, En casa de Her- 
nando Dias, Impressor de Libros. En 
la muy noble, y muy leal Ciudad de 
Seuilla, en la calle de la Sierpe, A 
veynte y cinco dias del mes de Abril. 
1568 i. 



1 Equivocáronse de medio á medio el autor del 
Specimen BibUotheccc Hispano-Majansiance , pági- 
na 66 y 67 (Hannover, Schmid, 1753 ), y D Adolfo de 
Castro en su Buscapié (Cádiz, Revista Médi- 
ca^ 1848)^ pág. 35 de las Notas, al fijar como cuna de 
esta obra á Salamanca, en el mismo año de 1568, en 
lucrar de Sevilla. 

D. Cayetano Alberto de la Barrera, en su Catálogo 
bibiiográfico y biográfico del Teatro antiguo espa- 
ñol^ no cita más que las dos primeras ediciones de 
este ingenio sevillano. 



Reimprimióse esta obra sin los pre- 
liminares que tanto enriquecen á la 
edición príncipe , juntamente con los 
Refranes ó Proverbios en romance, 
qur coligió, y glossó el Comendador 
Hernán Nuñez, &c. (Madrid. Juan de 
la Cuesta, 1618, colofón, y 1619 la por- 
tada. — Lérida. Luis Manescal. 1621); 
y el texto sólo de los 1.000 Refranes 
sin la glosa, en otra edición del citado 
Hernán Núnez. ( Madrid. Don Mateo 
Repullés. 1804.) 

En esta obra se comporta el autor 
como filósofo moral , á veces demasia- 
do prolijo en sus glosas y algo lángui- 
do en el estilo , pero siempre docto y 
digno de ser leído. 

Copiaremos aquí uno de los artículos 
más breves , y sea el 77 de la Centuria 
Séptima. 

^Hijo sin dolor ^ madre sin amor. 

Todo lo que nos cuesta mucho , es teni- 
do en mucho , y ponemos más amor en lo 
que alcanzamos con dificultad que en lo 
que no la tuvo. Así á la madre, cuanto 
más le costó el hijo de trabajos y fatigas 
al parir y al criar , tanto más amor le 
tiene: pero si lo pare sin trabajo y se lo 
quitan delante, y lo crían tres años fue- 
ra de casa, y lo traen ya criado sin que 
ella haya pasado malas noches con el 
hijo ni haya sido embarazada los días, no 
lo querrá tanto; y de aquí viene, que el 
amor de los hijos en las mujeres ricas y 
en las señoras gi*andes, no tiene aquel 
vigor que el de las personas bajas del 
pueblo. „ 

No llegó á ver la luz pública más que 
la primera parte. Francisco Pacheco, 
en su Libro de Retratos y elogios ^ dice 
que dejó escrita la segunda. 

PISCATOR SERi-jocoso, intitulado 
El Nacimiento del aflo nuevo de 
M.DCC.XLVin. &c. Su autor 
Don Joseph Patricio Moraleja y 
Navarro. Madrid. 
Un foll., 12.° 



Digitized by 



Google 



270 



PARTE SEGUNDA 



PISCATOR (El) de tejas arriba, 
y Pronóstico sin embuste, con 
título de cumplir la palabradada, 
sin temores de la envidia, desci- 
fra (como prometió al público) 
el Soneto puesto en la Lealtad 
Española, poco hace impressa: 
con cuya idea habla con todos, 
y con ninguno; siendo su princi ' 
pal objeto el de una Bienvenida 
á nuestros Catholicos Monarcas. 
Su autor Don Pedro Ximenez, 
y Fernandez. Con licencia, en 
Madrid, por Antonio Marin, 
año 1759. Se hallará en la Librería 
de MathiasEscrivano, frente las 
Gradas de San Phelipe el Real; 
y en ellas, en el Puesto de Ma- 
nuel Medina. 

Un foll., 4.^, port., IH págs. 

Hállanse en el contexto de este opús- 
culo varios refranes, alg^uno que otro 
de los cuales no es muy común, tales 
como: 

El disparado rocin, aunque es incierto, 

lleva su ñn. 
Mosca en hocico , incita á coz al mejor 

borrico. 
El cieno tocado , olor doblado. 

PISCATOR (El gran) de Salaman- 
ca, para el año de M.DCC.LVI. 

Esta es la anteportada. La portada 
dice: 

gS Los malos ingenios. Pronóstico, 
y Diario de guarios de luna, y 
Juicio de los acontecimientos na- 
turales, y políticos de toda la 
Europa, para este año de 1756. 
&c. Compuesto todo por el gran 
piscator de Salamanca, el Doc- 
tor D. Diego de Torres Villa- 



roel. Salamanca: 
Villar gordo. 



Por Antonio 



Un foll., 8."^, antep., poii:., 6hoj. pre 
lims., 46 págs., una hoja en blanco. 

PISCATOR (Gran) de Cádiz. 

"Anualmente publicaba (el Doctor 
Diego Arias, médico y astrólogo de 
Cádiz, que murió en 1621 y fué gran 
amigo de Lope de Vega) con el título 
de Gran Piscator de Cádis un calen- 
dario astronómico, meteorológico \" 
de refranes , con un régimen higiénico. 
A lo menos así son los del siglo últi- 
mo hechos á su manera. „ (Nombres 
antiguos de las calles y plazas de 
Cádi3 , art. Merced.) 

PLIEGO SUELTO apaisado, impre- 
so en Valladolid en casa de San- 
taren, 1848. 

Ocupa el centro un tosco figurón de 
medio cuerpo, y al rededor,^ dentro de 
una orla se apunta ima razonable co- 
lección de refranes, empezando por 
éste: Hoy no fian aquí, mañana ansí. 

Según todas las probabilidades, es 
un papel callejero. 

POESÍA POPULAR española y Mi- 
tología y Literatura celto-hispa- 
nas. 

Tal es la posportada de la obra que 
lleva el siguiente título: 

Introducción á un Tratado de Polí- 
tica sacado textualmente de los refra- 
neros, romanceros y gestas de la Pe- 
nínsula, por Joaquín Costa, profesor 
en la Institución Libre de Enseñanza, 
correspoíuiiente de la Academia de la 
Historia. = Preliminar, — La Poesía 
del Derecho, — Cap, I, Elementos ar- 
tísticos de la Poesía popular española, 
— Capítulo IL Caracteres lógicos del 



Digitized by 



Google 




CATALOGO 



271 



saber político contenido en la Poesía 
popular española,— Cap, III, Génesis 
y desarrollo de la Poesía popular, — 
Capítulo IV. Historia de la Poesía 
española en la edad antigua celto-his- 
pana, hispano- griega, hispano-roma- 
na, = Madrid. Imprenta de la "" Revis- 
ta de Legislación, y, Ronda de Atocha, 
número 15, 188 /. (La cubierta lleva 
este mismo título.) 

4.^ VIII — 500 paginas. 
Libro curioso que presupone vasta 
lectura en sja joven autor. 

POESÍAS FILOSÓFICO-MORALES, por 

el Poeta ochentón , don Francis- 
co Antonio de Caldas. Oviedo. 
Imp. y lit. de D. Benito Gonzá- 
lez, Rosal núm. 91. 1860. 

8.°, 176 págs. 

En esta obra , sumamente descuida- 
da en la corrección tipográfica , dedica 
su autor algunas páginas á sentencias 
y máximas espirituales. 

POLYGLOT (A) of Proverbs, 
comprising French, ítalian, Ger- 
mán, Dutch, Spanish, Portugue- 
se and Danisch, with English 
translations and a general index, 
by Henrj^ (ieorge Bohn. Lon- 
don. ia57. 

Un vol., 8.**, 4 págs. prelims., 57^ de 
texto. 

POR QUÉ (El) de todas las cosas. 
Su autor el Dr. D. Andrés Fe- 
rrer de Brocaldino. Con licencia. 
Barcelona: Por Joseph Giralt, 
Librero, en la Plaza Nueva. 

8.^, 140 págs., y 2 hojas de tabla. 
Presta escasa utilidad á nuestro in- 
tento. 



PORTA DE L1NGVAS or modo mvito 
accommodado para as entender 
publicado primeiro com a tradu- 
gao Espanhola. Agora acrescen- 
tada a Portuguesa com números 
interliniaes , pelos quaes possa 
entender sem mestro estas lin- 
guas o que as nao sabe , cora as 
raizes de Latina mostradas em 
hum compendio do Calepino , ou 
por melhor do Tesauro , para oí^ 
qrue a querem aprender, e en- 
sinar brevemente, e para os es- 
trangeiros que desejaó a Portu- 
guesa, e Espanhola. Autor Ama- 
ro de Roboredo Portugués. Ao 
Illvstriss. S. D. Francisco de 
Castelbranco Conde de Sabugal 
&c. Meirinho mor nos reinos de 
I Portugal : Alcaide mor de Santa- 
rém &c. (Escudo de armas.) Com 
; licen(;a dos superiores em Lis- 
I boa. Da officina de Pedro Cras- 
beeck impressí)r del Reí. Anno 
! de 1623. 

lanva lingvarum sive Modvs 

máxime accommodatusad eas in- 

telligendas prius in lucem editus 

;. cum versione Hispánica. Nvnc 

! addita &c. (Continúa la versión 

I latina de la portada antescrita.) 

I Un vol. 4.**, port. en portugués y la- 
tín, 11 hoj. prelims., una de las cuales 
está en blanco, 319 págs. de prólogo y 

, Sentencias, otra portada, y 444 págs. 

' de Raizes da lingva latina mostradas 

\ em hum tr altado e diccionario , &c. 
Hállanse en esta obra, hoy rara, 

; doce Centurias de Sentencias en por- 
tugués, castellano y latín, algunas de 
las cuales son refranes vulgares en 
nuestra lengua. 

La primera edición , á que se refiere 
la portada, se hizo en Salamanca el 
año de 1611 en la imprenta de Fran- 



Digitized by 



Google 



272 



PARTE SEGUNDA 



cisco de Cea Tesa, un vol. 4.*^, 4 hojas 
preliminares, 216 págs., enlat. y cas- 
tellano. 



En la sección de Idiotismes hay al- 
gunos refranes españoles con su equi- 
valencia en francés. 



POSTILLÓN (El) del Correo de 
M ADRí D. Carta festiva de D. Lúeas 
Alemán á D. Antonio Cacea, 
sobre el lujo. 

FoU., en 8.*^, de 1^ págs., sin expre- 
sión de lugar, imprenta ni año. (Pro- 
bablemente en Madrid, á principios del 

siglo XIX.) 

Lúeas Alemán es pseudónimo ana- 
gramático de Manuel Casal, como se 
evidencia por dos obritas del mismo 
autor de que se da cuenta en el pre- 
sente trabajo, á saber: Aforismos de 
Hipócrates^ y Prontuario médico- 
práctico. 

PRINCIPES DE LA Langue casti- 
LLANE en tableaux coloriés con- 
tenant: La partie lexicographi- 
que de la Langue. — La Syntaxe 
avec tous ses développements.— 
Des Tableaux relatifs á Temploi 
des Prépositions. — Un cours 
dTdiotismes proprement dit. — 
Un traite complet de Prosodie. 
— Un Alphabet des variations 
orthographiques , indispensable 
pour la lecture des anciens au- 
teurs, á dater du treiziéme siécle. 
=''Ce n'est qu'avec des tableaux 
que Ton peut faire des rappro- 
chements; ils éveillent les idees 
et les provoquent. "^ Napoleón. = 
Par MM. F. MaureletD." P. Mar- 
tínez. Paris. Chez Hingray, édi- 
teur, rué de Seine-saint-Ger- 
main, 10. 1S3H. 

Un vol., íol. apaisado, anteporta, 
port., 2 hoj. de prólogo y 80 de texto. 



PROFECÍAS DE Pedro Grullo, 
sacadas de un antiguo manues- 
crito, que se juzga de su letra, 
encontradas en Borseguillas en 

I un Pergamino viejo, en una Li- 
brería antigua del Df Pateta; 

I puestas en primorosos, y discre- 
tissimos Tercetos. Con licencia: 

; En Sevilla, en la Imprenta baxo 

; de Nuestra Señora del Populo, 

; en Calle Genova. 

Cuatro hoj. en 4.'' 

Este papel-romance-político, alusivo 
I seguramente al gobierno de Felipe \\ 
é impreso en aquella época, consta 
de 37 Tercetos, y empieza así: 

1. El rey cuando sana, sana; 
y en cobrando más valor , 
sana doblado mejor. 

2. Su flaqueza , es su flaqueza ; 
mas si se anima una vez, 

todo será robustez. 

3. Su remedio es su remedio; 
si ajeno cuidado tiene, 
remedíelo Dios, que puede. 

Y acaba : 

35. Una dueña es una dueña : 
! pero siendo ley su empeño, 
! ya no es dueña, sino dueño. 
I 36. Un fraile enviado es fraile; 

i mas en metiéndose en jefe, 
j se convierte en mequetrefe. 
' 37. El que es confesor lo es; 

si á gobernador se va 

confesor diablo será. 

Fin. 

¡ PRONÓSTICO &c. para este aíSo 
I de 1756. 

' V. Ingenios (Los malos). 



Digitized by 



Google 




CATÁLOGO 
PRONÓSTICO (El) más cierto, 

Y PíSCATOR INFALIBLE. AnunCÍQ 

constante de los copiosos insig- 
nes beneficios, que ha de conse- 
guir la fidelissima Monarquía Es- 
pañola en el año de 1760 &c. Por 
D. Francisco de Torres. Madrid. 

8.^, 32 págs. 4 hojas con diversa nu- 
meración, no correlativa, para las Se- 
^uid tilas curiosas de Adagios Espa- 
rtóles, y 16 págs., también con distinta 
foliación, para el Entremés nuevo, 
del Castigo de un seloso. 

Comienzan dichas Seguidillas: 

Aunque el año presente 
no es de los más buenos, 
el pasado lo ha sido: 
del mal, el menos. 

Y acaban : 

Morirán en Noviembre 
muchos sujetos, 
porque en este mes, 
d cada puerco 

Por las noches las capas 
hurtar miramos, 
porque Diciembre 
tiene muchos ensayos. 

Fin. 



273 

Es libro algo curioso, y que puede 
proporcionar tal cual utilidad para 
nuestro objeto. Como muestra de su 
mérito, entresacaremos unos cuantos 
Aforismos ó Mdximas: 

En la fiebre intermitente 
No des la quina sin limpiar ei vientre. 

(Centuria 2.*, aforismo 31.? 
En toda hidropesía, 
Más que en purgas, en aperitivos fía. 

(Id. 92.) 
A enfermo que la ropa tienta 
Y coge al aire paja, 
Prcvcnle la mortaja. 



El que quiera coplas más malitas 

que las componga, si es que puede. 

PRONTUARIO Médico- PRÁCTICO. 
Miscelánea de Máximas, Precep- 
tos y Axiomas médicos, físicos y 
mistos, ó sean Aforismos origi- 
nales sacados del libro de la es- 
periencia , puestos en metro 
usual, y* repartidos en diez cen- 
turias por el doctor Don Manuel 
Casal, alias, Don Lucas Alemán, 
autor de los i\forismos Hipocrá- 
ticos en verso. Con licencia. Ma- 
drid. Imprenta de Ortega y Com- 
pañía. 1828. 

Un vol. 8.^ 



Quien duerme la siesta 
Antes de comer, 
Levantase alegre 
Y come á placer. 



(3.» 56.) 



(7.» 20.) 



No siempre quien canta 
Sus males espanta; 
Que también cantando 
Hay quien está sus rabias ocultando. 

(8.« 100.) 
De cien enfermos que mueran, 
Hallaremos que son, por buena cuenta, 
De pasiones del alma los noventa. 

(9.» 43.) 

Con lo que Juan sanó, curar á Pablo, 
Es ser facultativo de retablo. 

ad. 58.) 

Cuando los médicos ayunan. 
Mal para los curas. 



Come callente y bebe frfo, 
Y más que truene en estío. 



(Id. 62.) 



(lO.» 2U., 



A quien come picante. 
Peor le está el poniente que el levante, 

íld. 26.^ 

Sobre peces, nueces. 

(Id. 41.) 

Cabello crespo, calvo presto, 

fid. 48.> 

Menos al médico dan que hacer 
.Seis hombres, que una mujer. 

fId. 90,^ 

Si el statHttim morí se quitara, 
Otro íj^allo A los vivos nos cantara. 

(Id. loo.; 



PROPOSICIONES Apothegmas ó 
Sentencias del Cardenal de To- 
ledo D. Bernardo de Sandobal y 
Roxas mi Señor que está en el 
Cielo. 

35 



Digitized by 



Google 




274 



PARTE SEGUNDA 



Con este encabezamiento se hallan 
varios dichos agudos y curiosos desde 
la pág. 124 vuelto hasta la 129 id., en 
un tomo en folio, M. S. de la Bibliote- 
ca Nacional de esta Corte. (S. óO.) 

Extractaré algunos, para que eHec- 
tor pueda juzgar por sí mismo acerca 
del interés que entraña este escrito, 
después de todo, desconocido: 

"• El tiempo y la hacienda, si se repar- 
ten bien, siempre alcanza. 

Miedo A Dios, y vergüenza á los hom- 
bres. 

Cien placeres se olvidan con un pesar. 

La obra y la condición ha de ser lisa. 

La corte es como la nieve, que en acos- 
tumbrándose á ella, todos los pozos pa- 
recen calientes. 

La Música y la Poesía no sufren medio. 

La poesía ha de costar mucho al que 
la hace, y poco al que la lee. 

En tomar la silla y en ponet-se el som- 
brero, muestra un hombre gran parte de 
su talento.,, 

PROUERBIA. 

V. Comment arias pucrorum de La- 
tine Litigue elegantia et varieta-^ 
te; &c. , en el Apéndice, 

PROUERBIOS DE DON Franciscq 
DE Castilla. 

Existen en la obra cu3'^o frontis or- 
lado es del tenor siguiente : 

^ De los tratados de philosophia moral 
en coplas de do Francisco de castilla. 
Los siguientes. El proheniio de su theo- 
rica de virtudes. Los prouerhios. Inqui- 
sición de la felicidad en metaphora. La 
satírica lamentación de humanidad. 
Otras cosas de de noción t robadas y al- 
gunas en latin.n 

Al fin: 

^ il Fué impresso en Seuilla en casa de 
andres d^burgos año de M.D.XL\'1.„ 

Un vol. , 4.** mayor, sin foliación ni | 



reclamos. 28 hoj. Let. gót. , á dos co- 
lumnas. 

—También se hallan en otra publica- 
ción del autor, concebida en los térmi- 
nos siguientes : 

" Theorica de virtudes en coplas y con 
comento. Compuesta por don Francisco 
de castilla. Y otras obras suyas en tne- 
tro q son las q. en la siguiente hoja se 
contienen, i Hay un escudo de armas. ) 
Con privilegio imperial. Fue impresso 
el presente libro en la muy noble y real 
ciudad de (^aragoza por Agostin mi- 
llan, impressor de libros. A ño M.D.L.TL^ 

4.^ let. gót. Frontis rojo y negro. 
La 2.^ portada dice así : 

" Fr ática de las virtudes de los buenos 
Reyes Despaña en coplas de arte mayor 
dere^adas al Emperador y rey don Car- 
los nuestro señor. ^ (Armas reales como 
en la portada primera. ) 

Dos foliaturas. La 1.^, de 70 hojas; 
la 2.^, de 34, con el membrete de la im- 
presión al fin, y luego los índices y la 
fe de erratas en otras cuatro hojas. 

Á la \aielta de la portada 1." existe 
la tabla de los tratados , y es del tenor 
siguiente : 

" Teórica de virtudes , en coplas con 
comento. Tratado de amicicia, en coplas 
de arte mayor. Satírica lamentación de 
humanidad y su consuelo , en diálogo, 
en coplas de pie quebrado. Froverbios 
para con Dios y para con el mundo. 
Fráctica de las virtudes de los buenos 
reyes de España. 

Esta edición se reprodujo en Alcalá 
en casa de Francisco de Cormellas y 
Pedro de Robles , á costa del honrado 
Luis Gutiérrez, mercader de libros, 
año de 1564. 

8.° 208 hojas. 

Dichos proverbios empiezan así: 

fl Pues sin fe ninguno gana 
el sumo bien: 
sobre todo cree y ten 
la fe christiana. 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



275 



Firme : llena : simple : llana : 
sin quistión: 
sin buscar en fe razón : 
que es sobre humana. 

Y acaban : 

fl La presente vida cura 
de manera : 

que lleues por delantera 
la futura. 

La primera limpia y pura 
militante : 

gloria de la triunphante 
te asegura. 

d Laus Deo. 

PROUERBIOS (Los) de Iñigo lo- 
pez de Medoga co su glossa. 

Al fin: 

Fenesce los prouerbios de iñigo lopes 
de mendosa Marques de santillana con 
el tractado de prouidencia contrafortu- 
na conpuesto por diego de valeru. In- 
pressos en Seuilla por Menardo vngut 
alemán j stanislao polono cqnpañeros, 
A quinze días del mes de noviembre. 
Año del Señor de mili ^ quatro cientos 
^ nouenta ^ cuatro. 

Un voL, 4.^ menor, let. gót. port., 
88hoj. 

El catálogo de las ediciones de esta 
obra que á mi conocimiento han llega- 
do , es como sigue : 

1494. — Otra edición con iguales cir- 
cunstancias que las descritas en el en- 
cabezamiento de este artículo, pero 
que, conferida con aquélla, ofrece al- 
gunas variantes. 

-" Sevilla. Tres compañeros alema- 
nes. 1499. 4.° let. gót-, sin foliación. 

— Sin fecha , lugar ni impresor, pero 
probablemente de fines del siglo xv. 
4.*^, let. gót. 

— Sin fecha, lugar, ni impresor. 
Fol. marg. Buena impresión gótica á 
dos columnas de 48 líneas, 34 hoj. fols.. 



comprendida la port. " Edición del si- 
glo XV, y sin duda de las prensas de 
Johanes Pegnizer, de Sevilla. „ (Catá- 
logo de lu Biblioteca de Salva ^ núme- 
ro 2090.) 

— "S. 1. ni a, fol. let. gót. Tiene los 
titulillos de bermellón como se usaba 
en las primeras ediciones: no está fo- 
liada, y por tanto debe reputarse por 
impresión del primer siglo de la im- 
prenta. Así Sánchez, con referencia á 
D. Gregorio Mayans, en la pág. xxiii 
del t. II de la Colección de Poesías an- 
teriores al siglo XV. „ (Cit. en el Catá- 
logo de la Biblioteca de Salva, núme- 
ro 2090.) 

- Sin lugar, imp. ni año. 4.^, let. 
gót. sin foliación, sign. a-K. Es edi- 
ción de fines del siglo xv. (Cit. en el 
Catálogo d£ la Biblioteca de Salva, 
quien dice que lo tuvo en Londres y es 
el mismo ejemplar anunciado en el 
Catálogo de Grenville. ) 

— 1509. Sevilla. Jacobo Cromber- 
guer. Fol., let. gót. á dos column., sin 
fol., sig. a-rf, todas de 6 hoj. 

— 1512. Sevilla. Jacobo Cromber- 

sin fol. 



guer. Fol 


., let. gót 


á dos cois. 


- - 1515. 


Id. 


id.. 






• — 1516. 


Id. 


id. 






- 1519. 


Id. 


id. 






-1522. 


Id., 


id. 






-1525. 


Toledo. 


Gaspar 


de 



Ávila. 
Fol., let. gót. 

— 1526. Sevilla. Juan Várela. Fol., 
let. gót. 

— 1530. Sevilla. Juan Cromberger. 
Fol., let. gót. á dos cois,, 29 hojas in- 
cluso la port., fols. todas. 

- 1532. Sevilla. Juan Várela. Fol. 
let. gót., sign. a dj deS hoj., menos la 
d que tiene 5, Es reimpresión á plana 
renglón de la de 1530. 

— Iv533. Sevilla. Juan Cromberger. 
Fol., let. gót. á dos cois. 

— 1536. Toledo. Juan de Ayala. 
Fol., let. gót. 
-1537. Id., id. 



Digitized by 



Google 



276 



PARTE SEGUNDA 



— 1538. Sevilla. Juan Cromberger. 
Fol., let. gót. á dos cois., 31 hoj. fols. 
y una blanca al fin. 

— 1548, Sevilla. Jácome Cromber- 
ger. 4.°, let. gót., 63 hoj. fols. 

— 1552. Toledo, con varios opúscu- 
los de otros autores. Fol. (Sánchez, 
Colección de Poesías castellanas an- 
teriores al siglo XV, 1. 1, pág. xxxvi.) 

— 1552. Ambéres. Steelsio. 8.^ port. 
15 hoj. prelims., 239 de texto, 5 hoj. de 
la Vida del Marqués, 3 de índice sin 
foliar. 

A esta edición preceden los Prover- 
bios de Séneca , unos y otros glosados 
por el doctor Pedro Diaz de Toledo. 

~ 1558. Ambéres. Viuda de Martín 
Nució. 12.^, sin foliación, sig. A-Q, en 
unión de la obra que hizo Jorge Man- 
rique á la muerte de su padre, y las 
Coplas de Mingo Re vulgo. La Glosa á 
las Coplas de Jorge Manrique es de 
Francisco Guzmán , y Salva dice no 
conocer edición más antigua de ella. 

— 1566. Madrid. Alonso Gómez y 
Fierres Cosin. 12.^, 99 hoj., con inclu- 
sión de port. y prelims., y 9 hoj. más, 
comprensivas de la Vida del Mar- 
qués, &c. 

— 1567. Ambéres. 12. ** (Anotada por 
Salva en el núm. 2096 del Catálogo de 
su biblioteca.) 

— 1575. Granada. Hugo de Mena. 
Luis de Aranda glosó 50 de estos Pro- 
verbios con bastante acierto. 

— 1581. Ambéres. 12.^ 

— 1594. Ambéres. En casa de Martín 
Nució. 12.^, sin foliar, sign. A-P, in- 
cluso los prelims. Es una reimpresión 
de la del año 1558. 

—1761 y 1781. Madrid. En el tomo v 
del Caxón de Sastre , por D. Fran 
cisco Mariano Nipho, se reprodujo la 
Glosa de Aranda, arriba citada. 

— 1787. Madrid. Imprenta Real, 8. ^ 
anteporta, port., 8 hoj. prelms. sin fo- 
liar, 127 págs., una hoja de índice. 
Edición sumamente incorrecta y des- 



figurada, hecha por D. Francisco Xa- 
vier de Villanueva. 

—1799. Madrid. Fermín Villalpando. 
12.^, port., 30 págs. prelims. , 432 de 
texto. 

— 1852. Madrid . José Rodríguez. 
Obras de Z>. Iñigo López de Mendosa, 
coleccionadas por D. José Amador de 
los Ríos. 4.*^ mayor , 180 págs. preli- 
minares, 645 de texto y glosas, 4 hojas 
de índice y erratas, una en blanco y 
dos láminas, una de las cuales es ple- 
gada. 

Nota.— Con sólo echar una rápida 
ojeada por las fechas de que consta 
este artículo , no puede menos de cho- 
car el ver que una obra que tantas 
ediciones cuenta desde fines del si- 
glo xv hasta nuestros días, no haya 
salido á luz ni siquiera una sola vez 
durante el transcurso del siglo xvii. 
¿Será así en efecto , ó se habrá escapa- 
do á mis más diligentes investigacio 
nes algún ejemplar impreso en dicha 
centuria? 

Existen varios códices de estos Pro- 
verbios, y demás obras del Marqués de 
Santillana su autor, sobresaliendo en- 
tre otros, por sus ricas iniciales, ga- 
llarda letra , y demás circunstancias 
recomendables en esta clase de joyas 
artístico-literarias, los de la Biblioteca 
Patrimonial de S. M. (VIL Y. 4); Bi- 
blioteca Nacional (M. 59; M. 275; y 
Y. 215.). El MS. de Floranes, perte- 
neciente á la Academia de la Historia 
(B. 17, tomo XI.), es dfgno de ser con- 
sultado , en atención á las muchas y 
eruditas noticias que encierra. 

PROVERBES ET Sentences tires 
DE l'histoire de Don Quixote. 

Al traducir en francés Mr. Aulnaye 
la obra maestra de Cervantes , tuvo la 
feliz ocurrencia de extractar los Re- 
franes y Sentencias que se hallan dis- 
persos por el Quijote, y coleccionarlos 



Digitized by 



Google 



,-r-' 



CATÁLOGO 



277 



al fin de su traducción. Esta colección 
se halla en el tomo iv , págs. 401-40, y 
la edición consta de 

Cuatro vols., 18.° francés, París, 
Desoer, 1821 , con láminas. 

PRO YERBES (quelque six mille) 
et Aphorismes usuels empruntés 
k notre age et aux siéclés der- 
niers, par le P. Ch. Cahier, de la 
Compagnie de Jésus. (Verba sa- 

pientium quasi clavi in altum 

defixi. Eccl. XII, 11.) París. Ju- 
lien, Lanier et C.*^ , éditeurs, 4, 
rué de Buci, 4. 1856. 

Un vol. 8.°, anteport., port., 6 hoj. 
prelimins., 579 páginas, una hoja de 
tabla alfabética. 

Rica y bien trabajada colección de 
refranes franceses, rusos, chinos, in- 
dios, árabes, judíos, turcos^ italianos, 
españoles, flamencos, alemanes, ingle- 
ses y escoceses, y de axiomas científi- 
cos de Derecho y de Filosofía. 

Los Proverbes espagnols ocupan 
desde la pág. 219 hasta la 286, com- 
prendiendo la numeración 3. 169 á 3.768, 
ó lo que es igual, la suma de 600 re- 
franes. 

Empiezan éstos así : 



3169. 

Como canta el abad, responde el sa- 
cristán. 

Comme chante le curó, le magister 
répond. 

Y acaban : 

■ 3768. 

Tan grande es el yerro, como el que 
yerra. 

Lafaute se mesure á la grandeur du 
coupable. „ 

Como se deduce de los ejemplos an- 



teriores, y se verificaren los demás, el 
P. Cahier ha traducido el sentido del 
proverbio español á su lengua, y nó la 
palabra, cuando no se corresponden 
ambos literalmente en los dos idiomas, 
á diferencia de lo que practicara César 
Oudin , según demostramos en su ar- 
tículo correspondiente. 
» 

PROVERBES (Receuil (sic) de) 
sentences, Phrases &. Dictions 
Espagnoles, par ordre alphabe- 
tique. 

Un vol. fol. M. S. de 344 págs. , la úl- 
tima con sólo siete líneas. Tiene al 
principio dos hojas blancas, y al fin, 
cuatro. No está acabado. 

Empieza : 

"Abad. — Bien está la puerta cerrada, 
y el abad en casa. Bien est la porte fer- 
niée^ et Vahé dans la maison. Quand le 
voleur est dans la maison, il n'est plus 
tems d'en fermer la porte.^ 

Y termina : 

"Tiene razón la buena muger , comióse 
los huevos, y dióle con la sartén. Elle a 
raison la bonnefemme, elle avoit man- 
ga les oeufs, et donna de la poile contre 
son mary. Avoir tort et maltraiter ceux 
qui ont raison, „ 

Como se ve por los extremos copia- 
dos, el plan del compilador se reduce 
á exponer el refrán en castellano, y 
después traducirlo literalmente al fran- 
cés, explicándolo en esta misma len- 
gua. Alguna que otra vez, empero, se 
adelanta á consignar el hecho que dio 
origen al proverbio , como en el caso 
siguiente : 

" Las canas de Don Diego Ossorio. Les 
cheveux b lañes de Don Diego Ossorio. 
De ceux á qui les cheveux blanchissent 
avant le tems par les peines et par les 
chagrins. Ce Don Ossorio ayant re^u la 
sentence de. la tnort quidevait Véxécuter 
le lendemain, les angoisses qu'il en eut 



Digitized by 



Google 



y 



278 



PARTE SEGUNDA 



lui firent blanchir les cheveux pendant 
la nuit,^ 

Este M. S. perteneció á D. Barto- 
lomé José Gallardo , y en la actualidad 
(Junio de 1871) lo posee su sobrino 
D. Juan Antonio, quien me lo ha mos- 
trado, con la g-alantería que le es pro- 
pia, para la redacción de este artículo. 

Como habrá tenido ocasión de ver 
el más entendido lector por los ejem- 
plos propuestos , el M. S. cuestionado 
deja bastante que desear en orden á 
las exigencias de las leyes ortográ- 
ficas, así en nuestra lengua como en 
la que actualmente hablan los paisa 
nos de Bossuet v Racine. 



PROVERBIA HISPÁNICA (Tracta- 
tus in quo comprehenduntur ali- 
quot). 

4.° M. S. de mi propiedad, de letra 
francesa, al parecer, de fines del si- 
glo x\ai. Este ejemplar es el mismo 
que anunció el librero Scheible, deStut- 
gart (en su Catálogo, número 131 
(Enero de 1882), núm. 144, pág. 8, asig- 
nándole el precio de 36 marcos, ó sean 
180 reales), de quien lo adquirí, y el 
que interpretó mal el nombre del com- 
pilador, llamándolo L. Parvet, en lu- 
gar de L. Parent. Está dedicado este 
trabajo al Illustrissimo molto magni- 
fico e virttiosissimo signorc mió sig- 
nore Petro a Kritkou Kritkouski. 

Consta de los tratados siguientes: 

-- Proverbia et Sent entice gallicce. 
(525 refranes franceses.) 

— Tractatus in quo comprehenduntur 
ALiQUOT Proverbia hispánica. (700 refra- 
nes castellanos. ) 

^Modus conscribendi Litteras in Li- 
bris Amicorum, (20 modelos de Cartas 
familiares en francés.) 

—Hic sequuntur Siuonimce voces Lin- 
guce Gallicce. (Título erróneo, puesto 



que no se trata de Sinónimos, sino de 
Homónimos, que no es lo mismo.) 

^Catalogus vocum in quibtis late- 
ra S pronunciari debet. (Serie de voca- 
blos tranceses en que debe pronunciarse 
la letra 5^ supuesto que , según la Orto- 
grafía antigua de esta nacien, dicha letra 
era nula en algunas ocasiones en medio 
de dicción, toda vez que se escribía, 
V. g.^feste (fiesta) por féte, /^sí^ (cabeza) 
por t¿te,fluste (flauta) por flüte, etc. La 
Ortografía francesa moderna suprime 
dicha 5, y denota esa supresión por me 
dio de un acento circunflejo con que co- 
rona la vocal anterior, como queda de- 
mostrado.) 

—Hic sequuntur aliquot formulcB ga- 
llicce, (Es una colección de 116 idiotis- 
mos de la lengua francesa.) 
i —Últimamente, da ¡fin á este curioso 
, M. S. un Catalogus in quo comprehen- 
I dentur voces in quibus littera H aspira- 
\ ri debet, 

! Aprovecho esta ocasión para decir 
I que, si difícil es el conocer todas las 
! obras que tratan de determinada mate- 
I ría, no ya difícil, sino imposible se 
! hace semejante conocimiento, txatán- 
; dose de obras manuscritas, mayormen- 
^ te cuando pertenecen éstas áparticula- 
1 res, y nó á establecimientos públicos. 
! Tal convencimiento fué el que me ani- 
¡ mó á hacerme con el M. S. que acabo 
I de describir, así como con otros mu- 
' chos (merced á sacrificios pecuniarios 
I superiores á mis fuerzas), en la persua- 
* sión de que, una vez idos aquéllos á 
parar á manos de ciertos hibliótafos, 
no se averiguaría fácilmente su para- 
dero, y, lo que más es, ni se tendría la 
mínima noticia de su existencia. 



PRO VERBIORUM trilinguium co- 
llectanea latina,^ Ítala, et his- 
pana In luculentam redacta 
concordantiam Mutii Floriati 
Humanarum Litterarum studiosi 
Labore , et Industria. (Un escudo 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



279 



en cobre que representa tres ra- 
mos de rosas, una abeja sobre 
cada uno de ellos, y encima una 
cinta con el lema Nos itidem de- 
pascimur.) Neapoli. Apud Laza- 
rum Scorigium. 1636. Superio- 
rum peripissu. 

Un vol. 4.° menor. Portada á dos tin- 
tas, 4 hoj. prelims., 322 páginas de 
texto. 

Es una rica colección de refranes en 
estas tres lenguas, donde {preponderan 
por su número las correspondencias 
latinas, y tan estimable y digna de ser 
consultada como difícil de hallar. En 
prueba de la riqueza que ostenta en 
equivalencias latinas, haremos notar 
que á los dos refranes italianos 

C¿ perdi lo tempo 

y 

C¿ perdi quanto cifai, 

cuyo COI respondiente castellano es, y 
así lo apunta , 

Coges agua en el cesto, 

le asigna nada menos que 54 versiones 
distintas en el idioma del Lacio. 

A nuestro ver, anduvo muy acertado 
Fr, Jacobus cí Carpineto cuando en 
alabanza del autor de esta obra escri- 
bió la siguiente sextina : 

" Hoc opuSjO Mnti, mutnm , sed valdé Uiscrtnm, 
Ciltnq; trilingüe voces, debet & esse tríceps. 
lltde nouHS surgit triplícato Cerbertts ore , 
Ver latrante Tibi, Zoile , prende fngam. 
HespcriduiH flores, quin fructus seruat óptimos 
Hesperius dúplex , tertius atq: latrt. „ 

No Opina como nosotros Duplessis, 
quien hace de dicha obra el juicio si- 
guiente : " Este libro es una simple 
compilación que supone alguna dili- 
gencia ^ pero que no exigía, por parte 
de quiei: la ha hecho, ni saber profun- 
do ni superior talento ; así es que la 



obra resulta de escasísima importan-' 
cia, mereciendo yacer en el olvido, 
como lo está hoy en día.„ 

Por nuestra parte, lo dicho, dicho 
queda. 



PROVERBIOS. 

V. Libro de mvsica de vihvcla, ¿uU- 
tvlado silva de sirenas , etc. 

PROVERBIOS. 

Con este encabezamiento se encuen- 
tra en los principios de un tomo en 4.^ 
M. S. en papel existente en la Biblio- 
teca Nacional (M. 190) que contiene 
varios Tratados diferentes y de distin- 
ta letra, la siguiente coleccioucita, 
que, por sus cortas dimensiones, inte- 
resante doctrina, linda forma, y con 
el objeto de que sea generalmente 
conocida, procedo á transcribir á la 
letra : 



Resp, 



R. 



Pregr, ¿Qué remedio para usar 

La virtud sin pesadumbre? 
Que la tomes de costumbre 

Y no la podrás dejar. 
¿Qué remedios os parecen 
Para echar un vicio viejo? 
Tener siempre por espejo 
Los males que del se ofrecen. 
Dadme manera más clara 
De echar un mal pensamiento: 
No dalle silla ni asiento. 
Porque, estando en pie, no para. 
Ya que tengo estado, y tal , 
¿Cómo lo temé por bueno? 
Tener siempre del ajeno 
Representado su mal. 
En las tierras donde ando, 
¿Cómo me habré con las gentes? 
Cata y calla lo que sientes, 

Y serás de todo bando. 
Dadme modo como pueda 
Conservarme en mi privanza: 
Tener de amigos pujanza. 
Que es el clavo de la rueda. 



R 



P. 



R 



R. 



P. 



R. 



Digitized by 



Google 



280 



PARTE SEGUNDA 



P. Con mis vecinos me dad 

Modo descusar barajas : 
R. Que no entiendan tus alhajas, 

Ni de tu necesidad. 
P. ¿Con el amigo fiel 

Como guardaré amistad ? 
R. Sus secretos le guardad ; 

Los vuestros, guardadlos del. 
P. Y para vivir en paz 

Con todos, yo no lo siento: 
R, Ármate de sufrimiento, 

Que es arma que vence más. 
P, ¿Por qué medio se procura 

Que sean los hijos buenos? 
/?. Plántanos bien de pequeños, 

Que después la rama es dura. 
P. ¿Qué remedio para el loco 

Que en son de cuerdo hace faltas? 
R, No ponello en cosas altas, 

Que, aunque caya i, yerre poco. 
P. Y á la tentación , señor, 

¿Qué medio para matalla? 
R. No entrar con ella en batalla , 

Y así saldrás vencedor. 
P, Del vulgo y decir de menguas 

Decidme cómo huiremos : 
R, Huyendo de los extremos, 

Que éstos despiertan las lenguas. 
P. ¿Cómo encubriré pobrezas 

Que no se me sientan tanto? 
R. Con cordura , que es un manto 

Que cubre muchas flaquezas. 
P. ¿Y qué r.emedio se usa 

Para nunca empobrecer? 
R. No comprar el - menester. 

Sino lo que no se excusa. 
P. ¿Qué medio me dais bastante 

Para ser tenido en más? 
R. Tirarte contino atrás, 

Que el flecharse es ir delante. 
P. Qué remedio satisface 

Para ser quisto sin obra? 
R. Mucha crianza de sobra, 

Que la justa ya no aplace. 
P. En mi casa, siendo afable, 

Que me amen dadme modo: 
P. No reprehendello todo. 

Sino lo no tolerable. 

1 C<iíg«.-(N. delE.) 

2 Parece que debe decir: No comprar es menester; 
pues tal cual se halla el texto en este pasaje, presen- 
ta un contrasentido, dado que el menester no se pue- 
de excusar (N. del Ej 



P. La mujer no reposada. 

Cómo se podrá asentar? 
R, Poco á poco lo has de obrar; 

Que junto, no vale nada. 
P. De quien algo pido y ruego^ 

¿Cómo alcanzaré ventura? 
R. Con entera coyuntura, 

Ques llevar el medio juego. 
P. ¿ Qué medio para acertar 

Mis hechos, y bien seguillos? 
R. De buena intención vestillos, 

Y jamás podrán errar. 

P. ¿Cómo serán, os demando, 

Mis visitas estimadas? 
R, Hacellas no reposadas, 

Y aquéllas de cuando en cuando. 
P. Dadme algún modo ó razón 

Que el necio excusarse' pueda : 
R. Qud tenga la lengua queda , 

Y huya conversación. 

P. Dadme modo, sin desprecio 

Que no se culpe el trobar: 
R. Sea la troba singular, 

Y apartalla dentre necios. 

Y por fin de aquesta fiesta, 
Hermosa , sabia y de casta 
Sea tu mujer, y honesta: 
Esta, sin las tres, bien basta; 

Y las tres, nada, sin ésta.„ 

Publiqué esta linda composición en 
el tomo VIH de El Refranero general 
español. 

V. nuestro artículo Nuevo Manojito 
de flores^ etc. 

I PROVERBIOS. 

Asi está encabezada una colección 
¡ de ciento cincuenta y tantos de ellos, 
; que figura desde la pág. lOShasta la 
1 16 en un opúsculo cuya portada es : 

i Nueva Floresla Española, Misce- 
I lánca instructiva , curiosa y agrada- 
ble por D, J. A. X. P. Barcelona: Im- 
prenta de M, Sauri y Compañía, 1829, 

Un tomo 8.^ de 230 págs. 

PROVERBIOS AGRÍCOLAS. 

V. Cultivador (El). 



Digitized by 



Google 




CATÁLOGO 



281 



PROVERBIOS BÍBLICOS, por Au- 
gusto Jerez Perchet. Málaga. 
Imprenta del Correo de Andalu- 
cía. 1870. 

Un folleto, 8,^, 48págs. 

Es una compilación de 135 estrofas, 
de mayores ó menores dimensiones, 
pero en su mayor parte redondillas, 
cada una de las cuales entraña el sen- 
tido de un Proverbió de Salomón. Sir- 
van de muestra las siguientes : 

«XX. 

Quita de mí la miseria, 
esplendidez no me brindes; 
dame lo que es necesario: 
poco, abate; mucho, engrie. 

XXIW 

Vanidad es la hermosura , 
y mentirosa es la gracia; 
la mujer que teme á Dios 
ésa ha de ser alabada. 

XLÍV. 

Vale más hombre paciente 
que el esforzado varón : 
quien domina al corazón 
es verdadero valiente. 

CXXV. 

Diadema de su marido 
es la mujer hacendosa ; 
podredumbre de sus huesos 
la que sin virtudes obra... 

PROVERBIOS CASTELLANOS Y LA- 
TINOS. 

M. S. en 4.°, folios 42 á 49, existente 
en un volumen de la Academia de la 
Historia titulado Varios de Literatu- 
ra^ signat. E 57. 

Esta colección no pasa de la Q, y es 



digna de ser estudiada, así por las co- 
rrespondencias latinas cuanto por las 
variantes que se notan en algunos Re- 
franes respecto al modo que hoy tene- 
mos de emplearlos. Citaremos en prue- 
ba de esto último unos cuantos, y sean: 

Antón zancudo^ para todos tonsejo, 
para si ninguno. 

Al villano dadle el dedo, tomaros ha 
la mano. 

La sardina de Vargas por huir del 
fuego dio en las brasas. 

En este pequeño trabajo, cuya letra 
es al parecer de principios del siglo xvi, 
se encuentra ya el refrán que citamos 
en el § iv de nuestra Disertación bajo 
la forma 

Ni fia, niporfia^ ni entres en cofradía, 

reducido al modo de hablar que boy 
usamos en este caso, y con las varian- 
tes que á continuación exponemos: 

NifieSy ni confies, ni presten, y vivi- 
rás entre las gentes. 

Semejante testimonio acredita lo an- 
tiguo de la fórmula arriba expresada. 

No dice el nombre del Compilador, 
que tal vez apareciera al fin de este 
trabajo. 



PROVERBIOS CÓMICOS (Nuevos 
Proverbios ejemplares), por don 
Ventura Ruiz Aguilera. 

V. Troverbios ejemplares^ del mis- 
mo autor. 



PROVERBIOS de D. Antonio Fa- 
jardo. 

No tengo más noticias de esta obra 
que las siguientes que copio á la letra 



Digitized by 



Google 



282 



PÁRTÉ SEGUNDA 



del '"" Ensayo de una Biblioteca espa- 
ñola de libros raros y curiosos „ de 
Gallardo (t. ii, col. 806, hacia el final 
vuelto), donde dice en el artículo Due- 
ñas y Arjona (D. Francisco): 

" por no estar ocioso (habla Due- 
ñas con el lector en el prólogo de El 
Predicador perfecto, Madrid, 1679, 
8/') te prometo los Proverbios de Don 
Antonio Fajardo, con concordancias 
latinas é ilustraciones políticas y mo- 
rales, de que tengo ya la mitad en 
borradores. „ 



PROVERBIOS de Fernán Pérez 
de Guzman. 

En el tomo li de Autores Españo- 
les ^ colección hecha por Baudry, Pa- 
rís » 1851; 'en este tomo, pues, intitu- 
lado Rimas inéditas de don Iñigo 
Lopes de Mendosa marqués de Santi- 
Itaua, de Fernán Peres de Gusman, 
señor de Batres, y de otros Poetas 
del siglo XV, recogidas y anotadas 
por Eugenio de Ochoa , se halla la 
producción cuyo título figura como 
L-ncubezamiento de este artículo, pá- 
ginas 345 á 356, con inclusión de las 
Notas. 

Vamos á copiarla íntegra, como 
asimismo las Notas, pues no permi- 
tiendo lo costoso de esta clase de | 
obras el estar en manos de todos , no ¡ 
pueden, por tanto, ser leídas sino de los 
menos; y al propio tiempo, porque en 
dichas Notas se registra la historia de 
esta producción, con cuyo motivo nos 
eximimos nosotros de tener que ha- 
cerla. 

" Prólogo. 
I 

I. 

Seftor mió mucho amado 
I-, primo, fijos de hermanos, 
Jíien digno de sor loado 
lintre más que Arcedianos, 



Aquestos Proverbios llanos 
En grueso estilo e rudo, 
Al vuestro esamen agudo 
Presento en vuestras manos. 

ÍI. 

E si vos parezco osado 
Siguiendo sin discreción 
A Séneca e Salomón, 
Fallareis verificado 
En el dezir proverbiado 
Un dicho con que me afrento, 
Que de los locos el cuento 
Infinito es, mal lieccado ! 

III. 

Pero pues la vieja pobre 
De quien la Iglesia canta , 
Quel su dinero de cobre 
Ofreció á la obra santa, 
Non se teme nin espanta 
Por dar su chico presente 
Entre aquella rica gente 
Que dio tal moneda e tanta; 

IV. 

Vo con buena intención 
H sin punto de malicia , 
De gloria nin ambición 
Ante con gran amicicia , 
Con humil inclinación, 
A toda corrección presto, 
Declaro e manifiesto 
Mi simple imaginación 



A vos , non porque loada 
Sea, que non lo meresce. 
Mas por quen lo que fallesce 
Le sea emienda dada , 
E sea, si fuer mostrada, 
A tales que con amor 
La tracten e sin rigor 
Dellos sea esaminada. 

VI. 

Pues por non estar ocioso 
E non tener ocupado 
El tiempo mal empleado 
Con oficio más dañoso 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



283 



A mí e más enojoso, 
Fize obra pobre, honesta , 
E con esta copla sesta 
Do al prólogo reposo. 



Comienzan los Proverbios. 

T. 

Qué comerás para eras , 
Amigo, guarda e condesa : 
De negocio non farás 
De un día á otro represa. 

n. 

Pero si digo que seas 
En negocios diligente, 
Non entiendo así lo creas 
De negociar falsamente. 

m. 

Nin loo al condesar 
Como el avariento faze, 
Ca si son puestos en par 
El pródigo más me plaze. 

IV. 

A la petición honesta , 
Si te basta el poder, 
Callando, con obra presta 
Deves luego responder. 



Del home malo e malvado 
Que alcanza grande poder, 
Si es sabio e esforzado 
; Quien se podrá defender? 

VI. 

Poder, saber, fortaleza . 
Si cayeren en mal vaso, 
Non vale humana sabieza 
A resistir en tal caso. 

VIL 

La verdat estraña e nueva, 
Ávida por mentirosa , 
Nunca la diga sin prueva , 
Pues sin culpa es vergonzosa. 



vm. 

^i la verdad que paresce 
Mentira es de callar, 
iQuanto non daña et empesce 
Pura mentira fablari 



IX. 

Non puede mucho alcanzar 
Ninguno, es mi creencia, 
Sin el cuerpo trabajar 
O cargar la consciencia. 

X. 

Piérdese lo mal ganado 
E muere quien lo alcanzó 
Con trabajo e con pecado. 
Por mucho que se esforzó. 

XI. 

Muchos han el sospechoso 
E celoso por errado, 
Pero yo dezir lo oso 
Esto al destemperado. 

xn. 

Pero más utilidat 
Se siffue del poderoso 
A muchos con su humildat , 
Que del fuerte angustioso. 

XIII. 

Pues así punirás 
A los malos con aspreza. 
Que de la humana riqueza 
Siempre te recordarás. 

XIV. 

Es virtud e muy loable 
La justicia executar. 
Mas de natura amigable 
Non menos el perdonar. 

XV. 

La justicia fasta el cabo 
Todo el mundo asolaría: 
Luengo perdón non alabo 
Que da del mal osadía. 



Digitized by 



Google 



284 



PARTE SEGUNDA 



XVL 

Entre aquestos dos estremos 
Si la discreción alcanza, 
¿Quien dubda que fallaremos, 
Si la buscamos, templanza? 



XXIV. 

E del sabio aconsejado 
Pocas vezes errará, 
E si errare , será 
De reprensión escusado. 



XVII. 

Por que es bien aventurado 
Entre los fines el medio , 
De los sabios fué fallado 
Muchas vezes por remedio. 



XXV. 

Otro vicio e bien parejo 
Ay deste tal desvarío. 
Quien al ageno consejo 
Somete su alvedrío. - 



XVIII. 

Quien faze una gran malizia 
Con estudio e pensada, 
Con rigorosa justicia 
Le deve ser pena dada; 



xxvi; 

La libertad es preciada 
Allende de todo precio, 
Salvo si es ordenada 
A juizio de home necio. 



XÍX. 

Mas quien accidentalmente 
Yerra e por turbación , 
Tenga aquí el presidente 
Algxma moderación. 



XX. 

Yo creo de la riqueza 
Menos que se dize della, 
E creo de la pobreza 
Más quel pobre se querella. 

XXI. 

Dígolo porque la fama 
Del pueblo común se estiende ; 
En tal guisa se derrama, 
Que lo que fabla no entiende. 



XXVII. 

Es la vera libertat , 
Non quien puede lo que quiere, 
Mas lo que buena honestat 
Le demanda e requiere. 

XXVIII. 

Grave es fazer mudanza 
De lo muy acostumbrado ; 
Lo que viene en luenga usanza 
En natura es tornado. 

XXIX. 

Ca el acto forciado 
Faze tal habitación , 
Si de virtud ó pecado 
Es grave la mutación. 



/ 



XXII. 

La gente común que acata 
La recepta e non siente , 
Aina sabe qual es data 
En juzgando simplemente. 

XXIII. 

Gran parte ay del saber 
Adonde este vicio cabe; 
Quien dubda de su entender 
Luego pregunta á quien sabe ; 



XXX. 

Grave cosa es de creer 
Que señor muy negligente 
Pueda servidor tener 
Que sea bien diligente. 

XXXI. 

El que nunca fué regido 
Nunca bien sabrá regir; 
El que supo bien servir 
El se sabrá ser servido. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



2a5 



XXXII. 

Como de flores e rosas 
Es ventaja conoscida , 
En las obras virtuosas 
La justicia es escogida. 



XL. 

La primera bien fazer, 
La segunda después desta 
Tal ciencia aprender 
Que sea devota e honesta- 



xxxra. 

Si una de estas fallesce 
La república coxquea , 
E si de ambas caresce 
Dexa de andar e gatea. 

XXXIV. 

La muger mansa e casta 
Cuerda e avisada 
Ningún thesoro non basta 
Por que pueda ser comprada. 

ZXXV. 

Con tan gran estimación 
He yo este don precioso, 
Que basta á cualquier varón 
Para ser muy virtuoso. 

XXXVI. 

De los necios vi muy pocos 
Que non fuesen maliciosos; 
E vi asaz de los locos 
Ser falsos e cobdiciosos. 

XXXVII. 

Como estos vicios males 
Requieren gran sotileza, 
Maravilla es que los tales 
Ayan parte de nobleza. 

XXXVIII. 

Que ayan del su mal deseo 
Efecto en conclusión, 
Desto non sé nin lo leo 
Qual sea la ocasión. 

XXXIX. 

Solamente de dos cosas 
Non ay arrepentimiento, 
Tanto son en sí preciosas 
Segund mi entendimiento; 



XLL 

No ay arte nin disciplina 
Que tanto encubra el mal 
Como es 1^ medicina 
E error de su oficial. 

XLn. 

Es un daño muy terrible 
El yerro de tal sentencia, 
Que por ser fecho invisible 
Non puede aver penitencia. 

XLIII. 

Ser maestro sin aver 
Antes discípulo sido, 
Aprendiz e non saber 
Retórica ¿quien tal vido? 

XLIV. 

Si te sientes trabajado 
De pobreza, nunca cates 
Al muy rico e abundado, 
Porque á ti mismo non mates. 

XLV. 

Mira el que menos ha 
E más que "tú merecía. 
Que en esto se aliviará 
Tu trabajo e cesaría. 

XLVÍ. 

Ca non siente el acotado 
Los golpes que le van dando 
Quando ve el enforcado 
En el aire perneando. 

XLVII. 

Sí, puede ser la pobreza 
Cobierta e paliada, 
Aunque según su vileza 
Dubdo ser remediada. 



Digitized by 



Google 



^í-w:i 



286 



PARTE SEGUNDA 



XLVIII. 



Buen recaudo e atavío, 
Donde non espera ayuda, 
Que tenga la lengua muda, 
Pues quejarse es desvarío. 

XLDC. 

Mejor es la adversidat 
Quen breve tiempo se fina, 
Que non la prosperidat 
Que se pasa mucho aina. 



Pregunto si ama honor 
Este que rico es llamado, 
¿Como puede el pecador 
Tener thesoro e estado? 

LI. 

De las virtudes acuerdo 
Fazer breve colación, 
Porque en la opinión 
De muchos non me acuerdo, 

LII. 

De los vocablos usando 
Cada qual como le plaze, 
Pero non propio fablando 
Lo que al proposito faze. 

Lm. 

Un falso nombre usurpando 
Dizen que son virtuosos, 
El vicio virtut llamando 
Los estultos cautelosos. 

LIV. 

La corporal fortaleza, 
El apuesto razonar, 
Del palacio la destreza, 
Tañer, dezir e cantar, 

LV. 

Quien de fuera muy loado 
De todas estas se esmera. 
Mas non deve ser contado 
Por virtud pura e entera. 



LVI. 



Non digo de aquel que és fuerte 
A los vicios resistir 
En tal guisa que la muerte 
Le plaze antes sofrir. 

LVIL 

Si de fe suficiente 
Fuese mi opinión. 
Las virtudes estas son 
En el proceso siguiente: 

LVITI. 

De Dios el santo temor, 
La fe sin tribulación 
Junta con discreción, 
Paciencia sin deshonor; 

LIX. 

La lealtad muy preciada, 
Aquella dulze amistad, 
Lazo de humana morada. 
Con judicial castidad. 

LX. 

A mi parecer e aviso 
Estas deven ser llamadas 
Virtudes, e desechadas 
Las otras con burla e riso. 

LXI. 

Quando el mundo era de oro 
Eran estados plantados, 
Oy que es fierro su thesoro 
En gran pena son fallados. 

LXII. 

A cuerdos, necios e locos 
Veo heredar las riquezas 
De sus padres, e muy pocos 
Las virtudes e proezas. 

LXIIL 

Si fazen su partición 

Del mueble e de la heredat, 

Es con protestación 

De no aceptar la honestat. 



Digitized by 



Google 



CATALOGÓ 



287 



LXIV. • 

A rendador adeudado 
Apenas sale heredero, 
Nin á padre muy loado 
Sucesor en fama entero. 

LXV. 

De aqui nasce que la cosa 
Que oy vees verdadera, 
Cras la verás toda entera 
Esta joya tan preciosa. 

LXVL 

Por lo contrario ayer viste 
Alguna nación e gente 
Por tacha escura e triste, 
Oy clara resplandeciente. 

LXVII. 

Quien vio la nación de Grecia 
Sabia, fuerte e avisada, 
Oy es de todos tachada 
Por covarde, vil e necia. 

LXVIII. 

Quien vio la gente ebrea 
Noble e cavallerosa, 
Oy la juzgue quien la vea 
Por covarde e pavorosa. 

LXIX. 

Roma que fué toda sola 
Cabeza del universo, 
Oy por infortunio adverso 
Es fecha del mundo cola. 

LXX. 

Mas á dezir la verdat 
Si no mudase el visage, 
Siempre seria en un linage 
La virtud por heredat. 

LXXL 

Quien non sabe este secreto 
Quéxese de la ventura, 
Mas Dios, cuyo es el decreto, 
Usa de justicia pura. 



LXXII. 

Los que cuidan que ay ventura 
Esto les baste saber. 
Que obra es de Dios escura, 
Es corto nuestro entender. 

Lxxni. 

Mas el que sospecha e cela 
Con discreción e con tiento, 
Este vela con candela. 
Como home muy atento. 

LXXIV. 

Mas peligros e mayores 
Vienen de la negligencia. 
Que vienen de los ardores 
De la mucha diligencia. 

LXXV. 

Tanto es la muger loada 
Quanto es en honestat puesta , 
E tanto es ella honesta 
Quanto es bien castigada, 

LXXVI. 

Ponga guarda á la bondat 
Por que sea conservada ; 
Castigue la liviandat 
Porque sea emendada. 

LXX VIL 

Por ende quien me creyere 
A la buena guardará, 
E á la que tal non fuere 
Con tiento castigará. 

LXX VIH. 

Del home muy dezidor 
O callado en gran estremo 
Qual destos sea el peor 
De determinar me temo. 

LXXDC. 

Tiene sobre liviandat 
El primero fundamiento ; 
El segundo necedat 
O muy gran encogimiento. 



Digitized by 



Google 



288 



PARTE SEGUNDA 



LXXX. 

Pero como con el necio 
Del todo me desespero, 
Menos amo e mas desprecio 
Al torpe que al muy parlero. 

LXXXI. 

Peligroso es el creer 
De ligero e muy dañoso , 
Mas oir para saber 
La verdat, es provechoso: 

LXXXIL 

Leer para avisar 
E ser mejor informado, 
Oir para executar 
Como fuego arrebatado ; 

^ LXXXIII. 

Quien non faze lo primero 
Podrá quedar engañado; 
Quien faze lo postrimero 
Mucho de ve ser culpado. 

LXXXIV. 

Por no creer lo que creo 
Murió Cesar cruelmente ; 
Creyendo mató Theseo 
A su fijo innocente. 

LXXXV. 

Nuestro Señor non creyó 
Aquel muy grave pecado 
De Sodoma, mas oyó 
E quiso ser informado. 

LXXXVI. 

Fortuna quando mayor 
Muestra su prosperidat , 
Tanto creo yo menor 
Ser la su seguridat. 

LXXXVIL 

Esta que asi se muda 
E pasa de gente en gente 
. Non se gana nin se ayuda 
Del sol que nasce en Oriente. 



LXXXVIll. . 

Esfuércese á trabajar 
Home por ser virtuoso , 
Ca Dios es franco e gracioso 
Al que se quiere ayudar. 

LXXXDC. 

La tacha en el bien andante 
Quando es muy conoscida, 
Mucho es sobre abundante 
E de virtud fallescida. 

XC. 

E la fortuna engañosa 
Nuestra vista así empacha , 
Que en persona virtuosa 
Apenas fallamos tacha. 

XCl. 

Quien se al^a de la tabla 
Con buen sabor de comer, 
E aquel que poco fabla 
Non por mengua de saber ; 

XCU. 

De dolencia muy pesada 
Sea seguro el primero : 
De palabra muy errada 
Non se tema el postrimero. 

XCIII. 

De las angustias la muerte 
Es la mayor e mas cruda; 
De las bestias la más fuerte 
La muger brava e sañuda. 

XCIV. 

Es mas ñaca á resistir 
La pasión e mas ligera , 
A la ira concebir 
E á venganza más fiera. 

XCV. 

Honor e delectación 
Yo dos cosas non las veo 
De mayor oposición 
Nin más contrario á deseo 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



289 



XCVI. 

La pena e el galardón, 
Si son dados por medida , 
Son regla e conservación 
Daquesta presente vida. 

XCVII. 

Non por que menester fuese 
Al su infinito saber , 
Mas por que exemplo nos diese 
Como devemos facer. 



XCVIII. 

Quien con vana presunción 
A su seso solo precia , 
Non es loc<) en perfección 
Mas ha de locura especia. 

XCIX. 

Si la bondat se vendiese 
Yo dubdo que se fallase 
Quien en precio la pusiese , 
Quanto más quien la comprase. 

C, 

Humildat e obediencia 
Ambas van por un sendero; 
Poca es la diferencia 
Entre falso e lisongero. 

CI. 

Es amarga más que fiel 
La justicia á los viciosos, 
Pero dulce más que miel 
A los nobles virtuosos. 

CU. 

Al esfuerzo firme e recto 
Venze la mala ventura. 
Lo más simple e defecto 
E falta que es en natura. 

FIN.„ 



"Notas á los Proverbios. 

1. Proverbios de Fernán Peres 
de Guarnan, 

Estos Proverbios son aquéllos de 
que dice el Marqués de Santillana en 
su Proemio al Condestable de Portu- 
gal sobre las obras: "Fernant Pérez 
„de Guzman, mi tio, cavallero docto en 
„toda buena doctrina, ha compuesto 

«muchas cosas metrificadas e aun 

„ agora bien poco tiempo ha escribió 
y, Proverbios de grandes sentencias, e 
„ otra obra asaz útil e bien compuesta 
„Z>^ las quatro virtudes car dinales, j^ 
Ya hemos dicho en las notas á los 
Loores de los Claros Varones que el 
Marqués escribía esto por los años 
de 1455. Poco antes debió, pues, com- 
poner estos Proverbios Fernán Pérez 
de Guzmán. 

Sánchez, comentando este pasaje del 
Marqués, y mencionando todas las 
obras conocidas de Pérez de Guzmán, 
nada dice de los Proverbios ; prueba 
de que no los conocía. Yo los he ha- 
llado en tres códices de esta Biblioteca 
Real, que son los que llevan los núme- 
ros 8.168, 7.819 y 7.825. Estos dos últi- 
mos text(Sís valen poco; no así el pri- 
mero, que es evidentemente contempo- 
ráneo del autor. Sin embargo, todos 
los he tenido presentes, y creo que el 
texto que publico, aunque oscuro á ve- 
ces, merece entera confianza. 

Del mérito de esta obra sólo diré que 
me parece excesivo el elogio que hace 
de ella el Marqués de Santillana; pero 
ciertamente es curiosa y muy digna de 
ver la luz pública. ^ 

2. Oct. L — 

Señor mió mucho amado 
E primo, fijos de hermanos ^ 
Bien digno de ser loado 

Así se lee en los códices 7.819 y 7.825; 

en el 8.168, que es, sin embago el mer- 

jor, como ya he dicho, se lee : 

E primos, fijos de hermanos, 

87 



Digitized by 



Google 



29Ó 



t^ARTE SEGUNDA 



pero así no forma sentido la expresión. 
El autor se dirige á un primo suyo, 
pues habla en singular, y la expresión 
fijos de hermanos viene á ser una es- 
pecie de ablativo absoluto , que signi- 
fica siendo vos y yo hijos de hermanos. 
Así lo entiendo á lo menos y sólo así 
está claro y correcto el régimen. 

En ninguno de los tres textos se de- 
clara quién era este primo. 

3. Cuart. lxi. — 
Quando el mundo era de oro 

No entiendo el segundo verso, pero 
así se lee en los tres códices. Lo mismo 
digo de los dos primeros versos de la 
cuarteta lv, y de toda la lxv. Pudiera 
dudarse si en el tercer verso de ésta 
dice entera ó en cera, lo que podría 
significar derretida ó disipada, con lo 
que quedaría claro y corriente el sen- 
tido. 

V. el Catálogo de la Biblioteca de 
Salva, 1. 1, pág. 92, col. 2.*, con oca- 
sión del Cancionero que allí se describe . „ 

PROVERBIOS DEL Príncipe es- 
critos para el Serme. Sr. Don 
Alfonso Francisco de Borbon y 
Borbon, príncipe de Asturias, 
por su maestro de Religión y 
Moral el P. Don Cayetano Fer- 
nández, del Oratorio de Sevilla 
y de su Real Academia. Madrid: 
Establecimiento tipográfico de 
D. Eusebio Aguado, impresor 
de Cámara de S. M. y de su 
Real Casa. 1865. 

Un foU. 4.^, 29 págs., impreso en ex- 
celente papel y grandes y magníficos 
tipos, y del cual sólo se tiraron cien 
ejemplares que no fueron puestos á la 
venta. 

Respecto al mérito intrínseco de esta 
obrita, baste decir que es tan grande 
en su objeto y en su desempeño como 



reducida en su volimien; y, última- 
mente, que es parto digno del^utor de 
las Fábulas ascéticas, en la actualidad 
dignidad de Chantre de la Catedral de 
Sevilla. 
Empieza así : 

Al príncipe mal cristiano 
Dejará Dios de su mano. 

Y acaba : 

Reina de modo en el suelo 
Que al fin reines en el Cielo. 

PROVERBIOS DE Salomón inter- 
pretados en metro español , y 
glosados por fray Francisco del 
Castillo, de la orden de los fray- 
Íes menores de observancia de la 
provincia de Cartagena. Impres- 
so en Cuenca por Juan de Ca- 
nova. 1558. 

Un vol. 12.^ port., 5 hoj. prelims., 
262 págs. 

Empiezan los Proverbios de este 
modo: 

"El hijo sabio , muy grato 
es á su padre , 
y es tristeza , el insensato , 
de su madre. „ 

Es libro de bastante rareza. 

PROVERBIOS DE Salomón. Los 
doze capítulos desde el capíti^lo 
veinte y dos: traducidos con dos 
comentos y paráfrasis en nuestro 
idioma Castellano , para mayor 
declaracio y prouecho de quien 
los leyere. Por el P. M. fray 
Alonso Remon , Predicador y 
Coronista general de todo el Or- 
den de N. S. de la Merced. A Oc- 
tauio Maria Cauana. Año ( aquí 
el escudo de la Merced) 1625. 
Con privilegio, en Madrid , por 
Diego Flamenco. 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



291 



Un vol. 8.° Port. 7 hoj. prelims.; 88 
páginas dobles. 

Por la siguiente muestra se podrá 
juzgar del trabajo que ha hecho el tra- 
ductor y glosador de los Proverbios 
del Hijo de David, 

"capítulo primero. 
La letra en su rigor, 

1. El hijo sabio alegra d su padre; pero 
el ignorante, tristeza es de su madre. 

Comento por otra locución, 

1. Aman sus padres en los hijos su na- 
tural semejan<?a ; y estiman, y se honran 
con la bondad de sus almas. 

Paráfrasis para la doctrina, 

1. El niño en empegando á saber ha- 
blar , ha de empegar á aprender según 
el camino de su vocación para que elija 
lo bueno y huya lo malo. 

2. Nada aprouechd los tesoros de la 
impiedad ; pero la justicia librará de 
muerte, 

2, Las riquezas mal adquiridas, á nadie 
entraron en prouecho ; pero las que se 
grágearon con medios buenos y justos, 
en esta vida son de prouecho , y en la 
venidera ayudan para el premio. 

2. Mal hecho es perder la salud por 
amontonar riquezas ; porque demás de 
que traen tras de si muchos desuelos, 
suelen poner en peligro la saluacion.„ 

Nicolás Antonio escribe Ramón , y 
xió Remon. 
Es obra rara. 

PROVERBIOS DE Séneca. 

Con este título, impropio por cierto, 
pues está demostrado ya que este es- 
crito pertenece á S. Martín Bracaren- 
se, ó de Braga i, se ha reimpreso, dife- 
rentes veces , obra tan curiosa , á la 



1 Véase sobre este particular la erudita nota de 
Floranes, citada en la Tipografía Española de Uún- 
di¿, plj. 96 de la 2. •edición. 



que dan subido realce las Glosas; és- 
tas , aun cuando tampoco se hace men- 
ción de autor en las primeras edicio- 
ciones,es igualmente asimto indiscuti- 
ble que son debidas á la erudición del 
Dr. Pedro Díaz de Toledo. 

Apuntaremos aquí las ediciones de 
que tenemos noticia. 

1482.— Zamora. Antón de Zentenera. 
Fól. gót. á dos columnas. Sin re- 
clamos, pero con signaturas. 25 
hojas dobles , foliadas ]en medio 
de la página, sin contar los pre- 
liminares. 

1495.— Sevilla. Meynardo Ungut y 
Stanislao Polono. Fol. gót., 72 
hojas. 

1500.— Sevilla. Johanes Pegnicer de 
Nuremberga y Magno Herbst de 
Fils. Fol. gót. á dos columnas. 66 
hojas, más 6 prelims. Título en 
letras unciales con varios lazos 
en las mayúsculas P. S. 

1500.— Toledo. Pedro Hagenbach, 
alemán. Fol. gót. Port. 5 hojas 
preliminares, 72 págs. dobles. (?) 

1510.— Toledo. (?) 

1512.— Sevilla. Jacobo Cromberguer, 
alemán. Fol. gót. á dos colum- 
nas. Port. 5 hoj. prelims., 63 pá- 
ginas dobles. 

1528.— Sevilla. 

1535.— Sevilla. Juan Cromberguer. 
Fol., let. gót., 4 hoj. prelims. y 
62 foliadas. (Cit. por Salva.) 
íl552 y— Medina del Campo. Guillermo 
\ 1554. — de Millis. Fol. gót. á dos co- 
lumnas. 78 págs. dobles. 8 pre- 
liminares. Frontis : retablo , en 
cuyo fondo está inscrito el título 
de bermellón y negro. 

Al comprender aquí las dos fechas 
anteriores bajo una abrazadera , debe- 
mos apresurarnos á consignar las va- 
riantes que entre los dos ejemplares 
resultan. 1.*^ La portada de 1554 dice 
3er impresa est^ obra por Adrián 



Digitized by 



Google 



292 



PARTE SEGUNDA 



Ghemart. 2.** La obra es el mismo 
ejemplar salido de las prensas de Mi- 
lus en 1552, como se acredita por el 
colofón que está á la pág. 78 vuelto; 
pero Ghemart le aumentó 4 fojas com- 
prensivas de las Amonestaciones y 
Doctrinas del mismo autor, verdade- 
ros adagios , por cuyo motivo se hace 
preferible esta edición á la anterior. 
Así nos hemos explicado , después de 
un maduro examen y minucioso co- 
tejo de los dos ejemplares que nos he- 
mos traído á la vista , la aparente con- 
tradicción que resulta entre la fecha 
1554 de la portada y 1552 del colofón. 

1552.— Amberes. Juan Steelsio. 8.^, 
portada, 15 hoj. prelims. 239 ho- 
jas. En esta edición los Prover- 
bios de Séneca van unidos á los 
del Marqués de Santillana. (5 ho- 
jas de la vida del Marqués, y 3 de 
índice. ) 

Excusado parece decir á la penetra- 
ción del inteligente , que todas estas 
ediciones de libro tan interesante son 
bastantes raras. 



PROVERBIOS EJEMPLARES, por 
D. Ventura Ruiz Aguilera. Ma- 
drid. Leocadio López, 1864. (A 
la vuelta: 1863. Imprenta de M. 
Rivadeneyra.) 

Dos vols. 8.°, el 1.*^ de 150 hojas con 
inclusión de portadas, prelims, etc., y 
el 2.*» de 151. 

El plan del autor es desenvolver 
prácticamente el espíritu moral de 
cada uno de los proverbios de que se 
hace cargo, en otros tantos cuadros 
de costumbres; plan que desempeña 
con bastante acierto en el fondo y en 
la forma, y cuyo resultado es ima 
prueba fehaciente de lo avezado que 
está á este linaje de estudios el Sr. Ruiz 
Aguilera. 



Las dimensiones prolongadas de es- 
tos escritos, y el ser por otra parte obra 
de fácil adquisición, como moderna, 
no^ exime de copiar aquí algunos frag- 
mentos. Por tanto, nos ceñiremos á 
indicar solamente los títulos de los 
Proverbios moralizados por este es- 
critor. 

PRIMERA SERIE. 

Al freir será el reir. 

Hacer de tripas corazón. 

Hasta los gatos quieren zapatos. 

Antojarse los dedos huéspedes. 

Antes que te cases, mira lo que haces. 

Tres al saco , y el saco en tierra. 

Al que escupe al cielo en la cara le cae. 

SEGUNDA SERIE. 

A moro muerto, gran lanzada. 

Perro flaco todo es pulgas. 

El beso de Judas. 

Quien con lobos anda, á aullar se en- 
seña. 

Herir por los mismos filos. 

El Gaitero de Buj alance , un maravedí 
porque empiece y diez porque acabe. 

Amor de padre , lo demás es aire. 

En el año de 1870 publicó este escri- 
tor otro volumen de Proverbios, que 
por su título y desempeño puede repu- 
tarse como tercera serie de la obra an- 
terior. 

Se intitula así : 

Proverbios cómicos (Nuevos Prover- 
bios ejemplares) , por Z>. Ventura Ruta 
Aguilera. Madrid. Librerías principa- 
les: 1870. (Ala vuelta: Imprenta de F. Mar- 
tínez García.) 

Un vol. 8.^ de 332 págs. 

Los Proverbios que dan margen á 
los artículos de que se compone este 
tomo , son los siguientes : 

De fuera vendrá quien de casa nos 
echará. 

No entra á misa la campana, y á todos 
llama. 

Picóme una araña, y atéme una sá- 
bana. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



293 



Mi marido es tamborilero , Dios me lo 
dio y así me lo quiero. 

Cual es la campana, tal la badajada. 

Cada cuba huele al vino que tiene. 

Dijo la sartén al cazo: "quita allá que 
me tiznas „. 

¿De dónde le vino al garbanzo el pico? 

La mujer del ciego ¿para quién se 
afeita? 

En arca abierta el justo peca. 

PROVERBIOS EN RMO DEL SABIO 

Salamon (sic) Rey de Isrrael. 
tracta 6 fabla de la recordanza 
de la muerte é menosprecia- 
miento del Mundo. 

Existe en la Academia de la Historia 
en un vol. fól. (B 17., Colección de Fio- 
ranes, tomo xi), un trabajo M. S. de 
este erudito sobre el libro de los Pro- 
"vertios del Marqués de Santillana, y 
al fin, con el título de Apéndice, lo que 
vamos á copiar á continuación y moti- 
va el encabezamiento del presente ar- 
tículo. 

" Por fin de estos proverbios me ha 
parecido poner otros, que aunque al 
sonido parezcan al lector menos cultos 
y limados que los de atrás, pero en el 
fondo y la moción acaso los sentirá de 
mas sustancia. El estilo y calidad del 
metro inclinan á creer la producción 
del místico genio de D. Pedro López 
de Ayala Canciller mayor de Castilla, 
á quien fue familiar este carácter de 
conposiciones, como los versados en 
las suyas saben muy bien. Sin enbar- 
go, como en el manuscrito en que se 
halla del año 1464 (que es una colec- 
ción de poesías' hecha por Fernán 
Martínez de Burgos escrivano de la 
Ciudad de Burgos í) no se ve en la ca- 

1 De este curioso manuscrito y de su compilador 
se da una noticia muy detallada en las ** Memorias 
históricas de la vida y acciones del rey D. Alonso el 
Noble, Octavo del nombre, recog:idas por el Marques 
de Mondexar é ilustradas con Notas y Apéndices 
por D. Francisco Cerda y Rico,^ &c. (Madrid, San- 
cha, 1783), apéndice xvi, págs. cxxxiv á cxl. (Nota 
del Editor J 



beza de esta el nonbre de su Autor, 
nos abstenemos de inputarla con toda 
firmeza al señor Ayala. Acaso los que 
han manejado el códice que se conser- 
ba de sus conposiciones , podrán ablar 
en esto con mayor seguridad. 

Proverbios en rimo del sabio 
Salamon Rey de IsrraeL 
tracta ó fabla de la 
recordanza de la mu- 
erte é menospre- 
ciamiento del 
Mundo. 

Prologo en la traslación. 

Amigos > si queredes oír ima razón 
de los proverbios que dijo el sabio Rey Salamon ; 
fabla de aqueste Mundo k de las cosas que y son , 
como son dejaderas íi poca de sazón. 

Comienzan los proverbios. 

ó mezquino! 
diz del Mundo de como es lleno de engaftos 
en allegar riquezas e averes tamaños , 
muías , 6 palafrenes , é vesados , é paftos , 
por ser todo dejado en tan pocos de afios. 

Comer bien é rever, cabalgar en muía gruesa , 
non se mienbra del tienpo que yacerá en la fuesa: 
el óabello mesado, la calavera muesa. 
botica mucho noble de la malicia cesa. 

El bien de aqueste mundo la muerte lo desata , 
non se puede asconder por ninguna barata : 
fallescen los dineros , el oro, é la plata , 
el prez , b la bruneta , el verde, é el escarlata. 

Morran los poderosos, Reys é Potestades, 
Obispos , é Arzobispos , Calonges , é Abades : 
fincarán los averes , las villas , Cí Cibdadcs , 
las tierras. ¿ las vifias, las casas é heredades. 

Átales son Iqs omes como en el mar los pescados; 
los unos son menudos , los otros son granados : 
comense los mayores á los que son menguados ; 
los Reys , ú los Principes , los que son apoderados. 

Ninguno por riqueza preciar nunca se deve, 
maguer que sea sano i; bien come é bien veve : 
non fie en este Mundo ch la vida es mui breve ; 
tanbien se muere el rico como el que mucho deve. 

El rico t el pobre en Dios deve fiar, 

ca el es poderoso de toller ¿ de dar; 

así como Dios quiere la cosa desatar 

por mil sesos del Mundo non se puede estorbar. 

El bien de aqueste Mundo la muerte lo destaja : 
bien atal es el ome como lunbrc de paja : 
después quel fuego muere é viste su mortaja , 
la ceniza que queda , non val una meaja. 



Digitized by 



Google 



294 



PARTE SEGUNDA 



La muerte es cosa cruda que non tiene velmez; 
a todos face iguales, cada uno de su vez : 
hecha mala celada tan negra como pez : 
quien cuida mas vevir, ese muere mas refez. 

Ninguno non se puede escusar de la muerte 
por mafla , nin por arte, nin por ninguna suerte : 
non prestan melezinas , nin otra cosa fuerte, 
nin trapos á los pies , nin vizmas k la fruente. 

El ome quando es muerto, poco val su facienda 
qual fizo tal abrá , como diz la leyenda : 
mortajanlo privado, sotierranlo corriendo, 
ca que y mucho lo tengan nunca 1 darán emienda. 

Mezquino pecador, en fuerte punto nado! 
qu¿«cuenta podrás dar de lo que has ganado ? 
non guardaste tesoro que Dios te aya grado ; 
el dia del juicio serte ha mal demandado. 

Lo que yo á uno digo, á todos lo pedríco : 
Dios sabe la facienda del grande 6 del chico : 
el que bien lo serviere, por sienpre será rico 
darle ha mui grand folganza por pequeño zatico. 

Fin. 

Bendito sera aquel que con Dios mercará 
Que por el amor suyo de su algo dará ; 
Que cien vezes por una de Dios rescebirá 
E mas la vida eterna dó 1 'siempre gozará. 

Duplessis da noticia de la siguiente 
edición de esta obra : 

" Proberuios en rimo del sabio Sala- 
mon , rey de israel : tracta o fabla de 
la recordanga de la muerte e menos- 
preciamiento del mundo. (Sin especi- 
ficación de lugar, impresor ni fecha.) 

4.^, gótico, 4 hojas. 

Folleto desconocido que parece im- 
preso á fines del siglo xv, y que men- 
ciono aquí como una imitación bas- 
tante libre de los Proverbios de Salo- 
món, al par que como opúsculo de 
suma rareza. Forma parte de la selec- 
ta colección de libros españoles reuni- 
da con tanto gusto como perseveran- 
cia por el Sr. Salva, „ etc. 

PROVERBIOS ESPAÑOLES. 

V. Florilegio español y alemán, &c, 
por D. Ernesto Joseph Eder. 

PROVERBIOS ESPIRITUALES, por 
un Religioso de Nuestra Señora 
del Carmen. 



Hállanse en im opúsculo, 8.**, cu- 
yo título es: Espejo de cristal fino, y 
Antorcha que aviva el alma, com- 
puesto por el licenciado D. Pedro Es- 
pinosa (V.) 

Al hablar Nicolás Antonio de este 
librito, dice que después de cinco edi- 
ciones salió á luz, por sexta vez en 
Cuenca, año de 1637, y luego en Sevi- 
lla, en el de 1645. 

Yo poseo una edición de Valladolid, 
H. Roldan, 1824, 16.°, por la cual los 
he reimpreso en el tomo VIII de El 
Refranero general español, y otra de 
Madrid, por Manuel Martín, 1762, 
igualmente en 16.° 

Estos Proverbios empiezan así: 

1. Poco caminas ó nada 
Quedándote gran jornada. 

2. Cuando adelante no vas, 
Piensa que vuelves atrás. 

3. No habrá más de perfección 
Que de mortificación: 

4. No sabe de cosa buena 

El que no sabe de pena. etc. 

Y acaban: 

97. Si tienes conciencia pura, 
Tendrás la vida segura. 

98. Nada es lo que se padece 
Para lo que se merece. 

99. La victoria es más preciosa 
Mientras más dificultosa. 

100. Y cuanto mayor victoria, 
Mayor corona de gloria. 



PROVERBIOS GENERALES de gran 
doctrina para toda suerte de es- 
tados. 

Tal es el título con que, en el M. S. 
de la Biblioteca Nacional de que he 
hecho mención arriba en uno de los ar- 
tículos Pro wrWos (rotulado M. 190), 
aparece encabezada esta pequeña co- 
lección de interesantes sentencias, la 
cual es del tenor siguiente: 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



295 



«Cimiento seguro es 
Comenzar en juventud 
Los pasos de la virtud. 

No hay camino tan cerrado 
Que para virtud se halle, 
Que tú no puedas guialle. 

Lo que no sabes, procura; 

Y no dejes de aprender, 
Porque es virtud el saber. 

La gloria que los mortales 
Procuran la más honesta, 
En la virtud está puesta. 

El que vence sus pasiones 

Y deseos con pujanza. 
El don de virtud alcanza. 

Hacer bien á cuantos puedas, 

Y á ninguno ser dañoso, 
Es de hombre virtuoso. 

Con mucha prosperidad 
La virtud se desfallece; 
Mas con buenas obras crece. 

Como el campo bien labrado. 
El ánimo virtuoso 
Será fértil y abundoso. 

Solamente por vicioso 
Aquél puede ser tenido 
Que es de los vicios rendido. 

El alma, de Dios emana; 

Y del tiene su corriente, 

Y Dios es del alma fuente. 

A semejanza de Dios 
Es el alma incorruptible, 
Y, aunque criada, invisible. 

Contra el ánima pelean 
Todos deseos carnales 

Y todas culpas mortales. 

El pecador hace al alma 
Fea, soez, denegrida. 
Hasta quitarle la vida. 



Como cera derretida 
Será hecho el pecador 
Ante Dios su hacedor. 

Qué te sirve granjear 
Riquezas en esta vida 
Si el alma queda ofendida? 

Riquezas y hermosuras 
Más altas y deleitables 
Son caducas y mudables. 

Según que corren las cosas 
Los hombres son zarandados; 
Levantados, ó humillados. 

Gozar segura holganza 
Mal se puede conservar 
Sin mezcla de algún pesar. 

No podría ser la vida 
De dones alegres harta 
Si la prudencia le falta. 

Si con tus bienes contento 
Fueres, sin más desear, 
Rico te podrás llamar. 

Gasta lo que gastar puedes 
Con tiento tan moderado 
Que no quedes empeñado. 

Darás lo que dar pudieres 
Sin tu daño, y con tal tino 
Que no dañes al vecino. 

Lo que no es bien hacello 
Ni sujeto á tu poder. 
No canses i en lo hacer. 

La soberbia y ambición 
Hacen ser más criminosos 
Los otros vicios dañosos. 

Del modo que deseares 
Que te traten los mayores. 
Tratarás á los menores. 



1 No canses y por no te cansen. Hoy el verbo can- 
sar es solamente activo ; antiguamente fué también 
intransitivo con la significación del reflexivo can- 
sarse,— (N. del EJ 



Digitized by 



Google 




296 



PARTE SEGUNDA 



^ 



Usando de saludar 
A todos de buena gana 
Ganarás la gracia humana. 

El iracundo, las rijas i 
Procura de levantarlas ; 
Y el paciente, mitigarlas. 

Nunca seas porfiado, 
Que de ligeras hablillas 
Proceden grandes rencillas. 

Si quieres ser estimado 
Por más prudente que loco. 
Oye mucho y habla poco. 

El que decir mal de otros 
Tuviere por ejercicio, 
Cumple que no tenga vicio. 

Los de lengua muy cumplidos, 
Ellos publican su seso 
Por vano y de poco peso. 

Hablar poco y sustancioso 
Con palabras competentes, 
Es de varones prudentes. 

Si con lengua libertada 
Dijeres lo que querrás, 
Lo que no querrás oirás. 

Al necio, de qué le sirve 
Los tesoros y el haber. 
Pues que le falta el saber? 

Si te falta caridad. 
Aunque más oro te sobre. 
Bien te puedes llamar pobre. 

Su vida va consumiendo 
El sensual lujurioso. 
Con vicio libidinoso. 

La gula iporbos engendra 
Y humores libidinosos. 
Seminario de viciosos. 



1 Voz anticuada. Riña, turbulencia, discordia.- 
(N,delE.J 



De todos nuestros deseos. 
La templanza sea medida 

Y freno de nuestra vida. 

Con tal orden vivirás, 
Que si fueres mal querido 
No lo tengas merecido. 

Quien se apartare de vicios 

Y deleitoso vivir, 
Menos temerá el morir. 

Aunque es envidia perversa , 
Tiene bueno que el reposo 
Se lo quita al envidioso. 

Vive como si el morir 

En el mismo punto esperas, 

Y vivirás cuando mueras. 

Laus Deo.„ 

Estos Proverbios traen acotadas al 
margen las fuentes de donde han sido 
sacados. 

Los publiqué en el tomo vui de El 
Refranero general español. 

PROVERBIO.S LATINOS, traducidos 
en castellano, con Coment. (Ca- 
jón 12, núm. 13.) 

Así consta del Catálogo de la libre- 
ría de que da cuenta Gallardo en el 
artículo Gusntán (D. Gaspar de)^ 
tomo IV de su Ensayo^ cois. 1479 y si- 
guientes , adonde remitimos al curioso 
lector. 

Como podrá comprender éste, con 
tan escasas y reducidas noticias no 
nos es dado rastrear, ni por asomo, 
qué obra pueda ser ésta, y, por ende, 
si existirá su noticia en las páginas de 
esta nuestra Monografía, con lo cual 
holgaría el presente artículo. Lo cierto 
es que, con el sistema de catalogación 
bibliográfica empleado por los anti- 
guos, medrados estamos. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



297 



PROVERBIOS MORALES de Alonso 
de Barros. 

V. Phtlosophia cortesana mora- 
lizada. 



PROVERBIOS MORALES del Rabbi 
don Sem Tob. 

Copiado del Códice del Escorial ( iv, 
b. 2t) y del existente en la Biblioteca 
Nacional (Bb. 82), ha visto la luz pú- 
blica este precioso opúsculo ^n la Bi- 
blioteca de Autores Españoles de Ri- 
vadeneyra , tomT> que trata de los Poe- 
tas castellanos anteriores al siglo xv. 

Esta obrita, hecha en el siglo xiv y 
dirigida al rey don Pedro I de Castilla, 
ha sido comunmente conocida hasta 
ahora por el título de Consejos y Do- 
cumentos al rey don Pedro, La razón 
que ha asistido al editor de dicha Bi- 
blioteca para adjudicarle aquel título 
y nó éste, se funda en habérselo ya 
dado en su tiempo el célebre Marqués 
de Santillana al hacer grandes elogios 
de esta composición. 

Es digno de tenerse en cuenta la 
gran verdad que encierran aquellas 
estrofas en las que se sincera el Autor 
por haber presentado ejemplos y ense- 
ñanzas morales á pesar de la secta á 
que perteneciera, pues, como dice. 

Por nascer en espino 
La rrosa , yo no syento 
Que pierde, nin el buen vino 
Por salir del sarmiento. 
Nyn vale el a^or menos 
Porque en vil nido syga , 
Nin los enxenplos buenos 
Porque judíenlos diga. 

El refrán que usamos hoy para dar 
á entender que no todas las cosas con- 
vienen igualmente á todos, es debido 
á la segunda mitad de la redondilla 60 
de este curioso trabajo, donde dice: 



En lo que Lope gana 
Pelayo empobrece; 
Con lo que Sancho sana 
Domingo adolece. 

El total de las estrofas asciende á 686 
en el ejemplar del Escorial, del cual es 
trasunto la publicación hecha en la 
Biblioteca de A A, Españoles; el de la 
Nacional sólo consta de 627, pues este 
ejemplar, más bien que copia, es una 
pretensa explicación ó glosa á los Pro- 
verbios de El Judio de Carrióny más 
comunmente conocido por El Rabí 
don Santo, 

Esta interesante producción ha visto 
también la luz pública en el tomo iv de 
la Historia de la Literatura española 
por Ticknor, traducción de los señores 
Gayangos y Vedia, páginas 333 á 373. 

PROVERBIOS MORALES, Herá- 
clito de Alonso de Varros, con- 
cordados por el Maestro Barto- 
lomé Ximenez Patón. 

V. Philosophia cortesana morali- 
zada. 



PROVERBIOS MORALES, por Ma- 
nuel de Ocampo. 

Cítalos Nicolás Antonio. 

Publicado ya el tomo iii del Ensayo 
de Gallardo, leo, núm. 3.256, el si- 
guiente título: 

"Copia de una Carta moral, escrita 
por Manuel de Ocampo á un amigo 
suyo, dirigida al Excmo. Sr. D. Ra- 
miro Felipe de Guzmán, Señor de la 
casa de Guzmán, etc.— Con privilegio 
en Madrid, por Juan González, año 
1630. (B.-M 1.)— En 4.*^, 71 páginas do- 
bles. „ 

Sigo leyendo, y veo que por uno de 
los aprobantes se llama á esta obra 

¡ 1 Biblioteca de MedinaceU. 



Digitized by 



Google 



298 



PARtE SEGUNDA 



Discursos morales, imitacióií de los 
Proverbios de Salomón, al paso que 
otro la califica de Verdades sentencio- 
sas. Con el dictado de Máximas apun- 
ta Gallardo unas cuantas paremias de 
las contenidas en este libro, de cuyo 
ejemplar, que tuvo á la vista ^ sospe- 
cha esté falto. Todo esto, unido á que 
Antonio apunta separadamente y 
como si fueran obras distintas, entre 
otras de este ingenio madrileño , 

Proverbios morales; 
Una carta moral , Matriti, 1630; y 
Discursos sobre las acciones y eos 
lumbres del Hombre, 

y, á mayor abundamiento, no conocer 
yo semejante libro, me ha decidido á 
catalogarlo aquí bajo el título prein- 
serto. 

PROVERBIOS MORALES, y conse- 
ios christianos, mvy provecho 
sos para concierto y espejo de 
la vida, adornados de lugares y 
textos de las diuinas y humanas 
letras. &c. Por el doctor Christo- 
val Pérez de Herrera. Madrid, 
Luis Sánchez, 1618. 

Un vol., 4.^, 24 hoj. pr^jlims., 224 ho- 
jas foliadas. 

— Madrid. Herederos de Francisco 
del Hierro. (1733.)4.^ port., 11 hojas 
prelims., 360 págs., 4 hoj. de índice. 

— 1846. Madrid. Viuda de Jordán é 
Hijos. En el tomo iv de la Historia bi- 
bliográfica de la Medicina española^ 
por D. Antonio Fernández Morejón. 

— Madrid. Rivadeneyra. En el 
tomo n de los Poetas líricos de los si- 
glos XVI y XVUf Biblioteca de AA. 
españoles). 

Aunque algunos bibliógrafos presu- 
men que haya una edición de 1612 ó 
1613, puede asegurarse que ni una ni 
otra han existido jamás. 



El principio de estos Proverbios es: 

** 1. Todo es mudable en el mundo, 
Y vanidad sin cimiento. 

2. Y no es cumplido contento 
Tener en él mucha sobra. 

3. Ni hay perfección en la obra, 
. Donde falta la humildad. 

4. Ni camino de verdad 

Puede haber que no sea estrecho. 

5. Ni es prudencia, por despecho, 
Hacerse mal á sí mismo. 

6. Ni es poco infernal abismo 
El pecho del envidioso. 

7. Ni hay hombre tan Sin reposo 
Como el de mucha codicia. 

8. Ni administrará justicia 

El que mira el intSrés„, etc. 

Y el fin (aludiendo el texto al impe- 
rativo sigue J, de esta manera: 

"752. Al que se aparta y retira 

De lo que á Dios no es conforme. 

753. Al que antes que se informe 
Ninguna cosa condena. 

754. Al que de virtudes llena 
Tiene el alma de contino. 

755. Al que al pobre peregrino 
Agasaja y favorece. 

7;" 6. Al que jamás desfallece 
De io bueno que comienza. 

757. Al que aunque á los otros venza 
No se jacta ni engrandece. 

758. Al que en obras siempre crece 
Ejemplares y cristianas. 

759. Al que las cosas mundanas 
Aborrece con firmeza, 

Y pone su fortaleza 
En ganar las soberanas 
Que da la suprema Alteza „. 

Este docto médico parece que se 
propuso imitar el ejemplo de Alonso 
de Barros en sus Proverbios (V.); si 
así fué, no quedó, por cierto, á gran 
distancia del original. 

PROVERBIOS ó REFRANES. 

Con este título se registra una pe- 
queña colección por orden alfabético 
(págs. 182-191), y con el de 



Digitized by 



Google 



i 



CATALOGO 



299 



Espresiones metafóricas i modismos 
usados por los clásicos españoles ( 191- 
212). 

en una obrita de D. Ulpiano González 
(un vol. 8.**, Bogotá, imprenta de José 
A. Cualla, 1848), intitulada: 

Observaciones curiosas sobre Lengua 
castellana, ó sea Manual práctico de la 
Gramática de dicha lengua, 

PROVERBIOS, Refranes y Di- 
chos que se corresponden en am- 
bas lenguas. 

Hállanse en la Gramática francesa 
que conípuso para los españoles Don 
Pedro Nicolás Chantreau, de la cual 
existen numerosísimas ediciones desde 
el aflo de 1781 en que salió á luz por 
vez primera en Madrid, unas con el 
texto íntegro, y otras con algunas va- 
riantes y adiciones introducidas por 
sus múltiples reformadores, tales como 
Bordas, Dupuy, Hamoniére, etc. 

PROVERBIOS RURALES. 

En la página 180> artículo La Flo- 
resta Extremeña , prometimos inser- 
tar esta colección, que, copiada de di- 
cho semanario, es á la letra: 

PROVERBIOS RURALES. 

Generalmente estos proverbios, que 
corren de boca en boca entre los labra- 
dores, llaman poco la atención, No se 
deben, sin embargo^ desatender, y 
aconsejamos á nuestros lectores que 
tengan intereses agrícolas, que los lean, 
dándoles la importancia que merecen; 
porque, en general, son fruto de la ob- 
servación y de la experiencia. 

Hé aquí algunos: 

Enero. —Por San Vicente, helada ó co- 
rriente. 

El invierno empieza, ó se ha roto la 
cabeza. 



Febrero, —Lluvia de Febrero, el mejor 
estercolero. 

Si en Febrero caliente estás, por Pas- 
cua tiritarás. 

Febrero es el sólo mes más corto y 
menos cortés. 

Febrero debe llenarlos, y luego Marzo 
secarlos. 

Marzo. — Soplo de Marzo y lluvia de 
Abril, á Agosto y Setiembre los hacen 
reir. 

Cuando en Marzo hay nieblas. Mayo 
nieva ó hiela. 

En Marzo tronar, cosa es de extrañar. 

Abril, — Cuando Abril truena, noticia 
buena. 

Parra que nace en Abril, poco vino da 
al barril. 

Abril y Mayo hacen el año. 

Al Abril alabo, si no vuelve el rabo. 

Marzo ventoso, Abril lluvioso, hacen el 
año fecundo y gracioso. 

Abril llovedero llena granero. 

A helada de Abril hambre ha de seguir. 

Estación perezosa, nunca fué viciosa. 

Mayo, —Calor de Mayo, valor del año. 

Mayo frío, poco y tardío. 

Cuando Mayo va á mediar, debe el in- 
vierno acabar. 

En Abril mojada, en Mayo rociada. 

Junio, — Agua por San Juan , quita 
vino y no da pan. 

San Pedro lluvioso, treinta días peli- 
groso. 

Habas en flor, locos en vigor. 

Año de heno, año poco lleno. 

Junio brillante, año abundante. 

Julio. — En Julio, la hoz en el puñb. 

Por la Magdalena, la nuez llena. 

Si quieres buenos nabos, en Julio has 
de sembrarlos. 

Agosto, — Agosto, frío en rostro. 

Cuando llueve en Agosto, llueve miel 
y mosto. 

Lluvia en San Lorenzo , lluvia á buen 
tiempo. 

Setiembre, — Sauce florido madura el 
racimo. 

Por San Mateo, tanto veo como no 
veo. 

Mayo y Setiembre son dos hermanos: 
uno en invierno y otro en verano. 

Por San Miguel verás llover. 



Digitized by 



Google 



300 



PARTE SEGUNDA 



Octubre, — Corto en ramos, largo en 
caldos. 

Por San Simón y Judas se cogen las 
uvas. 

Por San Simón, una mosca vale un 
doblón. 

Noviembre. — Entre los Santos y Navi- 
dad, ni llover ni ventear. 

Por San Martino, bebe el buen vino; y 
deja el agua para el molino. 

Todo en Noviembre guardado, ó en tu 
casa ó enterrado. 

Diciembre, — En Navidad al balcón, 
en Pascua al tizón. 

Caliente Diciembre, caliente Enero, 
frío seguro tendrá Febrero. 

Quien toma el sol en Navidad, fuego en 
Pascua buscará. 

En Febrero busca la sombra el perro. 

Año en general. — Año de pitones, año 
de montones. 

Año de nieves, año de bienes. 

PROVERBIOS, Y Adagios Cas- 
tellanos. 

M. S. de mi propiedad, en 8.°, 36 hojs. 

Esta colección, en castellano y latín, 
redactada por orden alfabético, em- 
pieza así : 

«Abril , y Mayo llave de todo el año. 
Annus producit y non ager, 
A buen vocado buen grito. 
Lupinutnpotum,^ 



Y acaba : 



*Z. 



Zorra, que mucho tarda, caza aguarda. 
Hanc coqui, ac pistoris moram boni 
consulo, 
Zumbanme los oídos. 
Mihi dextera tinnit auris. 

Itnpositusfuit huius Fi- 

nis operis á me Domino 

loseph á Texada 

IV K,as Octobris 

An, Dom, M,D, 

CC,XXX,V, 

Esto es, año de 1738. 



PROVERBIOS (Colección de al- 
gunos) DE Salomón, explicados 
por el Amante de la R'eligion , y 
publica felicidad: Dados á luz 
por el Director del Diario de Va- 
lencia. En su misma Imprenta, 
Año de 1794. 

—Segunda Colección de, &c. 1795. 

Dos voL, 4.^ El I.'', de 57 págs.; y 
el 2.°, de 145, más dos hojas de índice. 

La causa que nos ha estimulado á 
dar cabida en nuestra Monografía á 
dicha Colección, se deducirá fácilmen- 
te de-la tercera de las cinco adverten- 
cias siguientes que establece el autor 
de esta rara y curiosa obra en su Mé- 
todo de proponer los Proverbios sa- 
grados, y en qué sentidos se llaman 
tales. Dice así: 

** Primero: Que para no fastidiar la 
nimia delicadeza de los que se cansan 
hasta de lo bueno, no seguiré el orden 
de materias, sino el de la Escritura co- 
menzando por los Proverbios de Salo- 
món, haciendo un texido de diversas 
flores. Lo segundo: Que procuraré la 
brevedad en las reflexiones de los Pro- 
verbios, para que cada uno pueda ade- 
lantar el discurso. Lo tercero: Que re- 
uniré al Proverbio glosado, algunos otros 
de la misma Escritura que tengan rela- 
ción entre si , y aun si me ocurre, ó viene 
bien se mezclarán los Proverbios ó Ada- 
gios Castellanos, que tengan alguna si- 
militud. Lo quarto: Daré lugar algunas 
veces á Frases enérgicas. Enigmas de la 
Escritura, y Parábolas del Evangelio. 
Lo quinto y último: Para que ningún 
Crítico, se canse en examinar si todas 
las Sentencias que propongo son ó no 
propiamente Parábolas, Adagios, Apó- 
logos, y otras doscientas cosas; procu- 
raré que sean conforme á esta definición 
de San Basilio: Proposición útil eon al- 
guna obscuridad , y mayor utilidad i. 



1 Sermo utilis , pro moderata cum obscuritatc 
edituSy multum quidem per se utilitatis coniincns. 
Sup. Prov. Salom. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



301 



Esta, deberá cubrir los defectos que se 
hallen en mi aplicación, la que deseo 
clara, sencilla, y acomodada para todos.„ 

De la detenida lectura que de dicha 
obra tengo hecha, entresaco los apun- 
tes siguientes : 

TOMO PRIMERO 

Hay varias especies de Proverbios. 
San Ambrosio ^ las reduce á cuatro. 
La 1.* consiste en Sentencias breves 
y fáciles de retener, pero agudas y de 
mucha utilidad. La 2.^ se pueden lla- 
mar Símbolos , como los de Pitágoras, 
que bajo una frase oscura contienen 
una verdad muy útil, como cuando se 
dice: - Cuando te asientas á la mesa de 
un príncipe atiende mucho lo que te 
presentan: en lo cual se da á entender 
la parsimonia y moderación : los He- 
breos proponían sus dogmas bajo de 
estos enigmas; y S. Cirilo nos dice que 
Pitágoras aprendió de nuestros libros 
este modo de hablar. La 3.^ se llama 
Parábolas, ó Semejanzas, de las cua- 
les pueden verse muchas en el cap. xxv 
de los Proverbios de Salomón. La 4.^ se 
dice con más propiedad Enigma, por 
ser más oscuro ¿¿u significado, y de 
esto se ven también varios ejemplos 
al cap. XXX de los Proverbios, y en 
otras partes. 

(Pág. 17.) Vé d casa de tu tía, mas nó 
cada día. 

A casa de tu }i€rmana una vez d la se- 
mana. * 

Al amigo y al caballo no cansallo, 

(Pág. 2.) Definición del Proverbio por 
S. Basilio : Proposición útil con alguna 
oscuridad y mayor utilidad. 

Proverbio de S. Efren. (Serm. Accet. 
ad Frat.) 



1 In Sinop. S. Script. cap. xiv. 

2 Prov. cap. xxin. Quando sederis ut comedas 
cum Principe, ébc. 



Después de la Hormiga, la Abeja, Esto 
es: Después de los trabajos entra el des 
canso. (Pag. 24.) 

(Pág. 29.) Todo amante es amenté 
decía un cómico. 

(45. ) Mala yerba nunca muere. 

El vaso malo no se quiebra. 

(46.) El que se hace pronto viejo, llega 
tarde á la vejes. (Séneca adLucilum). 
Mature fias senex, si diti vellis esse 
senex. ^ 

(54.) Mano sobre mano no será sin 
culpa el malo. 

(Prov. Salom. Cap. xi, v. 21.) 

Por más que la mona se vista de seda, 
mona se queda. 

Simia est simia etsi áurea habeat in- 
signia. (Pág. 56.) 



TOMO SEGUNDO 

(Pág. 9.) El falso testigo no quedará 
sin castigo. (Prov. cap. 19, vs. 5 y 6.) 

(Pág. 21.) Donde no hay bueyes lim- 
pio está el pesebre. (Prov. cap. 14, v. 4.) 

(Pág. 25.) Piensa mal y acertarás. 

Es más saber callar, que 



No todo lo que reluce es oro. 

Palabra á tiempo es muy 

Sermo oportunus est op- 



(Pág. 32.; 
hablar. 

(Pág. 35.) 

(Pág. 37.) 
buena. (Prov 
timus.) 

(Pág. 40.) Cobra buena fama, y échate 
á dormir. 

(Pág. 47.) Más vale varón sufrido, 
que fuerte. (Prov. cap. 16, v. 32.) 

(Pág. 48.) La gloria no es del que 
acomete, sino de quien vence. 

(Pág. 52.) Frater, quasi Fere alter. 
Amicus, quasi Alter ego. 

(Ibid.) El amigo leal^ calla lo que se 
le fia. 

(Eccles. cap. o, vs. 11, 14, y 15.) 

(Pág. 56.) Donde entra el sol también 
podré entrar yo. 

(Dicho de Federico II, rey de Prusia, 
cuando ponía sitio á una fortaleza que 
sus generales juzgaban inexpugnable.) 

(Pág. 61.) Aristóteles (7 Polític, ca- 
pítulo 7.) miraba en su tiempo como pro- 



Digitized by 



Google 




302 



PARTE SEGUNDA 



verbio que: Las iras y discordias entre 
hertnanos son las más amargas, 

A roso y velloso. (Pág. 63.) 

(Pág. 67.) Quien camina de priesa, 
tropieza, 

(Qui festinas est,pedibusoffendet. Pro- 
verbior., cap. ID, v. 2.) 

"De estas palabras trae su origen el 
adagio castellano: 

Quien mucho corre, pronto cae. Y 

Quien corre mucho, se para luego, ó 
llega tarde, r, 

(68. ) Diligencia contra pereza, 

(75.) De los escarmentados saien los 
avisados. 

El que no cree á su buena madre, cree 
después d su mala madrastra, 

(76.) Más vale una onza de paz que 
nna libra de victoria. 

Aquél es sabio, que calla primero, 

(89.) Si un pelo de mi barba supiere 
mis secretos, lo arrancara y quemara, 
(Dicho de Mohamet II.) 

Si mi camisa supiera mis ideas, me 
la quitara al pnnto, 

(Id. de D. Pedro III de Aragón.) 

No sepa tu mano izquierda lo que obra 
tu diestra, (J. C.) 

(97.) Lo mal adquirido^ pronto se di- 
sipa, 

(116.) Burla con daño no cumple un 
año, 

A las burlas, asi vé á ellas que no te 
salgan veras, 

A la burla dejadlacuando más agrada. 

Burla burlando vase el lobo al asno. 

( 125. ) El que se ensalza será humi- 
llado, y el que se humilla será ensal- 
zado, (^Luc. 14.) 

( 132. ) El OJO del amo engorda al ca- 
ballo. 

Los pies del señor fertilizan sus po- 
sesiones. 

La cerradura guarda la grosura. 

Quien guarda la higuera comerá su 
fruto, (Prov. 27. 18.) 

(143.) El que mucho aprieta saca 
sangre. 

No sabe mandar el que no sabe disi- 
mular. 
El que todo lo quiere, todo lo pierde. 



PROVERBIOS GLOSADOS (Colec- 
ción de), compuesta por K. O. 
Madrid: 1834. Imprenta de don 
Miguel de Burgos. 

Un vol. 8.°, 81 pags. y una hoja de 
Índice. 

Es uua coleccioncita de sólo 52 Pro- 
verbios acompañados de reflexiones 
morales escritas con excelente espíritu 
práctico. Según el Católogo de los li- 
bros del difunto M. G. Duplessis (8.*^ 
París, n/ 1090) es obra rara en Fran- 
cia, y no muy común en España, Yo 
poseo un ejemplar, único que he visto, 
del cual copio, como muestra del méri- 
to que encierra este librito, los tres nú- 
meros siguientes : 

' NüM. 22. 
No se puede hasta el fin cantar victoria. 

Por lo que muda la suerte 
Y nos enseña la historia, 
No es prudente hasta la muerte 
Gloriarse de la victoria. 

Madre amorosa, que con su pecho 
tierno nutre la criatura á que ha dado 
la vida con riesgo de la suya , contem- 
pla en ella logrado el fruto de su espe- 
ranza, y no percibe que, mudado su 
color, se altera su semblante, y que 
una ardiente fiebre la devora y la con- 
sume, convirtiendo así de un momento 
á otro en lágrimas de pena las que an- 
tes eran de placer, en suspiros de do- 
lor los que antes eran de gusto. La- 
bradí^r que con contento ve ya recogi- 
da la abundante cosecha que su dili- 
gencia le ha proporcionado , principia 
á conducirla á sus graneros; pero ho- 
rrorosa tempestad sobreviene ,, y un 
torrente de lluvia arrebata sus granos 
que, confundidos con el cieno del lago 
vecino, le privan de la posesión en que 
había consentido. Tales son los con- 
tratiempos de la vida , que un día rara 
vez se parece á otro , y que en uno 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



303 



mismo las horas se siguen variando 
las-situaciones. ¡ Dichoso el que vive 
preparado para el mal y sabe aprove 
char el bien, y sobre todo, sentirlo! 

NúM. 26. 
Ho mió, mio^ y lo tuyo de entrambos. 

Gastar lo propio y lo ajeno 
(Por cierto) no es caridad ; 
Mas quien no es escrupuloso 
Lo hace con facilidad. 

La inclinación al robo , es sin duda 
una de las más generales en el hombre. 
Todos roban , aun los que menos lo 
piensan, si de un modo ú otro aplican 
á su beneficio lo que no es suyo. Tan 
criminal es el ministro que concede ün 
destino por favor , como el que de esta 
manera lo recibe. ¿Quién no trata la 
administración de las cosas públicas 
como bienes de mostrencos? Por esto 
se observa generalmente que los bienes 
del Estado siempre rinden poco y se 
desmejoran, mientras se hacen ricos 
sus administradores. Pocas personas 
hay que se pongan en el lugar de los 
demás , para proceder bien respecto á 
sus semejantes. Dice el pobre : "aquél 
es rico^ y me debe mantener , „ sin ha- 
cerse cargo que también aquél era po- 
bre y con su industria se ha hecho rico. 
Otros pretenden igualarse con los que 
les preceden , sea en uno ú otro géne- 
ro , sin contar con que muchos más 
vienen detrás , y pueden querer lo 
mismo. 

NúM. 36. 

A Segura llevan preso. 

Dos y dos sólo son tres 
En las- cosas de contar , 
Y regla que en todos casos 
Es muy buena de aplicar. 

En los negocios de hacienda no basta 
ser un buen economista : es necesario 
atender más á sus circunstancias co- 
rrelativas que á su esencia. El parti- 



cular arregla sus gastos á sus rentas. 
El Estado sus rentas á los gastos. Los 
empréstitos para vivir son ruinosos; 
los préstamos para mejorar de condi- 
ción provechosos. La deuda de un par- 
ticular se regula por el capital : la de 
una nación por los intereses. La eco- 
mía es buena para los tiempos de cal- 
ma ; en las borrascas lo esencial es 
salvarse , y á esto se debe sacrificar 
todo. En el día la guerra se hace con 
tres cosas , dinero, dinero y dinero.^ 
Este curioso y raro opúsculo lo re- 
imprimí en el tomo vii del Refranero 
general español. 

PROVERBIOS (Colección de) ó 
Refranes , por Don Gonzalo Co- 
rrea. 

En la Historia de la Literatura Es- 
pañola por Ticknor , traducida por los 
señores Gayangos y Vedia, tomo 3.*^, 
(Madrid. Rivadeneyra, 1854) pág. 411, 
reclamo (11), leemos la especie que á 
continuación transcribimos : 

" Vargas Ponce " Declamación &c. „ 
Madrid, 1793, 4.^ — Apénd. p. 93. Un 
escritor anónimo de fi¿es del siglo pa- 
sado , al hablar de las colecciones de 
proverbios ó refranes, y principalmen- 
te de la formada por Iriarte , dice que 
la mayor y más completa es la de don 
Gonzalo Correa. Véase la " Defensa de 
Don Fermín Pérez, autor de la carta 
t!e Paracuellos,,, Madrid, 1790, 8.° 
P.30.„ 

PROVERBIOS VULGARES (Co- 
LECCIÓN MANUSCRITA de) por Juan 
de Spinosa. 

En el Prólogo con que está encabe- 
zada la obra Diálogo en laude de las 
mujeres, de este autor, redactado por 
un tal Jerónimo Serrano , leemos lo si- 
guiente: 



Digitized by 



Google 



^ 



304 



PARTE SEGUNDA 



" Ha scrito algxinas otras obras. En- 
tre las quales (allende de los Diálogos 
dichos), no es de poca importancia la 
que yo he visto de más de seis mil pro- 
verbios vulgares que ha recogido , y 
parte dellos compuesto (aunque no 
acabada de comentar, ni impresa, por 
la causa que en los postreros razona- 
mientos de la segunda parte del Mi- 
cracanthos se dice) obra cierto de ma- 
ravillosa doctrina y provecho y muy 
agradable (así como las otras) por la 
copia y diversidad de las materias, to- 
das ellas puramente aplicadas á la vir- 
tud.,. 

Si este trabajo merece realmente los 
elogios que el editor le prodiga, sería 
de desear que se hiciesen algunas ave- 
riguaciones en demanda de su parade- 
ro, dado caso que aún exista, para sa- 
carlo del polvo , y seguramente del ol- 
vido. 

PROVERBIOS (Los). Colección de 
diez y ocho láminas inventadas 
y grabadas al agua fuerte por 
don Francisco Goya. Publícala 
la Rl. Academia de Nobles Artes 
de S. Fernando. Madrid. 1864. 

Un vol. fol. apaisado. 

Hacia el aflo de 1810 se grabaron es- 
tos asuntos grotescos , debidos á la ele- 
vada inspiración de nuestro inmortal 
compatricio, sin portada, habiéndose 
hecho sumamente difícil el encontrar 
la colección completa, hasta que la 
Academia de S. Fernando los volvió á 
publicar el año de 64, como acabamos 
de consignar al reproducir el frontis 
de dicho libro. 

Acaso parecerá impertinente á algu- 
nos el haber dado cabida á esta obra 
puramente artística en nuestro traba- 
jo, por carecer cada uno de los asuntos 
de su respectiva declaración literal, y, 
en su consecuencia, sustraerse seme- 



jante producción á la jurisdicción de 
las Letras; pero al obrar así, tuvimos 
en cuenta que el estudio de los Refra- 
nes se extiende también á las Bellas 
Artes, compañeras inseparables de las 
Letras y de las Ciencias; y por tanto, 
todo aquello que pueda conducir á su 
desarrollo en el particular que nos ocu- 
pa , creemos no debe ser rechazado. 

PROVERBIOS (Los) morales he- 
cho por Alonso Guajardo Fa- 
jardo Cauallero Cordoues. Cór- 
doba, en casa de Gabriel Ramos 
Vejarano, L^)85, 8.^^. 

— París, en casa de Juan 
Foüet, 1614. 12." 

Esta última edición, que es la que he 
tenido á la vista, va unida á Im Dole- 
ría del Sueño del MundOy Comedia tra- 
tada por vía de Phílosoph, Moral. 
Consta la parte referente á nuestro 
asunto, de 51 hojas, con la foliatura 
sumamente equivocada. El fondo de 
este libro lo constituyen 279 cuartetas 
(nó 280 como aparece en el texto por 
causa de haberse saltado de la redon- 
dilla 44 á la 46), significativas de otros 
tantos Proverbios. Sirvan de muestra 
del mérito que asiste á este raro li- 
brito , las siguientes : 

LXIII. 

El valor y la firmeza 
No se conocen sin lucha. 
El alcaide cuando escucha 
Dar quiere la fortaleza. 

LXXl. 

Conténtese cada cual 
Con la suerte que le cabe. 
Y calle el que poco sabe. 
Que es mejor que hablar mal. 



1 Se^ri^n Nicolás Antonio. Según Gallardo, 1586 en 
la portada , y 1687 en el colofón , de 51 pAgs. doblea. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



305 



\ 



LXXXI. 

-Donde el soberbio se esfuerza 
Contrastarle es valentía, 

Y con esto se desvia 
La fuerza con otra fuerza. 

CLVI. 

Desde todos los estados 
Van caminos hasta el cielo, 

Y este es bastante consuelo 
A los que andan desterrados. 

Cincuenta de estos Proverbios fue- 
ron entresacados por César Oudin, y 
publicados al final de algunas de sus 1 
ediciones de los Refranes ó Prover- 
bios castellanos traducidos en lengua 
francesa, (V.) j 

He visto dos ediciones más de La ^ 
Dolería^ ambas impresas en Amberes, 
una en casa de la ^ Viuda y Herederos ¡ 
de Juan Steelsio, 1572, y la otra por ' 
Guslenio Jansens, 1595, ninguna de las 
cuales trae los Proverbios que mo- 
tivan el presente artículo. Brunet cita I 
otra edición, también de Amberes y j 
por Steelsio, 1579. El autor de esta co- 1 
media es Pedro Hurtado de la Vera. i 

PROVERBIOS (Los) y Refranes Í 
CASTELLANOS, una Exposicion: ! 
en fol. (L, 7.) | 

Así consta del Catálogo que se co- i 
pia en el tomo iv del Ensayo de Ga- j 
llardo, col, 1493. La circijnstancia de 
referirse esta obra á foan de MellOy 
y la de constar de una exposición^ nos 
hace sospechar será la misma de que 
hicimos mención bajo el título de Ada- 
gios castellanos (Siete Centurias de), 
páginas 60 y 61 . 

PROVERBOU Spagnol Froet e 
verzon Brezonnec gant M 

Un folleto de 12 págs. en 16.°, sin in- 
dicación alguna. 



Este opúsculo, sumamente raro, 
cuyo título significa "Refranes espa- 
ñoles traducidos en verso bretón por 

M „ contiene la traducción de 156 de 

nuestros refranes, y parece haber sido 
impreso á fines del siglo pasado, ó 
principios del actual. No tiene gran 
importancia ; pero al menos puede ser 
útil para el estudio de la lengua bre- 
tona, comparada en el terreno pare- 
miológico con la nuestra. 

PROVERBS CURRENT in the Pro- 
vinces of Spain, arranged in lo- 
cal alphabetical order, (Refra- 
nes peculiares á las Provincias 
de España, dispuestos por orden 
alfabético de localidades.) 

Citado en el Catalogue of the libra- 
ryofthe late Richard Heber , Esq,, 
Parte xi, número 16%. 

Es obra de D. Juan Iriarte, M. S. y 
extendida en papeletas separadas. 

PROVERBS CHIEFLY taken from 
the Adagia of Erasmus, with ex- 
planations, and further illustra- 
ted by corresponding examples 
from the Spanish, Italian, 
French , and English languages, 
by Robert Bland. London. 1814. 

2 vols. 8.*^ El 1.^, 17 págs. prelhns. y 
289 de texto; y el 2.^ 248. 

PROVERBS (A CoLLECTioN of 
Spanish), translated into latin 
verse. — Proverbs current in the 
Provinces of Spain , arranged in 
local alphabetical order. — An 
Account of the Authors who ha- 
ve coUected, and writen upon the 
Proverbs of Spain. 

En el Catálogo de la Biblioteca de 



\ 



V Digitized by 



Google 



306 



PARTE SEGUNDA 



sir Richard Heber , existen apuntados 
estos M. SS., originales de nuestro es- 
clarecido D. Juan de Iriarte, n.° 1696, 
tomo XI. 

Como vemos por el título arriba men- 
cionado, este M. S. consta de 3 obras, 
á saber : 

Colección de Refranes españoles tra- 
ducidos en verso latino. 

Refranes peculiares á las Provin- 
cias de España, dispuestos por órd^n 
alfabético de localidades; y 

Noticia de los Autores que han co- 
leccionado y escrito sobre los Refra- 
nes españoles. 

Es de presumir que ila 1.* de estas 
obras sea la que con el título de Re- 
franes castellanos traducidos en ver- 
so latino aparece en nuestro Catálo- 
go, y la última, la misma de que ha- 
cemos mención en dicl^o artículo, bajo 
el nombre de Biblioteca de Autores 
que han escrito de Refranes , con refe- 
rencia al Prólogo del Editor de las 
" Obras sueltas „ de nuestro laborioso 
cuanto erudito compatricio. Pero de lo 
que no teníamos noticia alguna, (por 
lo menos yo lo ignoraba), pues no se 
desprende de ninguno de los prelimi- 
nares que acompañan á aquella publi- 
cación, es, de que el constante desvelo 
y decidida afición de tan sabio filólogo 
hubiera abrazado también el tan vasto 
cuanto árido terreno indicado por la 
segunda de las obras de que consta el 
M. S. en cuestión. 

1 Lástima que aquellos varios caba- 
lleros amantes del ingenio y del mé- 
rito que en obsequio de la Literatura 
publicaran á sus expensas las " Obras 
sueltas de D. Juan de Iriarte,, en el 
aflo de 1774, no hubieran retrocedido 
ante el magnánimo pensamiento de 
darlas todas á luz , pues sobre haber 
ornado sus sienes con una corona in- 
marcesible, formada de todos los vo- 
tos de los repúblicos de las letras, no 



nos veríamos privados de la utilidad 
que, á no dudarlo, proporcionaría se- 
mejante trabajo, fruto de las privacio- 
nes , insomnios y sudores en mal hora 
derramados para que haya ido á parar 
á manos extrañas ! - 

Según cree Duplessis , estas obras y. 
la de que damos cuenta en nuestro ar- 
tículo i?^/ra«^s castellanos (Colección 
de), del mismo Iriarte, no han salido 
de Inglaterra al deshacerse la magiüfi- 
ca biblioteca de Heber. 

PROVERBS (A Few Spanish) 

ABOUT FrIARS. 

Coh este ^título por portada , y con 
la firma William Stirling por final, 
tengo á la vista un pliego doblado 
en 4.*, de ancho margen, escrito el 
texto en inglés y los ejemplos en cas- 
tellano, sin nombre de tipógrafo, lu- 
gar ni año de impresión, aunque des- 
de luego se echa de ver que es obra 
de nuestros días. Lo breve al par que 
curioso de su contenido, junto con lo 
nada conocido que es en nuestro sue- 
lo, me impele á transcribirlo aquí ín- 
tegro, traduciendo á nuestra lengua la 
parte inglesa en obsequio de aquéllos 
que no conozcan el idioma de Byron 
y de Sh'^ákspeare. 

Dice así : 

"* Unos cuantos refranes españoles 
acerca de los frailes. 

En un ejemplar de los " Refranes o 
Prouerbios en romance que nueua- 
mente coUigió y glossó el Comenda- 
dor Hernán Núñez „ (fol. Salaman- 
ca, 1555), existente en la biblioteca de 
lord Stuart de Rothesay vendido por 
Messrs. Sotheby, Mayo y Junio de 1855 
(Catalogue, pág. 189, núm. 2620, 21. 
15 s.) me he encontrado, en letra ma- 
nuscrita, al parecer del siglo xvi, con 
la siguiente enumeración, hecha por 
orden alfabético, de dichos Refranes. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



307 



Los Refranes de A son 1.047 



B. 
C 
D.. 
E.. 
F.. 
G.. 
H., 
I... 
L.. 
M. 
N.. 
O.. 
P.. 
Q.. 
R.. 
S.. 
T.. 
V.. 
X.. 
Y.. 
Z.. 



222 

500 

607 

901 

32 

81 

289 

_100 

648 

536 

568 

169 

454 

1.052 

89 

428 

303 

224 

7 

34 

8 



Son todos los Refranes 8.299 i 



El poseedor de esta obra tuvo asi- 
mismo la humorada de entresacar el 
número de refranes relativos á sacer- 
dotes y frailes, con cuyo motivo hace 
la siguiente observación: 



De tantos refranes de frailes , tan 
sólo dos les son favorables, 

A aquellos añadió los siguientes que 
no se le ocurrieron á Núftez : 

Si en ese portal oscuro 
No quiere entrar el jumento, 
Ponle un hábito de fraile, 
Y se colará al momento. 

Amigo de pleitos, poco dinero; 
Amigo de médicos, poca salud; 
Amigo de frailes, poca honra. 

Frailes sobrados, ojo alerta. 



1 En el M. S. qne copia M. Stirling > y que yo re- 
produzco aquí traducido, se halla equivocado el 
total, pues representa el guarismo de 8.3'il. — (Nota 
4el T.) ■ 



Tres géneros hay de frailes: unos? 
buenos buenos; otros, malos malos; otros, 
ni buenos ni malos. (Los buenos buenos 
son los canonizados; los malos malos, los 
que andan solos azotando calles; los ni 
buenos ni malos, los que están pintados.) 

Siempre , fray Fulano, estás 
Matándonos acá fuera; 
¡Quién en tu celda estuviera 
Para no verte jamás! i 

Frailes, vivir con ellos, y comer con 
ellos, y andar con ellos, y luego vénde- 
nos, que así hacen ellos. 

Dios os libre de hidalgo de dia, y de 
fraile de noche. 

WiUiam Stirling.j^ 

Hice esta traducción para El Re- 
franero general español, en cuyo 
tomo vm salió á luz. 



PROVERBS OF Spain (An Ac- 
count of the Authors who have 
coUected, andwriten upen the). 
(Noticia de los Autores que han 
coleccionado y escrito sobre los 
Refranes españoles.) 

Citado en el Catalogue of the libra- 
ry of the late Richard Heber^ Esq., 
Parte XI, núm. 16%. 

Es obra de D. Juan de Iríarte, M. S. 
y extendida en papeletas separadas. 

PROVERBS (A Polyglotof), com- 
prising French, Italian, Germán, 



1 '^Existe á este propósito una quintilla concebida 
en los siguientes términos: 

Don Asrelio Fierabrás 
El de la persona ex-casa. 
Que nunca en tu casa estás, 
I Quién estuviera en tu casa 
Para no verte jamás ! 

Aquello de la persona ex-casa por escasa , no pue- 
de ser más apropiado ni de más aipuda invención.,, 



Digitized by 



Google 



308 



PARTE SEGUNDA 



Dutch, Spanish, Portuguesa and 
Danish , with English transla- 
tions and a general index, by 
Henry George Bohn . London 
1857. 

Un vol. 8.°, 4 págs. prelims. 579 de 
texto. 



PROVERBS (CoLLECTioN OF Spa- 
nish), with a literal translation 
into English, for the use of those 
vvho are learning either langua- 
ge, edited by Walter Macgregor 
Logan* London, A. Seguin, 1830. 

Un vol. 12. ^^ de 71 págs. 

Recopilación de unos 500 Refranes 
españoles acompañados de su corres- 
pondiente versión literal en inglés, los 
cuales, colocados á la aventura unos 
en pos de otros sin método ni orden 
de ninguna especie, hacen por lo tanto 
sumamente difícil él hallar con pron- 
titud el refrán que se desee. 

PROVERBS (English) and prover- 
bial phrases coUected from the 
most authentic sources alphabe- 
tically arranged and annotated 
by W. Carew Harlit.— Paréceme 
Sancho , que no hay refrán que 
no sea verdadero , porque todos 
son sentencias sacadas de la mis- 
ma experiencia, madre de las 
ciencias todas. — Don Quijote. 
(Un escudo.) London. John Rus- 
sell Smith 36, Soho Square. 1869. 

Un vol., 4.^, 32 págs. prelms., inclu- 
so la port., y 505 de texto. 

Rica colección de Refranes ingleses 
que apunta, aunque contadas veces, 
la correspondencia de los mismos en 
otras lenguas. 



PROVERBS (National) in the 
principal languages of Europe. 
By Caroline Ward . London : 
John W. Parker. West Strand. 
M.CCC.XLIL 

Un vol., 8.°, port. , una hoja de pró- 
logo, 176 págs. 

PROVERBS (Old Spanish). 

Simple nomenclatura de Refranes 
españoles, traducidos al inglés, que 
ocupa cerca de diez columnas (pági- 
nas 735 á 741) de la obra intitulada 

Elegant Extracts, London, Riving- 
ton, 1824. 

Un vol. 8.° mayor. 

PROVERBS(SELECT),Italian, Spa- 
nish, French, English, Scotish, 
British, &c. Chiefly Moral. The 
Foreign Languages done into 
English. Volunt Prodesse. Ansae 
Sapienti datae, unde fiat Sapien- 
tior, Malo unde Bonus, Bono un- 
de Melior. Hints which may pos- 
sibles serve to make a Wise Man 
. yet Wiser, a Bad Man Good, 
and a Good Man Better. London, 
Printedby J. H. for Philip Monck- 
ton at the Star in St.- PauFs 
Church-yard. M.DCCVII. 

Un vol. 8.^ 8 boj. prelims. (la 1.* en 
blanco), 126 págs. y una hoja al fin de 
los libros impresos en la misma casa. 

Los Refranes españoles (Spanish 
Proverhs), recogidos en esta colección 
ocupan las páginas 45 á 80, llevando, 
como los de 14^ demás lenguas, la 
traducción inglesa interlineal. 

"PRVDENCIA DE CoNFESSORES en 
orden a la Comvnion qvotidiana: 
al Santissimo, y venerable Sacra- 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



309 



mentó del Altar, vida de las al- 
mas, &c. Por el Padre Fray Mel- 
chior de los Reyes, Comendador 
del Conuento de Descalzos de 
nuestra Señora de la Merced 
Redención de Captiuos, de la 
villa de Rota. (Escudlp del Orden 
de la Merced.) Año 1630. Impres- 
so con licencia en Cádiz, Por 
Vicente Aluarez. 

4.** 4 hoj. prelims., 126 páginas. 
Abunda en sentencias espirituales. 

PUBLICACIÓN DE UN BANDO , en 
que la Sabiduría manda refor- 
mar en estos tiempos algunos 
refranes. 

Así intitula Capmany en su Teatro 
histór ico-crítico este trabajo del Padre 
Baltasar Gracian (tomo v, pág. 252), 
de que ya hemos dado cuenta en nues- 
tro artículo Criticón (El). 

PUENTE (El) de barcas y Venta 
de San Pelayo. Pronostico diario 
de quartos de luna , con los su- 
cessos Elementares, Áulicos y 
Políticos de la Europa , para el 
año de 1763. Por el pequeño Pis- 
cator de Salamanca el Doctor 
Don Isidoro Ortiz Gallardo de 
Villarroél, del Gremio, y Claus- 
tro de esta Universidad, y su Ca- 



thedratico de Mathematicas, &c. | 
Madrid, por Andrés Ortega. 1762. 

8.°, retrato del Autor. 

Trae algunos refranes diseminados 
por las poesías de que abimda, y espe- 
cialmente seguidillas. 

PUNTOS PARA todo: que tomados 
de memoria sirven de desperta- 
dor , y norma para bien obrar. 

Encuéntrase esta coleccioncita de 
adagios místicos en la obra intitulada: 
Nuevo Manojito de Flores ^ etc. (V.), 
á continuación de otra tiramira, cuyo 
título ts: Espejo y Doctrina de la vida 
humana. 

Comienza así: 



"I. El pensamiento ha de ser 
Alto , tímido , devoto. 



I 



* 



Pon en Dios tu pasamiento 
Sirviéndole con temor, 
Y ámale con fino, amor. „ 

Y termina: 

"XV. El tiempo se ha de ocupar 
En leer, orar y obrar. 



* * 



Si vivir alegre, y el tiempo 
Gastar pretendes sin sobra, 
Ora, lee, medita, ú obra. „ 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Google 



Q 



QUATROCIETAS (Las) Respues- 
tas a otras tatas preguntas , que 
el yllustrissimo señor do Fadri- 
que enrriquez: Almirante d 'Cas- 
tilla y otras personas en diuer- 
sas vezes embiaro a preguntar 
al auctor , q no quiso ser nobra- 
do, mas de quato era frayle 
menor, co quinientos prouerbios 
de cosejos y auisos, por manera 
de letanía. Dirigido á los yllus- 
trissimos señores don Luys en- 
rriquez Almirate d' Castilla, y 
doña Ana de cabrera, duquesa 
de Medina su muger, condes de 
Módica, &c. Anno M.D.XLV. 

Al fin: 

A gloria y alababa de nuestro señor 
jesuchristo \ y de la siempre virgen ma- 
rta su gloriosa madre \ Fenesce el pre- 
sente libro llamado Las quatrocientas 
respuestas y letanía Impresso en la muy 
noble y felice villa de Valladolid ( Pin- 
cia otro tiempo llamada) cerca, de las 
escuelas m ayores, A costa j industria 
de Francisco fernandez de cordouaym- 
pressor y de Francisco de alf aro plate- 



ro. Acabóse a los ocho días del m es de 
Julio I año d*l nascimiento de nro redép- 
/or jesu christo de M.D.XLV. Años. Con 
Priuilegio Cesáreo. 

Un vol. , fól. , let. gót. , á dos colum- 
nas. Port. á dos tintas con un gran es- 
cudo de armas, bajo del cuál se lee el 
título anterior; 9 hoj, prelims. , 203 pá- 
ginas dobles, signat. sin reclamos. 

Esta es la primera edición, aunque 
D. Adolfo de Castro diga en su Bucea- 
pie, que lo fué el año de 1543 en Zara- 
goza. También se equivocó Nicolás 
Antonio , al decir que lo fué en Madrid 
por Francisco Fernández de Córdoba, 
en el de 1545. 

—1545. Zaragoza. Diego Hernández. 
Fol., let. gót., port., una hoja prelim., 
143 págs. dobles, 3 hoj. de Tabla. 

—Zaragoza. Jorge Cocí. FóL, letra 
gótica, port. , 7 hoj. prelims., 122 pá- 
ginas dobles, 7 al fin de Tabla. (No 
cita esta edición Borno en su opúsculo 
La Imprenta en Zaragoza; la ante- 
rior , sí.) 

— ( Entre 1545 y 1550.) Ambéres. Mar- 
tin Nuncio. 2 vols., 12.*^, del cual sólo 
poseyó y llegó á ver Salva el 1.° 

—1550. Valladolid. Francisco Fer- 



Digitized by 



Google 



312 



PARTE SEGUNDA 



nández de Córdoba. FóL, let. gót., 182 
páginas dobles. Esta edición fué co- 
rregida y aumentada por su autor 
con Cien glosas ó deelaciones á cien 
respuestas que parecía haberlas me- 
nester. 

La Segvnda parte de las Quatro' 
cientas Respuestas ^ salió á luz en Va" 
lladolid por el citado Fernández de 
Córdoba, en 1552, única edición que 
de ella existe. La 3.* parte, prometida 
por el autor , no llegó á publicarse. 

De los Quinientos Proverbios se hizo 
reimpresión en el Apéndice á la colec- 
ción de Refranes (Madrid, Justo Sán- 
chez, 1806, 8.°); y yo los he reprodu- 
cido últimamente (1876) en el vii tomo 
de El Refranero general español. 

El antor de esta obra fué Fray Luis 
de Escobar , religioso franciscano. 

La sección de la 1.^ Parte corres- 
pondiente á nuestro objeto , y con la 
que termina este volumen, empieza 
por el Prologo del autor de las qua- 
trocientas respuestas, &c.,^w la Le- 
tanía presente de quinientos prover- 
bios y auisos. Acabado éste, sigue la 
Invocación y otro Prólogo , ambas 
composiciones expresadas en 2 octa- 
vas cada una, y por último los 500 
Proverbios encabezados con el título 
de Comienfa la obra sobre Miserere 
nobis , de esta manera : 

«I. 

d Dios eterno poderoso 
vnico dios y señor 
padre nuestro criador 
justiciero y piadoso 
miserere nobis „ 



Y acaba: 



*dfin. 



U De tener mala consciencia 
de creer algún error 
de offender a ti señor 
de morir sin penitencia 
libera nos Domine. 



CSon quinientos por todos en esta le- 
tanía los prouerbios. Laus deo. „ 

El P. Escobar, gran conocedor del 
mundo, moja su pluma en la sátira, y 
derrama los rasgos más mortíferos 
sobre todas las clases de la sociedad, 
sin distinción de ningún género en esta 
Letanía, 

Todas las ediciones susodichas son 
sumamente apreciables y bastante 
raras. 

QUINIENTAS (Las) Apotegmas 
de D. Luis Rufo, hijo de D. Juan 
Rufo, jurado de Córdoba, diri- 
gidas al Príncipe nuestro señor. 
(Siglo X vil).— Ahora por primera 
vez publicadas. — Madrid. Im- 
prenta de Alejandro Gómez 
Fuentenebro , Bordadores , 10. 
1882. 

8.^, XXXII— 156 páginas, y una hoja 
con el colofón siguiente : 

Acabase de imprimir este libro á 
diez días andados del mes 

de febrero 
de MDCCCLXXXIIaños, 

por industria 

de A, Gómez Fuentenebro, 

y á costa del Pbro, 

D, José María 

Sbarbi. 

A la vuelta de dicha última hoja se 
estampa el escudete en madera que se 
mandó grabar expresamente para la 
tirada que de El Refranero general 
español hizo dicha casa. 

En el prólogo que compuse para la 
publicación de esta obra en El Averi- 
guador Universal, y cuyos moldes con- 
servé para hacer esta tirada aparte de 
sólo 500 ejemplares, doy cuenta de los 
términos en que á mi poder llegó dicho 
original. Ahora debo añadir como, 
pocas semanas después de publicado 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



313 



este manuscrito, adquirí un duplicado, 
de la misma procedencia, el cual toda- 
vía resulta más incompleto, por cuan- 
to solamente alcanza á una mitad de 
los dichos Apotegmas; en cambio, trae 
los del padre de nuestro D. Luis, por 
lo que sospecho que el anuncio que se 
puso en el Catálogo á que aludo en mi 
susodicho Prólogo, se hizo por el ejem- 
plar que adquirí en la segunda compra, 
y nó por el de la primera. Como quie- 
ra, entre uno y otro de dichos manus- 
critos existen algunas que otras va- 
riantes , aunque nó de importancia , y 
de todos modos hubiérame holgado 
mucho en haber tenido ambos á la 
vista cuando hice la mencionada pu- 
blicación, porque, algo dudosa la letra 
en tal cual pasaje, hubieran podido 
auxiliarse mutuamente en orden á su 
debida y más escrupulosa interpre- 
tación. 

Hechas estas aclaraciones, no lle- 
vará á mal el lector que inserte aquí 
mi referido prólogo , ya que se trata 
de una joya literaria de nuestro suelo 
hasta ahora de todo punto descono- 
cida , de igual manera poco conocido 
es su ilustre autor. Digo así , pues : 

ADVERTENCIA 
I 

Cuando en el año de 1880 adquirí el 
precioso M. S. de Luis Rufo que sale 
ahora á luz , ni el librero que lo anun- 
ciaba supo lo que se vendía, ni yo 
supe lo que me compraba. En efecto: 
figuraba en el Catálogo mensual de 
las obras de lance antiguas y moder- 
nas que se hallan de venta en la libre- 
ría de Juan Rodrigues , calle del Oli- 
vo, números 6 y 8, Madrid (Septiem- 
bre de 1876, pág. 13), un artículo del 
tenor y escritura siguiente : 

" Apotegmas,— Leis seiscientas apo- 
tegmas de Juan Rufo, Jurado de Cór- 
dova, Cronista del Sr. D. Juan de 



Austria : con otras quinientas de Don 
Luis Rufo su hijo; Manuscrito; un vo- 
lumen, 4.° pergamino (1600 ) 60 rea- 
les. „ 

Difícil se me hacía de creer que en 
tan reducido volumen como el que 
tenía á la vista pudieran caber los 600 
apotegmas del padre y los 500 del hijo, 
mayormente al ver que el libro apa- 
rentaba no estar concluido, siendo el 
guarismo 433 el asignado al último ar- 
tículo. Por otra parte, no era asunto 
fácil presumir á primera vista qué es 
lo que eiícerraba en realidad el volu- 
men , ya por lo poco legible de su con- 
tenido en las más de las páginas, á 
cauáa de lo blanquecino de la tinta; ya 
por comenzar con dos sonetos, encabe- 
zado el primero A la Aust riada que 
en octava rima compuso Joan Rujo 
jurado de Córdoba, y el segimdo Al 
mismo Joan Rujo de D, L. Góngora, 
ora por leerse en el lomo del libro, 
encuadernado en pergamino, en letra 
bien clara de la época (primera mitad 
del siglo xvu): Rufo jurado de Cór- 
doba; ora, últimamente, en atención 
á comenzar los Apotegmas (hoja 3, 
vuelto) sin portada, encabezamiento, 
ni título de ninguna especie. Algo, y 
^ aun algos , me chocaba la disposición 
tan estrafalaria en que se hallaba re- 
dactado el tal M. S., máxime al adver- 
tir que, después del apotegma 96, 
comienza la hoja siguiente con este 
encabezamiento : Las seiscientas apo- 
tegmas de Juan Rufo Jurado de Cor- 
doua Cronista del señor D, Juan de 
Austria y estas son otras quinientas 
de D. Luis Rufo su hixo, la cual hoja 
repite á la letra los tres primeros apo- 
tegmas , continuando la inmediata con 
el núm. 97. Era cosa de desesperar al 
bibliófilo menos furibundo el ver se- 
mejante baturrillo : así es que, imitan- 
do al jugador de lotería, que tanto se 
expone á perder como á ganar, com- 
pré en seguida el citado M. S., corrien- 

40 



Digitized by 



Google 



314 



PARTE SEGUNDA 



do el albur de llevar á mi casa, ó bien 
nada, ó bien algo. Afortunadamente 
sucedió esto último. 

Pero á todo esto, ¿quién era Luis 
Rufo, y qué quinientas son estas 
otras....? 

Vamos á verlo. 



U 



Si el lector ha parado mientes en la 
pregunta 388 de El Averiguador Uni- 
versal, y tiene buena memoria, re- 
cordará que á la pág. 210 (tortio ii), de- 
seando yo dilatar mis conocimientos 
acerca del particular, apuntaba, entre 
otros, los siguientes datos: ^ 

— " Los traductores de Tiknor, t. m, 
pág. 498, hablan de otra obra de Juan 
Rufo, ó séase el padre de nuestro 
Luis, intitulada Las Trescientas, cuyo 
asunto dicen ser análogo al de Las 
Seiscientas , y que supongo no se ha- 
brá impreso, pues no citan dichos se- 
ñores ninguna edición de ella. 

Ahora bien: deseo saber los extre- 
mos siguientes : 

1.° ¿Será la obra de Luis Rufo Las 
Quinientas , la intitulada Las Tres- 
cientas que atribuyen á su padre Juan 
los traductores de Ticknor? 

2.° ¿Existe algún otro M. S. igual al 
mío, en España, ó eu el extranjero, en 
biblioteca pública ó en poder de al- 
gún particular? porque no creo que 
haya llegado á imprimirse. 

3.^ ¿Se me podrían comunicar algu- 
nos datos referentes á la vida de Luís 
Rufo? Todo lo que de él ha llegado á 
mi noticia, se reduce á lo siguiente^ 
que copio de la obra del licenciado don 
Luís María Ramírez y de las Casas- 
Deza, intitulada Hijos ilustres, Es- 
critores y Profesores de las Bellas 
Artes de la Provincia de Córdoba, M. S. 
que para en la Biblioteca Nacional de 
Madrid, el cual dice así á nuestro pro- 
pósito : 



"Rufo (Luis). Fué hijo del insigne 
jurado de Córdoba Juan Rufo Gutié- 
rrez, y nació en esta ciudad en 1581. 
Las noticias que de él tenemos nos las 
ha trasmitido el doQtor Enrique Vaca 
de Alfaro , el cual dice que se dedicó á 
la Pintura, y que fué á Roma , donde 
compitió con Miguel Ángel Caravagio, 
al que venció en público certamen, ga- 
nando crédito y cierto premio pecu- 
niario. El cuadro que pintó para esto, 
que era una cabeza y medio cuerpo de 
gran rumbo y capricho , estuvo colo- 
cado en la Iglesia parroquial de San 
Pedro , y no se sabe dónde para, ó si 
se destruyó con el tiempo y el des- 
cuido. Parece muy extraño que ha- 
biendo sobresalido tanto en la pintura, 
como según lo expuesio parece, ó ya 
siendo profesor , ó ya simplemente 
ahcionado , no hayamos encontrado 
de él más memoria que ésta. Fué alto 
de cuerpo, enjuto de carnes, muy elo- 
cuente , y hacía buenos versos. Casó, 
y parece fué poco feliz en su matrimo- 
nio , pues se divorció de su mujer. Vi- 
vía en la calle de la puerta Nueva , y 
murió en 18 de marzo de 1653 , á los 
72 años de edad , y fué sepultado en la 
parroquia de San Pedro debajo de la 
pila del agua bendita próxima á la 
puerta del Norte. Testó ante Juan de 
Jerez, de 1650 á 1653. „ 

A esta pregunta nadie dio contesta- 
ción alguna, por lo que, pasado cierto 
tiempo , me dirigí en carta particular 
á algunos cordobeses más ó menos 
ilustrados , contestándome tan sólo 
uno , el señor D. Francisco Trasoba- 
res , quien , con fecha 10 de Marzo de 
1881 , me dijo, por lo que al asunto 
atañe, lo siguiente : 

" Con el natural deseo de complacer- 
le, y con el de ver si era posible am- 
pliar los datos que acerca de la vida 
de Luís Rufo ha consignado el erudito 
D. Luís M.^ Ramírez y de las Casas- 
Deza en el M. S. que se conserva en la 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



315 



Biblioteca Nacional, he revuelto al- 
gunos empolvados volúmenes del Ar- 
chivo Mxmicipal de esta ciudad y con- 
sultado con varios amigos aficionados 
á la Bibliografía ; pero después de to- 
* dos estos esfuerzos infructuosos he 
llegado á convencerme de que no es 
fácil tarea la que me había impuesto, 
dado que aquel trabajo ha condensado 
los únicos antecedentes que esparci- 
dos existen en esta fuente histórica 
local. 

«Consiguiente, pues, á esta excur- 
sión realizada, empleando para ello los 
días y las horas que mis muchas ocu- 
paciones me han dejado libres en ocho 
meses, puedo asegurar á V. que no 
resulta que nadie halla hablado de las 
Trescientas de Juan Rufo antes ni 
después de los ilustrados traductores 
del Ticknor, y como estos señores no 
indican en sus notas de dónde tomaron 
el conocimiento , que no sólo no es fá- 
cil comprobar su dicho , sino que es 
lógico deducir que han podido confun- 
dir las especies , y hacer del padre la 
obra del hijo. 

„No seré yo, pues , el que afirme ni 
niegue que ha podido tener lugar este 
cambio de nombres ó error de concep- 
to ; pero sí afirmaré que no se tiene 
noticia alguna de esta obra del jurado 
Juan Rufo , mientras que en algunos 
pasajes de otros manuscritos antiguos 
se leen referencias de las Quinientas 
de Luís. 

„Sin embargo, tampoco hay nadie 
por aquí que haya visto ejempl2u* algu- 
no de ellas No pudiendo hacerle 

^ otras indicaciones sobre el particular, 
si fuese el ejemplar que V. tiene el que 
animció Rodríguez, es bien seguro que 
debe de ser soÍo.„ 

ra 

Dada esta explicación, por lo que 
respecta al autor y á lo desconocido de 
la obra que nos ocupa (que de su méri- 



to literario cumple juzgar al más en- 
tendido lector), vengamos á tratar ya 
de la parte material de este libro, y del 
plan que he adoptado al darlo ahora 
á luz. 

Forma éste un volumen en 4,^ de 76 
hojas escritas y 4 en blanco, sin contar 
las guardas, de letra y encuademación 
de la época, cuya escritura, según va 
dicho, es blanquinosa en su mayor 
parte. No se cifra el desarreglo en su 
redacción á lo que expuesto queda, 
sino que se observa cierta falta de re- 
gularidad inexplicable por lo que toca 
á la numeración correlativa de los 
apotegmas de que se compone esta 
obrita, pues hay ocasiones en que se 
repite un mismo guarismo, otras en 
que se salta considerablemente el or- 
den debido, y otras, por último, en que 
deja de numerarse el apotegma, haSta 
el punto de englobarse dos en un solo 
párrafo. Tal irregularidad nos ha dado 
mucho que hacer respecto á numerar 
cuan fielmente nos ha sido posible el 
contigente de los articulitos que cons- 
tituyen esta preciosa y rarísima pro- 
ducción; así se explica que, mientras 
el M. S. arroja de sí á la vista tan sólo 
433 apotegmas) según la numeración 
con que termina, hayamos sacado nos- 
otros 454*, aunque equivocándonos en 
una unidad , pues deben ser 455, aten- 
to á haber hecho por distracción un 
apotegma de dos distintos. Ahora 
bien: ¿no llegó Luis Rufo á llenar el 
cupo de los 500 apotegmas que recla- 
ma el título de su obra? ¿Es copia, y 
nó original , el ejemplar de mi propie- 
dad que ya queda descrito? ¿Le faltan 
á éste, por ventura, algunas hojas com- 
prensivas de los 45 artículos restantes 
para redondear el número de quinien- 
tos? Tocante á las dos primeras pre- 
guntas, de las tres que acabo de for- 
mular^ nada me atrevo á contestar; 
pero, respecto de la tercera, diré que 
el apotegma último del M. S., ó sea el 



Digitized by 



Google 



316 



PARTE SEGUNDA 



numerado con el guarismo 433, termi- 
na á la mitad justa de una. pagina, 
quedando lo demás de ella completa- 
mente en blanco, á la cual siguen in- 
mediatamente tres hojas más en blan- 
co también; sin contar la de guarda; 
bien es verdad que al principio del 
libro existe, entre la hoja comprensiva 
de los dos sonetos indicados , y el nú- 
mero 1.° de los Apotegmas, que, como 
queda dicho, comienzan á la hoja 3 
vuelto, otra asimismo en blanco. Ade- 
más de esto, fuerza es tener en cuenta 
que, aun cuando Juan Rufo intituló su 
obra Las Seiscientas^ excede con mu- 
cho el total de estas á lo que declara el 
título, pues pasan de 700; tal vez pecó 
t\ padre en este particular por carta de 
más, y el hijo por carta de menos. 

Tocante á la ortografía con que sale 
áluz este curioso y desconocido opúscu- 
lo, debo decir que me he apartado de 
la que se emplea en el original, comun- 
mente viciosa, pues creo que á nada 
conduce conservar están por es tan^ 
hixo por hijo, Cordoua por Córdoba^ 
vno por uno, etc., no tratándose, como 
no se trata aquí, de ningún monumen- 
to artístico-literario, cuya naturaleza 
conviene sea trasladada en cuerpo y 
alma, ó séase con todos sus pelos y se- 
ñales, á la posteridad; sin embargo, 
deseoso de no desfigurar, en lo posible, 
la fisonomía del original, lo he respe- 
tado en aquellos pasajes en que, á mi 
ver, hay error de concepto, si bien in- 
cluyendo dentro de paréntesis en letra 
cursiva aquello que de seguro falta en 
el original, tal vez por precipitación al 
escribirlo. Asimismo he apelado á 
igual expediente al tratarse de susti- 
tuir, V. g., ün régimen por otro, por 
no convenir en esta ocasión el uso an- 
tiguo con el moderno, pero añadiendo 
éste á aquél, así como he empleado 
idéntico procedimiento en algunas oca- 
siones, con el fin de aclarar alguna pa- 
labra, ó construcción, menos conocida 



ó inteligible á la capacidad de algunos 
lectores, ya por anticuada, bien por 
ser idiomática, ó tal vez por creerla yo 
impropiamente usada: de esa manera 
queda á salvo la integridad del M. S., 
recayendo en todo caso la responsabi- 
lidad sobre mí, por haber querido asu- 
mir el difícil, árido, espinoso, ingrato 
y comprometido papel de comentador". 
De todos modos , Las Quinientas 
Apotegmas de D, Luis Rufo, sobre 
ser una obra deleitable y de común 
aprovechamiento, es un modelo de len- 
guaje, por lo que se hace acreedora á 
gran estima, y digna de figurar entre 
las autoridades más distinguidas de la 
lengua castellana. 

IV 

Réstanos ya tan sólo hacemos cargo 
de la época en que aproximadamente 
escribiría Luis Rufo la obrita que nos 
ocupa. 

Ésta, como se ve, va dirigida al 
Principe nuestro señor, el cual no 
podía ser otro que Baltasar Carlos, 
nacido en Madrid á 17 de Octubre 
de 1629, y muerto en Zaragoza el 9 de 
igual mes, y año de 1646. Y digo que 
no podía ser otro, porque se llama á 
Filiberto (Duque de Saboya y primo 
de Felipe IV) tío suyo ; y cuando mu- 
rió Luis Rufo, que fué á principios 
de 1653, como dicho queda, no había 
tenido Felipe IV más hijo que Balta- 
sar Carlos. Por otra parte, se habla en 
el apotegma 1.^ del Príncipe Filiberto 
como ya difunto, valiéndose el autor 
de la elocuente frase que aliara es án- 
gel y entonces ¡o parecía; y con efec- 
to, este Príncipe hubo de pasar á me- 
jor vida en el año de 1624, ó séase 
cinco antes de haber nacido el tierno 
regio vastago á quien se dedica este 
trabajo. 

Sentados tales datos, figúraseme 
que una obra de esta naturaleza no 



Digitized by 



Google 




CATALOGO 



317 



había de ser dedicada á un niño de tan 
corta edad, que no la entendiera; y 
habiendo vivido cerca de diez y siete 
aftos el Príncipe Baltasar Carlos, se 
hace presumible que en los últimos 
de la malograda existencia de éste la 
compusiera su autor. No se me oculta 
que el espíritu de la vil y baja adula- 
ción ha llevado á algunos hombres al 
ridículo extremo de dedicar alguna vez 
este ó aquel parto de su inteligencia á 
personajes recién nacidos, que no por 
ser de noble estirpe habían de enten- 
derlos antes de ser iluminada su mente 
por la antorcha de la razón * ; pero 
dado el carácter que debía de impe- 
rar en Luis Rufo, (á juzgar por lo que 
de sí arroja la lectura de sus Apoteg- 
mas, única obra que de él ha llegado 
á nuestra noticia hasta el día de hoy), 
no cabe pensar que descendiera á tan 
extravagante lisonja; parece, pues, lo 
más probable que escribiera esta obri- 
ta por los aflos de 1640 al 46, si ya no 
es que la estaba preparando cuando 
ocurrió el fallecimiento del Príncipe á 
quien la dedicaba, de cuyas resultas 
hubiera de quedar incompleta. A la 
verdad, mientras datos más fijos y po- 
sitivos no vengan á despejar esta in- 
cógnita, todo es permitido en el terre- 
no de las presunciones 



QUIX0TE DE LA Mancha (El in- 
genioso HIDALGO Don). 

] Nada debe llamarnos la atención acerca de lo 
qne puede el espíritu de la rastrera lisonja en algu- 
nas almas ruines, cuando recordamos que el poeta 
Antón de Montoro le dÁrig\6 á la Reina Isabel I esta 
cínica composición : 



'*' Alta Reina soberana , 
Si fuer ad es antes Vos 
ue la Fija de santa Ana, 
e Vos el Fijo de Dios 
Rescibiera carne humana. , 



8; 



La riqueza en que esta obra-modelo 
abunda en Refranes y Máximas, y los 
diversos tratados á que bajo este as- 
pecto ha dado lugar, nos impulsan á 
conceder aquí un puesto eminente á la 
crónica del Héroe Manchego. 

Siendo tantas las ediciones que de 
esta obra se han hecho , así en el pa- 
trio como en el extraño suelo ^ y ha- 
biendo sido ya dadas á conocer á los 
cervantófilos por Navarrete, Moran, 
etcétera, remitimos al curioso lector 
que quiera satisfacer su sed devora- 
dora, á dichas fuentes. 

QUIXOTE DE LA MANCHA (Segvn- 
do tomo del ingenioso hidalgo 
Don), que contiene su tercera 
salida : y es la quinta parte de 
sus auenturas. Compuesto por 
el Licenciado Alonso Fernandez 
de Auellalieda, natural de la Vi- 
lla de Tor desillas. Al alcalde, 
Regidores y hidalgos de la noble 
villa del Argamesilla , patria fe- 
liz del hidalgo Cauallero don 
Quixote de la Mancha. Con Li- 
' cencía, En Tarragona, en casa 
de Felipe Roberto , Año 1614. 

Un vol. 8.^ 

Se reimprimió en Madrid, 1732, en 4.^ 

-Madrid, 1805. 2 vols. 8.^ 

— Bibliot. de A A. Españoles de Ri- 
vadeneyra, tomo xvm, 1851. 

El supuesto Avellaneda pone en boca 
de su Sancho , á imitación del de Cer- 
vantes , no pocos Refranes. 

Digan lo que quieran los panegiris- 
tas de semejante producción, de mí sé 
decir que es libro que se me cae de las 
manos. 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Google 



R 



RAZONES DE ESTADO DE PERFEC- 
CIÓN para el perfecto estado de 
la razón. 

Título con que se encabeza una co- 
piosa serie de máximas y sentencias 
espirituales inserta en la obra del car- 
melita valenciano Fr. Ambrosio Roca, 
y la cual lleva por título Lus del alma 
para la hora de la muerte , de la que 
existen numerosas ediciones en el si- 
glo XVII, en que floreció su autor. 

Empieza : 

Luz para la eternidad, 
Fe, Esperanza y Caridad. 

Raíz, fundamento y pie 
Del espíritu, es la Fe. 

Y acaba : 

La hermosura más entera 
es piel sobre calavera. 

Si deseas componerte, 
haz espejo de la muerte. 
• Ó has de dejar lo criado , 
6 has de ser de ello dejado. 

RECREO LITERARIO (Colección es- 
cojida de novedades científicas, 
cuadros históricos, artículos de 



costumbres y misceláneas joco- 
sas, con el título de), por Don 
Mariano Torrente. Habana, Jor- 
dán, 1837-38. 

12 tomitos , 8.^ , de 160 págs. cada 
uno. 

Con el título de Mácstmas ó el de 
Pensamientos, trae algunos artículos 
referentes á nuestro asunto, siquiera 
no nos presten gran utilidad. 

REFLEXIONES ó Sentencias y 
Máximas morales de Mr. el Du- 
que de Rochefoucault: traduci- 
das del trances al castellano por 
Don Narciso Alvaro yZereza. En 
Madrid en la Imprenta de Benito 
Cano. Año de 1786. 

Un vol. 8.^ de 312 págs. 

Es obra de no escaso mérito, y bas- 
tante bien traducida, pudiendo servir 
para nuestro objeto especial alguno 
que otro de los pensamientos de que se 
compone, singularmente de la sección 
segunda, ó séase las Máximas. Este 
libro mereció el elogio de La Fontaine 
en su fábula Lhomme et son imag£. 



Digitized by 



Google 



320 



PARTE SEGUNDA 



Según Monlau, en su opúsculo "El 
Libro de los libros „, existe otra edición 
de esta traducción hecha en París, un 
vol. 16.^del88págs., 1824. 



REFORMA (Crítica) de los comu- 
nes refranes , en un bando man- 
dado publicar por el coronado 
Saber. 

V. Criticón (El). 

REFRÁN (Un) no es una razón. 

Con este encabezamiento se publicó 
un artículo firmado Manuel Gusmán, 
cuyo objeto es probar, aunque muy á 
la ligera, que "cada cual sabe encon- 
trar perfectamente los refranes que ne- 
cesita para cohonestar sus debilidades 
y defectos „, creyendo además el autor 
que "este es el mayor servicio que han 
prestado los refranes, que han conde- 
corado muchos con el pomposo título 
de la Sabiduría de las naciones„, en 
las páginas 190 y 191 del Museo de las 
Familias^ periódico literario de Ma- 
drid, correspondiente al año de 1861. 



REFRANERO de la gente del 
CAMPO, recogido en los pueblos 
de Andalucía, seguido de un 
Cancionero de Coplas y Roman- 
ces populares. 

M. S. que dejó inédito á su muerte 
Doña Cecilia Bóhl de Fáber, y que 
para hoy en Sevilla en poder del señor 
D. José Alonso Mor gado, según testi- 
monio del Excmo. Sr. D. Fernando de 
Gabriel y Ruiz de Apodaca al fin de la 
biografía que de aquella célebre es- 
critora puso al frente de las Ultimas 
producciones de Fernán Caballero 
(Sevilla, imprenta de Girones y Ordu- 
ña, 1878, un vol. 8.° menor). 



REFRANERO (El) general espa- 
ñol, parte recopilado, y parte 
compuesto por José María Sbar- 
bi. (Escudo del Impresor, expre- 
samente grabado para la publi- 
cación de esta obra.) Madrid. 
Imprenta de A. Gómez Fuente- 
nebro, Bordadores, 10. (1874-78.) 

10 volúmenes, 8.^ mayor, de 300 pá- 
ginas , poco más ó menos. 

Nada nos cumple decir de esta nues- 
tra laboriosa tarea , por lo cual nos li- 
mitaremos á exponer lisa y llanamen- 
te los tratados que cada uno de dichos 
volúmenes comprende. 

Tomo I. Disertación acerca de la ín- 
dole, importancia y uso de los Refra- 
nes, etc,^ por D. J. M. S\ydivb\,— Refranes 
glosados, de I. López de Mendoza.— /)/d- 
logos familiares, por J. de Luna. — Re- 
franes de mesa, etc,^ por L. Palmireno. 

II. Diálogo en laude de las mujeres, 
por J. de Epinosa. 

III. Medicina española contenida en 
Proverbios vulgares de nuestra lengua, 
por el Dr. Juan Sorapan de Rieros. 

IV. Colección de Seguidillas ó Canta- 
res enriquecida con notas y Refranes, 
por D. Antonio Valladares de Soto- 
mayor. — Coplas que concluyen en jue- 
gos de palabras y Refranes castellanos^ 
por Don Preciso. 

V. Instrucciones económicas y poli- 
ticas dadas por Sancho Pansa á un hijo 
suyo, apoyándolas con Refranes caste- 
llanos , etc, — Respuestas de Sanchico 
Pansa,^Teatro Español burlesco, ó Qui- 
jote de los teatros. — Ensayo sobre la Fi- 
losofía de Sancho. — Engaña-bobos y 
Saca-dinero. 

VI. Intraducibilidad del Quijote, por 
D. J. M. Sbarbi. 

VIL Refranes glosados. — Cartas en 
Refranes^ de Blasco de Garay.— is7 En- 
tremés en Refranes. — Proverbios glo- 
sados, por K. O. — Costumbres Re- 
franes, etc., por Fray Martín Sarmiento. 
—Quinientos Proverbios en forma de U- 
lanía, por Fr. Luis de Escobar. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



321 



VIH. Cuento de cuentos, de Quevedo, 
con Comentarios y Observaciones, — Re- 
franes y auisos por uno d' Morella, en- 
dregados á vnos amigos suyos casados. 
—Proverbios,— 'Proverbios generales de 
gran doctrina para toda suerte de esta- 
dos.— Unos cuantos Refranes españoles 
acerca de los frailes. — Proverbios espi- 
rituales por un religioso de N. S. del 
Carmen.— Axiomas militares ó Máximas 
de la guerra, por D. N. de Castro.— />/s- 
cursos leídos ante la Real Acadefnia Es- 
pañola, por D. A« García Gutiérrez y 
D. A. Ferrer del Río. 

IX. Casarse por golosina, y Refranes 
á trompón. (Comedia burlesca por Don 
Manuel Vela Manzano. ) — Critica refor- 
ma de los cofnunes Refranes^ del P. Bal» 
tasar GrsLcian.— Falibilidad de los Ada- 
gios, por el P. Feyjoo. — Observaciones 
sobre la carta anterior, por D. J. M. Sbar- 
hi.— Rondalla de Rondadles. (Texto va- 
lenciano.) —Diccionario de Refranes ca- 
talanes y castellanos, por D. J. A. X. y F. 

X. La Silva curiosa de Julián de Me- 
drano. 

FIN DE LA PRIMERA SERIE. 

Si Dios me concede vida y salud, la 
segunda serie la compondrá El gran 
Refranero español, para cuyo fin ten- 
go colegidos más de 30.000 artículos 
en sendas papeletas. 

REFRANES. 

Según Mayans y Sisear, en sus Orí- 
genes de la Lengua española, tomo i, 
hacia el fin, existen en la Biblioteca del 
Escorial unos apuntamientos M. SS. 
de Refranes, hechos por el Dr. Benito 
Arias Montano. 

REFRANES. 

Hállanse muchos de ellos en el Co- 
mentario de la Conquista de la ciudad 
de Baesa &c., por Ambrosio Montesi- 
no^ clérigo, según puede verse con 
mayor extensión en el número 3132 del 
Ensayo de una Biblioteca española de 



libros raros y curiosos, tomo 3.^, co- 
liunnas 861-66. 



REFRANES. 

En los Ocios de Españoles emigra- 
dos, periódico literario publicado men- 
sualmente en Londres (1824-27), leo la 
siguiente especie, pág. 216 del núme- 
ro 18, tomo 4.° 

" Prueba de esto (del infinito numero 
que de refranes podría aun recogerse) 
es la copiosísima nueva colección que 
sin darla todavía á luz, tiene formada 
el muy sabio presbítero Alvarez Gu- 
tiérrez , diputado por Granada en las 
últimas Cortes de 1822 y 1823. Consta 
ya de muchos millares de adagios sa- 
cados de varios autores castellanos, y 
que no se encuentran en las coleccio- 
nes publicadas hasta ahora. „ 

REFRANES. 

En el folleto intitulado Cuatro Pal- 
metazos bien plantados por el Dómine 
Lucas dios Gaceteros de Bayona, etc., 
su verdadero autor D. Bartolomé José 
Gallardo, leo la especie siguiente, á la 
pág. 12, de la cual doy cuenta aquí por 
si el curioso lector fuera más afortu- 
nado que yo al tratar del paradero de 
esta obra, de la que no tengo más co- 
nocimiento que el que procedo á co- 
piar: 

"Entre los Refranes que el atildado 
y culto D. Juan de Triarte latinizó de 
entre la mole inmensa que llegó á re- 
unirpara su Refranero, queM.S., como 
el del agudo y laborioso D. Pedro Gu- 
tierres, me temo sean ya tesoro perdi- 
do para la nación, y quizá para el 
mundo, se lee el siguiente: „ etc. 

¿Será este Refranero el mismo de 
que damos cuenta en el artículo ante- 
rior inmediato? Parece lomas pro- 
bable. 

41 



Digitized by 



Google 



322 



PARTE SEGUNDA 



REFRANES. 

En un vol. en fol., pasta, existente 
en la Biblioteca de Palacio, (2. F. 5.) 
y rotulado De Jure Primo genit , se 
halla manuscrita una crecida suma de 
ellos recogidos á la aventura, algunos 
de los cuales tuvo por conveniente glo- 
sarlos su. recopilador, y á otros apun- 
tarles su equivalencia latina. 

Es digno de ser consultado este 
M. S., entre otras cualidades por las 
variantes que á veces ofrece. 

REFRANES. 

Sin título alguno, ni orden entre sí, 
existen apuntados al pie de unos qui- 
nientos en un libro M. S. en papel, de 
letra al parecer de mediados del si- 
glo XVI, desde el margen de la foja 216 
vuelto hasta la plana impar de la 218. 

Un vol. fol.. pasta antigua rotulado 
Escritur CLIII. M. 142, perteneciente 
á la Academia de la Historia. 

REFRANES. 

Consigna multitud de ellos D. Adolfo 
de Castro en el Discurso preliminar 
que escribió para el tomo 65 de la Bi- 
blioteca de Autores españoles de Ri- 
vadeneyra, Madrid, 1873, donde podrá 
verlos el curioso investigador. 

REFRANES. 

Hállanse dispersos unos cuantos en 
un libro en folio de apuntaciones va- 
rias, que existe en la Biblioteca Nacio- 
nal de esta Corte (Ff, 102), sin título 
interior ni exterior, escrito de mano de 
Alvar Gómez de Toledo, que floreció 
en el siglo xvi, los cuales iría exten- 
diendo, según toda apariencia y proba- 
bilidad , para su uso y alivio de la me- 
moria. Leído dicho M. S. por mí algo 
á la ligera, copio los siguientes re- 
franes : 



El tiro del Cid. Guárdate dardo no 
llegues al Santo sobre los términos de 
Bivar. 

El tiro de la Serrana cabo Vinuesa. 

Sancha la Bermeja. Cui quottanis fu- 
neralia sacra celehrant Vañarenses^ 
quod bibendo competitricetn vicerit. 

Ultima verba, quibus veluti Eulogio 
vitam absolvit: Aquí inorirá Sancha la 
Bermeja, pero por Vanares quedará la 
dehesa. 

Hernán Cortés traía estos dos refranes 
en la boca : El rey sea mi gallo; y por tu 
ley y por tu rey morirás. 

Doce gallinas y un gallo comen tanto 
como un caballo. 

Ea, putas, á ofrecer, que para vuestros 
hijos ha de ser. 

El rio pasado, el santo olvidado. 

En casa do siempre comen pollos, mal 
para los mozos. 

En el ruin pueblo cada día concejo. 

Ni mejor porque el concejo le pide, ni 
peor porque le olvide. 

Cada afto por los Ramos enviuda, y 
por los Reyes pare la criada de mi com- 
padre. 

La mujer hermosa quita el nombre á 
su marido. 

De Toro á Zamora cinco leguas hay: 
cinco por allende, cinco por aquende, 
cinco por el vado, cinco por la puente. 

Extremadura parece que está dicha 
quasi extraduriam, y así parece que lo 
dice el refrán: Anda, mozo, anda de Bur- 
gos á Aranda , que de Aranda á Extre- 
madura yo te llevaré en mi muía. 

Al abad y á la trucha por San Juan los 
busca. 

Antaño me mordió el sapo, y ogaño se 
me hinchó el papo. 

Amor de ramera, halago de perro, 
amistad de Iraile , convite de mesonero, 
no puede ser que no te cueste dinero. 

Perder el peso por la añadidura. 

Cuando Juan Federico se retiró para 
Sajonia, viniéndole á hablar los burgo- 
maestres para lo que debían de hacer, 
les respondió con un proverbio que dicen 
en alemán: Cada raposa guarde su cue- 
va. Acá dicen: Mire cada uno por el 
virote, 

Hernando de Monroy el Bezudo, fué 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



323 



hijo de Rodrigo de Monroy, señor de 
Monroy. Fué hombre muy valiente. Se- 
ñalóse mucho en la guerra de Granada. 
Traíase por refrán que tal habia de sei:^ 
el moro que con el Bezudo se igualase. 

Prosperidad pare altivez; altivez, des- 
conocimiento ; desconocimiento , ingrati- 
tud ; ingratitud , traición ; traición , muer- 
te afrentosa. ( 

El espada y la loba , dice el proverbio 
persiano, si preda no falla, come la tierra 
de rabia. 

En aquella hora la casa está sin ruido 
3'' sin bullicio las ciudades, cuando los 
puercos están en el monte y los caballe- 
ros en la guerra; los unos y los otros 
cuando vuelven siempre gruñen. 

Quien tras otro cabalga, no aguija 
cuando quiere. 

REFRANES. 

" Quinientos refranes castellanos 
con comentarios latinos. 

(Letra del siglo xvi.) 

Parece escrita esta obra en tiempo 
en que estaba entredicha la Iglesia de 
Sevüla. 

S. 2. Est. N. P. 4. „ 

Tal es lo que arroja de sí textual- 
mente una papeleta existente en la Bi- 
blioteca de Palacio. El libro á que se 
refiere dicha papeleta es un vol. en 
folio, encuadernado en pasta común 
de este siglo. Consta de 122 hoj. escri- 
tas, sin foliar; y si no me he equivo- 
cado en la cuenta , son 405, y nó 500, 
los Refranes que comprende. 

Empieza así : 

" Dum quadam die accederem ad 
Aulam vre. ecclie híspale vidi ibi exis- 
tentes pies canónicos reuerendos eius- 
dem ecclie. et erát tristes. „ 

Y acaba : 

"Et componitur orbis regís ad exem- 
plum „ etc. con que termina el refrán 
Qual es Illana tal casa para, último 
de esta curiosa colección. 



Como muestra del plan adoptado 
por el anónimo autor en la glosa lati^ 
na de estos Refranes , copio el artículo 
siguiente : 

" Descálcate y pasa. ^ 

Sic faciunt fures qui subtulares di- 
mittunt ne strepitus pedum audiatur. 
(De homi. c. Tua nos cir. fi.) Et hoc 
dícunt Judei fratri qui secundum le- 
gem mosaycam recusat uxorem prae 
mortem fratris ducere quod faceré 
potest si discalceatus vno pede in fa- 
cie conspuatur. (Aug. in lit.^ q. ma- 
nicheos et viij.° q. i. e. olim.) Et dicun- 
Hur transiré discalceati qui curam alio- 
rum lucrandorum refugit ut ibi. Et 
hoc próuerbium potuit dici dyachono 
ecclesia cathenensis qui calciatus com- 
pagis. i. sandalis vel sotularibus pon- 
tificalibus procederé presmuebat quod 
esse non licuit. xciíj. di. c. peruenit 
ij.° Et hoc próuerbium potuit haber e 
initium ab Isaia propheta qui dixit: 
Denuda crura tua, transí flumina. 
(Hyer. in Epístola ad Eustochium et 
xxxij. q. V. c. Si Paulus.) „ 

REFRANES. 

Véase lo que acerca de la gran parte 
que cupo al Dr. Juan Pérez de Castro 
en la redacción de los Refranes ó Pro- 
verbios en romance que nueuamente 
colligió y glossó el comendador Her- 
nán NnñeB, etc., apuntamos al final de 
de dicho artículo. 

REFRANES agrícolas. 
V. Campo (El). 

REFRANES antiguos latinos y 
EN castellano (Impresión de 
1533). 

Citado por Madoz, Dicciottario geo- 
gráfico, tomo xrv, pág. 368, como 



Digitized by 



Google 



324 



PARTE SEGUNDA 



existente en Sevilla en la biblioteca de 
D. José María de Álava. 

Presumo, en vista de tales antece- 
dentes, que se aludirá á la preciada y 
rarísima obra que constituye el artícu- 
lo Adagiorum (Fernandi Arccei Be- 
netietani), etc., que queda estampado 
páginas 53—58 de este Catálogo. 

REFRANES CASTELLANOS 
POR Abecedario. 

Así está encabezada una numerosa 
colección M. S. en el tomo iii de Poe- 
sías Varias existente ^n la Biblioteca 
Nacional, signatura M. 80, págs. 49 á 
82. 4.° tafilete encarnado. 

Qicha Colección merece ser consul- 
tada, tanto por las variantes con que 
consigna algunos Refranes respecto al 
modo más usual de enunciarlos, cuan- 
to porque apunta algunos raros y que 
no constan por tanto en las demás co- 
lecciones. 

La totalidad de los Refranes reuni- 
dos asciende á unos mil. 

REFRANES CASTELLANOS 

TRADUCIDOS AL HOLANDÉS. 

V. Wyshett (Spaenche), Vertaelde 
Spreeckwoorden, 

REFRANES castellanos tradu- 
cidos EN VERSO LATINO. 

Título con que se encabeza la pre- 
ciosa y rica colección que existe en el 
tomo II de las Obras sueltas de don 
Juan de Triarte, (V. ) 

Dos especies curiosas relativas al 
sabio, laborioso é incansable compila- 
dor de estos Refranes, y de las que no 
podemos hacer caso omiso en atención 
á lo directamente que se rozan con la 
materia objeto de nuestro trabajo, va- 
mos á transcribir aquí á la letra, saca- 
das, la primera del Prólogo del Editor^ 



y la segunda, de la Noticia de la vida 
y literatura de D. Juan de Triarte, es- 
critos ambos que figuran al frente del 
tomo I de la interesante publicación 
arriba expresada. Dicen así: 

— - " Como de la gran suma de ada- 
gios castellanos que recopiló nuestro 
Escritor, acomodó algunos á -la versi- 
ficación latina, ó les bailó equivalentes 
en Autores clásicos, ha parecido acer- 
tado darles aquí lugar, ya que no 
puede tenerle el total conjunto de los 
mismos Proverbios españoles, por so- 
bradamente voluminoso, como porque 
requiere imprimirse con independen- 
cia absoluta y llevar al principio, en 
forma de introducción ó preámbulo, la 
Biblioteca de Autores que han escrito 
de Refranes, y el cúmulo de noticias y 
apuntaciones raras que el propio Reco- 
pilador destinó á exornar é ilustrar la 
materia. „ 

-—"Tuvo particular gusto y curiosi- 
dad en recoger la exorbitante cantidad 
de 25 á 30.000 Refranes castellanos, 
que entresacó de infinitos Autores, ó 
que cuidó de ir apuntando conforme 
los oía en la conversación, sin olvi- 
darse de citar el sujeto de cuya boca 
los había sabido, aunque éste fuera el 
más bajo de la plebe; y á veces pa- 
gando un tanto á los criados que le 
servían, por cada Adagio que le ad- 
quirieserry no se encontrase entre los 
que tenía ya juntos. „ — - 

i Qué lástima no haya llegado á ver 
la luz pública el fruto de tantos desve- 
los, ó por lo menos, ya que así ha su- 
cedido en hora menguada para la Lite- 
ratura , saberse el paradero de tan in- 
teresantes lucubraciones , á fin de sa- 
carlas de la obscuridad en que yacen y 
poder tributar de esta manera un tes- 
timonio de aprecio y veneración al 
gran literato, al gramático correcto, 
al humanista insigne, al académico ce- 
loso, al bibliotecario erudito! Que en 
los grandes hombres nada hay peque- 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



325 



ño é insignificante (bien así como en 
los gigantes un solo dedo del pie os- 
tenta mayor magnitud que el pie mis- 
mo del resto de los mortales), máxime 
cuando se trata de asuntos de no poco 
momento ni exigua importancia ; pero 
nuestras pesquisas han sido de todo 
punto infructuosas al pretender averi- 
guar el paradero de tales curiosos tra- 
bajos. ¡Ojalá investigaciones más afor- 
tunadas que las nuestras logren algún 
día verse coronadas con semejante ha- 
llazgo, pafa instrucción y regocijo de 
la República literaria! ^ 

Entretanto, concluiremos diciendo 
que la suma á que se eleva esta Com- 
pilación de Refranes traducidos es la 
de 2121, si nuestro recuento no nos ha 
sido infiel. 

REFRANES de i,a lengua caste- 
llana. Barcelona. En la impren- 
ta de Agustín Roca , año 1815. 

Dos vols. 8.*' El 1.°, portada, una 
hoja de prólogo y 272 páginas; el 2.°, 
164 páginas, con inclusión de la por- 
tada. 

Como dice " El Editor „ en la segunda 
hoja del primer tomo, esta obra no es 
otra cosa que una colección de "los 
refranes que se hallan en el Dicciona- 
rio de la lengua castellana, en los mis- 
mos términos que se leen en él„. Por 
tanto, el que posea la 4.* edición del 
Diccionario de nuestra Academia , tie- 
ne la fuente de donde ^ sin trabajo ni 
mérito alguno, se ha extraído al pie de 
la letra semejante publicación. 

REFRANES del Diccionario. 

Con este encabezamiento existe un 
cuadernito en 4.^ M. S., sin interés al- 

l Bastante tiempo después de haber escrito este 
artículo, ha llegado afortunadamente á mis noticias 
el paradero de este manuscrito. V. nuestro artículo 
intitulado Proverbs (A Collection of Spanish). 



guno, incluido en un cartapacio en fo- 
lio que perteneció á Vargas Ponce , y 
hoy para en la Academia de la Histo- 
ria, rotulado 50, 

REFRANES en acción. — Colee-- 
cion de Refranes. 

Es tal la propensión del ^pueblo es- 
pañol á intercalar más frecuentemente 
que otro alguno en sus conversaciones 
los refranes, que no 'ha omitido medio 
de ningún género para enseñárselos á 
sus hijos, aprovechándose de cuantas 
formas le han salido al encuentro. 

Poseedor el clero en otros tiempos 
(que nos guardaremos bien de calificar 
ahora de más ó menos felices que los 
actuales), de rentas pingties, y soste- 
nido el culto con magnificencia, es- 
plendidez y ostentación, venía siendo 
costumbre inmemorial en la mayor 
parte de las iglesias de España, y sin- 
gularmente de Andalucía, el arrojar 
ó distribuir el sábado santo , en ocasión 
del rompimiento del velo, unas estam- 
pitas de papel ó de vitela, ya en negro, 
ya coloreadas, figurativas del Salva- 
dor, de la Virgen, ó de algún santo, y 
comunmente con el lema de Aleluya^ 
en manifestación de júbilo y alegría 
por la Resurrección del Señor. 

Pues bien, el arte del grabado se 
aprovechó de semejante práctica, y 
agotando los recursos de distracción 
y entretenimiento para los chicuelos, 
trazó más adelante unas cuantas es- 
tampas en un pliego de papel, y luego 
otras y otras , á las que por vía de imi- 
tación llamó también Aleluyas (aun 
cuando su destino fuese muy diverso), 
ora del Abecedario , cuando dichas es- 
tampas representaban objetos cuyos 
nombres empezaban correlativamente 
desde la primera letra del alfabeto 
hasta la última; ora. de la vida del 
hombre bueno ^ ó del hombre malo, se- 
gún se ponían de relieve en dichos 



Digitized by 



Google 



326 



PARTE SEGUNDA 



cuadros las consecuencias propias de 
cada uno de dichos estados; ocupán- 
dose así de mil asuntos diversos hasta 
que llegó su vez á la Colección de Re- 
franes en acción expresados en 48 cua- 
dritos con su significación literal al 
pie. 

Según nuestras activas é infatiga- 
bles investigaciones , estas estampitas 
destinadas al recreo de la infancia vie- 
ron la luz en Barcelona, donde se les 
dio el nombre de Redolins; y por lo 
que respecta á la época de su apari- 
ción en nuestro suelo, lo único que 
hemos podido averiguar es que ya se 
conocían á principios del siglo próxi- 
mo pasado. 

REFRANES en lengua castella- 
na: orígenes de la Métrica espa- 
ñola. 

Con este encabezamiento se publicó 
un artículo en los Ocios de Españoles 
emigrados, tomo iv, págs. 208-19, pe- 
riódico literario que vio la luz en Lon- 
dres, 1824-27. 7 t. en 4.^ (V.) 

La materia sobre que versa dicho 
artículo , está calcada sobre lo que an- 
teriormente había escrito el Padre Sar- 
miento en sus "Memorias para la His- 
toria de la Poesía y Poetas españoles. „ 

REFRANES españoles. 

Artículo que se publicó en el tomo i 
de los Ocios de españoles emigrados 
(págs. 94-96), el cual se reduce á una 
breve y somera indicación bibliográ- 
fica de algunos de nuestros Refra- 
neros. 

El ejemplar de mi propiedad tiene al 
pie de la página 95 una nota redactada 
en lápiz por el erudito D. Bartolomé 
José Gallardo, con referencia á las 
Siete Centurias de Adagios castella- 
nos del toledano Juan de Meló, la cual 
queda estampada á la página 61, co- 



lumna primera de este nuestro Ca- 
tálogo. 

REFRANES, frases, dichos y he- 
chos que hoy se aplican á otros, 
y de los que hay alguna noticia 
en autores antiguos, etc. 

V. Costumbres, etiquetas, ceremo- 
nias, juegos y &c. 

REFRANES glosados : en los qua- 
les qualquier que con diligecia 
los quisiere leer hallara prouer- 
bios: z marauillosas sentencias 
y generalmente a todos muy 
prouechosos. assi que de peque- 
ño compendio podran sacar cres- 
cido fructo. (Sobre este título 
hay una viñeta en madera.) 

Un foU., 4,^ 16 hoj., let. gót., sin 
foliación ni reclamos ; pero con signa- 
turas, y sin expresión de lugar, im- 
presor ni año. Es obra de fines del 
siglo XV ó principios del xvl 

De ella conozco las ediciones si- 
guientes: 

— Burgos. 1509. 4.°, let. gót. 

— Burgos. Fadrique alemán de Ba- 
silea. 1515. 4.^ 12 hoj., let. gót. á dos 
columnas. 

— Burgos. Alonso de Melgar. 1524. 
-1541. 

— Valencia. Alvaro Franco. 1602. 
S."", sin fol., sign. A-D, todas de 8 hoj. 

(Citado por Salva, núm. 2137 del 
Catálogo de su biblioteca.) 

—París. Paul Renouard. 1847. Reim- 
presión hecha por Duplessis, de la 
edición de Burgos de 1515, al final de 
su Bibltographie parémiologique, de 
la cual hizo tirada aparte de 12 ejem- 
plares en papel común , y dos en papel 
de color, uno de los cuales últimos 
figura en el Catálogo de la biblioteca 
de Salva. 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



327 



— Reprodujese en Madrid, hacia el 
año de 1870, la edición de 1541, sin 
lugar ni nombre de impresor, en fac- 
símile, mediante el procedimiento de 
la fotolitografía, por D. José Sancho 
Rayón. 

— El año de 1876 lo reimprimí en el 
tomo vu de El Refranero general es- 
pañol. 

Lorenzo Palmireno en su tratadito 
intitulado El Proverbiador ó Carta- 
pacio, apunta una edición de Zara- 
goza. 

A esta obra aludían nuestros pare- 
miógrafos cuando citaban la Glosa 
antigua. 

Debo advertir que en las distintas 
ediciones citadas, todas ellas, más ó 
menos raras en la actualidad, suele 
variar algún tanto el título, así como 
el texto. 

REFRANES glosados, por Dímas 
Capellán. 

Un vol. 4.^ Toledo. Juan Várela. 
1510. 

No tengo más noticia de esta obra 
que la que acabo de copiar, tomada 
de la Biblioteea Nova de Nicolás An- 
tonio. ¿Será, por ventura, la misma 
que queda apuntada en el artículo an- 
terior....? 

Otra duda: ¿Será Dimas el apellido, 
y capellán el título de su cargo ú ofi- 
cio, supuesto que algunos escritores le 
adjudican al citarlo el de mosén ? 

REFRANES ó proverbios caste- 
llanos, traduzidos en lengua 
francesa. Proverbes espagnols 
traduits en frangois. Par César 
Oudin, Secretaire Interprete du 
Roy. 

Conozco las ediciones que apimto á 
continuación : 



Bruselas. — Rutger Velpius. 1608. 
Un vol., 8.^. port., 270 págs., y otras 
120 que ocupan las Cartas de Blasco 
de Garay y el Diálogo de Rodrigo 
Cota. 

París. — 1608. (Citada en El Averi- 
guador, Madrid, 1.° de Marzo de 1871.) 
París.— Marc Orry (1609). 8.°, port., 
7 hoj. prelims., 256 págs. Síguense 
aquí algunos Proverbios morales sa- 
cados de los de Alonso Guajardo Fa- 
jardo: con algunos pocos disticos, del 
juego de la Fortuna, 

Francfort. — 1610. Se publicaron en 
el tomo 1.° del Florilegium ethico-po- 
liticutn de Gr útero. 

Bruselas. — 1611. 8.^ (Cit. por Tick- 
nor, t. 3.°, pág. 411, y por El Averi- 
guador , número citado arriba.) 

Bruselas. — 1612. 12.^ (Cit. por Du- 
plessis, pág. 300, quien dice que esta 
edición contiene además que las de Pa- 
rís, las Cartas en refranes de Garay 
y el Diálogo de Rodrigo Cota; pero nó 
las redondillas de Guajardo Fajardo.) 
Lyon. — Pierre Rigaud. 1614. 12.^ 
Port., 376 págs. ( Comprende los cuatro 
adjuntos antexpresados. ) 

París. ~ Pierre Billaine. 1624. 8.^ 
Port., 3 hoj. prelims., 296 págs., 14 ho- 
jas. 

Bruselas. — Viuda de Huberto An- 
tonio Velpius. 1634. 12.° Port., 269 pá- 
ginas los Refranes, y 126 págs. las 
Cartas y el Diálogo anteriormente 
mencionados. 

París. — Nicolás & Jean de la Cor- 
te, 1659. 12.*'8. hoj. prelims., en blan- 
co la primera de ellas , 360 págs. 

París.— Jean Dehovry. 1659. Ejem- 
plar en todo igual al anterior, por 
donde me doy á entender que es la 
misma edición con distinta portada. 
París.— Pierre Moet. 1659. Id. id. 
París.— CardinBesogne. 1659. Id. id. 
París.— Augustin Courbe. 1659. Id. 
ídem. 
Sospecho que estas 5 ediciones com- 



Digitized by 



Google 



/-^ 



328 



PARTE SEGUNDA 



prendidas dentro de la abrazadera son 
en realidad una sola, con diferente 
portada. 

Creo, por último, que después de la 
edición hecha en Bruselas en 1663, no 
se ha vuelto á reimprimir este libro, 
acerca de cuya redacción dejamos ya 
consignado nuestro juicio en el artícu- 
lo de este Catálogo, pág. 139. 

REFRANES ó proverbios en ro- 
mance, ó la Lengua Castellana; 
A los quales se han añadido al- 
gunos Portuguezes, Catalanes, 
y Gallegos, &c. De los quales 
muchos andan Glossados. 

Con este título se halla una rica co- 
lección de Refranes castellanos con 
la traducción inglesa al lado, en la obra 
intitulada Lexicón Tetraglotton, Dic- 
tionnaire Fran^ois-Italíen-Espagnoi- 
Anglats, etc. compuesto por James 
Howell, é impreso en Londres, año 
de 1659, Un vol. fol. 

Es digna de ser consultada toda esta 
sección por los amantes de la Paremio- 
logía en general , á causa de incluirse 
en ella multitud de refranes algo raros. 
Dicha sección tiene una portada espe- 
cial , cuyo tenor es el siguiente : 

DAPOIMIOrPAdiIA. Proverbs, or, Oíd 
Sayed sawes & Adages in English (or 
the Saxon Toung) It alian, French and 
Spanishy whereunto the British, for 
their great Antiquity, and weight are 
added, Whtch Proberbs are. 

Moral, relating to good Ufe; 
Physical, relating to Diet, and 

Health; 
Topical, relating to particular 
EiTHER ^ places; 

Temporal , relating to seasons, 

or 
Ironical, rela/ing to Raillery, 
and Mirlh , &c. 
Collected by /. H. Esq^ Senesco, non 
segnesco, London^PrintedbyJ.G. 1659, 



A la colección de Refranes castella- 
nos precede una 

Carta Compuesta de Refranes, Con- 
currientes todos á la conservación de la 
salud humana; A Don Lvys Dives^ que 
Dios guarde mas de mil anños^ Con sa- 
lud, y honras correspondientes a sus 
Heroicas prendas, y merecimientos. 

Al fin de dicha colección se ha re- 
producido la Carta en Refranes de 
Blasco de Garay que empieza: Como 

quien habla de talanquera y acaba: 

A Dios, paredes , hasta la vuelta. 

Aun cuando dimos ya cuenta de esta 
obra en nuestro artículo Parcemio- 
graphia, volvemos á ocupamos aquí 
en ella, por ampliar los datos allí con- 
signados. 

REFRANES ó Proverbios en ro- 
mance que nueuamente coUigió 
y glossó el comendador Hernán 
Nuñez, professor eminentisfimo 
de Rhetórica y Griego en Sala- 
manca, van puestos por la orden 
del A. B. C; dirigidos al Ilustri- 
simo Señor Marques de Monde- 
jar. Van también aquí añadidos 
unas Coplas hechas á su muerte. 
Salamanca. En casa de Juan de 
Cánova. 1555. 

Un vol. fol. menor. Port., Shpj. pre- 
liminares 142 folios. 

De esta curiosa y útil obra se han 
hecho las ediciones siguientes: 



1578. 



- Salamanca, 
rendan a. 



Antonio de Lo- 



Un vol. 12.^, Port., 11 hoj. prelims., 
491 págs. dobles y otra al fin con el 
colofón. 

Nicolás Antonio padeció equivoca- 
ción al decir había salido esta edición 
de las prensas de Juan de Cánova. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



;]2<? 



1602. - Valladolid, 12.^ 

1611.-Valladolid, 12.° 

1618, en el colofón, y 

1619 en la portada. Madrid, Juan de la 
Cuesta. En esta edición se han 
comprendido las obras siguien- 
tes: La Filosofía vulgar de 
Juan de Mal Lara, y las Car- 
tas eu Refranes de Blasco de 
Garay. Reimprimióse á la le- 
tra y casi á plana y renglón en 

1621. — Lérida. Luys Manescal. Ambas 
un vol. 4.°^ Port. , 3 hoj . prelims. , 
399 págs. dobles. 

Todas estas ediciones son muy esti- 
madas á causa de su rareza, fuera del 
mérito que encierra dicha colección. 
Algo más fácil se hace de hallar, aun- 
que no es muy abundante en el comer- 
cio, la siguiente última edición: 

1804. — Madrid. Imprenta de D. Mateo 
RepuUés. 

Cuatro tomos en 8.°: el l.° A-D. E12.° 
E-M. El 3.° N-Z. El 4.° comprende el 
Epicedio de Valerio Francisco Rome- 
ro en la muerte del autor ; las Cartas 
de Blasco de Garay; las Coplas contra 
el Amor de Rodrigo Cota ; los Refra- 
nes de Lorenzo Palmireno , y los de la 
Filosofía de Juan de Mal Lara, sin la 
glosa. 

En el Prólogo del Editor, tomo i, se 
dice que esta edición se ha hecho por 
la reimpresión en 12.*^ de 1587. Ignora- 
mos si estará equivocada esta fecha 
(supuesto que, como hemos visto arri- 
ba, hay una edición de 1578), ó si exis- 
tirá realmente. 

El año de 1806 se dio á luz en Madrid, 
en la imprenta de Justo Sánchez, un 
Apéndice á la Colección de Refranes, 
hecha en 1804. Contiene lo que trae el 
P. F. Luis de Escobar , del orden de 
San Francisco, en forma de Letanía 
y el índice de toda la obra. Por D. F. 
B. P. 

Un vol, 8.° Antep., port., 96 págs. 



En la obra del Comendador Griego 
no sólo se incluye un número conside- 
rable de Refranes castellanos, si que 
también porción no pequefta de otros 
portugueses, gallegos, asturianos, va- 
lencianos, franceses é italianos. Algu- 
nos van acompañados de una pequefta 
interpretación para mejor inteligencia 
del texto. 

En esta obra trabajó considerable- 
mente el doctor Juan Paez de Castro, 
cronista y capellán de Honor de Feli- 
pe II, según se demuestra por la si- 
guiente cláusula de una carta suya á 
Jerónimo Zurita, copiada por Dormer 
en sus Progresos de la Historia en el 
Reyno de Aragón, y la cual dice á la 
letra: 

" Lo de los refranes del Comendador 
es la cosa mas graciosa que vi én mi 
vida, yo tengo trabajado en aquello 
mucho, y sé que cuanto el hiziere no 
es vna gota en la mar, cotejado con lo 
que yo puedo hacer, y porque no tengo 
perdida la esperanza dándome Dios 
salud, querría que si se determina de 
lo hazer, hiziesse mención en su pro- 
logo' de lo que a mi me es encargo en 
esta parte, porque es verdad que le di 
mas de tres mil refranes, que fuero los 
que seftaló con su mano en mi libro 
que no los sabia, y allende desto en su 
libro le glosse muchos breveméte, por- 
que no los entendía, de lo qual es tes- 
tigo su cartapacio, donde está la glos- 
sa de mi letra, y mi libro donde están 
señalados de su mano. Suplico á v. m. 
que si le pareciese se lo escriva en mi 
nombre, que él lo hará ingenuaméte, 
vt solet, y va mucho en que si yo pu- 
blico algo, no parezca qUe tomo la in- 
vención y el trabajo del Comendador, 
pues es cierto que él lo tomó de mí.„ 

Este libro, que se publicó después de 
muerto su autor, fué concluido, prepa- 
rado para la imprenta, y precedido de 
un prólogo, por su discípulo León de 
Castro, maestro de Prima de Latín y 

42 



Digitized by 



Google 



330 



PARTE SEGUNDA 



Griego, en la Universidad de Salaman- 
ca, á quien malamente han confundido, 
y aún confunden muchos, con el céle- 
bre agustiniano Fr. Luis de León. 

REFRANES ó Proverbios españo- 
les DE LOS JUDÍOS ESPAÑOLES. Or- 
denados V anotados por Dr. M. 
Kayserling. Budapest, imprenta 
de Sr. C. L. Posner v hijo. A eos 
ta del Autor, 1889. ^ 

4.** mayor, 24 páginas. 

El lenguaje chapurrado, por una 
parte, que siempre usaron los judíos 
de descendencia hispana, y el estar 
impresa esta obra en la capital hún- 
gara, por otra, son motivos más que 
suficientes para que los yerros grama- 
ticales y tipográficos pululen en sus 
páginas á maravilla. 

REFRANES originados de la Pa- 
sión DE N. S. J. C, según los san 
tos Evangelios y la Tradición. 

Artículo que escribí para El Averi- 
guador universal , en cuyo tomo iv se 
insertó á las páginas 91-94. 

REFRANES que dicen las viejas 
tras el huego, esto es, calentán- 
dose á la lumbre, por el orden 
del A, B, C, que recopilo Iñigo 
López de Mendo(;a a ruego del 
rej^ Don Juan. 

Al fin: 

Aquí se acaban los refranes de las vie- 
jas imprimidos en Sevilla, por J acabo 
Cromberger alemán, afio de mili e qui- 
nientos y ocho años. 

Un folleto, 4.°, gót. de 12 hojas. 

De esta manera cita Duplessis, al 
tratar de los Refranes Españoles en 
su Bibliographie, esta obra, dicien- 
do no haberla visto, y refiriéndose á 



Brunet en su Manuel^ t. m, pág. 171, 
y á Ochoa en sus Rimas inéditas de 
don Iñigo López de Mendosa, pág. 21 . 
Tampoco he logrado yo el gusto de 
ver esta edición, conociendo además 
su existencia por el dicho de Mayans 
y Sisear, que reprodujo esta obrita en 
la antología que intituló Orígenes de 
la Lengua Española (V.), y por el de 
I Amador de los Rios en la lujosa, com- 
I pleta é ilustrada Colección que dio á 
luz de las Obras del Marqués , en la que 
incluye también dichos Refranes, pá- 
ginas 504 á 523. 

Este último escritor anota otra edi- 
ción de estos Refranes , hecha en To- 
ledo por Juan de Ayala, año de 1537, 
de que ha}' ejemplar en la Biblioteca 
Nacional de esta corte. 

Pero sí hemos logrado la satisfac- 
ción de ver y manejar otra edición de 
este interesante opúsculo , con la par- 
ticularidad de estar glosados los Re- 
franes 1, en 8.^ menor, gót., impreso 
en Valladolid por Francisco Fernán- 
dez de Córdoba, en 40 hoj. sin recia- 
mos ni folios, pero con signaturas, y 
cuya portada dice : 

Los refranes que recopilo yñigo lope^ 
de mendog.a por mandado del Rey don 
j Jua, agora nueuamente glosados. En 
\ este. Año de 1541. 

\ Como muestra del acierto que pre- 
I side al trabajo del glosador (ignórase 
I quien fué este), apuntaremos los seis 
j primeros refranes. 

I ''Al buey viejo no cates abrigo. 
I Kl hombre sabio experimentado no ha 
menester curador ni ayo. 

Al buen callar llaman Sancho. 

Kl que refrena su lengua cuando debe, 
' por sabio ó manso se tiene. 

A pan duro, diente ai^udo. 

1 No creemos inoportuno hacer observar aqai qac 

este trabajo especial debe de í»er aquél ú que aluden 

los escritores paremiológricos antigruos, como Mal 

Lara, Patón, i"<¿c., cuando mientan La iUostUa. Lo 

i publiqué en el t. i de El Refranero general español. 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



331 



Para pasar grandes trabajos, necesa- 
rio es tener generoso y esforzado co- 
razón. 

A chica cama, échate en medio. 

En los peligros y necesidades pruden- 
cia es escoger lo más seguro. 

A caballo comedor, cabestro corto. 

El que es pródigo y gastador ha me- 
nester gobernador. 

A escudero pobre, rapaz adivino. 

Al que es pobre y menguado no falta 
quien le haga más necesitado. „ &c. 

D. Tomás Antonio Sánchez en su 
Colección de Poesías castellanas ante- 
riores al siglo XV, Mr. Duplessis, en 
su obra ya citada , y D. Pedro Felipe 
Montan en el Prólogo á La Higiene 
en Refranes castellanos, dicen constar 
esta Colección, aquéllos dos, de 625 re- 
franes, y éste, de 725. Todos tres se 
equivocaron en su aserto , pues se co- 
noce desde luego tomaron por base de 
su operación el contar la materialidad 
del número de los refranes cor^signa- 
dos , sin atender á si había ó nó alguno 
repetido, incurriendo además el Biblio 
tecario de S. M. y el escritor francés 
en la omisión de una centena entera. 
A poco que estos escritores hubieran 
parado mientes en que el refrán El 
pajar viejo cuando se enciende malo es 
de apagar , colocado en la letra E, lo 
reproduce el Coleccionista á la letra P, 
sin más diferencia que la supresión del 
artículo El; y que el otro de El que 
adelante no cata atrás se halla, in- 
cluido en la letra E, lo repite en la Q 
por sustituir el pronombre indetermi- 
nado Quien á su equivalente El que, 
habrían visto como , aun cuando en la 
apariencia figuran 725, en rigor no as- 
ciende á tanto la totalidad , en atención 
á las repeticiones indicadas , y tal vez 
alguna más que , por no merecerlo la 
cuestión ni tener tiempo para ello , no 
nos hemos tomado el trabajo de ave- 
riguar. 

Esta obra es la primera que de su 



género han sudado las prensas de Es- 
paña, esto es, de Sentencias vulgares 
ó Refranes, supuesto que, como se ve 
por sus respectivos artículos , los Pro- 
verbios de Séneca y los del Marqués 
mismo vieron muchos años antes la 
luz pública en nuestro suelo. 

Brunet cita otra edición de estos Re- 
franes agora nuevamente glosados, 
hecha en Valladolid, 1512, que tam- 
poco hemos tenido ocasión de ver, su- 
cediéndonos lo propio con otra de Me- 
dina del Campo* 1550, citada por Mal 
Lara en los preliminares de su Philo- 
sophia vvlgar. 

En el Catálogo de la Biblioteca de 
Salva se da cuenta de una edición vis- 
ta por el redactor de dicho Catálogo, 
quien la juzga por del siglo xv, y que 
yo creo será la misma con que encabe- 
zo este capítulo. Los datos que sienta 
son los siguientes : 

C Iñigo topes de mendosa a ruego del 
Rey don Juan ordeno estos refranes que 
dÍBen las viejas tras el fuego ^ van or- 
denados por el a, b. c. 

No tiene frontis, ni nunca lo tuvo. 
Empieza la obra por la sign. A. Lá- 
mina que representa un rey en su tro- 
no, y delante un caballero arrodillado, 
y por bajo en cuatro renglones el tí- 
tulo anterior. — Siguen los Refranes 
que ocupan 11 hojas más. — Sin lugar 
ni año. 4.^, letra gót., 12 hoj., signa- 
tura A-Avj y 6 hoj. sin signaturas. 

REFRANES relativos á caza. 

En la guarda de un ejemplar impreso 
del Libro de Cetrería de cafa de Afor, 
por D. Fadrique de Zúñiga y Sotoma- 
yor , que para eii la Biblioteca Nacio- 
nal de esta corte , se hallan manuscri- 
tos 71 Refranes relativos á la caza, ó 
á términos peculiares de dicha ocupa- 
ción, 64 de los cuales son castellanos 
6 portugueses, y uno gallego. 



Digitized by 



Google 



332 



PARTE SEGUNDA 



Sino padezco equivocación, todos 
ellos han sido sacados de la colección 
de Hernán Núñez , á excepción del an- : 
tepen último , que es el siguiente : Un 
seto dura tres arlos; tres setos , un pe- 
rro; tres perros , un caballo; tres ca- 
ballos, un hombre; tres hambres, un \ 
ciervo; tres ciervos, un elefante. 

Es trabajo de escasa importancia. 

REFRANEvS sentenciosos. 

Con este encabezamiento se encuen- 
tra una colección de 36 Proverbios en 
el opúsculo que lleva por título | 

Novísimo Cajón de Sastre , ó Misce- . 
lanea de anécdotas , cuentos chistosos, ' 
poesías selectas, máximas morales, 
refraties , agudezas , &c, &*c, por don \ 
Felipe Ropavejero. (V. ) 

I 

REFRANES vascong.-^dos, recogi- | 
dos y ordenados por Estevan de ' 
Garibay y (^amalloa, chronista 

de S. M. 

i 

Existe esta colección de 63 Refranes 
en el tomo vii del Memorial Histórico 
Español que da á luz la Academia de 
la Historia (Madrid. José Rodríguez. , 
1854.4.°) I 

Hízose esta edición por el M. S. en 
folio existente en la Biblioteca Nacio- 
nal, intitulado Varios, y signado con ' 
la letra G. número 139, habiéndola en- 
riquecido la Academia con algunas en- j 
miendas y observaciones hechas por I 
D. José de Aizquivel, vecino deToledo. 
El M. S. consta de 3 pliegos; y el volu- 
men en que se halla encuadernado ( el ¡ 
cual perteneció á la librería d^ D. An- i 
tonio Alvarez de Abreu , del Consejo y i 
Camarade Indias), de 374 págs. do- | 
bles, falto al fin. < 

i 

REFRANES y DESVERCtÍENZAS. j 

Dos artículos publicados en el tomo , 



4.** de El Averiguador universal , y 
firmados con las iniciales C. F. D., sig- 
nificativas del nombre y apellidos de 
mi querido amigo el señor D, Cesáreo 
Fernández Duro {ipAgs.90'93, y 120-22 
respectivamente ). 

REFRANES y modos de hablar 

CASTELLANOS CON LATLNOS, que les 

corresponden , juntamente con la 
glossa , y explicación de los que 
tienen necessidad de ella. Con 
dos tablas al fin , v^na de los Au- 
tores que se alegan en esta obra: 
y otra de los Adagios Latinos, á 
los quales corresponden los Cas- 
tellanos, que van puestos en el 
libro por el orden del A. B. C. 
Compuesto por el Licenciado 
Gerónimo Martin Caro y Cejudo, 
Maestro de Latinidad, y Eloquen- 
cia en la villa de Valdepeñas de 
Calatrava su Patria, con titulo 
del Consejo Supremo de Castilla. 
Dirigido á Don Ivan Martínez 
Fortvn de la Viuda y Estrada, 
&c. Con privilegio. En Madrid, 
Por lulian Izquierdo, Impressor 
de Libros, año deM.DC.LXXV. 

Un vol. 4.** Port., 11 hoj. preiims., 
417 págs. de texto, y 79 de tablas, sin 
foliar estas últimas. 

Reimprimióse también en Madrid, 
en la Imprenta Real, año de 1792, un 
vol. 4.^ Port. 10 hoj. preiims. 446 págs, 
y una hoja de erratas. 

El plan que observa el autor de esta 
interesante obra , una de las mejores 
en su clase que posee el ramo pare- 
miológico de todas las naciones, es el 
siguiente : Expuesto el refrán castella- 
no, le adjudica su correspondiente ó co- 
rrespondientes en latin , junto con su 
explicación ó glosa si la necesita para 
ser entendido, y declarando no pocas 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



333 



veces su origen histórico, tanto en una 
lengua como en otra. Pero la circuns- 
tancia que, A nuestro juicio , hace su- 
bir de punto el mérito de esta obra, es 
el anotar al lado del refrán castellano 
que ocupa su lugar alfabético , todos 
aquéllos que le son equivalentes en la 
misma lengua ; lo cual , sobre manifes- 
tar de un golpe de vista la riqueza de 
nuestros refranes en general , y la par- 
ticular de aquél de que se trata, aho- 
rra tiempo y trabajo á quien pudiera 
preferir, por la causa que quiera, uno 
determinado entre dos, tres, ó más se- 
mejantes. 

C[ REFRANES y auisos por via de 
consejos hechos 'por vno d' Mo- 
rella ¡ endregados a vnos ami- 
gos suyos casados. CI Impressos 
en Valencia juto al molino d'la 
Rouella en el año de M.D.lj. 

8.^, 8 hojas sin foliar, let. gót. 

Rarísimo. Yo lo he reimpreso en el 
tomo VIH de El Refranero general es- 
pañol, 

D. Agustín Duran, en el catálogo 
que obra al frente de su Romancero 
(^ Biblioteca de Autores Españoles pu- 
blicada por Rivadeneyra, tomos x y 
XVI de dicha colección), da cuenta de la 
siguiente producción : 

Refranes y auisos por via de conse- 
jos, hechos por Joan Garces, endere- 
j^ados á vnos amigos casados, Barce- 
lona, Sebastian de Cormellas, 1591. 
(En 4.°, á dos column. 4 fojas.) 

Por el relato que el Sr. Duran hace 
de este opúsculo, resulta ser el mismo 
que figura como encabezamiento del 
presente artículo. 

Al comunicar yo semejante noticia 
á mi amigo el Sr. D. José Sancho Ra- 
yón, asaltó á este distihguido bibliófilo 
la idea de si existirá alguna otra edi- 
ción entre las dos que acabo de apim- 
tar; pues mediando entre ellas el espa- 



cio nada menos que de cuarenta aftos, 
tratándose de una hoja volante, por lo 
mismo de duración efímera, y, á ma- 
yor abundamiento, impresa en distin- 
tos lugares, no parece muy probable 
que se supiera, al cabo de tanto tiempo 
transcurrido, el nombre del autor, ca- 
llado en la edición primitiva, si éste no 
hubiera sido transmitido por conducto 
de una ó más reproducciones interme- 
dias: observación que juzgo de todo 
punto atinada. 

REFRANES (algunos) castella- 
nos CON su CORRESPONDENCIA EN 
VASCUENCE. 

Son en escaso número y se hallan en 
un legajo de M. SS. de la Academia de 
la Historia, rotulado: "Jesuítas.— In- 
diferentes.— 230. „ 

Estos Refranes^ en unión de varias 
palabras castellanas con su equivalen- 
cia vascongada, debieron de ser comu- 
nicados al P.^ Larramcndi después de 
haber publicado éste su Diccionario 
trilingüe, 

REFRANES (cien) andaluces de 
Meteorología, Cronología, Agri- 
cultura y Economía rural , reco- 
gidos de la tradición oral por 
Francisco Rodríguez Marín. Fre- 
genal, Est. Tip. de El Eco, Co- 
rredera, 2. 1883. 

4.^ 16 págs. 

Trabajo curioso, que es lástima sea 
tan reducido. 



REFRANES 

DE 119). 



M. SS. (Colección 



Sin encabezamiento alguno, existe 
ésta, que yo bautizo con el preinserto 
título, por ascender efectivamente á 
este número los colegidos y escritos de 



Digitized by 



Google 



334 



PARTE SEGUNDA 



manOy€n dos hojas insertas en un tomo 
en 4.^, pergamino, rotulado "Varios 
papeles y de diversas materias „, per- 
teneciente á la Biblioteca Nacional, 
Ce. 165. 

REFRANES (Colección de los), 
adagios, proverbios y frases pro- 
verbiales, sentenciosas é idioma- 
ticas que se hallan en El Quijote, 
hecha, y en ocasiones comenta- 
da, por D. José María Sbarbi. 

Incluí primeramente esta Colección 
en mi Intraducibüidad del Quijote 
(tomo VI de El Refranero general es- 
pañol), y después, dándole bastante 
más extensión, en el tomo rv de El 
Averiguador universal, 

V. el artículo siguiente. 

REFRANES (Colección de los), 
adagios, proverbios y frases pro- 
verbiales, sentenciosas é idioma- 
ticas que se hallan en las obras 
de Cervantes, hecha, y en oca- 
siones comentada, por D. José 
María Sbarbi. 

La conservo inédita y dispuesta por 
orden alfabético, en papeletitas en 16.°. 
cuyo guarismo asciende al de unas 
2.500 próximamente. 

REFRANES (CoLEcaóN de). Ada- 
gios Y Locuciones proverbiales, 
con sus esplicaciones é interpre- 
taciones , recopilada y publicada 
por don Antonio Jiménez. Ma- 
drid. Imprenta de Pierart Peral- 
ta. 1828. 

Un vol. 8.^ de 190 págs. 

Dicha Colección está entresacada 
del Diccionario de la Academia; pero 
es distinta de la publicada en Barcelo- 
na, año de 1815, de la cual hemos dado 



cuenta en la pág. 325, columna 1.* 
Son infinitos los descuidos ortográfi- 
cos y de sentido en que abunda, prue- 
ba de la impremeditación y ligereza 
con que fué redactada. 

Hízose una reimpresión el año 1843, 
aunque no lo expresa la portada, por 
D. Ignacio Boix, un vol. 16.^ de 237 
páginas, omitiendo el nombre del 
compilador, y donde tan lejos de haber 
desaparecido los indicados descuidos, 
pululan éstos con mis frecuencia. 

REFRANES castellanos (Colec* 

CIÓN de). 

Con este título, precedido del nom- 
bre de su autor, Yriarte^ hemos lo- 
grado saber algo referente al parade- 
ro que cupiera en suerte al M. S. de 
este ilustre compatricio nuestro. 

Dicha especie la debemos á las pro- 
fundas é incansables investigaciones 
del famoso paremiólogo M. G. Duples- 
sis, quien, después del título mencio- 
nado , dice así : 

" Colección original procedente de 
la biblioteca del mismo Yriarte, y que 
creemos completa. Estos Refranej^ 
están escritos en papeletas separadas, 
clasificados por orden alfabético, y 
encerrados en cuatro carpetas. ,. 

Esta noticia dice el referido Duples- 
sis haberla hallado en el tomo ix ^ del 
Catálogo de Sir Richard Heber, nú- 
mero 1697, comprensivo de los libros 
de su inmensa y preciosa biblioteca» 
en cuyo lugar apunta la indicación 
que acabamos de entrecomar, y la se- 
gunda de las dos especies á que damos 
nosotros cabida en nuestro artículo 
intitulado Refranes ^ castellanos tra- 
ducidos en verso latino, y que, por no 
incurrir en la nota de molesto, nos 
excusamos de repetir ahora. 



1 Equivocóse Duplessis en la cita, pues es el to- 
mo XI de dicha Biblioteca. 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



335 



Añade el mencionado Duplessis que 
no ha podido obtener dato alguno 
acerca del paradero actual de éste y 
otro M. S. del mismo autor, del que 
damos cuenta en nuestro artículo Pro- 
verbs (A Collectíon of Spanish); pero 
que cree existen todavía en Inglaterra. 

v.°/ REFRANES SUELTOS (Colfx- 
ciON de), recogidos de varios Au- 
tores por D. José Pardiñas Vi- 
llalobos desde el afio de 1771 
hasta el de 1780: que son en todo 
6248 Refranes. 
M. S. orij. en 4.^ de sobre 300 fojas. 

N, B. 

La posee con algunas Adiciones su 
nieto D. José Pardiftas de Soto, Médi- 
co en el Puerto de Santa María. — ib. 
14 Octubre 1843. 

Tal es el contenido, á la letra, de 
una papeleta escrita por D. Bartolo- 
mé J. Gallardo, la cual me ha sido fa- 
cilitada para su copia en este lugar 
por mi respetable amigo el laborioso 
bibliógrafo Sr. D. Manuel Remón Zar- 
co del Valle. 

Como se advierte por las anteriores 
abreviaturas v,^ é ib,, Gallardo tuvo 
ocasión de ver alli mismo dicho ma- 
nuscrito. Vendidos los libros del nieto 
del autor de esta Colección á la muer- 
te de aquél, ignoro cuál sea hoy el pa- 
radero de dicho manuscrito, así como 
la importancia que pueda alcanzar. 

REFRANES (Colección de) y Lo- 
cuciones familiares de la Lengua 
castellana con su corresponden- 
cia latina, por F. V. y M. B., 
amigos colaboradores. Barcelo- 
na, Librería de Juan Oliveres, 
editor, calle de Escudillers, nú- 
mero 53. 184L 



Un vol. 8.^ 10 págs. prelims., 509 
de texto, 3 hoj. de conclusión de los 
Colectores y catálogo de libros de ven- 
ta en casa del Editor. 

La obra se divide en tres secciones: 
la 1.^ se propone por objeto contener 
todos los refranes que el uso ha pues- 
to en forma de versos consonantes ó 
asonantes; la 2.*, dar cabida á los' re- 
franes puestos en prosa; y la 3.*, m- 
cluir todas las frases , expresiones y 
locuciones familiares de la lengua cas- 
tellana, acompañando en las 2 prime- 
ras secciones la correspondencia lati- 
na, en su mayor parte, en versos 
exámetros y pentámetros, y dispuesta 
la equivalencia de la 3.* con arreglo al 
uso constante de los autores más so- 
bresalientes de la lengua del Lacio. Tal 
es en resumen la idea que de esta obra 
da el Editor al frente de la misma. 
Fuerza nos es confesar, á fuer de críti- 
co, que los señores Colectores hicieron 
su trabajo algo á la ligera; pues de- 
jando á un lado lo muchísimo que á su 
Colección falta, á pesar de decirse en 
dicha introducción sin reparo ni rebo- 
zo alguno, y que de propósito hemos 
puesto en cursiva, que en esta obri- 
ta se comprenden todos los refranes y 
todas las frases, expresiones y locu- 
ciones de la lengua castellana; y ha- 
ciendo igualmente caso omiso de mu- 
chos y muy notables yerros que, ora 
en la exposición, ora en la explicación 
del texto se han deslizado, se nos vie- 
nen dichos señores empezando la 2." 
parte, esto es, la que abraza los líe- 
franes en prosa , con los dos siguien- 
i tes en verso : 

Las mañanicas de abril, son muy bue- 
nas de dormir. 

Como canta el abad, responde el sa- 
cristán. 



REFRANES del Quijote (Los), 
ordenados por materias y glosa- 



Digitized by 



Google 



■jr.'.7« 



336 



PARTE SEGUNDA 



dos por D. José Coll y Vehí, aca- 
démico correspondiente de la 
Academia Española, y numera- 
rio de la de Buenas Letras y de 
la de Bellas Artes de Barcelona. 
— Barcelona. Imprenta del Dia- 
rio de Barcelona, calle Nueva 
de San Francisco, núm. 17. 1874. 

248 págs., más una de 



8. 



XXV 



erratas. 

Curioso, aunque incorápleto, resu- 
men de los refranes que se hallan dis- 
persos por la obra inmortal de Cervan- 
tes, y cuya explicación ó glosa, dado 
los antecedentes del Autor y la época 
en que escribía, tenían forzosamente 
que hallarse un tanto influidos por la 
atmósfera política. 

Al ñn se inserta un índice, no sólo 
de dichos Refranes , sino de 

Las Novelas ejemplares; 

Per siles; 

Calatea; 

V/aje del Parnaso ; 

Entremés de Refranes ; v 

Quijote -de Avellaneda , 

índice igualmente deficiente é incom 
pleto. 

REFRANES (Recopilación de) y 
adagios comunes y vulgares de 
España. La maior y mas copiosa 
que hasta aora se a hecho. Fe- 
cha y recopilada por el licen^^ 
Horosco vs^ de la ciudad de To- 
ledo. 

Un vol. 4.^ M. S. de letra, al parecer, 
de fines del siglo xvi. Consta de 233 ho- 
jas escritas, sin foliar, y 15 en blanco. 

Esta Recopilación que perteneció á 
la Biblioteca del Marqués de la Roma- 
na, procedente de la de D. Fernando 
José de Velasco, fiscal de la sala del 
Crimen en el Supremo Consejo de Cas- 



tilla, según se ve por el ex-libris que 
está á la vuelta de la portada, y que 
actualmente para en la Nacional de 
esta Corte , se halla incompleta , pues 
estando redactada por orden alfabético 
riguroso, y comenzando este tomo por 
la letra E hasta acabar la Z, indica 
claramente faltar un tomo anterior que 
comprenda las cuatro primeras letras 
del alfabeto. 

REFRANES (Tratado de). Por or- 
den Alphabetico. = M. S. Com- 
puesto por diversos Autores , de 
todos tiempos. Volumen manus- 
crito del siglo xviu, en 4.** = 
Comprende esta colección sobre 
cuatro mil quinientos refranes 
castellanos, muchos de ellos con 
la correspondencia latina. 

(Número 2.142 del Catálogo de la Bi- 
blioteca dé Salva.) 

REFRANES (Unos cuantos) espa- 
ñoles ACERCA DE LOS FRAILES. 

V. Proverbs (A few Spanish) about 
Friars. 

RÉGIMEN (Un buen) es felicidad 
para los que mandan, y bien- 
aventuransa para los que obe^ 
decen. 

Así intitula unos versos de Gómez 
Manrique D. Francisco Mariano Nipho 
en la Introducción á su Cajón de Sas- 
tre (Madrid. Gabriel Ramírez. 1761. 
7 vols. 8.° Miguel Escribano. 1781. 
bvols. 8.^), tomo L En nota que ad- 
junta al citado encabezamiento, dice 
que "Hállanse en el Cancionero ge- 
neraly que compuso el docto Hernando 
del Castillo , y se imprimió en Valen- 
cia por Cristoval Kofman en 1511, al 
fol. 47 vuelto. „ Habiendo logrado nos- 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



337 



otros disfrutar de semejante edición, 
hemos tenido ocasión de ver que es 
efectivamente así, como también de 
advertir, lo cual calla el Sr. Nipho, la 
supresión que éste hiciera de tres es- 
trofas. Por esto , como por el mérito 
que asiste á esta rara composición, va- 
mos á reproducirla tal cual en dicho 
Cancionero aparece : 

" Cuando Roma conquistaba 
Quinto Fabio la regia , 

Y Cipion guerreaba 
Titus Livius escrebia : 
Las doncellas y matronas 
Por la honra de su tierra 
Desguamian sus personas 
Para sostener la guerra. 

En un pueblo donde moro 
Al necio hacen alcalde, 
Hierro precian más que oro , 

Y la plata dan de balde : 
La paja guardan los tochos 

Y dejan perder los panes : ^ 
Cazan con los aguilochos, ' 
Comense los gavilanes. 

Queman los nuevos olivos 
Guardan los espinos tuertos. 
Condenan á muchos vivos, 
Quieren salvar á los muertos: 
Los mejores valen menos ; 
Mirad qué gobernación, 
Ser gobernados los buenos 
Por los que tales no son! 

La fruta por el sabor 
Se conoce su natío, 

Y por el gobernador 
El gobernado navio: 
Los cuerdos huir debrian 
Do los locos mandan más , 
Que cuando los ciegos guian 

. Guay de los que van detrás ! 

Que villa sin regidores 
Su triunfo será breve; 
La casa sin moradores 
Muy prestamente se llueve: 
De puercos que van sin canes 
Pocos matan las armadas, 
Las huestes sin capitanes 
Nunca son bien gobernadas. 



Los zapatos sin las suelas 
Mal conservan á los pies; 
Las cuerdas sin las vihuelas 
Hacen el son que sabes: 
El que da oro sin peso 
Más pierde de la hechura; 
Quien se rige por su seso 
No va lueñe de locura. 

En arroyo sin pescado 
Yerro es pescar con cesta, 

Y por monte traqueado 
Trabajar con la ballesta ; 
Do no punen maleficios 
Es gran locura vevir; 

Y do no son los servicios 
Remunerados, servir. 

Cuanto más alto es el muro, 
Más hondo cimiento quiere ; 
De caer está seguro 
El que en él nunca subiere; 
Donde sobra la cobdicia 
Todos los bienes fallescen ; 
En el pueblo sin justicia 
Los que son justos padescen. 

La Iglesia sin letrados 
Es palacio sin paredes; 
No toman grandes pescados 
En las muy sotiles redes : 
Los mancebos sin los viejos 
Es peligroso metal; 
Grandes hechos sin consejos 
Siempre salieron á mal. 

En el caballo sin freno 
Va su dueño temeroso; 
Sin el gobernalle bueno 
El barco va peligroso: 
Sin secutores las leyes 
Maldita la pro que traen 
Los reinos sin buenos reyes 
Sin adversarios se caen. 

La mesa sin los manjares 
No harta los convidados ; 
Sin vecinos los lugares 
Prestó serán asolados : 
La nao sin el patrón 
No puede ser bien guiada ; 
Do rigen por afición 
Es peligrosa morada. 

43 • 



Digitized by 



Google 



338 



PARTE SEGUNDA 



Las ovejas sin pastor ^ 
Destruyen las heredades; 
Religiosos sin mayor 
Grandes cometen maldades : 
Las viñas sin viñaderos 
Lógranlas los caminantes ; 
Las cortes sin paballeros 
Son como manos sin guantes. 

El golpe hará liviano 
La mano sin el espada ; 
El espada sin la mano 
No dará gran cuchillada : 
La gente sin los caudillos 
Muy flacamente guerrean ; 
Los capitanes sencillos 
Por sendos hombres pelean. 

Es peligro navegar 
En galea sin los remos , 
Mas peor es conversar 
Con quien sigue los extremos: 
Pues si la conversación 
Es con los tales dañosa, 
Por cierto la sujeción 
Mucho será peligrosa. 

Hombres darmas sin ginetes 
Hacen perezosa guerra ; 
Las naos sin los barquetes 
Mal se sirven de la tierra: 
Los menudos sin mayores 
Son corredores sin salas ; 
Los grandes sin los menores 
Son como falcon sin alas. 

Que bien como dan las flores 
Perfecion á los frutales, 
Así los grancjes señores 
A los palacios reales ; 
Y los príncipes derechos 
Lucen sobrellos sin falla. 
Bien como los ricos techos 
Sobre hermosa muralla. 

Al tema quiero tornar 
De la cibdad que nombré, 
Cuyo duro prosperar 
Cuanto bien regida fué; 
Pero después que reinaron 
Cobdicias particulares. 
Sus grandezas se tomaron 
En despoblados solares. 

1 Esta estrofa y las dos siguientes son las supri- 
midas en el Caxon de Sastre. 



e CABO. 

Todos los sabios dijeron 
Que las cosas mal regidas , 
Cuanto más alto subieron 
Mayores dieron caídas; 
Por esta causa recelo 
Que mi pueblo con sus calles 
Habrá de venir al suelo 
Por falta de gobernalles. ^ 

REMEDIO (El) DE la melancolía: 
La Floresta del año de 1821 , ó 
colección de recreaciones joco- 
sas é instructivas. &c. Por don 
Agustín Pérez Zaragoza Godi- 
nez. Madrid. Alvarez. 1821. 

4vols.,8.^ 

Sirve bien poco para nuestro inten- 
to, máxime si se tiene en cuenta que es 
una traducción, por cierto no muy re- 
comendable, de la lengua francesa. 

RESPUESTAS de Sanchico Panza 
á dos Cartas que le remitió su 
padre desde la ínsula Baratarla; 
que consta por tradición se cus- 
todiaron en el archivo de la Aca- 
demia Argamasillesca. 1.* que 
publica en honor de la verdad, y 
de la fama, y familia de los Pan- 
zas, Ramón Alexo de Zidra K Al- 

1 El verdadero autor de este opúsculo es D. Ale- 
jandro Ramírez. Lo modesto cuanto poco conocido 
de sus antecedentes, junto con la rara circunstancia 
de haber escrito este ing:enioso folleto á la tierna 
edad de quince aflos no cumplidos, son agentes pode- 
rosos que , á pesar de no reclamarlo la índole espe- 
cial de esta obra, me estimulan A sentar aquí siquiera 
cuatro rasgos biográficos á su buena memoria, debi- 
dos á las indicaciones hechas á mi por su sefior hijo 
D. Alejandro Ramírez de Villa-Urrutia , (q. e. p. d.) 

Nació D. Alejandro Ramírez y Blanco de pobres, 
pero honrados labradores, en Alaejos, villa de la 
provipcia de Valladolid, á 25 de Febrero de 1777. 

Su precoz inteligencia y amor al saber llamaron 
muy luego vivamente la atención de su ilustrado y 
benemérito convecino el presbítero D Ifanuel Mén- 
dez, prebendado de la Catedral de aquella ciudad, 
quien se lo llevó á su casa para que cultivara A su 
lado las buenas prendas que despuntaban en su claro 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



339 



cala. En la oficina de D. Isidro 
López. Año de 179L Se hallará 
en Madrid, en la Librería de 
Arribas, Carrera de San Geró- 
nimo. 

Un vol., 8.^, port., 12 págs. prelims., 
37 de texto. 
Este opúsculo, hoy sumamente raro, 



eotendimiento. Trece años contaba de edad , cuando 
habiéndose tardado involuntariamente una noche en 
regresar al domicilio bienhechor, y pasada la hora 
de la queda, tropezó con una ronda que lo condujo á 
un cuerpo de guardia , donde se encontró con un mal- 
hechor también detenido, quien pretendió consolarle 
y hacerle enjugar sus lágrimas á trueque de perni- 
ciosos consejos, que se lisonjeó fructificarían, si nó en 
el corazón , al menos en la mente inexperta y sencilla 
del joven; pero la Divina Providencia, que vela ince- 
sante sobre la inocencia desamparada , Ic libró de 
las garras feroces de aquel malvado, manteniéndole 
incólume en sus principios religiosos, si bien la ver- 
güenza de presentarse ante su protector, le sugirió el 
designio, que llevó á cabo al ser puesto en libertad 
la mañana siguiente, de ponerse en camino para Ma- 
drid, mediante la caridad que con él ejerciera un 
arriero amigo suyo. Llegado á la Corte , se apersonó 
con D. Pablo Arribas, del comercio de libros, el cuali 
noticioso de su buena forma de letra , le ofreció pro- 
porcionarle una colocación de escribiente en casa del 
Sr. D. Jacobo de Villa-Urrutia, Corregidor de Alcalá 
de Henares y sobrino del Cardenal de Toledo Loren- 
zana , como así se lo cumplió. Una vez constituido 
allí, se condujo tan á satisfacción db su nuevo pro- 
tector, que habiendo sido luego destinado éste á 
América , no tardó en llevárselo á su lado , dándole 
pocos años después en matrimonio á su hija Mer- 
cedes. 

Los puestos que allí ocupara el sujeto que pro- 
mueve este recuerdo, fueron de todo pimto distin- 
guidos, terminando sus diar á la edad de cuarenta y 
cuatro años, cuando desempeñaba el cargo de Supe- 
rintendente general de la Real Hacienda en la Isla 
de Cuba; su laboriosidad como hombre de letras 
fué incansable , mereciendo , en -atención á sus va- 
rios interesantes escritos sobre topografía, -rentís- 
tica, etc.. que fa Academia de la Historia le nombra- 
ra socio correspondiente suyo. 

Es muy cierto que , á semejanza del Paralitico de 
la Piscina, no hay hombre sin hombre; pero no lo es 
menos también que á quien se ayuda Dios le ayuda. 
Ramírez fué uno de esos hombres que deben su ele- 
vada posición, en gran parte, á su estudio, desvelo,' 
laboriosidad y comportamiento recto y justificado; 
posición tanto más notable cuanto poco común, y 
tanto más honorífica cuanto que no es heredada, 
como acontece con algunos aristócratas de la sangre 
de sus abuelos, á cuya digna memoria tan mal suelen 
corresponder; ni improvisada, como se verifica en no 
pocos aristócratas del dinero, que chupan la sangre 
de sos hermanos hasta conseguir dejarlos exhaustos. 



como acontece con gran parte de nues- 
tras piezas literarias no sólo de los pri- 
meros siglos de la imprenta, si que 
también del pasado, y aun de princi- 
pios del actual, está escrito con bas- 
tante corrección y chispa, y su estilo 
no puede ser más adaptado al objeto 
que lo promueve. Hállanse en él reca- 
pitulados al fin los refranes dispersos 
por la obra , con el título de índice de 
los Refranes que contiene este verda- 
dero papel j y que ha querido entresa- 
car su editor, por no tenerse por me- 
nos que el del otro cuya certera se 
duda, algunos de los cuales presumo 
que son forjados por la mente despe- 
jada del joven escritor. Este otro, á 
quien alude aquí el Sr. Ramírez, es el 
autor anónimo de las Instrucciones 
económicas y políticas dadas por el 
famoso Sancho Pansa, etc., de que 
dimos cuenta en su lugar correspon- 
diente. 

RETRATOS (Los vivos) de todos 
los Emperadores , desde luíio Ce- 
sar hasta el Emperador Carlos. V. 
y Don Fernando su hermano : sa- 
cados de las más antiguas mone- 
das , no como fueron sacadas por 
otros, sino pintadas muy fiel y 
verdaderamente, y las vidas y 

' hechos, costumbres, virtudes, y 
vicios, pintados con sus colores, 
y puestos por historia. Por Hu- 
berto Goltzio Pintor. 

Al fin: 

C Impresso en Auvers , a despesas 
de Huberto Gottzio Pintor, en la Em- 
prenta de Egidio Copenio de Dist. Afío 
del Señor. 1560. 

Folio mayor. Sin foliación, signatu- 
ras A, a, b, d, hasta Ee, todas de seis 
hojas, y Ff, Ggde cuatro, siendo la 
última blanca. 

Colección rarísima que se compone ; 



Digitized by 



Google 



340 



PARTE SEGUNDA 



de 135 grandes medallones tirados con 
un color bronceado , y acompañados 
de las vidas de los emperadores; ade- 
más cada retrato lleva encima una 
máxima ó sentencia por este estilo: Ten 
al francés por amigo, no lo quieras 
por vecino, — - De boca parlera sale to- 
do daño, — Cuando la fortuna os li- 
sonjea, entonces os engaña, — Muchos 
hay que saben mucho , y ninguno hay 
que sepa de si harto. — El que no sabe 
callar, no sabrá hablar á su tiempo y 
etcétera. 

La obra está dirigida por Goltzio á 
Felipe II. en 1557 , y es muy singtilar 
que se publicara antes en castellano 
que en latín , que es el idioma en que 
dio á luz este autor todas sus demás 
producciones. 

Nicolás Antonio no lo menciona en- 
tre los extranjeros que^ escribieron en 
español.— 

Tal es, á la letra, lo que respecto de 
esta obra , que no conozco , dice Salva, 
en la sección de Biografía del Cátalo 
go de su biblioteca; y, en vista de se- 
mejante descripción, no he vacilado 
en darle aquí asiento. 

REVISTA DE Archivos , Bibliote- 
cas Y Museos. Dedicada al Cuer- 
po facultativo del ramo. Tomo i. 
Madrid. Rivadeneyra. 1871. 

7 vols., 4.°. 1871-77. (Los tomos 6.^ y 
7.^ fueron impresos por Fortanet. ) 

En la sección destinada á Pregun- 
tas y Respuestas se halla algún mate- 
rial , aunque escaso , alusivo á nuestro 
intento. 

BIEVISTA de España. 

En el tomo vn , ó sea Número 25 de 
estapublicación periódico-literaria, co- 
rrespondiente al 15 de Marzo de 1869, se 
halla un precioso trabajo sobre el ori- 
gen del refrán El diablo está en Canti- 



llana, y el arzobispo está en Brénes, 
debido á la bien cortada pluma del 
Sr. D. Juan Eugenio Hartzenbusch. 

REVISTA de Gerona. 

4.° mayor. 

En el número correspondiente al mes 
de Marzo de 1883 de esta curiosa y bien 
redactada publicación literaria , cien 
tífica y artística, sé insertó una carta, 
con el título de Aforística , que tuvo 
la bondad de dirigirme mi distinguido 
amigo el erudito é incansable escritor 
y anticuario D. Enrique Claudio Gir- 
bal , en la que me da cuenta de un ma- 
nuscrito por dicho señor hallado en la 
Biblioteca Provincial gerundense, "im 
vol. en 4.^, en papel de hilo y algo des- 
tartalado , sin portada y sin nombre de 
autor. Dicho M. S: consta de 111 folios 
numerados , escrito en letra clara y co- 
rrecta^ al parecer, del pasado siglo. Ti- 
túlase Breve Rethoricce compefuiium, 
y, como su título lo indica, está redac- 
tado en latín. Después de la tabla de 
materias, á fol. 80, sigue un Breve 
Resumen (fe la Poesía Castellana; 
concluyendo el tomo por " una colec- 
ción de Adagios, que, como por vía 
de apéndice, se halla continuada des- 
de folios 101 á 107. „ Concluye dicha 
epístola con las siguientes palabras: 
"Por lo demás, he preferido dejar sin 
corregir la ortografía defectuosa del 
original , así como lo anticuado de su 
lenguaje, que le presta cierto sabor de 
época. Mucho celebraré que mis bue- 
nos deseos salgan cumplidos de una ú 
otra manera, y mientras espero cono- 
cer la autorizada opinión de V. sobre 
el particular, me repito „ etc. 

Pocos días después contestaba yo al 
Sr. Girbal manifestándole mi (nó au- 
torizada^ sino pobre) opinión acerca 
de este extremo, en unas cuartillas 
que , por mi propia mano , puse en la 
sección de Impresos del Correo de Ma- 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



341 



drid, mediante faja, y nó sobre, pro- 
vista de los competentes sellos, en la 
cual hacía constar que se trataba de 
original de imprenta ; pero esta es la 
bendita hora de Dios en que , al cabo 
de ocho años , no ha llegado^ el susodi- 
cho escrito á su debido paradero 

ni llegará. El M. S. á que se refiere su 
descubridor no merece , en verdad, 
que despliegue uno gran actividad y 
solicitud en pro de su contenido ; pero 
míamigoyseftor Girbal se merecía esa 
solicitud y tal actividad ; y aun cuan- 
do no era mía la culpa de que hubiera 
resultado infructuoso el ideal que se 
perseguía, con todo, escribí á dicho 
sujeto otro artículo , igualmente en 

forma de carta, el cual corrióla 

propia suerte que el anterior; pero, 
como quiera que el gato escaldado del 
agua fria huye , hube de quedarme 
con copia de esta última (pues no acos- 
tumbro hacer borrador de mis traba- 
jos), en expectativa de mejor ocasión 
para sacarla á luz, si, como sucedió, 
entraba mi segundo original á hacer 
compañía al primero ( probablemente 
para que no tuviera miedo) en la re- 
gión de las tinieblas. Llegó, pues, la 
ocasión de que le diera el sol, lo que 
no hubiera hecho yo aquí, si no cre- 
yera que puede prestar su lectura al- 
gün interés al lector, para quien nada 
es superfino, tratándose de achaques 
paremiológicos. En su consecuencia, 
y para mejor ponerle en autos, inser- 
taré primeramente la dicha colección, 
tal cual la publicó el mencionado se- 
ñor Girbal, y á seguida mi malhadada 
epístola, de cuya suerte libre Dios á 
mis lectores , y yo no me vuelva á ver 
en otra; que, para bromas basta, y 
quédese en cero , y van dos, 

«ADAGIOS 

Al buen callar llaman Santo. 

A hija casada muchos yernos a la puerta. 

A Asno modorro Arriero loco. 



Amores, dolores, toz, y dineros, no pue- 
den estar quedos. 

A mí que soy de Cordoua. 

Al fin se canta la gloria. 

Agrillas eran, o verdes. 

A Traidor, Traidor y medio. 

A mi me sacare vn ojo, porque a mi ene- 
migo le saquen dos. 

A Rio rebuelto ganancia de pescadores. 

A otro perro con este giiesso. 

Aun no assamos , y ya esp'ringamos. 

Algo se ha de hazer para blanca ser. 

Al que mal viue miedo le sigue. 

Al postrero muerda el perro. 

A bestia que beue no es menester chis- 
tarle. 

Al ruin dadle officio. 

Antes es la camissa que el sayo. 

A palabras locas, orejas sordas. 

A do fueres haz como vieres. 

A la muger, y a la picaza, lo que en la 
plaza. 

Al peligro, y al remedio con tiempo. 

Amigo de todos, y de ninguno todo es 
vno. 

Amigo Pedro, amigo Juan, pero mas 
amiga es la verdad. 

Anda mas ocupado que horno por Na- 
vidad. 

A moro muerto gran lanzada. 

Agua parada no muele molino. 

Andar de mal en peor. 

Achaque al Viernes, para no aiunarle. 

Buey suelto bien es lame. 

Bien se yo de que pie cojeiyas. 

Buscáis sinco pies al gato. 

Buenas son mangas después de Pasqua: 

Basta vn amo en vna casa. 

Buscadlo amigo , mas si fuere perro , ya 
os huuiera mordido. 

Bocado convido , no gana amigo. 

Buena Fama tuerto encubre. 

Buena seras , quando la rana tendrá pe- 
los. 

Buena es la ventura, por quien la pro- 
cura. 

Con el tiempo me accomodo. 
Cada grumo tiene su humo. 
Cada uno se enamora de sus cosas. 
Con alegre compaftia se suffre la triste 
vida. 



Digitized by 



Google 



342 



PARTE SEGUNDA 



Comer poco, y remojarlo bien. 

Garzas, y espinas todas son mis primas. 

Caro me costo el chiflete. 

Cestos después de vindimias. 

Continua gotera agüera la piedra. 

Cuervo, á Cervo no se sacan los oyos. 

Cada vno tiene su gusto. 

Cada vno haga lo que sabe. 

Caminante cansado suba en asno si no 
halla cavallo. 

Carbón ni leña, no compres cuando 
llueva. 

Como costal de carbonero , malo de fue- 
ra, y peor de dentro. 

Comed mangas que por vosotras me ha- 
zen honra. 

Como no riñe tu amo? porque no es ca- 
sado. 

Con vn poco de tuerto, llega vn hombre 
á su derecho. 



Dezir las verdades, es perder las amis- 
tades. 

De las contadas come el lobo. 

Duro es Pedro para cabrero. 

Disminuir la harina y recoger la ceniza. 

Dadiuas quebrantan peñas. 

De la mano á la boca se caye la sopa. 

De oy en mañana no se haze nada. 

Dime con quien vas, y direte lo que 
harás. 

De casta le viene al galgo ser radilargo. 

Dadme dineros y no consejos. 

Del Pan, y del palo. 

Dadle al villano el pié y tomara la mano. 

Dize el doliente al sano. Dios te de sa- 
lud hermano. 

De la mañana se conoce el dia. 

Dareme por vencido, quando no pueda 
hazer otro. 

De lo poco poquito, de lo mucho infinito. 

Del Pan de mi compadre, buen pedazo á 
mi ahijado. 

Dexemos Padres y abuelos, y por nos- 
otros seamos buenos. 

Dios te de salud, y gozo. Casa con Corral 
y pozo. 

Dos gosques á vn can mal rato le dan. 

Dar al maestro cuchillada. 

Dineros son calidad. 

El vestido haze hombre. 



El que haze bien a hombre ingrato, pier- 
de el trabajo. • 

En la almoneda la boca queda. 

El que dissimula con agrauio espera otro. 

Esto en tus manos durara poco. 

El Olmo no puede dar peras. 

El que no sabe en menores, no sabrá en 
maiores. 

El cántaro que va mucho a la fuente, vna 
vez dexa el asa, otra la frente. 

El mal cobrador haze mal pagador. 

En casa del herrero assador de palo. 

El hombre por la palabra , y el Buei por 
el cuerno. 

El Escarauajo llama á sus hijos granos 
de oro. 

En esto pongo el Cuero, y correas. 

En esto pongo el saco, y las peras. 

Esto aprendí desde chiquito. 

Enseñasme lo que ya se. 

En vn gran peligro te duermes. 

En todas partes ay peligro. 

Es vn gran traidor. 

El loco por la pena es cuerdo. 

En burlas ni en veras. 

Eh ruin ganado poco ay que escoger. 

Estarse en sus treze. 

El horno, y el viejo por la. boca se ca- 
lientan. 

Entre sastres no se pagan costuras. 

Es menester Dios, y ayuda. 

Entre los amigos no hay gran partido. 

Estar a engordar. 

El tiempo todo lo acaba. 

El Diablo por ser viejo sabe tanto. 

Es agudo como punta de orinal. 

El mejor cauallero es Don Dinero. 

Estaua en los cuernos del Toro. 

Estar en medio del rio, y morirse de sed. 

En lo que estamos benedicamus. 

El tiempo passado fue mejor. 

Ebro traydor naces en Castilla, y riegas 
Aragón. 

El hermano para el dia malo. 

El hombre occasionado cada año ape- 
dreado. 

En rio que no ay pezes, en vano es echar 
las redes. 

Esso es cenada con piedras. 

El hijo nuestro Don Lope ni es miel» ni 
hiél, ni vinagre, ni arrope. 

Esta la carne en el garavato por falta de 
gato. 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



343 



Entrar como Pedro por su casa. 
Estar como vidrio entre piedras. 

Fuesse por el llano» y boluio trasquilado. 
Fuego de Dios en el querer bien. 
Frayle sin verguen<?a. 
Fuime a Palacio , fuime bestia , y bolyi 
asno. 

Gato con hombre yersas come. 
Gran pescado no se coge en pozo pe- 
queño.- 
Gato escaldado de agua fria huie. 
Grano a grano hinche la gallina el papo. 
Grada a grada se sube la escalera. 
Grande es mi yerno, bueno fuera mejor. 
Guárdete Dios de hecho es. 

Huespedes vengan y haremos de su pan 

sopas. 
Honra, y prouecho no caben en vn saco. 
Hazeis la gata de Juan Hurtado. - 
Hallo zapato de su pie. 
Hallastes el milagro de Mahoma. 
Helo aprendido a mi costa. 
Hale hecho vn presente de que no gusta. 
Habíame cristiano que te entienda. 
Hale dexado en un gran peligro. 
Hazer antes el texado, que el fundamento. 
Hombre apercebido vale por dos. 
Habito no haze monj a . 
Haze, y calla. 

Hazeos Queja, y comeranos Lobos. 
Hazes mal espera otro tal. 

Ja están aquí San Roque, y su perro. 
Juega de mí como de vna pelota. 
Jmbidia rae tened, y no piedad. 
Jra de hermanos, ira de diablos. 
Júntate a los buenos, y seras vno dellos. 
Ja nos va bien ya mal. 

La virtud lleua consigo el premio. 

Lo mal ganado se lo lleva el Diablo. 

Lo que se vsa no se escusa. 

La vieja escarmentada passa el agua 
arrreraangada. 

Las damas siempre dizen da mas. 

Lo que puedes hazer oy , no lo aguardes 
a mañana. 

La vejez es enfermedad. 

La donzella gastada , no puede ser re- 
mendada. 



La tercera gana la prima. 

La piedra salida de la mano , no se sabe 
adonde va. 

La misma conciencia acensa. 

Lo que quieres tu que otro calle , . calía- 
lo tu. 

Los negocios hazen los hombres. 

Los tiestos semejan a las ollas. 

La pequeña hazienda en la paz se au- 
menta. 

Locura es buscar lo que después te ha 
de pesar. 

La necessidad no tiene ley. 

Los dedos de las manos no son iguales. 

La presencia del amo engorda el caua- 
11o. 

Las tocas de Beata, y las vñas de gata. 

Lo que se aprende en la cuna siempre 
dura. 

Lo que la fuerza no puede el ingenio lo 
alcanga. 

La boda de los pobres toda es vozes. 

Las paredes tienen orejas. 

Mala es la quenta al fin del saco. 
Mal de muchos consuelo de todos. 
Muchos somos pero poco valemos. 
Mas vale paxaro en la mano que buitre 

volando. 
Mas vale guardar que ganar. 
Mas vale cabera de gato que cola de 

León. 
Mas ven cuatro ojos que dos. 
Muera marta, y muera harta. 
Mas ladra el perro quando ladra de 

miedo. 
Miedo guarda la viña. 
Mas quiero comprar que rogar á ruines. 
Muger, viento, y fortuna, siempre se 

muda. 
Muchos alaban al ames ypocos vsan del. 
Mas vale tarde que nunca. 
Mas vale maña que fuerza. 
Morirse anegado sin agua. 
Mas vale vn toma que dos te daré. 
Mande a sus mogos. 
Mas vale ahorcar, que ser ahorcado. 
Mas quiero creerlo, que irlo á buscar. 
Mala caga es el gato. 
Mal se cubre el gato con la cola. 
Mas vale verguenga en cara , que miedo 

en coragon. 
Mientras te hazen la barba, habla poco. 



Digitized by 



Google 



344 



PARTE SEGUNDA 



No es pobre el que tiene poco , sino el 
que dessea mas. 

Necedad es emprender lo que no puedes 
hazer. 

Ninguno esta contento con su suerte. 

No ay plazo, que no Iluegue. 

No se cogen truxas a bragas enxutas. 

Nuestro gozo en el pozo. 

Nadie diga desta agua no beuere. 

No ay de quien fiar. 

No ay mal que dure, ni bien que no se 
acabe. 

No te iras en Roma por penitencia. 

No ay meior Venta, que buena renta. 

No ay bien sin premio, ni mal sin cas 
tigo. 

No se puede azer todo de vnavez, so- 
plar, y sorber no puede ser. 

Nunca buen mogo por fuerza. 

No se gano Zamora en vn hora. 

No ha quedado clauo en pared. 

Ni vn dedo mano, ni vna golondrina ve- 
rano. 

No todo lo que vno dessea alcanga. 

Obras son amores, que no buenas ra- 
zones. 
O bien rico, o bien pobre. 
O todo, o nada. 
O morir, o salir con ello. 

Pagar justos por peccadores. 

Perro que ladra no muerde. 

Por esto pena el muchacho. 

Por huir del fuego dar en las brasas. 

Pues haueis hecho la Iglesia hazed el 

Altar. 
Pescador de caña mas come que gana. 
Pobreza no es vileza. 
Por vos no se pondrá mas sal en la olla. 

Quien madruga Dios le ayuda. 

Quien ha estado a vn tris de la Sepultu- 
ra tenga cordura. 

Quien tal haze que tal pague. 

Quien no tiene no puede dar. 

Quien ha officio ha benefñcio. 

Quando todos te dizen que eres Asno 
rebusna. 

Rojo de pelo, negro de rostro, tuerto de 
un ojo, coxo de un pie, si vos soys bue- 
no mucho hareys. 

Siempre teneys queden Ir. 



Si guien bien sirue no medra, quien mal 

sirue que espera. 
Si desta escapo, y no mueri3, nimca mas 

bodasj al Cielo. 
Sabe traer el agua a su molino. 
Si el Guardian juega a los naipes, que 

harán los frayles. 
Sayo tuuiesse, que sin guantes lo pas- 

saria. 

Todo lo rebuelues. 

Todos te conocen. 

Tu lo has empezado, acabalo. 

Toda buena salsa pica. 

Tabaco vino y muger echan el hombre 

a perder. 
Tres cosas destruien al hombre mucho 

hablar, poco saber, mucho gastar, y 

poco tener, mucho presumir, y poco 

valer. 
Tal para tal. 
Todo lo hazes al reues. 

Viua quien vence. 

Viue de esperanzas. 

Vinimos según nuestra posibilidad. 

Vieneme el mal que me suele venir, que 

después de harto me suelo dormir. 
Vida Angelical comer en Taberna, y 

dormir en hospital. 
FIN.„ 

AFORÍSTICA 

Al Sr. D. Enrique Claudio GirbaL 
Gerona. 

Muy Sr. mío y distinguido amigo: 

El hombre fíropotic,y el Corteo de España dispone. 

No extrañe usted que comience esta 
mi epístola con un refrán parodiado, 
porque las circunstancias especiales 
que militan en el asunto que nos ocu- 
pa, me mueve á hacerlo así con harto 
sentimiento. 

Es el caso que en el mes de Marzo 
del año corriente, tuvo usted la bon- 
dad de enderezarme ima epístola en la 
Revista de Gerona, con igual título 
que el que promueve esta contestación 
por duplicado; y digo por duplicado, 
porque también es él caso que, á pesar 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



345 



de haber recibido dicha carta en época 
sumamente atareada para mí, cual lo 
es la Semana Santa , hurté el tiempo al 
descanso y á varios quehaceres , y en 
la propia dicha Semana me apresuré á 
ponerle á usted en el departamento de 
impresos de esta Central, yo mismo 
en persona, unas cuantas cuartillas en 
contestación á su favorecida á que me 
refiero, expresando en la faja, nó so- 
bre, que se trataba de original de im- 
prenta. Pero el hombre, propone, y 

el Correo de España dispone; esto es: 
yo me propuse que el original , escrito 
como dicho queda, en época tan ex- 
cepcional para mí (que si algún mérito 
tenía era ése solo), llegase á manos de 
usted, porque para eso le puse las 
señas claras y los sellos competentes; 
mas el Correo, quiero decir, algún 
majadero de los muchos que, tanto en 
Correos cjomo en las demás dependen- 
cias de nuestra Nación, se hallan em- 
pleados, dispuso lo contrario, de que 
certifica bien á las claras el no haber 
llegado aún á poder de usted dicho mi 
manuscrito, con ser transcurridos ya 
seis meses largos de talle desde enton- 
ces á acá: tiempo más que suficiente 
para haber dado la vuelta al mundo, 
nó que á Gerona. Mucho me duele, en 
verdad, tener que tomar la pluma 
para repetir un mismo asunto, por 
haber marrado la primera tentativa, 
aáfegurándole que, á no mediar en este 
caso persona tari respetable como us- 
ted, no lo hubiera verificado, por causa 
de lo enojoso que se me hace, en aten- 
ción á mi falta de tiempo, no salir de 
un mismo círculo á pesar de andar y 
más andar; pero le aseguro á usted, 
por el nombre que llevo, que muchísi- 
mo más me duele en la ocasión pre- 
sente, por cuanto se trata de que en el 
mismo mes de Marzo á que aludo, re- 
mití al diario madrileño El Día, un 
artículo intitulado Apantes sobre ex- 
travío de la correspondencia epistolar, 



en cuyas columnas salió á luz el lunes 
23 del citado mes ; artículo en que de- 
fendía yo á los empleados en el ramo 
de Correos de tantas inculpaciones 
como se les hacen en orden á no llegar 
gran parte de la correspondencia á su 
debido destino, y que de seguro no 
habría escrito si hubiera llegado á 
vislumbrar lo que dentro de pocos 

días me esperaba ¿Qué le hemos de 

hacer? Sea todo por Dios ; consolémo- 
nos con que la moralidad , tratándose 
de empleados, se encuentra en Espa- 
ña, salvo honrosas excepciones, á mu- 
chos grados bajo cero; y dejando á un 
lado cuestión tan enojosa y repugnan- 
te, entremos ya en materia. 

Ahora bien, prescindiendo de la di- 
ferencia, tal vez exagerada, que esta- 
blezco yo entre lo que debe ser el re- 
frán, el proverbio y el adagio, em- 
piezo- por decirle á usted que entre 
las 260 locuciones de que consta la co- 
lección á que me refiero, intitulada 
Adagios , figuran varias que no alcan- 
zo con qué derecho figuran en ella; 
V. g.: Todo lo revuelves; Todos te co- 
nocen; Enséñasme lo que ya sé; Es 
un gran traidor: modos de hablar 
todos ellos tan lisos, llanos, mondos 
y lirondos, que carecen de alguna de 
las condiciones requeridas para que 
una frase entre en la esfera paremio- 
lógica ó aforística. 

Dejo también á un lado lo nada me- 
recedor de ser consultado dicho M. S. 
en lo relativo á su escritura, pues pu- 
lula en pasajes cacográficos, ó llámese 
barbarismos, tales como Aún no asa- 
mos, y ya espringamos ; Bien sé yo de 
qué pie cojeiyas, etc.; siendo así que 
en manuscritos é impresos españoles 
de la más remota antigüedad, respec- 
tivamente, se apuntan ya las formas 
pringamos y cojea, ó, cuando más, em- 
pringamos y coxquea, formas ambas 
usadas por nuestros antiguos clásicos, 
en tanto que dificulto haya usado na- 



Digitized by 



Google 



346 



PARTE SEGUNDA 



die , que se precie de saber hablar y 
escribir medianamente, las bárbaras y 
viciosas que en este caso consigna el 
texto que nos ocupa. 

En lo r^pectivo á tal ó cual varian- 
te que usted advierte en algunas de 
esas frases, juzgo de mi deber mani- 
festarle que dichas variantes, y aun 
muchas más, han estado ó están actual- 
mente enjuego , y algunas de ellas con 
mejor acuerdo de lo que en esta obre- 
cilla aparece. Ejemplo de lo primero: 
Al buen callar llaman santo. Anti- 
guamente se decía también Sancho, 
como es lo común y frecuente hoy en 
día; pero también se decía sabio y 
sAGE , y hasta se empleaba el italianis- 
mo SAGGio. Ejemplo de lo segundo: 
Grande es mi yerno, bueno fuera me- 
jor; variante poco acertada, siendo 
así que, tanto antes como ahora, lo 
común y corriente es expresar el se- 
gundo miembro en la forma mejor 
FUERA BUENO, con lo quc rcsulta el aso- 
nantado tan recomendable en los re- 
franes , así en obsequio á la harmonía 
como á la mnemotecnia , y sobre todo, 
á la propiedad de la elocución. 

Y ya que he citado arriba el refrán 
Al buen callar llaman santo, no esta- 
rá demás el hacer constar aquí de pa- 
sada, por si hay algún lector que lo 
ignore, que dicha variante de Sancho 
por SANTO no es invención de Cervan- 
tes, como muchos presumen; fijáranse 
bien éstos en el único pasaje del Qui- 
jote en que se trae á colación seme- 
jante proverbio, y verían de luego á 
luego como reconoce una fecha ante- 
rior, al decir el Héroe manchego á 
aquel costal de refranes y de malicias, 
su escudero: "Ese Sancho no eres tú; 
porque no sólo no eres buen callar, 
sino mal hablar y mal porfiar >. „ 

1 Parte II, cap. XLin. 

Para más pormenores acerca del origen de este pro- 
verbio , véase mi Intraducibilidad del Quijote , pá- 
gina 185 y siiifttientea. 



Pero lo que hallo más grave en el 
opúsculo que promueve esta mi críti- 
ca, es: 1.^, el empleo del verbo dismi- 
nuir en el símil siguiente : Disminuir 
la harina y recogerla cenisa, frase 
que carece de sentido, y en la cual de- 
ja de verificarse además la debida an- 
títesis para dar á entender que una 
persona desperdicia lo útil y estimable, 
al propio tiempo que guarda lo inser- 
vible ó de menos precio , cuya falta se 
hubiera subsanado si el amanuense hu- 
biera escrito, V. gr., difundir^ al tenor 
de como hoy se dice, y se ha dicho 
siempre : Allegador de la ceniza , y de- 
rramador de la harina; 2.^, el escribir 
En burlas ni en veras , sin más ni más, 
proposición que , así aislada, nada dice 
ni á nada conduce, pero que, seguida 
de su complemento con tu amo no par- 
tas peras, és un consejo de á folio. En 
cambio , y vayase lo uno por lo otro, 
en la agrupación de la letra N leo: No 
se puede azer todo de una vez, soplar, 
y sorber, no puede ser , donde la pri- 
mera proposición hace desmerecer á 
la segunda , que es el verdadero ada- 
gio, así por preceder la explicación á la 
metáfora, cuanto por lo larga que re- 
sulta la enunciación de dicho princi- 
pio^ contra la índole propia y caracte- 
rística del género sentencioso. 

De todo lo expuesto , y mucho más 
que callo, saco en conclusión, aunque 
con harto sentimiento, que la obrilla 
que V. me ha dado á conocer carece 
por completo de importancia, como 
harto lo he dado ya á entender, tanto 
por su calidad , cuanto por su forma y 
extensión. Otra cosa sería si, ya que 
reducida á tan breves dimensiones, hu- 
biera estado redactada correctamente; 
y mucho mejor aún, si hubiera sido 
glosada ó explicada, al modo que lo 
practicó en el afto de 1541 un anónimo 
respecto de Los Refranes que recopi- 
ló Iñigo Lopes de Mendosa por man- 
dado del rey don Juan, á cuyo trabajo 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



347 



aludían los antiguos paremiógraíos 
cuando citaban la Glosilla, para dife- 
renciarlo de otro anterior intitulado 
Refranes glosados, en los cuales cual- 
quier que con diligencia los quisiere 
leer hallará proverbios y maravillo- 
sas sentencias , y generalmente á to- 
dos muy provechosos , á que llamaban 
la Glosa antigua ^ 

Antes de acabar, permítame V. que 
le exponga una vehemente sospecha 
que abrigo respecto de la parte mate- 
rial que ostenta su hallazgo. 

Dice V. que el volumen á que alude 
se halla "escrito en letra clara y co- 
rrecta, al parecer del pasado siglo. „ 
Mucho me temo sea una copia torpe- 
mente sacada de algún original escri- 
to en época bastante anterior, y tal vez 
poco inteligible para el bueno del ama- 
nuense, fundándome para ello, á vuel- 
tas de otros motivos, en que, hallándo- 
se redactada por orden alfabético la 
colección que nos ocupa, veo en la 
inicial C la palabra Carlas (por (far- 
sas), así como en el grupo J voces 
tales como Ja (por Ya), Jmbidia (por 
Imbidia 6 Invidia), é Jra (por Ira): 
escritura é^ta, como sabe V. muy bien, 
que en el siglo próximo pasado estaba 
desterrada ya, no sólo de la pluma, 
sino hasta de los moldes. 

Como quiera que sea, no puedo me- 
nos de dar á V. las más expresivas 

1 Antójaseme qae esta obrita anónima es de fines 
del siglo XV, á juzgar por «n ejemplar que poseo en 
letra gótica, 16 hojas en 4.**, sin expresión de tipógra- 
fo, lagar ni aflo, y sin foliación ni reclamos, pero con 
signaturas. De la misma se hicieron bastantes edi- 
ciones en el siglo siguiente, y tres en el actual, inclu- 
so la mía que publiqué en el tomo 7.® á^ El Refrane- 
ro general español, aTío de 1877. ¿Será debido este 
opúsculo á la pluma de un tal Dimas Capellán, á 
quien menciona Nicolás Antonio en su Biblioteca 
Nova como autor de unos Refranes glosados impre- 
sos en Toledo por Juan Várela, en 4.<*, año de 1510?.... 
Lo ignoro absolutamente, máxime cuando no he te- 
nido ocasión de ver jamás esta obra, ó esta edición, 
en caso afirmativo. 



gracias por la cuenta que de su hallaz- 
go ha tenido la bondad de darme, pues 
al fin y al cabo resulta un libro más en 
la esfera de \di Bibliografía paremioló- 
gico-hispana, de que ya he tomado la 
correspondiente nota para mis traba- 
jos especiales; ¡ojalá sea V. más afor- 
tunado en otra ocasión acerca del par- 
titular, á fin de que pueda comunicarle 
juicio más favorable este su atento 
s. s. y cappn. q. b. s. m., José María 
Sbarbl— Madrid y Octubre 6 de 1883. 

REVISTA mensual de Filosofía, 
Literatura y Ciencias, de Sevi- 
lla. Sevilla. Imp. de Girones y 
Orduña. 1869-74. 

6 vols.: el 1.^, en fól. menor; los 5 
restantes, en 4.^ 

En el núm. 5.^ de dicha Revista, co- 
rrespondiente al 25 de Agosto de 1870 
(tomo ii), se halla im artícnlo firmado 
por D, Antonio Machado y Alvarez, 
é intitulado Apuntes para un artículo 
literario, en el cual se prueba que "las 
coplas llamadas sentenciosas son, por 
la mayor parte, refranes cantados. „ 

REY QUE RABIÓ (El) Capítu- 
lo CXCI. De por qué rabió el 
Rey que rabió. Nueva edición 
corregida y aumentada. Teruel: 
Imp. y librería de José Alpuente. 

FoU. de 20 págs., 4.^ 

La advertencia que pone El Editor 
á la vuelta de la portada está fechada 
en 2 de Mayo de 1877, y en ella entra 
diciendo: "Hace cuatro años, poco más 
ó menos, se imprimió este Capítulo, 
cuya edición se agotó rápidamente, „ 
etcétera. 

Está redactado en estilo satírico y 
zumbón. 



Digitized by 



Google 



Digitized by ^ 



Google 



s 



SABER (El) del pueblo ó Rami- 
llete formado con los Refranes 
castellanos, Frases proverbiales, 
Aforismos, Máximas, Axiomas, 
Pensamientos, Sentencias, Ada- 
gios, Apotegmas y los Prover- 
bios más selectos ingleses, ára- 
bes, turcos, rusos, latinos, france- 
ses, indios, escoceses, alemanes, 
daneses, griegos, italianos, chi- 
nos y persas; por E. Orbaneja y 
Majada. Valladolid. 1890. Hijos 
de J. Pastor. 

4.^, 375 págs. y una hoja de índice. 

Trabajo curioso, como suelen serlo 
todos los de este linaje, pero que ado- 
lece de no pocas inexactitudes, espe- 
cialmente en los preliminares. 

I 
SABIDURÍA ESPAÑOLA dictada 

POR LA experiencia Y MEDITA- 
CIÓN, en mil proverbios, recopi- 
lados de la multitud de que abun- 
da el castellano, dispuestos de 
un modo que pueden servir de 
entretenimiento á los padres de 



familia, para hacérselos recitar 
á sus hijos desde el momento que 
empiezan éstos á tartamudear 
palabras ; para lo cual se han di- 
vidido en seis sesiones, siguiendo 
el orden de la naturaleza, á las 
que preceden palabras sueltas 
escogidas, que servirán para sol- 
tar la tiernecita lengua antes 
de las oraciones completas que 
constituyen un lenguaje por 
principios, capaz de evitar la 
pronunciación viciosa, y un arte 
de leer por principios fundamen- 
tales. Por Don Tomás Aranáz y 
Barrera, maestro Real de pri- 
mera educación. Con licencia. 
Barcelona: En la Imprenta de la 
Viuda é Hijos de D. Antonio 
Brusi. Mes de mayo de 1832. 

Un foll. , 8.^ 96 págs. 

SABIDURÍA (La) de las Nacio- 
nes, ó los Evangelios abrevia- 
dos. Probable origen, etimología 
y razón histórica de muchos pro- 



Digitized by 



Google 



350 



PARTE SEGUNDA 



verbios, refranes y modismos 
usados en España , por el doctor 
D. V. Joaquín Bastús. Librería 
de Salvador Mañero, editor, 
Rambla de Santa Mónica, núm. 2. 

3 vols., 8.*^ mayor. 
El tomo I, impreso en 1862, consta de 

artículos 278 

El u, en 1863 180 

Elm, en 1867 ., 208 



Total de artículos. 



666 



Obra en que á vueltas de muchas y 
muy ctuíosas noticias se encuentran' 
algunas ligerezas en todos sentidos, de 
las cuales nos vamos á permitir indi- 
car sólo las siguientes , sin salir de la 
primera serie ó tomo. 

En el prólogo, pág. xiv, y en las 97 
y 136 del texto — en estas tres ocasio- 
nes, pues, —dice el autor que el primer 
refrán que trae el Quijote es : Vayase 
el muerto á la sepultura y el vivo á la 
hogaza; así como el último : En los ni- 
dos de antaño no hay pájaros ogaño. 

Muy distraído debió de estar el señor 
Bastús al leer la obra del Manco de 
Lcpanto, cuando pasaron inadvertida- 
mente á sus ojos, por lo menos, 17 re- 
franes antes del que consigna como 
primero, y son : 

Cada uno es hijo de sus obras. 

(Cap. IV.) 

Por el hilo se saca el ovillo. 

(Ibid.) 

Tras la cruz está el diablo. 

(Cap. VI.) 

Nunca lo bueno fué mucho. 

(ibid.) 

Pagan justos por pecadores. 

(Cap. vn.) 

Ir por lana y volver trasquilado. 

(Ibid.) 



Ahora lo veredcs, dijo Agrajes. 

( Cap, vm. ) 

El amor todas las cosas iguala. 

(Cap. XI.) 

Á quien se humilla Dios le ensalza. 

(Ibid.) 

Una golondrina sola no hace verano. 

( Cap. xm. ) 

No hay memoria á quien el tiempo no 
acabe, ni dolor que muerte no le con- 
suma. 

(Cap. XT.) 

Sacar fuerza de flaqueza. 

(Ibid.) 

La alabanza propia envilece. 

(Cap. XVI.) 

Ser tortas y pan pintado. 

( Cap. zvn.) 

Andar de ceca en meca y de zoca en 
colodra. 

( Cap. xvin. ) 

Dar al diablo el hato y el garabato. 

(Ibid.) 

La boca sin muela es como molino sin 
piedra. 

(Ibid.) 

En la pág. 174 se lee como encabe- 
zamiento de un artículo especial, el 
adagio latino Aquila non capit mus- 
cas. Mucho nos equivocamos, ó esta 
frase es la que tiene por correspon- 
diente en castellano La sorra no 
anda á casa de grillos, que parece na- 
tural fuera preferida , toda vez que la 
Colección de que se trata no es de pro- 
verbios latinos, sino españoles. 

Al fijar nuestra vista en la pág. 205 
y leer allí : Disputar sobre la punta 
de un alfiler\ de una espada , nos han 
dejado sabor transpirenaico entram- 
bas frases; porque si lo que se preten- 
de manifestar es que alguna persona 
propende á ser camorrista, ó adolece 
de ser excesivamente miserable 6 de 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



351 



un carácter intransigente, ahí están 
esas dos frases castizas : 

Disputar por quítame allá esas pajas, y 
Llevarlo todo á punta de lanza , 

que nos sacarán luego del paso. 

Y sigue el capítulo de galicismos en 
la pág. 234, con motivo de Haber per- 
dido sus guantes una joven , " frase , „ 
según el Sr. Bastús, "que se aplicaba 
en otro tiempo á la que había tenido 
alguna aventura perjudicial á su ho- 
nor, ó bien, íntimas relaciones de ga- 
lanteo*" Estamos conforme con que 
así sucedió en Francia, como se coli- 
ge del testimonio de los paremiólogos 
de aquella nación; pero lo que es en 
España , aun cuando desgraciadamen- 
te hayan tenido las jóvenes deslices, 
tropiezos , malos pasos , etc. , no han 
sido hasta de presente los guantes el 
medio ó instrumento llamado á expre- 
sar que han perdido la flor. 

Daremos fin á este artículo pregun 
tando si las palabras Tocayo y Tocaya 
son, por ventura, algún proverbio , re- 
frán ó modismo (que es de lo que ofre 
ce en su portada tratar este libro), 
para merecer un capítulo aparte, como 
lo tiene, efectivamente, al final del 
tomo i; y dado caso que así lo fuese, 
de lo cual dista tanto como el cielo de 
la tierra, si les convendría en esta hi- 
pótesis la etimología ú origen que el 
Sr. Bastús les adjudica con motivo de 
la celebración del matrimonio más so- 
lemne ó por confarreación entre los 
Romanos, cuando después de haber 
preguntado el marido á la puerta de 
su casa , en ocasión de recibir á la co- 
mitiva que acompañaba á su futtu-a 
consorte, quién era su mujer, contes- 
taba ésta : 

Ubi tu Catus , tbi ego Caia , 

en donde tú serás llamado Cayo, á mí 
me llamarán Cay a; esto es, en donde 
tu mandarás, mandaré yo; ó bien, tú 



y yo seremos iguales en la casa; tú 
Cayo, yo Caya\ en una palabra, sere- 
mos tocayos 

Confieso con toda sinceridad que al 
acabar de leer semejante peregrina 
especie , no pudo menos de asaltar á 
mímente, tal vez por lo que á ello 
obliga la fuerza del consonante, aque- 
lla chistosa ocurrencia del Fénix de 
los Ingenios^ cuando proponiéndose 
seguramente satirizar á los que pre- 
tenden Inquirir la etimología de las 
palabras por sólo el sonsonete , es- 
cribió: 

Tú llevarás tu Acá; 

Pues yo seré de Acá el Ayo, y creo 
Que porque enseña y es del Acá el Ayo, 
Le dieron este nombre de Lacayo i. 

De todos modos, lo repetimos, exis- 
ten en este libro muchas y muy inte- 
resantes noticias dignas de la mayor 
consideración, y que arguyen desde 
uego laboriosidad suma en el sujeto 
que las diera á luz. 

SABIO (El) instruido de la Gra- 
cia , en varias Máximas , ó Ideas 
evangélicas, políticas, y mora- 
les, &c. Por el P. Francisco Ga- 
rau , etc. 

V. el artículo siguiente. 

SABIO (El) instruido de la Natu- 
raleza, en quarenta Máximas 
políticas, y morales, illustradas 
con todo género de erudición 
sacra, y humana. Por el R. P. 
Francisco Garau de la Compa- 
ñía de lesus , Catedrático de Pri- 
ma de Theologíá Escolástica en 
el Colegio de Barcelona. Sácale 
á Ivz lacinto Dov ciudadano hon- 



1 Lope de Vega, en su comedia E¡ Hombre de 
bien. 



\ 



Digitized by 



Google 



^ 




352 



PARTE SEGUNDA 



rado de Barcelona. Va á la fin 
un índice de materias predica- 
bles. Añadidas en esta segunda 
Impression. Año 1691. En Barce- 
lona. En la Imprenta de Antonio 
Ferrer, y Balthazar Ferrer, Li- 
breros. Véndense en sus casas, 
á la Librería. 

Tres vols., 4.** 

El tomo u lleva por título : El Olim- 
po del sabio instruido de la Natura- 
lesa, y segunda parte de las Máximas 
poHticas, 8ÍC. 

Creo que la primera edición de esta 
obra se hizo en Madrid, por Antonio 
González de Reyes, año de 1671. Sé 
que existen varias ediciones; mas 
como quiera que noto en todos los 
ejemplares que he tenido á la vista 
cierta amalgama ó confusión de fechas 
entre los tomos componentes de esta 
obra , y como por otra parte , ninguna 
de las Bibliografías que he consultado 
al efecto ha desvanecido mis dudas, de 
ahí que me remito al silencio, limitan 
dome tan soló á llamar la atención del 
lector. 

El plan seguido en esta obra, así 
como en la que queda apuntada en el 
artículo anterior, es muy propio de 
aquelsigloy del precedente, en quemu- 
chos escritores , tanto sagrados como 
políticos y morales, nacionales cuanto 
extranjeros, se valían para emitir su 
doctrina de los emblemas ó empresas 
dibujados, y después comentados en 
disertaciones más ó menos extensas, 
mejor ó peor desempeñadas. Tal es la 
forma adoptada por este sabio jesuíta, 
quien, después de cada emblema gra- 
bado en madera, pone una fábula ó 
cuento en prosa con el título de Fic- 
ción, á la que se sigue la Máxima 
correspondiente , por lo regular exten- 
samente comentada con copia de eru- 
dición y en lenguaje correcto. 



SALT (Spanish), a Collection of 
all the Proverbs which are to be 
found in Don Quixote. With a li- 
teral English translation , notes, 
and an introduction , by Ulick 
Ralph Burke. M. A. ** Poner sal 
en la mollera. „ London: Basil 
Montaga Pickering, 196, Picca- 
dilly. 1877. 

Un vol., 8.*^, 24 págs. prelims. con 
inclusión de la port., 99 de texto. 

SALUDADORES (Los). Pronos- 
tico diario &c. para el año de 
1762. Por el Pequeño Piscator de 
Salamanca el Doct. D. Isidoro 
Francisco Ortiz Gallardo de Vi- 
llaroel, &c. En Madrid, por An- 
drés Ortega. Año de 1761. 

Un foll., 8.*^ 

SANCHO Panza's Proverbs, and 
others which occur in Don Qui- 
xote; with a litteral English 
Translation, Notes, and an In- 
troduction by Ulick Ralph Burke. 
Basil Montagu Pickering, Picca- 
dilly, London: 1872. 

Un vol. 8.^, 16 págs. prelims., 44 de 
tex o. 

Dicho texto está algo descuidado así 
en el fondo como en la forma: tocante 
al fondo , por los refranes que se han 
escapado á la diligencia del colector, 
respecto de la forma, por los muchos 
errores gramaticales que se deslizaran 
al hacer la copia. 

SANCHO DE ESPAÑA (El buen). 
Colección jnetódica de Máximas, 
Proverbios, Sentencias y Refra- 
nes acerca de la Agricultura, la 
Ganadería y la Economía rural, 



Digitized by 



Google 




CATÁLOGO 



353 



escritos y anotados por Un Espí- 
ritu apasionado de las gentes del 
campo. Madrid, Librería de Don 
León Pablo Villaverde, calle de 
Carretas, n.M. 1862. 

A la vuelta: 

Imp. de D. L, Palacios , carrera xie 
S. Fraftctsco, 6, 

Opúsculo en 8.^ de 128 págs. 

En él recorre el autor los fenómenos 
peculiares á los doce meses del año 
bajo el séptuplo aspecto de la Meteo- 
rognosia ^ Labranza, Zootecnia, Mo- 
ral, Economía, Higiene y Administra- 
ción, que consigna en crecido número 
de dísticos , á los que acompaña una 
breve explicación. 

A fin de poder formarse un juicio 
aproximado de la Índole de esta curio- 
sa obrita, sirvan los ejemplos que á 
continuación exponemos, entresacados 
de los siete referidos aspectos: 



MORAL. 



De Dios todo bien procede, 
Y al que estudia lo concede. 

Dios nos ha dotado de facultades físi- 
cas é intelectuales admirables, que sin el 
estudio, es decir, sin cultivo y ejercicio 
asiduos no se desarrollan conveniente- 
mente. 

ECONOMÍA. 

Lo que se ha desperdiciado 
En doble pérdida es contado. 

Se pierde lo gastado en producirlo , se 
falta al objeto propuesto , y se carece de 
lo que hubiera podido producir. 

HIGIENE. 

Muchísimos males previene 
Mujer que sabe de Higiene. 

La mujer en la ca.sa y en la cocina su- 
fraga las necesidades de la salud, y pre- 
viene muchas causas de enfermedad. 



METEOROGXOSIA. 

Los eneros polvorosos 
Traen los años abundosos. 

De inviernos secos salen las plantas 
más sanas y robustas, y las tierras me- 
nos sucias. 

LABRANZA. 

En suelo que está pesado 
Nunca metas el arado. 

Se plastiza la tierra y se hace impene- 
trable al aire , al agua y á las raíces de 
las plantas. 

ZOOTECNIA. 

Oveja, yegua, cochino y vaca 

El invierno pasar quieren entre paja. 

A causa de la limpieza, sequedad y 
abrigo. 



1 Parte de la Física, que trata del conocimiento 
de los meteoros. Es voz que no trac el Diccionario 
de la Academia. 



ADMINISTRAaÓN. 

Más vale tender la pata 
Que labrar la tierra ingrata. 

Tierra ingrata es la que no paga los 
gastos y sacrificios que se la consagran. 

SANCHO (Ensayo sobre la filo- 
sofía de). 

V. Viajes (Los) de un Bracma, etc. 

SCHOOLE-MASTER (The Spa- 
nish) Containing seven Dialo- 
gues, according to euery day in 
the weeke, and what is necessa- 
rie euerie day to be done , whe- 
rein is also most plainly shewed 
the true and perfect pronuncia- 
tion of the Sphanish tongue, to- 
ward the furtherance of all those 
which are desirous to learne the 
said tongue within this our Real- 

45 



Digitized by 



Google 



^ 



354 



PARTE SEGUNDA 



. me of England. Whereunto, be- 
sides, seven Dialogues, are an- 
nexed most fine Prouerbs and 
sentences, as also the Lords pra- 
yer, the Articles of our beliefe, 
the ten Commandements , and a 
Vocabularie, with divers other 
things necessarie to be knowne 
in the said tongue. Newly collec- 
ted and set forth by W. Stepney, 
professor of the said tongue in 
the famous Citie of London. Spes 
anchora tuta. Imprinted at Lon- 
don by R. Field for lohn Hari- 
son. 1591. 

Un vol. 16.*^, port., 3 hoj. prelimins., 
252 págs., más una de erratas. 

Los Refranes españoles comienzan 
á la pág. 143, con su correspondencia 
inglesa en la plana de enfrente, y aca- 
ban en la 157, ascendiendo su totalidad 
ál03. 

Desde la pág. 167 á la 183 se registra 
una curiosa colección de Sentencias, 
algunas de las cuales son harto curio- 
sas, como se puede echar de ver por 
las siguientes muestras : 

" Vn hombre no puede bien emprestar 
estas quatro cosas, 

1 Vn buen cauallo. 

2 Vna muger sabia que ama a su ma- 
rido. 

3 Vn fiel criado que bien quiere a su 
amo. 

4 Vna buena espada y armas para la 
guerra„ i. 

*^ Buscar estas cosas es trabajo per- 
dido. 

1 Gansos en una azeytera. 

2 Puercos gordos entre los ludios. 

3 Vino en una red para pescar. 

1 Este consejo me rccacrda aquel refrán de nues- 
tro país, que dice : 

Mujer, reloj y escopeta, no se presta. 



4 Cauallos en nidos de Cigüeñas. 

5 Verdad en vn Ipocrita. 

6 Lealdad en vn lisonjero. 

7 Temperancpa en vn borracho. 

8 Dineros cabe vn prodigo. % 

9 Sabiduría en vn loco. 

10 Entendimiento agudo en vientre 
gordo. 

11 Virtud en ruyn compañia.„ 

Tocante á los Siete Diálogos que se 
hallan en esta obrita, véase lo que lle- 
vamos dicho en nuestro artículo Plea- 
sant and Delightfvll Dialogues, &c., 
página 134. 

SCVOLA DEL VoLGO, cioé Scielta 
de piü leggiadri, spiritosi Detti, 
nforismi, e Proverbi, tolti da 
varié Lingue, particolarmente 
dair Hebrea, Araba, Chaldea, 
Greca, Latina, Todesca, Fran- 
cese, Spagnvola, Fiamenga, In- 
glese, e molt' altre, e trasportati 
neir Italiana , oltre quelli , che in 
questa nati , da questa sonó stati 
colti, etc. da Givlio Varrini. Ve- 
roña, por Francesco Rossi. 1642. 

12.^, 11 hoj. prelims. y una en blan- 
co, y 287 páginas. 

Existen varias ediciones posterio- 
res, más ó menos alteradas; y creo 
que después de la que acabo de apun- 
tar, que es la 2.*, todas ellas ostentan 
en la portada el título de Scielta de 
Proverbi e Sentensi Italiani, tolti da 
varié Lingue, etc., hecho caso omiso 
del característico Scuola del Volgo, 

La circunstancia que me ha deter- 
minado á tomar aquí nota de este 
librito, obedece á haber traducido el 
compilador italiano á su lengua mu- 
chos refranes españoles, así como de 
otros varios países; lo cual debe tener 
al lector sobre aviso, á fin de que no 
vaya á tomar por italiano lo que es 
importado del extranjero, supuesto que 



Digitized by 



Google 




CATÁLOGO 



355 



no se apunta al lado de cada uno de 
ellos, como se debía haber hecho, su 
origen ó procedencia, y se evite así el 
llamarse tal vez á engaño. 

SECRETOS DE FILOSOPHIA Y MEDI- 
CINA coUegidos por el Bachiller 
Alonso lopez de corella puestos 
a manera d*perque por que me- 
jor se encomienden a la memo- 
ria. M.D.XXXIX. 

4.°, let. gót., 12hoj. 

(Cit. en el Catálogo de la biblioteca 
de Salva, núm. 2087.) 

V. la descripción lata de este raro 
opúsculo en el lugar indicado, y con- 
fiérase después con el artículo si- 
guiente y con el que lleva por título 
Tresientas preguntas de cosas natu- 
rales. Fruto todas estas producciones 
de un mismo árbol, podría asegurarse 
que la que apuntamos en este artículo 
es la manzana en ñor; la que cataloga- 
mos en la letra T, la manzana verde 
que aguarda en la rama su apetecido 
incremento; y la que describimos á 
continuación, la manzana que, ha- 
biendo alcanzado el punto de madurez, 
recrea desde el plato la vista, el olfato 
y el paladar del espectador. 

SECRETOS DE Philosophía y as- 

TROLOGÍA Y MEDICINA Y DE LAS 
QUATRO MATHEMATICAS SCIENCIAS! 

Collegidos de muQhos y diuersos 
auctores: y diuididos en cinco 
quinquagenas de Preguntas Por 
el Licenciado Alonso Lopez de 
Corella Médico. 1547. 

Un vol. fol. Fort, á dos tintas, con 
orla, 3hoj. prelims., 133 de texto. Let. 
got. Fol. y signat. sin reclamos. No 
usa la coma, sino la diagonal /. 

La índole de esta obra nos estimula, 
en cierto modo, á darle cabida en nues- 



tras páginas, como se deducirá del 
siguiente ejemplo: 

«Pregunta XXIX 

C Por qué el ojo frotando 
cesamos de esternudar? 

C Atraheras todo el vapor 
que esta dentro en las narizes: 
si tu frotas como dizes 
los ojos a tu sabor. 
Y aquesto no harás peor 
si frotares las orejas: 
no pienses que son consejas 

\ pues atrahe siempre el calor. 

C Aristoles trigésima prima partícula. 

, problemate primo. 

I GLOSA. 

Frotando las orejas cesamos de es- 
ternudar: pero frotadolas nos viene 
tos: coma dize Aristotil. XXXII. par- 
tícula pblematum | pblemate VI. Es 
de notar q Aetío en el següdo sermón 
de la següda parte eñl capitulo vltimo 
I poniedo remedios cOtra los demasia- 
dos estemudos | pone el que esta de- 
clarado en el metro. Donde dize | q 
frotar en la parte de las narizes q esta 
junto a los ojos | aprouecha mucho 
para los esternudos. Y dize q Apolo- 
nio affirma q en la casa do huuiere 
plumas de cigüeña no esternudaran 
los mochachos: lo qual si es verdad 
no caresce d'admiracion. Es següdo de 
notar: que dize Gentil en la primera 
del tercero en el capl'o de epilepsia: 
que porque el estemudo es manera de 
gota coral | por tato vsamos saludar 
al que esternuda. Porq acerca de los 
antiguos la gota coral era vna enfer- 
medad muy vergonzosa: en tanto t 
que a los que la tenian | no admitía 
en los combites. Otros dizen que esta 
costúbre prouino desde la pestilecia q 
huuo en Roma en tiempo de sant Gre- 
gorio: en la qual los hóbres esternuda- 
do moría. Pero lo de Gctil es mas cier- 



Digitized by 



Google _ 



356 



PARTE SEGUNDA 



to: por^ auctores4 escriuieró antes q 
fuese a^Ua pestilecia dize q era costú- 
bre saludar al*q esternuda. Lo cual se 
coUige de lo que dize Plinio. XXVIII. 
libro, capitulo segundo. Y si no satisfa- 
ze la causa que de Getil he puesto 1 
se puede collegir vna muy sufficiente 
de lo que dize Aristotil trigésima tertia 
partícula pblemate nono. Donde dize: 
que al esternudo tienen por cosa sa- 
grada: porque procede de la cabera 
que es tenida por miembro diuino. Y 
esto según Plato esta muy claro: por- 
que en la cabera ponia la alma que vsa 
de razón | por la qual los hombres se 
hazen diuinos. Desto esta clara la cau- 
sa de essa costübre | y de lo que dize 
problemate séptimo de la mesma par- 
tícula. Donde dize: q los antiguos por 
los estemudos agorauan. Según esto 
podemos dezir: que porque los ester- 
nudos eran agüeros de bien ó de mal | 
por tanto al que esternudaua saluda- 
uan: dando le a entender | q le des- 
seauan buen agüero. Desto me paresce I 
a mi cierto que deuio venir esta eos- | 
tumbre tan antigua. Es mas de notar: j 
que Aristotil en la trigesimatertia par- ! 
ticula en el pblema alegado dize: que 
mas comunmente esternuda vno dos 
vezes q vna. La causa dize que es: 
porque tiene dos agujeros en las nari- 
zes: y ansi a lo común hay causa en 
dos lugares para hazer esternudar. „ 

Es libro raro. 

V. el artículo anterior, y el intitula- 
do Tresientas preguntas de cosas na- 
turales, etc. 

SEGUIDILLAS curiosas de Ada- 
gios Españoles, en que se anun- 
cian, y predicen los sucesos más 
singulares de las cuatro Estacio- 
nes. 

{V.) Pronóstico (El) más cierto, y 
Piscator infalible, &c. por D. Fran- 
cisco de Torres, paraelaftode 1760. 



SEGUIDILLAS (Colección de) ó 
Cantares, De los más instructi- 
vos Y selectos. Enriquecida con 
notas y refranes en cada uno, 
para hacer más fácil su inteligen- 
cia, y la lección más fértil y agra- 
dable. Se ilustran con Anécdotas, 
Apólogos, Cuentos y sentencias 
morales, políticas y jocosas. To- 
do recogido, dispuesto y exor- 
nado , para acreditar que ningu- 
na Nación tiene un ramo de Lite- 
ratura tan exquisito , y lacónico, 
tan abundante de conceptos su- 
blimes, de elegantes máximas, y 
de morales sentencias en la Poe- 
sía , como el que componen nues- 
tras seguidillas: por D. A. V. D. S. 
Tomo 1.^ Madrid. Imprenta de 
Franganillo. 1799. 

Un vol. 8.^ de 430 págs. \ más 16 
prelims. incluso la portada. 

Antes de copiar ejemplos que acre- 
diten la índole de esta obra, diremos 
en primer lugar : que las iniciales del 
autor que figuran en la portada, repre- 
sentan á D. Antonio Valladares de So- 
tomayor ; en 2.*^, que aun cuando cons- 
ta allí la circunstancia de Tomo 1.**, no 
se han dado á luz más, por quedar 
completa la obra en sólo éste; y 3.^, 
que muchas de estas seguidillas faltan 
á las reglas de la Poética, en atención 
á tener agudas las últimas sílabas de 
los renglones pares, por cuya razón 
no se prestan á ser cantadas con la de- 
bida propiedad. 

Sirvan ahora de muestra los siguien- 
tes cantares con sus respectivas notas. 

A una hermosura tonta , 
Dijo un ingenio : 

1 En rlgror son 432 por aparecer repetidas las 401 
y 402, 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



357 



" Lástima es que no tenga 
Alma este cuerpo. „ 
Y yo antepongo : 
Un dedo de talento 
A mil de hermoso. 

(5.) Un talento sublime es superior á 
una hermosura tonta. Harto necio será 
quien se embelese más con ella que con 
él, á no ser por pocos momentos. Un li- 
terato viendo y escuchando á una mujer 
hermosa, pero necia, dijo; "Que encen- 
dería el corazón más de nieve al verla; 
y que reduciría á nieve el corazón más 
encendido al oiría. „ Y dijo bien: porque 
Hermosa que encanta, si es tonta que 
espanta, buen músico y mala garganta. 
Olla sin sal, has cuenta que no tienes 
tnanjar. Simpleza y hermosura, es hon- 
fada sepultura. ,, 

"(21.) 

Advirtió Juana á Pedro 
Que fuese anoche ; 
Pedro se durmió y logra 
La dicha Jorge ; 

Que en estos juegos 
No quiere amor dormidos, 
Sino despiertos. 

(21.) Quien mucho duerme ^nada espe- 
re. Poco amante es el que se duerme 
cuando lo que ama le espera. Debe cas- 
tigarse este descuido, premiando la dama 
otro cuidado; porque aunque no lo eje- 
cute como apasionada, tiene disculpa si 
lo hace como ofendida. Un poeta dijo: 

Quien á la cita falta de su amor. 
Es necio, loco, tonto ó gran traidor. 

Y aún se nos advierte que : Quien tiene 
tienda , que atienda. El pastor dormido, 
y el ganado en el trigo. Dormir no es 
malo; pero es mejor cumplir con el amo. 
En el rebaño el lobo, y el pastor dur- 
miendo con otro, „ 

«(191.) 

Van al revés las cosas 
En todo el mundo , 
Callan los ruiseñores, 
Cantan los buhos, 



Y en lo más alto. 
Se aseguran los necios, 
Callan los sabios. 

(191.) Tiene un buen artificio esta se- 
guidilla y su estribillo para ponderar la 
extravagancia del mundo. Verdadera- 
mente que los que forman los buhos no 
son cantos, sino pedradas que descala- 
bran á los pobretes que tienen la desgra- 
cia de escucharlos. ¿Y no es una lástima 
que enmudezcan ó hagan enmudecer á 
los cisnes y ruiseñores? Lo cierto es que 
se ven cosas que nunca se vieron en el 
mundo antiguo. Nuestros nuevos filóso- 
fos han iluminado lo que aquél oscureció. 
En él , aquellos hombrones del vigote re- 
torcido y las calzas atacadas, tan con- 
cienzudos como cristianazos á prueba de 
bomba, establecieron máximas de dis- 
tinto jaez que las que hoy nos ilustran. 
Ninguno tenía conocimiento de este re- 
frán: Sin dinero ó lisonja, nadie logra; 
parque solo el mérito ó la virtud se lle- 
vaban La sorra por la cola, sin que se 
pudiese decir que Aún queda el rabo por 
desollar. Tampoco sabían: ¡Oh! Era mu- 
cho lo que sabían, y nádaseles daba, 
que Por dinero baila el perro, y que El 
que más adula, hace más fortuna. No le 
decían al sabio Fortuna te dé Dios, hijo, 
que el saber poco te basta, sino Entren 
los que saben, y los necios, d la calle. 
Pero , á qué viene esto? Es otra cosa que 
Machacar en hierro frío? Todos son bue- 
nos, y mi capa no parece ; y Cada uno 
estornuda como Dios le ayuda. Este Se- 
ñor Nos dé lo que nos falta ^ y dinero 
para la plaza. Lo mejor es dejar á Cada 
loco con su tema , porque En cada tierra 
su uso, y en cada casa su costumbre, Y 
Por donde fueres y has como vieres; sir- 
viéndonos de consuelo que Dios consien- 
te, y nó para siempre, „ 

Tal es la conclusión de este libro, y 
con ella ponemos también nosotros fin 
á este artículo , no sin hacer constar 
antes que lo reimprimimos en El Re- 
franero general español, constituyen- 
do por sí solo el tomo iv de dicha nues- 
tra publicación. 



Digitized by 



Google 



338 



PARTE SEGUNDA 



SEGUIDILLAS (Colección de las 
MEJORES COPLAS de), Tiranas y 
Polos que se han compuesto para 
cantar á la guitarra. Por D. Pre- 
ciso. 

Al fin: 

Tercera edición, corregida y aumen- 
tada, Madrid , la Hija de Don Joaquín 
Ibarra, MDCCCV. 

Dos veis., 12.°, ports. grabs. 

— Existe otra edición, también de 
Madrid, en igual tamaflo, por Re- 
puUés, aflo de 1816. 

—Otra edición hay también en un 
solo tomo. 

El verdadero nombre del Autor es 
D. Juan Antonio Zamácola, escribano 
que fué en Madrid. 

Con el encabezamiento de Coplas 
que concluyen en juegos de palabras 
y Refranes castellanos , trae dicha 
obra una serie de diez y nueve perte- 
necientes á esta clase, la que repro- 
duje al final del tomo iv de El Refra- 
nero general español. 

Véase, además, el artículo Coplas 
(Colección de) de Seguidillas, Bole- 
ras y Tiranas, etc., pág. 103. 

SEL V AGÍA. En que se introducen 
los amores de un cauallero , lla- 
mado Selvagio , con una illustre 
dama dicha Isabela; efectuados 
por Dolosina alcahueta famosa. 
Toledo, en casa de Joan Ferrer. 
1554. 

Unvol.,4.° 

Hízose, en 1873, una reimpresión 
en la Colección de Libros españoles^ 
raros y curiosos, de que es editor el 
Sr. D. A. Duran, en un vol., 8.^, y se- 
guida de la Seraphina. (V.) 

El autor de la Selvagia fué Alonso 
de Villegas Selva go, toledano, quien 
siendo de edad de veinte años la com- 



puso en aquella ciudad en servicio de 
su señora Isabel de Varrionuevo , se- 
gún se demuestra por el acróstico de 
los versos que preceden á esta obra, 
de índole diametralmente opuesta á la 
que brotara de su pluma bastantes 
años después, con el título de Flos 
Sanctorum, 

El número de los Refranes y Dichos 
proverbiales esparcidos por la Selva- 
gia y asciende á más de ciento cua- 
renta. 

SEMINARIO Victoriense: Terce- 
ra parte para la classe de Ma- 
yores. Contiene copiosa explica- 
ción de acentos , libro 5. figuras 
poéticas, metros: Arte poética 
de Horacio, glossada en Octauas 
Castellanas, tratado de Rheto- 
rica: Adagios, y Sentencias por 
la A. B. C. con otras cosas cu- 
riosas , que muestra la tabla que 
se pone al fin: su autor D. Joan 
Joseph Saenz de Texada, Pres- 
bytero Beneficiado de la Villa 
de Arnedillo, Rector, y Cathe- 
dratico de Letras Humanas, en 
el CoUegio Seminario de S. Prv- 
dencio de la Ciudad de Vitoria. 
Dedicado á los Illustres Señores 
Patronos de el Seminario. Con 
privilegio De su Magostad , y Li- 
cencia del Ordinario. En Vitoria: 
Por Bartholomé Riesgo , y Mon- 
tero. Año de 1730. 

8.° 

Con el membrete Tratado de Ada- 
gios , en griego Paremias , hállase en 
esta Tercera Parte (págs. 302-42) una 
colección de refranes castellanos con 
sus equivalencias latinas. 

SENTENCÉS courtes et Prover- 
BEs pleins de sens , tires des plus 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



359 



excellens auteurs et de Tentre- 
tien ordinaire des Espagnols et 
des Italiens, traduits en fran<;ais. 

Simple nomenclatura, con traduc- 
ción, colocada al fin de la obra si- 
£*,uiente, que se atribuye al célebre 
Nicole, de Port-Royal: 

Epigrammattim Delectus, Parisiis, 
Carol. Savreux, 1659. 12.^ 

Los^ Refranes españoles ascienden 
á 345, y los italianos á 129, dispuestos 
por orden alfabético. 

— Hállanse igualmente en la Gram- 
maire et Dictionaire franQois et es- 
pagnol, etc., de que queda hecha men- 
ción á la pág. 199, columna primera. 

SENTENCES NOTABLES (Re- 
cüEiL de), Dicts et Dictons com- 
muns , Adages , Proverbes et Re- 
frains , traduicts la plus part de 
Latin , Italien et Espagnol , et ré- 
duicts selon Tordre alphabétic. 
Par Gabriel Meurier. Anvers, 
Jean Waesberghe , 1568. 

8.^, 130 hojas foliadas. 

Con posterioridad á la fecha arriba 
indicada^ que creemos sea la del año 
en que por vez primera salió á luz este 
curioso libro, ha sido reimpreso en 
distintas ocasiones con el título de 
Thrésor de Sentences dorées, etc. (V.) 

SENTENCIARIO. 

Fol. M. S. de mi propiedad, de letra 
del último tercio del siglo xvii, según 
todas las probabilidades. 164 fojas, y 
una que sirve de portada. 

El título preinserto es el que lleva 
el tejuelo. La primera plana la consti- 
tuye el índice. De las Obras de este 
Sentenciario, dentro de una orla bas- 
tante regularmente trazada á pluma. 
La letra del libro es bastante clara. 



aunque la tinta se ha vuelto algo ama- 
rillenta. 

Consta de 2.105 ^^wsaw/^«/os, pues 
juzgo que no todos ellos pueden ser 
calificados de Sentencias. 

SENTENCIAS breves, y verdade- 
ras á la Alusión de estos tiem- 
pos , sacados , y asimilados por 
vn Leal Sancho , Gran expositor 
de refranes. Romance. 

Medio pliego doblado en 4.**, sin au- 
tor, lugar, impresor ni fecha; pero se 
deja ver por el contenido de este Ro- 
mance, que es de principios del si- 
glo xvni. 

Empieza así : 

" Después que Madrid se ha buelto 
para que espanten las ansias 
Músico , y Poeta donde 
quien canta su mal espanta. 

Después que viendo su Dueño 
Philipo Qvinto Monarcha 
dixo: Pues Dios me le ha dado, 
que me le bendiga el Papa. „ etc. 

Y acaba: 

"Triumphará el grande Philipo 
de todas las alianzas; 
y sino al fin me remito , 
que al fin la gloria se canta. 

Y si se antojan Coronas 
á Don Carlos, que vna se haga, 
que para antojo es lo mismo 
las guindas, que calabazas. „ 

Son por todas 57 las redondillas de 
este Romance, cada una de las cuales 
termina comunmente con un refrán. 

Sigue un Soneto pentacróstico , y al 

fin 

Lavs Deo. 

SENTENCIAS de Don Quijote y 
Agudezas de Sancho. Máximas 
y Pensamientos más notables 
contenidos en la inmortal obra 



Digitized by 



Google 



360 



PARTE SEGUNDA 



5£v 



á?- 






de Cervantes, Don Quijote de la 
Mancha. Madrid : lábrería de 
Moya y Plaza, Carretas, 8. 1863. 

Un vol. , 8.*^, 88 páginas. 

En las cuatro últimas hojas de este 
líbrito se halla una colección , no com- 
pleta, de los Refranes diseminados por 
el Quijote. 

SENTENCIAS de P. Siró, D. La- 
BERio, Séneca y de algunos 
OTROS ANTIGUOS, comprchcndidas 
cada una en un verso yámbico 
por orden alfabético, y traduci- 
das de latin en castellano, por 
D. Juan Antonio González de 
Valdes. Con licencia. Madrid en 
la Imprenta Real. CIOIOCCXC 

Un vol. 8.** mayor, 118 págs. 

En la Vida de Décimo Laherio y de 
Publio Siró, que precede á estas Sen- 
tencias, se lee, pág. 5, lo siguiente, 
con la nota marginal que transcri- 
bimos. 

** En esta edición de Siró, que acaso 
no pasa de la segunda en España ^ van 
mezclados los versos yámbicos con los 
pocos trocaicos, por haber observado 
que todos rematan en yambo, y hacer 
poco al asunto la división; pero se ha 
procuradomás exacíitud de la que había 
en elorden alfabético, arreglándolos en 
lo demás á las varias lecciones, que 
consuenan mejor con el sentido. Sino 
se ha conseguido el acierto en la difí- 
cil aplicación de nuestros refranes á 
las sentencias morales latinas; á lo 
menos se ha procurado, y abierto el 
camino, para que otro de mayor pe- 
netración haga este beneficio á la Es- 
paña: iter esty qtiacumquc dat prior 
vestigittm,^ 



1 Se imprimió en Granada, afto 1535, en 4.'\ con 
los dísticos morales de Catón. ' 



SENTENCIAS DE PHILOSOFOS. 

Y DIFERENTES NOTICIAS. 

Hállanse en un tomo en 4.^ M. S. de 
la Bib. Nac, rotulado Asn7nptos poli- 
ticos, y signado Ee, 149, ocupando 
8 hojas. 

Poco servicio pueden prestar á nues- 
tro intento; pero poco quiere decir al- 
guno, y, por tanto, damos cabida á 
este pequeño trabajo, en el que recla- 
ma ahora toda nuestra atención. 

En el mismo tomo se registran las 
Sentencias Philosophicas del Dr. per- 
sa Seaid, traducidas por Vicente Bra- 
tuti. Año de 1662. 

SENTENCIAS de varios Autores. 

Un vol. fol. M. S., existente en la 
Biblioteca de Palacio, 2, F. 3. 

Alguna que otra de las incluidas en 
esta Colección, cuya mayor parte están 
sacadas de las Empresas de Saavedra, 
pueden hacer á nuestro propósito. 

j SENTENCIAS filosóficas, i ver- 
, DADES morales, quc otros llaman 
i prouerbios ó adagios castella- 
nos. Escrita por el Doctor Luis 
Galindo, Abogado de los Reales 
Consejos, etc., etc. 

M. S. en papel hecho en el año 
de 1660, como aparece delfín del tomo i, 
y en el de 1659, según consta en el x y 
último, que contiene el índice de toda 
la obra. Existe en la Biblioteca Nacio- 
nal; 10 tomos 4.** p.ta Ee 166 á 175. 

Trabajo importantísimo es el que 
promueve este artículo. Calcado sobre 
La Filosofía vulgar de Juan de Mal 
Lara , le sobrepuja en mérito, no sólo 
por lo considerable del guarismo á que 
ascienden los refranes glosados ^ sí 



1 a 5.073 se eleva la numeración de los artfculos 
de que consta esta obra. Sin embargo, no son tantos, 
en realidad, ni con mucho, los refranes que encierra. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



.%1 



que también por el mayor acierto del 
desempeño, ya en la oportunidad de 
las interpretaciones, ora en la copia 
de reflexiones, luego en la riqueza de 
citas, y, por lo regular, en lo más ele- 
gante del estilo, á que se agrega tam- 
bién el no despreciable trabajo de aco- 
tar en muchos de ellos las equivalen- 
cias en otra ú otras lenguas y dialec- 
tos, cuando la tienen, ó el Autor se las 
ha hallado, tales como latín, francés, 
portugués, italiano, catalán , etc. 

Vacilante , por demás, se encuentra 
el pulso al enristrar la pluma con el 
designio de trasladar modelos , en 
vista de caudal tan rico cuanto varia- 
do; así, pues, encomendándonos á la 
casualidad, fijemos nuestra considera- 
ción en los siguientes : 

"Soltero, pavón; 
Desposado, león; 
Casado, asno. 

„ Como en las edades, también en los 
estados hay sus particularidades y 
costumbres, que son como insepara- 
bles en ellos. En el mancebo libre de 
matrimonio nota nuestro castellano la 
gala, la soberbia y pompa que vemos 
en el pavón (símbolo della). En d re- 
cién casado, el celo y furores con que 
procede en la custodia y guarda de la 
desposada. Y compárale al león , que 
entre los animales (dice Plinio) conoce 
por el olfato el adulterio de su leona^ 
si se mezcló con el pardo, y lo castiga 
celosa y severamente en ella. En el ya 
maduro y entrado en las cargas del 
matrimonio y experimentado de los 
cuidados y trabajo hace su compara- 
ción el refrán con el asno, pacífico ani- 
mal , y que tolera y sufre la carga que 
le imponen sin muestras de repugnan- 
cia. Y así en este propósito, á que prin- 



por cuanto no pocos de dichos números son repeticio- 
nes de un mismo refrán presentado bajo cada una de 
las palabras principales de que se compone , á ñn de 
ser hallado con mds facilidad y presteza. 



cipalmente corre nuestro refrán, dijo 
otro castellano: 

Casarás, y amansarás. „ 

(Tomo II, Ref. 667.) 

'*Piés enjutos y boca fresca. 
„ El francés : 
^Les pieds secs, la bouche fratche. 

„ Regla de sanidad y precepto mé- 
dico es guardar los pies de las hume- 
dades y de la sequedad la boca, en que 
parece concuerda este modo de decir 
al consejo literal de Jeremías, cap. n: 
Prohibe pedetn tuum á nuditate et 
gíUtur tuum á siti, A que alude otro 
castellano : 

Ni comas crudo. 
Ni traigas el pie desnudo, 

porque uno y otro exceso daña igual- 
mente al estómago, y es contrario á la 
salud, y con todas estas y otras pre- 
venciones exclamaba un filósofo vién- 
dose morir: Nudis pedibus non in- 
cessi, ad vetulam non accessi, post 
coenam non potavi: et tamen morior. 
La crudeza también se puede enten- 
der de estómago. Ni comas crudo, esto 
es, estando indigesto y crudo, porque 
la sobrecomida en el estómago car- 
gado sufoca el calor natural, y es afo- 
rismo común de la Medicina : 

Crudum post indigestum generat 
venenum. „ 

(Tomo III, Ref. 288. } 

" Doncella navarra , 
Monja catalana, 
Casada valenciana, 
Viuda aragonesa. 

„Ya por la estrechez de leyes y cos- 
tumbres, ya por la libertad de las pro- 
vincias ó ya por la diversidad de cli- 
mas , así como son distintos con par- 
ticularidad los rostros y hábito de los 
hombres que los habitan , así se dife- 

46 



Digitized by 



Google 




362 



PARTE SEGUNDA 



rencian los genios, los ingenios y las 
inclinaciones de sus naturales. Desta 
observación fué notar á los griegos de 
liviandad y fáciles; á los romanos, de 
imperiosos y graves ; á los españoles, 
de jactanciosos y guerreros ; á los afri- 
canos, de astutos y maliciosos; á los 
franceses, de robustos. A este modo^ 
también en los estados destas mesmas 
naciones y provincias, un género de 
gentes son dados á la religión, otros 
viven relajados ; y como en estas y en 
otras gentes se hallan las particulari- 
dades que vemos y que parecen inse- 
parables y como nacidas, y en los ofi- 
cios y artes ciertas calidades en sus 
profesores que podrían juzgarse forzo- 
sas en los sujetos; así este refrán alaba 
en las doncellas navarras su recogi- 
miento mayor que en otros reinos ; en 
las monjas de Cataluña (como en las 
de Italia), mayor clausura y observan- 
cia; en las casadas valencianas^ más 
fidelidad y amor á sus maridos; y en 
las viudas de Aragón, mayores aten- 
ciones al difunto. 

Alaba también otro vulgar por más 
observantes religiosos en general : 

" Fraile de España 
Y Monja de Italia; 

porque en la Corte romana es mayor 
la clausura destas y la libertad mayor 
en los otros. „ 

( Tomo IV, Ref. 520.) 

Para muestra (dice un refrán, ya 
que de refranes tratamos) un botón 
basta, y nosotros hemos enseñado 
tres. En nuestro humilde concepto, 
esta es la obra más estimable que en 
su género se ha escrito, no teniendo 
que envidiar absolutamente nada á la 
que de igual índole produjera dividida 
en Chinadas la pluma, por otra parte 
célebre, de Erasmo de Roterdán. Es 
lástima que permanezca inédita. 



SENTENCIAS generales de Fran- 
cisco DE GuzMAN, agora nueua- 
mente corregidas. Con licencia, 
Impreso en Lisboa, en casa de 
lorge Rodríguez Año de 1598. A 
costa de Francisco Pérez Mer- 
cader de libros y védese en su 
tienda al Pelorhinho Velho. 

Un vol., 12.^, 10 hoj. prelims., cuya 
última es blanca, más 170 hoj. con fo- 
liación muy equivocada. 

Esta obra es distinta dé la que com- 
puso el mismo autor con el título de 
Flor de Sentencias de Sabios, etc. (V.), 
y después, notablemente aumentada y 
corregida, con el de Decreto de Sa- 
bios. (V.) 

Casi todo este raro y curioso librito 
está escrito en tercetos, empezando de 
esta manera: 

La fe divina cristiana 
es creer sin que se vea 
lo que cumple que se crea. 

Tengo noticia de existir dos edicio- 
nes anteriores á ésta, á saber: Lérida, 
por Pedro de Robles, 1576; y Vallado- 
lid, por Diego Fernández de Córdo- 
ba, 1581, igualmente en 12.** 

SENTENCIAS Philosophicas del 
Doctor persa Seaid, traducidas 
por Vicente Bratuti. Año de 1662. 

V. Sentencias de Philosofos^ y dije- 
rentes noticias, 

SENTENCIAS sacadas de la Sa- 
grada Escritura, Vertidas en 
lengua Castellana, y Catalana, é 
impressas para la enseñanza de 
los Niños de las Escuelas del 
Obispado de Barcelona. El que 
es de Dios, oye las palabras de 
Dios: y El que teme al Señor re- 
cibirá su doctrina. Qui es deDeu, 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



363 



5u las paraulas de Deu. Joan. 8. 
V. 47. y Qui tem al Senyor rebrá 
sa doctrina. Eccli. 32. v. 18. Con 
licencia. Barcelona: En la Im- 
prenta de Juan Jolis, y, Bernar- 
do Pía, en los Algodoneros. Se 
•hallará en la misma Imprenta. 

Un folleto, 8.°, 44págs. 

En esta última dice: 

Barcinone die 3. Julii 1769. Int- 
primatur. De Rico Vic, Gen, & Offic. 
Barcelona, y Julio 6, de 1769, Imprí- 
mase, De Irahien, 

SENTENCIAS y Dichos de diver- 
sos Sabios y antiguos Aüctores, 
assi griegos como latinos; reco- 
gidos por M. Nicolás Liburnio, 
y agora nu,evamente traduzidos 
en Romance Castellano por el 
S. Alonso de Ulloa; Juntamente 
con los ingeniosos y agudos mo- 
tes y dichos de gravissimos Auc- 
tores; que M. Marco Cadamosto 
de Latín en Italiano traduxo. (Hay 
un escudo.) Impresso en Venecia 
en casa de Gabriel Giolito de Fe- 
rrariis y sus Hermanos en el an- 
uo del S. 1553. 

Un vol. 8.° de 72 hojas. En la última, 
entre el registro y el colofón, hay 
otro escudo. 

Esta obra se divide en dos libros: 
el 1.^ se subdivide en 46 títulos, y el 2.** 
en 13 capítulos. Las Sentencias del 1.** 
traen al margen la acotación del es- 
critor á quien pertenecen; las del 2.^ 
carecen de esta circustancia. 

Es libro raro. 

SENTENCIAS (Colección de va- 
rias) y autoridades por orden 
alfabético. 

Con este título, del cual y de todo 



otro carece la obra en que nos ocupa- 
mos, figura en el Catálogo de Manus- 
critos de la Bibliot. Nac. un voliunen 
(folio), signat. Cc. 63. 

Entre los muchos pensamientos de 
que abunda esta colección en las 261 
hojas que la componen, pueden en- 
contrarse bastantes útiles á nuestro 
propósito. 

En la guarda de este libro se lee: 
Del S^''. Conde de Miranda. Ignoro si 
esta indicación alude al colector , ó si 
al propietario , aunque parece más ve- 
risimil lo último. 

Existe en la misma Biblioteca un 
duplicado de esta obra, con bella en- 
cuademación, Bb. 24. 

SENTENCIAS (Elegantes) de 
muchos sabios príncipes ," reyes 
y philosophos griegos y latinos, 
en tres lenguas , español , italia- 
no y francés Anvers. Juan 

Latió. 1555. 

Un vol. 8.** prolongado, sin foliar, 
sign. A-P. 

(Cit. en ^« Essay towards a coilec- 
tion of books relating to Proverbs, 
Emblems , Apophthegms , Epitaphs 
and Ana, being a Catalogue ofthose 
at Keir, London. Privately printed. 
1860.) 

SENTENCIAS (Primera parte de 
las) que hasta nuestros tiempos, 
para edificación de buenas cos- 
tumbres, están por diuersos Au- 
tores escritas , enste tratado 
summariamente referidas , en su 
propio estilo. Y traducidas en el 
nuestro común. Conueniente li- 
ción , a toda suerte y estado de 
gentes. MDLIIII. 

Un tomo 4.** menor. No se llegó á 
publicar la.2.* parte. 



Digitized by 



Google 



364 



PARTE SEGUNDA 



De esta obra existen dos ediciones 
con la portada que acabo de copiar , la 
cual se halla encerrada en una orla. 
Ambas han salido de las prensas de 
Portugal, una en Lisboa, otra en 
Coimbra ; aquélla , impresa en casa de 
Germán Galhardo , y acabada á 13 días 
de Noviembre , conserva al fin la mis- 
ma fecha; ésta, publicada por Joan 
Alvarez, la varía en el colofón, di- 
ciendo que se acabó á 20 días de Mar- 
zo de 1555 aftos ; la primera, carece de 
foliación , teniendo la signatura A has- 
ta X; la segunda, empieza á contar la 
foliatura por la portada, y termina en 
la pág. 3<Í0, á la que sigue una hoja 
cuya plana impar está ocupada en par- 
te por los Yerros de la impresión , y 
la vuelta por el colofón susodicho. 

Los nombres de los AA. á quienes 
pertenecen estas Sentencias , son : 

Plutarco. — Tito Livio. — Quintilia- 
no.— Séneca.— Plinio el Naturalista.— 
Plinio el Mozo. — Salustio. — Quinto 
Curcio. —Valerio Máximo.— Lucio Flo- 
ro.— Tulio.—Aulo Gelio y otros diver- 
sos Autores. — Diversos AA. grie- 
gos. — Suetonio Tranquilo. — Publio 
Mimo. — Virgilio. — Ovidio. — Hora- 
cio. — Juvenal. — Planto. — Diversos 
Poetas. — De ambos Derechos. — San 
Jerónimo.— San Cipriano.— San''Agus- 
tín. — San Ambrosio. — San Bernar- 
do.— San Crisóstomo.— Platón.— Aris- 
tóteles.— Erasmo.— San Gregorio. 

Tal es el orden de sucesión con que 
están inscritos estos AA. en la Tabla; 
pero no es el que rigurosamente guar- 
dan en el texto. 

Las Sentencias , cuyo número pasa 
de 3.000, se hallan redactadas en latín 
á la plana par , con su correspondien- 
te en castellano al frente en la impar. 
En la edición de Coimbra, la letra del 
texto en ambas lenguas es cursiva. 

Es libro raro. 

¿Será el autor de esta obra Andrés 
Rodríguez, natural de Ebora? Parece 



lo más probable , atento á lo que con- 
signa Nicolás Antonio en su artículo 
Andreas Eborensis, sive Andreas Ro- 
drigues , donde, á vueltas de otras 
varias especies , dice que Jorge Car- 
doso atribuye en unos apuntes suyos 
al referido Andrés las Sentencias en 
Latin, y en Romance^ Coimbra, 1554, 
en 4.^ 

SENTENTIAS Españolas. Saca- 
das y recopiladas con Grande vi- 
gilancia de muchos resabidos va- 
rones y discretos autores, enfa- 
uor de los que Quieren la lengua 
Española: metrificadas; en len- 
gua Franceza para el contento 
de todos. Conueniente lecion á 
toda suerte y Estado de Gentes. 
(Hay un florón.) 

Un vol., 8.**, port., una hoja prelim.. 
104 págs., aunque en rigor son 108 por 
estar repetidas las 45-48. 

Tal es la portada de este libro rarí- 
simo que he tenido ocasión de ver me- 
diante la amabilidad del Sr. D. Ma- 
nuel Remon Zarco del Valle, de cuya 
propiedad es. Perteneció antes dicho 
ejemplar al bibliófilo Mr. Arthur Di- 
naux , de quien aparece una nota ms. 
en la contraguarda por la cual se echa 
de ver que el autoi ó compilador de 
este opúsculo es el Sienr La Grávete, 
cortesano, como asimismo que dicho 
señor publicó otro libro fabricado con 
los mismos elementos, y cuyo título es: 
i Sent enees latines, fídellement tra- 
duittes dii latin en frangois et en Es- 
pagnol , par leSr, La Grávete. A Pa 
ris, M.DCLXII, 8.^, 3 hoj. prelims., 
112 págs., dedicado á M. de Monceaux, 
sin expresarse tampoco en su portada 
el nombre del impresor. Acaba su nota 
Mr. Dinaux manifestando que La Grá- 
vete no pom'a sus obras á la venta, 
sino que , después de lujosamente en- 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



365 



cuadernadas, las regalaba á personas 
ricas , quienes no podían menos de co- 
rresponder al agasajo del autor con un 
obsequio que valía cien veces más que 
el objeto que lo promovía. 

Las palabras anteriores de Dinaux 
nos revelan harto satisfactoriamente 
por qué la dedicatoria de este libro se 
halla impresa á medias en su encabe- 
zamiento, dejándose un claro donde 
con letra de mano imitativa de la de 
imprenta se incluía el nombre respec- 
tivo del sujeto á quien iba enderezado. 
El del ejemplar de mi distinguido ami- 
go seflor Zarco, lo está al Conde de 
Vivonne, Dignissimo General de las 
Galeras. 

Empieza así: 

"" De Plvtarco, 

Mas natural es de principes 
hazer ricos á otros que á si. 
U est plus digne d' vn grand Roy, 
D' enrichir les autres qtíe soy, 

Y acaba : 

Desdichado es el malo, aunque muy 
dichoso sea. 

Le meschant encor qu*il prospere 
Est toujours remply de misere 

Remata la obra con igual florón que 
el de la portada. 

SENTIDO COMÚN EN Refranes cas- 
tellanos. 

En el opúsculo intitulado "Método 
práctico de enseñar á leer, por don 
Vicente Naharro , Profesor de primera 
educación de esta Corte y Revisor de 
firmas por el Gobierno, „ se encuentra 
una coleccioncita de 31 Refranes de 
los más usuales , con el intentó de ayu- 
dar á formar el corazón y el entendi- 
miento de los párvulos, para quienes 
se escribió el presente librito. De él 
se han hecho repetidas ediciones; como 
que desde fines del siglo pasado ape- 
nas hay escuela donde no sirva de 



texto para enseñar á leer á los pe- 
queños. 

SERAPHINA (Comedia nueva- 
mente COMPUESTA llamada), cn 
que se introducen nueve perso- 
nas las quales en estilo cómico y 
á vezes en metro van razonando 
hasta dar fin á la Comedia. 

Hízose, en 1873, una reimpresión 
en la Colección de Libros españoles 
raros y curiosos , de que es editor el 
señor D. A, Duran, precedida de la 
Selvagia, 

Conócense tres ediciones antiguas 
de este opúsculo , algo licencioso por 
cierto, la 1.* en Valencia, por Jorge 
Costilla, 1521, fol.; la 2.^, igual lugar, 
impresor y tamaño, 1524; y la 3,*, 
1546, en 4.^, sin expresión de impre- 
sor ni lugar. En estas tres ediciones 
acompañan á dicha comedia otras dos 
intituladas Thebayda é Ipólita, 

Pasan de 150 los refranes puestos á 
contribución en esta obrita. 

SERMÓN (El) en Refranes. 

Traducido por mí del original fran- 
cés, con destino á El Refranero ge- 
neral español , va reimpreso en la pre- 
sente obra , al final de la Disertación, 
páginas 45-48. 

SERMONES DE D. Amaro Rodrí- 
guez , célebre loco del Hospital 
de Inocentes de Sevilla, vulgo 
Casa de S. Marcos. 

(Así la portada litografiada. En la 
impresa, que discrepa un poco de la an- 
terior, se lee al pie): 

En Sevilla: Imp, que fué de D, José 
María Geofrin, calle de las Sierpes 
nñm, 35. Año de 1869, 

8.^ Port. litograf., xiv — 112 págs. 



Digitized by 



Google 



h ».i>vT 



366 



PARTE SEGUNDA 



La grotesca producción de semejan- 
te ente (que no sé si tenía más de tru- 
hán que de loco), está salpimentada de 
más de 50 refranes y locuciones pro- 
verbiales, no pocas veces traídos por 
los cabellos. 

SETECIENTAS (Las) del docto z 
noble caballero Fernán Pérez de 
Guzman, 

V. Ejemplo de bien vivir, 

SETENARIO (El) ó tratado de las 
Siete Partidas morales. 

M. S. en 4.^ — 87 fojas foliadas en 
números romanos.— Letra del siglo xv. 

Da cuenta de esta producción don 
Bartolomé José Gallardo en su Ensa- 
yo, i. \, columnas 1133-34, adonde re- 
mitimos al curioso lector. 

SEYSCIENTAS (Las) apotegmas 
de Juan Rufo. Y otras obras en 
verso. Dirigidas al Príncipe 
nuestro señor. (Esc. de armas 
Reales.) Con privilegio. En To- 
ledo, por Pedro Rodríguez, Im- 
presor del Rey nuestro señor. 
1596. 

8.°, 9 hojas preliminares y 270 pági- 
nas dobles. 

Los Apotegmas ocupan hasta el fo- 
lio 195. 

Todos los bibliógrafos citan una 
reimpresión de Toledo, en 4.**, año 
de 1614, con referencia á Nicolás An- 
tonio, de la cual nada puedo decir, 
puesto que no la he visto. 

Es libro poco frecuente. 

.SILVA (La i ) curio | sa, de Ivlian 
de Me | drano, cavallero Na- 
var- I ro: en que se tratan diuer- 



sas cosas | sotilissimas, y curio- 
sas, muí con I uenientes para 
Damas, y | Caualleros, en toda 
con- I uersation virtuosa, | y ho- 
nesta. I Dirigida a la muy Alta 
y Serenissima Reyna | de Naua- 
rra su sennora. | Va diuidida 
esta Silva, en siete libros diuer- 
sos, el I sujetto de los quales 
veeras en la tabla siguiente. (Es- 
cudete del impresor.) En Paris, | 
Impresso en Casa de Nicolás 
Chesneav, en la | calle de San- 
tiago, á la insignia du Chesne 
verd. I M.D.LXXXm. | Con pri- 
vilegio, del Rei. 

8.^, 12 hoj. prelims. sin foliar, 448 
páginas. Edición rarísima. 

Reimprimióse también en París, co- 
rregida por César Oudín, y aumentada 
con la novela de Cervantes El Curioso 
impertinente , en casa de Marc Orry, 
1608, 8.^, port., 7 hoj. prelims., 3^ pá- 
ginas, con el título siguiente: 

La Silva curiosa de Ivlian de Me- 
drano, cavallero navarro: en que se 
tratan diuersas cosas sotilissimas, y 
curiosea, muy conuenientes para Da- 
mas y Cauallexos, en toda conuersa- 
cion virtuosa y honesta. Corregida en 
esta nueua edición y y reducida a me- 
jor lectura por Cesar Ovdin, (Escudo 
del impresor.) Véndese en Paris ^ En 
casa de Marc Orry, en la calle de San- 
tiago, a la insignia del Lyon Rant- 
pant. 1608. 

Esta divertida cuanto rara obra em- 
pieza así : 

^Curiosas letras y tnotes, breves y muy 
sentidos, con diversos dichos de amor 
harto graciosos^y también algunas pre- 
guntas, proverbios y sentencias mora- 
les, con muchos graves y muy lindos 
refranes. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



367 



LIBRO PRIMERO. 

Firmeza de amor. 

Desde el corazón al alma 
He propuesto de mudaros, 
Para jamás olvidaros. 

Otra. 

No hay mayor mal que el morir: 
^Mas si puede ser mayor, 
^ Es amar do no hay amor. 

Otra. 

„ Cuando se tiene en la mano 
„Cosa de muy gran valor, 
„ Apretar es lo mejor. &c. „ 

A la página 15 se lee : 

"^Proverbios y refranes, con algunos 
motes de diuisas y sentencias. 

En el mar do no hay bonanza , 
No hay remedio de esperanza. 

Otro, 

Quien en peligro se pone , 
Do ningún remedio espera , 
De la vida desespera. 

Otro d una dama. 

Vos sois tal, que quien os mira, 
De envidia ó de amor suspira. &c. „ 

A la pág. 16 y siguientes: 

^Refranes antiqvissimos , y otros mu* 
chos, compuestos por el autor, 

Al fin final , servir á Dios y no hacer 
mal. 

Al villano, darle el pie, tomarse ha la 
mano. 

Al que tiene mujer hermosa, ó castillo 
en frontera, ó viña en carrera, nunca le 
ha de faltar guerra. 

Antes quebrar que doblar, etc.„ 

Concluiremos este artículo dando 
traslado de toda la pág. 23, por las cu- 
riosidades que encierra. 

Después de haber apuntado el autor, 
al final de la página anterior , el re- 
frán 



Entre los hombres, el de* pelo negro 
escoger ds por amigo vero , 

se explica así: 

"Sobre esta diferencia de pelos, un 
amigo mío, llamado Pedro Mero, ena- 
morado de una doncella llamada Bea- 
triz , viendo que otros dos servidores de 
diferente suerte, pelo, y calidad laper- 
seguian, él, siendo de mejor parte y na- 
turalmente teniendo la barba negra y 
cabellos negros, que son los más alaba- 
dos entre fisiónomos y filósofos , y que- 
riendo dar á entender á los otros que él 
era de mayor valor y suerte , decía mu- 
chas veces estos versos siguientes, y los 
llevaba escritos entre sus letras y di- 
visas : 

Entre los pescados , el Mero, 

Y entre los pelos, el negro, 

Y entre las carnes, el carnero. 
Entre las aves, la perdiz, 

Y entre doncellas, mi Beatriz. 

En^l viernes ni en el martes, ni tu casa 

mudes, ni tu hija cases, ni las uñas 

cortes, ni tu ropa tajes. 
Cuando el diablo reza, engañarte quiere. 
Guárdate de cuatro bvcones, de higos, 

priscos, de hongos y melones. 
Al amigo manda el higo, al enemigo el 

prisco. 
Quien ruin fuere en Roma, ruin será en 

Cataluña. 
Quien tuviere remolino en testa, no ver- . 

ná conmigo á la fiesta. 

Porque estos que tienen tal señal sue- 
len ser crueles y malos hombres : y tam- 
bién tienen por peligrosos, los que tie- 
nen naturalmente un diente sobre otro, 
tanto los hombres que las mujeres, y así 
dice este otro proverbio : 
Mozo de diente con sobrediente, no lo 

pongas con tu pariente. 
Mujer pecosa, colérica y celosa. &c.,. 

En esta obra, que es un verdadero 
pot-pourri de motes, sentencias, re- 
franes, proverbios, epigramas, epita- 
fios, etc., etc., se encuentra al final la 
Novela del Curioso impertinente^ que 
por haber omitido César Oudin el indi- 



Digitized by 



Google 



368 



PARTE SEGUNDA 



car cuya era esta producción , la cual 
no figura en la edicijón príncipe, ni po- 
día figurar, ha dado margen á que al- 
gún escritor creyera ligeramente que 
Cervantes se la había apropiado de una 
manera violenta, siendo, como lo es, 
padre legítimo de tan bella criatura. 

Últimamente, el tomo x de El Re- 
franero general español absorbe ín- 
tegro la curiosa y rara obra que pro- 
mueve el presente artículo. 

SINAGOGA DE Ignorantes. 
V. Teatro de Ingenios (El), &c. 

SOBREMESA (El) y Alivio de 
Caminantes de Joan Timoneda. 

V. Aliuio de Caminantes. 

SOBRINO AUMENTADO, Ó Nucvo 
Diccionario de las lenguas espa- 
ñola, francesa y latina. Com- 
puesto de los mejores Dicciona- 
rios, que hasta ahora han salido 
á luz: dividido en tres tomos: los 
dos primeros contienen el Espa- 
ñol explicado por el Francés y 
el Latin, y el tercero el Francés 
explicado por el Español y el 
Latin, con un Diccionario abre- 
viado de Geographia, En donde 
se hallan los nombres de los Rei- 
nos, de las Ciudades, de los Ma- 
res, y Ríos del Mundo. Por Fran- 
cisco Cormon, Maestro de Artes 
en la Universidad de Paris, y de 
Lengua Castellana. Tomo pri- 
mero. A-E (Un escudo.) En Am- 
beres, A Costa de los Hermanos 
de Tournes. M.DCC.LXXVI. 

Tres vols. fol. menor. El 1.*» (A-E), 
antep. port., 589 págs.; el 2.° (F-Z), 
rt.po 698 págs.; el 3.° (la parte franc- 



esp. — lat., y el Diccionario geográfi- 
co), port., 613 págs. 

En los primeros tomos se hallan 
bastantes refranes, unos traducidos al 
francés y latín, y otros, que son los 
más, meramente explicados. 

SOL (El) solo, y para todos Sol, 
DE LA Filosofía sagaz, y Anoxo- 
MiA DE Ingenios. Es obra muy vtil, 
yprouechosa, quanto sutil, é in- 
geniosa: en la qual, mirándose 
cada vno á vn espejo , 5 vn ami- 
go íi otro su rostro , podra venir 
á colegir , y rastrear , por el co- 
lor, y compostura de sus partes, 
su natural complexión , y tempe- 
ramento; su ingenio, inclinación, 
y costumbres ; y no menos como 
podra obuiar la continuación , y 
perseuerancia en los vicios , y es- 
cusar enfermedades venideras. 
Por el Dotor Esteuan Pujasol 
Presbytero. Dirigido al verda- 
dero Sol de lusticia, fuente de. 
toda luz , y enseñanza , en quien 
siempre están presentes los co- 
ra<;ones y pensamientos de los 
hombres que fueron , son, y se- 
rán, Dios Trino, y Vno. Año 
(Escudo que representa un Sol 
sobre una montaña, y, á los ex- 
tremos superiores , las iniciales 
E y P, dentro de un cuadrado.) 
1637, En Barcelona, por Pedro 
Lacavalleria. 

4.^ 4 hoj. prelims., 118 págs., y 4 ho- 
jas de tabla. 

Es un tejido de axiomas fisiognomó- 
nicos , y, en su mayor parte, agoreros. 

No lo citan Gallardo ni Salva. 

SOLEDADES del Pensamiento, 
ó Colección de Máximas y Re- 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



369 



flexiones filosófico-morales, por 
José Saturnino Bottach. — "Lo 
poco propio es mucho, y lo mu- 
cho ageno es poco.fl (Lope de 
Vega)— Madrid : Establ.Tipogr. 
de J. Casas y Diaz , calle del Lo- 
bo, 12, principal. 1859. 

Un vol., 8.° 277 págs. 

SPRÜCHWÓRTER Sammlung 
sPANiscHER. Zusammengetragen, 
mit einer Erlüuterung versehen 
und ins Deutsche ubersetzt, von 
Dr . Friedrich Koeler . Leipsig, 
Teubner, 1845. 

Un vol., 8.^. de 68 págs. 

A esta Colección, bastante bien he- 
cha, compuesta de 505 Refranes es- 
pañoles, recogidos, acompañados de 



algunas ilustraciones, y traducidos 
en alemán por el Dr, Federico Koeler y 
precede una introducción que encierra 
algunas observaciones ingeniosas. El 
editor no se contenta con traducir los 
Refranes que cita, sino que, cuando 
encuentra ocasión oportuna, apunta 
además las correspondencias en otros 
idiomas. 

SUMMA DE Proverbiar. 

"Maestre Gil fizo un Tratado titula- 
do Summa de Proverbiar.^ 

Esto leo en la publicación que de El 
Arte de trobar, ó sea de la Gaya Scien- 
cia, por D. Enrique de Villena, hizo 
Mayans al fin de sus Orígenes de la 
lengua española^ t. ii, página 330. No 
teniendo más datos acerca de este tra- 
bajo, lo apunto aquí por si hiciere á 
nuestro propósito especial. 



47 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Google 



T 



TALISMÁN (El) de los niños, por 
D. Cayetano Fernández, pro., 
Chantre de Sevilla, individuo de 
número de la Real Academia 
Española y de la Sevillana de 
Buenas Letras. Sevilla. A. Iz- 
quierdo y sobrino. 1875. 

8.^, 139 págs.; una hoja de índice. 

Precioso opúsculo, de tan sabrosa 
como sana lectura, en que se da cabi- 
da, por medio de secciones especiales, 
á Máximas morales, ascéticas y polí- 
ticas. 

TEATRO ESPAÑOL (El). 

Por los motivos expuestos en nues- 
tro artículo La Novela española^ no 
nos es dable el inventariar aquí todas 
las obras que á tal género pertenecen. 
Téngase, pues, por dicho á este pro- 
pósito lo que á aquél dejamos allí con- 
signado, limitándonos tan sólo á decir 
ahora, que con dificultad se hallará 
en nuestro siglo quien haya atesorado 
en sus obras dramáticas tal guarismo 
de refranes y locuciones proverbiales 
como el que ostenta el ilustre vate don 



Manuel Bretón de los Herreros; todo 
esto, haciendo caso omiso de que mu- 
chas comedias españolas , tanto del 
Teatro antiguo como del moderno, 
llevan por título un Refrán, 

TEATRO ESPAÑOL Bum^Esco ó Qui- 

XOTE DE LOS TEATROS , pOr Cl 

maestro Crispin Caramillo. Cum 
notis variorum. Risnm tenea- 
tis^ amici?Horat. poetic.M?Láv\á. 
Imprenta de Villalpando 1802. 

Un voL, 8.^ mayor, antep., portada, 
10 hojs. prelims., 160 págs. 

En este opúsculo, no muy común en 
la actualidad, se hallan infinitos refra- 
nes y frases proverbiales que con no- 
table destreza y propiedad pone á 
contribución su verdadero autor don 
Cándido María Trigueros. 

Lo reproduje en el tomo v de El Re- 
franero general español, 

TEATRO UNIVERSAL DE PROVER- 
BIOS, Adagios o comunmente lla- 
mados Refranes ó Vulgares, 
QUE mas ordinariamente se vsan 



Digitized by 



Google 



372 



PARTE SEGUNDA 



EN NRA España. Nuevamente Co- 
pílados y glosados por eMicen- 
ciado Sebastian de Horozco. 
luris consulto, Vecino de Tole- 
do. Donde se hallaran muchas y 
muy notables sentencias, y avi- 
sos para nue stra vida y proue- 
cho para nras Consciencias. Sa- 
cadas De cosas tan peculiares y 
donde no parecía aver fruto 
alguno. 

Un vol. fol. M. S. Port., una hoja en 
blanco, 406 hoj. de texto é índice. 

Esta magnífica é inédita colección 
consta de 3.145 Refranes glosados en 
verso, y á veces por varios modos, 
hasta el punto de haber refrán que 
tiene 23 glosas como se verifica en el 
núm. 2 Anda que allá os lo dirán. 

Para que el lector pueda formarse 
un juicio aproximado del mérito que 
asiste á esta obra, entresacamos los 
artículos siguientes : 

«12. Abogacía, 

que uno boga y otro cia. 

Si pleito se ha de tratar, 

cierto está que un abogado 

por su parte ha de abogar, 

y ha de ser en alegar 

contrario al otro letrado. 

Así que por esta via 

hacen como marineros: 

uno boga y otro cia, 

y todos cogen dineros. 
36. A confesión de vareta, 

absolución de castañeta. 

Uno estaba confesando, 

cuando con una variUa 

estaba en el suelo dando, 

ya sobre la pantorrilla , 

ya del suelo el son sacando. 

Y viendo el anacoreta 

á sus pies tal burlador, 

á confesión de vareta, 

le dijo, de castañeta 

es la absolución mejor. 
%. Ayer barbero, 

y hoy caballero. 



Quien no valia nada ayer, 
muy conocido de todos, 
por venir algo á tener 
hoy se nos quiere hacer 
descendiente de los godos. 
Pensando que su dinero 
le puede mudar el ser, 
porque siendo ayer barbero 
quiere ser hoy caballero 
debiéndose conocer, 
219. A quien bien vela, 
todo se le revela. 
Si los gansos no velaran 
y dieran voces temprano, 
los Galos cierto se entraran , 
y brevemente tomaran 
el Capitolio Romano. 
La grulla nos pone espanto, 
que para estar más en vela , 
en la mano tiene un canto 
toda la noche, entretanto 
que hace su centinela. 
Estos siendo irracionales 
nos arguyen de pecado, 
que habiendo tantos y tales 
enemigos capitales 
duerma el hombre descuidado. 
Cada cual el suefto expela 
pues el dormir tanto daña , 
que á cualquiera que bien vela 
todo en fin se le revela , 
y el demonio no le engaña. 

1011. El que no tiene ruido 
compre cochino. 
Muchas veces nos estamos 
muy seguros sin enojos, 
y cuando no nos catamos, 
nosotros mismos buscamos 
con que quebrarnos el ojo. 
Nunca hay descanso cumplido 
ni placer que no resbale * , 
porque contino he oido 
que , el que no tiene ruido 
compre cochino, y ternále. 

2912. Tanto vales como has , 
y quien ?nds ha vale más. 

1 Nos hemos permitido alterar un tanto estos dos 
renglones, que en el original dicen: 

Nunca descanso cumplido 
ni hay placer que no resbale , 

porque creemos que tal cual están redactados, es 
un lapsus calami. 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



373 



Por el dinero es habido 
cualquiera por caballero , 
y está muy cierto y sabido, 
que naide es en más tenido 
de cuanto tiene dinero. 
Si tienes , seguro vas 
pues que dicen comunmente 
tanto vales como has, 
y quien más ha vale más 
en esta era presente. 

Este manuscrito, de letra al parecer de 
fines del siglo xvi ó principios del xvii, 
y que es muy probable sea original ^ , 
pertenece al Sr.D. José Sancho Rayón, 
quien con su acostumbrada amabilidad 
me lo ha facilitado para extractar la 
presente noticia. 

TESORO DE LA LENGUA CASTELLA- 
NA, Ó ESPAÑOLA. Compuesto por 
el licenciado Don Sebastián de 
Cobarruuias Orozco , Capellán 
de su Magestad, Maestrescuela 
y Canónigo de la santa Iglesia 
de Cuenca, y Consultor del san- 
to Oficio de la Inquisición. Diri- 
gido á la Magestaji Católica del 
Rey D. Felipe S."" nuestro señor. 
(Hay un escudo de armas reales.) 
Con privilegio. En Madrid por 
Luis Sánchez, impressor del Rey 
N. S. Año del Señor. M.DC.XI. 

Un vol. , fol. menor , port. , 9 hojas 
preliminares , 602 págs. dobles hasta 
la conclusión de la letra Q , y desde la 
R en adelante 1 á 79. La hoja siguiente 
está ocupada por sólo el colofón : 

En Madrid, por Luis Sunches, Año 
de M.DC.XI. 

En el año de 1674 se publicó la se- 
gunda edición de este Diccionario, 
añadido por el P. Benito Remigio Noy- 



1 D. Cayetano Alberto de la Barrera lo califica 
absolutamente de autógrafo en la pág^. 186 de su Ca- 
tálogo bihliográfico y biográfico del Teatro antiguo 
español. 



dens, también en Madrid, por Melchor 
Sánchez, á costa de Gabriel de León, 
mercader de libros. A algunos ejem- 
plares de esta segunda edición , que se 
dio á luz en dos tomos , suele preceder 
la estimable obra del Dr. Bernardo Al- 
drete , intitulada Del origen y princi- 
pio de la Lengua castellana , lo cual 
los hace evidentemente más recomen- 
dables por esta doble circunstancia. 

Diametralmente opuestos han sido 
los juicios que tocante al mérito de 
este libro han emitido varios escritq- 
res. Consistiendo la virtud en un tér- 
mino medio, opinamos nosotros que en 
él debe colocarse la caliñcación de 
esta obra ; pues si bien es escasa en su 
nomenclatura^ y algo paradójica' en 
algunas de sus deñniciones , fuerza es 
no relegar al olvido la época en que 
se escribió , y los datos curiosos , por 
otra parte , que en sus columnas se re- 
gistran. 

El ramo de refranes, no es por cierto 
desatendible. 

TESORO DE VIRTUDES cl qval con- 
tiene muy exellentes sentencias, 
y prouechosos Documetos para 
induzir a biuir honestamente: sa- 
cados de los primeros Autores 
Hebreos. Griegos, y Latinos. 
Traduzido, Y de muchos Docu- 
mentos y Sentécias , Acrecenta- 
do, por luán Marsal. (Escudete 
del impresor.) Impresso en Bar- 
celona por Sansón Arbus. ala 
calle de sant Domingo. Año 
de 1576. ^ Véndense en Gerona 
en casa de Arnaud Garich. Li- 
brero. 

8.** (Las sentencias y dichos son de 
letra cursiva. ) 

Salva, de quien tomo esta noticia, 
lo califica de libro extraordinariamen- 
te raro. 



Digitized by 



Google 



374 



PARTE SEGUNDA 



TESORO (Nuevo) dé chistes, má- 
ximas» PROVERBIOS, reflexiones 

morales, historias, cuentos, le- 
yendas. Extractadas de las Obras 
de Byron , Walter Scott , Was- 
hington Irving, Prescott, Moore, 
Franklin, Addison, Cooper, Gib- 
bon, Paley, Goldsmith, Haw- 
thorne, Robertson, Story, Mars- 
hall, Wyse, Dickens, Bulwer, 
Hook, Macaulay, Bryant, Pope, 
Dryden, etc., etc., etc. Nueva 
edición. Nueva York: D. Apple- 
lon y Ca., 443 y 445 Broadway. 
1865. 

Un vol. 8.° mayor, 271 págs. 

En esta obrita traducida del original 
inglés , Polyglot Cuide de Mr. J. Roe- 
mer, por D. S. Camacho, se encuen- 
tran , como lo indica la portada que 
acabamos de trasladar, algunos pro- 
verbios y máximas. 

THEATRO DE INGENIOS (El) 
V Sinagoga de Ignorantes, de 
Thomas Garlón: En que el muy 
curioso hallara muchas cosas 
conforme a su gusto ; y el predi- 
cador materias comunes para su 
menester. Pvesto en español por 
F. layme RebuUosa, Prior de 
Predicadores de la Ciudad de Ba- 
laguer. Dirigido a Don losepe de 
Mur, del Consejo de su Mages- 
tad Regente la Real Cancillería 
en el Principado de Cathaluña, y 
Condados de Rossellon y Cerda- 
ña. Con licencia y privilegio. 
En Barcelona, en la Emprenta 
de layme Cendrat. Año M.DC. 
Véndense en la misma Emprenta. 

8.^ 8 hoj. prelim., 419 págs., 6 hoj.de 
tabla, sin foliar. 



La índole de estas dos obras es esen- 
cialmente paremiológica. 

THEATRO moral de toda 

LA PHILOSOPHIA DE LOS AN- 
TIGUOS Y MODERNOS, con el En- 
chiridion de Epicteto, &c. Obra 
propria para enseñanza de Re- 
yes y Principes. (Un escudo). 
En Bruselas, Por Francisco Fop- 
pens, Impressor y Mercader de 
Libros. M.DC.LXIX. 

Un vol. fol.,jport., 10 hojs. prelims., 
208 págs., y el Enchiridion, portada, 
3 hojs. prelims., 50 págs., más una de 
Aprobación eclesiástica. 

Edición lujosamente desempeñada, 
como acontece con la generalidad de 
las que salieron de las prensas de este 
distinguido tipógrafo. 

THEBAYDA. 

La descripción de esta rarísima co- 
media puede verse en Salva, t. i del 
Catálogo de su biblioteca, donde se 
dice, á vueltas de otras noticias, que 
''los proverbios que pone (el Autor) 
en boca de Galterio (el Gracioso) están 
muy oportunamente traídos „ ( pági- 
na. 518). 

THESAURUS Linguarum, in quo 
facilis via Hispanicam Galli 
caniy Italicam attingendi etianí 
per Latinam et Germanicaní 
sternitur: a Joanne Angelo a 
Stimmaran , nobili cántabro : 
editio post Monacenses duas 
tertia, Pors prima, Linguarum 
tritim exterarum Grammafica. 
— Cum grutia et privilegio S. 
C. M. et Serenissima (sic) BeU 
garnm Principis ad decenniunu 
—Ingolstadii , typis Wilheltni 



Digitized by 



Google 



CATÁLOGO 



375 



Ederi, sumptibus Atictoris, an-- 
no 1626, 

4.®, 339 págs.; sin las de principios 
y tabla al fin. 

Pone cien proverbios españoles. 

(Descrito por Gallardo , t . iv , co- 
lumnas, 654-56). 



THESAVRVS puerilis, avtore 
Onofrio Povio Gerundensi Ar- 
tium Doctore. Nvnc denvo ex 
sermone Gotholano in Baeticum 
conversus, ornatus & artificio 
quodam, & expoliatione k Bar- 
naba Solerio humanarum littera- 
rum Doctore distinctus, atque 
secunda parte locupletatus. (Un 
escudo de armas.) Barcinone. 
Ex Typographia Antonii Laca- 
valleria, in vía Bibliothecaria, 
Anno 1684. Véndense en la mes- 
ma Imprenta. 

12.^ port., 2 hoj. prelims., 514 págs. 
de texto, y 4, sin foliación, de índice. 

La obra que nos ocupa en esta oca- 
sión termina con una colección de 
Provervios castellanos , y Latinos, 
redactada por orden alfabético. 

Nicolás Antonio apunta 2 ediciones, 
también de Barcelona, y ambas en 8.**, 
1580 y 1600, apud Jacohum Cendrat, 
á quien Torres Amat llama Juan, y 
nó Jaime; pero estas ediciones, que 
son las primitivas, están redactadas 
en lemosin , y por eso no tienen cabida 
en nuestro trabajo. 

Sospecho que la primera edición de 
la versión hecha al castellano , y au- 
mentada, por Bernabé Soler, pertenece 
al aflo de 1615, }'' tal vez corresponda 
á esa fecha otro ejemplar que, además 
del que me ha servido para encabezar 
este artículo, poseo igualmente; pero, 
careciendo de principio y fin, no me es 



posible precisar su fecha ni aprontar 
los datos á ella consiguientes. 

El apellido español del autor de esta 
obra es Pou, á quien los latinos, en su 
afán de convertirlo todo á su lengua 
(hasta los nombres propios de perso- 
nas , que por su naturaleza especial no 
deben prestarse á variante alguna , ni 
en una letra, ni aun en un acento), 
transformaron á Pou en Povius, Y no 
tan mal en la ocasión presente, en la 
que de Pou á Povius hay poco trecho 
que andar. Pero, ¿qué diremos cuan- 
do se trata, v. gr., de Antonius Ne- 
brissensis, por Antonio de Lebrija; ó 
de Cornelius á Lapide, por Corneille 
de la Pierre; ó de Alphonsus Ciaco- 
nius, por Alfonso Chacón? Po- 
dríamos decir mucho ; pero nos limita- 
remos á exponer, que más de cuatro 
sinsabores se hubieran ahorrado entre 
algunas familias, si no hubiese inter- 
venido alguna letra ó algún acento, de 
más ó de menos , en la escritura de tal 
ó cual apellido. 

THRESOR DE Sentences dorées, 
Dicts , Proverbes , Referains * et 
dictions communs,reduictsselon 
l'ordre alphabeticq en quatre 
langues: á sgavoir, Latin, Es- 
pagnol, Thiois -, et Fran^ois; 
avec le bouquetde la Philosophie 
Morale , reduit par demandes et 
responses; seconde édition, re- 
veüe et corrigée. Bruxelles. Hu- 
bert Anthoine Velpius. 1652. 

Un vol. 8.°, port. , 87 hoj. sin foliar; 
sigr/itura A. L. 



1 Esta es la única vez que hemos visto la palabra 
Rcferain , ó séase Refrain , porque la ortografía de 
este texto se halla muy viciada , figurar al lado de 
la de Proverhe , Dictan , Sientetice ,&c. V. nuestra 
Disertación , al ñnal del § I. 

2 No creemos lastimar el amor propio de algunos 
de nuestros lectores con decirles que thtois en el an- 
tiguo idioma de las Gallas significa al$mán. 



Digitized by 



Google 



376 



PARTE SEGUNDA 



Duplessis no apunta esta edición; 
pero sí las de 

— Lyon, Jean d'Ogerolles, 1577. 16.'' 

—Ruán, Nicolás Lescuyer, 1577.16.^ 

— Ruán, Nicolás Lescuyer, 1579, 16.°, 
382 págs., más una hoja en blanco, 
para la Aprobación. (Aquí figura el 
nombre del autor, del que daremos 
cuenta en breve.) 

-París, Nicolás Bonfons, 1581. 16.° 
-Lyon, Benoit Rigaud, 1582. 16.° 

-Cologny. 1617. 8.° 

Esta última edición consigna el nom- 
bre del autor , que lo es Gabriel Meu- 
rier ó Mürier (pues de ambas maneras 
aparece escrito indistintamente según 
las ediciones) , y dio á luz esta obra 
por primera vez, probablemente en 
1568, con el título de Recueil de Sen- 
TENCEs notables , Dicts et Dictons 
communs , etc. (V.) 

TRATADO CONTRA las mugeres, 
que con poco saber mezclado 
con malicia , dicen e facen cosas 
no debidas. 

V. Arcipreste de Talauera^ etc. 

TRES CENTURIAS DE SENTENCIAS 

ÁRABES , traducidas por primera 
vez. 

Hállanse comprendidas ( páginas 
167-219) con el texto árabe al frente, en 
la obra que lleva por título: Paráfra- 
sis árabe de la Tabla de Cebes tradu- 
cida en castellano é ilustrada con no- 
tas por don Pablo Lo sano y Cásela. 
Madrid. Imprenta Reah 1793. 

4.° mayor, 4 hojas preliminares sin 
foliar, XL de prólogo, índice y otras 
explicaciones, una lámina plegada, 
220 páginas de texto (en árabe y en 
castellano), y 28 del Texto árabe de la 
misma paráfrasis, sin mociones ni 
versión, para exercicio de los princi- 
piantes. 



Es obra digna de las prensas de don- 
de salió á luz, por lo que puede ser 
presentada como uno de los modelos 
más acabados de la Imprenta en Es- 
paña. 

TRES (Los) Refranes. Aventuras 
de un asturiano relatadas por 
Adolfo Llanos y Alcaraz. Méxi- 
co Imprenta de Ignacio Escalan- 
te, Bajos de S. Agustín, núm. 1. 
1874. (En la cubierta, tirada en 
color morado, se lee: Imprenta 
de "^ La Colonia Española, „ Calle 
del Cinco de Mayo , bajos del 
Hotel Gillow. 1875.) 

4.**, 224 páginas. 

Linda novela y de gran trascenden- 
cia moral, cuyo argumento se basa 
en estos tres Refranes, á que debe el 
título que lleva: 

"Más vale pájaro en mano que ciento 
volando. 
El hábito no hace al monje. 
A Dios rogando, y con el mazo dando;„ 

lo cual no empece para que el Autor 
disemine otros muchos refranes por el 
contexto de su bien escrita obra. 

TRESCIENTAS (Las) de el Cor- 
tesano. Espejo moral, y político 
con Luna de el Cristal de Elico- 
na, donde el hombre compone 
sus desaliños, y se viste á el uso 
de la razón. Recogidas y dadas a 
luz por el Sr. Don Joaquín Muñoz 
de Baena, Savariego, Pérez de 
Saabedra, y Mendoza, Cavallero 
Procurador Sindico General de 
esta M. N. y M. L. Ciudad. Cpn 
licencia. En Córdoba en la Ofici- 
na de D. Juan Rodríguez de la 
Torre , calle de la Librería. 

4.^, 6 hoj. prelims., lxi págs. de texto. 
Empieza : 



Digitized by 



Google 



CATALOGO 



377 



1 . Pues en la Corte te engolfas, 
Menandro, en edad florida , 
En esta Carta navega 
Cualquiera rumbo que elijas. 

Y acaba : 

300. Toma, pues, de estos consejos, 
Lo que la razón te dicta , 
Que ellos, si no te defienden , 
Por lo menos te apadrinan. 

Hay las, entre estas Trescientas (co- 
plas ó cuartetas), muy notables y dig- 
nas de ser estudiadas y practicadas. 

Debieron de ser impresas el año 
de 1774, que es el en que está fechada 
la licencia. 

No hacen mención de esta obra, ni 
de su colector, Nicolás Antonio, Ga- 
llardo, Morante, Salva, ni ninguno de 
los bibliógrafos que he tenido á la 
vista. 



TRESCIENTAS (Las). (De Juan 
Rufo?) 

V. acerca del particular lo que deja- 
mos consignado en el artículo Qui- 
nientas (Las) Apotegmas de D, Luis 
Rufo, etc. 

TRÉSOR (Le) des devx l.angves 
ESPAGNOLLE ET FRANgoiSE dc Ce- 
sar Ovdin. Augmenté sur les 
Memoires de son Autheur. Ov- 
tre vn bon nombre de dictions 
et de Phrases: Auec vne secon- 
de Partie toute nouuelle, beau- 
coup plus ampie qu'auparauant. 
Le tout corrige & reduit en meil- 
leur ordre. Par Antoine Ovdin, 
Secretaire Interprete de sa Ma- 
jesté. Le Dictionaire de Xeri- 
gofifa ou jargon, qui estoit á 
part, est expliqué en Fran(;ois, 
& mis en son rang dans le corps 
du Liare. (Un florón.) A Paris, 



Chez Simón le Sovrd, rué Saint 
lacques, proche Saint Yues, á 
rimage Saint Pierre. M.DC.LX. 



Muy escaso provecho podemos sa- 
car de este libro para el asunto de que 
aquí tratamos. 



TREZIENTAS preguntas de co- 
sas NATURALES. En diferjetes ma- 
• tenas. Co sus respuestas y ale- 
gaciones d'auctores, las qies 
fueron antes preguntadas a ma- 
nera de perqué. Por el Liceciado 
Alonso lopez de córelas medico. 
y agora por el mesmo respo